Marvel Fanfare nº 2: Hulk

Por
12
1745
 


Edición original: Marvel Comics – marzo 1983 – noviembre 1986
Edición España: Comics Forum – Junio 1995
Guión: John Byrne, Steven Grant
Dibujo: John Byrne, Joe Barney
Entintado: John Byrne, George Freeman
Color: Andy Yanchus, Petra Scotese
Portada: John Byrne
Precio: 695 pesetas (tomo en format prestigio de 48 páginas)

 

El segundo número de la breve colección española Marvel Fanfare estuvo dedicado a la Masa y así como la primera entrega tuvo como autor promocional a Frank Miller, el increíble Hulk contó con un caballero de idéntico renombre: John Byrne. La edición de Forum de este material inédito permitió echar una mirada a la historia de la relación entre el prolífico autor y la casa de las ideas. En esta ocasión, el tomo se compuso únicamente de dos historias, ambas protagonizadas por el coloso verde, pero siendo la primera, más antigua, una mera comparsa para acompañar lo que se consideraba el material con más gancho. Vayamos por partes:

Una pérdida lamentable

El primer capítulo del tomo presenta a Hulk en los tiempos en los que Byrne era aún «el de las cien páginas mensuales». El gigante esmeralda era una apisonadora descerebrada, ya que su parte humana, Bruce Banner, le había sido arrebatada. Después de tantos años, el doctor Banner Jekyll y el señor Masa Hyde eran dos entidades separadas, tomando el primero la determinación de cazar al segundo y eliminarle de su existencia definitivamente. El intento de Doc Samson de hacer de Hulk una fuerza para el bien solo supuso que este quedara libre y se dedicara a su pasatiempo favorito: destruir todo lo que tuviera ante sí. Una sucesión de batallas espectaculares con el psiquiatra metido a superhéroe y con los Vengadores, la boda de Bruce con Betty Ross y el hundimiento del padre de esta serán todo lo que dé de sí esta etapa de las aventuras de la Masa. La marcha de Byrne de la colección supondrá también su abandono de la cabecera protagonizada por los Cuatro Fantásticos y de Marvel y la causa inmediata la supuso esta historia en particular.

El relato presentaba, como he dicho, a un Hulk huérfano del más mínimo raciocinio. Un viejo amerindio se cruza en su camino y, con gestos y palabras, consigue apaciguar a la verde fuerza de la naturaleza, salvando de paso el pellejo ante un inmenso puño que se alza frente a él. El nativo americano ha conseguido con sus mañas lo que la fuerza y el músculo empijamados no han logrado: calmar a la Masa. Sin embargo, la tranquilidad dura poco, pues dos viejos conocidos del titán hacen su aparición. Yunque y Martillo –una pareja de esos villanos de poco recorrido que tanto abundan por los tebeos de superhéroes- vuelven para un nuevo enfrentamiento. Sin embargo, en un inesperado giro de los acontecimientos, el pacífico chamán aborigen se revela como el Azote del bajo mundo –el justiciero que descerrajaba tiros a criminales en pijama de bajo nivel al grito de «se ha hecho justicia»- y mata a uno de los recién llegados. La relación simbiótica que tienen entre ellos hace que el otro fallezca a su vez. Una vez cumplida su misión, el misterioso ejecutor se deshace de la identidad de chamán indio y deja a un confundido Hulk mirando una máscara inerte y musitando dubitativo la palabra «amigo».

La historia pretendía introducir en las páginas de la colección de la Masa una sub-trama que se paseaba por las cabeceras de la casa de las ideas. Creado por Mark Gruenwald en la serie dedicada al Capitán América, el Azote del bajo mundo era un justiciero dedicado a ejecutar a criminales empijamados de currículo entre penoso y lamentable. Editorialmente, era una forma de hacer selección natural de las especies en un colectivo demasiado nutrido; narrativamente, era sorprendente ver la forma en la que el tal Azote –que era un verdadero maestro del disfraz- despachaba al personaje que un par de viñetas antes había hecho su aparición. Aquí, allá y acullá, hacía sus fugaces incursiones sin que el protagonista de la colección fuera siempre consciente. Sus andanzas tuvieron un primer final (no definitivo) en la propia serie donde había aparecido. Posteriormente, el mismo Gruenwald se encargaría de explicar los cabos sueltos en una miniserie dedidada al U. S. Agente, pero esa es otra historia.

