Frank Quitely y Hermann Huppen se apuntan a Expocómic 2010

Por
9
91

A continuación, reproducimos la nota de prensa publicada en la web de Expocómic, Salón Internacional del Cómic de Madrid:

Se unen a los nombres de Golden, Janson y Sequeiros como cabezas de cartel de esta edición

Madrid, 4 de noviembre de 2010. A poco más de un mes para que arranque el Salón Internacional del Tebeo de Madrid ─ Expocómic 2010, las expectativas crecen entre los aficionados al noveno arte. Y para satisfacerlas, anunciamos dos nuevos nombres que han querido unirse también como cabezas de cartel a los ya confirmados Klaus Janson, Michael Golden y Santiago Sequeiros: dos caballeros de la talla de Frank Quitely y Hermann Huppen, que pasan a engrosar así una lista que pronto daremos a conocer en su totalidad. Sed pacientes, vuestra ansia de estrellas se verá recompensada…

Frank Quitely (Glasgow, Escocia, 1968). Fue bautizado como Vincent Deighan, pero el temor a que su familia no reconociese su amor por la viñeta como algo suficientemente digno, le animó a escudarse bajo el seudónimo por el que ha pasado a la historia como uno de los grandes del dibujo de la segunda mitad del siglo XX ─y lo que le queda─. Su ascenso, imparable desde que se iniciara en esto del cómic desde las páginas de “Electric Soup” (1990), ha estado ligado a nombres como los de Grant Morrison, Mark Millar o Neil Gaiman, cuyos guiones ha elevado a categorías superlativas. Dibujante, entintador, espectacular portadista, cuenta con cuatro Premios Eisner, el último de ellos recibido en 2009. Casi nada.

Hermann Huppen (Bévercé, Bélgica, 1938). A sus 72 primaveras, poco queda por decir de este titán del tebeo que no se haya dicho ya. Animado a publicar a principios de la década de los 60 de la mano de su cuñado, será en 1977 cuando su nombre quede ligado para siempre a la historia del noveno arte desde las páginas de “Jeremiah”, su primera serie total; siete años después, en 1984, nos regalará el personaje de Aymar, el caballero protagonista de “Las torres de Bois-Maury”; fueron diez álbumes sublimes, que tendrían su genial continuación con “Bois-Maury”. Los últimos tiempos los ha centrado en producciones autoconclusivas y en colaboraciones con su hijo, Yves, creando obras como “Manhattan Beach 1957”.

9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
lonso84
lonso84
Lector
6 noviembre, 2010 20:26

uoo a por las grapas de sus x-men para la firmira de quitely 🙂

The Korinthian
Lector
6 noviembre, 2010 21:01

Hombre!!Qué sorpresa!!!
Este Expocomic va a ser una vez más grande…

Walnais
Walnais
Lector
6 noviembre, 2010 21:08

Grandísima noticia lo de Frank. Mi dibujante favorito sin lugar a dudas.

Ocioso
Ocioso
Lector
6 noviembre, 2010 21:29

A la biografía de Hermann hay que añadir Comanche.

SICKBOY
SICKBOY
Lector
7 noviembre, 2010 1:11

uuuufffff,ahora a elegir ke llevarme para k me firme…..

defer73
7 noviembre, 2010 3:17

Jeremiah! El primer comics adulto que leí (cuando aún ni era adulto). Igual me voy a Madrid dentro de un mes: son dos de mis cinco dibujantes favoritos

Antoine
Antoine
Lector
7 noviembre, 2010 13:18

Que coño Quitely (que me encanta)… Golden!… pero sobre todo.. ¡¡HERMANN!!! (arf!). Joer, mira que este año no pensaba ir, por malas experiencias pasadas, en la mayoria de los expofrikis… pero Hermann.. jope. Nada otra vez repito este año… todos los años lo mismo, jaja.  Espero que mejore el tema con el cambio de ubicación. Aunque me da miedo que tiemble tanto el suelo, que aún recuerdo la sensación de que el suelo se iba a hundir en la anterior edición en ese mismo lugar.

magik
magik
7 noviembre, 2010 23:59

necesito como sea un dibujo de quitely aunque sea un garabato,no me lo creo!!!!

javiStroyer
javiStroyer
Lector
30 septiembre, 2011 9:44

Reediciones de jeremiah y Bois-Maury al estilo commanche (5 tomos 25€ unidos en tapa dura, tamaño big)… please… y que nos llegue todo lo de este gran creador (sus historias tristes y violentas, sus personajes romanticos y desarraigados, sus mundos bellos y salvajes… para mi el john ford de los comics…

una pena que entre tanto super-heroe mucha gente no aprecie su obra…