Marvel Héroes. Las Historias Jamás Contadas de Spiderman.

Kurth Busiek y Pat Olliffe le dieron al Hombre Araña en la década de los 90 el revulsivo nostálgico que éste necesitaba.

Por
43
7583
 

Edición original:Amazing Fantasy 16-18, Untold Tales Of Spider-Man 1-25, Minus One, Annual ’97 y ’98, Strange Encounter y The Amazing Spider-Man Annual ‘97 USA.
Edición nacional/ España:Panini Comics.
Guión:Kurt Busiek, Roger Stern.
Dibujo: Patrick Olliffe, Jhon Romita, Ron Frenz, Mike Allred, Paul Lee.
Formato:Tomo en tapa dura, 816 páginas.
Precio:55€.

 

Ah, los años 90… alocada época en el cómic de género superheroico en la que los cambios trepidantes en las colecciones, los tipos duros, las metralletas, el tabaco y el furor “macho men” impregnaban cada viñeta. Una época que tras la desbandada de los grandes talentos a la recién nacida Image, casi acaba con Marvel y DC las dos principales editoriales de cómics de superhéroes del mundo. En dicha época, era raro ver colecciones que despertaran el interés del lector, y es que, todo eran grandes cambios en las vidas de los personajes que no eran malos por su espíritu revolucionario, sino porque estaban perjeñados de manera pobre, buscando sólo rascar el bolsillo de los lectores sin aportar un gran talento y sin entender el espíritu de personajes que llevaban más de treinta años haciendo feliz al fandom pero que parecía que habían perdido el toque.
Pues bien, no todos los 90 trajeron obras malas para los superhéroes. Ahí está la Era de Apocalipsis, un crossover mutante que siempre estará en mi top 5 de los mejores cómics con Gen X, La Búsqueda de Thanos y el Guantelete del Infinito, donde Jim Starlin sacó el mejor jugo posible de su más ambiciosa y cósmica creación y desde luego, quizás en el puesto número 1 de esas pocas pero magníficas obras que consiguieron arrojar un halo de esperanza a tan funesta década; Las Historias Jamás Contadas de Spiderman.

Corrían años duros para el Hombre Araña. Estábamos en 1995 y los mayores problemas a los que se enfrentaba Peter Parker no venían ni por los maquiavélicos planes de Norman Osborn, ni por la enésima enfermedad de Tía May ni porque Flash Thompson necesitase la ayuda de su amigo y vecino. No, el desgaste editorial afectaba a Spidey como a todos sus compañeros empijamados, y en el caso del trepamuros, la Saga del Clon fue el último gran batacazo al que se habían enfrentado las distintas colecciones arácnidas. Peter Parker ya no era Peter Parker, llevaba más de veinte años siendo un clon, o eso nos decía Marvel, todo ello pobremente explicado en una serie de cómics que, aunque hoy recordamos con el cariño que sólo le puedes tener a un foto de la adolescencia en lo peor de la pubertad, eran completamente demenciales. Marvel tenía la intención de darle a Spiderman el éxito que merecía y que había perdido y en lugar de conseguirlo, la Saga del Clon lo sumió aún más en la miseria. Había que hacer algo, y todas las ideas nuevas parecían fracasar. Spiderman estaba herido de muerte y la cosa no parecía que fuese a mejorar en breve.

Por fortuna, para Spiderman, para Marvel, y para los lectores, Kurt Busiek y Pat Olliffe estaban ahí para rescatar al personaje del olvido, y para recordarnos que Spiderman era uno de los valores seguros de la editorial, que había tenido grandes historias, cuyo origen se había gestado en la magnífica década de los 60. Así pues, la solución estaba clara: Volver a aquella época, a aquellos años en los que Spiderman sólo tenía una colección, Amazing, y en los que llevaba muy poco tiempo paseándose en telarañas por la Gran Manzana, a los años en los que Stan Lee y Steve Ditko crearon al primer superhéroe adolescente por derecho propio, que jamás fue un sidekick, que no necesitaba a nadie más adulto que le dijera cómo ser un héroe, algo que aprendería desde el primer día, con sus aciertos y errores.

Kurt Busiek es uno de esos guionistas que además de tener una pluma excelente, es un investigador incomparable, pues cuando ambienta sus historias en el pasado de los personajes se zambulle en décadas y décadas de tebeos, teniendo mucho cuidado de no cometer ni el más mínimo error de continuidad. Es decir, hace todo aquello que Brian Michael Bendis jamás hace: Leer y estudiar los cómics a los que hace referencia. En 1994, un año antes, ya nos había traído Marvels: La Era de los Prodigios junto a Alex Ross, esa gran historia sobre un fotógrafo que inmortaliza las primeras décadas de Atlas y Marvel, desde la Antorcha Humana original y Namor hasta la muerte de Gwen Stacy, por lo que estaba claro que si Busiek se iba a encargar de revisitar aquellos primeros años de Peter Parker, lo haría excelentemente.

Patt Ollife, por otro lado, a quien habíamos visto en Adam Warlock y la Guardia del Infinito, era el perfecto compañero para Busiek en esta aventura, con un estilo propio que humildemente cedía en este caso ante aquellos primeros años de la vida de Peter Parker, imitando por tanto los dibujos de Steve Ditko para así, desde el primer vistazo, hacer consciente al lector de que estaba ante cómics que, aunque publicados entre 1997 y 1999 pertenecían a otra época.

