Caballero Luna: Actos y consecuencias

Por
59
1516
 


Edición original: Marvel Comics – febrero-julio – 2012
Edición España: Panini Comics – diciembre – 2012
Guión: Brian Michael Bendis
Dibujo: Alex Maleev
Entintado: Alex Maleev
Color: Matt Hollingsworth
Portada: Alex Maleev
Precio: 12 euros (tomo de la línea 100% Marvel de 128 páginas)

 

Poco le ha durado a Brian Bendis y Alex Maleev el experimento que iniciaron con el Caballero Luna. Doce números o lo que es lo mismo, un año ha tardado su premisa en desaparecer del mercado, dejando al personaje en la nevera, al guionista camino de dar un buen remeneo a la franquicia mutante y al ilustrador apuntando otra colaboración más en la ya nutrida lista de obras escritas por maese Bendis. El resultado del invento se ha publicado por aquí en dos tomos, uno de los cuales se lanzó la pasada primavera y el otro que es el que traemos por aquí.

La historia de este Actos y consecuencias continúa la trama general orquestada por don Brian desde el primer número: Marc Spector, la identidad civil “principal” del Caballero Luna se ha establecido en California y más concretamente en Hollywood. Su nueva ocupación es la de producir una serie basada en sus aventuras clásicas y combatir el crimen en la zona el resto del tiempo. El viejo Lunita sigue siendo en esta versión un justiciero urbano, pero como estamos hablando de Bendis siempre tiene que haber lo que sus detractores llamarían un pero y sus defensores un toque de originalidad. En esta ocasión la china le tocó al cacao mental marca de la casa Spector.

Los seguidores habituales del Caballero Luna recordarán que don Marc suele tener tendencia a oír voces en su cabeza. A veces la palabrería provenía únicamente de Khonshu, el dios egipcio de la luna vengativa, que a veces estaba más distante, a veces era más manipulador (como en los días en los que Steve Englehart contaba las historias del personaje como miembro de los Vengadores Costa Oeste) y a veces era un ser sanguinario que bien podía personificar mentalmente hablando lo peor del señor Spector (como en fechas más recientes, cuando Charlie Huston relanzó al personaje). Doug Moench, el creador literario del personaje presentó a la deidad egipcia como un misterioso patrono cuya presencia era más intuida que mostrada, de ahí que haya habido guionistas que jugaran con la idea de que en realidad Khonshu no era más que una voz más de las que unir al coro polifónico de la atribulada sesera de Spector. Las explicaciones para esta afirmación venían dadas por el hecho de que en sus batallas callejeras -y con el fin de borrar un pasado de mercenario con las manos manchadas de sangre inocente- el héroe adoptó dos identidades distintas y muy alejadas de la original: el millonario Steven Grant y el taxista Jack Lockley. Con el tiempo estos disfraces adquirieron cierta entidad mental y convirtieron el coco del Caballero Luna en una auténtica jaula de grillos. Con el paso de los años diversos autores jugaron con estos conceptos para aparcarlos, recuperarlos, maximizarlos y volverlos aparcar, en una sucesión de variantes que movieron al personaje entre la justicia callejera con toques vagamente místicos y el misticismo de gran cilindrada. Bendis se suma al juego haciendo que tres voces vuelvan a resonar dentro del cráneo del Caballero Luna, pero esta vez van a ser las de tres personas reales: Spider-Man, Lobezno y el Capitán América.

1539

El Caballero Luna continúa con su misión de repartir justicia a base de palo allá por la meca del cine, intentando seguir los consejos que las versiones mentales de tres héroes le dan, a veces –muchas veces- de forma contradictoria. El Capi simboliza el orden y el deber; Spider-Man la responsabilidad y el desenfado; Lobezno la acción directa y la violencia. Tres formas de entender el heroísmo confluyen en una sola cabeza que, fiel a su tradición de perder el control de la situación, acierta tanto como mete la pata. En esta segunda parte se profundiza su relación con Eco, el personaje creado por David Mack durante su paso por Daredevil en los días del sello Marvel Knights y que Bendis ha tenido de aquí para allá en Los Nuevos Vengadores, primero bajo la identidad de Ronin y luego bajo su nombre de guerra tradicional, pero sin tener ningún tipo de participación en la serie más allá de un par de tramas secundarias que no fueron a ningún sitio. Aquí se convierte en una compañera que aporta al protagonista algo del raciocinio del que parece adolecer. Su adversario será nuevamente otro viejo conocido de la afición, el Conde Nefaria. Uno de los mayores enemigos de los Vengadores aparece aquí como jefe del hampa californiana y se convertirá en el mayor desafío para Luna y Eco.

1540

Este segundo tomo cierra el primer y único arco argumental que Bendis y Maleev han tenido tiempo de desarrollar, y contiene todo cuanto de bueno y de malo hay que achacar al tándem. En la parte literaria Bendis emplea ese estilo narrativo en virtud del cual no hay que contar en tres números lo que se puede contar en seis. Es por ello por lo que un año ha dado para sentar las premisas esenciales de la colección y poco más. Don Brian tiene buenas ideas pero como de costumbre las ejecuta pasándose por la piedra aspectos de la continuidad que están vinculados a la propia naturaleza del personaje. ¿Por qué de repente el Capi, el Lobi y el trepamuros blaugrana son los consiglieri mentales del Caballero Luna? Por exigencias del guión y las explicaciones que las proporcione el maestro armero, como cada vez que una historia de maese Brian resulta totalmente inconsistente con las precedentes. En honor a la verdad hay que reconocer que en esta ocasión el escritor sí demuestra que sabe manejar al personaje y eso hace que resulte un poco decepcionante saber que la colección se ha cancelado, pero no tanto como para compensar la impericia con la que el caballero calvo trata a otros personajes. Ejemplos de este mal uso han sido frecuentes a lo largo de los años y en esta ocasión se concretan una vez más en el gran enemigo de la historia, el Conde Nefaria. Ni él ni Madame Máscara ni Ultrón (o su cabeza) son tratados como corresponde, pero en lo a “los malos” se refiere hay que decir que Bendis nunca ha pasado de hacer de los villanos clásicos meros comparsas del sobrevalorado Encapuchado. El noble metido a mafioso protagonizó una de las aventuras míticas de los Vengadores y aquí aparece convertido en una especie de hampón al que un justiciero que está varios niveles por debajo de él planta cara con posibilidades de ganar. Pero desgraciadamente no es esto lo peor que nos depara el tomo:

Aviso de Spoiler

la innecesaria muerte de Eco y su conversión en la cuarta voz cocotera del Caballero Luna.

Por su parte Alex Maleev desarrolla sus talentos según la manera habitual, aunque si bien son más que adecuados para las historias de corte urbano resultan completamente inadecuados cuando ya la trama se desmanda y pasa a ser el habitual reparto de mamporros entre empijamados.

1538

Este segundo tomo del último volumen del Caballero Luna viene a demostrar el hecho de que el tándem Bendis-Maleev no convierte en obra maestra todo cuanto toca y que al éxito de Alias han continuado el fracaso de Spider-Woman y el resultado intermedio de esta colección. Por su parte el guionista vuelve a demostrar que trabaja mejor con héroes solitarios, al tiempo que deja en el aire la hipótesis de que solo con grandes franquicias logra mantener buenos resultados. A la espera de su llegada a la franquicia mutante mucho me temo que Ultimate Spider-Man sigue siendo por holgada diferencia lo mejor de lo mucho que Bendis ha dado a Marvel durante estos trece años. Escritor y personaje volverán a encontrarse sin embargo durante el reinado de Ultrón, pero es muy probable que todo cuanto don Brian ha aportado a la mitología lunera desaparezca en el próximo relanzamiento del personaje.

59 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
15 enero, 2013 8:41

Pese a que no me gustó nada el primer tomo, me estaba pensando coger este para tenerla completa, pero viendo la reseña, ni eso 😛

Es triste, pero echando cuentas, el que ha hecho tebeos realmente buenos del Caballero Luna es Moench

(borradme el primer comentario, plis, que estoy con el móvil y parece que lo escribió un mono XD)

Marc
Marc
Lector
15 enero, 2013 8:47

 Pues a mi me parece un gran cómic. Bendis suele acertar cuando tiene entre manos personajes menores, con los que poder jugar mas que con los números uno de la editorial. Todo el juego de “poner en su sitio” al Caballero Luna me parece la mar de interesante. Incluido el villano y como es derrotado este. Claro, que yo tengo mas bien poco criterio…

Lemmytico
Lemmytico
Lector
15 enero, 2013 9:38

Es una pena este tebeo, porque el tono noir mezclado con supervillanos prometía pese a todas las meteduras de pata con la continuidad de Bendis (el Turno de Noche ya estaba muerto, reaparece y otra vez al pilón). Pero lo que de verdad me parece que ha lastrado a la serie es la mongolada de Lobezno, Spiderman y el Capi, que por mucho que se empeñen no era más que una maniobra para llamar la atención sobre el tebeo, algo por cierto que hace Bendis a menudo. Había mil formas mejores de mostrar que el Caballero Luna está un poco pa’llá que esta soberana tontuna. Amos, que tener que verle disfrazado de Spidey me pareció una de las tontunas más gordas que he leído en años.

Pese a todo, el primer tomo me gustó. El ritmo era buenísimo, el misterio estaba chulo y las espadas estaban en alto. Los diálogos, que es lo mejor de Bendis, como siempre ayudaban mucho. Algunos secundarios interesantes, Maleev le daba el tono que necesitaba la serie, en fin, que en general bien. Esperaba la conclusión con ganas.

Pero es que lo que me he encontrado en este tomo no hay por donde cogerlo. La historia es mala con ganas, avanza a trompicones, no hay explicación de la mitad de las cosas (¿cómo es posible que Buck Lime le aguante todo lo que le aguanta? Ya tiene que pagar bien Spector…), la 

Aviso de Spoiler

muerte de Eco podría haber tenido sentido, pero cómo la cuenta Bendis no sirve para nada

. Y ese final con 

Aviso de Spoiler

Los Vengadores salvando el día, no sólo es que sea completamente anticlimático, sino que además demuestra poco conocimiento sobre el poder real de Nefaria, como se viera en la mítica trilogía de Idem (uno de mis comics favoritos de todos los tiempos) o en la magnífica saga que le dedicó el dream team Busiek/Perez años después

.

Para colmo Maleev parece empeorar por momentos. Su trazo deja de ser sucio para dibujar monigotes sin sentido ninguno de la proporción o de la anatomía. Y lo que hace con la capucha del Caballero en algunas viñetas es para llorar.

En fin, un despropósito de segundo tomo. Y ni siquiera está la excusa de que tuvo que cerrar las tramas corriendo porque le clausuraban la colección, porque Bendis siempre dijo que tenía pensados 12 números.

Esperemos mejores tiempos para el Caballero.

P.D.: A mí tanto de lo de Huston como lo de “La Venganza del Caballero Luna” sí me gustaron…

Lemmytico
Lemmytico
Lector
15 enero, 2013 9:40

 Jorgenexo y yo tenemos una especie de conexión mental que me aterra…

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
15 enero, 2013 10:03

 Bueno, el primer tomo de Huston “El fondo” estaba más o menos bien, y luego había alguno que tampoco estaba mal, pero odié la conversión a Castigador Light del personaje. Luego el primer tomo de “La Venganza del Caballero Luna” me gustó y esperanzó, pero el segundo me pareció una chorradilla. En fin, lo dicho antes, que parece que si no es Moench no hay tu tía.

Lemmytico
Lemmytico
Lector
15 enero, 2013 10:06

Bueno, es cierto que ninguno de los dos llega a la altura del betún a los clásicos. También estoy de acuerdo en que ambas etapas empiezan bien pero se van desinflando. Como esta, por cierto.

josecles
josecles
Lector
15 enero, 2013 10:23

 Me ha gustado bastante esta étapa, hace poco me leí la étapa de Moech, incluido las dos aburridisimas series limitadas que sacó la ultima vez que se acercó al personaje. Como me ocurre muchas veces al acercarme a los clásicos reputados, me da la impresión de tener una fama inflada, aunque entretiene y el dibujo de Sinkewich está muy bien, en su época sería la leche, pero hoy entretenido sin mas. Me ha gustado mucho más las últimas series del Caballero Luna. Hudson y Bendis han hecho un trabajo en mi opiníón sobresaliente, me han gustado mucho, la de Bendis muy entretenida y original, recomendable. Moech después de las series limitadas que sacó del personaje, haciendo un intento de mas de lo mismo y aburridisimas ambas que no se arrime. Creo que el fracaso de ventas del Caballero Luna es mas debido a su poco relevancia como personaje en Marvel, una lástima.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
15 enero, 2013 10:28

 josecles,¿Por “dos aburridisimas series limitadas” te refieres a “Resurrección” y “Extraños”? Porque ambas son la hostia y le dan un millón de vueltas a esta basurilla 🙂

luisfran79
luisfran79
Lector
15 enero, 2013 11:58

 He leído la serie completa y bueno,ni frío ni calor..el dibujo de Maleev no me agradó mucho la verdad(sin embargo las portadas si me gustaron bastante),tengo comparado a Maleev con Sienkiewicz,como portadista me encanta pero como dibujante regular,…como que no.Respecto al trabajo de Bendis,no se si le tenía poca fe al éxito de la serie;pero vi mas claro su  trabajo en la primera etapa dibujada por Finch.Nada,mas de lo mismo,El Caballero Luna es el típico personaje que siempre se le pide una nueva oportunidad y al final sus series no consiguen la aceptación del público;y sin duda ha sido la peor parada del “Big Guns”.

Daniel Gavilán
15 enero, 2013 12:37

¿Tú también Pedro Luis Nob Jorge Lemmy?

Lo que ha pasado con esta etapa del personaje es tan singular como si los lectores -como colectivo- estuviéramos aquejados por una esquizofrenia similar a la del protagonista: Mientras se publicaba en USA, la mayoría de los que la seguíamos estábamos encantados del brío que le había transferido Bendis al personaje con su extravagante premisa, la cercanía de sus diálogos y ese entorno noir metatextual construido alrededor del rodaje de la serie. Y una vez llega a España casi parece que no le haya gustado a nadie. 

Pero ya lo de tildarlo de “basurilla” a una etapa que se ha esforzado por ofrecernos algo nuevo e ingenioso se me antoja como algo en contra de toda lógica. Aunque vamos, no tanto como me sorprende que pongáis la Spider-Woman de Bendis y Maleev por encima de esta serie cuando aquel fue uno de los grandes fracasos de la pareja, ya no solo en lo que respecta a ventas, sino que aquel halo de tragedia personal exagerada que querían transferir al personaje me pareció tan empalagoso y pasado de rosca como si estuvieran intentando vendernos una serie del Gorila Llorica de Promethea.

En fin, lo cierto es que me cuesta mucho entender algunas críticas que ha recibido esta serie como la necesidad de un punto de transición entre el enfoque de la anterior y la actual como si valorásemos más los trámites burocráticos que enriquecer a un personaje reinventándolo con un punto de vista fresco e interesante.  Tampoco entiendo demasiado bien en lo que respecta a Eco cuando lo que le sucede no solo tiene un importante valor de cara a la historia sino que cierra un circulo

Aviso de Spoiler

Bendis no sacó a Eco de los Vengadores por propio capricho o porque no supiera que hacer con ella, sino por petición expresa de David Mack. Su muerte no solo sirve para marcar a Spector en la forma de un golpe de realidad que nos recuerda a la amenaza a la que nos estamos enfrentando y que los protagonistas no son ni mucho menos intocables, sino que su final, con la mente de Spector desarrollando una nueva personalidad en base a ella es tan sugerente como inquietante a la vez. Es que además sirve para sacar a la muchacha del Universo Marvel para que su creador pueda estar tranquilo de no verla pulular por ahí

Tampoco entiendo como podéis decir que usa mal a Ultron. ¡Pero si solo es una cabeza inanimada! 😆 Respecto a lo del Turno de Noche, ¿cuando murieron? Porque de la última vez que los vi en Marvel Zombies me suena que andaban perfectamente sanos, ¿no?

Pero en fin, en parte es frustración por lo reacios que parecemos a veces a cosas nuevas. Probablemente haya a quien simplemente no le seducía esta premisa, pero resulta desalentador haber concatenado dos etapas interesantes del personaje con puntos de partida atractivos a los que no se les ha valorado como merecían por cosas que en muchos casos me parecían fruslerías como que a) El traje se parecía al del Batman de Nolan con Greg Hurwitz y Opeña; o b) apostar por un punto de vista completamente nuevo en el caso de Bendis. Demonios, que tanto quejarnos de que no se haga nada nuevo y luego parece que solo queremos que reediten las mismas obras de siempre de aquí a la eternidad.   

Lemmytico
Lemmytico
Lector
15 enero, 2013 12:37

 La dibujada por Finch no la guionizaba Bendis…

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
15 enero, 2013 12:57

 Daniel, se habrá esforzado pero le quedado mal. En algunos momentos, muy mal. Yo no lo seguía en USA y no sé gran cosa de entornos metatextuales, pero lo de las personalidades vengadoras y alguna cosa así no hay por donde cogerlo. Intentar hacer cosas nuevas, pues puede ser encomiable…mientras la idea sea buena. Y para mi, que le hagan un mefistazo al Caballero Luna y vuelva a ser el de Moench, ya ves las cosas nuevas que quiero que le hagan. 😛

Lemmytico
Lemmytico
Lector
15 enero, 2013 13:09

Coño, que las cosas por ser nuevas no tienen por qué ser buenas. No me confundas churras con merinas Daniel, que a mí no me ha terminado de gustar no por fresco sino porque lo de las tres personalidades vengadoras era una estupidez y porque los números finales son precipitados y están mal narrados (y mal dibujados). A ver si ahora no nos va a poder gustar coñe.

Pero insisto en que a pesar de todo los primeros números estaban bien, han sido los últimos los que me han cabreado.

Respecto al Turno de Noche creía recordar que en una de las muchas minis de los Marvel Zombies habían muerto, pero vamos que si no, no me voy a pelear por eso 😆

luisfran79
luisfran79
Lector
15 enero, 2013 14:27

 Lemmytico tienes razón,fallo mio y de los gordos;me refería a la etapa de Houston y David Finch.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
15 enero, 2013 14:37

 ¿Por qué de repente el Capi, el Lobi y el trepamuros blaugrana son los consiglieri mentales del Caballero Luna?

Sin faltar, por favor. Nada de blaugrana, rojiazul.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
15 enero, 2013 14:44

La verdad es que me pareció mejor el anterior tomo, porque esta resolución me parece bastante floja. En general como ha comentado alguien más arriba el hecho de conocer tan poco el nivel de poder de Nefaria me echa bastante para atrás.

Por no hablar de ese recurso facilón y poco verosímil, que ya utilizara en Nuevos Vengadores, de la anulación de poderes. Si fuera tan facil anular los poderes de alguien sería un cachondeo. Cuántas hostias se podrían haber ahorrado los Vengadores rociando a Loki o la Patrulla-X a Apocalipsis. 

josecles
josecles
Lector
15 enero, 2013 15:19

 ¿Por “dos aburridisimas series limitadas” te refieres a “Resurrección” y “Extraños”? Porque ambas son la hostia y le dan un millón de vueltas a esta basurilla 

Efectivamente me refería a esas dos series, me aburrieron bastante y de “Resurrección” el dibujo es penoso. Para mí le dan mil vueltas las étapa de Bendis y Hudson, sobre gustos…… Moech no estuvo en estas dos series fino, como si lo estuvo en la serie limitada de Shang Chi que saco para el sello Max, si no la has leido te la recomiendo, ahí si hace un buen comic Moech.

Alejandro Ugartondo
Autor
15 enero, 2013 18:11

Coincido con los que dicen que lo de incluir las voces de Spiderman, Lobezno y el Capi es un fallo del enfoque de Bendis. Con tanto heroe, la serie parece más una cabecera de los Vengadores que no la serie del Caballero Luna.

Teniendo en cuenta que el personaje ya cuenta con un buen historial de identidades a cuestas Bendis podría haber recurrido a ellas en lugar de recurrir al reclamo barato de incluir a los heroes más populares de la casa en la serie.

De los reboots recientes del personaje el que me pareció más interesante fué el de Huston pero después de la Civil War la serie decayó bastante

Reverend Dust
Lector
15 enero, 2013 18:16

Holabuenas, venía a pedir perdón por enésima vez por recomendar por aquí esta serie con sólo los 6 primeros números leídos y sin saber, ignorancia pura, que Bendis se estaba cagando en la historia del personaje. Gracias por su atención y lo siento, Nob, guan mor táim.

Reverend Dust
Lector
15 enero, 2013 18:23

Mientras se publicaba en USA, la mayoría de los que la seguíamos
estábamos encantados del brío que le había transferido Bendis al
personaje con su extravagante premisa, la cercanía de sus diálogos y ese
entorno noir metatextual construido alrededor del rodaje de la serie

Daniel, yo fui de esos, ignorante (nunca había leído nada más del personaje -y así sigo-) de que aquello no era lo que los fans del “Lunas” (un nombre muy de Baraka) buscaban en el personaje. Las principales taras que se critican aquí (el empleo de Vengatas como voces interiores) fueron las que a mí me parecieron precisamente aciertos porque obviaban la necesidad de sentar las bases para nuevos lectores de cómo eran las personalidades de cada uno de ellos: si usas iconos (Capi, Spidey, Lobezno), por todos son conocidas las cualidades básicas de dichos iconos.

Y como dices, el tono noir (me puede) y el metatexto (me puede MÁS) alimentaron lo que yo buscaba en la serie. Pero luego se desinfló con el conde Nefaria (aquí el señor Bendis se nota que sabía que la serie iba a terminar después y echa toda la carne en el asador sin preocuparse de sentar bases o hacernos sentir la verdadera amenaza -por no hablar de lo de Eco-) para terminar de una forma semi-satisfactoria pero, al menos, consecuente con lo que había mostrado.

Es decir, que como serie microcósmica, encerrada en sí misma y sin conocer nada más de su universo o su pasado, es una serie notable. Si se tiene en cuenta todo lo de alrededor, no se sostiene. Desde que se anunció Marvel NOW! pienso que esta serie, dentro de la iniciativa y lanzada junto con los demás números 1 habría dado para una etapa gloriosa con una serie completamente distinta al resto de la oferta. Una GRAN lástima.

