La gran Saga Marvel, de Stan Lee a Legacy

Por
27
6133

Hubo un tiempo, antes de que los surfistas plateados descendieran de los cielos, adolescentes pakistaníes guardasen Nueva Jersey y los mercenarios se convirtiesen en bocazas, en los que la historia del universo Marvel se construía episodio a episodio. Pero entonces llegó la continuidad. Y después los crossovers. La idea de universo compartido comenzó a fraguarsse, a la vez que los crossovers se transformaron en sagas eventos, y de ahí hasta la narrativa de la historia río, con la que toda su extensión -longitudinal y transversal- se convertiría en una mastodóntica y única historia a través de 67 años de historia e incontables colecciones. El resultado es el vasto puzzle narrativo que ha llegado hasta nuestros días, y que ha dado como resultado uno de los universos de ficción más extensos y complejos que se hayan llegado a forjar por el hombre moderno, y que continúa creciendo en la forma de esta gran saga Marvel.

Con el comienzo de Imperio Secreto en Estados Unidos y la inminente llegada del Legacy con el que nos prometieron 18 meses sin eventos, que menos que aprovechar para hacer una pequeña retrospectiva a través de la Historia. Una, con un breve repaso de las grandes sagas sobre las que se erigiría el universo Marvel que ha llegado hasta nuestros días, como principales creadoras de contenido cuyo legado ha perdurado hasta la actualidad. Todo, hasta llegar a las principales sagas de los últimos años, y con el fin principal de poner algo de orden a las macrotramas que se siguen desarrollando en la actualidad.

Iniciada en 1961 con el primer número de los Cuatro Fantásticos, es más que probable que ni el propio Stan Lee tuviera consciencia del tamaño que estaba destinado a alcanzar la obra que había forjado junto a autores de la talla de Jack Kirby o Steve Ditko. Pero lo cierto es que tampoco es que pusiera demasiados medios para remediarlo. Junto a la incorporación de personajes de Timely Comics y Atlas Comics como Namor y el Capitán América -así como nuevas versiones, como lo fue la Antorcha Humana de los Cuatro Fantásticos-, Lee no tardaría en dar paso a los cruces, siendo el más importante de todos el que tuvo lugar entre la plana mayor de Marvel con la boda entre Reed Richards y la Mujer Invisible.

Más o menos desde entonces, la fórmula de los relatos autoconclusivos y sagas de dos o tres números comenzó a ir dejando paso a los crossovers, tramas que se prolongaban durante un periodo relativamente prolongado y las primeras grandes sagas, con muestras como toda la trama que entre Inhumanos y Galactus nos condujo hasta el alzamiento del Doctor Muerte con los poderes de Estela Plateada, el primer enfrentamiento entre los Vengadores y la Patrulla-X con la Bruja Escarlata y Mercurio de por medio, la irrupción de Ultron, las Guerras Krees y Skrulls o Vengadores y Defensores, por no hablar de las sagas cósmicas de Jim Starlin con Adam Warlock y Thanos o el primer Imperio Secreto, La Madona Celestial y La Corona Serpiente de Steve Englehart entre otras muchas más.

Durante los setenta y ochenta, la irrupción de Chris Claremont hizo que el carácter de interminable novela río de los comics Marvel se incrementase de forma pronunciada, con sagas que se prolongaban durante años y tramas que se encadenaban con tramas, mientras penetrábamos en un periodo de subtramas en el que no faltaban los subargumentos de los que se iban ofreciendo pequeños destellos en diferentes colecciones. Eran los años de Jim Shooter y John Byrne, en los que junto a otros como el citado Claremont, Steve Englehart, el matrimonio Simonson, Layton y Michelinie o Roger Stern fraguaron tramas como La Saga del Fénix Oscuro, Las Guerras Secretas con el advenimiento del Todopoderoso, La Masacre Mutante o La Guerra de las Armaduras.

Ni Jim Starlin tardó en regresar junto a sus personajes fetiche, forjando el Guantelete de Infinito. Comenzaban los años noventa en los que la editorial se sumergió en una sucesión de macrosagas con elementos de viaje espaciotemporal de por medio, en donde entre la Canción del Verdugo, La Encrucijada, Los Hijos de Medianoche, Hypertormenta o La Era de Apocalipsis nos condujeron hasta ese colofón del mandato de Bob Harras que fue la Saga Onslaught.

Un Nuevo Siglo, Nueva Marvel

Mientras Harras seguía a lo suyo con la apuesta de los Héroes Reborn, la llegada de editores como Joe Quesada, Axel Alonso y Tom Brevoort propició que se comenzara a definir una nueva Marvel. Una Marvel que sin renunciar a todo lo que se había contado durnte los anteriores 37 años, apostó por una redefinición de los personajes, con la que recuperar su esencia clásica a la vez que se les aplicaba un lavado de cara para la audiencia del nuevo milenio. Durante este periodo toman forma los principales referentes de las encarnaciones actuales de la práctica totalidad de personajes Marvel. En ocasiones recuperando todo aquello que los hacía grandes y que de alguna forma se había perdido en el camino como haría Kurt Busiek, primer responsable de devolver a los Vengadores a su gloria contemporánea, con ese retorno al esplendor clásico que comenzaría a fraguarse entre Marvels y Thunderbolts.

Sagas y etapas como Origen de Paul Jenkin y Andy Kubert, los Inhumanos del primero junto a Jae Lee, Pantera Negra de Priest, el Daredevil de Kevin Smith y Quesada primero -y Brian Michael Bendis y Maleev después-, los Nuevos X-Men de Grant Morrison, el Asombroso Spider-Man de Joseph Michael Straczynski y John Romita Jr, Los Ultimates de Mark Millar Bryan Hitch, el Ultimate Spider-Man de Brian Michael Bendis y Mark Bagley o el Punisher y Ghost Rider de Garth Ennis. Consideradas en su práctica totalidad las encarnaciones quintaesenciales de sus protagonistas dentro de la Marvel de los últimos veinte años, entre ellas se forjarían los puntos de sostén sobre los que todavía se apoyan las colecciones actuales.

Interesada en llegar a una nueva audiencia a la cual antiguos iconos juveniles de la editorial como Nova, los Nuevos Mutantes o los Slingers quizás les pillaban algo mayores, aquella Marvel comenzó a dar forma también a una nueva generación de personajes, de los cuales los más relevantes terminarían siendo X-23, los Runaways o los Jóvenes Vengadores entre otros. Todo, mientras tras unos años en los que habían dado libertad a las principales franquicias de la casa para reforzar sus cimientos, decidieron hacerlas confluir de nuevo con los Vengadores como epicentro. Desunidos de Brian Michael Bendis fue la punta de lanza a la que después seguiría Dinastía de M y Civil War de Mark Millar y Steve McNiven.

Intentando jugar con elementos clásicos como la pérdida de los hijos de la Bruja Escarlata, el legado de Magneto o el Acta de Registro Mutante, estas tres sagas supondrían el pistoletazo de salida para la era de las macrosagas que hemos vivido a lo largo de los últimos trece años, y alrededor de las cuales se alzarían otras etapas quintaesenciales de personaje que no habían tenido tanta fortuna en la remesa anterior. Así ocurriría con el Extremis de Warren Ellis para Iron Man (al que seguirían los Knauf, Matt Fraction y Kieron Gillen), el Capitán América de Ed Brubaker con su Soldado de Invierno y sus Vengadores Secretos, el renacer de los dioses asgardianos con el Thor de Joseph Michael Straczynski y Olivier Coipel, la épica descarnada del Planet Hulk de Greg Pak, el Inmortal Puño de Hierro de Ed Brubaker, Matt Fraction y David Aja o el Caballero Luna de Charlie Houston.

Las sagas One More Day, del Mesías Mutante y Aniquilación -con sus Guardianes de la Galaxia– sacudirían los universos arácnido, mutante y cósmico dando pie a tramas que se prolongarían durante años, dando vida junto a la renovación de los Cuatro Fantásticos llevada a cabo por Mark Millar y Bryan Hitch a los últimos grandes legados argumentales de la Marvel de Joe Quesada, antes de ceder el testigo a uno de sus compañeros.

Marvel NOW!

El nombramiento de Axel Alonso como nuevo editor jefe de Marvel Comics no supuso ningún cambio radical en la compañía, sino más bien una línea continuista en lo que respecta a las franquicias que se mantenían fuertes, junto al saneamiento de aquellas que pudieran haber perdido fuelle, cuando no se proseguía con la introducción de una nueva generación de personajes y el lavado de cara de aquellos personajes que la editorial todavía no hubiera abordado todavía con el suficiente empeño. El éxito años antes de la Hulka de Dan Slott -que, Peter David aparte, ha definido el rumbo del personaje durante los últimos diez años- podría interpretarse como un precedente para una Marvel mucho más indie, que llegaba bajo el paraguas de las películas. El Miles Morales de Brian Michael Bendis y Sara Pichelli nacía en la línea Ultimate, mientras Mark Waid y Chris Samnee abordaban a Daredevil con una optica mucho mas optimista y aventurera.

