Globos de oro 2013

Por
48
150

Un año más se ha celebrado la consabida gala de los Globos de oro, a la cual se le aplica el manido apelativo de “antesala de los Oscars”. No dejan de ser los premios de la Asociación de la prensa extranjera de Hollywood, y en última instancia no deja de ser una reunión de amiguetes del gremio que cenan y se toman unas copichuelas mientras se reparten premios, que intentan agradar a todo el mundo por igual.
Este año las ganadoras han sido Argo y Los Miserables, con dos y tres premios cada una, ya que hay que tener en cuenta que en esta gala se diferencia entre drama y comedia/musical. En teoría la gran perdedora ha sido Lincoln de Spielberg que cuenta con más nominaciones para los Oscars, pero aún así consiguió el galardón a mejor actor para Daniel Day Lewis.
Ben Affleck a pesar del escaso número de films en su haber como realizador, consiguió los premios de dirección y drama con el más que sólido thriller político Argo, producido por George Clooney y Grant Heslov. Por su parte, Los Miserables tiró de actor principal (Hugh Jackman) y actriz de reparto (Anne Hathaway), además de película musical para cosechar algo que en los Oscars seguramente se traduzca en premios técnicos o en uno de interpretación para Hathaway por lo pesada que se está poniendo con su campaña de promoción.

Haneke - Stallone - Schwarzenegger ¿Quién desentona?
Stallone que no es europeo.

Los que han pasado más desapercibidos han sido Tarantino con su Django desencadenado (Guión y actor secundario para Christoph Waltz), La noche más oscura con un premio para su protagonista la pelirroja Jessica Chastain y El lado bueno de las cosas que consiguió el de actriz principal de comedia para Jennifer Lawrence que proclamaba haber vencido a Meryl Streep y que podía sacar el ojo a alguien con su escote. Del resto de las categorías, destacar el galardón para Adele por la canción de Skyfall, la banda sonora para Mychael Danna por La Vida de Pi y en película de animación, en un año algo flojo, la ganadora fue Brave.

En televisión la gran triunfadora en el apartado dramático ha sido Homeland, reportando a sus protagonistas Claire Danes y Damian Lewis sendos premios. En comedia Girls ha acabado con la hegemonía de Modern Family y en el interesante apartado de miniseries resaltar Game Change con unos actores principales como Julianne Moore y Ed Harris que han sido merecidamente premiados por sus creíbles caracterizaciones de Sarah Palin y John McCain. El veterano Kevin Costner se llevo el de actor principal por Hatfields & McCoys, el western crepúscular que también produce y en el que se enfrentan dos familias.

Lo mejor de la gala fue sin duda el emotivo y cómico discurso de Jodie Foster que recibió el premio Cecile B. DeMille a toda su carrera, más de cuarenta años dedicadas a la industria. En ella declaró públicamente su homosexualidad, aunque bromeó con el hecho de que no se supiera ya, y recordó a muchos de sus amigos a lo largo de los años, destacando Robert Downey Jr. y Mel Gibson.

 En otro orden de cosas, volvemos con el galardonado Hugh Jackman, pero esta vez con una nueva imagen de Lobezno inmortal (preguntarse el porqué del título a estas alturas es ya absurdo) en un ambiente altamente nipón. Si se ponen a Uma Thurman y a Lucy Liu pululando por la imagen con katanas, el cuadro no desentonaría en nada.


 La gran obra del sello Vértigo, Y, el último hombre de Brian K. Vaughan y Pia Guerra parece que tiene por fin un director asignado, Dan Trachtenberg. Este desconocido realizador de spots publicitarios le quita el puesto a D.J. Caruso (Disturbia o Soy el número cuatro) que hace un tiempo se venía rumoreando como encargado de llevar al cine la historia de Yorick Brown, el único mamífero varón de la Tierra junto a su mono. Más allá de eso no se sabe si se tratará sólo de un film, si tienen pensado serializarlo, de qué presupuesto contará o qué actores tendrá en su reparto. El trabajo más conocido del nuevo director escogido, es un estupendo cortometraje basado en el videojuego Portal, un juegazo altamente recomendable por cierto.

 El 6 de junio de 2014 habrá una cuarta entrega de Parque Jurásico como han anunciado oficialmente Universal y Steven Spielberg. Del guión se encargarán Rick Jaffa y Amanda Silver (El origen del planeta de los simios) y en el asiento de director no sabemos quién se colocará, Spielberg ha asegurado que no será, que su labor será solo de productor a pesar de que su próximo proyecto, la adaptación de Robopocalypse, se haya retrasado indefinidamente. La gran pregunta más allá de la realización, es por donde tirará el nuevo argumento. ¿Volveremos a alguna de las islas anteriores? ¿Habrá una nueva isla? ¿Habrá híbridos dinosaurio-humano? Propongan sus argumentos y no se coman el coco con el rumor de Zack Snyder dirigiendo un remake de Los siete samuráis ambientado en el universo Star Wars.

48 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Dultyx
Dultyx
Lector
15 enero, 2013 1:34

 Se lo merecía en mi opinión Hugh Jackman de sobras, me alegro de que haya podido participar en esta película de renombre

A mi la saga de Jurassic Park me gusta, pero me parece redundante. Cada película sigue un esquema muy parecido. Llegan a la isla con una mentalidad happy flower. Luego empiezan a comerse a los personajes que son pienso de batalla, y los que vuelven vivos acaban semi-traumatizados. Además, en cada película se ven los mismos dinosaurios casi: el T-Rex, los Velociraptors, el Compsognathus. Luego quizá meten algunos más pero de manera muy de pasada, los principales siempre son los 3 primeros que he mentado. Y a mi la primera me encanta, de hecho creo que la idea en si da para una franquicia, una saga… pero las películas que han sacado no han sido así. La segunda y la tercera me gustaron, pero salgo con el pensamiento de que no he visto nada reseñablemente nuevo. Sí, una nueva idea de la evolución, en la segunda se descubre que hay una segunda isla, en la tercera que los Velociraptores se comunican entre sí mediante un propio lenguaje… pero son cosas un tanto supérfluas que no veo que acaben de aprovechar. Así que me gustaría ver algo novedoso, una trama más sólida que provenga del creador de las instalaciones y con eld esarrollo genético de los dinosaurios, y sacar a híbrido-humanos es precisamente lo contrario a lo que me refiero (qué estamos, en los 90?). Joder, hay dinosaurios a porrones, yo aún no he visto un Baryonyx, y me molaría, vale que saquen el T-Rex porqué es el logo de la saga, pero los Velopciraptores por ejemplo ya los han sobado mucho. Hay más depredadores apare de ellos que también me gustaría ver en pantalla

Juanan Brundle
Juanan Brundle
Lector
15 enero, 2013 4:05

Mira que acepto todas las idas de olla científicas de Jurassic Park. Pero a lo que me niego es a creer que un Spinosaurus pudiera matar a un Tyrannosaurus. O sea, de todos los terópodos de más de 7 toneladas de peso, Rex era el de mayor potencia de mordida (quizá la mayor de todos los vertebrados terrestres). 
Y otra de las cosas que se echan de menos en la saga es mayor interactuación entre dinosaurios. Quiero un Triceratops/T-Rex. Y coño, podrían meter a una manada de ceratosaurios cazando algún saurópodo. 

Aunque en realidad, es muy vago todo. O sea, las dos primeras pelis se “basan” en novelas de Crichton. La tercera, en retales de las novelas que no pudieron incluirse en las dos anteriores. 
¿Esta? A saber. No le tendré fe alguna al proyecto hasta que vea imágenes. Y mientras tengan a Jack Horner como asesor científico, mal. 

Daniel Gavilán
Autor
15 enero, 2013 8:14

 Jodie Foster, Brave, Jessica Chastain… 2013 promete ser más pelirrojo y/o lésbico que ningún año. 

Por lo demás, me alegro mucho de los premios de Hackman y la Hathaway, que aunque todavía no he visto Los Miserables, la verdad es que en los clips que he visto están impresionantes. Me alegra también que los de los Globos de Oro hayan sido tan cachondos como para darle a la película el premio de Mejor Comedia. Ya me los imagino despollándose en la sala a mandíbula desencajada mientras se metían palomitas en la boca a manos llenas y seguían las peripecias cómico-románticas de Fantine, la “Jennifer Aniston” de este año… En fin, sin palabras. 

Y para colmo le dan un globo a Adele, probablemente solo para añadir un poco más de leña al fuego de mi ardua polémica con Jose Torralba. 

Sobre Parque Jurásico, la verdad es que aunque cada nueva película se han degradado un poco más siempre suelen tener algo mínimamente vistoso… para verlas por la tele. Todavía recuerdo como perdí mi fe en la humanidad como tras gastar miseramente mi dinero en ver la Tv Movie que era la última en el cine, vi a dos críos comentando “¿El Spinosaurio es más fuerte que el Tiranosaurio?” “No, solo está más evolucionado”. 

Solo espero que si tienen que recuperar personajes de la “clásica” sean Laura Dern y los críos para que se los puedan comer los lagartos. En fin, que me han dado ganas de leer Xenozoic Tales, que de la obra de Schultz si que podrían sacar una película bien chula

jorgenexo
jorgenexo
15 enero, 2013 9:17

Hombre, Gavilán: la categoría es “mejor película de comedia o musical”, no “mejor comedia” a secas, si no me equivoco; y de comedia tiene poco o nada (supongo, no he visto la peli) pero de musical…

Mr. X
Mr. X
Lector
15 enero, 2013 9:23

 jo, me equivoqué de hilo:

Aquí es donde iba:

” Haneke, ¡ficha a Stallone y Chuache para Funny Games 2!”

Daniel Gavilán
Autor
15 enero, 2013 9:29

 Es que precisamente es eso de lo que me quejo, Jorge, de que a estas alturas el emparejamiento “comedia”/”musical” (lo primero tiene que ver con la temática de la obra, lo segundo una forma de narración) me parece algo tan absurdo como caduco. O en otras palabras, que Los Miserables pegaba tanto entre las otras cuatro nominadas como a un santo dos pistolas por mucho que alguna pudiera tener cierto deje agridulce

p.s.: Y no se si fue el caso, pero anda que como con Bailando en la Oscuridad hicieran lo mismo…

Alejandro Ugartondo
Autor
15 enero, 2013 9:53

Lo de Arnie y Stallone dando el premio a Haneke tiene su gracia. Desde luego estos de la prensa extranjera son unos cachondos

Y JP IV no sé por donde irá pero espero que dejen sueltos a los dinosaurios por una ciudad y se coman a unos cuantos por el camino

Cassidy
Cassidy
Lector
15 enero, 2013 9:56

Yo me alegro por Affleck, creo que estos globos han sido bastante justos.

jorgenexo
jorgenexo
15 enero, 2013 10:40

p.s.: Y no se si fue el caso, pero anda que como con Bailando en la Oscuridad hicieran lo mismo…

Macho: he pensado exactamente lo mismo, en la misma peli (que detesto, por cierto) y, buscando, al menos la inuit si que estuvo nominada a los globos de oro pero… ¡como actriz dramática! Es decir, no como mejor actriz de comedia/musical sino acorde con su papel de ultraputeada sólo superada por la Emily Watson de Rompiendo las olas (que también detesto: a mi de Von Trier gustarme lo que se dice gustarme, Dogville. Y mira que le he dado oportunidades, pero tengo guardada una grandísma hostia para metérsela a Lars en todo el jeto el día en que me lo encuentre. ¿Que por qué, dices? Pues por Anticristo, por qué va a a ser…).

Mr. X
Mr. X
Lector
15 enero, 2013 10:47

 ” Y mira que le he dado oportunidades, pero tengo guardada una grandísma hostia para metérsela a Lars en todo el jeto el día en que me lo encuentre. ¿Que por qué, dices? Pues por Anticristo, por qué va a a ser…).”

