MangaEU #1: Planeta Manga

Reseñamos TODAS las historia del primer número de la revista Planeta Manga

Planeta_Manga_Portada

Edición original: Planeta Cómic
Guión: VVAA
Dibujo: VVAA
Formato:17,5 x 25,5 cm, 320 páginas
Precio:4,95€

Una propuesta revolucionaria

A raíz del pasado 25 Manga Barcelona, la pregunta ¿qué es manga? ha vuelto a planear sobre el mundillo del manganime. La reciente edición de Capitán Harlock: Memorias de la Arcadia de Jérôme Alquié con la supervisión de MATSUMOTO Leiji, editado por Letra Blanka, el éxito rotundo e incuestionable de Fidel De Tovar y Dani Bermúdez con Liquid Memories, editado por Norma Editorial y la popularidad de la autora francesa Elsa Brants, autora de Sálvame, Pythie y ¡Por el poder del anime! (ambas editadas, también, por Letra Blanka) nos avisaban de que algo estaba cambiando…

Durante el evento salió al mercado la revista Planeta Manga de la editorial Planeta Cómic convirtiéndose en la punta de lanza de esta amenaza que llevaba tiempo esperando para atacar. Con un elenco de autores de primer nivel, Planeta Manga pone sobre la mesa un producto que no sabemos como categorizar. ¿Es cómic europeo? o ¿Es manga?

En la redacción de Zona Negativa nos hemos hecho esta pregunta y hemos llegado a la conclusión que dar respuesta a esta pregunta es más difícil de lo que parece. Muchos conoceréis la canónica definición que Marc Bernabé acuñó para el manga: un cómic hecho por un Japonés, en japonés y editado en el mercado nipón. Quizás a llegado el día de poner en cuestión este mantra y preguntarnos si el manga es una demografía o un estilo. Desde Zona Negativa inauguramos una nueva sección titulada MangaEU donde daremos voz a esos cómics estilo manga pero realizados fuera de Japón.

Ahora bien, quienes sí tienen clara la respuesta a la pregunta que nos hacíamos un párrafo más arriba son los editores de Planeta Manga. Esta revista es una antología de mangas. Sus historias no están escritas por japoneses, no están escritas en japonés, tampoco se han editado en el mercado nipón. Pero si abres el tomo y ojeas sus páginas no hay duda: estas ante un manga. Así que dejemos nuestros prejuicios a un lado, leamos y disfrutemos de las maravillosas historias que podemos encontrar en Planeta Manga.

Series

Alter ego de Ana C Sánchez

Esta es una de las historias serializadas que comienzan en el primer número de Planeta Manga. Su autora, Ana C. Sánchez, comenzó su carrera moviéndose en el terreno del fanzine y la autoedición, lo que permitiría ver editadas su obra Cross Heart y su secuela, Melody of sorrow, donde relataba la historia de amor de Kotomi, una chica solitaria e introvertida y, Haru, una chica alegre y optimista, así como ahondaba en el origen de la relación entre las dos jóvenes.

En Alter Ego, presenta a Noel, una chica que siempre ha estado enamorada en secreto de Elena, su mejor amiga. Cuando esta le revela que ha comenzado a salir con un chico, Noel cae en una espiral de pesadumbre, que se ve acrecentada por el hecho de que la otra amiga de Elena se va a mudar a la ciudad, por lo que tendrá que compartir a su gran amor con otra persona más.

Se trata de una historia que se mueve dentro de los parámetros del shojo, desarrollando una historia ligera y creando una atmósfera cálida e intimista donde las relaciones entre los personajes, sus sentimientos y sus intereses amorosos marcan el devenir argumental y roban todo el foco de atención para sí mismos. El dibujo, de líneas estilizadas y delicadas, muestra una gran influencia de dos referentes de esta demografía, como son Wataru Yoshizumi y las CLAMP, y supone un reflejo de las intenciones y la personalidad que demuestra la autora.

Aron Fire de Álvaro Jaudenes

AlvaroJaudenes Álvaro Jaudenes es un ilustrador madrileño. En 2015 ganó el concurso de cómic Las Rozas de Madrid y ahora debuta profesionalmente con una serie abierta en la revista Planeta Manga.