Fueron los años del Ojo de Halcón de Matt Fraction y David Aja, la Capitana Marvel de Kelly Sue DeConnick, el Loki del Viaje al Misterio de Kieron Gillen, los Cuatro Fantásticos de Jonathan Hickman, Veneno y los Imposibles X-Force de Rick Remender o el Lobezno de Jason Aaron, encarnaciones que entre el Cisma de la Patrulla-X y la posterior Vengadores vs Patrulla-X siguen teniendo un importante peso en cuanto a las tramas argumentales y enfoques de personajes que prosiguen continuándose a día de hoy.

Permitiendo el desembarco de un ingente cambio creativo dentro de las colecciones, el fastuoso evento que enfrentó a mutantes contra los héroes más poderosos de la Tierra propició la llegada de otro buen puñado de etapas que ejercerían de creadoras de contenidos, llevando un paso más allá la macrohistoria interna de la editorial. Estos fueron los años del Capitán América y los Imposibles Vengadores de Rick Remender con la saga de la Dimensión Z y Cráneo Rojo apropiándose de los poderes de Charles Xavier. De repetir a la inversa la jugada de Días del Futuro Pasado para traer a la Nueva Patrulla-X (el quinteto original) al presente. Los años en los que Gerry Duggan y Brian Posehn lograron que la cabecera de Masacre fuera algo más que una sucesión de chistes aleatorios sin conexión. Fueron los años de Legión de Simon Spurrier, Estela Plateada de Dan Slott y el matrimonio Allred, la Imbatible Chica Ardilla de Ryan North y Erica Henderson y el Hombre Hormiga de Nick Spencer, como del Caballero Luna de Warren Ellis y el relanzamiento por todo lo alto de los Inhumanos como consecuencia de la saga Infinito.

Una nueva generación de personajes que incluía al nuevo Nova Sam Alexander -que Jeph Loeb basaría en su difunto hijo-, la Ms Marvel de G. Willow Wilson, Sana Amanat y David Alphona o el Piloto Fantasma de Felipe Smith. Lobezno era sorprendido por la muerte a manos de Charles Soule, mientras Thor perdía el Mjolnir para ser sucedido por la Janes Foster de Jason Aaron como nueva encarnación de si misma, y Nueva York se veía infestada de arácnidos con el Universo Spider-Man de Dan Slott (que además de su Superior Spider-Man incluía a Spider Gwen y Seda, así como un lavado de cara con vuelta a los orígenes para Spider Woman).

Pero sin duda la etapa que se encargó de retomar el testigo de las sagas políticas de Brian Michael Bendis como nuevo eje vertebral del universo Marvel fue la de Jonathan Hickman en Vengadores y Nuevos Vengadores, con su apocalíptica macrohistórica que conduciría a la cataclísmica sacudida que supuso Secret Wars.

All-New All-Different Marvel

Y así llegamos hasta la etapa actual, en la que Marvel aprovecharía el empuje de Secret Wars para ofrecer un catálogo más fresco, optimista y juvenil, concebido a imagen de los Vengadores de Mark Waid. Apuestas como la de reforzar la parecela mística de la editorial con el Doctor Extraño de Jason Aaron o al primer superhéroe negro de la editorial con el Pantera Negra de Ta-Nehisi Coates se probaban como un acierto, mientras revitalizaban al canadiense de las garras de adamantium incorporando a la continuidad el Viejo Logan de Mark Millar y Steve McNiven. A Marvel le daba también por los monstruos y la fantasía de espada y brujería más loca con colecciones de resultados tan dispares como Relatos Salvajes, Moon Girl y el Dinosaurio Diabólico o Monsters Unleashed. A espera de ver como funcionan la ambiciosa apuesta por los Defensores de Brian Michael Bendis y Valerio Schiti, dentro de la aproximación a las series Netflix que está viviendo la parcela urbana de la editorial, con series como el Daredevil de Charles Soule o Becky Cloonan manteniendo vivo el legado de Steve Dillon y Garth Ennis en Punisher.