Volviendo a la aventura en cuestión, esta se presentaba como otro de los experimentos de «Pataletas» John: si en Los Cuatro Fantásticos había presentado un tebeo apaisado (al estilo de los legendarios cuadernillos de antaño); si en Alpha Flight había causado sensación (y provocado cabreos) con un cómic compuesto mayormente por páginas en blanco, aquí presentaría una historia donde cada página está compuesta por una única viñeta. Esta iniciativa supuso el choque definitivo entre Byrne y el todopoderoso Jim Shooter, editor en jefe de mano más que firme; previamente, John –al que ya se conocía bien por su fuerte carácter- había discutido con aquel sus planes para Hulk, para luego descubrir que eran cuestionados y frenados. La no publicación del cómic convirtió el bodorrio de Bruce y Betty en su última aportación de ese momento al personaje y su sustitución circunstancial por Al Milgrom. Quien se había definido como «hombre de empresa» (enfrentándose a colegas como Jack Kirby o Steve Gerber en el proceso); quien tenía un contrato millonario que le unía a la casa de las ideas, abandonaba la misma justo antes del vigésimo quinto aniversario de la primera aparición de los Cuatro Fantásticos. Su destino era el relanzamiento de Superman, uno de los pilares de la distinguida competencia y el superhéroe por antonomasia.

Con el tiempo, Marvel publicaría tebeos configurados como el de Byrne (llamando especialmente la atención por su espectacularidad el enfrentamiento entre Thor y Jormungand dibujado por Walter Simonson y Sal Buscema). Con el tiempo, «Pataletas» John volvería a Marvel y a Hulk. Con el tiempo, la historia de la discordia vería la luz… pero nada volvería a ser igual.

Con amigos así…

La segunda historia vio la luz varios años antes de la primera en la colección original de Marvel y tiene como curiosidad principal el hecho de reunir a tres autores muy distintos en su realización. Por un lado, tenemos al guionista Steven Grant, que se prodigó sobremanera en los años ochenta del siglo pasado y que picoteó de aquí y allá, dejando muestras de su competente labor en la miniserie Círculo de Sangre (donde relanzó junto a Mike Zeck al Castigador) por citar un único título. Por otro, tenemos a Joe Barney, uno de tantos ilustradores que pasó muy puntualmente por el negocio y luego partió hacia territorio cinematográfico. Por último, contamos con George Freeman, que aquí ejerce de entintador y que tiene como parte destacada de su trayectoria la novela gráfica The coldest war, protagonizada por la Viuda Negra. Su colaboración se traduce una historia en la que Hulk se reencuentra con otro de sus sacos de pegar puñetazos, la Mole. Este trae de la manaza a Unus el intocable, otro de los olvidables villanos de la primigenia Patrulla-X y entre porrazo y porrazo destilan una historia sobre el valor de la amistad.

Una vez más, esta segunda entrega de la colección tiene, como su precedente, más valor por la historia alrededor de los tebeos en ella contenidos que por el contenido intrínseco de estos.

Viñeta-página de John Byrne
Hulk encuentra a un amigo

  Edición original: Marvel Comics – marzo 1983 – noviembre 1986 Edición España: Comics Forum – Junio 1995 Guión: John Byrne, Steven Grant Dibujo: John Byrne, Joe Barney Entintado: John Byrne, George Freeman Color: Andy Yanchus, Petra Scotese Portada: John Byrne Precio: 695 pesetas (tomo en format prestigio de 48…
Guión (primera historia) - 7.5
Dibujo (primera historia) - 8
Interés (primera historia) - 7.9
Guión (segunda historia) - 7
Dibujo (segunda historia) - 7
Interés (segunda historia) - 6.5

7.3

Vosotros puntuáis: 5.3 ( 2 votos)
12 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ignacio Correcher Sánchez
30 enero, 2017 10:33

Buenas, primero que todo decir que me encanta vuestra web y gracias por seguir así páginas como esta ayudan mucho a la industria 😀

En segundo lugar me gustaría saber la opinión que os merece mi blog (comicdiferencial.blogspot.com), ya que estoy empezando y más que visitas o visibilidad me gustaría mejorar y entender más como funciona este mundillo, así que si pudiéramos hablar por correo o por cualquier sitio me sería de gran ayuda, ya que me intersaría saber como enfocar mi blog.