No sería de justicia no mencionar en esta reseña a Roger Stern, mitico guiionista de la década de los 80 para Spiderman que aquí aporta su granito de arena a esta obra bisagra, como también lo hacen en el dibujo John Romita, Ron Frenz, y un por aquel entonces desconocido Mike Allred, responsable hoy junto a su esposa Laura y al guionista Dan Slott la que quizás allá sido la mejor etapa para Estela Plateada desde Jim Starlin.

En total, hablamos de 25 números que aprovechando algunos personajes y situaciones introducidas por Lee y Ditko, pero que nunca terminaron de desarrollar (dado el carácter autoconclusivo y lineal de aquellos primeros cómics de los 60), cuentan toda una serie de historias “jamás contadas” de Spiderman que encajan como un guante en la continuidad de aquellos primeros números de la colección, situándose más o menos a partir del Amazing Spiderman número 6, cuando Parker trabajaba en el Bugle y todavía tenía que aguantar a Flash Thompson, quien estaba lejos de ser el gran amigo que más tarde fue para el lanzarredes.

Por supuesto, veremos a un Norman Osborn que todavía no ha caído en desgracia, que comienza sus primeros pasos como criminal, y a un Capitán Stacy que se empieza a interesar en quién está tras la mascara del arácnido que patrulla Nueva York. Pero también veremos a personajes como Sally Avril y Jason Ionello, a quienes nadie jamás salvo Busiek ha recordado nunca, y que fueron esbozados por Lee y Ditko como personajes terciarios y muy tangenciales de sus historias.

En cuanto a las ediciones que estos cómics han tenido en nuestro país, podemos hablar de cuatro, salvo error u omisión por mi parte. La primera como no, a cargo de Cómics Forum, casi coetánea a la publicación americana, que nos regaló una segunda ya recogida en tomos. Años más tarde Planeta Cómics, editorial que por aquel entonces tenía los Derechos de Marvel Comics, nos ofreció una reedición en cómodos tomos de tapa dura que agrupaban unos cuatro o cinco números por volumen, con una calidad superior a la hasta entonces realizada para estos cómics, y aquella que con más cariño recuerdo, por ser con la que me fueron presentados y prestados por un muy buen amigo, gracias al cual los conozco.

Y llegamos hasta 2018, en el mes de Abril, en el que Panini ha recogido las peticiones de sus lectores regalándonos la más magnífica edición nunca vista de éste cómic, en un tomo de su sello Márvel Héroes que es más bien un omnigold que recoge los 25 números, los especiales y todo tipo de extras y comentarios que hacen de esta edición todo un must en nuestra estantería, con un precio que, aunque elevado, se justifica por la cantidad de material al que tenemos acceso, con más de 800 páginas para deleitarnos una y otra vez.

Una obra maestra de la época de los 90 que nos recordó que todo empezó para Marvel y para Spidey en los 60, y que siempre había muchas historias para contar de nuestro más querido amigo y vecino, y que todavía había un futuro para él, siempre y cuando se comprendiera su espíritu y motivación, lejos de clones y engañifas facilonas que jugaban con el corazón del fiel lector.

  Edición original:Amazing Fantasy 16-18, Untold Tales Of Spider-Man 1-25, Minus One, Annual ’97 y ’98, Strange Encounter y The Amazing Spider-Man Annual ‘97 USA. Edición nacional/ España:Panini Comics. Guión:Kurt Busiek, Roger Stern. Dibujo: Patrick Olliffe, Jhon Romita, Ron Frenz, Mike Allred, Paul Lee. Formato:Tomo en tapa dura, 816 páginas.…
Guión - 10
Dibujo - 10
Interés - 10

10

Obra Maestra

Kurth Busiek y Pat Olliffe le dieron al Hombre Araña en la década de los 90 el revulsivo nostálgico que éste necesitaba.

Vosotros puntuáis: 7.4 ( 27 votos)
43 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
marcbret87
marcbret87
Lector
11 mayo, 2018 15:49

Fantastico articulo! Recuerdo estos comics con mucho cariño, los lei cuando Planeta publico su coleccionable. Por curiosidad,¿trae esta edicion algun contenido adicional respecto al coleccionable de Planeta?

Ignacio
Ignacio
Lector
11 mayo, 2018 16:15

¿Un 10? ¿En serio? Madre mía…

¿Si esto es un 10 qué nota le pondréis a Watchmen, Príncipe Valiente, Blueberry, Mort Cinder, Maus o Astérix?

No salgo de mi asombro, en serio.

ZombieSquirtle
ZombieSquirtle
Lector
En respuesta a  Ignacio
11 mayo, 2018 20:32

Y sin irnos muy lejos, si esto es un 10, que nota le pondrían a la etapa de Lee y Ditko?
Me parece muy buena serie esta de Busiek y Olliffe, pero creo que está muy mitificada debido a la época en la que salió.

Ignacio
Ignacio
Lector
En respuesta a  ZombieSquirtle
11 mayo, 2018 20:39

Podría entender un 10 en el interés, porque eso es algo muy personal. Me costaría mucho entender un 10 en el guión, pero bueno…hace tiempo que tengo asumida la salvaje sobravaloración de la que goza Busiek entre el fandom.

