Muestras de Derenick para la JLA

Por
0
148

Tom Derenick es un autor con muchas cosas que demostrar aún. Si bien en el apartado “Greg Land/Luis Royo” de dibujar mujeres despampanantes claramente “inspiradas” en modelos fotográficos, ya ha cumplido con creces, en el ámbito del puro y duro story-telling, de contar una historia con imágenes y viñetas, no ha pasado de ser un dibujante de “insertos” (fill-in en versión particular) algo apto también para historietas de teleserie (Star Trek, Smallville).

Derenick/DC  Derenick/DC  Derenick/Marvel

Decidido a romper con ese bagaje, a aprender de sus errores, a ser espectacular sin cargarse entera la anatomía de sus personajes, a conseguir que a un mismo individuo no le cambie la cara en cada viñeta, Derenick se puso a “practicar” otra vez. Volviendo a sus fuentes primeras, Byrne, Davis y Hughes, con algo de Castellini diría yo, realizó algunas páginas de muestra para la JLA que convencieron a Carlin, editor de las colecciones “ligueras”, para encargarle el “inserto definitivo”: los seis números del arco argumental “World Without a Justice League” escritos por Bob Harras que, después de la Crisis de Conciencia previamente narrada por Johns y Heinberg, nos llevan hasta un futuro incierto.
Para el que quiera ver como eran esas páginas de muestra y cómo se desenvuelve Derenick con la JLA, podéis seguir este enlace hasta Newsarama, donde también podréis disfrutar con las portadas de Daniel Acuña para esos números.

Derenick/DC  Derenick/DC

Por lo que se puede ver, Derenick ha mejorado bastante y sabe mantener un estilo sumamente espectacular en todo momento. Aún fallan algunos rostros y su estilo es poco uniforme, con influencias diferentes muy reconocibles que no han sido homogeneizadas… pero la cosa puede prometer.

Artículo anteriorKirkman habla sobre sus zombis marvelianos
Artículo siguienteEl Testamento de Vertigo: llevando la Biblia al extremo
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments