Heroes Comic Con: Entrevista a Declan Shalvey

El guionista y dibujante Declan Shalvey nos responde a unas cuantas preguntas durante su paso por Madrid en la reciente Heroes Comic Con.

Por
1
550

Madrugo, puesto que me espera un viaje lo suficientemente largo como para hacerme despertar más pronto de lo habitual. Pero no por ello mis ganas de inaugurar el esperado Heroes Madrid Comic Con disminuyen, ni de lejos. Y tras asimilar toda la información necesaria en un breve espacio de tiempo y de ponernos caras algunos compañeros, al fin, te encuentras listo para abrir el primer turno de la Historia de la organización. Y con un autor en la cresta de la ola. Eso de rising star, ya lo dejó atrás, aunque conserva mucho del espíritu inicial que le condujo a hacer cómics. Hablo, naturalmente de Declan Shalvey. Alguien que con mucho esfuero y humildad ha logrado hacerse un hueco en la industria. Se antoja alguien que contrasta mucho con la imagen que tenemos de su procedencia y que perfectamente pasa desapercibido. Pero, desde luego, es un autor del que no conviene alejar la mirada. Espero que el lector disfrute tanto de la entrevista como servidor disfrutó del encuentro. Y, de nuevo, agradecer desde aquí a todos los que han hecho posible el encuentro y al propio Shalvey por dar respuestas honestas.

Declan-Shalvey-457x457_phixr

Zona Negativa: ¿De dónde nace tu amor al medio del cómic?

Declan Shalvey: Creo que habiendo nacido en Irlanda, no había demasiadas cosas que hacer, a menos que te interesase el deporte irlandés o cosas así. Los cómics supusieron algo importante para mí. Me encantaba el arte, me encantaba dibujar. Y los cómics eran algo en lo que podías, simplemente, dibujar. Era algo muy, muy puro, muy básico.

También me gustaban cosas como Star Trek, Batman… Cosas que veía en la tele. Dibujaba mis propios cómics sobre eso, sin darme cuenta de lo que eran los cómics en verdad. Hacía mis propias historias de las cosas que me gustaban.

Zona Negativa: ¿Eras muy pequeño cuando comenzaste a hacer estos cómics?

D.S.: Sí. Tendría unos seis o siete años. Aunque no tenía mucho acceso a los cómics. Era el único problema. En unos pocos quioscos conseguí algunos cómics de Ducktales, Tortugas Ninja. Ese tipo de cosas. Pero no tenía acceso a los cómics americanos…

Aunque la librería local estaba muy bien. Conseguí leer muchísimos resúmenes de cómics. Era gratis.

Zona Negativa: Sorprende que en Irlanda no tuvieses acceso al material americano.

D.S.:
No, la verdad es que no lo tuve.

Zona Negativa: Con tu primer cómic, Heroe Killer, muestras una visión nada favorable de los superhéroes. ¿Crees que es algo implícito a la idisioncrasia británica ese desprecio a la idealización americana que tiene del género?

D.S.: Creo que la cultura americana es muy… Bueno, todos hemos oído hablar del sueño americano. Apela mucho a las aspiraciones. Tienen una cultura que tiene mucho a las aspiraciones. Creo que el punto de vista de los británicos/irlandeses es ligeramente más cínica.

Zona Negativa: Imagino que también influirá vuestro sentido del humor, muy particular.

D.S.: Sí somos más hirientes. Muy sarcásticos y satíricos. Hay una cita que me gusta bastante que dice que “la diferencia entre la gente de UK y los americanos es que en América te dicen que puedes ser presidente, mientras que a los británicos cuando cumplen 18 les dicen “aquí tienes tu Guiness”. Y eso es un dicho que dice mucho de nosotros. Tú no creces para convertirte en quien quieres ser. Tú creces para conseguir un trabajo. La vida es dura. Tienes que trabajar duro y nadie te va a dar nada. Y creo que eso representa a los británicos, y por encima de ellos a los irlandeses, hablando desde mi perspectiva. Tenemos una cultura, que además nos la han eliminado y sustituido por otra. En realidad, tenemos bastante en común, aunque nuestros hombros sean más baratos.

Zona Negativa: Imagino que habrá algo de rabia en vuestra cultura por todo eso…

D.S.: Sí, culturalmente tenemos algo de eso. Yo personalmente, no, Especialmente con cosas como… Y esto soy yo hablando personalmente, creo que siempre he estado sospechado que los británicos tienen cierto aire de superioridad. Y ahora con todo esto del Brexit, solo puedo confirmar mis sospechas.

Aunque tengo muy buenos amigos británicos que no apoyan esa idea. Aunque lo cierto es que, desde la perspectiva irlandesa, hay cierta resaca imperial.

Pero bueno, respondiendo a tu pregunta, muchos de esos autores vienen de pueblecitos pequeños, barrios obreros… Son miembros pertenecientes a la clase obrera. Gente como Alan Moore, hasta donde yo sé viene de un pueblecito pequeño.

Zona Negativa: Sí, de hecho estuvo trabajando en una granja antes de dedicarse profesionalmente a hacer cómics.

D.S.: Sí, y por eso creo que se han forjado una visión del mundo que tenía mucho más los pies en la tierra. Y, sumado a eso, los superhéroes eran personajes correctos para esta clase de tratamiento. Nunca los habían usado así antes. Ahora podríamos discutir si se ha hecho demasiadas veces.

caballero_luna_panini_marvel_warren_ellis_declan_shalvey_phixr

Zona Negativa: Eres el cocreador de, probablemente, la reimaginación más estimulante del Caballero Luna, junto con Warren Ellis. ¿Cómo fue esa experiencia?

D.S.: Warren es increíble y yo tenía mucho, mucho miedo.

Zona Negativa: ¿Te sentiste intimidado por su figura?

D.S.:
Totalmente. Tan solo mira la escala de su trabajo. Planetary, Authority, Transmetropolitan… Trabajos completamente asombrosos. Cuando me ofrecieron al Caballero Luna, me explicaron cómo sería el personaje en su nueva serie y dije que sí. Normalmente suelo preguntar con qué guionista voy a trabajar, pero esa vez se me olvidó.

Stephen Wacker, que fue el editor, me comentó que era un tipo británico muy pequeño. Y era Warren.

Zona Negativa: Pues no era tan pequeño.

D.S.: (Risas) No, no lo era. Stephen tan solo estaba jugando conmigo. Al principio fue muy intimidante, pero no por Warren. Era todo cosa mía. Estaba preocupado y estresado.

Zona Negativa: Autoexigencia.

D.S.:
Eso es. Desde el principio era alguien que me apoyó mucho. Le pareció bien que hiciera las portadas, que controlase yo los colores que quisiera… Cualquier decisión que hacía, él la apoyaba. Y creo que con el primer número hubo un poco de toma y daca. Cada vez que trabajas con un nuevo creador hay siempre una especie de baile muy raro. Es como ¿Vas a liderar tú el proyecto? Con el primer número hay claramente un fallo… Yo respetaba sus ideas y él las mías. Así que a partir de ese momento lo que hizo fue darme cosas más y más ambiciosas.

El siguiente número de Caballero Luna era una locura, pero el siguiente era todavía más loco, y el siguiente… Creo que intentaba matarme (risas).

Zona Negativa: Creo que esa es precisamente la esencia de este Caballero Luna. Cada número es completamente distinto y muy creativo.

D.S.: Cada uno de esos números podría haber sido un número uno. Tal vez serían primeros números terribles, porque son muy locos. Pero estaba muy emocionado de poder trabajar en algo tan ambicioso.

En el segundo número tenemos al francotirador matando a gente y las viñetas desaparecen, hasta el punto en que casi tenemos una página en blanco. Recuerdo pensar: “mola mucho poder hacer algo tan ambicioso en un cómic de Marvel”. Todo el mundo piensa que las compañías no te dejan hacer lo que quieres. No exagero y suele ser así. Por eso estaba tan conmovido y enérgico al hacer un trabajo tan inventivo como ese. Y muy agradecido porque me tuvieran a mí haciendo esto. Y seguir con Inyección ha sido fantástico también.

Zona Negativa: ¿Qué referentes empleaste a la hora de crear esta peculiar versión del Caballero Luna y su universo?

D.S.: Soy muy fan de John Paul Leon, y de Gorlan Parlov. Trabajo sobre papel, aunque también hago pintura. Duncan Fregedo acababa de sacar una novela gráfica de Hellboy, utilizando pintura gris. Y recuerdo pensar que necesitaba dar un paso adelante, porque hasta entonces todo mi trabajo era de entintado. Y había usado algo de pintura en algunos sketches y pensé que debía emplear esa técnica. Es más difícil de hacer, pero, definitivamente, funciona.

Creo que hay un número… ¿Era el número tres? ¿Cuatro? Creo que era el tercero…

Zona Negativa: ¡Tengo el cómic aquí! (Se lo entrego a Declan)

D.S.: ¡Oh! (risas) ¡Perfecto! No, no era el número tres. Es el cuarto. El sueño. Warren me enseñó por primera vez el trabajo de Philippe Druillet. No sé si he pronunciado bien su nombre. Pero Warren sugirió un par de novelas gráficas para que me inspirase. Y terminaros siéndome muy, muy útiles. Así que mucho de las cosas vienen de ahí. No es que lo tomase deliberadamente, pero me dieron ideas visuales. Como en esa splash page con un monstruo tan raro. Eso es muy específico de es número.

Pero también miré el trabajo de otros artistas como el de Tommy Lee Edwards, Sienkiewicz… Estuve muy honrado de hacer Caballero Luna, porque hay muchos grandes artistas que han pasado desde ahí.

Zona Negativa: Desde luego ha tenido muy buenas etapas.

D.S.: Sí, sin duda. Incluso después de mí. Greg Smallwood es increíble. Así que es genial haber podido formar parte de un cómic como este por el que han pasado artistas tan buenos.

Zona Negativa: Es un trabajo muy visual, habiendo incluso números mudos en las que tu trabajo plástico y narrativo es esencial para que el cómic funcione. ¿Qué exigencias tiene un cómic mudo frente a uno con mayor diálogo?

D.S.: Aunque no haya ningún cómic completamente mudo, hay mucho de eso. Me encanta narrar visualmente. Y es curioso, porque en ningún momento se lo dije a Warren. Y tampoco le dije a Warren que no me gustan los efectos de sonido. Y, si te das cuenta, Caballero Luna carece de efectos de sonido.

Zona Negativa: Sinceramente, no me había percatado.

D.S.: Eso es lo que me gusta. Que ni te des cuenta. Aunque no estén ahí, tu cerebro genera perfectamente esos sonidos. No creo que necesites leer la palabra. No tengo nada en contra de ellos en nada de lo que he leído. Tan solo es que no me gusta hacerlos, porque creo que funciona sin ellos.

Pero sí, me gusta narrar historias mudas. Probablemente fuese el test más complicado. Probablemente fuese el test más complicado, porque si no puedes contar la historia sin diálogos, es que no puedes contar la historia. Así que disfruto de eso.

inyeccion_portada_norma_phixr

Zona Negativa: Pasemos a Inyección. ¿Cómo nació ese proyecto?

D.S.: Bueno. Le iba a preguntando a Warren si le apetecería hacer más Caballero Luna. Y él dijo que solo iba a hacer seis números. Me hubiese gustado que fueran más. Pero le dije que si solo iba a hacer seis, que podríamos hacer una serie “creator owned”. Le propuse hacer algo para Vertigo.

Él me dijo que le dejase que escribir algo para mí. Y se lo llevamos a Image. No me dijo “tengo esta idea. ¿Quieres dibujarla?” No. Me dijo “quiero hacer algo contigo”.

Zona Negativa: Así que Inyección nació de ti, no de él.

D.S.: Sí. Yo como que prendí la mecha y él me siguió el juego. Pero, al mismo tiempo, me preguntó qué es lo que me gustaba, que series de televisión estaba viendo, que cómics leo. Así que le pasé una lista.

Zona Negativa: Es sorprendente lo que me cuentas, porque la lectura más generalizada que se hace de Inyección es como una actualización de Planetary. Con lo que lo lógico era pensar que fue una idea de Warren.

D.S.: Sí, bueno. No lo dije directamente, pero sí que le di a entender que quería hacer algo como Planetary. Me encanta Planetary. Es mi favorita de entre todas las obras de Warren. Pero no quería decírselo directamente porque es como (poniendo vocecita) “no me gustan tus otras cosas”. No, pero él me preguntó qué es lo que me gustaba. Se lo dije, y el me dijo que okey. Y poco después vino con una idea muy tosca de lo que terminaría siendo Inyección.

Comenzamos entonces con la estructura. Sabíamos que nos iba a dar para cinco novelas gráficas y cinco personajes. Hubo mucho de ambos, lo cual es genial, porque me hacía sentir que esto no existiría sin mí.

Declan_Shalvey_4_phixr

Zona Negativa: Con Savage Town vuelves a tus raíces. ¿Hay alguna razón por la que hayas optado por este momento de tu carrera para hacer este retorno?

D.S.:
Bueno, después de haber hecho Inyección y ver las recompensas que da tener una serie “creator owned”. Después de todo el trabajo que has hecho, sientes que puedes hacer cualquier cosa. Creo que hay un pene en cada número de Inyección. Y cuando lo hice en el primer número “¿Podemos hacer esto?” y me respondieron que claro que sí, ¿Por qué no?

Aunque no hay penes en Savage Town.

Zona Negativa: (risas) ¡Maldición!

D.S.: (risas) Lo siento. Pero, bueno, habiendo trabajado en cómics americanos durante tanto tiempo (cosa que me encantó hacerla, tiene una escala mundial), pero quiero hacer algo que represente de dónde soy. Y también porque soy de los pocos que están en posición de poder hacer esto. Tengo buena relación con Image, así que me escuchan. Eso no te da una garantí de que vaya a pasar, pero sí de que lo van a considerar.

Y creo que hacerlo en formato de novela gráfica es lo más inteligente, porque no sé hasta qué punto funcionaría como un comic book en un mercado como el americano. No estoy seguro. Pero estoy agradecido con que me hayan dado la oportunidad. Hasta el momento ha ido genial. Llevo escribiéndolo mucho tiempo, así que el que finalmente vea la luz va a ser una experiencia muy gratificante.

Ha venido de ser capaz de poder hacer algo por ti mismo, de poder rodearte de gente talentosa, y de hacer algo que sentía que tenía algo de autenticidad.

Zona Negativa: Para terminar, ¿Qué nos puedes contar de tu historia de Old Man Logan Vs. Deadpool?

D.S.: Mi intención es crear una miniserie divertida. Me gustan ambos personajes. Y sus personalidades chocan de forma muy natural. Es, básicamente, una buddy movie policiaca, pero con una escalada de violencia.

Zona Negativa: Okay. Pues muchísimas gracias, Declan. Te deseamos la mejor de las suertes.

D.S.: ¡Muchísimas gracias a vosotros!

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Lord_Pengallan Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Lord_Pengallan
Lector

Qué publiquen a Druillet.