P.D. Retiro mi disculpa anterior parcialmente. Reflexionar sobre la naturaleza de la serie me ha hecho recordarla con un poquito más de amor 😀

Khonshu
Khonshu
Lector
15 enero, 2013 18:26

 El primer tomo, a pesar de destrozar bastante la esencia del personaje, planteaba ideas interesantes, así que le di el beneficio de la duda y me dejé llevar. A fin de cuentas, Huston también empezó pisando fuerte y salió bien parado. Pero es que éste es muy malo, por dios.

Ya no es que cojas una historia de 3 números y la cuentes en 6, sino que en los 6 siguientes la estiras más y cuentas exactamente lo mismo otra vez. En el primer tramo Lunita y Eco descubren se enfrentan a un villano invencible por la cabeza de Ultron, aparecen los Vengadores en el tramo final y Spector triunfa cuando nadie se lo espera. Qué haces en los siguientes númerso? Pues vuelve a perder la cabeza de Ultron; le siguen dando vueltas a los pocos personajes que han salido (cambiamos a la tía esa dragón por Turno de Noche), nuevo enfrentamiento imposible con Nefaria y vuelta a salir los vengatas en el tramo final. Hay algunas variaciones, pero básicamente has contado lo mismo dos veces. Y encima todo gira en torno a la cabeza de Ultron, que no te explican nada de para que sirve realmente. Te quedas con la impresión de que has estado viendo un preludio de la saga de Ultron hiperalargado y con el personaje al que menos le pega.

Y es que Bendis no le pilla el tono al ex-mercenario para nada. La idea del Capi/Spidey/Lobi es fea y antipática, está claro que para un momento puntual puede dar algún momento interesante, pero nada bueno para un desarrollo futuro. La idea de la serie de televisión, como chiste vale, pero te cargas las identidades secretas clásicas por algo que tampoco le pega mucho al personaje realmente. El tratar a Marc como si fuera un pringado (algo que Dixon también hacía) no mola; vale que Spector no es un peso pesado, pero es que Eco, Buck… todos quedan bien a costa de dejarlo mal a él.

El Caballero Luna funciona cuando hay equilibrio entre el misticismo y el realismo. Cuando dudas de si Khonshu le resucitó o no. Cuando dudas de si está loco o no (su demencia se da por sentada en la actualidad, pero nunca te la dejaban a las claras hace años). Cuando dudas de si realmente tiene poderes o no. Moench era muy sutil con todo eso y Huston, aún siendo radical en muchas cosas, supo mantener el misterio. La versión de Bendis es un pirado que ni siquiera resulta entrañable.

Creo que a bendis le gusta el personaje y su versión Ultimate era mucho más inquietante e interesante, pero en esta serie no ha estado muy inspirado, la verdad. Me uno al clamor popular; esta etapa ha estado errada en sus planteamientos iniciales y luego falta de argumentos para defenderlos.

Esperemos que el Puño de Khonshu vuelva a tener otra oportunidad en breve.

BLUNTMAN
BLUNTMAN
Lector
15 enero, 2013 22:49

 Es peor incluso que la primera entrega XP.

Ya dije todo lo que pensaba sobre esta etapa en el articulo del anterior tomo, así que sere breve y conciso:

-El dibujo de Maleev emperora, intentado dar sencasion de espectaculo Hollywudiense y quedandose en un borrón.

-¿El desarrollo de Bendis que hace con los personajes en la primera partes? al cubo de la basura, ni se resuelve el lío entre Eco y Lunita (osea, ¿su novia a sido borrada de la continuidad o Spector le pone los torivios cada vez que va a los Angeles?), Boca de dragon se la deja para un lado, Madame máscara sale como mala a soltar güallas, el Conde Nefaria se convierte en un pardillo con monóculo y traje de Drácula, porqué Spector ve a tres vengadores en vez de sus tres personalidades habituales, en sus delirios (que porcierto Bendis, gracias por destrozar el intrigulis de saber si estaba loco o si realmente estaba en contacto con los dioses Egipcios), los Vengatas vienen y van para pasar el aspirador

Aviso de Spoiler

mata a Eco porque se nota que el tio no sabia que hacer con ella, igual que el resto de la serie

….

Se nota la total dejadez por parte de los autores que ya debian de estar viendo que se les cerraba la serie y que pasaron de esforzarse mucho para acarbarla.

Un autentico pufo de comic que solo me he comprado por completismo (aunque estoy por revender los dos tomos y recuperar el dinero malgastado) que demuestra que el Caballero Luna es un personaje dificil que necesita unos autores no solo con caché sino con ganas de contar buenas historias sobre él y formarle su particular universo (del que adolece bastante). Espero que su proximo relanzamiento le hagan un buen labado de cara.

Un saludo.

BLUNTMAN
BLUNTMAN
Lector
15 enero, 2013 23:06

@Revenrent Dust:

Holabuenas, venía a pedir perdón por
enésima vez por recomendar por aquí esta serie con sólo los 6 primeros
números leídos y sin saber, ignorancia pura, que Bendis se estaba
cagando en la historia del personaje. Gracias por su atención y lo
siento, Nob, guan mor táim

Por recomendarla…y por poner manitas rojas a todos los que la criticaban, que sabemos que fuiste túuuuu XD

Reverend Dust
Lector
15 enero, 2013 23:29

Injuriash, inshidiash… Nah, yo no soy de poner manitas rojas a opiniones contrarias bien argumentadas. 😛

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
15 enero, 2013 23:52

 Tranqui, Reverend, yo ya te he perdonado. Y mirándolo por el lado bueno, es más munición para mi guerra anti Bendis, así que es casi un favor 😀

Peor es lo que me dice josecles, que alucinante dibujo de Resurreción es malo 🙁 Vale, no tiene musculazos, rayitas, manchas y awesomidad como los dibujazos de Finch!, pero está muy chulo.

Aprovecho ambas tesituras para recomentar yo “Resurrección” y “Extraños” a quien quiera ver un poquillo lo creo yo que debe ser el Caballero Luna.

josecles
josecles
Lector
16 enero, 2013 10:18

 Pese a los fallos de continuidad me ha gustado  mucho la historia de Bendis y Malev, aunque este último a empeorado respecto a cuando dibujaba Daredevil, sobre todo el la resolución de las viñetas donde hay acción, pero me sigue gustando mucho su dibujo. Bendis tiene mas en cuenta en sus historias su particular universo (la aparición de Eco), que el de los personajes que utiliza, por lo que se dan incoherenciasde continuidad. Sin tener esto último en cuenta, la historia es muy buena. Divertido y original el como debate Spector con su diversas personalidades y con una acción bien dosificada. Una pena que no siguiera la colección por falta de ventas.

Elbertus
Elbertus
Lector
16 enero, 2013 15:00

Gracias a Bendis por violar a unos de mis personajes favoritos. sin dudarlo lo peor que he leido del personaje en mucho tiempo. Por favor a nadie se le ha ocurrido seguir lo que inicio Warren Ellis, en vez de eso a meter a spiderman y demas personajillos varios para intentar subir las ventas de un personaje que no vende. Para esto que Bushman lo mate y se case con Marlene, y tengan hijos rubios y con dientes afilados.

 

Daniel Gavilán
16 enero, 2013 16:28

 Estoy viendo que esto va a ser un poco como Solo Ante el Peligro meets La Noche de los Muertos Vivientes, pero yo voy a continuar con mi defensa de esta serie. 

Personalmente considero que la premisa inicial de convertir al personaje en “Los Vengadores de un solo hombre” fue brillante en muchos aspectos y que al afirmación de que atenta contra la naturaleza del personaje es una falacia. 

Ya lo han explicado los compañeros Luis y Konshu mejor que yo, como a lo largo de la historia se han dado diferentes tratamientos al desorden de personalidad de la creación de Moench. Bendis opta por proseguir la línea de lo que ya había hecho en Ultimate, donde retrataba al caballero lunático como un trastorno disociativo de libro, en el que dentro de su cabeza hay una guerra constante entre diferentes personalidades que tratan de tomar el control y que no deja de impregnarse de nuevas identidades en cuanto comienza a formar equipo con un grupo de individuos con personalidades fuertes como Daredevil, Extraño y compañía. 

En ese sentido, aprovechar su primera etapa longeva como parte de un equipo como los Vengadores (porque si no recuerdo mal, en los wackos era Konshu quien le controlaba) para desarrollar una premisa en la que este se ha visto impregnado por las personalidades del Capitán América, Lobezno y Spider-Man me parece adecuado en muchos aspectos. En primer lugar porque es una forma de resaltar su trastorno y crear una base que se explica por sí sola. 

El guionista bien podría haberse limitado a usar a Steve Grant, Konshu y Jake Lockley en lugar de a estos, pero optando por tres de los iconos más fácilmente reconocibles de la editorial consigues hacerla nítida desde el momento en el que lo pones ante la cara del lector sin necesidad de que haya leído al Caballero Luna en su vida. 

Pones al Caballero rodeado por un taxista, un mercenario salido del Metal Gear Solid y a un egipcio en esa misma situación y tu premisa conlleva una serie de explicaciones que pueden perder al lector menos familiarizado con el personaje y prolongar la presentación del personaje de forma perjudicial. ¿Quienes son esos tíos? ¿Por qué esas formas? Son producto de su cabeza, vale pero ¿qué simbolizan y cual es su dinámica? 

Sin embargo, al usar a los tres Vengadores, desde el momento en que uno descubre que el tipo esta pirado y que son amigos imaginarios, a menos que hayas estado escondido bajo una piedra durante el último cuarto de siglo ya sabes como funciona la dinámica y lo que representa cada una de las personalidades del personaje. Algo tan sencillo y directo como poner un angelito en un lado y un demonio en el otro, solo que aquí tienes al Capi como símbolo de la moral férrea, al Lobezno como parte salvaje y proactiva y a Spider-Man con sus inseguridades y la humanidad. 

Más allá de esto, la esencia del personaje sigue siendo la misma, reduciéndolo hasta su mínima expresión para potenciar el aspecto de su esquizofrenia hasta hacerlo tan nítido y palpable que llegará inmediatamente inmediatamente incluso a aquellos que no lo conozcan de nada. El que se potencie tanto las continuas discusiones entre las diferentes personalidades y ese estado entre la lucidez consciente y la demencia absorbente del protagonista resalta todavía más este aspecto. Pero lo que no acabo de comprender es como no os puede gustar

Aviso de Spoiler

lo de conservar a la amante muerta junto a él como una nueva personalidad creada en una combinación y culpa, detalle que personalmente me pareció tremendamente hermoso

 

Vamos, que aunque esta claro que el trío Vengador fue incluido para hacer el proyecto más fácil de digerir y que resultara más comercial, lejos de verlo como algo negativo lo considero una virtud. ¿Que podría haberse hecho de otra forma? Sí, pero creo el uso que le da Bendis no es para nada gratuito y que le sirve para potenciar el aspecto central del personaje que es lo que verdaderamente intenta, por mucho que sea con otros elementos.

