Las Guerras del Infinito

Las Guerras del Infinito ya han acabado. Analizamos el último evento Marvel publicado en España.

Por
16
4458

La maquinaria es imparable, Marvel había dicho que iban a tomarse un tiempo sin grandes eventos pero no tardaron en dar marcha atrás, en cierta manera es lógico, la tercera película de Los Vengadores, Infinity War, era algo demasiado goloso como para dejar pasar la oportunidad de vender más cómics, la película resultó un éxito en todos los aspectos, baste ver la actualidad con Endgame (de la que aquí no se hablará por dos motivos, primero que no viene mucho al caso y segundo que cuando se escriben estás líneas un servidor aun no la ha visto). Pero que la maquinaria exija su parte no siempre significa que la obra tenga que ser mala, hay muchos ejemplos en los que modas o las ganancias de otros productos han llevado a crear nuevos cómics, la fama del Kung Fu nos dio a Puño de Hierro, el Blackxplotation a Luke Cage, las series de dibujos de X-Men trajeron a X-23 a la continuidad Marvel e incluso la propia serie de X-Men de Chris Claremont trajo a los Nuevos Mutantes, así que veamos con calma. Ahora mismo lo más influyente para el universo Marvel, además de sus propias ventas o la sociedad misma, es el universo cinematográfico, si se hace una película de gran recaudación llamada Infinity war lo normal es sacar un cómic que se llame así, si no se puede porque ya se ha hecho se cambia por el plural y ya está. Con respecto a la temática, la película tiene más que ver con El Guantelete del Infinito que con La Guerra del Infinito así que se cambia la persona que va detrás de las gemas y ya hay trama relacionada, los paralelismos son claros aunque las direcciones son muy diferentes, la serie toma mucho de las clásicas de Starlin pero se aleja según avanza, en muchos sentidos.

A las Guerras del Infinito le precedieron un buen número de series y especiales que se dieron en colecciones como Capitana Marvel y Guardianes de la Galaxia mientras que otras se publicaron en las series Cuenta atrás a Infinito y Cuenta atrás a Infinito: Héroes, avanzando hasta enlazar con dos puntos importantes, el especial Prime, publicado en España como número 0, y el final de la serie de Thanos de Donny Cates. De todo ello ya hablamos en esta entrada y de los dos primeros números de la serie habló Raúl Gutiérrez aquí, ahora, con la serie ya completa y sus especiales publicados, toca repasar si el evento mereció la pena.

La muerte del Thanos a manos de un misterioso personaje llamado Requiem, cuando este comandaba las fuerzas del ejercito Chitauri, da pistoletazo de salida a la serie. Las gemas del infinito habían ido cayendo en manos de diferentes personajes del universo Marvel, en muchas ocasiones por pura casualidad, y ese ser que mató al Titán Loco trata de reunirlas con fines que nadie conoce, aunque en realidad nos lo cuentan desde la primera página y es que, a pesar de encerrar varios misterios, la serie es bastante predecible. Para su realización por un lado tenemos a Gerry Duggan a los guiones, un autor que había realizado buenos trabajos en series como los Imposibles Vengadores o Masacre y que comenzó en la parcela cósmica del universo Marvel precisamente en la previa a este evento, escribiendo la serie de los Guardianes del la Galaxia. A los dibujos está Mike Deodato Jr., un autor que nació artísticamente en la década de los 90, en el seno de las influencias de los que fueran creadores de Image, muy cercano en estilo a Jim Lee, pero que supo evolucionar de manera muy positiva, adaptándose a tiempos modernos.

No obstante, aunque todo sea muy nuevo y las influencias vengan de fuera, los autores no se meten a lo loco en un evento, estudian sus referentes cósmicos, principalmente a Jim Starlin pero sin olvidar la maravillosa época posterior a Aniquilación. Ya desde el principio se contextualiza todo, el primer número pone todas las piezas en su lugar, los Guardianes de la Galaxia ya no son un grupo, Starlord conserva la gema del Poder y, llamado por el Doctor Extraño, que tiene la del Tiempo, para formar la Guardia del Infinito. Aquí hay una mezcolanza de todo, la Guardia fue creada por Starlin para proteger las gemas, solo que la dirigía Warlock, mientras que los colores de las gemas y estos dos poseedores en concreto son los de las películas. Lo clásico lo pone el grupo de Warlock con Drax y la gema del Alma, a los cuales acompaña Iron Lad, en sustitución del papel de Kang en la Guerra del Infinito. La importancia del Doctor Extraño no solo está en la película, también en la serie original del mismo nombre, solo que su papel era el de la búsqueda de la verdad, aquí su actuación es más directa, sin embargo Loki es el que protagoniza una subtrama que guarda similitudes con la de Extraño en su día.

