Heroes Comic Con: Mis experiencias.

Siempre hay una primera vez para todo. Esatas son mis impresiones de la Heroes Comic Con Madrid.

Por
15
1587

En la vida, como en todo, siempre hay una primera vez. Hasta ahora mis experiencias, permitirme la expresión, saloneras, se centraban en visitas de un día a los salones de Barcelona, Coruña, Avilés y Zaragoza. Visitas intensas que también gozaron de una primera vez y de las que guardo un más que grato recuerdo. Unas visitas a las que hoy ya puedo añadir Madrid, pues hasta este año no había acudido nunca a esta cita en la capital de España. Una visita, la de Madrid, que ha conocido con toda una evolución de lo que antes era conocido como Expocomic y que este año ha pasado a denominarse Heroes Comic Con Madrid.

Llegue a esta cita con la ilusión que despierta la novedad, motivado por el enorme plantel de autores que iban a visitar el salón, poder encontrar alguno de los comics que me faltan para completar colecciones y dejarme llevar por ese ambiente eléctrico que, inevitablemente, te embarga cuando estas en un sitio donde hay miles de personas que comparten la misma pasión por el noveno arte. En mi interior sentía que se renovaba la ilusión que, con el paso de los años, se había acabado por diluir por la repetición sistemática de una misma fórmula de salón. La Heroes Comic Con se presentaba como algo grande, cargada de conferencias, ruedas de prensa, mesa redondas, charlas, clases magistrales, exhibiciones, autores y atrezo con el que completar la experiencia de compra y lectura de comics.

Con este coctel emocional me presente en Madrid, en Ifema, para entrar de lleno en un salón que, de primeras, había sido capaz de generar en mí un sinfín de expectativas,
La Heroes Comic Con Madrid me golpeo desde el primer momento. El pabellón donde estaba ubicado era amplio y estaba sembrado de los consabidos stands en los que uno puede revisar las novedades editoriales del mes, rebuscar entre comics de antaño o comprarse un sinfín de artículos relacionados con alguna de las series de moda, comics o cine. Hasta aquí nada nuevo bajo el sol, la fórmula parecía que se repetía de nuevo para mí personal desesperación.

Al punto de la mañana ya empezaba a llenarse.

Afortunadamente esta primera impresión no tardó mucho en diluirse gracias a un repaso reflexivo sobre las charlas, conferencias y mesas redondas que el sábado 11 de noviembre se iban a realizar durante todo el día. Pronto me encontré sentado en un auditorio a la espera de que empezara una charla con tres grandes autores del cómic USA, Mark Chiarello, Mark Brooks y Phil Jimenez, moderada por el escritor Juan Gomez Jurado. Empezó de manera titubeante, pero pronto los autores se fueron relajando y se acabó hablando del proceso creativo en su faceta más compleja y solitaria. El público participó con preguntas a los autores y la hora de charla se evaporó sin darme cuenta de ello.

Cuando todos nos fuimos la cosa continuo mejorando ya que de golpe pude conocer en persona al Juan Gomez Jurado y Arturo Gonzalez Campos, con los que compartí un momento en los pasillos, con firma de libro incluida y dedicatoria especial para mi pequeña heroína de seis años, Zeltia. Un inesperado encuentro que no hizo sino añadir un punto extra a este salón.

Simplemente increíbles.

La tarde empezó con una paseo por todo el pabellón para disfrutar del batmovil, las figuras de tamaño natural de la Liga de la Justica y planificar donde acudir para buscar la firma de Paul Levitz. Sin embargo el plato fuerte de esa tarde era sin duda alguna la charla con Frank Miller que hizo que el auditorio estuviera lleno por completo, aunque poco voy a poder decir de esa charla ya que coincidía en horario con la sesión de firmas de Paul Levitz, firma que no quería perderme por nada del mundo.

Sé que muchos pensaran que no se puede dejar de lado a Miller por Levitz, pero la vida está llena de decisiones y en ese momento Levitz representaba un objetivo mucho más interesante. Conseguí la firma, pude charlar con una leyenda viva de DC Comics, disfrutar de su sabiduría serena y estrechar la mano a todo un estudioso del noveno arte. Y todo en menos de un metro cuadrado de salón.

Cuando la sesión de firmas concluyó los avatares del destino de nuevo jugaron a mi favor y me fui al auditorio de por la mañana donde se iba a proyectar en exclusiva la Liga de la Justicia. Obviamente no hablamos de la película completa, pero por poco que se pudiera ver la experiencia iba a merecer la pena. Al entrar nos instaban a apagar los móviles y nos iban sentando de forma ordenada. La sala estaba llena de vigilantes que flanqueaban las filas de butacas y la expectación del momento se podía casi saborear. Las luces se apagaron y empezó la proyección. Fueron solo siete minutos en los que la Liga se enfrenta a los parademonios en una especie de túnel. Una escena potente que nos dejó a todos los presentes pegados a las butacas.

Las luces se volvieron a encender y empezó el sorteo de entradas exclusivas para asistir a la premier del jueves en Madrid. Como no tenía posibilidades de ganar nada, ya que al no ir disfrazado no me dieron boleto para el sorteo, mire el reloj y comprendí que era el momento de ir a la entrega de premios del salón.

Fue un ir y venir por Ifema que en todo momento se empeñaba en satisfacerme plenamente con cada una de sus actividades.

Una entrega de premios muy emotiva.

Llegue de nuevo al pabellón central y en el escenario posaban ya los ganadores de cada una de las categorías. Abrazos, apretones de manos y aplausos hicieron de la entrega algo emotivo y cercano. El público estaba entregado por completo.

Y de esa forma concluyó mi primer día.

El domingo arrancó de forma más tranquila, con la firma de Kevin Maguire, una visita a la zona donde los actores invitados atendían a los fans y un recorrido relajado por los stands mirando comics y libros con el afán de poder encontrar alguna sorpresa que mereciera la pena comprar.

Las tiendas a rebosar de clientes.

Me llamó mucho la atención la expectación que despertaron los actores invitados, sobre todo la actriz Lena Headey, cuyas colas de fans tenían cientos de metros. Impresionante la aceptación de algo que hasta ahora no había visto en ningún otro salón.

A la espera de los actores.

En mi paseo por el pabellón disfrute de las exposiciones de originales, donde el arte del cómic se desvela ante los aficionados con toda su fuerza y esplendor.

Detalle de una exposición.

Y llegó el momento de acudir a otra charla, esta vez de ECC, donde la sorpresa volvió a saltar con la presencia de personal de DC Comics sentado a la mesa. Pero de esta charla tendremos un artículo desarrollando en detalle lo comentado ya que es extremadamente interesante.

Mis últimas horas en la Heroes Comic Con de Madrid estaban llegando a su fin y me encontré disfrutando de más arte reflejado esta vez en figuras pulcramente diseñadas y extraordinariamente pintadas.

Para todo tipo de aficionados.

Un cierre de oro para dos días impresionantes.

El Salón de Madrid ha evolucionado a un nuevo concepto de salón, uno más cercano a los que se celebran en los Estados Unidos, con el fin de seguir dignificando un medio que cada vez goza de más aceptación y respeto. Madrid ha ascendido a la cumbre de los salones y se ha convertido en un referente para todos los demás.

15 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Metalaria
Metalaria
Lector
15 noviembre, 2017 16:07

Estuve únicamente el sábado y me ha encantado la edición de este año, he disfrutado como un enano. Tener la oportunidad por ejemplo de estar en una charla con Miller, Sienkewitz y Azzarello juntos es un lujazo.

Yo personalmente me quedo en que el protagonista del Heroes Comic Con es el cómic. Ha tenido presencia de Warner, Sony o Netflix, pero nunca como plato principal, que viendo la deriva que están tomando este tipo de eventos ya me parece un mérito tremendo.

Por otro lado y como punto negativo yo le pondría que las exposiciones a mí se me han quedado escasas, el año pasado el espacio era mayor.

Gaidin
Gaidin
Lector
En respuesta a  Metalaria
16 noviembre, 2017 0:04

Me debí equivocar de pabellón. Yo he visto:
– Mesas de juegos de rol y otra con juegos de ordenador.
– Tiendas de ropa de steampunk, camisetas, cajas sorpresa, muñecos….
– Una pelea de wrestling.
– Anuncios de películas y de series de televisión como el trono de juego de tronos, por cierto con mucho éxito, que cola tenias para hacerte una foto (se ve que era gratis), y The walking dead donde te podían pintar un poco la cara.
– Padres matándose por dejar un rato a los crios jugando a los Lego.
– Cosplayer bailando macarena.
– En el escenario me explicaron como se hacen las figuras que aparecen en cuarto milenio, como hace un verdadero zombie, como se canta una canción con una cacerola, cantantes en japones… para todo lo cual tenias que estar sentado en el suelo.
– Un buen montón de foodtruck.
– Firmas de 1 hora para 45 personas. A ver si se pasa alguien por aquí y cuenta “en persona” lo divertido que fue. Yo me lo ahorré.

Así que, mucho cómic va a se que no. Si llegas a ir hace 4 años a Expocomic te da algo. Le daba mil vueltas, traían al triple de autores y costaba una cuarta parte entrar. Ah!! y tenía mucho más éxito.

Por cierto, llevo años leyendo esta web, y me encanta, pero no he visto mas que alabanzas a Heroes de videojuegos, rol, cine, series, y algún cómic con Madrid. No me lo puedo creer. ¿soy el único que no lo vio tan genial?

Cristian Miguel Sepulveda
En respuesta a  Gaidin
16 noviembre, 2017 1:40

Hola Gaidin, me alegra que seas un lector asiduo de nuestra web desde hace tanto tiempo y agradecemos tu fidelidad. Respecto a lo que comentas, he de decirte que yo personalmente sí disfrute de la Heroes Comic Con Madrid, y es más, me parece una importante evolución en positivo con respecto a ediciones pasadas, al menos las de los últimos años, bajo el título de Expocómic. Como crítica, sí que coincido con Metalaria en que el espacio de exposiciones era reducido en comparación con otros años, y espero que en futuras ediciones puedan ampliarlo un poco más.

Sí, es cierto todo lo que comentas, pero sería injusto decir que esta edición no ha estado centrada en cómics, porque no es en absoluto cierto. Los invitados, salvo los 4 de cine/series, han sido muchos y grandes nombres internacionales del cómic americano, así como también nacionales, que los fans hemos podido ver y conocer e incluso tener algunas firmas, originales, artworks, etcétera. Y sí, las colas para las firmas de algunos autores eran eternas, pero no se podía esperar otra cosa con nombres tan importantes como Frank Miller, Brian Azzarello, Kevin Maguire, Paul Gulacy, Paul Levitz, Bill Sienkiewicz, Phil Jiménez… Es absurdo pensar que vamos a llegar al stand en el que estén esos autores y conseguir una firma sin esperar cola, máxime en días tan turísticos como el sábado o el domingo. Además, prácticamente todos los panels y charlas (que había bastantes) eran sobre cómic, con muchos de esos autores invitados, y sobre temas muy variados.

Sí, había stands y zonas de videojuegos, wrestling, juegos de rol, legos, etc siendo algunos de ellos pertenecientes al ámbito friki y otros no, que tienen poco que ver con cómics, pero aún con todo eran minoritarios, ya que la mayoría de los stands eran tiendas de cómics, tanto de editoriales como de particulares. Es cierto que había tiendas de merchandising variado, lo cual personalmente no veo mal, máxime si tienen productos de personajes de cómic, así como una zona de food trucks y gran cantidad de bancos para sentarse a comer, lo cual se agradece, ya que los precios de la cafetería eran prohibitivos, y los food trucks bastante más asequibles y variados. Por lo tanto, no acabo de comprender por qué una zona así dentro del evento es un error, ya que mucha gente va a pasar el día y no tiene por qué moverse demasiado para salir a comer, y más en una zona poco turística y comercial como es la de IFEMA.

En el tema cine/series, más allá de los invitados, uno de los cuales era el actor de Coloso, que al menos sí está relacionado con los cómics, no recuerdo muchos stands o eventos que estuviesen centrados en eso. Sí, había uno de Netflix con vídeos de sus series de superhéroes, y algún evento, como por ejemplo un pase exclusivo en el auditorio sur para ver un adelanto de la Liga de la Justicia, pero una vez más, eran temas y actividades que están íntimamente relacionadas con el cómic, o como mucho, con el mundo friki. Es decir, no te encontrabas con un stand o una charla sobre el cine de Woody Allen, o sobre la última serie policial de la NBC, o al menos yo no lo he visto por ningún sitio.

Con respecto a los cosplays, entiendo que es un debate candente y que a mucha gente le cuesta aceptar, pero es lo que hay. Sí, hay mucho cosplay y gran parte de las personas que se disfrazan no son sobre personajes del cómic americano, e incido en esto último, porque el manga/anime, por mucho que a algunos no les guste o les cueste aceptar, también es cómic. Las generaciones que llaman millenials, están bastante más inmersas en el mundo del manga/anime que en el cómic americano, y ya no digamos el europeo, por lo que es lógico encontrarse gente muy joven disfrazada de sus personajes de favoritos del cómic japonés. Es más, el propio término “cosplay” proviene del japonés. Si lo que molesta es el propio cosplay en sí, es decir, el hecho de ver gente disfrazada en una convención de cómics, pues eso ya es algo muy personal, pero no me parece que esté muy alejado del tema y del mundillo.