En lo de Nefaria y los últimos números no entro porque no lo tengo demasiado fresco y si que recuerdo ciertos deje en esos aspectos. Pero a mi personalmente me compensa como juega con la peculiar situación mental del personaje, las capas de ficción que construye sobre él (por un lado con sus amigos imaginarios, por otro con el rodaje de la serie y, finalmente, con esa ingeniosa broma de que la serie termine con la cancelación de esta paralelamente al de la colección), el desarrollo de su relación con Eco, coñas autoconscientes como el momento en el que Maya llama a los Vengadores y Carol no se acuerda de quien es o todo el aroma policial con el que envuelve la trama en torno a la persecución del McGuffin. 

Pero en fin, al final todo se reduce en lo que le guste a uno algo y luego llega el racionalizar lo que le ha gustado. A mi personalmente me pareció la mejor reinvención del personaje desde Huston , y una serie que aparte de buscar una identidad propia más allá del mero subproducto genérico, congrega las cinco vocales que le exijo a una colección: Que tenga cierta Originalidad, que sea Ingeniosa y Estimulante, que sepa construir su propia Atmósfera y que tenga un núcleo Uniforme. 

No puedo evitar pensar que parte del fracaso de la serie ha sido fruto tanto del desgaste que venía sufriendo el personaje, como de un público un tanto reacio aun planteamiento tan rompedor con respecto a la línea que este había tenido durante los últimos años (aunque supongo que habrá de todo, pues no sois pocos los que comentáis que en principio no os parecía mala premisa pero que fue el modo de desarrollarla lo que no os convenció). 

Ahora bien, lo de pedir un “retcon” de la serie ya roza el nivel de lo absurdo. Si no te gustan ningunas de las versiones posteriores a Moench… ¿no te vale con releer su etapa? Y olvidarte del resto. ¿De done nace la necesidad de además tener que quitarles las suyas a aquellos que hayan disfrutado con DeMatteis, Huston, Hurwitz o Bendis? Es que entre afirmaciones como esas y la iniciativa para recoger firmas para cancelar y retconear Avengers Arena que me tope el otro día, casi parece que los lectores únicamente queremos dar vueltas en el mismo carrusel una y otra vez o que preferimos que los personajes permanezcan cogiendo polvo en el limbo antes de hacer algo nuevo con ellos

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
16 enero, 2013 16:52

 Daniel, un retcon no, pero un Mefistazo bien puesto… XD

Y como se dijo con el Mefistazo, no le quitaría las etapas a nadie, ahí se quedarían para leerlas, ¿no? 🙂

Que no es por joder, es para salvar la trayectoria del personaje, que va de mal en peor. Yo sueño con una trama en la que se desvele que Seth está detrás de todas las barrabasadas de los últimos años, un arreglo de la cabeza de lunita y casi ya puestos a pedir, que le crezcan las piernas a Frenchie XD (en su orientación sexual no me meto por peliguado, pero pienso que lo metieron un poco con calzador) Un Setazo en toda regla.

Y Daniel, las personalides son Spector, Lockley,Grant y el Caballero Luna. Khonshu es Khonshu, y la etapa de las posesiones, las armas (¡talladas por Ojo de Halcón en el Antiguo Egipto!) y los dorados es también de las olvidables…

Reverend Dust
Lector
16 enero, 2013 17:02

 Daniel me ha copiao el razonamiento. No se vale, sitaaa.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
16 enero, 2013 17:48

 jorgenexo, a mi Morfeo y El Espectro Negro me parecen malos muy buenos (:P) Bushman ya es un poco más normalito, Randall Spector estuvo bien mientras duró, la Fasinera Escarlata (o como sea que lo traduzcan hoy) como enemiga-aliada me gusta mucho…No tiene un repertorio amplio, pero le sumas el típico rollo organizaciones secretas, gubernamentales o ambas y cosas así y no acaba mal del todo.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
16 enero, 2013 18:05

 Ya, jorgenexo, pero también funciona al revés…lo no-tarados no te recitan muchos malos del Caballero Luna, porque en general tampoco es conocido tan a fondo.

Y lo de los villanos famosos tampoco acaba de funcionar, mira si no es famoso Bendis….XD

Daniel Gavilán
16 enero, 2013 19:07

 Que no es por joder, es para salvar la trayectoria del personaje, que va de mal en peor. Yo sueño con una trama en la que se desvele que Seth está detrás de todas las barrabasadas de los últimos años, un arreglo de la cabeza de lunita y casi ya puestos a pedir, que le crezcan las piernas a Frenchie XD (en su orientación sexual no me meto por peliguado, pero pienso que lo metieron un poco con calzador) Un Setazo en toda regla.

Setazos los que os tomáis algunos 😆 

Yo es que, gusten o no gusten, no veo donde está la “barrabasada” que perjudique al personaje como para tener que deshacerla para continuar adelante. Y como dicen en mi pueblo, si algo no esta roto, no lo arregles. Sigue pedaleando y si no quedó demasiado bien, intenta hacerlo mejor

las personalides son Spector, Lockley,Grant y el Caballero Luna. Khonshu es Khonshu, y la etapa de las posesiones, las armas (¡talladas por Ojo de Halcón en el Antiguo Egipto!) y los dorados es también de las olvidables…

Con Konshu siempre se ha jugado a la ambigüedad entre la deidad egipcia y la locura del personaje. Ambas vías son válidas, dado a que hay un poco de ambas. 

Respecto al tema de la importancia de la galería de villanos, no acabo estar yo muy de acuerdo, y uno de los ejemplos es el citado Punisher. Citáis a Puzzle, y aunque es cierto que se han enfrentado multitud de veces con alguna que otra saga para el recuerdo, no creo que tenga mayor relevancia en la galería de villanos de Frank que se un tipo con cierto carisma y la habilidad suficiente como para sobrevivirle. 

Ahí tenéis el ejemplo de dos de las etapas más valoradas de la última década (el MAX de Ennis y la de Rucka) donde apenas se recurre a la figura del archienemigo ni dar forma a una galería de rogues propia. La relación de antagonismo puede ayudar como fue en el caso de Alias con el Hombre Púrpura, pero tampoco creo que sea imprescindible. 

Personalmente creo que es más importante la voz. Que el personaje tenga algo propio y característico que lo haga interesante y por lo que el público lo quiera leer. Algo similar a lo que hizo Slott al convertir a Hulka en la Allie McBeal de Marvel. 

Con el Caballero Luna bien podría hacerse eso potenciando un aspecto u otro (a gusto del guionista) para que no acabe viéndose reducido a una suerte de Batman pasado por lejía. O a saber, lo mismo el público lo único que quiere es más con lo mismo, y prefieren un sucedáneo que añadir a las otras 15 colecciones de Batman que algo diferente, que en muchas ocasiones son difíciles de interpretar como ellos solos

Khonshu
Khonshu
Lector
16 enero, 2013 23:38

 Estoy viendo que esto va a ser un poco como Solo Ante el Peligro meets La Noche de los Muertos Vivientes, pero yo voy a continuar con mi defensa de esta serie

O como el chiste del loco que va por la autopista en dirección contraria.

Personalmente considero que la premisa inicial de convertir al personaje en “Los Vengadores de un solo hombre” fue brillante en muchos aspectos y que al afirmación de que atenta contra la naturaleza del personaje es una falacia

Pero realmente piensas que es una premisa que puede durar Daniel? Te interesaría un personaje al que le hablan otros personajes ya establecidos de trasfondos ajenos al suyo más allá de unos pocos números?  De verdad piensas que eso puede llevar a algún lado?

como a lo largo de la historia se han dado diferentes tratamientos al desorden de personalidad de la creación de Moench

Lo de que el Caballero estuviera loco de origen es discutible. Las identidades fueron creadas por él mismo para poder moverse en distintos ambientes, pero no actuaba como un trastornado quwe necesita medicación. Había cierta ambigüedad, pero sólo se hizo tanto hincapié en su desorden de personalidad a partir de la versión Ultimate, que es un personaje distinto.

donde retrataba al caballero lunático como un trastorno disociativo de libro, en el que dentro de su cabeza hay una guerra constante entre diferentes personalidades que tratan de tomar el control y que no deja de impregnarse de nuevas identidades en cuanto comienza a formar equipo con un grupo de individuos con personalidades fuertes como Daredevil, Extraño y compañía.

La versión ultimate no se impregnaba de otros personajes. Tenía sus identidades (Cab. luna, steven grant, marc spector y una niña, creo recordar) y éstas tomaban el control, pero no cambiaban, si no recuerdo mal. Pero este ni siquiera es el caso del de esta nueva serie, ya que el Spidey/lobi/capi no le poseen sino que le aconsejan. Es mas bien como si oyera voces que le impulsan a actuar de una forma concreta.

El guionista bien podría haberse limitado a usar a Steve Grant, Konshu y Jake Lockley en lugar de a estos, pero optando por tres de los iconos más fácilmente reconocibles de la editorial consigues hacerla nítida desde el momento en el que lo pones ante la cara del lector sin necesidad de que haya leído al Caballero Luna en su vida. 

Más bien consigues que un lector nuevo piense: “¿Pero qué mierda es esta?” “¿Un personaje que se imagina que otros héroes con los que no tiene relación le hablan?” Le resta un montón de atractivo al personaje, sea quien sea. Es una idea fea y muy rara. ¿Y crees que a alguien le costaría pillar que hay un superhéroe que se ha inventado tres identidades civiles? Eso cualquier guionista te lo expone en el primer número (Bendis en 3).

Más allá de esto, la esencia del personaje sigue siendo la misma, reduciéndolo hasta su mínima expresión para potenciar el aspecto de su esquizofrenia hasta hacerlo tan nítido y palpable que llegará inmediatamente inmediatamente incluso a aquellos que no lo conozcan de nada. 

Pero es que eso no es la esencia del personaje. El Caballero Luna no va de la locura, va de un hombre que fue resucitado (o cree haberlo sido) y decide enmendar el mal que hizo vengando la injusticia. Si le quitas a Khonshu y el misticismo (sea real o no) ya estás dejando el personaje cojo.

y una serie que aparte de buscar una identidad propia más allá del mero subproducto genérico, congrega las cinco vocales que le exijo a una colección: Que tenga cierta Originalidad, que sea Ingeniosa y Estimulante, que sepa construir su propia Atmósfera y que tenga un núcleo Uniforme. 

Precisamente lo que no consigue es esa identidad propia o núcleo uniforme. Todo gira en torno a un objeto que al final no encierra ninguna historia. Si cambias al Caballero Luna por la propia Eco o algún  otro Vengador de segunda cuentas casi lo mismo ya que el personaje no tiene ninguna relación con los hechos. Y el guión, aunque no está mal de diálogos y momentos puntuales, tiene un desarrollo muy malo.

No puedo evitar pensar que parte del fracaso de la serie ha sido fruto tanto del desgaste que venía sufriendo el personaje, como de un público un tanto reacio aun planteamiento tan rompedor con respecto a la línea que este había tenido durante los últimos años

O sencillamente que era una serie mala y los autores no estuvieron a la atura. De todas formas, se ha vendido el fracaso de esta serie y no tenía unos números tan desastrosos. Marvel la cerró porque le dio la gana y Bendis nunca tuvo ideas más que para una miniserie. Él contó lo que iba a contar y se acabó. Creo que Moon Knight vendía más que Thunderbolts y Factor X y éstas siguen.

 queremos dar vueltas en el mismo carrusel una y otra vez o que preferimos que los personajes permanezcan cogiendo polvo en el limbo antes de hacer algo nuevo con ellos

Desde el principio planteabas que los que nos quejábamos de la etapa de Bendis eramos unos cerrados que no habíamos comprendido esta gran etapa. Cuando todo el mundo te ha dicho que no es eso. No nos gusta porque nos parece mala.