Un cómic lleno de acción trepidante, con un dibujo sencillo pero efectivo que nos ha dejado con ganas de seguir leyendo qué pasara con sus protagonistas. Hasta ahora, Álvaro, nos ha presentado a dos personajes principales: Aron y Fire. Aron es un chico joven que, en su mano izquierda, tiene una prótesis armamentística. No sabemos muy bien por qué, pero Aron está huyendo de un laboratorio donde le llaman “Experimento BH-29”. En cambio, Fire es una chica que forma parte de un colectivo llamado “la insurgencia”. Ambos se conocen cuando Fire está robando unos archivos en el mismo laboratorio donde está Aron y en el mismo momento en que sale huyendo.
La narrativa peca de ser ligeramente sobreexplicativa, algo normal en un joven debutante. Esperemos que en los próximos capítulos mejore este detalle y que la historia de Aron y Fire nos reserve grande sorpresas.

Good game! de Blanca Mira y Kaoru Okino

GoodGame Entre las series que comienzan serialización en este primer número de Planeta Manga encontramos Good Game!, una propuesta que surge de la colaboración entre Blanca Mira y Kaoru Okino. La primera es autora de las novelas Eraclea y Después de los polos y guionista de Ad Mortem, cómic dibujado por Eduard Balust y publicado por Norma Editorial. En la actualidad, Blanca Mira está intentando publicar su primer manga en Japón en la editorial Shūeisha. Su compañera Kaoru Okino es un dibujante madrileña en cuyo currículum encontramos obras como Joker, publicada por Ediciones Babylon, y Hell’s Heaven, editada por Nowrevolution Editorial. También ha trabajado en el webcómic Ugnis, una historia de fantasía con una evidente influencia del dibujo de Eiichirō Oda.

En Good Game! encontramos la historia de Yuki, una joven a la que su madre en su lecho de muerte le confiesa que tiene un hermano cuya existencia desconocía. Todavía desconcertada por la noticia y por la tragedia descubrirá que su hermano va a participar en La gran academia de videojuegos, un concurso a nivel internacional que permite convertirse a su vencedor en un profesional de los videojuegos publicando su proyecto personal. Yuki desarrolla entonces un plan para conocer a su hermano y para ello pide ayuda a su amigo de la infancia y programador de videojuegos Enishi.

En esta primera entrega de la historia de Mira y Okino apenas tenemos una introducción a esta propuesta que apunta se moverá por los cánones habituales del shōnen, con unos personajes marcados por su instinto de superación, un ritmo endiablado y un universo -en este caso el de videojuegos- como excusa para el conflicto. Los personajes de Good Game! parecen guardar muchas sorpresas y la trama podremos valorarla en las siguientes entregas de la revista, aunque nos tememos que la periodicidad de la publicación puede ser un hándicap para las series serializadas como esta. No dejamos de estar ante una propuesta ligera que quizás tenga demasiado en referencia la manera de contar historias de un determinado tipo de manga y que en la comparación puede decepcionarnos, pero todavía es pronto para poder juzgar globalmente los resultados.

Gryphoon de Luís Montes

Gryphoon Luis Montes nos ofrece un shônen de fantasía épica que cumple con los cánones del género. Este primer episodio sirve de presentación tanto del mundo en el que se desarrolla la historia como de los personajes principales. La protagonista es Noha Argonnar, una Efreet con poderes ígneos, que quiere ser parte de los Gryphoon, un grupo de héroes que protegen la ciudad de Garnata. Pero en su llegada a la ciudad se ve envuelta en toda clase de problemas.

Además de las evidentes influencias de varios de los shônen de más éxito de los últimos tiempos, vemos como esta primera historia nos recuerda al inicio del clásico de Alejandro Dumas Los tres mosqueteros, con Noha conociendo a sus futuros compañeros de la peor manera posible. Es una buena manera de situar al lector sin perder páginas de explicaciones que solo sirven para ralentizar el arranque de la historia. Como en toda buena serie serializada este primer capítulo acaba con un continuará que nos deja con ganas de más. Como gran parte de las series de fantasía deja la impresión de caer en todos los tópicos del género, tanto en sus personajes como en el mundo que crea, aunque todavía es pronto para saberlo con certeza. Veremos que nos ofrece en las próximas entregas en las que esperemos que explore el racismo que hay en la ciudad.

Gryphoon es el primer trabajo publicado de Luis Montes, un autor granadino que lleva trabajando en él desde el 2012 cuando pudimos ver las primeras imágenes en su blog. Desde esas primeras páginas, su estilo se ha ido acercando más al manga más convencional. Narrativamente funciona bastante bien salvo algunas escenas que resultan algo confusas.

