Marvel Deluxe. VvX: Los Vengadores vs. La Patrulla X 1.

Jason Aaron, Brian Michael Bendis, Jonathan Hickman y Frank Cho, atajan los primeros compases del enfrentamiento definitivo entre los dos grupos más populares de la Casa de las Ideas.

Por
13
2370
 

Edición original:Avengers Vs. X-Men 0-5 e Infinite Comics USA..
Edición nacional/ España:Panini Comics.
Guión:Brian Michael Bendis, Jason Aaron, Jonathan Hickman.
Dibujo:Frank Cho.
Formato:Tomo en tapa dura, 200 páginas.
Precio:19,95 €.

 

Durante décadas, tanto Los Vengadores como La Patrulla X han encarnado el ideal de la justicia y la defensa del Bien absoluto por encima de todas las cosas desde distintos e igualmente entendibles puntos de vista.
Los Vengadores, por su lado, han sido siempre aquel grupo superheroico en cuyas filas más o menos han acabado militando prácticamente todos los héroes de la editorial que eran llamados para afrontar aquellas amenazas que eran demasiado grandes para poder ser atajadas en solitario por cualesquiera justicieros enmascarados.
Por su parte, La Patrulla X encarnaba el sueño de Charles Xavier de convivencia pacífica entre humanos y mutantes, y en ese sentido, se dedicaba a ayudar a aquellos mutantes que como los miembros de los X-Men habían sido temidos, perseguidos y odiados, pero además de eso, ayudaba a cuantos seres humanos, mutantes o no, fuera necesario, siempre y cuando se tratase de defender una causa justa.

En el pasado, ambos grupos habían tenido sus diferencias, y es que no era fácil para los Vengadores confíar en los mutantes cuando uno de los mayores peligros y supervillanos del Universo Marvel, Magneto, era el responsable de tantísimas calamidades y actos terroristas perpetrados durante años, precisamente, en nombre de toda la raza mutante. Sin embargo, con el paso del tiempo y con la integración de distintos mutantes en los diversos grupos de Vengadores (comenzando por Mercurio y la Bruja Escarlata que pasaron de miembros de la Hermandad de Mutantes Diabólicos de Magneto a Vengadores por derecho propio bajo el liderado de Steve Rogers) esas diferencias se habían ido diluyendo hasta el punto de prácticamente dejar de existir, y es que, estaba claro que ambos grupos consistían en alianzas superheroicas cuyos fines de justicia y bondad eran prácticamente idénticos.
Sin embargo, en el año 2012 necesitaba un evento que acapara las cifras de ventas y La Casa de las Ideas consideró que era el momento de resucitar esos viejos odios entre ambos grupos, y llevar a los Vengadores a la batalla con los X-Men, pero no como aliados, si no como enemigos.

La excusa para lograr aquel enfrentamiento que a priori parecía imposible, no era otra que Hope Summers, la primera mutante nacida tras Decimation que había sido criada por Cable, lo que la convertía en una suerte de nieta de Cíclope, y en la encarnación del futuro y/o la condena de la raza mutante, según a quien se le preguntara.
Desde Complejo de Mesías, Hope había sido un personaje clave para casi todas las historias mutantes, pues estaba llamada a ser el receptáculo de la Fuerza Fénix, lo que podía suponer como se ha dicho, o la salvación de la raza mutante, o la extinción del Universo conocido, al ser Fénix, un ente cósmico de inabarcable poder que ningún ser humano por poderoso que sea, puede llegar a controlar. Y si no, que se lo pregunten a Jean Grey.
De este modo, y ante la inminente llegada del Fénix, los X-Men, líderados por Cíclope quien ha decidido tomar un papel más agresivo en la lucha por la supervivencia mutante tras los sucesos de Cisma, consideran que Fénix a través de Hope propiciará el resurgir de los mutantes como especie, que tras Decimation estaban condenados a extinguirse.
Por su lado, Los Vengadores, en este punto ayudados por Lobezno, no están dispuestos a permitir que nadie permita la llegada de la Fuerza Fénix a la Tierra, y es que, su mero avistamiento es sinónimo de destrucción.