Comprendo que a alguien no le guste Anticristo (que me encantó), pero, ¿Y Europa? http://www.filmaffinity.com/es/film160114.html

Peliculón, hoygan.

Daniel Gavilán
Autor
15 enero, 2013 10:48

 Pues mira, otro ejemplo más del absurdo de seguir con la coletilla de “musical” a estas alturas

p.s.: Anticristo no la he visto, pero ya sabes, Von Trier es así

flashpoint
flashpoint
Lector
15 enero, 2013 11:47

 COMO ODIO LOS MUSICALES!!!

Vi Los Miserables en Teatro y me tuve que meter como 10 litros de energéticas para no dormir, lo mismo que el Fantasma de la  Ópera.

Lo malo está que ya de niño fue suficiente con aguantar El Rey y Yo, La Novicia Rebelde y tantas otras cintas del estilo a que Hollywood les gusta premiar hasta el hastío. 

No es que me queje de la calidad de los actores, de la interpretación, la puesta en escena, escenografía, etc…, Pero no las aguanta, me aburren a más no poder. 

Tampoco son un gran éxito de taquilla, pero la academia igual las premia porque son trabajos complejos de realizar y de conseguir buenos resultados.

Ya vimos lo que pasó con el Fantasma de la Opera de Schumacher, nada peor que eso.

Sobre Jurassic Parck, veamos que sale de la mano de los guionistas del Planeta de los Simios, aunque en ese caso el guión era bastante mediocre, la magia la puso el director que supo llevar sus tiempos, como mostraba las imágenes, la narración visual, con bastante poco diálogos dentro de la cinta en sí. De eso dependerá que esta cuarta entrega sea un éxito o no…. Pero sí tienen que salir el T-Rex y los Velociraptores o no sería Jurassic Parck.

Respecto a Wolverine… Da igual como sea, la veré igual y sin expectativas, para que me sorprenda.

Y The Last Man, no creo que la hagan nunca

4d2i4n
4d2i4n
Lector
15 enero, 2013 12:17

  Aporto una mención, a modo de curiosidad para quien le interese, se puede encontrar más información en libros de ecología -no confundir con la ecología habitual y fundamentalista por la defensa del medioambiente-: el T-rex era un animal carroñero y no el mortífero animal que nos pintan, por lo general atendiendo a las escalas energéticas de consumo/alimentación los mamíferos más toscos no emplean apenas esfuerzo en alimentarse (veasé una ballena, un elefante, etc). Hacen uso de grandes extensiones de alimentación fácilmente alcanzables para ellos (recursos más ilimitados), y por ello no gastan energía en el esfuerzo por cazar. Del mismo modo, el número de crías es mucho menor en estos casos aunque siempre con un mayor éxito de sobrevivir. La naturaleza suele responder a dos patrones de supervivencia (animales, insectos y plantas), la estrategía de la “r” (ciclos de vida cortos, elevada procreación y facilidad de adaptación al medio cambiante) o la estrategía de la “k” (vida más longeva, procreación escasa y lenta adaptación a un medio cambiante). Incluso analizando países desarrollados con tercermundistas en el ámbito humano puede apreciarse la diferencia en las tasas de natalidad medias y que responde al factor de supervivencia de la propia naturaleza.

Lemmytico
Lemmytico
Lector
15 enero, 2013 12:35

 Incluso analizando países desarrollados con tercermundistas en el ámbito humano puede apreciarse la diferencia en las tasas de natalidad medias y que responde al factor de supervivencia de la propia naturaleza.

Cuidado con adaptar mecánicamente lo que pasa en el mundo natural al medio humano, porque no siempre es así. Por ejemplo, lo de la adaptación al medio es inverso en relación al desarrollo: cuanto más desarrollada la sociedad más capaz de adaptación al medio y no a la inversa.

jorgenexo
jorgenexo
15 enero, 2013 12:43

-no confundir con la ecología habitual y fundamentalista por la defensa del medioambiente-

Y si a eso le sumamos la frase final, de principio a fin, tenemos aquí a otro facha del mil. Lo siento, pero va a ser imposible mi particípación si pretendo que no me saque de mis casillas esta gentuza. Culpa exclusivamente mía: os sigo leyendo, pero no puedo participar en un foro de estas características leyendo según qué cosas sin que se me hinchen las peloyas y sin decirles a los que las escriben lo que pienso de ellos y de lo que su visión del mundo hace del mismo.

Os doy mi palabra de que me he esforzado, pero no va a poder ser. Un placer.

Lemmytico
Lemmytico
Lector
15 enero, 2013 13:05

 Pero hombre Jorge, no seas así.

4d2i4n
4d2i4n
Lector
15 enero, 2013 13:07

  Por que tenéis que responder tan en caliente.

 cuanto más desarrollada la sociedad más capaz de adaptación al medio y no a la inversa.

 Eso es cierto, pero yo no he mezclado ese concepto en concreto, simplemente apunto a que la necesidad de aumentar la familia responde a un instinto meramente de supervivencia igual que las familias numerosas de antaño. Aqui entran en juego muchos factores de carácter sociológico también (el no uso de anticonceptivos, endogamia, etc.), y por otro lado a Jorge si consideras que analizar las cosas y entablar paralelismos es ser un facha estás muy equivocado. Tampoco creo que debas ver una ofensa en la distinción que he puesto para diferenciar la ecología común (medioambiental) que suele tratarse en temas de debate con la ecología como ciencia que és. Ahora bien, en el momento que respondes con ese absolutismo y faltando tampoco puedo hacer nada. Lo siento pero sigo pensando lo que he puesto y el insulto de “facha” correré un tupido velo y lo voy a esputar de mi irritada garganta ahora mismo.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
15 enero, 2013 13:11

Que emocionados se ve a Arnie y Sly. A ver si es que van a protagonizar ellos el remake yanki de Amor.

Y Jorge… no sé que pensarán los demás; pero prefiero que escribas lo que de verdad opinas a que dejes de participar. Pero esa es mi opinión, claro. La decisión es sólo tuya.

Mr. X
Mr. X
Lector
15 enero, 2013 13:21

 “A ver si es que van a protagonizar ellos el remake yanki de Amor.”

O de La pianista.

jorgenexo
jorgenexo
15 enero, 2013 13:52

A ver Adrian:
1º Te has tomado bien al molestia de tildar de “fundamentalista” a eso que llamas la ecología habitual por el medio ambiente. Ergo interpreto que te manifiestas contrario a la misma. Sólo conozco a un tipo de gente contrario al ecologismo ese que diferencias de la ecología “humana”: fachas primos de Rajoy. Salvo que no compartamos definición de “fundamentalismo”.
2º Te cascas una observación puramente animalista para diferenciar la natalidad de los países “tercermundistas” de los desarrollados: los primeros por lo visto no regulan su natalidad porque la naturaleza les impele a desarollar la estrategia “r” como si fueran hamsters o alguna hostia, porque “la necesidad de aumentar la familia corresponde a un instinto de superviviencia”, lo que, en humanos, es totalmente falso. Es más, en animales también lo es (es frecuente que una hembra sacrifique a sus cachorros si percibe que en el entorno en el que se encuentra no va a disponer de recursos para criarlos: créeme, yo he visto alguna escena bastante dantesca de ese tipo con conejas enjauladas tras parir, en cuatividad es muy frecuente). Pero da igual, estableces un diferencial claro entre desarrollados y tercermundistas: si en los países desarrollados no regulan su natalidad es por falta de recursos para ello y por sesgos culturales, no porque la naturaleza les impela a procrear como conejos mientras que nosotros, los residentes en países “desarrollados”, quedamos al margen de tales determinismos. Lemmy te lo ha dejado claro, pero tú sigues en tus trece.
Adrían, “entablar” según qué paralelismos implica a) un determinado sesgo ideológico b) ignorancia no exenta de osadía.

Daniel Gavilán
Autor
15 enero, 2013 13:54

Secundo lo dicho por Lemmy: No te lo tomes así, Jorge, que como todo conjunto de personas que somos es normal que cada uno tenga sus propias opiniones y esquemas de valores. No todo es blanco o negro o ser de un bando o de otro, sino que cada persona es un mundo y tiene sus propias ideas. Algunas pueden estar más próximas a lo que defienden ciertas posturas y otras a otras, pero no creo que sea sano para uno mismo tomar cada participación ajena que se aproxime incluso ínfimamente al ideal de una facción como la encarnación de dicha facción. O por ponerte un símil insultántemente frívolo, que aburrido sería el Universo Marvel si todos los personajes fueran Spider-Man. No te tomes así que otra gente pueda tener opiniones muy diferentes o que a uno le puedan resultar incluso chocantes, tío, que aquí valoramos tus opiniones y ha sido un placer tenerte de vuelta ¡como para que ahora te vuelvas a ir!

Ocioso
Ocioso
Lector
15 enero, 2013 13:56

¿Está fuera de lugar reconocer que me emocioné como un tontorrón viendo el discurso de Jodie Foster?

Daniel Gavilán
Autor
15 enero, 2013 14:20

 ¿Está fuera de lugar reconocer que me emocioné como un tontorrón viendo el discurso de Jodie Foster?

No, todos sabemos que en el fondo siempre has sido un sentimental, Oci 🙂

Dicho lo cual, este debate viene de largo y en muchas ocasiones hemos defendido posturas enfrentadas. Yo creo que la cosa no es tan simple como blanco y negro dado a que somos animales racionales y eso conlleva una dicotomía constante entre ambos aspectos. El otro día por ejemplo leía a una sexóloga comentando como los días en los que estaba ovulando notaba como cambiaba su actitud y se veía animada a ciertas cosas más allá de lo cotidiano (se arreglaba más, etc…). Ahí tenemos dos componentes dado a que lo de maquillarse, arreglarse, etc… responde a una serie de estándares sociales de lo que consideramos como atractivo, pero por otro lado, un componente hormonal que parte de ella misma (porque nadie le dice “si ovulas tienes que ponerte guapa”). No me paré a ver su historial para ver si era de una filiación u otra porque lo cierto es que la idea ya me parecía suficientemente válida e interesante en si misma y no la primera vez que la he oído. Pero lo que quiero decir, es que esta cuestión concreta es que este tema en concreto no es tan fácil como “blanco” o “negro” y que aunque una discusión al respecto puede ser interesante, tampoco hay que tomárselo tan a pecho porque suele acabar derivando en si el vaso está medio lleno o medio vacio
jorgenexo
jorgenexo
15 enero, 2013 14:58

Pero qué tendrá que ver una cosa con la otra, Gavilán. El comentario de Adrian descalificaba globalmente los posicionamientos y el activismo ecologísta de forma, además, totalmente innecesaria, sin venir a cuento para lo que queria decir. Y lo que ha terminado diciendo es que la diferencia en las tasas de natalidad observables en los países con más y menos recursos económicos se deben a que los habitantes de los segundos se ven sometidos a algún tipo de pulsión reproductiva de carácter biológico a la que quienes vivimos en los primeros somos ajenos. Y ha puesto el ejemplo de las familias extensas de épocas pretéritas (no tanto, en casa de mi abuela materna eran 11 hermanos y hermanas), aduciendo que se tenían tantos hijos para garantizar la superviviencia a todos los niveles del grupo, lo que es totalmente absurdo (pese a lo que nos dijeran en el cole en su momento): tienen que pasar años antes de que un niño produzca más de lo que consume, hay que tener además recursos explotables para ello… la gente tenía tantos críos porque si follaba, los tenía. Como pasa ahora en los países sin recursos (físicos y culturales) para ponerle remedio.
Lo de la ovulación es otra cosa, sobre la que también podríamos discutir (¿por qué afecta a unos miembros de la especie y a otros no, o al menos al mismo nivel, si el objetivo de la respuesta que describes es, precisamente, favorecer el uso de óvulos fecundables?), pero de ahí a decirme que la naturaleza orienta a la (sobrepoblada, además) India a tener más hijos que a la desarrollada Alemania, hay un mundo. Un mundo de prejuicios y de visiones interesadas de la sociedad, como la que califica de fundamentalistas a los ecologístas. ¿O no?
¿Que me tomo las cosas excesivamente a nivel personal? Pues si, pero algunas cosas se dicen con toda la intención del mundo y, en mi opinión, no es justo para quien las dice que queden sin su merecida respuesta.