El caballero empezó de mercenario contra el hombre lobo; nos lo batmanizaron en sus aventuras en solitario; se convirtió en un vengador con poderes mágicos;  se borraron sus otras identidades; palmó con la movida de Seth Falcón y los infernalitas; “resucitó” y era todo mentira; se descubrió que Khonshu era un hijoputa y ahora está más chalado que nunca… Es un personaje al que ha sufrido muchos cambios radicales, así que tampoco es que te puedo asegurar que hemos visto de todo con él.

Y si te soy sincero, a mí muchas de esas cosas no me disgustan. Creo que el Caballero Luna arrastra problemas desde su misma concepción. Doug Moench hizo un  personaje tan definido (las identidades, marlene, frenchie, Khonshu…) que era demasiado estático. Era un buen vehículo para contar las historias que por aquel entonces en Batman no se podían contar, pero estaba demasiado encorsetado. Si lo hacías evolucionar perdía lo que le hacía funcionar. Habría sido mejor idea no cambiar la idea original de que era un mercenario y no volverlo un millonario a lo Bruce Wayne.   

A mí la tan odiada “El puño de Khonshu” me gusta y creo que tenía ideas muy válidas, pero que se aplicaron de forma demasiado extrema y poco sutil. Pero reforzar el lado místico del personaje frente al urbano no me parecía para nada mala idea.

Para mí la solución ideal es la de Charlie Huston  y Gregg Hurwitz. Sin renegar del pasado, saber mantener un equilibrio entre las distintas facetas del personaje. Me gustó que se incidiera en el pasado oscuro de Spector, me gustó que Ray (o era Ricky?) sucediera a un roto Frenchie… En realidad, lo único que borraría del pasado del personaje son la horrorosa etapa de Kavanagh (eso ya lo hizo Moench) y omitiría cualquier referencia a la chaladura Capi/Lobi/Spidey. 

Que no es por joder, es para salvar la trayectoria del personaje, que va de mal en peor. Yo sueño con una trama en la que se desvele que Seth está detrás de todas las barrabasadas de los últimos años, un arreglo de la cabeza de lunita y casi ya puestos a pedir, que le crezcan las piernas a Frenchie XD (en su orientación sexual no me meto por peliguado, pero pienso que lo metieron un poco con calzador) Un Setazo en toda regla.

No hace falta un Setazo, Nob. Moench ya demostró que se puede arreglar todo sin muchos problemas. El Caballero tiene un enemigo como Morfeo que te altera la realidad; tuvo unos monjes de Khonshu que le hacían ver visiones; tuvo al propio Khonshu jugando con su cabeza o, en su defecto, puedes decir que está loco. Hay muchos mimbres ahí para arreglar cualquier desaguisado.

Yo también tenía una idea en plan setazo de cómo se podía arreglar todo (creo que la puse en la reseña de Luis del tomo 1, así que paso de repetirme) y, leyendo el primer tomo de “la venganza…” da la impresión de que Hurwitz iba a tirar por algo en ese plan, lástima que no pudiera continuar con sus planes.

Yo es que, gusten o no gusten, no veo donde está la “barrabasada” que perjudique al personaje como para tener que deshacerla para continuar adelante. Y como dicen en mi pueblo, si algo no esta roto, no lo arregles. Sigue pedaleando y si no quedó demasiado bien, intenta hacerlo mejor

Ahí sí te doy la razón Daniel. Bendis no ha roto nada. Con ignorarlo ya está.

Con el Caballero Luna bien podría hacerse eso potenciando un aspecto u otro (a gusto del guionista) para que no acabe viéndose reducido a una suerte de Batman pasado por lejía

Nuevamente de acuerdo, hay que quitarle todo el rollo Batman. Fuera la mansión y fuera el mayordomo, no le hacen falta para nada. Y no quites la estatua de Khonshu (cagada de Bendis), aunque no sea una serie mágica, no hay que quitarle el hálito de misterio. 

Lemmytico
Lemmytico
Lector
17 enero, 2013 0:17

 Una estatua de Khonsu para Khonsu 😀 Completamente de acuerdo en todo.

Daniel Gavilán
17 enero, 2013 0:32

Ahora mismo no ando con mucho tiempo, pero… paren las rotativas

Desde el principio planteabas que los que nos quejábamos de la etapa de Bendis eramos unos cerrados que no habíamos comprendido esta gran etapa. Cuando todo el mundo te ha dicho que no es eso. No nos gusta porque nos parece mala.

Yo no he dicho eso. De hecho, lo que he afirmado ha sido justo lo contrario. Copipasteando de mis comentarios anteriores:

No puedo evitar pensar que parte del fracaso de la serie ha sido fruto tanto del desgaste que venía sufriendo el personaje, como de un público un tanto reacio aun planteamiento tan rompedor con respecto a la línea que este había tenido durante los últimos años (aunque supongo que habrá de todo, pues no sois pocos los que comentáis que en principio no os parecía mala premisa pero que fue el modo de desarrollarla lo que no os convenció)


Que además de venir a raíz de tu opinión, viene a decir justo lo contrario de lo que alegas. En mi comentario sostengo que si hay gente que aun incluso abordándola con mente abierta tampoco le ha gustado, algo malo tendrá. En ningún momento me erijo como iluminado capaz de ver más allá que el grueso de lectores, ni por encima del resto de las opiniones

O sencillamente que era una serie mala

La serie en general cosechó bastantes buenas críticas en los medios especializados mientras fue publicada en USA y gustó a bastante gente. No eramos pocos los que aun con sus defectos veíamos una premisa atractiva desde la que abordar el personaje, así que tan simple como eso no puede ser.

p.s.: A parte del chiste del conductor, también hay un refrán que habla de dejarse guiar por la mayoría comparándolo con los hábitos alimenticios de las moscas. Pero tampoco voy a caer en el mal gustó de semejante símil por mucho que me comparéis con el loco de la M-40, que toda opinión es tan válida y meritoria como la de cualquiera. Mañana sigo con lo otro 😛

Khonshu
Khonshu
Lector
17 enero, 2013 1:59

 Como aquí no es tan tarde (una hora menos en Canarias), voy a matizar antes del temible contraataque que sin duda nos aguarda mañana.

En cuanto a mi primer párrafo que destacas,  es verdad, tú no has dicho eso exactamente y no pienso que creas tener la verdad absoluta sobre otras opiniones. Tus comentarios a mí sí me dejaron la impresión varias veces de que dabas a entender cierta ceguera del fandom que no había valorado justamente la obra por ser demasiado innovadora. En mi cabeza el tono de mi comentario era de lo más jovial, pero releído ahora me disculpo si sonó muy rudo. 

Y lo del chiste obviamente era coña. Nada mejor que las opiniones divergentes para poder seguir teniendo un buen debate. Así que espero ver mañana una demoledora disertación sobre las bondades del Caballero Chiflado de Bendis.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
17 enero, 2013 9:08

 Coincido casi al 100% Khonshu, muy bien dicho. Lo de Morfeo también lo había pensado yo, pero creo que el “todo ha sido un sueño de Morfeo” quedaría un poco mal, y no sólo por coincidir con el nombre de un grupo mierder. Pero en una cosa si que hay darle la razón a Daniel, en su momento Moench ya jugó con la presión mental de las diferentes personalidades, con peleas internas y más. No al nivel “loco de atar” actual, pero alguna cosa quedó.

Y si, vale, se puede ignorar la parte de Bendis…mientras la ignoren también los guionistas que vengan después, claro 😀 A eso me refiero con eliminar barrabasadas .

En mi “Setazo” Seth se ha estado haciendo pasar por Khonshu (el dios, no el comentarista) los últimos años. Yo creo que daría juego 😀

Daniel Gavilán
17 enero, 2013 13:09

 Creo que nos ha pasado a ambos lo mismo Konshu. De hecho puse el último párrafo de mi comentario en tono jocoso y releyendo la verdad es que queda más bien desagradable 😛

Entrando en materia: 

¿Un personaje que se imagina que otros héroes … le hablan?

Será cuestión de opiniones, pero has descrito en una frase lo que más me gusta de la serie, el peculiar estado de trastorno mental del personaje. Y dado a que siempre me han tirado ese tipo de historias, fue precisamente ese tinglado que monta Bendis lo que más me hizo disfrutar de la serie, dando pie a momentos tan lúcidos como en el momento en el que Spector revela su condición a su compañero (incidiendo mordazmente en algo que veníamos sospechando desde hace tiempo, que los superhéroes son una bendición, pero tienen que estar como una puta cabra para hacer lo que hacen). Vamos, que yo nunca la describiría como “fea” o “sucia” más allá del entorno noir en el que se desarrolla

¿Y crees que a alguien le costaría pillar que hay un superhéroe que se ha inventado tres identidades civiles? Eso cualquier guionista te lo expone en el primer número

No me has entendido. Lo que decía es que al recurrir a esas identidades, la premisa se explica por si sola. Si en lugar de usar a tres iconos mundialmente conocidos de Marvel recurriera a tres identidades que el lector versado no conoce (el taxista, el dios, el mercenario…) lo que simbolizan e implican cada una de esas personalidades no queda igual de claro sino mediante un proceso de familiarización que obliga al escritor a una gran carga de explicaciones para llegar de un punto A a uno C. 

El tío se imagina a un taxista, vale, pero ¿quién es ese taxista? ¿En que se diferencia del egipcio, el millonario y el mercenario? Esto deriva en el problema de que parte de la partida consiste en exponer las reglas del juego, mientras que con la fórmula aplicada por Bendis, no hace falta explicar que representan las diferentes personalidades porque todo el mundo conoce a Spider-Man, Lobezno y el Capi, permitiendo entrar directamente en materia y sin confusiones ni perdidas del hilo conforme el lector se familiariza de un número a otro

La versión ultimate no se impregnaba de otros personajes. Tenía sus identidades (Cab. luna, steven grant, marc spector y una niña, creo recordar)

Que va. Durante la saga Ultimate Knights, la reunión de Luna con Daredevil y compañía acaba dando como resultado que al infiltrarse en la banda de Kingpin bajo la identidad de un nuevo mercenario (Ronin) su cabeza acabe generando una nueva personalidad acorde con los atributos de esta identidad falsa. Y diría que había otro caso similar con un muerto de por medio, pero no se si me estoy confundiendo con la serie del  universo tradicional

Pero realmente piensas que es una premisa que puede durar Daniel? Te interesaría un personaje al que le hablan otros personajes ya establecidos de trasfondos ajenos al suyo más allá de unos pocos números?  De verdad piensas que eso puede llevar a algún lado?

Teniendo en cuenta que Peter David lleva más de un centenar de números cuyo principal tema son las vicisitudes de un tipo que sus poderes consisten en generar duplicados con tendencia a volverse caóticos por encarnar distintos aspectos de su personalidad o solo Dios sabe cuantos al frente de un personaje que basó su fuerte en la lucha entre dos personalidades contrapuestas, yo diría que sin problema. 