Así, se configuran dos puntos de vista perfectamente entendibles que desembocarán como no podía ser de otra manera, en el fan service del que trata este cómic: Enfrentar a Vengadores contra Mutantes en diversas batallas, despejando las clásicas dudas del fan sobre qué héroe marvelita es más fuerte.
El evento se desarrolla a lo largo de doce números, de los cuales este primer tomo de Panini incluye los cinco primeros, en los que el guión está escrito a seis manos por los primeras espadas de la editorial en el año 2012: Brian Michael Bendis, Jonathan Hickman y Jason Aaron.
Cada uno le imprime a la historia su particular estilo, pero no deja de ser cierto que entre ellos se complementan bien y que la historia no pierde por el baile de guionistas, pues el trabajo de coordinación y planificación entre todos ellos se deja ver.

Sin embargo, no dejamos de estar ante una historia que tanto en esta primera mitad, como en la siguiente, que reseñaremos más adelante, no resulta como se ha dicho, de configurarse como una excusa de altos vuelos para pergeñar lo que no deja de ser un fan service, habiendo sido de agradecer un argumento un poco más complejo, pues en todo momento, la sensación de que el enfrentamiento entre ambas facciones acabará por solucionarse es patente desde el primer número.

Y es que, Vengadores vs Patrulla X, es demasiado burda en su configuración previa, pues si bien está claro que los cómics se escriben y dibujan para vender, en algunas colecciones ello se hace más evidente que en otras, y en este caso, Marvel sacrifica una historia que podría haber resultado más interesante en post de las ventas que sólo el fan service puede conseguir.

En cuanto a la ilustración, Frank Cho hace un trabajo que en opinión de este redactor resulta, a pesar de las escenas de acción y de los constantes enfrentamientos entre miembros de ambos grupos superheroicos, decepcionante y simple, no encontrándose al nivel que un evento de este tipo requiere.

  Edición original:Avengers Vs. X-Men 0-5 e Infinite Comics USA.. Edición nacional/ España:Panini Comics. Guión:Brian Michael Bendis, Jason Aaron, Jonathan Hickman. Dibujo:Frank Cho. Formato:Tomo en tapa dura, 200 páginas. Precio:19,95 €.   Durante décadas, tanto Los Vengadores como La Patrulla X han encarnado el ideal de la justicia y la…
Guión - 5
Dibujo - 5
Interés - 7

5.7

Anodino

Jason Aaron, Brian Michael Bendis, Jonathan Hickman y Frank Cho, atajan los primeros compases del enfrentamiento definitivo entre los dos grupos más populares de la Casa de las Ideas.

Vosotros puntuáis: 4.3 ( 10 votos)

13
Déjanos un comentario

Please Login to comment
9 Comment threads
4 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
10 Comment authors
Bichejo AzulelBlueNulesRakuDumasupermanumolina Recent comment authors
Recientes Antiguos
nmarango
Lector
nmarango

El planteamiento es ridículo desde el momento en que el fénix aniquiló una galaxia entera en su primer arco (dark Phoenix). Nadie en su juicio puede jugar con fuego apostando a que traiga salvación. Me cuesta entender que los viejos fans acompañen esta decadencia total de la franquicia en la cual los argumentos son cada vez más manidos

Nerevar
Lector
Nerevar

A ver, fénix oscura fue el resultado de Mente Maestra trasteando con la mente de Jean semanas o hasta meses, no el resultado natural de albergar a Fénix. Que Jim Shooter
(creo) decidiera cargársela por algo que hizo fuera de su control dice bastante de sus valores, creo.

Pero no, ahora resulta que el fénix corrompe por sí solo. Esa es la chapuza editorial que se viene repitiendo últimamente.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Pues a mí me gustó bastante. De hecho me gustó más que otros crossovers con más fama sobre enfrentamientos entre bandos de héroes con la palabra “war” en el título.

