Las caprichosas maldiciones de Sôichi 2

Por
0
1220
 
Caprichosas_maldiciones_soichi_2

Edición original: Itou Junji Kyoufu Manga Collection VOL. 6, Asahi Shimbun 1997.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones 2018.
Guión: Junji Ito.
Dibujo: Junji Ito.
Traducción: Olinda Cordukes Salleras.
Formato: Tomo manga rústica con sobrecubierta, 256 páginas.
Precio: 10,95€.

 

A principios de año y después de una espera más larga de lo habitual para cerrar una colección de tan solo dos volúmenes, por fin pudimos disfrutar de la lectura del segundo tomo de Las caprichosas maldiciones de Sôichi. Vuelve a nuestras estanterías uno de los personajes más carismáticos e insoportablemente atrayentes de Junji Ito, manteniendo el hilo argumental y temático que ya pudimos disfrutar en el primer acto de esta pequeña “saga” de terror. Mucho humor negro, una gran creatividad y agilidad del autor a la hora de inventar nuevas travesuras del pequeño de los Tsujii, que se aleja del habitual terror ambiental y psicológico de las obras de Ito para acercarnos a una versión macabra de lo más “shônen” que puede hacer el aclamado mangaka de Gifu.

Como ya comentaba en la anterior reseña del primer número de Las caprichosas maldiciones de Sôichi, editado también por ECC el pasado año, este peculiar arco temático dentro de las obras firmadas por Ito gira en torno a la figura de Sôichi Tsujii, un excéntrico e inquietante niño ojeroso, de mirada fría y que permanentemente anda chupando clavos de hierro. Las historias recogidas en estos volúmenes fueron publicadas por primera vez a finales de los años 90 por la editorial Asahi Shimbun y recopiladas en un par de tomos del compendio dedicado a Junji Ito que lleva por título Itou Junji Kyoufu Manga Collection, en concreto los volúmenes 5 y 6 de dicha colección. El igual que en la primera incursión lectora que hicimos hace unos meses, nos encontramos ante una obra que, como es habitual en Ito, consta de una serie de relatos cortos y autoconclusivos que mantienen la única vinculación temática que supone la figura de Sôichi, omnipresente de un modo u otro en todos los capítulos.

Caprichosas_maldiciones_soichi_habitacion

Pese a que ya estamos acostumbrados a obras de Ito en la que se nos van lanzando una serie de pequeños cuentos de terror o leyenda, como la serie de Relatos Terroríficos que está editando también ECC o el doblete de Voces en la Oscuridad que publicó Tomodomo hace un tiempo, rápidos, concisos y con una conclusión muy bien cerrada, las maquiavélicas apariciones de Sôichi siguen un hilo muy similar al ya visto en Aula Demoníaca o Black Paradox. Las caprichosas maldiciones de Sôichi vuelven a mostrar ese hilo conductor y narrativo que vincula unas piezas con otras y que tiene a la familia Tsujii como eje principal del mismo. De nuevo todas las historias de este tomo pueden leerse de manera independiente, incluso sin haber siquiera ojeado las páginas del primer número de Las caprichosas maldiciones de Sôichi, pero el leer todo en orden aporta un plus a nivel narrativo y, en este segundo tomo sobre todo, argumental, así como un peso a los personajes que permite disfrutar mejor de una obra que, al final, queda un poco coja respecto a otras apariciones del autor en nuestro mercado editorial.

En este segundo tomo de Las caprichosas maldiciones de Sôichi encontramos de nuevo 7 historias que nos van narrando las macabras aventuras de este inquietante muchacho. Al igual que dije en la anterior reseña, hay que tener en cuenta que el tono y la ambientación presente en esta serie, aunque mantiene los estándares del estilo de Ito, sí que se aleja un poco más de lo opresivo y angustioso de otras obras más “serias” del autor, aunque en este segundo tomo se recupera un poco del impacto visual de los grandes relatos de Ito sobre todo gracias a la construcción de escenas y al diseño de los personajes y algunos escenarios. Como en el primer volumen de estas caprichosas maldiciones todas las historias giraban en torno a la relación de Sôichi con esa especie de vudú que emplea para fastidiar a los que le rodean, si bien en esta ocasión todo se centra mucho más en la pobre familia Tsujii que tiene que sufrir las ocurrencias del benjamín de la casa. De este modo vemos como repiten muchos de los personajes que ya conocíamos, especialmente los hermanos de Sôichi, Koichi y Sayuri, y entran en escena otros miembros de la peculiar familia.

