Grayson 4

Reseña del cuarto tomo de la homónima serie regular de Dick Grayson, con Tom King y Tim Seeley en el guión, y el patrio y genial Mikel Janín a cargo del apartado artístico

Por
3
2168

 
$_35

Edición original: Grayson núms. 12 a 14 USA, Grayson Annual núm. 2 USA
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guión: Tim Seeley, Tom King
Dibujo: Álvaro Martínez, Mikel Janin, Stephen Mooney
Entintado: Hugo Petrus, Juan Castro, Raúl Fernández
Color: Jeremy Cox
Formato: Rústica, 112 págs.
Precio: 11,50 €

 

Si hay un superhéroe “buenorro” en el panorama del cómic actual, ese es sin duda alguna Dick Grayson, y si hay una serie actualmente tan buena o más que el propio personaje esa es “Grayson”. Sí, suena extraño y redundante, pero es así. Antes de entrar de lleno en la reseña, aprovecho para reiterar una vez más mi recomendación sobre esta colección a los que no la conozcáis, o para los que no os hayáis atrevido aún a hincarle el diente, ya sea por falta de tiempo u otros menesteres. Siento ser insistente, pero no me cansaré de recomendar la excelencia.

Dick Grayson es un tío alegre y simpático criado con un tipo atormentado y borde, Batman, al que considera un padre y por el que es capaz de hacer lo imposible, como por ejemplo fingir su muerte ante sus seres queridos y el mundo entero para cumplir una misión encargada por Bruce Wayne. Pero ahora que éste último ya no es quien era, ¿Qué sentido tiene seguir con la farsa? Emocionalmente ninguno, pero moralmente suponemos que sí, para ayudar a los superhéroes y todos sus seres queridos. Es por ello que Dick vuelve a casa, para como mínimo, mostrar su verdadero estatus actual a toda la batfamilia: Jason Todd, Tim Drake, Damian Wayne y Barbara Gordon. Y de eso es de lo que trata un insulso número 12 que no nos dice absolutamente nada, salvo una pequeña revelación final que pretende justificar todo el número. Seguidamente, tenemos el Annual #2, que es básicamente un team-up de Dick y Superman, quienes se enfrentan a un villano años atrás derrotados por ambos: Blockbuster. Si el anterior nos decía poco, este aún menos, aunque se le perdona porque es un annual. El verdadero interés está en los siguientes números, 13 y 14, que es en donde avanza la trama, sigue la dirección que debería tener, y nos deja con ganas de más. Pero al fin y al cabo es la mitad, si no menos, del tomo, así que la valoración general obviamente no puede ser tan positiva como lo merecerían por separado los dos últimos números.

No sabemos qué pretendían King y Seeley con el número de vuelta a casa, que por cierto ilustra el tomo de ECC, pero la conclusión argumental que persigue, podría haberse conseguido de una forma mucho más interesante y con sentido. Suponemos que la finalidad del número era aportarle una tonalidad emotiva a la historia, que en mi caso personal al menos no consigue, ni si quiera en su encuentro con Batgirl. Menos mal que en los siguientes números consiguen reconducir la situación, y llevar la trama por la dirección correcta.

A Helena se le va la mirada, y no le podemos culpar
A Helena se le va la mirada, y no le podemos culpar

En el apartado artístico, Mikel Janín se encarga del número 12 y 13, Stephen Mooney del número 14, el último que integra este tomo, y el también patrio Álvaro Martínez, que está cada vez más presente y deseamos que así siga siendo, se encarga del Annual #2. El trabajo de Janín, cuya fantástica portada del número 13 ilustra esta reseña, es excelente, como siempre, demostrando ser uno de los dibujantes más en forma en DC actualmente, y prueba de ello es que sea parte del nuevo equipo creativo de la serie regular de Batman tras Rebirth, junto a David Finch y su compañero Tom King, lo que demuestra la enorme (y merecida) confianza que la editorial ha depositado en él. Stephen Mooney, que ya había trabajado en el primer Annual de la colección, hace un trabajo más discreto, pudiéndose aplicar también a Álvaro Martínez, cuyos estilos son similares y bastante buenos, pero que en comparación con el monstruo de Janín, quedan completa y absolutamente eclipsados a nivel artístico.