¿Pero un 10 el dibujo de Oliffe? Por favor…

Campechano
Campechano
Lector
En respuesta a  Ignacio
11 mayo, 2018 22:59

Llevo visitando esta página desde mi adolescencia, cada vez más lejana. Nunca he comentado porque me da mucha pereza la gente que opina por internet, pero al leer esto, no he podido hacer otra cosa que registrarme para contestar. Primero, porque llevo viendo desde hace tiempo una corriente que ataca las reseñas que aparecen en esta web con argumentos irrefutables como: un 10, por favor! Autor sobrevalorado! Y, en segundo lugar, porque, si hay una obra de Spiderman que merece un 10 (y alguna hay…), desde luego es esta. Podemos discutir un 9 quizá en el dibujo… venga, un 8.5… pero estamos locos? Que se merece Watchmen o Maus? sin duda un 10. Eso es argumento para que ninguna otra obra lo merezca? Que chorrada…

Ignacio
Ignacio
Lector
En respuesta a  Campechano
11 mayo, 2018 23:12

“si hay una obra de Spiderman que merece un 10 (y alguna hay…), desde luego es esta. ”

¿Y tú hablas de “argumentos irrefutables”?

Delirante.

Campechano
Campechano
Lector
En respuesta a  Ignacio
11 mayo, 2018 23:57

No sé si te habrás percatado, pero tampoco he hecho ningún intento de argumentar por qué me parece una obra maestra el cómic que nos ocupa, principalmente porque no me apetece, ya lo ha hecho el señor Raúl Gutierrez, a su artículo te remito. Delirante me resulta que tú mentes watchmen. Solemos valorar muy positivamente (incluso tapar errores) que una obra aporte algo nuevo, que rompa ciertos esquemas o que explore diferentes puntos de vista de un mismo hecho. Watchmen lo hace, igual que Authority, Black hammer, o la obra del “sobrevalorado” Busiek, Marvels. Muestran los superhéroes desde distintos ángulos. Bien, pues, eso mismo hace en las historias jamás contadas. En una nefasta década en la historia del cómic en la que se estaban haciendo cosas diametralmente opuestas con dibujantes que provocaban urticaria, Busiek vuelve a recuperar el Spiderman de Stan Lee y Ditko (espero que lo hayas leído, si no te conmino a ello) y es asombroso cómo logra llevarte a esos años 60, tratando a los personajes secundarios, a los villanos, a todo lo que rodeaba a ese Spiderman con un cariño inmenso, que no hace otra cosa que contagiarte y convertir su lectura en una de las experiencias más gozosas que puedas tener en un cómic de superhéroes, y de Spiderman en particular. No imagino esa obra dibujada por otro que no sea oliffe, que también hace un excelente trabajo, mediante su estilo, para llevarte a esa nostálgica época. Y no creo que vuelva a comentar, prefiero dedicar mi tiempo a la lectura, que es mucho más provechoso.

Ignacio
Ignacio
Lector
En respuesta a  Campechano
12 mayo, 2018 15:36

Sí, vas a descubrirme tú a mí el Spiderman de Steve Ditko. No te queda ni nada, campeón… XDDD

Vamos a ver, destacar en medio de la putrefacción no es un mérito en sí, más bien al contrario. Es sencillísimo. Decir que este tebeo es una obra maestra porque salió en una época en la que prácticamente todo lo que se publicaba en Marvel era basura (lo cual es cierto) es directamente un sinsentido. Es un tebeo legible, hecho con mucho cariño y un hercúleo enciclopedismo…y ya. No hay mucho más mérito que aportarle. Ni los guiones son imaginativos, ni los personajes están mejor tratados que en los cómics originales, ni los nuevos tienen el menor carisma o recorrido posterior.

Hay obras que se leen en la adolescencia y dejan un profundo impacto en el lector, pero al retomarlas posteriormente suponen una decepción. No es el caso. Éste es un tebeo que ya en su momento apenas era merecedor de poco más que un aprobado, sobre todo porque su dibujante es, seamos suaves, extraordinariamente mediocre.

Pero hablemos de Busiek. Decir que alguien está sobrevalorado no es decir que es malo en su trabajo. Es, simplemente, decir que “no es tan bueno o extradordinario” como algunos fanboys vais por ahí pregonando. Efectivamente, Marvels fue un soplo de aire fresco. No sólo porque Alex Ross es un excelente dibujante (algo siempre importante), sino porque el enfoque es realmente novedoso y la obra sí aporta cosas nuevas al cosmos marvelita, hay un tratamiento de personajes sensible y varios momentos muy logrados. Lamentablemente, sólo en Astro City y (al principio) en Thunderbolts Busiek consiguió acercarse al nivel mostrado en Marvels. Ni en Vengadores, ni en la obra que nos ocupa ni en muchísimo menos Iron Man estuvo a la altura. Un Roy Thomas moderno, con sus virtudes (entusiasmo, enciclopedismo, cariño por los personajes…) y sus defectos (tono infantil y fanboy, historias básicas y predecibles…), pero poco más. No me hace falta irme a los Charlier, Oesterheld, Foster o Goscinny para citar a guionistas abismalmente superiores a Busiek. Dentro del mismo género superheroico los hay a patadas, incluyendo al mismo Chris Claremont, al cual el iluminado de Busiek no tuvo mejor idea que criticar por su trabajo en “La Saga de Fénix Oscura”, cuando había más talento en una sola de esas páginas que en toda su sobrevalorada carrera.