El comienzo del evento es un poco de todo lo visto hasta ahora, pero, como sucede en las películas, hay más acción que momentos trascendentales siendo el punto fuerte del primer número la reunión entre héroes y villanos que poseen las gemas, donde se revela que el principal enemigo, Requiem, ya tiene la gema de Poder sin que nadie lo supiese, al igual que pasaba con Thanos en la película. Por suerte los autores deciden mostrar pronto que Gamora es quien está detrás de la máscara de Requiem, no hay que ser un lince para saberlo porque las pistas eran muy claras desde el principio y esta tenía una fuerte motivación para hacerse con la gema Alma ya que una parte de ella está aun dentro. Los autores hacen referencia así al tiempo que Gamora estuvo viviendo con Warlock dentro de la famosa gema, pero ahora se sabe que mientras que Adam sí salió sin problemas de ella, el alma de Gamora se dividió.

Quizás lo que lastra un poquito a la serie sea el hecho de que los dos primeros números es una batalla contra héroes y villanos en la que Gamora consigue las gemas. Si bien es cierto que en el Guantelete del Infinito y en la Guerra del Infinito se sigue un esquema parecido, aquí la acción prima, es mucho más directa y la cantidad de números que quedan no dan para meterse a fondo en conceptos profundos. La narrativa actual es mucho más visual que antes, ya no se estilan los grandes cuadros narrativos que daban fondo a las veinticuatro páginas y eso hace que, al realizar una explicación visual, se necesiten más páginas, el problema es que aquí, al ser seis números, mucho de lo que se podría contar queda relegado a la pura acción, aun así, la primera mitad del evento es puro entretenimiento, se lleva bien, se deja leer, pero dista mucho de ofrecer algo más que Gamora con una espada grande matando a todos.

Gamora rápidamente se obsesiona con otras realidades y con una parte del universo que ni con su poder logra ver, la Cantera de los Dioses, es difícil saber lo que motiva al personaje a ir allí, pues es todo demasiado precipitado, puede que por abusar de la acción en su inicio. Aunque las gemas flotan en la cabeza de Gamora y no en un guante, la hija de Thanos realiza un trabajo similar al de su padre con un chasquido de sus dedos: reduce la población de la humanidad a la mitad para que no le molesten.

La diferencia es que esta crea el Mundo Trenzado. Un tema curioso para este evento es que no tiene cruces con otras series, raro sobretodo si miramos a su introducción que sí los tenía, pero para la ocasión se lanzaron unos cuantos especiales. El Mundo Trenzado consiste en que dos personas se unen en una sola de manera que se hacen mezclas raras entre personajes, las series, de dos números todas menos una, que salieron fueron:

  • Soldado Supremo: Gerry Duggan y Adam Kubert firman esta historia que mezcla al Capitán América con el Doctor Extraño. Stephen Rogers es un voluntario al que le inyectan un suero mágico que le da poderes, después de este suceso se va a luchar a la Segunda Guerra Mundial con su compañero, Bucky Wong, contra Dormmamu Rojo. La historia es la del Capitán América con los poderes del Hechicero Supremo y muchos enemigos de este, un primer número muy entretenido y un segundo que baja bastante el nivel. Buen dibujo y poco más que ofrecer.
  • Martillo de Hierro: Sigurd Stark es un empresario exitoso que no recuerda su pasado. Es secuestrado por unos elfos oscuros, allí se forja una armadura y toma un martillo mágico. Al Ewing y Ramon Osanas son los encargados de mezclar los mundos de Iron Man y Thor, al igual que el anterior, uniendo magia y ciencia pero tomando una vertiente algo más personal y vinculada a la familia, algo muy importante en ambos personajes. Un cómic bastante más soso que el anterior.
  • Caballero Araña: A Spiderman y el Caballero Luna se les veía juntos en la serie principal, ahora están más unidos que nunca. La locura nace de un pacto con una araña que le otorga los poderes como si de una deidad se tratase, la base del cómic es más cercana a la vida de Peter Parker y la historia también, pero está muy bien mezclada con la oscuridad de Marc Spector. Denis Hopeless y Alé Garza hacen un buen trabajo, ¿necesario?, no, ¿entretenido?, sin duda.