En definitiva, este tomo número 4 editado por ECC de la serie “Grayson”, supone una lectura agridulce e irregular, máxime si tenemos en cuenta el excelente nivel que estaba teniendo la colección. No obstante, tiene sus dosis de acción, sus insinuaciones eróticas en torno a la figura de Dick Grayson, y sus momentos de espionaje interesantes que son marca de la casa de esta colección, así que la valoración general es positiva. Esperemos que en los números que quedan, se recuperen de este leve tropezón, y continúen en el brillante nivel en el que estaban King y Seeley hasta el momento. No por ello voy a retirar la enérgica recomendación de esta colección, así que, disfrutad de San Isidro, los que viváis en Madrid, y entre tortilla y tortilla de patatas, tumbarse en la pradera a leer “Grayson”, puede ser una excelente forma de disfrutar del día, y un plan irrepetible.

  Edición original: Grayson núms. 12 a 14 USA, Grayson Annual núm. 2 USA Edición nacional/ España: ECC Ediciones Guión: Tim Seeley, Tom King Dibujo: Álvaro Martínez, Mikel Janin, Stephen Mooney Entintado: Hugo Petrus, Juan Castro, Raúl Fernández Color: Jeremy Cox Formato: Rústica, 112 págs. Precio: 11,50 €   Si…
Guión - 7
Dibujo - 7.5
Interés - 6.5

7

Traspiés

Ligero tropiezo en una serie excelente, cuyos números funcionan mejor sueltos que en conjunto en un mismo tomo, pero que aún con todo, mantiene un buen nivel y promete una recta final de colección trepidante e interesante.

Vosotros puntuáis: 5.04 ( 9 votos)

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
1 Thread replies
2 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
billyboyCristian Miguel SepulvedaPedro Pascual Paredes Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Pedro Pascual Paredes
Autor

Muchas gracias por la reseña Cristian. (¿Para cuando las de Darkseid war y JLA? Me imagino que será más por falta de tiempo que por ganas)

Estoy de acuerdo en que este tomo puede dar la impresión de ser de inferior calidad al presentar un número que hace de conexión (núm. 12) entre una trama “acabada” y otros que son como prólogo para otra (núm 13 y 14) y con ellos un Annual juntando a Grayson con Superman.
Y también tienes razón en que son números que funcionan mejor por separado que juntos, pero ello es un problema para el tomo, no de unos números que en su original son publicados en grapa, y de esa manera números 12 y 14 son una joya.

Entiendo que el número 12 te pueda parecer insulso en cuanto a trama ¡Pero es que es un número fundamentalmente emocional! Y de qué modo. Me extraña no te haya gustado el número (cuestión de gustos), que un gran lector de Dc como tú no haya apreciado la emoción en cada encuentro de un “muerto” con sus amigos, con su familia. Y sobre todo con el encuentro más esperado, que no es con Barbara, sino con Damián: un encuentro entre el Batman y Robin que nos ofreció Morrison y que a muchos nos maravilló, encuentro entre dos amigos que se creían muertos y todo ello aderezado con el importante trabajo de los guionistas recuperando frases de distintas épocas. ¡Qué recuerdos!
Por mi parte es una “grapa” que voy a recordar del mismo modo que el cómic mudo que realizaron Tomasi y Gleason en Batman y Robin.

Por otra parte el número 14, Un fantasma en la tumba parte 2, es un número que revela “el gran misterio” de la serie Grayson, encuadrando y manteniendo la continuidad (cosa rara de los new 52 y en el Bativerso) con Batman Inc., interconectando Spyral y Leviathan. Creo que fue un error, que en un número tan importante como este, no estuviese Janin dibujando. Para mí la historia relatada por Otto Netz, (Mr. Dédalo ), es fabulosa, (siendo además donde Mooney dibuja mejor, el resto, uff), y donde la palabra Uróboros da significado a muchas tramas.

Un saludo.

billyboy
Lector
billyboy

El fanservice de Grayson es brutal y muy muy gracioso,aun asi me pregunto lo que se hubiera armado si Grayson fuera una mujer XXXD,en EEUU estarian sepultando a la serie.

Lo de Grayson y Damian es genial,ver al batman y robin de morrison otra vez guntos es un gustazo y aqui lo presentan de manera muy inteligente,el numero me encanto en ese sentido.