Por los ejemplos que me pones, intuyo (puedo estar equivocado, pero no tiene pinta) que eres el tipo ejemplo raimonfonsequil de fanboy que no conoce nada fuera del género superheroico. Te recomiendo que entre esas lecturas tan productivas tuyas empieces a incluir cómics de otros géneros. Te ayudará a situar obras extremadamente menores como ésta en la dimensión que incluso un entusiasta del género pijamero como yo es capaz de ver.

Saludos, bocazas.

Duma
Duma
Lector
En respuesta a  Ignacio
12 mayo, 2018 15:48

Madre mía.

Campechano
Campechano
Lector
En respuesta a  Ignacio
12 mayo, 2018 16:05

Aplausos! Me has llamado bocazas, cuestionas mi coherencia, me llamas chaval sin saber quién soy! Te dirijes a mi como “campeón” y dices que vomito mis comentarios, aparte de equivocarte enormente acusándome de leer solo superhéroes. Te has cubierto de gloria, y es una pena, porque en este último comentario has dicho muchas cosas atinadas y que merecerían consideración, incluso debate, pero a estas alturas no pienso malgastar ni un segundo más contigo. Sigue vomitando bilis por internet, un abrazo, majete.

Ignacio
Ignacio
Lector
En respuesta a  Campechano
12 mayo, 2018 16:22

Parafraseando a Tyrion Lannister: yo no he cuestiondo tu coherencia. Simplemente, he negado su existencia.

Y lo vuelvo a hacer ahora: si te molestan que se dirijan a ti en determinados términos, quizá deberías cuidar los tuyos para no hacerte merecedor de ellos.

Simple coherencia, vaya.

Moderación ZN
En respuesta a  Ignacio
14 mayo, 2018 8:47

Ignacio, por favor, controla un poco tus formas. Si no estás de acuerdo con un artículo, una nota o la opinión de otro comentarista, comenta sin problemas, pero no faltando el respeto a nadie como has hecho reiteradamente en esta entrada.

Un saludo

Nippur
Nippur
Lector
11 mayo, 2018 17:26

Excelente colección. Un Kurt Busiek en su salsa

qwerty
qwerty
Lector
11 mayo, 2018 19:00

Genial noticia! Seguí la primera edición en grapa, poco antes de abandonar los tebeos por una temporada, así que no llegué a terminarla. La recuerdo con mucho cariño y muy posiblemente me haga con el “tochaco”.

Le bajaría un poco la nota al dibujo, pero poco más que criticar del artículo. Excelente reseña 🙂

El clon
El clon
12 mayo, 2018 1:12

Pues aun a riesgo de que se registre alguien más para censurar también mi comentario, y sin ánimo de ofender al autor de esta crítica, tengo que decir que a mí también me parece muy exagerada la nota de este tebeo.
Especialmente, como ya han dicho otros comentaristas, en el apartado del dibujo. ¡Un 10 al dibujo de Oliffe para esta serie, por Tutatis!

Aunque entiendo que tal vez las lecturas de Raúl Gutierrez no lo han llevado todavía a descubrir clásicos como los que cita Ignacio, por ejemplo, o tantos otros más que se deja en el tintero. Ahí está el Sky Masters of the Space Force de Kirby y Wood, por ejemplo.
O quizá, simplemente, el interés del señor Gutierrez sea únicamente el género superheroico, no lo sé. De ahí que calificase el dibujo de Frank Quitely para Jupiter’s Legacy en una crítica anterior como “bello y distinto a lo que estamos acostumbrados los lectores de cómic”.

Pero, vamos, que un diez al dibujo de Oliffe me sigue pareciendo demasiado. Sobre todo si tenemos en cuenta que en ocasiones anteriores el mismo redactor dio, para que podamos contrastar, un 10 al Miller de Daredevil, un 9 al dibujo de Sal Buscema en El Increíble Hulk (“magistral”, le llamó, pero se queda un punto por debajo del trabajo de Oliffe en estos tebeos), otro 9 al Mike Zeck de La Última Cacería de Kraven o un 7 al Simonson de Los 4 Fantásticos. Por ejemplo.
Cuestión de sensibilidades, imagino.

Campechano
Campechano
Lector
En respuesta a  El clon
12 mayo, 2018 13:40

Tranquilo, nada más lejos de mi intención censurar la opinión de nadie, y menos la tuya, que expones con respeto y con tu criterio. Evidentemente das en el clavo con “cuestión de sensibilidades”. Eso es el arte, cuestión de sensibilidades. Todos tenemos nuestra sensibilidad y nuestro gustos, y podemos opinar muy diferente de una obra. Ahora bien, me parece una falta de respeto llamar “sobrevalorado” a Kurt Busiek, y a cualquier otro guionista o dibujante o profesional del medio. Y por supuesto, creo que es un camino muy equivocado comparar obras solo porque sean comics, creo que nadie en su sano juicio compararía una obra renacentista con una expresionista, igual que sería muy vanal comparar alien el octavo pasajero con el padrino. Y solo quería dejar constancia de mi tristeza al leer vez tras vez críticas que se fundamentan en: “te gusta eso porque no has leído lo otro” o “es que te falta mucho por leer”. Eso pensaba yo también antes, ahora me doy cuenta de lo errado y pretencioso que es, y lo vacías que suenan esas palabras.

Ignacio
Ignacio
Lector
En respuesta a  Campechano
12 mayo, 2018 14:57

Dices en la misma intervención “nada más lejos de mi intención que censurar la opinión nadie” y luego que es una falta de respeto llamar “sobrevalorado” a un autor.