Otras apuestas como las del Escuadrón Supremo de James Robinson, Fuerza V o la colisión entre los Inhumanos y la Patrulla-X orquestada por Jeff Lemire y Charles Soule no contaron con demasiado apoyo por parte de los aficionados, quedando como callejones sin salida de las Secret Wars. O al menos, en lo que respecta al equivalente de la Liga de la Justicia y el grupo de supermujeres Marvel, cuyas series terminaron sus historias sin vistas de volver, ya sea por bajas ventas o por razones no demasiado claras. En el caso de Inhumanos vs Patrulla-X, que sobrevivirían era algo imaginable, pero no tanto que sus caminos se separarían tan pronto para evitar las aversiones generadas entre parte del fandom.

Pero sin duda la gran estrella de las tramas creadoras de contenidos de esta etapa Marvel ha sido el Imperio Secreto de Nick Spencer. Orquestado dentro de las colecciones del Capitán América, con la serie de Sam Wilson, la saga Punto Muerto y el regreso de Steve Rogers como base central de la controvertida saga con tintes políticos que se aproxima actualmente a su colofón final. Epicentro sobre el que han orbitado sagas, colecciones y especiales como Civil War II: El Juramento, los Imposibles Vengadores de Gerry Duggan y los Thunderbolts de Jim Zub, el final de Imperio Secreto marca el final de la etapa que llevamos viviendo desde el final de Secret Wars.

Pero como Marvel no ha sido nunca demasiado amiga de poner todos los huevos en la misma cesta, paralelamente ha estado dando forma a otros pilares argumentales, como el heredado de la citada saga de Jonathan Hickman, con la desaparición de los Cuatro Fantásticos y la alteración masiva de la realidad acaecida en el evento. Con Ultimates de Al Ewing como principal punto de apoyo y series como la de la Capitana Marvel de Fazekas y Butters, el Iron Man de Brian Michael Bendis y su Civil War II o -quien sabe si- toda la movida que parece estar llevando a cabo Mark Waid en sus Vengadores, todavía no está claro a donde nos conducirá esta macrohistoria forjada a largo de varias cabeceras de ka editorial, pero sí que será donde con toda probabilidad deberemos mirar para lo que venga tras Imperio Secreto.

Y si hablamos de macrotramas que van cobrando forma número a número a través de diferentes cabeceras, también parece estar cociéndose algo en Marvel en torno a la figura del Fénix. De momento, tres series de parcelas tan dispares como el Thanos de Jeff Lemire, Thor de Jason Aaron o Jean Grey de Dennis Hopeless están jugando activamente con su mitología por medio de la resurrección de la entidad cósmica. Como de relevante sea la trama a la que nos estén conduciendo con ella es algo que todavía habrá que descubrir.


Sin reinicios masivos, crisis que lo cambien todo de forma drástica como si hubieramos amanecido en un nuevo universo o grandes puntos de ruptura, toda la historia de Marvel a lo largo de sus 67 años de vida puede considerarse como una gran macrosaga forjada durante varias décadas, la cual no tardará en alcanzar un nuevo episodio / temporada con el anunciado Legacy / Generations de Jason Aaron. Con la recuperación de la forma más icónica de sus héroes tradicionales y la reivindicación del legado que han ido dejando estos a lo largo de los años, qué saldrá de esta trama y a que corresponde la misteriosa imagen en la que diez de las encarnaciones actuales de los personajes aparecían junto a sus contrapartidas originales es otro de los tantos enigmas que rodean el futuro de Marvel.

Lo que si parece más que probable es que la recuperación de las numeraciones clásicas haga que tengamos la más que propable desaparición de algunas de las duplicidades, y ante todo unas cifras más apropiadas con la longevidad de muchas de las cabeceras. ¿Tendremos un Vengadores #700? ¿Un Nuevos Vengadores #150 por Jason Aaron y Stuart Immonen? ¿O será más bien de Waid? ¿Habrá un Asombroso Spider-Man #800 con Slott presumiendo de haber sido el único guionista Marvel que se ha hecho cargo de tres cifras redondas del trepamuros? ¿Y la serie de Miles? ¿Sumará los números de Spider-Man o de Ultimate Spider-Man? ¿Capitán América #700 por Nick Spencer, o alguien más alejado de las polémicas que Nick Spencer? ¿Iron Man #600 por Brian Michael Bendis y David Marquez con el regreso de Tony Stark? ¿Tendremos un Thor #750 protagonizado por el Thor original y Jane Foster?