De hecho, uno de los aciertos de Bendis fue el hacer que esta situación no fuese estática, sino algo dinámico que permitía experimentar en futuras entregas

Aviso de Spoiler

al principio, Spector tiene las personalidades de el Capitán América, Lobezno y Spider-Man. Pero a raíz de la traumática muerte de Eco, la de Lobezno destruye a las otras dos quedando como personalidad dominante, impulsando al Caballero a una actitud mucho más agresiva y extrema. Pero entonces, Marc desarrolla una nueva personalidad con la imagen de su novia muerta y, durante el epílogo del cómic, una quinta tras colaborar con Iron Man con el tema de la cabeza de Ultron.

Si después de acabar su historia en doce números la serie hubiera caído en manos de un guionista que se moviese entre Nathan Edmondson y el citado David, la serie habría tenido un potencial tremendo solo por el juego de la dinámica entre las distintas identidades supervivientes mientras otras nuevas se sumaban al conjunto o se recrudecía las relaciones entre ellas. Eso por no hablar de la relación con el resto de su entorno y el resto del Universo Marvel, brindándonos una situación en la que solo el lector sabe lo que pasa por su cabeza mientras que para sus coetáneos es una incógnita. 

Rob Williams ya supo usarlo de forma más que acertada en la colección de Daken, donde Spector acababa desarrollando un sentimiento paternofilial falso hacia este a merced de la identidad de Logan. Y bueno, dentro de lo de las posibilidades a las que habría podido dar pie, hubiera tenido coña que Spector se hubiera visto marcado por la personalidad de Nefaria y que en futuras entregas desarrollase una identidad basada en este, convirtiéndose en el protector de Los Ángeles y el señor del hampa a la vez

Lo de que el Caballero estuviera loco de origen es discutible. Las identidades fueron creadas por él mismo para poder moverse en distintos ambientes, pero no actuaba como un trastornado quwe necesita medicación. 

Ya te lo ha citado Nob, a lo que además habría que añadir como esta situación se ha ido agravando desde que Huston lo recuperase en su colección, donde dejaba bien claro que no estaba nada bien de la azotea (algo que también abordó Hurwitz). Vamos, que no es algo que surja de la nada precisamente. De hecho, tu mismo recuerdas las dudas entre realidad y ficción de su resurrección y el misticismo de Konshu, temas que resaltan todavía más esta línea. Súmale además todas sus historias clásicas que implicaban siniestros sanatorios, lavados de cabeza, etc…

Precisamente lo que no consigue es esa identidad propia o núcleo uniforme. Todo gira en torno a un objeto que al final no encierra ninguna historia. Si cambias al Caballero Luna por la propia Eco o algún  otro Vengador de segunda cuentas casi lo mismo ya que el personaje no tiene ninguna relación con los hechos. Y el guión, aunque no está mal de diálogos y momentos puntuales, tiene un desarrollo muy malo.

No, no. Aquí creo que te equivocas: La serie no va de recuperar la cabeza de un robot. Eso es solo un MacGuffin como lo pueden ser la maleta de Ronin (la película de Frankenheimer) o la pata de conejo de Misión Imposible 3. El elemento en sí no tiene más funcionalidad que la de propiciar la serie, que no va de su recuperación ni de la guerra de Spector contra Nefaria, sino de explorar la peculiar situación mental de un personaje al borde de la locura. Ese es el tema central de la serie en torno al que Bendis confecciona la mayoría de las páginas y diálogos (y de forma bastante lúcida bajo mi punto de vista). El resto no son sino elementos propiciatorios que le brindan el marco en el que construir su historia. Un acercamiento que además, no creo que hubiera sido posible más que con el Caballero Luna y algún otro tarado de corte noir que se mueva en la misma línea. 

 Si le quitas a Khonshu y el misticismo (sea real o no) ya estás dejando el personaje cojo.

No estoy de acuerdo. Es cierto que el misticismo es una parte muy importante del personaje. Diría que la segunda. Pero creo que es todavía más importante su estado a medio camino entre la consciencia y la locura, lo real y lo irreal. Este es el aspecto en el que acertadamente se centra Bendis apostando por el aspecto onírico de este misticismo sin desechar lo anterior. Ahí tienes si no sus ensoñaciones con Marlene entre vigilia, más todo el misterio en torno a cuanto hay de verdad y cuanto de delirio entre los relatos de su pasado (como cuando la realizadora le pregunta por lo del Hombre Lobo con una incredulidad como si le estuviera hablando de un efecto especial de una vieja película de la Universal). Los que la leímos en su día podremos saber que esta sucedió, pero esto no evita que el guionista juegue con los bordes entre realidad y ficción de una forma bastante lúcida

Pero lo más importante y en lo que creo que coincidirás: Las dos etapas anteriores se habían centrado tanto y tanto en tu tocayo Konshu, que dejarlo de lado fue algo positivo. Luego siempre habrá posibilidad para recuperarlo o incluso como la perdida de su influencia podría haber afectado a que Spector se convirtiera en un huérfano necesitado de introducir nuevas voces en su cabeza (que no digo que fuera la intención de Bendis, a saber, pero era otra de los potenciales argumentos que propiciaba la serie), pero el nuevo planteamiento suponía un soplo de aire fresco con el que explorar campos nuevos y dar un nuevo matiz a la particular situación mental del personaje. 

p.s.: Que ya que estamos, más de uno habéis hablado de que debió seguir la línea que le dieron al personaje en Vengadores Secretos para esta nueva cabecera, pero creo que en cierto modo aquel acercamiento que le dieron Brubaker y Ellis -usando sus personalidades para convertirlo en un maestro del disfraz y la infiltración- podría antojarse como una suerte de precedente antes de llegar a la situación en la que nos lo puso Bendis (donde lleva lo del cosplay todavía más allá).

En mi “Setazo” Seth se ha estado haciendo pasar por Khonshu (el dios, no el comentarista) los últimos años. Yo creo que daría juego

Como para quejarse luego de mefistazos o flashpoints 😆 ¿Este no es precisamente el tipo de movidas de las que nos quejamos siempre? ¿Para qué serviría esa movida aparte de para pegarles una patada en la boca a todos los que hayan disfrutado con estas etapas solo por mero capricho?

  


Khonshu
Khonshu
Lector
18 enero, 2013 3:13

Lo
que decía es que al recurrir a esas identidades, la premisa se explica
por si sola. Si en lugar de usar a tres iconos mundialmente conocidos de
Marvel recurriera a tres identidades que el lector versado no conoce
(el taxista, el dios, el mercenario…) lo que simbolizan e implican cada
una de esas personalidades no queda igual de claro sino mediante un
proceso de familiarización que obliga al escritor a una gran carga de
explicaciones para llegar de un punto A a uno C

No te preocupes, que te explicaste perfectamente la primera vez. E incluso coincido en que para lo que Bendis quería hacer la decisión de usar a esos Vengadores era la más apropiada (otra cosa es que me guste la idea). No digo que hubiera sido mejor usar las identidades originales para sus propósitos, sino que, si Bendis hubiera querido se podía haber hecho igualmente y no creo que el lector hubiera tenido mucho problema en entenderlo. De hecho, había una historia muy corta (dibujada por Nowlan y no recuerdo si de Moench) en la que en apenas unas pocas páginas se planteaba un diálogo entre las personalidades del Caballero muy similar a lo que hace Bendis. La leí de niño y fue de lo primero que vi del Caballero y aún así lo entendí perfectamente. No me acuerdo como se llamaba, era uno de los complementos de la primera edición de Secret Wars de Forum. 

Que
va. Durante la saga Ultimate Knights, la reunión de Luna con Daredevil y
compañía acaba dando como resultado que al infiltrarse en la banda de
Kingpin bajo la identidad de un nuevo mercenario (Ronin) su cabeza acabe
generando una nueva personalidad acorde con los atributos de esta
identidad falsa. Y diría que había otro caso similar con un muerto de
por medio, pero no se si me estoy confundiendo con la serie del
 universo tradicional

Cierto, es verdad que la identidad de Ronin empezaba a causar problemas al convertirse en una más. Pero tú decías en tu otro comentario que se impregnaba de los otros héroes que le acompañaban y eso no pasa relamente. De todas maneras, a mí este ultimate Moon Knight no me sirve de precedente porque no son el mismo personaje. Me gustó lo que hizo Bendis en Ultimate como universo alternativo donde explotar ideas, pero debió seguir desarrollándolas en Ultimate Spiderman, no en el 616. Lo que ocurre en el Moon Knight de Bendis/Maleev no es muy coherente con el pasado del personaje. Aún suponiendo que Spector tuviera personalidad múltiple, no tiene mucho sentido que ahora adopte las de otros Vengadores y su “trastorno” no funcionaba de esa manera. Se podría argumentar sin problemas que su estado se ha agravado, pero es que ya no es realmente un trastorno de disociación de personalidad (un trastorno que igualmente muchos psiquiatras niegan que exista realmente), sino más bien que tiene alucinaciones y se imagina gente que le habla.

 
Vamos, que no es algo que surja de la nada precisamente. De
hecho, tu mismo recuerdas las dudas entre realidad y ficción de su
resurrección y el misticismo de Konshu, temas que resaltan todavía más
esta línea. Súmale además todas sus historias clásicas que implicaban
siniestros sanatorios, lavados de cabeza, etc…

Yo no niego que se insinuara la locura en la serie original. Lo que decía cuando afirmo “lo de que estuviera loco de origen es discutible” es que no fue concebido como tal. Para ti, sus personalidades múltiples es uno de los elementos más importantes del personaje y lo que te decía es que no me parece una de las bases fundamentales, porque ni siquiera estaba en sus primeros años de historia. Lo de las 4 identidades era una invención de Spector para poder infiltrase en todo tipo de ambientes y ya está. No te lo planteaban como un desorden de personalidad, sino como una particularidad del personaje. En vez de dos identidades, como el resto de superhéroes, tenía una por cada una de las fases de la luna.

Es cierto que a Moench le encantaban las historias en plan experimentos mentales de agencias oscuras, manicomios y esas cosas. Es cierto que trató de aplicar al personaje toda la simbología relacionada con la Luna y a este satélite se le relaciona con la locura (lunáticos, vamos). Es cierto que el comportamiento de Marc era muy excéntrico, hablando de sí mismo en tercera persona y respondiendo a nombres distintos según quien le hablara, pero tampoco se veía que su personalidad cambiara radicalmente, parecía más bien un tipo disfrazándose y actuando.

Lo de las identidades era como un chiste recurrente de la serie y nadie le trataba como a un loco. Releete todas sus aventuras anteriores a la primera regular y los primeros númerso de ésta y verás que lo de la locura no estaba ahí inicialmente. Que luego Moench jugó con ello, es verdad. Pero, como bien dices, no me parece un elemento fundamental del personaje hasta su relanzamiento con Huston. Antes era algo sutil con lo que se podía jugar, ahora creo que se ha sobreexplotado y ya se ha quedado el personaje con la etiqueta de “el superhéroe chalado”, cuando era y podría ser mucho más.

Aquí creo que te equivocas: La serie no va de recuperar la cabeza
de un robot. Eso es solo un MacGuffin como lo pueden ser la maleta de Ronin
(la película de Frankenheimer) o la pata de conejo de Misión Imposible
3. El elemento en sí no tiene más funcionalidad que la de propiciar la
serie, que no va de su recuperación ni de la guerra de Spector contra
Nefaria, sino de explorar la peculiar situación mental de un personaje
al borde de la locura. Ese es el tema central de la serie en torno al
que Bendis confecciona la mayoría de las páginas y diálogos (y de forma
bastante lúcida bajo mi punto de vista). El resto no son sino elementos
propiciatorios que le brindan el marco en el que construir su historia.
Un acercamiento que además, no creo que hubiera sido posible más que con
el Caballero Luna y algún otro tarado de corte noir que se mueva en la
misma línea
.