jorgenexo
jorgenexo
15 enero, 2013 15:10

Y Jodie Foster es la puta ama.

quijotex
Lector
15 enero, 2013 15:16

 el T-rex era un animal carroñero y no el mortífero animal que nos pintan, por lo general atendiendo a las escalas energéticas de consumo/alimentación los mamíferos más toscos no emplean apenas esfuerzo en alimentarse (veasé una ballena, un elefante, etc).

4d2i4n, lo del Tyrannosaurus carroñero es una hipótesis pero que cada vez está más descartada y se piensa que era un activo cazador. De hecho hubo hasta hace poco en el Parque de las Ciencias de Granada una exposición llamada Tiranosaurio: ¿Cazador o carroñero? donde se hablaba de eso. Pero por ahora la teoría más apoyada y seguida es la de activo cazador. 

En cambio el Spinosaurus se ve ahora como un dinosaurio acuáticos con un estilo de vida similar al cocodrilo y que se dedicaba a cazar peces en ríos y lagos.

¿Qué hubiera pasado si se hubieran encontrado? Pues yo creo que el resultado podría estar muy ajustado pudiendo llegar a ganar un espinosaurio si se pelearan en el agua. 

Y recordemos que hubo dinosaurios mayores que el sobrevalorado tiranosaurio y que podrían dar mucho juego como el Carcharodontosaurus y Giganotosaurus. Y los que aun estarían por descubrir.

Por cierto, ¿la peli no se estrenaba el 13 de junio o se ha cambiado al 6?

4d2i4n
4d2i4n
Lector
15 enero, 2013 15:17

  Salir de discoteca es a nivel humano un ritual equivalente a lo que supone la danza del cortejo realizada por determinadas aves u otros animales, indudablemente los matices son superiores pero la base es la misma: pavonearse entre machos y hembras. Existen muchos patrones animales que realizamos a escala social y humana y por nuestro desarrollo evolutivo se nos escapa de donde vienen. Aparte de los hamsters que si que siguen la estrategia de la “r”, (por eso incluso llegan a ingerirse a sus crias y a parir más de nuevo), no es ninguna falsedad lo de los indices de natalidad, los condicionantes del entorno afectan a escala humana y rigen una respuesta “animal” influente, o ¿es que ahora no somos mamíferos? y como tal los modos de desarrollarse afectan a la demografía localizada según lugares y circunstancias. Este es un hecho que no sólo responde a un comportamiento humano (inherente a un determinado desarrollo social), sino también animal, no dudo que el carácter que nos confiere humanos es algo latente que doblega al carácter animal al que aludo, pero (siguiendo en mis trece) existen patrones de la naturaleza que se ven reflejados en aspectos como la demografía, sin que ello implique excluir aquellos sesgos culturales y ausencia de recursos mas o menos desfavorables.

  El término fundamentalista lo he aplicado conscientemente sabiendo que es en esa rama de la ecología donde se juega con la ambigüedad en ciertos aspectos con motivaciones económicas en más de una ocasión, no siendo así en la ecología como ciencia. Perdón si no he estado acertado pero, como se discutió el otro día, podríamos llegar a hablar de sanidad como una empresa (desgraciadamente) pero nunca de la medicina (considerándola una ciencia).

Dultyx
Dultyx
Lector
15 enero, 2013 19:19

 Efectivamente el T-Rex es considerado un depredador. Sin embargo se han hecho estudios acerca de que también se alimentaba de presas de otros animales, pero principalmente se lo curraba él mismo. Personalmente, me parecería extraño que fuera carroñero un animal de sus características. Normalmente los animales carroñeros son especies que no gozan de armas muy buenas para cazar o que su único sustento es más fuerte que ellos mismos, así que no niego que hiciera uso de dicha conducta, que fuera un tanto carroñero, pero que no cazara él mismo? Eso me parecería que algo como él podría resultarle hasta improductivo y pernicioso, sería más fácil cazar que no ir buscando cadáveres muertos solamente. Pero que vamos, que es una opinión solo

samanosuke
samanosuke
15 enero, 2013 19:32

Jorge macho, si te encuentras a Von Trier darle una más de mi parte por el mismo motivo. Lo peor es que fue mi primera película del director, y como que se me han quitado las ganas de más… Ahí tengo esperando en el disco duro Bailando en la oscuridad y Melancholia, pero como que no me atrevo tras el muermazo de Anticristo.

Ocioso
Ocioso
Lector
15 enero, 2013 19:45

¿Cómo se puede dar la noticia de los Globos de oro y en veintipico comentarios estar discutiendo sobre los hábitos alimenticios del Tiranosaurio?

Daniel Gavilán
Autor
15 enero, 2013 20:39

 por qué afecta a unos miembros de la especie y a otros no

Hombre, porque al igual que hay gente más baja o más alta, piensa de una manera o de otra o ha crecido en un entorno u otro, hay otros muchos factores propios y ajenos que condicionan las respuestas de un individuo, más el extra de como las maneje con su propio libre albedrío

p.s.: Pero poner el vídeo de la Foster, gente de bien (lástima no encontarlo completo)

Javier Agrafojo
15 enero, 2013 21:13

Me alegro por Argo, Anne Hathaway y Adele. Y por Jennifer Lawrence, un pasito más cerca del estrellato, aunque la película no la he visto. Brave me pareció sosa.