Aún con todo, insisto, sería muy injusto decir que esta edición no ha estado centrada en el cómic, y en concreto en el cómic americano. Lamento que no hayas disfrutado, Gaidin, pero yo personalmente, como he comentado al principio, he disfrutado bastante de esta edición, y espero que haya sido un éxito comercial para que puedan seguir en esta estela los próximos años. También espero que en próximos años puedas encontrarte más cómodo en la misma y si no es así, hay una amplia gama de salones por España de un estilo muy diferente en el que quizás te puedas sentir más a gusto.

Gaidín
Gaidín
Lector
En respuesta a  Cristian Miguel Sepulveda
16 noviembre, 2017 10:17

Con todo el respeto del mundo, lo que tu llamas evolución positiva, yo lo llamo involución. Ejemplo vivido por mí el sábado:
– En el escenario principal estaban hablando de como es un buen zombie, o estaba el que hablo de como se hacen figuras que aparecen Cuarto Milenio, no estoy seguro. El caso es que me fui, por aburrimiento, que sobre comic no tenía mucho el tema, y acercándome a la cola de el trono de hierro me encuentro, en un pequeño habitaculo a cuatro personas, juraría que alguno de ellos era dibujante de comics, hablando para un público de no más de 20 personas (no cabían más, pero bueno, estaban en sillas por lo menos) sobre Star Wars, que tiene que ver muchísimo más con el tema del comic que lo de el escenario. ¿Como es posible? Deberían de haber estado en el escenario, y no allí.
No espero que las colas de los autores sean cortas, pero lógicamente si lo haces como Expocomic que traía el triple de autores y les das una cuarta parte más de tiempo, las colas son menores. Y si explicas las reglas de funcionamiento, y las mantienes todos los días, ni te cuento.
Tampoco tengo problemas con el cosplay. Al contrario, me gusta, le da alegría a la cosa, pero una cosa es que haya cosplay y otra es que se le dé más importancia que al comic.
Para finalizar, a mi no me importa que exista Heroes…., que tenga éxito y su público, pero el problema es que Heroes sustituye a Expocomic. El problema es que los amantes del cómic hemos perdido mucho, muchísimo. Expocomic costaba 5 euros al día, 15 por cuatro, si no recuerdo mal, traía más autores, estaba centrado en el cómic (aunque cada año había más cosas de otros tipos), tenía muchos más stands de cómic (un 90% por el 25% de Heroes, y estoy siendo generoso), se llevaban (los viernes) a grupos de escolares… se fomentaba el cómic. En cambio Heroes es una amalgama, un monstruo que quiere abarcar a todo y no llega a nada.

Jordi Molinari
En respuesta a  Gaidín
16 noviembre, 2017 16:12

El año pasado ya subieron bastante los precios de la entradas, aún siendo Expocomic. Lo recuerdo porque fue bastante notorio la subida de precio, creo que fueron 10 o incluso 12€ la entrada. Pero vamos, no costaba una entrada normal 5€ en 2016 ni en broma.

Y los grupos de escolares, te puedo asegurar que el viernes estaban también. Desconozco si en menor o mayor cantidad que en años anteriores, pero a mi se me quedó grabado, porque es lo habitual que se hacen en muchas localidades de Catalunya si Sant Jordi cae entre semana.

Yo fui el año pasado al Expocomic y este año en el Heroes. Sinceramente, aunque no estuve tan involucrado el año pasado como este, yo no noté apenas diferencia en la bajada de stands de un año al otro. Incluso me sorprendió que con el cambio, se siguiese sin aprovechar al máximo la capacidad de IFEMA.

Sobre la cantidad de autores no hablaré porque no manejo las cifras, pero quizás en este punto podría darte la razón con respecto al menos el año pasado (Expocomic).

Es cierto que hubo muchos más elementos que no eran únicamente cómics, y que quizás ya me he acostumbrado a verlo en el Saló del Cómic de Barcelona y no me choca tanto. Pero incluso con esto, me siguió pareciendo que había más % – tanto por espacio como por actividades – dedicado a los cómics.

Saludos y muchas gracias por compartir tus sensaciones 🙂

Gaidín
Gaidín
Lector
En respuesta a  Jordi Molinari
16 noviembre, 2017 23:10

Me parece que te equivocas. El año pasado ya era Heroes. El último Expocomic fue el de 2015, que se celebró en la casa de campo. Expocomic nunca ha sido en el Ifema.

Es mas, si no recuerdo mal, en el Expocomic 2015 fue cuando Easyfair empezo a dirigir el tema. Fue una cosa rara, que nunca acabe de entender. Se publicitó por la Asociación Española de Amigos del Cómic, como los anteriores Expocomic y cuando llegamos allí vimos que la dirigía Easyfair.

Expocomic mantuvo durante varios años el mismo precio, y duraba 4 días. En 2008, 2009, 2010, 2011 y 2012, fueron 5 € un día y 12 por los 4 días. En 2013, 6 €uros un día y 15 € los 4 días. En 2014 costó 6 €uros cada día, sin bono, y en 2015, ya con Easyfair costó 6 €uros el viernes y el domingo y 7 el sábado…. Compara con ahora.

En cuanto lo que comentas de que no viste diferencia, tienes razón, ya que, como te comento, en 2016 ya lo dirigía Easyfair, es decir que era Heroes y no Expocomic.

Johann
Johann
En respuesta a  Gaidin
16 noviembre, 2017 2:07

Mi mujer y yo también estuvimos y nos hemos hecho la firme promesa de no volver: pocos puestos, casi imposible conseguir que te firmasen algún cómic porque a mitad de cola te decían que el autor se iba, personal grosero. Genial vamos, igualito que expocomic, al que llevábamos años yendo, pero claro, no es igual ir de a pie que desde prensa…

Cristian Miguel Sepulveda
En respuesta a  Johann
16 noviembre, 2017 2:19

Johann, te puedo asegurar que la única diferencia entre ir de a pie o ir de prensa es que teníamos acceso a entrevistas y a alguna rueda de prensa. Pero no por ser de prensa teníamos ventajas o mayor acceso a otras cosas, como charlas o firmas, nosotros teníamos que hacer cola como todo el mundo.

Metalaria
Metalaria
Lector
En respuesta a  Johann
16 noviembre, 2017 7:52

Yo hay cosas que no entiendo, ¿con invitados como Miller o Sienkewitz o Paul Levitz alguien pensaba que no iba a haber colas kilométricas? Para la conferencia de Miller tuve que hacer una hora de cola. Sabiendo quién es y que mueve a mucha gente oír en muchos casos como he oído a gente quejarse de que se quedó fuera porque fueron 5 minutos antes de que empezase la conferencia me parece de traca.

Por otro lado las firmas, para los más importantes las editioriales que los trajeron pusieron las condiciones para conseguirlas mucho antes del evento, solo había que mirarlas y ver si te compensaba o no.

En mi caso pasé de las firmas, a estos eventos suelo ir a los stands, charlas y exposiciones. Creo recordar que mi primer Expocómic fue la edición de 2004, y desde entonces nunca he faltado cuando se ha hecho en Madrid. Y ya con tan solo no ir como sardinas en lata entre stands ya el salto de calidad entre la casa de campo e ifema me parece enorme. Otra cosa son los stands de editioriales como ecc que siempre estaban a tope, pero el espacio entre stands es mucho mayor y puedes andar sin problemas.

Claro que tiene sus fallos, pero tengo la sensación de que por lo que leo he estado en dos eventos completamente distintos.

Néstor González López
Néstor González López
Lector
En respuesta a  Metalaria
16 noviembre, 2017 8:28

Si hubieras estados en las colas no pensarías así. Estaban tan mal organizadas que cambiaban las normas sobre la marcha. Ahora sorteo ahora no, ahora 5 cómics para firmar ahora 3 y finalmente 1. Yo no volveré.

Eme A
Lector
En respuesta a  Metalaria
16 noviembre, 2017 12:06

“Para la conferencia de Miller tuve que hacer una hora de cola. Sabiendo quién es y que mueve a mucha gente oír en muchos casos como he oído a gente quejarse de que se quedó fuera porque fueron 5 minutos antes de que empezase la conferencia me parece de traca.”

Yo me puse en la cola cinco minutos antes de que empezara lo de Miller (porque justo antes estuve viendo la charla de Arthur Adams) y no tuve ningún problema para entrar. Si alguien se quedó fuera me imagino que sería porque llegó cinco minutos después de que empezara el acto y los seguratas de fuera no le abrieron la puerta. Dentro quedaron asientos vacíos; pocos, pero quedaron

Rodrigo Estévez
Rodrigo Estévez
Lector
16 noviembre, 2017 16:45

Tengo un poco de cabreo porque no hago más que ver como las páginas especializadas en cómics les lamen las pe**tas a la HCC cuando es evidente que se han hecho muchas cosas mal pero nadie parece querer hablar de ello.
Yo fui el sábado también y se ve que debí ir a otra Comic Con… además de personal grosero y con la mente en las nubes, quiero incidir en algunos de los trabajadores del stand de ECC así como en el supervisor que tenían ya que tuve que contenerme para no darle rienda suelta a mi mano. Hacía tiempo que no veía actitudes tan chulescas y bordes, si no les gusta su trabajo o les produce estrés que se busquen otro, así de sencillo. Además de lo anteriormente citado, no me puedo creer que nadie en esta página se queje de como se organizó el tema de las firmas, porque la verdad fue infame, por no hablar del número de tickets y tiempo o el follón que se monto con lo de Miller, hubo cosas como con Azzarello por ejemplo, eran cinco firmas por ticket y cuando llegué me dijeron que solo dos, que cinco era insostenible, bien pues esto no se anunció en ningún sitio ni por parte de ECC ni HCC y a muchos que íbamos con bastante material se nos quedó cara de gili**llas.
Sobre las charlas, yo pude ir únicamente el sábado a la de Miller, Azzarello y Sienkewitz así que opinaré únicamente sobre ella: la verdad es que me parece una vergüenza como se dejó de lado a Azzarello, si yo hubiese sido él hubiese hecho como Francisco Umbral en su día, fue sin duda el convidado de piedra de la charla, en cuanto a la calidad de la entrevista me pareció muy pobre teniendo en cuenta que la primera mitad de lo que contó Miller se puede encontrar en cualquier vídeo de Youtube o incluso en un comentario del autor en el tomo de Batman: Año Uno; por otro lado el traductor, yo como bilingüe no tengo ningún problema en entender todo lo que decían los tres a la perfección, pero él traducía para el auditorio la mitad de lo que se comentaba incluso llegando a meter la pata en cosas como que Miller decía Caballero Oscuro III y él decía Daredevil II (sí, aunque parezca increíble así fue), o si hablaban de la serie de televisión Legion, él la traducía como Leyenda. Sobre las preguntas de los asistentes casi ni voy a entrar porque esto ya no es cosa de la organización, pero quitando un par de personas con preguntas interesantes al resto les falto preguntar si desayunaban café o Colacao.
Resumiendo, sumado a las quejas anteriores lo que vi fue un mercadillo de cómics con precio de entrada en el que había tiendas de todo tipo de estupideces como mosquetes, té, cajas sorpresa, camisetas cutres de animes y otras cosas, merchandising de videojuegos, etc… y poquísimo contenido para el fan del cómic que obvia toda esta parafernalia digna de la Japan Weekend. En mi opinión si quieren ser referentes internacionales, como iban diciendo en muchos periódicos, mejor que no empiecen la casa por el tejado porque les queda aún un largo camino ya que actualmente no hay que salirse ni del país para encontrar expos que les superen.

Néstor González López
Néstor González López
Lector
En respuesta a  Rodrigo Estévez
16 noviembre, 2017 16:56

Yo les puse una reclamación por la nefasta gestión de las colas de firmas y el incumplimiento constante de las normas. Yo fui a ese evento por los autores y me sentí decepcionado de cómo transcurrió todo.

Gabriel300
Gabriel300
Lector
16 noviembre, 2017 21:34

Mi primera Convención.

A favor:
-La cantidad de autores que vinieron, que no se si es lo normal, pero a mi me parecieron un montón.
-Tener a Frank Miller enfrente mio, y que me firmara un cómic.
-Los shows de dibujo y charlas.
-El ambiente que se respiraba.
-La gente buena onda que conocí.

En contra:
-La mala organización para conseguir una firma.
-Que cambiaran las reglas de las firmas sobre la marcha sin avisar en redes sociales o algún sitio.
-Muchas veces se superponían charlas, sesiones de firmas y mas actividades a la misma hora.
-El encargado de ECC daba asco, no solo me hablo mal a mi, sino a varios mas que estaban en las colas.

Para mi fue una buena experiencia y pienso regresar, me gusto mucho.