Vas bien, chaval. La coherencia está claro que es lo tuyo.

Ahora contesto lo que has vomitado en el otro comentario.

scarlet spider
scarlet spider
Lector
12 mayo, 2018 9:50

Yo recuerdo esta colección como un tesoro en los 90, en un tiempo donde la serie regular del arácnido estaba más que perdida. Todo lo relatado encajaba como un guante en la continuidad y podía sentirse el respeto y amor al material original de Lee y Ditko. MUY RECOMENDABLE. Poner notas es siempre arriesgado. Quizá si lo hubiese dibujado Marcos Martín el 10 sería inncuestionable, pero pienso que Olliffe y Williamson fueron muy efectivos y consiguieron contar una historia sin ensombrecer la labor del guionista. Una obra coral donde guión y dibujo se complementan sin solaparse, lo que viene a ser un clásico.

hammanu
hammanu
Lector
12 mayo, 2018 9:54

Yo creo que esto de las puntuaciones es algo muy subjetivo. Ya que un servidor tuvo una charla con una persona que como Ignacio veía el 10 muy exagerado. Es
obvio que comparando con joyas del comic universales los críticos e intelectuales del comic se reirían de la puntuación. Pero a los fans del trepamuros y amantes de la etapa de Ditko nos parece una joya amen de que se publico en los infaustos 90; ganándose asi las simpatías de los fans. Yo compre las grapas en su primera edición y las disfrute como un cochino. Y para mi personalmente no las cambio ni por Asterix, Blueberrys, Maus o lo que sea. Por muy legendarios que sean nunca me han impactado como los supers…

Ignacio
Ignacio
Lector
12 mayo, 2018 15:40

A mí tampoco hay ningún género que me guste más que el superheroico. Es un género al que le perdono cosas que no le perdono a ningún otro.

En mi colección de clásicos de prensa, de franco-belga, de manga, etc…prácticamente todo lo que tengo son, si no obras maestras, sí tebeos destacadísimos. En cambio, de superhéroes tengo tebeos tan mediocres como…como “Las historias jamás contadas de Spiderman”, sin ir más lejos.

Un 10…madre mía…

Ignacio
Ignacio
Lector
13 mayo, 2018 19:08

Muy diplomático, pero ponerle un 10 a Pat Olliffe como dibujante (o un 9 a Sal Buscema) da a entender que no se puede dibujar un cómic mejor. Y eso, no creo que nadie lo pueda dudar, es un absoluto disparate.

Yo no creo que nos fijemos mucho en las notas. Lo que sí creo es que tú las pones muy alegremente, sin reflexionar y pensar cuál es el auténtico valor de un tebeo en general, y de las facetas del mismo en particular.

Saludos.

David For President
David For President
Lector
13 mayo, 2018 20:07

Yo es que directamente no entiendo por qué se ponen notas; quicir, dedicas una, dos horas, las que sea para escribir una reseña de puta madre y al final le colocas la tontería esa de las puntuaciones como si el lector no fuese capaz de deducir por sí sólo lo que el articulista opina sobre el tebeo.

Más allá de fomentar la vagancia lectora o crear polémicas innecesarias, como en este caso, ¿cuál es su utilidad? En serio que no lo entiendo.

En el caso particular de esta reseña, si a mí me preguntasen yo diría que Las Historias Jamás Contadas es un tebeo muy recomendable, más aún en el contexto de la época que se publicó. Y con eso ya da para hablar del tebeo y que cada uno exponga sus impresiones sobre él.
Pero si después suelto que el dibujo es de diez, al final en vez de hablar del tebeo vamos a hablar del criterio para puntuar, de lo que se ha puntuado en otras reseñas, etc. Flaco favor al tebeo, al articulista y a la propia página, creo.

En fin. Cosas que pasan.

Duma
Duma
Lector
En respuesta a  David For President
14 mayo, 2018 8:08

Lo dices como si fuera algo inherente a tener notas en una reseña el discurrir de comentarios de esta entrada, con el tipejo este faltando el respeto al personal. Lo siento pero No. La nota evidentemente abre la posibilidad a opinar de ella como cualquier otro aspecto del texto, pero las ínfulas de cultura por leer comic francobelga vienen de casa y encontrarían salida en cualquier otro elemento insustancial del texto del articulista.

Campechano
Campechano
Lector
13 mayo, 2018 22:36

Yo voy a abrir una firma en change.org para que cambiéis la nota de este artículo, es una verguenza. Por favor, señor Ignacio, estoy deseoso de leer tus críticas y reseñas en tu web, más aun, desearía leer alguna de tus obras, seguro que no son tan mediocres como las de Busiek. Sería muy iluminador para mí disfrutar de tu erudición. Dijiste que tenías cómic franco-belga, no tenía ni idea de qué en Europa se hacían cómics, podrías recomendarme algo para cuando termine de leer Heroes Reborn? De verdad… no salgo de mi asombro. Si estos artículos hacen flaco favor al cómic, qué hacéis vosotros? Dar un 10 no me parece que signifique que “no se puede dibujar mejor”. Entonces nadie lo merecería, porque si pensáis que hay alguna obra perfecta, entonces no tiene sentido seguir explorando distintos caminos narrativos, o distintas técnicas plásticas. Un 10 significa que una obra ha alcanzado a la perfección los objetivos que buscaba. Y aunque no merezca un 10… es que el artículo lo ha escrito otra persona con su criterio y opinión! Bueno, dije que no diría nada más, y lo vuelvo a decir, pero… quién sabe? Coherencia, vaya!