Caprichosas_maldiciones_soichi_ataud

El tomo arranca con la historia titulada La habitación de las paredes cuádruples, donde el hermano de Sôichi, Koichi, ve perturbada la paz y la tranquilidad de su estudio para los exámenes por las constantes interrupciones de su hermano menor. Harto de este comportamiento, los padres de los muchachos deciden insonorizar la habitación de Koichi para lo que contratan a un peculiar carpintero que hará muy buenas migas con Sôichi, dando lugar a un excéntrico relato que fascina por el buen uso de lo visual por parte de Ito. Tras este buen arranque, en El Ataúd conoceremos a un nuevo miembro de la familia Tsujii, en este caso el abuelo de la misma, que extrañamente comienza el relato del que es protagonista cuando ya ha fallecido. Atónitos asistimos como durante el funeral de su abuelo Sôichi muestra por primera vez señales de su humanidad llorando a moco tendido por la pérdida. Intentando comprender este comportamiento, sus hermanos rememoraran como de unido estaba el pequeño a su abuelo, solo para descubrir que nada es lo que parece y que hay algo raro en la estrecha relación que surgió entre nieto y abuelo cuando este último comenzó a vaticinar su propia muerte al construirse su propio ataúd.

En Rumores volvemos a visitar la escuela de la ciudad de Fukazawa junto a Sôichi, en el momento en que el muchacho se ha cansado de ser el último mono de su clase y de provocar repulsa entre sus compañeros. Por ello Sôichi urde un plan a través del cual comenzará a expandir rumores de sus virtudes para ensalzar su figura y minar la de otros de los alumnos, hasta el momento en el que se descubre que hay algo raro y oculto en las intenciones del chico. El desarrollo de la trama y como poco va perdiendo la inocencia y el humor hasta el espectaular final lo convierten en uno de los mejores capítulos. Los aficionados al reciente anime del autor titulado Junji Ito Collection se llevaran una grata sorpresa al llegar al cuarto relato del tomo, el llamado Fashion Model, pues ha sido uno de los elegidos por el estudio de animación para llegar a la pequeña pantalla. En esta historia encontramos la peculiaridad de ser la única de las 14 que componen los dos volúmenes de la serie en la que no aparece Sôichi ni ninguno de sus familiares, si bien se nos introduce un personaje que tendrá peso en la historia posterior. Unos jóvenes estudiantes de cine están rodando una pequeña película y contratan a dos actrices para la misma: una de ellas una joven y atractiva muchacha y la otra una modelo de revista con una belleza que podemos calificar como “picassiana”. El terrorífico e inquietante diseño de la modelo es una de las cosas más destacables del tomo y a buen seguro que se queda en el subconsciente del lector durante bastante tiempo.

Caprichosas_maldiciones_soichi_rumores

Tras estas primeras cuatro historias, llegamos al punto más curioso de este segundo volumen de Las caprichosas maldiciones de Sôichi, que es la coincidencia de los tres relatos de cierre con otros que ya se publicaron en el primer y segundo tomo de Voces en la Oscuridad en su versión editada por Tomodomo. El misterio de la casa embrujada es probablemente la historia más potente que tienen como personaje destacable a Sôichi, en este caso una versión adulta del personaje que ha desarrollado un negocio consistente en una casa del terror ambulante cuyos actores son viejos conocidos del lector. Un relato que recupera el ambiente retorcido y opresivo de Ito por todo lo alto y que da lugar a algunas de las escenas más impactantes e icónicas de este maestro del terror. El misterio de este Sôichi adulto continúa en el siguiente capítulo, El frente Sôichi, donde nos encontramos con Michina, la prima de Sôichi, que se encuentra buscando a parte de su familia retenida contra su voluntad por el malévolo antagonista. Esta historia es muy continuista con su precuela y puede que eso le pase factura, al introducir personajes ya conocidos y perdiendo parte de su efecto. No obstante el diseño de personajes es genial en esta historia, con momentos y viñetas que sin duda sirvieron de posterior inspiración para obras como Hideout de Masasumi Kakizaki.

El tomo cierra con La mascota de Sôichi, una suerte de spin-off de la familia Tsujii que cuenta con una muestra mucho más evidente que en otras ocasiones del ácido y macabro sentido del humor de Ito. Nos encontramos ante una estructura que bien podría ser la de cualquier capítulo de Doraemon o Shin-Chan, con una familia que encuentra un gato en la calle, lo acoge para cuidarlo y ocurren situaciones cómicas y emotivas. El problema es que las emociones en las historias de Ito son mucho más oscuras y macabras, sobre todo con Sôichi de por medio, y el humor es bastante negro. Es quizá la historia en la que más patente queda ese contraste que el autor da entre lo cotidiano y lo malvado, afectando en este caso incluso a la estructura y la narrativa. Por otro lado, el dato más curioso que podemos aportar de esta creación es que es el germen del posterior El Diario Gatuno de Junji Ito, también publicado en España por Ediciones Tomodomo. En cualquier caso hay que destacar la introducción del elemento gatuno, animal por el cual Ito se siente fascinado y que no es extraño a las historias de terror, como por ejemplo en Poe, otra de las fuentes de las que bebe el nipón a la hora de construir sus historias, y que también usaba la psique humana y la obsesión como un vehículo para narrar sus inquietantes relatos.