Espero vuestra respuesta, muchas gracias de antemano, vamos a intentar ayudarnos los amantes del mundillo 😀

frankbanner49
frankbanner49
Lector
30 enero, 2017 10:57

Bestial esa saga de Hulk dando ostias como panes con un byrne en plena forma. Y cabrea que su recorrido fuese tan corto. Me hubiese encantado saber que dirección hubiese seguido.

Lo positivo es que esos números van a ser reeditados. Yo hace tiempo que no les echo un vistazo y caerán si,o si.

Save
Save
Lector
En respuesta a  frankbanner49
30 enero, 2017 13:54

Se iba a cargar al Hulk verde y hacer que de Banner naciera otro Hulk, creo que el gris de los seis primeros números. Vamos, otro back to the bassics de Byrne, que parece que no tuviera otro truco.

Su pataleta provocó que le sustituyera Milgrom y a éste al poco PAD. Yo creo que salimos ganando.

frankbanner49
frankbanner49
Lector
En respuesta a  Save
30 enero, 2017 14:46

Lo que ya hubiese sido brutal es que hubiesen coincidido en ese tiempo Byrne y Peter David (y no es que me queje de los compañeros de viaje que tuvo PAD ).
Pero hubiera sido un pasote,joerl.

Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
En respuesta a  frankbanner49
30 enero, 2017 15:29

frankbanner49, conociendo a David y a Byrne, si hubieran coincidido en la serie, habrían durado juntos muy poco tiempo… aunque también habría sido gracioso leer los comentarios que se hubieran dedicado.

De hecho, cuando David salió de la serie y entró Byrne, el guionista lamentó mucho las palabras que Byrne dedicó a toda su etapa (el canadiense la calificó de “basura” ) y que prácticamente hiciera borrón y cuenta nueva…

Save
Save
Lector
En respuesta a  Dreadstar_TFE
30 enero, 2017 18:43

Byrne es un especialista en declarar estupideces. Además tuvo las narices de decir que PAD ignoraba el trabajo de otros autores con el personaje. Él, que hizo eso en varias colecciones sin ningún tipo de tacto.

Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
En respuesta a  Save
31 enero, 2017 13:19

Una de mis lecturas favoritas de la semana (cuando llega) es el Plot 2.0 donde se recogen las declaraciones de Byrne hablando de Claremont.

No sé si Byrne tenía/tiene razón o no, pero ¡me parto de la risa leyéndolo!

PAD tiene idas de bola tremendas (como el reciente caso romaní) pero lo de Byrne es una fuente imparable de salidas de tono y opiniones desmesuradas sin sentido en muchas ocasiones.

Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
En respuesta a  Save
30 enero, 2017 15:32

Save, los seis números de Byrne, más la mini etapa de Milgron que lleva a PAD constituyen una historia bastante interesante, pero sí, coincido en que salimos ganando muchísimo con David a los guiones.

Save
Save
Lector
En respuesta a  Dreadstar_TFE
30 enero, 2017 20:24

A mí Byrne me parece un gram dibujante y un guionista bastante resultón: sé que no va a darme algo que reinvente el género, pero va a cumplir de sobra los estándares de entretenimiento. Pero PAD, aunque es irregular, cuando ha estado bien ha jugado en otra liga. Cierto que casi siempre recurre al truco de las personalidades múltiples, pero es que lo borda.

Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
En respuesta a  Save
31 enero, 2017 13:21

La etapa de PAD en Hulk es para enmarcar.

Si hubiera dejado la serie al final de la caída del Panteón, habría sido de obra maestra.

Aún con todo, a partir de ese punto tuvo ideas estupendas y el conjunto es de notable bien alto, casi sobresaliente.

Captain Eo
Lector
30 enero, 2017 13:25

Un 8 al dibujo de Byrne en este comic?? Mas de 10 en mi opinión , Byrne en todo si esplendor merece mucha más puntuación. En cuanto a esa batalla Hulk vs “Bicoastal”Avengers es pura maravilla, ojalá hicieran algo así en el cine y bien hecho

frankbanner49
frankbanner49
Lector
En respuesta a  Captain Eo
30 enero, 2017 13:32

+ 1000.