Apúntenme entre los que Bailando en la oscuridad le pareció un horror…

Ocioso
Ocioso
Lector
15 enero, 2013 21:38

Enredados es la mejor peli Disney de los últimos años, en algunos momentos parece de Pixar.
Brave no es una peli Pixar tan buena como las anteriores por sufrir de Disneyzación.
Sin embargo Brave sigue siendo mucho mejor película que Enredados.

Juan Luis Daza
Autor
15 enero, 2013 21:45

Aquí un seguidor de Von Trier, un director que hace cine desde las entrañas y que me parece un autor vital del cine actual, suyas me encantan Bailar en las Oscuridad, Rompiendo las Olas, Europa, Dogville, Manderlay, Melancolía y hasta Anticristo, que la revisioné hace unos días y me sigue pareciendo una obra tan desconcertante como interesante a distintos niveles, la que menos me gusta de sus películas (sin parecerma mala) es Los Idiotas, porque siempre he tendio sentimientos opuestos con el Dogma 95, no sé si pensar que fue un movimiento genial cinematográficamente hablando o el capricho pomposos de dos daneses engreidos.

PD: Jodie Foster es una diosa, conseguir que Mel Gibson aplauda a una lesbiana saliendo del armario es de un mérito colosal.

José Torralba
15 enero, 2013 21:47

1. El Tiranosaurio no era un mamífero.

2. Si el Tiranosaurio era cazador o carroñero es un debate paleontológico no resuelto.

3. La postura que más me convence es que era las dos cosas, sobre todo porque a) Los principales depredadores actuales siguen una dieta mixta b) En la época del Tiranosaurio, no se conocen depredadores mayores que él, por lo que no podía alimentarse de las cazas de otros y c) No podía estar a expensas de encontrar cadáveres en buen estado.

4. Aplicar evolucionismo puro al homo sapiens es una boutade, porque su relación con el medio se orienta a modificarlo, y su relación con sus taras (genéticas, congénitas, adquiridas) se orienta a paliarlas. Es decir, justo la relación contraria que establece casi cualquier ser vivo (y las modificaciones del medio de otras especies son muy primarias).

5. La diferencia en las tasas de natalidad de los países desarrollados en oposición a los subdesarrollados se explica mejor atendiendo a factores sociales y económicos. En concreto, a la presencia o ausencia de sistemas sanitarios con estrategias de salud reproductiva (que incluye la planificación familiar) y a la facilidad de acceso a los mecanismos de salud reproductiva dispuestos (preservativos, anticoncepción hormonal, educación sexual, etc.).

6. El cuidado del medio ambiente no es debería ser una postura ideológica, sino un imperativo moral y lógico. Dicho esto a) El fundamentalismo ecológico es parecido al fundamentalismo feminista: aquel que es ejercido y defendido a ultranza por una serie de tontos de capirote que no tienen ni idea de ecología o feminismo (no digamos ya conocimientos de ingeniería agrónoma o de filología) y que se adhieren a estas posturas sin entenderlas realmente. Cuando les dices que Lovelock –¿mande?– defiende la energía nuclear, les estalla la cabeza b) Esta clase de posturas son comunes en un país de pandereta que pone a una licenciada en ciencias políticas de ministra de sanidad o a una licencia en medicina de ministra de fomento, en lugar de buscar perfiles técnicos. O a un país en el que la mayor parte de los autoproclamados liberales son funcionarios en excedencia o privatizadores nepotistas de lo público. c) La relación entre facherío y ausencia de conciencia ecológica es no es ideológica. También podría establecerse una relación entre facherío y consumo de gomina, o entre facherío e incultura en general. d) La relación entre liberalismo laissez-faire (que no es fascismo, precisamente) y ausencia de conciencia ecológica sí es ideológica, y da para mucho. En todo caso, desde el momento en que admitamos una mínima planificación económica por parte del gobierno –y yo creo que es necesaria y saludable– el factor ecológico debería tenerse en cuenta a la hora de añadirle al concepto de “economía” el adjetivo de “sostenible”.

José Torralba
15 enero, 2013 22:00

 Globos de Oro: todo lo que no sea darle mejor película y dirección a Zero Dark Thirty me parece un horror. Es, con mucho, la mejor película que he visto este año. Argo me parece la hermana fea: una película cómoda de premiar en tanto en cuanto agrada a todo el espectro político (como Lincoln, sólo que ésta además es un peñazo) y que es absolutamente triunfalista. Dicho esto, me alegro por Anne Hathaway, Jennifer Lawrence, Jessica Chastain y Christoph Waltz. Y por Homeland, en general. Lo de Don Cheadle me parece de vergüenza. Haneke no me suele agradar, carga mucho las tintas, pero Amour es una buena película. No obstante, prefiero de calle De óxido y hueso y, sobre todo, En la casa. De Von Trier me quedo con Dogville y El jefe de todo esto. Bailar en la oscuridad y Anticristo, a la hoguera.

Javier Agrafojo
15 enero, 2013 22:39

Aún no he visto la de Bigelow, pero Argo me gustó. No la considero “triunfalista”, comparándola, claro, con el tono habitual del cine USA, plagado de salvadores y elegidos. Parte de su encanto es poner el acento en lo humano, que es algo que -cuando se logra- llega a toda clase de público. Por otro lado, todo el mundo coincide en lo de Lincoln. Spielberg parece haber perdido su toque.

Jennifer Lawrence lleva una carrera imparable, como ya comentamos anteriormente, José. 😉

José Torralba
16 enero, 2013 0:41

 Efectivamente. Desde Winter’s Bone está que no para la chica. Zero Dark Thirty te la recomiendo efusivamente. Argo no es mala película… de hecho, es bastante buena. No es triunfalista en el sentido del tono habitual del cine USA, pero con respecto a la CIA sí. Es la cara humana (y amable) de los servicios de espionaje… y no digo que no la tengan; sólo que me resulta más estimulante cuando se ofrecen las dos caras de la moneda. El conflicto que resulta desde el punto de vista dramático y actoral me resulta más estimulante. Es lo que tiene ser un enamorado del thriller de los setenta, rollo Los tres días del cóndor y cosas así.