Historia del manga por Marc Bernabé, Oriol Estrada y Marian Company

Historia del manga La propuesta más atípica de la primera entrega de Planeta Manga son las páginas dedicadas a La historia del manga en la que colaboran como guionistas Marc Bernabé y Oriol Estrada y de cuyo apartado gráfico se encarga Marian Company. Estamos ante una iniciativa que sacrifica creativa en favor de una voluntad divulgativa y teórica respecto al mundo del manga. Es por ello un acierto contar con un perfil como el de Marc Bernabé, traductor, especialista en cultura japonesa y escritor de diversas publicaciones como Japonés en viñetas y las recientes Japón. Manga, traducción y vivencias de un apasionado del País del Sol Naciente y 501 mangas que leer en español. En este último colabora también con Oriol Estrada, divulgador, comisario del Cómic Barcelona y director del documental y el libro Songokumanía: El Big Bang del manga publicado por Edicions Xandri. Les respalda la mencionada Marian Company, dibujante, ilustradora y animadora que también organiza talleres de dibujo y conferencias sobre el mundo de la autoedición y ejerce como profesora en la Escola Joso.

El proyecto de La historia del manga se divide en dos partes, Bernabé y Estrada se reparten el espacio centrando su atención respectivamente en el mercado japonés y el español. En su primera parte Bernabé nos propone una introducción muy ligera a la edición y concepto del manga, tomando como excusa la llegada de un nuevo trabajador a las oficinas de una ficticia editorial de manga. Los planteamientos que maneja la historia son de sobras conocidos por cualquier aficionado medio que ya lleve un tiempo familiarizado con el manga y el anime, pero puede ser de gran ayuda para cualquier lector que se acerque a este primer número de Planeta Manga por mera curiosidad. Pero como hemos apuntado, cabe remarcar que su voluntad no es de contarnos una historia, sino realizar una labor de divulgación.

En parte, este tono también lo encontramos en la segunda parte de la historia titulada La historia del manga en España, aunque los personajes tienen algo más de peso y Estrada prefiere apelar a la nostalgia para comenzar su aproximación a la irrupción del manga en nuestro país. Para ello nos cuenta la historia de un par de hermanos catalanes que a principios de los noventa ven con sorpresa y cierta decepción como el Dr.Slump, su serie de dibujos favorita, ha sido sustituida en TV3 por una cabecera llamada Dragon Ball. Es a través de los ojos de estos niños que asistiremos al germen del fenómeno que la creación de Akira Toriyama generó en nuestro país y que a la postre significó el inicio del interés por el manga y el anime japonés de muchos aficionados.

En el apartado gráfico el dibujo de Marian Company sirve de elemento aglutinante a través de un dibujo claro y limpio que se adapta a la función de las dos historias sin muchos alardes. Es un dibujo perfecto para la intención de estas obras que esperemos tengan continuidad en próximas entregas de la revista y puedan tener espacio y tiempo para entrar en detalles más concretos.

Shion de Alba Cardona

AlbaCardona Alba Cardona es una historietista nacida en 1992 en Barcelona. Hemos visto sus páginas dentro de las obras colectivas Primavera Graphic Sound (Norma Editorial) y Viaje a Xambala (Grafito Editorial). Además ha trabajado como colorista para el mercado americano en la serie Paradiso de Image Comics y fue asistente de color de Sagar en El Síndrome de Stendhal (Norma).

Shion es una historia de ciencia-ficción sobre una chica misteriosa que es rescatada por los miembros de una expedición. Trata de los problemas que acarrea la imposibilidad es establecer una comunicación entre persona, que es uno de los grandes temas de la ciencia-ficción. Vemos elementos de personajes como Superman y de obras clásicas del género. Y aunque argumentalmente no tiene mucho que ver, la presencia del Akira (Planeta Cómic) de Otomo se respira en cada página. Pero este capítulo sirve únicamente como introducción ya que apenas pasa nada y no vemos casi nada del mundo en el que sucede. Veremos cómo se sigue desarrollando la historia, aunque tiene bastante potencial.

Narrativamente funciona muy bien y los personajes se mueven bien por la página y son muy expresivos. Sin embargo, se echa en falta un mayor trabajo de diseño tanto en las naves como en los trajes. Lo mismo que sucede en los fondos que además nos dejan intuir nada del mundo.