Ignacio
Ignacio
Lector
14 mayo, 2018 0:51

Sí, la coherencia es lo tuyo. Y la demagogia barata, y la simpleza argumental, por no decir mental.

Eres una joyita, vaya.

juan jesus
juan jesus
Lector
En respuesta a  Ignacio
14 mayo, 2018 8:18

A ver Ignacio, en uno de tus comentarios dices lo siguiente:

“Yo no creo que nos fijemos mucho en las notas. Lo que sí creo es que tú las pones muy alegremente, sin reflexionar y pensar cuál es el auténtico valor de un tebeo en general, y de las facetas del mismo en particular.”

Al respecto de dicho comentario, me llevaría una gran alegría si amplías dicho comentario y me dices cual es el auténtico valor de “Las historias jamás contadas de Spiderman”, a nivel general. Y si además eres capaz de hablarme de sus facetas en particular, te pongo en un altar.

Campechano
Campechano
Lector
En respuesta a  Ignacio
14 mayo, 2018 9:57

Y tú lo resuelves todo insultándome basándote en vete a saber qué, ni me conoces, ni sabes mi edad, ni sabes a qué me dedico ni que he estudiado. Seguramente piensas que he empezado leer cómics hace cuatro días por las pelis de marvel (por cierto, cosa que no me parece mal, al contrario, me encanta que la gente se acerque a este medio de la forma que sea). Y lo que estás consiguiendo es que me parta de risa cada vez que leo tus respuestas. Empezó resultándome desagradable e irrespetuoso tu troleo, y por eso entré a comentar, pero ahora ansío tu próxima ilustrada disquisición. En fin, esto no lleva a nada, tú piensa lo que quieras, yo seguiré agradeciendo leer a gente que escribe con emoción y cariño sobre este maravilloso arte, esté o no de acuerdo con sus valoraciones. DEMAGOGIA DEMAGOGIA!

Igverni
Lector
14 mayo, 2018 13:39

Hola a todos!! No suelo comentar sobre tebeos que no he leído, y en general el rollo retro no me va mucho, así que este comic de Spiderman sin duda no es para mi. Pero no he podido evitar ver el volumen de comentarios e intuir que algo chungo se estaba “cociendo”.

Por un lado, creo bajo mi punto de vista que Pat Olliffe es un dibujante correcto y cumplidor a secas, en ningún caso de sobresaliente. Pero leyendo la reseña de Raúl se entiende perfectamente que este tebeo, y por tanto sus autores, encajó con él completamente y le dio el tipo de historia que no se estaba haciendo en esa época y que él necesitaba. ¿Le hubiera dado yo un 10? Seguro que no. ¿Entiendo que pueda ser un sobresaliente para alguien? Por supuesto.

Y luego tenemos al tal Ignacio, que ha entrado como elefante en una cacharrería con unos malos modos lamentables y una actitud que ha dado vergüenza. Me encanta que la gente recomiende los comics que le gustan con argumentos en la mano y se generen debates sanos sobre nuestro hobby. Sinceramente, a gente como Ignacio, que obviamente es mucho más inteligente e ilustrado que el pueblo llano al que pertenecemos la mayoría, no le necesitamos… Al menos con esa actitud sobrada. Que pena.

Jesusy
Jesusy
Lector
14 mayo, 2018 14:11

El problema es que la conclusión de la reseña es que el objeto de la misma es considerado una obra maestra y sus creadores autores sobresalientes. Lo que me hace preguntar si Las historias jamas contadas de Spiderman es al cómic lo que Las uvas de la ira a la literatura. Porque la novela de Steinbeck sí se considera, de manera más menos unánime, una obra maestra en su medio.
Demasiado a menudo, confundimos placeres culpables con obras relevantes, algo que, manifestado públicamente, hace un flaco favor a la imagen que damos del medio y de nosotros mismos como aficionados y/o expertos.

Duma
Duma
Lector
En respuesta a  Jesusy
14 mayo, 2018 14:52

Pero es que esto no es una revista profesional. Ni siquiera es una web profesional. Son las opiniones de Raúl Gutierrez en su blog, no tiene que hacer un favor al medio o a los aficionados/expertos.

Yo no me compraré este tomo de Spiderman por control de costes, y si considerara que es un 10, o un 8,5 seguramente lo haría. Quiero decir que no coincido con Raul en absoluto en la alabanza al tebeo, y tampoco me emociona como a él el dibujo.

Pero esta es SU entrada de blog. Le puedo decir que no estoy de acuerdo, pero no decirle como tiene que usar su espacio público de escritura ni darle reglas para calificar obras de arte. Porque ni esto ni Watchmen son las Uvas de la Ira, lo siento. Son cómics de superhéroes y el 50% del valor que tienen es, en muchas ocasiones, nostalgia y apego a los personajes.

Ponle un 10 a lo que quieras Raúl. Aún vivimos en un mundo libre aunque Internet a veces intente imponer el criterio de la mayoría con más fuerza que la censura de otros tiempos.

Jesusy
Jesusy
Lector
En respuesta a  Duma
14 mayo, 2018 15:23

Sé que no es una web profesional ¿quieres decir con eso que no debemos tomarnos en serio el trabajo de análisis de sus colaboradores? Yo no lo creo. Un crítico o comentarista crea opinión, así que tiene una cierta “responsabilidad” y, a mi modo de ver, sí se da una imagen pobre de un medio si se califica de obra maestra un trabajo de calidad media.