Yo no digo que el motivo principal de la serie sea lo de Ultron, estoy de acuerdo en que el estado mental de Spector es lo que le interesa realmente a Bendis. Lo que digo es que tú la definiste una serie de “núcleo uniforme” y yo te digo que para mí no lo es. Son dos historias que no casan muy bien y que ni siquiera le permiten sacarle todo el jugo al tema de las identidades.

Cambia realmente el tema de la locura tanto a la trama? No. La trinidad le da consejos al Caballero pero su estado mental tampoco afecta tanto a lo que pasa. Si le quitas al Caballero y a sus identidades se reduce a una historia de “héroe de medio pelo se enfrenta a enemigo que le supera” y se podría haber contado casi lo mismo con Eco o cualquier otro.

Luego, por otro lado, va la historia de la locura del Caballero, pero no consigue conjuntarlas bien. Es cierto que da escenas y diálogos interesantes, pero no afecta tanto a la acción. Bendis lo hizo mucho mejor en Ultimate Spiderman. Ahí sí que el hecho de que el Caballero esté loco trastoca el plan cuando se le va la mano como Ronin y complica la historia. También Huston lo hizo muy bien al añadir el personaje de “El Perfil” o aquel número de Civil War en el que el Caballero tenía que ir al psicólogo. Esas sí eran situaciones en las que se sacaba jugo a la locura del personaje, pero una aventura donde todos los elementos son ajenos al trasfondo habitual de la serie no da mucho juego más allá de Lobezno diciendole que se ponga duro o Spiderman diciéndole que bese a Eco. Bendis tenía 12 números para inventarse mil situaciones interesantes, pero su lo que ocurre realmente es tan pobre y repetitivo que nos deja muy pocas perlas en ese sentido. 

 Pero lo más importante y en lo que creo que coincidirás: Las dos
etapas anteriores se habían centrado tanto y tanto en tu tocayo Konshu,
que dejarlo de lado fue algo positivo.
 

No, nuevamente estoy en desacuerdo. Insito en que quitar a Khonshu fue una cagada (aunque el omnipresente dios no puede evitar hacer su aparición estelar como cameo en la serie de televisión). Pero no me refiero al Khonshu psicópata y parlanchín de los últimos años, que ha dado mucho juego pero no me acaba de gustar. Sino a la figura de Khonshu como elemento simbólico de fondo.

Un hombre malo muere y renace como avatar de un dios de la venganza para redimir sus malas acciones (o precisamente por ser malo le eligen como brazo ejecutor, si le haces caso a Huston). Sea real o fruto de su imaginación, esa es la motivación del Caballero Luna. Si le quitas a Khonshu ni siquiera tiene sentido que el personaje siga siendo superhéroe (de hecho, en la de Bendis es como que pasaba por ahí). Suponiendo que esté loco, esa es la locura interesante y no la múltiple personalidad, el hecho de que él crea que una estatua le dio una misión divina.

En el fondo, Spector no quiere seguir con su misión, sino ser feliz con Marlene (y por eso era tan errático y abandonaba a menudo), pero en su mente Khonshu le obligaba a seguir adelante. Por eso no se podía desacer de la estatua o flaqueaban sus fuerzas si esta sufría daño. Porque él realmente estaba convencido de que era el vehículo para comunicarse con su dios.

Momentos tan chulos como cuando recupera el uso de sus piernas (mucho antes que Batman y en menos tiempo) o como cuando agarra al Perfil y le obliga a que le analice y éste se caga de miedo. Esos momentos en los que incluso el lector no sabe a ciencia cierta si saca tal convicción de su locura que ésta le da una fuerza y voluntad sobrehumanas o realmente es el poder de Khonshu. Ahí es cuando el personaje mejor funciona.

  Que ya que estamos, más de uno habéis hablado de que debió seguir
la línea que le dieron al personaje en Vengadores Secretos para esta
nueva cabecera, pero creo que en cierto modo aquel acercamiento que le
dieron Brubaker y Ellis -usando sus personalidades para convertirlo en
un maestro del disfraz y la infiltración- podría antojarse como una
suerte de precedente antes de llegar a la situación en la que nos lo
puso Bendis (donde lleva lo del cosplay todavía más allá)

La diferencia es que Ellis hizo que el personaje fuera cool. Bendis lo hace un hazmerreir. Su Caballero Luna es un pringado al que su propio ayudante le canea, su interés romántico le atiza cuando la va a besar y apenas puede derrotar a una villana de tercera división como Cabeza de Dragón sin que le ridiculicen o le pateen los huevos. Un tipo tan lamentable que tiene que imitar y copiarle los poderes a otros héroes para triunfar. Un pobre loco que da más pena que otra cosa. Es cierto que al final el personaje vence ante una gran adversidad y se supone que eso le engrandece, pero si comparas el tratamiento que le da Bendis a Daredevil con el que le da al Caballero, está claro que aquí ha intentado hacer una especie de looser superheroico. Igual la idea es que despierte la simpatía del lector, pero a mí me crea más bien el efecto contrario.


Como para quejarse luego de mefistazos o flashpoints
¿Este no es precisamente el tipo de movidas de las que nos quejamos
siempre? ¿Para qué serviría esa movida aparte de para pegarles una
patada en la boca a todos los que hayan disfrutado con estas etapas solo
por mero capricho?

Pues a mí el Setazo de Nob me parece una idea cojonuda. No creo que lo hayas entendido. Él no dice que se borren las historias anteriores, sino que se explique que el Khonshu malote era en realidad Set jugando con la mente de Spector. No es una idea nada descabellada y se parece mucho a lo que yo haría y a lo que Moench hizo con “Resurrección”. Justificaría muchas cosas que han pasado y no cuadran y sería coherente con el pasado de la serie (a fin de cuentas Khonsu no habalaba directamente al Caballero, sino que le inspiraba).

Si nos tuviéramos que conformar con cada burrada que se le ocurre a un guionnista iluminado, aún estaríamos con la aberración aquella de los infernalitas de Kavanagh.

Tampoco el Caballero es un personaje quemado que exija tantos tratamientos radicales como ha tenido. A pesar de su larga historia, apenas supera los 100 números entre todas sus series y al menos la mitad eran historias tirando a malas. De hecho, en los últimos años va sumando prometedores arranques que se van desinflando, así que faltan buenas sagas y desarrollos a largo plazo.

Por eso muchos no necesitamos tratamientos de shock, Daniel, porque consideramos que la vena clásica del personaje no está aún lo suficientemente explotada. Y aunque ahora haya vivido unos años de bonanza editorial, se trata de un personaje que lo mismo se pega 8 o 10 años sin serie, así que si sacan un volumen que no te gusta, como fan lo lamentas por ser una oportunidad perdida.

Imagínate que en vez de de El Caballero Luna, estuviéramos hablando de tu adorado Aquaman. Igual no disfrutarías de que intrerrumpieran un tipo de historia que te gusta para hacerle una renovación radical.     

Daniel Gavilán
18 enero, 2013 16:22

La discusión es francamente interesante, pero esta comenzando a perderse entre las brumas de los posts antiguos, así que creo que es mejor ir poniéndole final: 

1) En muchas de las respuestas incides en que lo que hace Bendis no es exactamente el enfoque que se había usado antes, pero como ya he sostenido, para mi su principal virtud es ofrecer un enfoque fresco a la locura del personaje. Un enfoque que aparte de ser novedoso, le veo muchas virtudes y posibilidades. 

2) Es cierto que no estaba en la base del personaje, pero como bien decías antes, es un personaje que ha cambiado mucho a lo largo del tiempo. Y como ya sabes, hay elementos que pese a no estar en la concepción inicial de un personaje, terminan convirtiéndose en quintaesenciales con el paso del tiempo. Ahí tienes el caso de la amnesia de Lobezno o su esqueleto de adamantium, elementos que no se incorporaron hasta mucho más tarde pero sin los cuales es imposible entender al candiense. 

3) Cambia realmente el tema de la locura tanto a la trama? Sí. Eso es lo que canibaliza por completo el desarrollo de la historia y condiciona la relación con el resto de personajes. Solo imagínate que en lugar de por Spector, la serie estuviera protagonizada por Daredevil o Mortaja: El resultado sería una obra completamente diferente en el que sería imposible encajar todas las capas que añade Bendis a la historia. El juego entre la ficción del rodaje, la realidad  y lo que el personaje ve dentro de su mente, ese entorno al borde de la vigilia en el que ni él mismo esta seguro de que es real y que no, la relación entre sus personalidades y la suya propia con su entorno, la amante muerta en su memoria… no es un adorno puntual que se introduce en un momento determinado. Es el factor que está presente a través de todos los números de la serie y la óptica desde la que se nos cuenta todo lo que acontece. Como la imposibilidad de crear nuevos recuerdos de Leonard Shelby en Memento, como la insomnio crónico de Peter Skargard en Insomnia. Sin ellos, estas obras habrían sido totalmente distintas de la misma forma que el Caballero Luna de Bendis perdería todo su signo de identidad sin la situación mental de su protagonista. 

 4) Fíjate que cuando me has respondido a lo de que hizo bien en dejar la nevera lo de tu tocayo has acabado reincidiendo punto por punto en lo que ya hizo Huston. Esto es una de las razones por las que valoro que Bendis prefiriese darle una óptica nueva al personaje en lugar de volver a caminar por una senda que tan insistentemente había sido recorrida en varios sentidos en varias ocasiones. Para disfrutar del rumbo que le dió Huston ya está la etapa de este o incluso la de Hurwitz (que al principio parecía que lo iba a llevar en otra dirección pero acabó reincidiendo en lo mismo). Personalmente valoro mucho más intentar ofrecer algo nuevo, especialmente cuando es algo que pueda servir para profundizar en la naturaleza de un personaje como era el añadido de su mente fracturada que no dejaba de absorber personalidades ajenas

5) Bendis nunca ha sido un tipo grandilocuente que exalte la valía de sus personajes, sino que siempre ha preferido humanizarlos por medio de la desmitificación y a mi personalmente eso me parece una virtud y no un defecto. Su Jessica Jones era un desastre como superheroína, pero ese era precisamente su encanto. Su retrato de Osborn como un villano megalómano que lejos de tenerlo todo controlado estaba siempre al borde del desastre lo convirtió en uno de los antagonistas más interesantes de la última década. Y como no podía ser de otra forma, su Caballero Luna era tan capaz de plantarle cara Nefaria como de salir escaldado cuando intentaba besar a la chica como en un folletín de Hollywood. Ya no es solo que esa figura del héroe con pies de barro me resulta más interesante que la de los supertipos a prueba de balas y vuelta de todo que perfilan muchos guionistas, es que me parece mucho más acorde con el espíritu de Marvel

