Las torres de Bois-Mauri. El hombre del hacha, de Hermann

Las más altas y más bellas de la cristiandad.

Por
0
1363
Bois Mauri

Edición original: Les Tours de Bois-Maury – L’Homme à la hache FRA (Glénat, 2021)
Edición nacional/España: Las torres de Bois Mauri. El hombre del hacha (Planeta Cómics, 2021)
Guion: Hermann
Dibujo: Hermann
Traducción: Albert Agut Iglesias
Formato: Cartoné. 48 páginas. 15,95€

Vuelta al polvo, la miseria y la violencia de la Edad Media.

“Mi señor Aymar… Al pie de esta colina empiezan las tierras de vuestros ancestros. Pero no podréis ver el castillo.”

Con El Hombre del hacha Hermann (1938) vuelve a narrarnos una nueva aventura del caballero Aymar después de que en 1994 concluyera el primer ciclo de Las torres de Bois-Mauri, conviene recordar que los álbumes del segundo ciclo nos relataban historias sobre sus descendientes y salvo en el undécimo para el resto conto con los guiones de su hijo Yves H. Esta nueva historia se sitúa cronológicamente entre el noveno y décimo álbum de la serie y en él el autor belga vuelve a ejercer como autor completo, firmando un guion que es fiel a lo que fue la serie en sus mejores momentos, algo que la llevo a ser considerada como una de las mejores representaciones, seguramente la mejor, que se han realizado en cómic de la Edad Media desde la aparición del primer álbum en 1984. Gracias al recorrido de Aymar buscando fortuna para reunir un ejército con el que recuperar las tierras que pertenecieron a su familia somos testigos del día a día en esa difícil época, viendo la penuria y el sufrimiento que tenían que soportar los menos pudientes con unas condiciones de vida de lo más miserables. A esos problemas de subsistencia se añadían muchas veces la brutalidad y la arbitrariedad que sufrían a manos de bandidos y criminales, pero también de la iglesia y la nobleza, en unos tiempos en los que la violencia estaba a la orden del día. En toda la serie no encontrábamos a ningún personaje al que pudiéramos calificar de manera inequívoca como héroe, ya que todos tienen sus sombras producto de la época en la que vivieron, aunque entre los antagonistas si podemos encontrar a alguno que son claramente malvado, como sucede con Ulrik, el hombre del hacha que da título a esta aventura.

Bois-Mauri
La Edad Media de Hermann está sucia y llena de polvo.

El caballero Aymar está alojado en las tierras del señor Gondran que colindan con las de su familia, ahora en manos del señor Guibert, esperando el momento propicio para reclamarlas por la fuerza, algo que sucederá en el décimo álbum de la serie. Mientras observa el castillo de Bois-Mauri desde la lejanía cae en una trampa de los hombres del señor Guibert que están liderados por Ulrik, un hombre desfigurado y despiadado que va armado con un hacha y tiene a toda la región aterrorizada. Aymar huye a toda prisa, pero cae por un barranco resultando gravemente herido, pero un viejo amigo de juventud la salva y le oculta antes que de que le localicen.

Siempre que se aborda una obra como esta en la que el autor vuelve sobre una historia que ya había cerrado hace varios años y muy bien cabe preguntarse si aporta algo a la original. Evidentemente tiene todo el derecho a hacerlo ya que se trata de su propio trabajo, pero el riesgo de alterar la obra siempre está presente. Algo que en esta ocasión no sucede puesto que la obra está muy bien insertada dentro la historia conocida, pero, aunque es una historia que tiene todos los elementos de la serie original, tampoco le aporta gran cosa, puesto que todos los temas qua trata este álbum ya los había tratado con anterioridad. Así que se puede decir que estamos ante un álbum muy correcto, pero no imprescindible. Siempre es interesante leer a Hermann y su misantrópica forma de ver a la humanidad y la brutalidad de la violencia que somos capaces de ejercer contra otros seres humanos.

La historia responde los parámetros clásicos de las de Las torres de Bois-Mauri con guiones en los que nunca se ponen las cosas fáciles a los lectores con un fiel reflejo de las miserias de la humanidad, sin ocultar la violencia, pero sin recrearse en ella y sin que el belga entre nunca a juzgar lo que nos nuestra, eso siempre queda para el lector.

Gráficamente vemos como Hermann conserva todas las capacidades que le convirtieron en uno de los grandes narradores del mercado francófono eligiendo siempre la planificación de página más correcta para cada escena, en particular en las escenas de acción siempre bien resueltas. Su estilo personal de trazo sucio y rostros feos sigue siendo muy reconocible, pese a que en los últimos años ha perdido algo de la fuerza que le caracterizaba, pero no hay que olvidar que tiene ya ochenta y tres años y aparentemente cuerda para rato. El autor belga usa un color directo con acuarelas, algo que ya viene empleando desde hace muchos años, con un resultado demasiado oscuros que choca con el color que usaba en el primer ciclo de Las torres de Bois-Mauri que coloreo en gran parte el español Fraymond, además de Zeljko Pahek y el propio Hermann.

Bois-Mauri
¿El último tour del caballero Aymar?

La edición de Planeta Cómic es correcta y tiene un precio ajustado al mercado actual, además es en formato álbum europeo a diferencia de los integrales que han editado de la serie que eran más pequeños. Por eso sorprende que no hayan respetado su propio formato, pero siempre hay que celebrar que no se publiquen obras jibarizadas. Como extras se incluyen dos páginas de bocetos, sin ningún texto explicativo.

El hombre del hacha supone la vuelta de Hermann a su gran obra, con permiso de Jeremiah, en un trabajo con la solidez a la que nos ha acostumbrado en sus casi cincuenta años de carrera, pero sin llegar a sus momentos más brillantes. En sus páginas tenemos todo lo que podemos esperar de una historia de Las Torres de Bois-Mauri, aunque nos deja la sensación de estar ante algo que ya nos había contado.

Lo mejor

• Hermann nos vuelve a mostrar la Edad Media con toda su crudeza.
• Tiene el mismo espíritu de la serie original.
• Aunque su trazo ya no es el que era, sigue siendo un soberbio narrador.

Lo peor

• Aunque es muy coherente con lo narrado hace años no aporta nada a la serie original.

Enlaces de interés.

Reseña de Las torres de Bois-Mauri Integral 1, por Diego García Rouco.
Reseña de Las torres de Bois-Mauri Integral 2, por Diego García Rouco.
Reseña de Las torres de Bois-Mauri Integral 3, por Diego García Rouco.

Edición original: Les Tours de Bois-Maury - L'Homme à la hache FRA (Glénat, 2021) Edición nacional/España: Las torres de Bois Mauri. El hombre del hacha (Planeta Cómics, 2021) Guion: Hermann Dibujo: Hermann Traducción: Albert Agut Iglesias Formato: Cartoné. 48 páginas. 15,95€ Vuelta al polvo, la miseria y la violencia de…
Guión - 7
Dibujo - 7
Interés - 7

7

Edad Media

Hermann firma un buen trabajo, pero que no aporta gran cosa a la serie original.

Vosotros puntuáis: 7.86 ( 9 votos)
Artículo anterior#ZNCine – Crítica de Candyman, de Nia DaCosta
Artículo siguienteReseñas DC USA – Black Manta #01
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments