El manga de los 4 inmigrantes

Por
0
1351
 

Edición original: Shinpū shobō.
Edición nacional/ España: Editorial El Nadir.
Guión: Henry Yoshikata Kiyama.
Dibujo: Henry Yoshikata Kiyama.
Formato: 140×170, rústica, 144 páginas en B/N.
Precio: 17 €.

 

Todo el mundo sabrá a estas alturas que el manga es un fenómeno de masas en Japón. En los años 90, fue tal su auge, que el 38 % de todos los libros y revistas publicados en el país nipón eran de manga. Esta cifra nos da a entender que no es un elemento propio de la juventud y que se extendía a todos los estratos de la sociedad independientemente del sexo y la edad. Debido a esa coyuntura, la temática infantil que predominaba en los primeros mangas se fue extendiendo hasta tocar todos los palos y géneros, desde la ciencia ficción al romance y desde el manga erótico hasta el histórico. Dentro de este último género, están los subgéneros del jidaimono, el sewamono o la historia occidental como fuente de interés narrativo. Tanto el jidaimono como el sewamono provienen de la cultura del teatro kabuki y el bunraku (teatro de marionetas japonés, inscrito en la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.). Los dos están ambientados en el Japón anterior al periodo Edo ya que durante el shogunato Tokugawa se prohibió la representación de las actuaciones porque generalmente se utilizaban las historias del pasado para realizar críticas a los gobernantes del momento. La mayor diferencia era en quién recaía el foco de atención, en el jidaimono los protagonistas son los grandes guerreros, los líderes religiosos de la época o los miembros de la élite aristocrática. Por el contrario, en el sewamono los protagonistas son personas de las castas populares: comerciantes, prostitutas, ciudadanos, etc.

Este manga, que está vinculado al enfoque del sewamono de representar a personajes comunes sin gran importancia en la historia real, pero en otro tiempo, más concretamente entre 1904 y 1924, contiene elementos de corte humorístico, costumbrista, histórico y autobiográfico. Aparecido en 1931, mucho antes de la eclosión del cómic biográfico y adulto, El manga de los 4 inmigrantes de Henry Yoshitaka Kiyama es una recopilación de 52 historias donde se nos cuenta los grandes problemas a los que tuvieron que hacer frente cuatro inmigrantes japoneses (entre ellos el autor) que llegaron a Estados Unidos con la intención de hacer fortuna y conseguir el sueño americano en una época un tanto convulsa. Los cuatro amigos, los cuales se cambiaron en nombre nada más llegar a América, eran Henry, Fred, Frank y Charlie. Henry fue a Estados Unidos con la idea de estudiar arte y aportar su granito de arena al mundo del arte. Fred quería convertirse en un granjero de éxito, Frank quería hacerse rico importando bienes del Imperio y Charlie llegó con las ideas más difusas, solo queriendo estudiar la cultura americana. Los cuatros vivirán grandes momentos de la historia como el gran terremoto de San Francisco, la exposición universal de 1915 o la Primera Guerra Mundial, haciendo de este manga una crónica histórica de primera mano.

Su dibujo es simple, de estilo cartoon propio de las comic-strip o tiras cómicas de los periódicos, sin mucho detalle pero con un trazo muy expresivo que encaja perfectamente con el formato. Las historias se dividen en dos páginas y en doce viñetas regulares, y cada una de ellas suele acabar con un gag, algo que puede cansar al lector por repetitivo. El manga originalmente alterna textos en japonés e inglés patatero (tal como hablarían los japoneses de la época), siendo uno de los mayores retos de la editorial que lo publica en español, Editorial El Nadir. A continuación la propia editorial explica dicho problema y la solución al mismo: “Una de las mayores particularidades de este manga es su naturaleza bilingüe. Para respetar el contraste visual entre la grafía japonesa y el alfabeto europeo, se ha optado por rotular en letras minúsculas los diálogos en japonés y en mayúsculas aquellos en inglés.”

Cabe destacar el trabajo de Frederik L. Schodt (uno de los pocos amigos occidentales de Osamu Tezuka, pionero del manga en Occidente y teórico del género con libros como Manga! Manga! The World of Japanese Comics, 1983) por rescatar esta obra del olvido y crear una edición tan trabajada. Principalmente, el manga tuvo intención de ser publicado por Kiyama en algún periódico dedicado a los inmigrantes japoneses, pero esa idea no tuvo éxito y tuvo que autoeditar la obra en formato libro. Más tarde fue rescatada por Schodt, quien mientras investigaba sobre manga se topó con esta obra. El libro está totalmente detallado, incluyendo un trabajo teórico que sirve como introducción sobre todo lo que tenga que ver con este manga, un adjunto con anotaciones donde se aclaran desde refranes y frases célebres, comentarios, nombres de personajes históricos, y un largo etc., hasta un trabajo de investigación sobre qué fue de Kiyama tras su regreso a Japón. Todo un gran trabajo de documentación que rescata un pedacito de historia viva.

En resumen, obra de culto, considerada por Schodt la primera novela gráfica de la historia y uno de los primeros comic-books creados en Estados Unidos. Para más información sobre Schodt aquí tenéis un enlace a una entrevista realizada por Marc Bernabé. Todo un tesoro rescatado del olvido.

  Edición original: Shinpū shobō. Edición nacional/ España: Editorial El Nadir. Guión: Henry Yoshikata Kiyama. Dibujo: Henry Yoshikata Kiyama. Formato: 140x170, rústica, 144 páginas en B/N. Precio: 17 €.   Todo el mundo sabrá a estas alturas que el manga es un fenómeno de masas en Japón. En los años…
Guión - 5
Dibujo - 5.5
Interés - 10

6.8

Impresionante documento histórico pionero en la novela gráfica que nos rescata un trozo de la historia.

Vosotros puntuáis: 7.98 ( 7 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments