Future State – Semana 3. Parte 1

Nueva semana y nueva entrega de Future State. Nigthwing, Catwoman y el nuevo Batman.

Por , y
2
2033
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Future State: Nightwing #1

Guion:Andrew Constant
Dibujo:Nicola Scott
Entintado:Nicola Scott
Color:Ivan Plasencia
Formato:Grapa 32 páginas.
Precio: 3,99$

Es habitual en las series de la batfamilia, dentro de esta iniciativa Future State, el villano en común, el Magistrado. Como ya sabemos, el enigmático enemigo se ha hecho con el control de Gotham City, prohibiendo las máscaras en la ciudad. Nightwing es uno de los enmascarados más buscados, objetivo al que se le tienden trampas buscando atraparlo. Pero el primer Robin es alguien experimentado y sabe desvelar el engaño y salir airoso. Aunque Peacekeeper-01 parece haber cumplido su misión. Unas primeras páginas que sirven para poner en situación al lector y que derivan en un interesante dúo. 

Andrew Constant es un guionista australiano que ha trabajado en DC con una miniserie de Demon, titulada Hell is Earth. El autor ha ganado premios y nominaciones en su país de origen, entre ellos, el Shadow de la asociación de escritores de terror de Australia por la mencionada serie de DC u otros galardones referentes al cómic Kid Phantom, historias que narran las aventuras de un muy joven Phantom, el mítico héroe de las tiras de prensa. Otro nuevo valor al alza en el cómic americano que toma vuelo en este Future State.

Del dibujo se encarga Nicola Scott, compatriota de Constant, la artista sí tiene una dilatada experiencia en el cómic americano y en DC Comics. Relanzó Tierra 2 junto a James Robinson allá por el ya lejano New 52. Durante el Renacimiento se ocupó junto a Greg Rucka de Wonder Woman. Para ella quedaban los números pares, para Liam Sharp los impares. En este nuevo año 2021 nos trae el arte de Nightwing, una autora en la que confían en la editorial, presente en los últimos acontecimientos importantes. Al color tenemos a Ivan Plasencia, otro habitual de DC.

En el cómic hay espacio para un fugaz vistazo a Batgirl (Barbara Gordon) pero pronto se centra en la nueva relación dada. La de Nightwing y el Next Batman. El caso de una chica secuestrada lleva a Batman a aliarse con el antiguo trapecista, el nuevo murciélago necesita ayuda y no le duele admitirlo, una palpable diferencia con el Batman conocido. La química entre ambos, sin apenas tiempo para desarrollarse, es buena, y conduce la trama del capítulo ágil y ligera hacia el final del cómic, donde las tropas del Magistrado invaden el Asilo Arkham, base de operaciones de Dick Grayson.

Un primer número que logra interesar, con un principio parecido al ejemplar de Robin Eternal de la semana pasada, el de un cómic de acción, pero que a diferencia de aquel, se muestra más sólido en la caracterización de sus personajes, en la trama o en los diálogos. Un buen Nightwing el que se puede leer en este Future State. Sin ser nada espectacular este primer capítulo cumple mejor que otros de la iniciativa. A la espera de lo que pueda hacer, otro australiano, Tom Taylor con el personaje en marzo. Una ansiada y deseada combinación de personaje y autores, Bruno Redondo será el artista, que ilusiona a gran parte de los seguidores. Tras un tiempo como Ric Grayson parece que el genuino chico maravilla vuelve a la buena senda, la de los buenos cómics.

Future State: Next Batman #2

Guion:John Ridley, Vita Ayala, Paula Sevenbergen.
Dibujo:Laura Braga, Mirka Andolfo, Emanuela Lupacchino.
Formato:64 pags, color.
Precio:7,99$.

The next Batman, entonces. En un futuro más o menos cercano, Bruce Wayne ha sido dado por muerto, Gotham ha caído bajo el dominio de una corporación con gusto por los excesos parapoliciales y un nuevo Batman intenta construir una nueva leyenda. John Ridley (Giro al infierno, Doce años de esclavitud, The other history of the DC Universe) y Nick Derington (Doom Patrol) escriben e ilustran la odisea de un héroe y su lucha contra la oscuridad que consume su ciudad.

En este número se suma al equipo Laura Braga, artista italiana que nos ofrece páginas como esta:

Al contrario que otras (la mayoría de) series de la iniciativa Future State, The next Batman nos regala un punto de vista interesante y distintivo. Tratándose una figura tan compleja como la de Batman, no podía ser de otra manera. Resulta que el cruzado de la noche descubre que los asesinos a los que perseguía tenían motivos más que razonables para convertirse en criminales, todo ello mientras escapa de las fuerzas parapoliciales de Gotham al más puro estilo Año Uno.

Las dos historias de complemento están dedicadas a figuras femeninas de Gotham. La primeras de ellas (escrita por Vita Ayala y dibujada por Mirka Andolfo) se centra en las figuras de Stephanie Brown (Robin) y Cassandra Cain (Batgirl). Es un drama carcelario: el gobierno de Gotham ha metido en la misma prisión a héroes y villanos, y el asunto no tardará en irse de madre. Sin embargo, lo que nadie sabe es lo que Cassandra sabe: Bruce Wayne está vivo.

Paula Sevenbergen (al guion) y Emanuela Lupacchino (a los lápices) cuentan una historia centrada en las sirenas de Gotham: Catwoman, Hiedra Venenosa…y un nuevo personaje robot. Es una historia con mucho brillo en su paleta, pero que no destaca en su guion.

La pretensión de estas dos historias es explicar la situación de algunos personajes secundarios de Gotham en este nuevo escenario que es Future State. Considerando esta pretensión, la primera historia funciona mucho mejor y es mucho más interesante que la segunda.

El cuento de Sevenbergen y Lupacchino cae en el mismo error que la mayoría de historias de Future State: no aportar nada nuevo. Sin embargo, las dos primeras historias de este número justifican más que de sobra su compra (si eres fan de Batman).

Future State: Catwoman #1

Guion: Ram V.
Dibujo: Otto Schmidt.
Formato: Grapa. A color. 25 páginas.
Precio:3.99$.

Como hemos ido viendo en otras colecciones conexas, Gotham se encuentra en un distopía inenarrable e indeterminada en cuanto al tiempo, con una masa social empobrecida y esclavizada por una minoría de burócratas liderados por The Magistrate. Los ciudadanos son convidados a permanecer en silencio, cumpliendo con las órdenes inmediatas del aparato policial.

Al menor desapego y proclama en contra del orden dominante, la policía actúa con ensañamiento. ¿Cómo liberar a una sociedad rota, sin perspectiva posible de victoria, y a la que le han arrebatado a su mayor símbolo, Batman? Bueno, Selina Kyle, la Gata de Gotham, tiene un plan.

Con un temporizador de dieciséis minutos, se da comienzo a la acción, de la que no conocemos nada aparte de quién la va a protagonizar. Este recurso de Ram V funciona a la perfección, permitiendo que el lector que, como digo, puede encontrarse confuso ante la idea inicial, sepa integrarse de pleno en la historia.

Estableciendo una línea paralela con el lenguaje cinematográfico, sigue un recurso dirigido a incomodar al lector/ espectador. Un buen ejemplo se encuentra en aquellas escenas en las que Alfred Hitchcock aceleraba una aparentemente anodina conversación con la introducción de una bomba con temporizador debajo de la mesa, de la cual solo el espectador sabe de su existencia.

Esto permite que se sienta participe y que, conscientemente, sepa que algo está a punto de ocurrir. El diseño para Catwoman, así como el de su moto y demás decisiones creativas en el arte (la propia ciudad cubierta por la nieve) funcionan a la perfección, jugando con la idea de que todo está perdido en la lúgubre ciudad del cruzado de la capa.

Los personajes secundarios no tienen desarrollo alguno pues la propia limitación del evento (ligada a dos números) no permite que haya tiempo para más, viéndose sus intervenciones minimizadas y siendo discretamente elaboradas. Sí que vemos cierta camaradería en las escenas iniciales que no hacen sino acrecentar la duda en el lector de si un mayor desarrollo del evento, con mayor tiempo para exponerlo, hubiera sido más acertado.

Fuera de esta duda que, por otra parte, ha estado presente a lo largo de estas tres semanas de historias, tenemos que decir que Ram V nos da una simpática y atractiva lectura de la gata a la que el propio evento sume, no obstante, en cierta irrelevancia en cuanto al computo general. Junto a él, como hemos dicho, el arte de Otto Schmidt resulta una sorpresa estimable, con decisiones creativas en cuanto al diseño muy acertadas.

Por todo ello, Future State: Catwoman #1 sí se merece la recomendación.

Anteriores reseñas

DC Generations: Shattered
Semana 1 – Parte 1
Semana 1 – Parte 2
Semana 2 – Parte 1
Semana 2 – Parte 2

Artículo anterior#ZNManga – Lo más destacado de 2020
Artículo siguienteValiant 20. Reseña: Psi-Lords
Málaga (1984). Desde muy pequeño leía tiras cómicas en los dominicales, 13 rue del percebe era mi favorita. A mis padres les gustaba que su hijo leyera y cada poco tenía un Astérix nuevo para leer y releer. A la edad de diez u once comencé con el americano, Spiderman para ser más exactos. La saga del clon fue mi primera lectura. Todavía me pregunto cómo pude aficionarme con aquello pero la verdad es que me atrajo enormemente e incluso el no saber qué estaba leyendo (para nada empecé con el número 1) fue un plus para mi interés. La primera lectura siempre condiciona y como secuela me deja mi gusto por personajes alternativos. Tras esto, vino lo demás; universo Marvel , mi adorada DC, cómic independiente y grandes obras que me mostraron lo realmente interesantes que pueden llegar a ser los tebeos.
Jurista. Mi historia comienza con una grapa del Ultimate Spiderman de Brian Michael Bendis y Mark Bagley. Dieciséis años después, el interés por las viñetas sigue intacto. Esta gran afición me ha llevado a expandir los límites de mi curiosidad y a ser creativo, a librarme de prejuicios a la hora de conocer obras y a saber que, por muy mal que vayan las cosas, siempre habrá una nueva aventura esperándome en la estantería.
Novelista, guionista, estudiante de cine. Aprendiz. Empezó con esto de los tebeos gracias al Spiderman de Lee y Romita y al Conan de Thomas, Smith y Buscema. The Sandman y Watchmen le impactaron profundamente y todavía no se ha recuperado. Tras una temporada frecuentando el Londres de Dylan Dog, en la actualidad recorre los mares del sur en compañia de Corto Maltes, con el objetivo de encontrar fortuna y gloria...
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Johnrevenge
Johnrevenge
Lector
20 enero, 2021 16:34

Siempre da gusto ver el dibujo de Nicola Scott, espero que veamos más de su trabajo tras Future State.

Las historias complementarias no me han parecido tan interesantes como las del número anterior de The Next Batman.

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
20 enero, 2021 16:41

No lei ninguna de estas, pero si Mujer Maravilla Inmortal hoy, me gustó bastante sobre todo el dibujo (no el complemento de Nubia que parece dibujado en lo peor de los ´90). Y mientras tanto…salieron los nuevos números de Rorschach y Batman/Gatúbela!! Ya los leí, espero sus comentarios.