¿Un Wolverine #400 a cargo de Tom Taylor con Laura, el Viejo Logan y Gabby como protagonistas? ¿X-Men Oro cambiará su nombre por Patrulla-X #650, y X-Men Azul por X-Men por X-Men #400, o será al revés? ¿Un Increíble Hulk #750 protagonizado por Banner? ¿Daredevil #650? ¿Doctor Extraño #350? ¿Ghost Rider #350 por Felipe Smith? ¿Masacre #250? ¿Estela Plateada #250 por Dan Slott y los Allred? ¿Capitana Marvel #200? ¿Thunderbolts #200? ¿Defensores #200? ¿Pantera Negra #175 por Ta-Nehisi Coates? ¿Hulka #150? ¿Cable #150? ¿Guardianes de la Galaxia #150 por Gerry Duggan y Aaron Kuder? ¿Ms Marvel #150 por G. Willow Wilson con Kamala como protagonista? ¿Ultimates #100 e Inhumanos #100 por Al Ewing? ¿Ojo de Halcón #75 con Kate y Clint de nuevo juntos? ¿Campeones #50? ¿Spider Gwen cambiará su nombre a Spider Woman y heredará la numeración de Jessica? ¿Solo dios sabe cuanto de Punisher y la Viuda Negra?

Quien sabe. Lo que si parece claro es que a Marvel se le ha quitado el miedo de presumir de canas y su extensísima historia. Ahora solo queda ver que acogida tiene entre los aficionados.

Lecturas Asociadas:

Marvel 50 Aniversario: Los orígenes (1939-1961)

Marvel 50 Aniversario: Stan Lee y Jack Kirby, Nuff Said (1961-1969)

Marvel 50 Aniversario – Los 70, la Década de las Ideas

Marvel 50 Aniversario – Aquellos maravillosos ochenta

Marvel 50 Aniversario – La ¿Divertida? Catástrofe de los Noventa

Artículo anteriorNorma Editorial – Plan Editorial Abril a Junio
Artículo siguienteStreet Fighter II, de Masaomi Kanzaki
Nací en el sur de España, aunque desde pequeño tenía la cabeza perdida entre mundos de fantasía. Descubrí los cómics a través de un baúl en casa de mis tíos, y nunca he salido de aquel cofre del tesoro. Enemigo de la nostalgia pero amante de la Historia, mis fascinación por cualquier medio de narración ha ido puliéndose hasta transformarse por pasión por el cómic en general y el universo Marvel en particular. Redactor de Zona Negativa desde 2010, es imposible mirar atrás sin pensar en este periodo compartido con vosotros como una experiencia irrepetible, de esas que dejan huella.

27
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
9 Comment threads
18 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
12 Comment authors
batlanderDaniel GavilánFranWhereverIgverni Recent comment authors
Recientes Antiguos
Damián González
Lector
Damián González

Hay una pequeña errata en los de los Inhumanos no es Jim Lee sino Jae Lee.

Katar
Lector
Katar

Un Nuevos Vengadores #150 por Jason Aaron y Stuart Immonen

¿Jason Aaron e Immonen? ¿Han sonado por algún sitio para encargarse de Vengadores? Además ahora mismo no hay cabecera de Nuevos Vengadores (La condenó Al Ewing), la tendrían que relanzar.
Y aun con temporadas buenas y temporadas malas el gran tesoro que tiene Marvel es el que dices, que es como una gran novela río con miles de afluentes. La historia comienza en el Fantastic Four #1 (Con los comics de Atlas/Timely como una suerte de “Episodio 0”) y a día de hoy, décadas después, continúa. Cuanto más antigua y más historia acumula, EMHO crece su prestigio e importancia.
Y ese es el motivo por el que DC la cagó prendiendo fuego a su casa, como acertadamente dijo Tom Brevoort. Y siguiendo el símil del editor, es por eso que Marvel vive en un palacio enorme que va ampliándose cada vez más mientras que DC intenta reunir los pedazos del incendio para mejorar la choza en la que actualmente habita.

Lance1
Lector
Lance1

Bastante acertada al comparación, si. Entre mas tiempo pase mayor prestigio generara el universo Marvel de manera incondicional.

Lance1
Lector
Lance1

Siempre se agradecen artículos como estos. 😀

Dultyx
Lector
Dultyx

La Saga del Infinito, con todas las historias que incluye (Guerra, Guantelete, Búsqueda, etcétera) me pareció una maravilla que ojalá algún día pueda comprarla entera. Se merece un formato prestigio.