Historias cortas

Examen, de Ken Niimura

KenNimura Este autor es uno de los más experimentados de cuantos trabajan en la revista, así como uno de los que más éxito ha cosechado previamente a nivel individual. Con una dilatada carrera de cerca de veinte años, ligada a los fanzines, las revistas, la ilustración de libros, la publicidad, el manga, el cómic digital e incluso las labores de editor. Su trayectoria progresiva y ascendente se ha visto reconocida con multitud de premios y su elección para trabajar con autores de prestigio. Sus obras y su buen hacer han traspasado nuestras fronteras y ha trabajado como dibujante en mercados tan dispares como el francés, el americano y el japonés, con notables resultados.

En Examen, una de las historias cortas que se incluyen en la revista, nos plantea la historia de dos aspirantes a héroes que se encuentran a prueba, pero uno de ellos parece más decidido a divertirse que a cumplir su cometido, sembrando el caos en la ciudad. Cuando es recriminado por su compañera, ambos se enzarzan en una disputa que solo empeorará la situación…

A pesar del sencillo planteamiento, la historia tiene varios aciertos que lo potencian, como el uso de las splash pages, la casi total ausencia de diálogos, la secuenciación de las viñetas y una narrativa con elipsis bruscas y efectivas, todo ello unido a un dibujo que casa muy bien con el tono gamberro de la historia. Se trata de un buen ejemplo de cómo contar algo en unas pocas páginas.

Heart Piece, de Numoris

Numoris Uno de los aspectos más atractivos de una publicación de este tipo es la combinación de autores consolidados con otros noveles, a los que se les da la posibilidad de que den sus primeros pasos en el medio, se fogueen y demuestren sus capacidades. Es el caso de la autora de esta historia, una ilustradora de la que pueden encontrarse algunos trabajos en internet que se encuentra ante la oportunidad de darse a conocer a un gran número de lectores.

A causa de una acalorada discusión entre sus padres, la protagonista de esta historia se muestra triste y alterada, por lo que su hermano acude a calmarla a su habitación, llevando consigo un teclado con el objetivo de que su música la anime. Se trata de una historia sencilla, sin alardes narrativos y que cuenta con un dibujo muy shojo.

Los puntos fuertes de este trabajo son su directo desarrollo argumental y la contraposición que se produce entre el hecho de ser una obra donde la música tiene una presencia muy importante y la total ausencia de diálogos y onomatopeyas, sustituidas hábilmente por otros recursos gráficos.

Rondallas de la Bruja de Santi Casas

SantiCasas Santi Casas es licenciado en Bellas Artes, ilustrador y artista de cómic. Fundó Ikari Studio junto a Daniel Vendrell y, actualmente, colabora como docente en la Escola Joso de Barcelona. A muchos os puede resultar familiar por Red Sonja. La balada de la Diosa Roja (editado por Planeta Cómic) donde compartía el trabajo gráfico con Esteban Maroto.

La Bruja es una fábula que nos enamora desde la primera página. El diseño de personajes, la belleza del trazo y la atmósfera que construye nos trasladan a un mundo muy lejano y lleno de magia. La concepción del tiempo como un mecanismo cíclico donde las estaciones y la vida y la muerte se suceden, se convierten en el eje vertebrador de la historia de Hija. Una protagonista que, mientras leemos, irá creciendo hasta convertirse en una mujer fuerte, valiente y poderosa que tendrá que tomar una difícil decisión.

Uno de los puntos fuertes de la historia de Santi es el uso que hace del fondo. A diferencia de muchos cómics con estilo manga, los fondos de La Bruja son ricos y llenos de detalles. Los diferentes grises y degradados nos trasladan a un mundo de color. Además, esta riqueza artística permite que el rápido crecimiento de Hija a lo largo de las páginas se integre de manera natural en la narración. Hija, la bruja y Hécate podrían ser las protagonistas de una serie de televisión, de una novela, incluso de una leyenda popular. Santi ha creado un mundo lleno de fantasía y carisma que ojala vuelva a retomar, ampliar o detallar en futuros proyectos.

Marchitado Lionel de Marta Salmons

MartaSalmons Marta Salmons es una ilustradora y dibujante de cómic nacida en Lleida. Junto a Mijail Sampedro forma parte de Skizocrilian Studio, autores de A través del Khamsin editado por Norma Editorial y ganador del premio de Bronze en la XII edición del Premio Internacional de Manga que convoca el Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón. Además, fue la encargada de realizar el cartel para el XXIV Salón del Manga de Barcelona.