Y no le digo a nadie cómo tiene que hacer su trabajo, creo sinceramente que no lo he hecho, he dado mi opinión, igual que lo has hecho tú, pero no insinúes que en mi ánimo está censurar o decir a nadie cómo debe hacer las cosas.

Duma
Duma
Lector
En respuesta a  Jesusy
14 mayo, 2018 15:57

Yo estaba hablando al respecto de unos comentarios que han descalificado la calidad de la reseña y los conocimientos del articulista, indicándole que sus valoraciones eran ridículas. El mundo de los comentarios tiene eso, hay que aguantar las maneras de gente que, seguramente, no sería tan vehemente en persona, pero no deja de parecerme mal y lo digo.

Yo no he pretendido decir que tú hayas hecho nada de eso, en cualquier caso. Ni por asomo además.

Y sí, lo que digo es que Raúl no tiene responsabilidad ninguna como crítico porque esto es un blog no profesional. Yo sigo ZN desde hace tantos años que ni me acuerdo, y sé tan bien como tú que esta web es referencia en castellano del mundo del cómic americano, esforzándose además en serlo del europeo o del manga. Les alabo la trayectoria y los éxitos conseguidos por sus colaboradores, todos ellos amateurs cuando empezaron. No te critico pensar que ese legado debería mantenerse y honrarse por los más novatos pero sí cierta crítica al articulista por no estar “a la altura” en sus opiniones o valoraciones.

ZN ha sido siempre una gran comunidad, que desde hace años está muy disminuida en cuanto a comentaristas. No siempre se echa de menos las luchas de egos y bromas privadas de los visitantes más veteranos, pero se aprendía tanto o más de los hilos asociados a cada artículo que de las propias reseñas. La ZN actual tiene una comunidad menor (dudo que de lectores, pero sí hay muchos comentaristas que han renunciado a escribir) y eso yo lo echo de menos y lo lamento. Pero tampoco voy a pedir a los que comentamos que mantengamos el nivel de los viejos rockeros a la hora de valorar la narrativa y el metalenguaje de Morrison o Moore.

Comentar la reseña es enriquecedor. Criticarla lo es más aún porque ayuda al lector ocasional a entender los distintos puntos de vista. Hacer una propia es ya de nota. Decir que tal o cual cosa es ridícula o que falta cultura del cómic es gratuito y no crea comunidad, al contrario. Y Jesusy, insisto que no he dicho que tú lo hayas hecho.

Sobre tu comentario, por no convertir esto es un offtopic de libro, creo que lo importante aquí es entender que para Raúl, un 10 no quiere decir Obra Maestra sino que el lo recomienda al 100%. Mientras entendamos lo que el autor quiere decir me parece que no es tan grave lo de las notas, aunque como a casi todos no me gusten mucho en este tipo de reseñas.

Jesusy
Jesusy
Lector
En respuesta a  Duma
14 mayo, 2018 16:01

Agradezco tu aclaración, pero tu comentario aparecía como respuesta al mío y era lógica mi confusión.

Duma
Duma
Lector
En respuesta a  Jesusy
14 mayo, 2018 16:10

Sí, es que no tengo el don de la concisión. El primer párrafo iba sobre algo que habías dicho tú al respecto de la responsabilidad de cara al medio o al aficionado y a partir de ahí me he dejado llevar.

En cualquier caso estos posts aunque molestos seguro para el moderador de la web son interesantes de cara a poner sobre la mesa el estado de ánimo de la comunidad.

En otras ocasiones, por ejemplo, se ha reclamado mejor redacción a los articulistas. Las maneras de hacerlo a veces han sido malas, aunque si de ello deriva una corrección formal mayor, yo personalmente lo agradezco. Hoy se pide más imparcialidad en las reseñas, entendiendo que ZN es algo más que un blog personal, por historia y por legado. Pues si se hace con respeto también me parece interesante, a lo mejor Raúl toma nota y le quita una capa emocional al análisis (o añade una nota emotiva a la estrictamente analítica).

Pero siendo una web de colegas reseñando en su tiempo libre no está de más que los consejos vayan de la mano del reconocimiento al tiempo que dedican a mantener ZN viva y saludable como siempre.

Igverni
Lector
En respuesta a  Jesusy
14 mayo, 2018 14:59

Sobre tu argumento, muy interesante y con el que coincido en muchos aspectos, lo único que puedo decir es que esto no es el New Yorker o el Jot Down, garantes de la intelectualidad, sino una web de amantes del comic realizado sin ánimo de lucro.

Yo entiendo que dar un 10 de Matrícula de Honor a este tebeo puede ser excesivo, pero vaya! Dejemos que cada uno tenga su opinión y la exprese de forma tan razonada como Raul.

Jesusy
Jesusy
Lector
En respuesta a  Igverni
14 mayo, 2018 15:27

Yo no digo que deba ser el Jot Dow o el New Yorker, eso lo dices tú.
Y sí, me habéis convencido, dejaré que cada uno de su opinión, sin intervenir, que no gusta que se insinúe que soy un intelectualoide o un censor.