  • Pantera Fantasma: Un príncipe exiliado busca emociones fuertes en Estados Unidos, pero fallece en un accidente en un espectáculo con su motocicleta para regresar como Pantera Fantasma. Jed MacKay escribe esta historia en la que se mezcla la historia de T’Challa con la de Johnny Blaze o, mejor dicho, toman el origen de este último y lo meten en la historia de Wakanda, siendo la venganza por la muerte del Rey el núcleo central de la aventura. A los lápices Jefte Palo, que ofrece un dibujo algo diferente a lo habitual. La historia es un poco esperpéntica, sobretodo en su final, pero se deja leer.
  • Arma Mágica: Ben Acker y Ben Blacker al guión con Gerardo Sandoval a los lápices se encargan de Arma Mágica, un cómic que narra como una organización experimenta con mujeres embarazadas para que engendren a un ser poderoso, la número 23 es la que tiene éxito y así nace la mezcla entre X-23 y la Bruja Escarlata. La miniserie tiene muchos guiños a la vida de ambas heroínas, un buen dibujo y su historia entretiene más que muchas de las anteriores. Sigue sin ser nada necesario para entender algo del evento, pero con esta y la del Caballero Araña se pasa un rato entretenido.
  • Trenzados Infinitos: En la mayoría de eventos del presente siglo, Marvel lanzaba series limitadas dedicadas a mostrar lo que hacían varios de sus héroes en esos momentos, normalmente con uno de ellos haciendo de hilo conductor, este no iba a ser menos. Aquí lo único que une las historias es la introducción del Vigilante y de Eternidad, esta miniserie consta de seis historias cortas que sigue con la mezcla de personajes, mucho más interesante en su segundo número con Kamala Kang o mezclando Power Pack con el Castigador, los 2 Fantásticos se llevan la palma del primer número. Nombres como Jim Zub, Cullen Bunn, Natacha Bustos o Chris Sprouse hacen que esta antología de relatos breves sea más interesante que algunos de las series anteriores.
  • Sonámbulo: Rick Sheridan regresa a la actualidad Marvel como huésped de Sonámbulo, una entidad que sale a la luz cuando este se duerme. El personaje creado en los noventa se ve metido en las Guerras del Infinito de rebote y su historia, aunque tiene su propio avance, nos lleva a ver las historias de otros durante cuatro números, dos en España, por Chad Bowers, Chris Sims y Todd Nauck. La importancia de la serie está en su final, reintegra al personaje y se le da un posible futuro, pero nada grande para el evento. Ni el guión ni el dibujo son gran cosa.

De regreso a la colección principal de las Guerras del Infinito, Duggan y Deodato empiezan a contar una historia bastante más interesante que la de Gamora, la de Loki. El dios asgardiano de las mentiras reúne un grupo para “destrenzarlos” y enseñarles que su universo está en realidad dentro de la gema del Alma, donde un monstruo terrible comedor de almas acecha. La reunión del heterogéneo grupo con gente como Lobezno, Emma Frost, Kang, Ms Marvel, Hulk o el Hombre Hormiga, es la mejor parte del cómic, mezclando unas pinceladas de humor con la búsqueda de una posible solución a lo hecho por Gamora. Lo peor es la batalla, sin mucho sentido, que mantienen los héroes contra el devorador de almas. Y si la batalla es mala la resolución del tema del devorador de almas es peor.

En la resolución del conflicto Duggan demuestra querer seguir la estela de Starlin, salvando las distancias. En principio por situar la acción dentro de la gema del Alma, la gema más utilizada en la historia de la editorial, especialmente a manos de Jim Starlin, que la hizo algo muy personal para Gamora y Warlock, pero también por dar importancia a este último en la parte final, como persona con la cordura para arreglarlo todo, eso sí, poniéndole más corazón del que suele tener. Esta es la parte más clásica del evento, pero no deja de ser una historia moderna, la importancia de Warlock en la resolución no se encuentra en el desarrollo y el grupo que usa Loki es más moderno, sin grandes héroes clásicos más que Hulk, no deja de ser llamativo que se prescinda de ciertos personajes famosos, pero viendo lo que hacen cualquiera podría haber interpretado ese papel, al final solo caminan.

La historia le quita un poco el mérito a buscar y poseer las gemas del infinito, a Thanos y a Warlock les costaba mantener ese poder y les pasó factura, pero aquí van cambiando de manos como si nada y Gamora usa su poder como si lo llevase haciendo toda la vida, que sí que tuvo una gema durante mucho tiempo, pero los autores parecen olvidar que incluso con una solo ya tuvo sus problemas de control. Quizás esta serie hubiese funcionado mejor como un arco de los Guardianes de la Galaxia y con un nivel de poder algo más bajo (una o dos gemas, no todo el juego) que no le hiciese abarcar todo el universo y sin el relleno del mundo trenzado, que no va a ningún sitio.

El final tiene un punto clásico pero es mucho más chapucero, está lejos de las genialidades de Starlin, y hay cosas que realmente sobran, la decisión de Marvel de mantener el Mundo Trenzado como realidad paralela es un intento de vender cómics que, en general, han demostrado tener muy poca calidad y nada de originalidad, una pena sobretodo con la bonita idea que habían tenido al limpiar realidades alternativas tras las últimas Secret Wars, no se entiende nada de esta maniobra. El que Groot hable le quita todo el misterio al personaje, habrá que conformarse con el regreso final a la vida de dos grandes mujeres, aunque sean de otra realidad, siempre serán bienvenidas.