Marta es una artista asentada que con su historia Marchitado Lionel nos lo demuestra. Con un dibujo exquisito, un gran control de la narración y una bellísima metáfora visual, Marta nos presenta a Lionel, un oficinista que está al límite. A lo largo de las páginas que componen esta historia corta acompañaremos a Lionel por lo que, sin duda, solo podemos clasificar como depresión. Explicado de una manera elegante y sutil, el fantasma de la depresión planea por toda la historia sin llegar a materializarse.
En este contexto, la aparición de una nueva encargada desde la oficina central de la empresa para la que trabaja Lionel, supondrá un elemento desestabilizador para nuestro protagonista. Relia es una mujer fuerte que se acerca a nuestro protagonista no sabemos muy bien con qué intención. Una historia emotiva y adulta que rezuma en cada página el cariño que la autora ha depositado en su creación.

Midoriboshi de Akira Pantsu

AkiraPantsu La primera entrega de Planeta Manga supone el debut oficial de algunas jóvenes promesas de nuestro mercado, como es el caso de la ilustradora Akira Pantsu que en redes sociales se describe como aficionada al fanart y a dibujar cosas lindas y oscuras por igual. Esto último describe en parte su trabajo en Midoriboshi, el pequeño relato corto con el que colabora en esta publicación.

Midoriboshi es la historia de una joven que debido a los estragos que la soledad está provocando en ella decide escapar a un mundo fantástico de sueños en donde conoce a Kiku que se convertirá en su mejor compañero.

El apartado gráfico de Midoriboshi es lo mejor de este relato, un dibujo en el que Akira Pantsu nos ofrece un trazo preciosista, capaz de transmitirnos muy buenas vibraciones. La historia no deja de ser la enésima reformulación de Alicia en el País de las Maravillas, lo que resta originalidad al conjunto; un aspecto que se intenta suplir mediante sensaciones y sentimientos a través de los cuáles su autora si sabe transportarnos de forma natural y emotiva.

Polaris, de Judit Mallol

JuditMallot Esta autora estudió Bellas Artes en la Universidad de Barcelona y comenzó a compartir sus trabajos en internet, lo que la llevó a adquirir cierta fama y recibir sus primeros encargos. A partir de entonces ha ejercido como diseñadora de personajes de videojuegos, ilustradora para editoriales prestigiosas como Scholastic, Penguin Random House o Planeta, además de recibir encargos como freelance y ahora le llega la oportunidad de plasmar su talento en una de las historias cortas de la revista.

Mallol propone en Polaris una leyenda en un escenario de fantasia, protagonizada por una bruja que trabaja en una herboristería. Un día escucha comentar a unas clientas que los mercaderes que debían llegar a su aldea se están perdiendo por el camino, debido a que la luna ha comenzado a menguar y no tienen suficiente luz para orientarse en el camino, por lo que decide utilizar sus poderes para solucionar el problema…

El apartado artístico de esta historia se caracteriza por contar con un bonito diseño de personajes y el cuidado que pone la autora en la elaboración de los fondos de las viñetas, ricas en detalles, que dotan de mayor profundidad al contexto fantástico de la obra.

Soulmate de Lorena Calderón

LorenaCalderon Lorena Calderón (Sabadell, 1997) fue la ganadora del concurso de manga del Saló del Manga de Barcelona en el año 2017. Esta historia corta autoconclusiva es su primera trabajo publicado y visto el nivel además de su juventud parece el inicio de una larga carrera.

Soulmate es una historia triste y oscura de sentimientos y sensaciones. Con un tomo que nos recuerda a alguna de las producciones del Studio Ghibli, pero más apegadas a la realidad. Aborda un tema espinoso como es la soledad y la marginación durante la niñez. Nos cuenta las dificultades de Liliana, una niña pequeña, para integrarse en el colegio y hacer amistades.

Es una rara avis dentro de la revista, tanto por el tomo sombrío de la historia y su final, como por el estilo gráfico que además del manga tiene influencias de autores europeos y sobre todo del trabajo del animador Glen Keane. Destaca el maravilloso contraste entre luces y sombras que generan una atmosfera que nos transmite el torrente de sentimientos que invaden a Liliana.

Neko Girl de Ana Oncina

Anaoncina Puede que Ana Oncina sea uno de los nombres más conocidos que encontraremos en el primer número de Planeta Manga. Esta ilustradora y autora de cómics ha tenido un gran éxito en nuestro país con las divertidas y entrañables historias de Croqueta y Empanadilla, una obra llena de humor, escenas cotidianas y buenas intenciones que fue reconocida en 2015 con un Premio Popular en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Ana Oncina también ha coordinado junto a Alex Giménez la revista de cómic Voltio publicada por Ediciones La Cúpula.