6) Mal ejemplo has ido a dar con Aquaman, personaje con el que precisamente han ido a dar mil y un enfoques. Desde el de la Silver Age hasta la adición del misticismo de Atlantis, su etapa como lobo de mar indómito, enlazarlo con la mitología artúrica (!!), convertirlo en una suerte de Conan submarino o incluso acercarlo a los relatos urbanos con el tema de Sub Diego. Es más, recuerda que soy uno de los que reivindican el Punisher de Remender precisamente por todo lo que se aleja (y por como lo hace, ojo) de la dirección habitual del personaje. Me gustan los héroes a los que se les pueden dar diferentes ópticas y que se prestan a ser reinventados dentro de infinidad de posibilidades. Como Lobezno o Batman. Que siempre tendré el Qué fue del cruzado enmascarado de Gaiman como uno de mis relatos favoritos de sus andanzas durante los últimos años

Un saludo y encantado por lo interesante de la discusión, que no se si entre tantos nuevos posts verás está respuesta o pasará desapercibida 😛

Louontherocks
Louontherocks
Lector
19 enero, 2013 14:44

 Sin entrar a valorar nada de lo que estáis hablando ya de las identidades, sólo decir que a mí me han gustado los dos tomos. El único problema que le he visto, y que le veo a Bendis desde siempre, es que apenas utiliza subtramas en sus cómics.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
19 enero, 2013 15:09

 Si que está ya perdido casi en las brumas del tiempo, Daniel, sólo decir que lo quería decir con el Setazo es lo que dijo Khonshu. Más que un mefistazo, algo más parecido a lo que hizo Johns con Hal Jordan y Parallax 😉

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
19 enero, 2013 15:19

 Ah, perdón el doblepost, pero Khonshu es totalmente “real”, tanto como para salir del cuerpo de Spector a achantar al Jinete Fantasma o mandar un mensaje al Dr.Extraño 😉

Khonshu
Khonshu
Lector
21 enero, 2013 2:25

Sí, Daniel, creo que mejor ir dejando la discusión, que a fin de cuentas este es un clásico de opiniones totalmente confrontadas y ninguno nos vamos a cambiar el parecer del contrario y ya nos estamos repitiendo.

Creo que si hay algún lector interesado en la serie ya le hemos expuesto de sobra los pros y los contras. Además, la discusión ha radicalizado nuestras posturas bastante y leyéndote a ti parece que es una obra maestra y a mí que es una mierda, cuando en el fondo no es ni una cosa ni la otra.

Y lo de meter a Aquaman en la conversación, no era por compararlo con lunita, sino porque recuerdo haberte leído cómo, como fan del personaje, te estaba frustrando el enfoque de Geoff Johns. Era consciente de que no era el personaje más ideal para ello, pero no había más donde elegir, porque a veces parece que te gusta todo y todo lo defiendes. 

Como conciliación, te diré que a mí también me encanta y siempre he defendido (y además yo solo y contra muchos como tú aquí) el Punisher de Remender. No estoy en contra de la innovación, pero estas de Bendis simplemente no me gustaron. Son gustos, en el fondo es sólo una etapa y ya te he reconocido que ni siquiera ha roto nada en el personaje (Fist of Khonshu y Huston fueron más radicales y aún así me gustaron más).

Espero que el próximo volumen de Moon Knight no siga por ese camino y que aún así Bendis pueda seguir explotando al personaje recuperándolo para la serie de Miles Morales.

 Ah, perdón el doblepost, pero Khonshu es totalmente “real”, tanto como para salir del cuerpo de Spector a achantar al Jinete Fantasma o mandar un mensaje al Dr.Extraño

Claro, estamos de acuerdo en que, por fuerza, Khonshu tiene que ser real. Pero mientras no te contradigas mucho, veo lícito obviar o pasar de puntillas por el tema. El personaje admite un enfoque más sobrenatural o urbano dependiendo de la época o guionista. 

Daniel Gavilán
21 enero, 2013 12:13

Que va, de hecho el tratamiento que le da Johns al personaje es lo que más me gusta de su serie y de largo. Y si como en este caso hiciera omisión a elementos del pasado de Arthur no me importaría. Mi problema es en cuanto empieza a contradecirlas de forma innecesaria, invalidando historias pasadas. 

p.s.: Cosa que tampoco evita que haya disfrutado de su serie enfocándola como una reinvención tipo “línea ultimate”, vamos. 

Khonshu
Khonshu
Lector
21 enero, 2013 14:20

 Bueno, yo sí recuerdo haber leído alguna decarga oficilal contra Johns en un post tuyo por el tema de la continuidad, así que, en caliente, tan contento no estabas.

Venga ya Daniel, sincérate ahora que nadie nos lee por estar sepultados. A alguien que hace reseñas no puede gustarle tanto todo. Danos una lista de etapas de series regulares que consideres malas, nada de miniseries ni what if ni nada de eso, sólo series consolidadas. Seguro que hay un buen puñado, pero leyéndote regularmente cualquiera diría que no.

Daniel Gavilán
21 enero, 2013 14:45

 Juas xD 

La descarga la hice en la reseña, dado a que en un primer contacto me parecía absurdo que Johns dedicase a reavivar las coñas a costa del personaje. Luego ya más en frío aprecié que esa era precisamente la gracia de su arranque. 

Haber seguramente haya un puñado de obras que me hagan hervir la sangre (mismamente ya hablo en otro post de las “virtudes” de la Invención de Hugo aunque sea en terreno fílmico). Lo que pasa es que no soy tan apasionado como para pasar del blanco y el negro, si no que suelo moverme por una escala de valoraciones que van del 0.00 al 10.00 con las que intento sopesar lo positivo con lo negativo. 

Pero lo más importantes: Cuando algo no me gusta lo abandono en cuanto soy consciente de ello, por lo que no suele dejarme huella y tiendo a olvidarlo. ¿Series que me hayan marcado por lo malas que eran? Así a bote pronto citaría el Motorista Fantasma de Daniel Way, la Hermandad de X, el Batman de Tony Daniel, el Superman de Straczynski, la mayoría de los trabajos de Brad Meltzer posteriores a la Crisis de Identidad, alguna que otra cosa de Ron Marz, los X-Men de Peter Milligan, los X-Men de Victor Gischler, la serie clásica de Dazzler, Greek Street, los Ultimate X-Men de Brian K. Vaughan y gran parte de los de Robert Kirkman, el Iron Man de Orson Scott Card, Cry for Justice, Kingdom Come… También he protestado por activa y por pasiva contra lo que ha hecho DC con el Reboot o incluso antes con Final Crisis y La Noche Más Oscura. También le he dado caña a muchos de los trabajos de Byrne durante los 90 (con Iron Man y su Namor a la cabeza) pero aun así le veo sus virtudes. Y seguro que me dejo mucho más de lo que ahora mismo no me acuerdo. Hay otras como el Pantera Negra de Hudlin o el Lobezno de Loeb que son tan malas que simplemente me las tomé a coña, llegando incluso a verles algún que otro detalle -pocos- interesante.  

Daniel Gavilán
21 enero, 2013 14:47

 Ah, se me olvido comentar una de mis particulares bestias negras, pero esta la conocemos todos

Khonshu
Khonshu
Lector
21 enero, 2013 15:31

 Juas, así, así. Sueltalo todo. 

Yo de tu lista rescataría La Hermandad de X (Howard Mackie, probablemente). Que aunque quedara en nada tuvo un buen arranque y me pareció una propuesta original. Creo que sería el único en defenderla y probablemente no aguante una relectura, pero en su momento no me dejó mala impresión.

Los X-Men de Vaughan me gustaron (como casi todo lo que hace este autor, que me parece uno de los talentos más incomprendidos de la industria), pero he de reconocer que la cagó ultimatizando cosas demasiado rápido y haciendo que todos los personajes se ajustaran a sus roles del 616 (o a las pelis) perdiendo las características que los diferenciaban. Y lo de Kirkman sí que fue el horror más absoluto.

Y lo de Kingdom Come me ha dejado en plan WTF total, pero casi prefiero ni saber por qué porque iniciaríamos otra disputa eterna. Todos tenemos alguna de éstas.

 Namor e Iron Man de Byrne me encantan, la verdad. 

De resto, me parece una buena pila de hediondez comiquera. Aunque los Primeros X-Force siempre tendrán un rinconcito en mi corazón (cosas de la edad).

Daniel Gavilán
21 enero, 2013 16:09

 Yo de tu lista rescataría La Hermandad de X (Howard Mackie, probablemente). Que aunque quedara en nada tuvo un buen arranque y me pareció una propuesta original.

Es que ahí has ido a dar en la clave. El arranque fue cojonudo, pero el desarrollo fue atroz, que es la principal razón por lo que tanto llegué a odiar esa serie. 

Sobre el Namor de Byrne, la premisa era buena, pero yo creo que fue cuando empecé a verle una serie de dejes que no me hacían demasiada gracia y que me hicieron ver las inocentes bromas picantonas de su Hulka de otra manera. 

De todas formas, tienes suerte de haber preguntado por las que no me gustan en lugar de por el orden de preferencia, porque si hubiera dicho que prefiero a los Vengadores de Bendis a los de Busiek, que disfruté mucho más del Green Lantern Corps de Tomasi y Gleason que del Green Lantern de Johns, que le tengo más cariño a la Patrulla-X de Chuck Austen que a la de Matt Fraction, que para mi las mejores versiones de Superman y la JLA (Giffen y DeMatteis aparte, lo suyo era otra cosa) son las de Joe Kelly o que los Muertos Vivientes de Kirkman me parecen un castañazo aguado en comparación con Crossed de Ennis -ojo, solo la original- y ya si que la habríamos liado 😆 

Khonshu
Khonshu
Lector
21 enero, 2013 17:26

 Sobre el Namor de Byrne, la premisa era buena, pero yo creo que fue cuando empecé a verle una serie dedejes que no me hacían demasiada gracia y que me hicieron ver las inocentes bromas picantonas de su Hulka de otra manera

Pues mejor no leas NextMen. Sí, Byrne es un poco pervertido, para qué negarlo, y, aunque probablemente él crea que reivindicó el papel de la mujer en los cómics, yo diría que tiene más bien un ramalazo machista y degradante hacia sus féminas. A mí la novela gráfica original de Hulka me parece que tiene un par de momentos realmente asquerosos y Next Men también, aunque ahí lo veo más justificado. Y de la viñeta de Wanda con Simon mejor ni hablamos

Aún así, su planteamiento para la serie de Namor me parece brillante. Consiguió una planificación a largo plazo muy buena para un personaje muy difícil de manejar en solitario en aventuras continuadas. 

De los desvaríos de tu último párrafo mejor ni opino, que entro en combustión. Si querías destruir la imagen que tenía de ti de pastorcillo feliz correteando entre cómics como si fueran margaritas con una eterna sonrisa de satisfacción en los labios ante cualquier lectura… lo has conseguido. No me puedo creer algunas de las cosas que escribes. Aunque mejor así, todos tenemos nuestras filias y nuestras fobias y no me fiaría de un crítico al que le gustara absolutamente todo.  

PD: Los culebrónicos X-men de Austen le daban mil vueltas en diversión a las pésimas etapas de Fraction, Casey y Milligan, por ejemplo. De hecho, este señor se cargó su carrera por ser el lameculos de Bill Jemas y hacerle el trabajo sucio. Tal vez no es del todo justo los palos que se llevó Chuck, puesto que sus peores trabajos eran orden directa de Jemas, pero no haberlo firmado si no era obra tuya.