Eso sí, hace nada que lo estábamos leyendo en grapa. Hay que ver lo poco que tardan con las reediciones hoy en día.

ipso_facto
Lector
ipso_facto

En mi opinión el plantemiento es rídiculo simplemente porque Fénix, como ente, no debería existir. Inicialmente, según lo concibieron Claremont y Byrne, Fénix no era más que la evolución de Jean Grey a otro estadio de poder. Como humana no fué capaz de asimilar ese nivel de poder y fué eso lo que la llevó a enloquecer y corromperse y transformarse así en Fénix Oscura. La manipulaciones de Mente Maestra no transformaron a Jean, sino que simplemente la hicieron más vulnerable a los aspectos más oscuros de su propia personalidad. Al transformarla en la Reina Negra, trastocando su mente para “liberarla” de sus ataduras morales, lo que hizo Mente Maestra fué destapar la caja de los truenos y sacar a la luz algo más oscuro y más poderoso. Así pues, Jean Grey, aún trastocada y enloquecida, era responsable de sus actos como Fénix Oscura, pues no estaba poseida ni manipulada por Mente Maestra.

Tanto Byrne como, muy especialmente Claremont, sentían un gran aprecio por sus personajes y por Jean en particular, por eso planeaban redimirla de alguna manera aunque hubiese aniquilado toda una galaxia con su millones de habitantes. La idea original de Claremont era quitarle por completo sus poderes y dejarla en un estado mental casi infantil, como una niña ingénua, de manera que podría retirarse de la vida aventurera e irse a vivir con Scott lejos de la Patrulla-X.

Pero Shooter pensó que los actos de Jean eran demasiado atroces como para dejarlos sin castigo. Debía haber algún tipo de karma, una justicia divina, y por eso le dijo a Claremont que Jean debía pagar por lo que había hecho, que sus actos pasados eran demasiado atroces para dejarlos sin castigo y que se había vuelto demasiado poderososa y, sobretodo, peligrosa. No me parece un mal razonamiento y, por una vez, las ingerencias de Shooter dieron pié a una de las mejores historias no solo de los X-men sino de la historia de los superhérores. Algunas de las mejores frases de Claremont las escribió precisamente en “la muerte de Fénix”. Además su muerte dejaba a Scott y al resto de los X-men en una interesante situación en la que debían lidiar con el duelo de un ser muy querido.

Jean Grey NUNCA debería haber regresado de la muerte. Su vuelta a la palestra se hizo por motivos púramente comerciales, y John Byrne participó en ello por puro revanchismo, por la inquina que le tenía tanto a Shooter como al propio Claremont. La idea de que Fénix y Jean eran entes distintos siempre me ha parecido una soberana estupidez. Por un lado por que invalidaba todo el planteamiento final de Claremont, la ídea de que Jean se había sacrificado para salvar a la humanidad y no convertirse en un monstruo. Por otro lado Claremont ya había resucitado a Jean a su modo particular, ingenioso e irónico, solo que la llamó Madeline Pryor, y también dió lugar a otra grandísima saga: “Desde las cenizas”. Además Claremont, con muy buen criterio, nunca quiso explicar el misterio de la existencia de Madeline: no era un clon, ni venía de una realidad alternativa, ni una reencarnación, simplemente alguien con un gran parecido a Jean, la única superviviente de un accidente de aviación el mismo dia que murió Jean. ¿Cómo? Hay misterios que no necesitan ser explicados porque pierden su encanto.

La resolución de ese misterio (Madeline era un clon de Jean creado por Mr. Siniestro) fué torpe y estúpida, y Claremont la hizo obligado por las circunstancias: no solo había 2 “Jean” y había que eliminar a una, sino que habían convertido a Scott en un adultero y un mal padre capaz de abandonar a su hijo natural por su amor de juventud. Había que cargarse un “Jean” que sobrababa y par ello convirtieron en malvada a Madeline.