La maquinaria es imparable, Marvel había dicho que iban a tomarse un tiempo sin grandes eventos pero no tardaron en dar marcha atrás, en cierta manera es lógico, la tercera película de Los Vengadores, Infinity War, era algo demasiado goloso como para dejar pasar la oportunidad de vender más cómics,…

Las Guerras del Infinito: el evento

Guión - 5
Dibujo - 7
Interés - 5

5.7

Pobre

Los dibujantes, tanto de la serie principal como de los especiales, logran subir un poco la nota de un evento que aprueba gracias a Loki, aun siendo un despropósito y con un final descafeinado.

Vosotros puntuáis: 3.12 ( 18 votos)

16
Déjanos un comentario

Please Login to comment
5 Comment threads
11 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
9 Comment authors
wizardRaúl GutierrezVansalthAlejandro Ugartondosparkyal Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Mateh
Lector
Mateh

¡Gran análisis! Pero qué pereza que me da todo; la serie madre se me antoja innecesaria, el concepto no me llama en lo absoluto, las amalgamas de héroes parecen sacacuartos, etc. Sin duda no es para mí, pero seguro alguien más sí disfruta esto.

billyboy
Lector
billyboy

Quienes son esas dos mujeres que vuelven?

Lord_Pengallan
Lector

Coincido bastante contigo Igor. La serie empieza muy bien pero pronto se va al garete, llega lo el Universo Trenzado que no aporta nada y encima mata el ritmo de la historia, la congela por un par de grapas así que adiós al suspense y la emoción. El modelo pesa mucho y Duggan es un mediocre, siempre mete el humor a destiempo e ignora que sus personajes deben parecer personas. Lo único interesante aquí es el nuevo Loki y no le saca ni un 10% de su potencial. Por otro lado sorprende los personajes desta historia. Casi ninguno es un héroe, casi ninguno tiene que ver con estos temas y casi ninguno tiene que ver con el sí mismo dace 10 años o más. Ahora sí questá habiendo una total remodelación de la plantilla marvelita. Que vuelvan Dragón Lunar y Phyla no lo oculta. En fin, mal cómic. Mejor lo que le precedía. Duggan o aprende a ser escritor o que se busque otra profesión. Normal que los trastos se los hayan dado a Cates.

sparkyal
Lector
sparkyal

Cuenta atrás moló bastante, las guerras del infinito pura basura con un dibujo horrible y un guión y una historia aún peor.
Y lo de Groot no tiene nombre.

Alejandro Ugartondo
Autor

No hay que olvidar que cuando Keith Giffen introdujo al personaje de Groot, en la miniserie de Starlord durante Aniquilación:Conquista, hablaba perfectamente. Fueron DnA en la serie de los Guardianes de la Galaxia quienes lo convirtieron en el personaje mono-frase que conocemos ahora

sparkyal
Lector
sparkyal

Hace tanto que lo leí que no lo recuerdo.
Pero el “soy, groot” se ha convertido en canon, al menos para mi.

Vansalth
Lector
Vansalth

Las películas lo han convertido en canon para mucha gente, como tantas otras cosas. No me parece mal que los comics vayan al margen de estas y la imagen que tienen los personajes en el cine, en lugar de seguirlas a pies juntillas. A ver que hace Cates con ellos y con este Groot parlanchin.

sparkyal
Lector
sparkyal

El “soy groot” lo convirtieron en canon DnA, al menos para los que los leemos

Vansalth
Lector
Vansalth

Y sin embargo, no siempre fue así como antes se ha comentado. Es algo posterior que las películas han popularizado. Por tanto es perfectamente entendible que se vuelva al origen.
PD: no se a que te refieres con DnA, no soy de usar siglas o abreviaturas

sparkyal
Lector
sparkyal

Dan Abnett y cía, que son los que popularizaron a Groot en su etapa

Raúl Gutierrez
Autor

Gran análisis Igor. A mí como se ve en la reseña que has puesto los dos primeros números me dieron esperanzas pero a partir de ahí se fue todo al garete, y es una pena. Duggan es un buen guionista pero se ve sobrepasado por el peso de la trama que el mismo crea. Como bien dices, si lo hubiera hecho más pequeño y como arco argumental de los Guardianes habría sido mucho mejor. De hecho, Infinity Countdown es bastante mejor porque se queda en algo más cotidiano. Además, mete a Warlock como guiño a Starlin y a sus sagas del Infinito pero luego no hace nada de peso con el personaje así que…

En cuanto al regreso que comentas, estamos conectados, soy muy fan de esas dos y lo mejor del evento sin duda alguna es tenerlas de vuelta.