Por cierto, Javier –¡qué raro se me hace usar el nombre de pila, acostumbrado a Mixmerik!– que sepas que te leo religiosamente todos los artículos que estás sacando, lo que pasa es que últimamente voy tan liado que no puedo pararme a comentar (porque yo soy de los cuando comenta, se pone a debatir, y pierde mucho el tiempo). Pero que sepas que creo que estás haciendo una labor impagable. ¡A ver si dentro de una semanas puedo entrar en harina en alguno de tus análisis!

Daniel Gavilán
Autor
16 enero, 2013 0:44

 En la época del Tiranosaurio, no se conocen depredadores mayores que él, por lo que no podía alimentarse de las cazas de otros

Hombre, eso no tiene porque ser un impedimento, Jose. Había otros depredadores que aun siendo mucho más pequeños eran cazadores letales, como las diferentes especies de raptores. Al Tiranosurio le podría valer con meterles miedo después de que hubieran cazado un hadrosaurio, como hacen los leones con los guepardos. 

p.s.: ¿Al final va a ser que soy el único al que le gusta Bailando en la Oscuridad? Pues vaya…

Juan Luis Daza
Autor
16 enero, 2013 0:53

No Gavilán, a mí también se me abren las cannes cuando se le caen las gafas de las manos en la escena final. Es mi favorita del danés nazi.

José Torralba
16 enero, 2013 1:36

Había otros depredadores que aun siendo mucho más pequeños eran cazadores letales, como las diferentes especies de raptores. Al Tiranosurio le podría valer con meterles miedo después de que hubieran cazado un hadrosaurio, como hacen los leones con los guepardos. 

Exacto. O con las hienas. Pero los leones también cazan. Por eso digo que la hipótesis que más me convence es la de la alimentación mixta. En la frase que me extractas, me faltó concluir con un “exclusivamente”. ¡Culpa mía!

Ocioso
Ocioso
Lector
16 enero, 2013 7:49

Todo el mundo sabe que en el inicio solo había una serpiente, luego un rebaño de ovejitas, y mas adelante los animales que todos conocemos entrando por parejas en un arca.
Debatir por los hábitos alimenticios de unos animales mitológicos me parece una perdida de tiempo.

jorgenexo
jorgenexo
16 enero, 2013 12:52

a) El fundamentalismo ecológico es parecido al fundamentalismo feminista: aquel que es ejercido y defendido a ultranza por una serie de tontos de capirote que no tienen ni idea de ecología o feminismo (no digamos ya conocimientos de ingeniería agrónoma o de filología) y que se adhieren a estas posturas sin entenderlas realmente.

Claro, Torralba, porque la conciencia y el activismo ecologista tienen que supeditarse a los requerimientos de la producción agrícola y ganadera y la  conciencia y el activismo feminista a los usos y formas del lenguaje. No entender ambas realidades pero postularse como ecologista y/o feminista implica ser un puto descerebrado sin criterio y, necesariamente, en un fundamentalista seguidista de ideas dirigidas por terceros. Ya. El fundamentalismo ecológico, como el feminista, son conceptos cuya utilidad básica es desacreditar ambos movimientos y cuya existencia real es residual (si no inexistente, generada por determinadas personas y difundida por determinados medios). Y todos sabemos quién está interesado en desprestigiar movimientos que, en última instancia, cuestiona el statu quo, bien el actual sistema productivo, bien la tradicional distinción de roles. Así que cuando alguien me habla de fundamentalismo ecológico o feminista, tengo bien claro: a) de qué va y b) lo que me quiere contar. Fundamentalismos socialmente peligrosos (por su relevancia) hay varios, por todos conocidos, pero en otros ámbitos por todos y todas conocidos.

Por cierto que has conseguido que una peli cuya temática a priori no me atraiga especialmente haya entrado en mis prioridades de visionado (este finde no caerá, que lo reservo para Django, pero seguramente la semana que viene). Espero que no me pase como con “En tierra hostil”, que no me llamaba, la vi por las buanas críticas y premios que recibió, pero sobre todo por interés de mi compañera y, reconociendo que me gustó más de lo que me esperaba, me dejó bastante frio.

No sé, yo es que en cine me quedé en Vietnam: ver pelis de guerras “reales” o relacionadas con las mismas (es decir, conflictos que he vivido y seguido en vivo y en directo) me genera una vagancia emocional de la hostia. Luego las veo y me suelen gustar (Jarhead, por ejemplo, me parece un puntazo; qué decir de La vida secreta de las palabras) pero reconozco que me cuesta.

José Torralba
16 enero, 2013 13:45

 Coño, jorge, me extractas sólo eso y dejas fuera el resto del comentario. De hecho, hasta dejas fuera parte del punto (lo de Lovelock y tal). No digo que haya que ser ingeniero agrónomo para hablar de ecología o filólogo para hablar de feminismo. Sólo digo que hay que estar un poco versado en la materia. Y que defender algo sin profundizar y saber qué conlleva no deja de ser un comportamiento acientífico. Por otra parte, tan absurdo me parece desarrollar el sistema productivo sin atender al ecologismo como defender el ecologismo sin tener en cuenta el sistema productivo. No es que uno tenga que supeditarse al otro, es que hay que realizar una planificación integral.