La resurección de Jean Grey fué una tonteria y un error, algo concevido únicamente por cuestiones comerciales. Su posterior muerte por parte de Morrison fué un torpe intento de solucionar ese error, cuya única feliz consecuencia fué la interesante evolución de Emma Frost y su emparejamiento con Scott. Los posteriores intentos de Bendis de resucitarla (trayendo una joven Jean del pasado u otra Jean futura con la máscara de Xorn) no son más que tristes intentos de captar la atención de lectores desmotivados. La poco imaginativa idea de convertir a Fénix en un avatar cósmico con entidad y conciencia propias otra estupidez más. Y la última resurección de Jean (y van…) ya ni me molesto en valorarla, porque cada vez que en alguna noticia marvel leo las palabras Jean Grey, Fénix, Cíclope, muerte, Lobezno, resurrección, X-men o envento, lo único que me provocan son sonoros bostezos de aburrimiento.

nmarango
Lector
nmarango

Suscribo cada una de tus palabras. Como fans somos nosotros quiénes avalamos el eterno refrito de las mismas ideas y conceptos en lugar de exigir un esfuerzo creativo verdadero

Teonar
Lector
Teonar

Esto… Criticar el trabajo de Cho como dibujante en este evento pero ilustrar el articulo con algunas de las más atroces viñetas de Romita Jr y no decir nada de él. Me parece muy cachondo…

supermanumolina
Lector
supermanumolina

Fue de lo primero que leí cuando empezó y me gustó sobremanera. Lo he vuelto a leer hace poco y me ha seguido gustando mucho, pese a que ya puedo verle la costuras, y ver las consecuencias que tuvo a largo plazo. En fin, gustos-colores. Buena reseña, de todas formas.

Duma
Lector
Duma

Sobre la reseña… pues no sé qué decir. ¿Por qué solo habla de Cho? Es imposible no darse cuenta de los múltiples dibujantes que intervienen y sobre todo es imposible no darse cuenta de JRJR (especialmente como dice un comentario anterior, habiendo usado sus páginas para ilustrar). No voy a mentir, me ha parecido muy floja, una breve narración del argumento, comentarios un tanto vacíos sobre si está bien coordinada entre los guionistas y una mención al dibujo que ya he dicho me parece incomprensible.

Sobre la historia, fue el primer evento que dejé de coleccionar y mi desenganche de las grapas de Vengadores (hasta que llegó Hickman) así que quizá me anime por coleccionismo.

Sobre los comentarios anteriores sobre si Fénix esto o lo otro:
– Jean como Fénix Oscura destruyó una estrella, no una Galaxia. Por dio.
– Fénix como entidad cósmica independiente, amoral y necesaria en la creación es un elemento mucho más enriquecedor para el Universo Marvel que una mutante de poderes divinos capaz de patearle el culo a un heraldo de Galactus. Afortunadamente pese a los desmanes de algunos guionistas que se dejan llevar, Marvel ha conseguido contener en términos mundanos los poderes de muchos de sus personajes, de lo contrario sería un caos difícil de guionizar.
– Aunque en algunos casos no se ha sabido qué hacer con ella, eso también es cierto, otras ha dado lugar a historias muy curiosas. Recuerdo una en Excalibur homenajeando esa pelea de Jean y el Señor del Fuego donde Rachel arrastra por el barro a Nova (la heraldo) mientras Galactus intenta acabar con la amenaza que supone la existencia de Fénix para él. Termina con un corolario que igualmente homenajea (en cierta forma) el Juicio de Galactus tratando la necesidad de la existencia de ciertas aspectos cósmicos por brutales que parezcan.
– Jean Grey doble, clon, resurrecciones. Un horror argumental en muchos casos, en eso estamos de acuerdo.

nmarango
Lector
nmarango

Destruye una estrella que en su extinción condena a uno o más planetas habitados, no lo recuerdo con total precisión pero acaso cambia algo??

Duma
Lector
Duma

Si te refieres a si cambia algo en lo atroz de las consecuencias o de cómo hacer un apresurado juicio sobre la moral de Shooter, pues no. Mató a mucha gente, ea.

Pero sí tiene importancia en el contexto del alcance de los poderes de Fénix y en las exageraciones. Da la sensación de hablar de oídas o desde la perspectiva de un lector joven hablando de clásicos sin conocerlos realmente. Da la sensación no significa que lo sea, pero pierde fuerza el comentario si se hace con incorrecciones. Un poco como algunos detalles de las reseñas.

Raku
Lector
Raku

Un evento muy irregular al que se le notan las prisas por lanzarlo al mercado para arreglar el desaguisado provocado por los New52 de la competencia. Aún con todo, se deja leer. Y podría haber estado bastante mejor si no se decantasen ya desde el principio por los Vengadores, poniendo a los mutantes como los malos de la historia, especialmente a Cíclope.