Caprichosas_maldiciones_soichi_model

Como podéis observar tenemos historias muy distintas entre sí, incluso ambientadas en épocas diferentes y con un extraño salto temporal entre las dos que presentan al Sôichi adulto y el cierre gatuno del tomo, pero que mantienen la imponente presencia y el carisma de Sôichi, un personaje muy bien construido y muy cercano al lector, que se ha convertido en un icono de la obra de Ito. Pese a ello, en este segundo tomo encontramos mucha más calidad y presencia del estilo del mangaka que en su antecesor, utilizando en esta ocasión más elementos ambientales, agobiantes y perturbadores que meramente el humor negro extremo y los repulsivos diseños que veíamos en el primer tomo. En este caso tenemos sobre todo un diseño de personajes de una enorme calidad así como de escenarios, con particular mención en ese caso a la primera historia y esa presentación con tanta reminiscencia a las perspectivas imposibles de Escher que realmente produce sensaciones en el lector, una seña de identidad muy presente en obras de Ito como Uzumaki o Gyo que en estas incursiones “menores” no suele estar muy presente.

Por lo demás, Ito consigue demostrar su maestría en la narrativa consiguiendo un ritmo bastante bueno para ser una trama sin un nexo argumental lógico que te permita seguir un planteamiento cerrado, y salvo ese altibajo final con la historia de cierre que queda algo fuera de tono en esa posición, nos encontramos ante un manga bien escrito, que consigue al mismo tiempo no ser demasiado lógico para permitir la lectura independiente pero que a la vez otorga recompensas a los lectores que sigan la trama en el orden adecuado. Del mismo modo es encomiable también la labor de Ito para conseguir que unas historias que siguen la misma estructura mantengan la frescura y el interés, algo que en otras publicaciones, como Aula Demoníaca, no se lograba conseguir, terminando por caer en una lectura por inercia. También es destacable la buena labor de Ito a la hora de crear personajes que lleven el peso de la obra, ya que los personajes suelen ser lo menos importante en las historias del mangaka de Gifu, y en este caso no solo Sôichi, que evidentemente brilla muy por encima del resto, sino también los miembros de su familia, los compañeros que se ven salpicados por sus maldiciones o alguno de los “antagonistas” tienen un tratamiento y una presencia impecable. En cuanto al dibujo nada que añadir que no podáis encontrar en otras reseñas del autor, simplemente si en algún momento alguna ilustración o viñeta de Ito os ha llamado la atención, leer un tomo completo de ellas os va a fascinar, y además en este segundo tomo la construcción de páginas y lo impactante de muchas escenas mejora lo visto en el primero.

Mascota_Soichi_Junji_Ito

En cuanto a la edición de ECC podemos hablar de luces y sombras. Tenemos un tomo de 256 páginas en blanco y negro a un precio de 10,95 €. En general la edición es buena si comparamos con los estándares que se suelen manejar en la editorial y el precio no es excesivamente alto si tenemos en cuenta lo que han costado tomo de menor cantidad de páginas como las obras de Masaaki Nakayama (Semillas de Ansiedad). Encontramos como de costumbre algún problema de impresión de tramas, un papel de poco gramaje que en ocasiones transparenta la página que sigue, pero en general es una publicación aceptable. El problema viene al comparar esta edición con la presentada por Tomodomo en Voces en la Oscuridad, con mayores calidades en cuanto a papel y una mejor impresión gracias al mayor escalado que permite el formato elegido en ese caso, y a un precio menor. Pese a ello, es una buena oportunidad de tener completa la historia de Sôichi en solo dos tomos y sin necesidad de intercalarse con relatos que no tienen nada que ver, por mucho que los tres últimos capítulos repitan lo ya editado por Tomodomo.

Las caprichosas maldiciones de Sôichi 2 tiene las mismas virtudes que el primer tomo y menos defectos. Una serie de relatos cortos que cuentan con la baza de la genial presencia de Sôichi y su forma de ser, una gran narrativa, un humor negro bien medido y un ritmo que no cansa y permite superar fácilmente la repetición de estructuras, todo ello apoyado por un envoltorio artístico en el que destaca la opresiva ambientación y los magníficos diseños, así como las sensaciones que Ito genera a través de ello. No son tomos en los que vayáis a encontrar miedo como tal, de ese que se vende cuando se menciona a Junji Ito como “Maestro del terror” sin igual. Pero vais a encontrar sin duda una buena puerta de entrada al particular estilo de este, mucho más amable y accesible que en otras obras, pudiendo disfrutar de alguno de los personajes y relatos más queridos por los fanáticos del género.

  Edición original: Itou Junji Kyoufu Manga Collection VOL. 6, Asahi Shimbun 1997. Edición nacional/ España: ECC Ediciones 2018. Guión: Junji Ito. Dibujo: Junji Ito. Traducción: Olinda Cordukes Salleras. Formato: Tomo manga rústica con sobrecubierta, 256 páginas. Precio: 10,95€.   A principios de año y después de una espera más…

Valoración Final

Guión - 6.5
Dibujo - 7.5
Interés - 6.5

6.8

Cierre de la miniserie de Sôichi, que sigue contando con las bazas de una gran construcción de personajes, buenas dosis de humor negro y el añadido de un mayor acercamiento al estilo opresivo y agobiante de Ito, pero manteniendo la accesibilidad para los neófitos en el autor.

Vosotros puntuáis: 9.36 ( 2 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]