En tierra hostil me parece una película sobrevalorada. Es buena película, tiene un mensaje poderoso, y Jeremy Renner está que se sale, pero no me gusta su carácter episódico. La cotidianeidad de lo artificieros, a través de una serie de casos aislados, en una cuenta atrás por terminar su rotación. Bien, vale. Muy frenético, muy adrenalínico, pero… me falta algo. Creo que presenta ciertos problemas estructurales y dramáticos, la verdad. Su épica de historias mínimas, sin apenas desarrollo de los personajes (si acaso, lo que aumenta es la comprensión del espectador a la hora de evaluarlos), no me convence. En todo caso, ejemplifica lo dada que es la Academia a las componendas: este año, en el que a mi gusto ZDT y la Bigelow deberían llevárselo todo, ella no está ni nominada a la mejor dirección. Aquel año, en el que Tarantino (con Malditos bastardos, mi favorita) o James Cameron (con Avatar, muy megalómana) andaban por ahí, pues… todo fueron frases grandilocuentes como aquel “well, the time has come!” de Barbra Streisand. Y volvemos al mismo tema de siempre, aunque te resulte espinoso: me importa una mierda que Bigelow sea una mujer. Lo que me importa es si su película es buena. Y que, si es buena, que sea mujer no le impida ganar. El verdadero feminismo no está en premiar a mujeres, sino en quitar las barreras que les impiden ser premiadas cuando están en las mismas condiciones que los hombres.

Por otra parte, comparto tu recelo con respecto a las películas bélicas. Y las de Vietnam las salvo no porque no viviera la época, sino porque muchas trascienden la crónica para contarme algo sobre personajes en concreto. Aunque a ratos dudo de si la mera ambientación en una guerra convierte a las películas en bélicas (¿Los cañones de Navarone o El desafío de las águilas son pelis bélicas? ¿Lo son en el mismo sentido que lo es El día más largo?) pero eso es otra historia. En cualquier caso, ZDT apenas es una película bélica. Es una cinta de espionaje, cuyo subtexto principal son nuestras obsesiones, y hasta qué punto estamos dispuestos a sacrificarlo todo (nuestra vida personal, nuestros valores morales) por perseguirlas.

Lemmytico
Lemmytico
Lector
16 enero, 2013 13:58

En todo caso, ejemplifica lo dada que es la Academia a las componendas

Y tanto, al final premian a Scorsese por su peor película mientras que el año de “Uno de los Nuestros” se lo dieron a “Paseando a “Miss Daisy”, que tiene cojones la cosa.

jorgenexo
jorgenexo
16 enero, 2013 16:53

Por otra parte, tan absurdo me parece desarrollar el sistema productivo sin atender al ecologismo como defender el ecologismo sin tener en cuenta el sistema productivo.

Pues qué quieres que te diga: el sistema productivo se ha desarrollado perfectamente sin atender al ecologismo ¿no?, no veo a santo de qué el ecologismo deba de tener en cuenta el sistema productivo. Sí, me muevo en terreno bastante utópico, pero tal y como están las cosas en el enfrentamiento entre desarrollo económico humano y el medio ambiente, o el primero se doblega a los requerimientos del segundo, o no hay nada que hacer. Mientras la prioridad sea mantener el primero aún esforzándonos en putear en la menor medida posible al segundo, no hay nada que hacer.
Lo mismo ocurre con las reivindicaciones feministas en torno al lenguaje que tanto os tocan los cojones a algunos: si tanto rechazo y enconamiento genera realizar un esfuerzo tan sencillo como modificar mínimamente la forma en que nos comunicamos ¿cómo podemos pretender que la situación del colectivo al que discrimina el lenguaje en su uso mejore significativamente?
Al final es una cuestión de sacrificarse para intentar lograr un bien mayor: conservar nuestro medio ambiente frente a un sisitema productivo que lo aboca a su destrucción (mira cómo anda el tema ahora en China: y lo que les queda) y dar el protagonismo que merecen a las mujeres en el lenguaje como una forma más de que obtengan una relevancia social equiparable a todos los niveles a los hombres.
A Lovelock, por cierto (como a tantos otros, que ultimamente mucho “progre” se estaba replanteando su oposición a las nucleares; ciertamente con un discurso bastante menos fundamentado que el del británico) no le he oído ni hostias después de lo de Fukushima (aunque igual la ha cascado, el pobre, que tenía ya unos añitos; aunque seguro que se ha replanteado su tesis de la alternativa nuclear pacífica…).

Y sí, asumo que ZDT es una peli centrada en aspectos más puramente de espionaje que bélicos, pero con el tema espionaje me pasa lo mismo que con el bélico puro: una vez superada la guerra fría (o al menos lo que entendemos como guerra fría clásica), el resto de conflictos internacionales que protagonizan las cintas de espionaje que quedan demasiado cerca; de nuevo, la pereza emocional. Que al final, no nos engañemos, es pereza intelectual, desinterés por ver reflejados en el cine temas que no hace demasiado leías en el periódico y veías en los informativos. Como lo que me pasó con “La red social”: guapa peli pero… coño, demasiado pegada a la actualidad, me resulta imposible tomar distancia, evitar sensación “documental”. Luego, entre nosotros, está el hecho de lo que me vaya a creer o no de lo relatado en la cinta, claro, que independientemente de la intención de la Bigelow, no deja de reflejar la versión oficial del gobierno USA y su agencia de inteligencia ¿no? Eso es quizás lo que me tira un poco más para atrás, salir de la peli diciendo “si venga, y qué mas”.

Tha ki_kua
Tha ki_kua
Lector
16 enero, 2013 19:46

 ZDT tengo ganas de verla, pero la historia que nos quiere contar yo personalmente no me la trago.

Con Los Miserables me llevé un chasco de narices, aunque Hattaway lo borda; en esta época de sacacuartos no extraña que hagan una secuela de JP, lo raro es que hayan tardado tanto.

Javier Agrafojo
18 enero, 2013 2:23

Gracias, José. Pásate cuando quieras y revivimos esas emocionantes charlas de antaño. Es más, me atrevo a indicar que -si todo va bien- la próxima semana reseñaré una historia que será muy estimulante para ti. ¡Lo raro es que tú mismo no la atacaras! 😉

Y me apunto la recomendación. Confío en haber visto alguna más para la noche de los Oscar, pues parece que aquí se hacen memorables. A ver si me cuadra el día (la noche, quiero decir) y puedo participar.