Katar
Lector
Katar

Los 3 primeros comics del Guantelete con George Perez son bastante buenos pero cuando Ron Lim se pone a los lápices… Buff, terrible. Y la Guerra es tan mala que a su lado cosas como Pecado Original parece Crisis en las Tierras Infinitas.

Thorin_II
Lector
Thorin_II

Uy lo que ha dicho de Ron Lim… xD
Me uno a Dultyx, formato prestigio para esa pedazo saga ya!

Dultyx
Lector
Dultyx

A mí Ron Lim me gusta. No es solo que dibujara historias en la galaxia, sino que se aprovechaba de la fantasía que eso incluía para marcarse unas páginas muy curradas, por no hablar de las composiciones grupales que se marcó.

batlander
Lector
batlander

Rom Lim mola. A mi me gusto como termina El Guantelete. LA Guerra tambien me gusta mucho, y me encantaban las portadas desplegables. La que baja algo es La Cruzada en mi opinion. Aunque cualquiera de las tres me parece mejor que lo que hacen ultimamente.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Sinceramente creo que toda la saga del Infinito no son más que variantes del Guantelete, que para mí es la auténtica maravilla. Las demás, en mi opinión, son absolutamente prescindibles.

Thorin_II
Lector
Thorin_II

Estoy de acuerdo ultron, para mi la mejor saga fue la del Guantelete. Y aunque tengo que volver a releerlas, diría que El Abismo del Infinito es la más flojita. Y El Fin tampoco me dejó loco. Hoy por hoy mi saga favorita sigue siendo el Guantelete del Infinito sin duda.
Y también molaría que sacaran en un tomo la saga de Warlcock y la Guardia del Infinito (¿se llamaba así verdad?). Aunque bueno no se si llamarlo saga o mini serie porque si no recuerdo mal fueron unos 17 números o por ahí ¿puede ser?

Dultyx
Lector
Dultyx

Es que me suena que la Guardia del infinito, o una parte de ella, junto con la Búsqueda y todas esas sirven como conductores de lo que luego deriva y estalla en el Guantelete y la Guerra del Infinito. Realmente si vamos a la raíz de lo que consistió aquella saga, es bastante larga, porqué los preparativos y los planes y la recolección de gemas empieza antes. Tengo un gran recuerdo de aquella saga.

Dultyx
Lector
Dultyx

A mí Infinito me gustó. No esperaba mucho de ella porqué creí que querrían tirar por lo que Starlin hizo, pero me alegró ver que creaban algo nuevo y seguían por otro lugar.

batlander
Lector
batlander

A mi me parece de lo mejorcito que ha habido. Tambien me parecio interesante Contest of Champions (el primeo).

Dynamo
Lector
Dynamo

Buen artículo, señor Gavilán.

Igverni
Lector

Gracias Daniel por el articulazo.

Mas que en Nuevos Vengadores, yo pagaba por unos 4 Fantásticos de Aaron y Immonem. Aunque Immonem a priori esta en Spidey, asi que habrá que buscarle un recambio al dibujo 😀

Esperemos que Legacy devuelva el apoyo del público a Marvel, creo que su amplia historia lo merece.

Wherever
Lector
Wherever

Se nota que utilizas bastante wikipedia….y el.comentario de reinicios masivos y crisis…estuvo tan mal salido de contexto…pero bueno eres tú. Ahora si te fue dificil entender las crisis que te parece eso de reutilizar los nombres de las grandes sagas para hacer la basura que hacen…lease civil war 1 y II otra secret wars (ya van 3)…y ahora otro imperio secreto

Fran
Lector
Fran

Un párrafo para cada década anterior a 2010 luego el artículo se centra al 95% en cada reinicio chorra que ha tenido Marvel en los últimos 5 años?

Me parece un poco pretencioso el título, ¿no? ¿No podría haber hecho el artículo alguien que de verdad conozca Marvel?

Igverni
Lector

Te acabas de pasar tres pueblos, Fran. Muy feo tu comentario. Solo para que conste.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Si tuviera que hacer un ranking de los eventos Marvel de la edad moderna, es decir, desde que comenzó la gran historia-rio, sería:

1. Secret Wars
2. Vengadores vs. X-Men
3. World War Hulk
5. Infinito
6. Dinastía de M
7. Miedo encarnado
8. Asedio
9. Civil War II
10. Civil War
11. La era de Ultrón
12. Invasión secreta
13. Pecado original