La historia de Neko Girl nos narra la obsesión de una joven por su grupo de música preferido. La incomprensión y el desprecio de sus compañeras de clase por sus gustos contrasta con la afinidad que encuentra con una amiga a distancia a la que no conoce en persona, pero que comparte su pasión por la música. El anuncio del próximo concierto de sus ídolos supondrá para las dos un punto y aparte en su amistad.

Neko Girl es una obra con un apartado gráfico con mucha personalidad que supera cualquier influencia del manga para hacerla propia. Esto hace que por simple que sea su historia nos mantenga atados a ella, disfrutando de la narrativa de Ana Oncina. No obstante, la historia de forma muy sutil pone temas sobre la mesa muy interesantes, logrando dotar de personalidad a su protagonista en muy pocas páginas y presentando una atmósfera y un ritmo muy bien trabajados.

En el 25 Manga Barcelona, Planeta Cómic realizó la presentación oficial de la revista en un acto con los autores. En ese momento, desde la editorial revelaron un secreto que tenían muy bien guardado y que se convirtió en una gran (y emocionante) sorpresa para los autores. ¡La revista Planeta Manga tiene una versión traducida completamente al japonés! Además, Planeta Cómic ha hecho llegar estas copias a varias editoriales japonesas. ¿Conseguirán publicarla en Japón? ¿Ha llegado el momento de que sea Japón quien edite a nuestros autores? ¡Tenemos muchas ganas de saber como acaba esta aventura editorial!
Artículo anteriorGhost Wolf 1: Nacido entre nieve y sangre
Artículo siguienteEvento Marvel: La guerra de los reinos, octubre
(Barcelona, 1990). Nacida con la necesidad de hacer decenas de cosas a la vez; me licencié en filosofía y ahora recorro otra aventura. Entré en el mundo del manga en un buena momento: en pleno boom de principios de siglo. Cuando por televisión emitían Evangelion y el salón del manga no tenía entradas limitadas. Fascinada por la estética gótica, oscura y dantesca, mi autora de cabecera es Kaori Yuki. Pero, reconozco que los mejores mangas que he leído son de Naoki Urasawa y Osamu Tezuka. Mi máxima: las buenas historias son aquellas que dejan huella en el alma del lector.
Barcelona (Septiembre, 1980). Mordido por una viñeta adquirí un asombroso interés por el mundo del cómic y sus galaxias cercanas. Los Clásicos Ilustrados que adaptaban novelas de misterio y aventuras fueron mi primer pasaje a este universo. Luego llegarían Mortadelo y Filemón, Superlópez, Spider-Man, Dragon Ball y V de Vendetta. Para comienzos del siglo XXI había desarrollado una ecléctica pasión por el medio. En la actualidad, disfruto especialmente del cómic independiente estadounidense y el manga. En está, mi segunda casa, colaboro como reseñista y articulista hablando de cómics, cine y series.
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
Doppelgänger. Abandoné la Logia Negra y llegué a Málaga, España, en 1984. Mis primeras lecturas fueron los clásicos francobelgas y los cómics de un ratón y unos patos que, años más tarde, gobernarían un vasto imperio. Devoré tiras de prensa. Un día, un niño con cola de mono apareció en mi televisor buscando unas bolas mágicas y el manga me atrapó. Pasé años en blanco y negro, pero los superhéroes llenaron mi vida de mallas y capas de colores. A finales de los 90 sentí vértigo, el arenero me llevó al mundo de los sueños y caí en los oscuros abismos del underground. Viajé en el tiempo, desde el salvaje Oeste al Largo Mañana, a través de la banda de Moebius. Un mago de Northampton me contó grandes historias y su hijo calvo me dio setas alucinógenas. En Italia probé el fumetto y un marinero maltés me llevó hasta la Pampa argentina, donde tuve mi último recreo. He estado en Camelot en los días del Rey Arturo, en el planeta Mongo y en las letras del Oceáno Atlántico. En mis aventuras siempre estuve acompañado por un asombroso grupo de profesionales españoles. Los escritos del maestro Eisner me revelaron las posibilidades del medio y ahora solo veo el mundo en viñetas... Cómic camina conmigo.

Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]