En cuanto a la reseña, lo habitual de Raúl Gutiérrez: pobre, vaga, sesgada y con información incompleta cuando no errónea. A veces da la impresión de que reseña cómics que ni siquiera leyó. A Brubaker y Fraction, que escribieron cada uno un número de los recogidos en el tomo y crearon la historia al alimón con Bendis, Aaron y Hickman ni los menciona. Y en el apartado artístico sólo menciona a Cho, que únicamente dibuja el prólogo de la historia, mientras que Romita Jr, que dibuja los 5 números de la historia principal, parece que ni existe. Y ya no digo nada del Infinite Comics de Waid e Immonen, que no deja de ser un complemento simpático pero sin mucha chicha, al que ni una triste mención se le hace tampoco.

elBlueNules
Lector
elBlueNules

Comentaría algo más elaborado, pero voy en la línea de Duma, Raku, y aunque discrepe en ciertos puntos, aplaudo el comentario de ipso_facto, uno de los mejores que he leído en años en ZN. El evento como tal bien, entretenido y curioso, pero lo dicho, colocan a los mutantes y, especialmente, a Cíclope como los malos y equivocados. Un guión justito con algunos números bastante buenos y otros algo lamentables, pero con una historia mínimamente interesante que contar, al fin y al cabo, y eso es lo que cuenta.

Pero en fin, en lo que todos podemos estar de acuerdo, entidades cósmicas aparte, es en que los aficionados marvelitas de ZN merecemos mejores reseñas, que realmente aborden la obra de la que tratan, con datos y hechos contrastados, y un punto de vista imparcial y “justo” (porque como dicen, el rajar de Cho e ilustrar el artículo con algunas de las peores páginas de la bibliografía de JRJR tiene tela). Pero, desgraciadamente, Raúl, y no es que me caigas mal y te pido que no te lo tomes como un ataque personal, nos tienes ya acostumbrados a este tipo de cosas. Por otra parte, admiro tu entusiasmo, así que deseo que trates de mejorar muchísimo si de verdad vas a seguir dedicándote mucho más tiempo (de forma altruista, claro) a reseñar cómics, sea en éste u otro medio.

Bichejo Azul
Lector
Bichejo Azul

A mí la saga me pareció entretenida y poco más. Se deja leer pero con un desarrollo un tanto sin sentido. La premisa inicial: la fuerza Fénix vuelve a la tierra y lo que para unos significa el renacimiento, para otros simplemente es un poder casi absoluto, que nadie debería tener, ya que el poder corrompe. Luego la premisa inicial se desinfla con un desarrollo pésimo. Desde el primer momento el enfrentamiento entre las dos posturas se reduce a “patrulla x malos, vengadores buenos”, quedando muy lejos de los enfrentamientos ideológicos de Civil war, donde las dos posturas enfrentadas podían entenderse, apoyases más a una que a otra. Una caracterización de personajes ridícula que ignoraba, por ejemplo, el desarrollo de Ciclope en la etapa inmediatamente anterior, donde lo reflejaban como un gran estratega, a olvidarse de ello por completo. Recuerdo un cómic (creo que de los 90) donde Ciclope se enfrentaba al Capi, y lanzaba rayos de manera intermitente para mantener al Capi desequilibrado aunque se protegiese con su escudo. Aquí se vuelven a enfrentar, y parece que el único recurso de Ciclope es lanzar un rayo tocho directamente al escudo esperando, no sé, que se le cansasen los brazos o algo.
Por otro lado, durante toda la historia tuve la sensación de que era algo como si el bando de los vengadores fuese el típico tío pesado que te dice: tío, eres un agresivo, tío eres un agresivo, tío eres un agresivo… Y mientras lo dice te va dando molestos golpecitos con el dedo. Al principio lo aguantas, pero después de diez minutos con la cantinela y recibiendo golpes le dices que pare levantándole la voz y te dice ” ¿Ves como eres un agresivo?”
En fin… Ciclope tenía razón.