David For President
David For President
Lector
En respuesta a  Igverni
14 mayo, 2018 15:31

Zona Negativa ha sido durante muchos años un referente en castellano y no creo que haga falta mencionar algunos de los articulistas que han pasado por aquí y que a día de hoy se ganan la vida con los cómics. Si se ha llegado al punto en que hay que tirar de “esto es un blog de opinión” o de “esto no es Jot Down o el New Yorker”, es una verdadera lástima.

Jesusy
Jesusy
Lector
En respuesta a  David For President
14 mayo, 2018 15:34

Estoy de acuerdo contigo David For President. Respeto mucho el trabajo de muchos de los colaboradores de esta web como para ser condescendiente con su trabajo y zanjarlo con un “sólo son súper héroes” o “cada uno puede tener su opinión”.

AlbierZot
AlbierZot
Lector
14 mayo, 2018 15:21

Si algo puede decirse de Olliffe es que ha mejorado de forma notoria. Merece la pena detenerse en su más reciente trabajo con algunas páginas asombrosas que venden por sí solas el producto.

Spoiler
comment image

Campechano
Campechano
Lector
14 mayo, 2018 16:46

Continuando con el Off-topic, no sé quién ha dado una clave por la que entre en este debate, ZN es una página de referencia en esto desde hace mucho años, y yo recuerdo haber leído comentarios y comentarios y comentarios… y desde hace tiempo la participación es muy baja, y cuando se anima la cosa es por encontronazos desagradables como estos. Y no es un problema de esta página, no, es una maldita epidemia que inunda internet, por culpa de gente que, en lugar de aportar, se dedican a demoler las opiniones de los demás a base de: “no tienes ni idea, si hubieras leído lo que yo no pensarías así”. Efectivamente en esta página se cometen errores, como por ejemplo, errores de redacción, y se debe decir, para que mejoren. Eso es una cosa, y entrando de nuevo en el caso que nos ocupa, tampoco es que hayan puesto a un 10 a… no se… el Spiderman de McFarlane, esos guiones y esa narrativa no tiene defensa posible. Pero en este caso, resulta que esta obra, para muchos (fans del trepamuros, consumidores de cómic, páginas de reseñas y opiniones) es un imprescindible, y le dan notas como 4,5 sobre 5; 9 sobre 10 (ay, como nos gustan las notas). Y es que, no hay muchas historias de Spiderman que funcionen fuera de su continuidad. Muchos amigos me dicen que les recomiende algo de Spiderman para leer, pues hombre, depende del bagaje que tenga, pero el Spiderman de lee y ditko no es el mejor para entrar en el año 2018. Spiderman Blue, Las historias jamás contadas, la última cacería de kraven, el niño que llevas dentro (mi debilidad personal), pecados del pasado (es broma!!!), son mucho más apropiadas porque aúnan una historia autocontenida con una extraordinaria calidad, que hacen que funcionen perfectamente para cualquier lector, de género súper heroico o no, fan de Spiderman o no.

David For President
David For President
Lector
En respuesta a  Campechano
14 mayo, 2018 17:36

Antes de nada, recordar que si la participación es baja no creo que sea tanto por algo epidémico como porque el 90% de aquellos comentaristas habituales de la página se fueron a la vez.

Offtopic aparte, yo estoy de acuerdo en que dentro de lo publicado de Spiderman Las Historias Jamás Contadas es una obra importante y, sobre todo, entrañable. Pero si la nota depende de la media de tres categorías diferentes y para que no te salga una nota global más baja de lo que te gustaría tienes que cascarle un 10 al dibujo de Olliffe en esta obra (o un 9 a Rom Lim en sus cómics con Starlin),… joer, igual vale más dejar que el lector interprete a partir de tus palabras si la obra es recomendable o no.

Es que veo el percal, me imagino a día de hoy una reseña de Sandman y no quiero ni pensar en la nota que habría que ponerle artificialmente al dibujo para que no te quedase un media inferior al sobresaliente que se merece la obra independientemente de su dibujo.

powerpollito
Lector
16 mayo, 2018 1:09

Ese cómic es sencillamente UNA JOYA y uno de los mejores trabajos escritos por Kurt Busiek. En ese entonces los cómics regulares de Spider-Man eran el summun de la mierda envuelta en vistosas portadas lenticulares y cromadas, que podía tener unos dibujitos muy monos, pero cuyas historias eran terribles, infumables al cubo. UNTOLD TALES OF SPIDER-MAN fue lo que salvó al personaje de la debacle absoluta, aunque se publicó originalmente en un papel de menor calidad que el de las series “regulares” y no se proyectaba que durara más de seis números, pero el título empezó a vender y, lo mejor de todo, a gustar a todos. Era imposible ser indiferente a un cómic en donde veías al auténtico Hombre Araña “haciendo lo que sea que las arañas pueden hacer”.

Acá en Perú una tienda trajo un ejemplar de este tomo y nadie le daba pelota porque hasta los que atendían en la tienda no tenían ni puta idea de lo que era. Yo no tenía dinero para comprarlo, pero por suerte me acompañó un amigo en plan de asesorado, pues quería comprar algo para reiniciarse en los cómics del trepamuros, al que hace años había abandonado. Ahora se ha vuelto un fan acérrimo de esta serie y dice que en varios momentos se le escaparon las lágrimas de la emoción por lo buena que era y lo adictiva que era su lectura. Tal vez algún día me la preste o yo me la encargaré por Amazon, pero al menos me va a presentar a su hermana, lo cual ya es ganancia. 🙂