Willingham, de Fábulas a Asgard

Por
6
1069

Popular autor de Fábulas y El Día de la Venganza, Bill Willingham nos ofrece ahora su primer acercamiento a la mitología del Universo Marvel después de que hace unos años tuviera su primer flirteo gracias a un número autoconclusivo centrado en Rondador Nocturno (otro personaje que sin duda encaja a la perfección con su trayectoria). Versado en el folklore occidental, seguro que se os ocurre más de un personaje al que le beficiaría el toque del guionista, pero pocos como el simpar trío protagonista de esta miniserie. Creados por Stan Lee y Jack Kirby bebiendo de fuentes que iban desde Robin Hood hasta los Tres Mosqueteros pasando por Atila el Huno, hablamos de los Tres Guerreros.

Para quien no sepa nada de ellos, loa Tres Guerreros están compuestos por Volstagg El Voluminoso, Fandral El Fogoso y El Torvo Hogun, tres valerosos asgardianos que, a diferencia de la mayoría de sus congéneres no tienen raíz mitológica, sino que fueron fruto original de la imaginación de Kirby y Lee. Perfectamente descritos por sus adjetivos, probablemente el orondo y fanfarrón Volstagg sea el más popular entre los lectores. Pero ni el sombrío e implacable Hogun ni el sagaz espadachín Fandral (auténtico sosias se Errol Flynn en El Burlador de Castilla) han cejado jamas en su valentía o su lealtad a Asgard.

Según describe Willingham en su entrevista a Newsarama, el proyecto nacería cuando su agente Ken Levin se pusiera en contacto con la editorial. Con sus seis años de exclusividad con DC llegados a su fin y la película de Thor a la vuelta de la esquina, el guionista les propondría varios proyectos en forma de miniserie. De entre estos, Willingham destaca una especie de Thor: Año Uno con el que pretendía adentrarnos en la juventud del Dios del Trueno, pero dada su similitud con Thor: First Thunder de Bryan J. L. Glass (por no hablar de la malograda Thor: Son of Asgard de Yoshida y Tocchini) finalmente decidió decantarse por una historia centrada en los tres compañeros de armas de Thor.

Como principales puntos en común con su obra dentro del sello Vértigo, Willingham nutrirá la miniserie de flashbacks destinados a explorar el legado mitológico de diversos entornos familiares del Universo Marvel potenciando las raices asgardianas de los elementos que rodean a la historia. Habiéndose documentado en el lenguaje nórdico, el escritor describe como cada una de sus posesiones, desde sus armas, sus mascotas o sus emblemas tenían su nombre, historia y propósito. Todo el mundo oye hablar de Mjolnir e inmediatamente sabe que se trata del martillo de Thor, algo que pretende explorar adentrándose en la procedencia de la objetos como la maza de Hogun o la espada de Fandral. Así por ejemplo, el guionista nos adelanta que, en su traducción, el nombre nórdico de esta última vendría a traducirse como “El Fantasma de Invierno” debido a que, según la leyenda, estará destinada a jugar un papel capital en los tres años de invierno que precederán al Ragnarok.


Pero como los protagonistas de la historia son los Tres Guerreros, y no sus armas, los flashbacks estarán centrados en explorar los orígenes de cada uno de ellos adentrándose en un tiempo en el que el carácter de Hogun era mucho menos sombrío que con el que lo conocieramos en Journey in to Mystery y Fandral apenas era un presuntuoso mozalbete vividor que envidiaba la amistad de Volstagg con Thor. Sin dejar de lado sus actuales andanzas en Oklahoma (porque no olvidemos, la historia se desarrolla en el presente de la editorial), Willingham proseguirá la labor de Straczynski explorando la interacción entre estos y los habitantes de la ciudad, desde Volstagg continuando con su estudio de las maravillas de la cocina americana hasta Fandral desempeñando una profunda labor como “embajador” de Asgard entre las doncellas de Midgard.

Sin embargo, Willingham deja bien claro que esto no es Fábulas y que, más allá del diálogo, la historia estará centrada en la acción potenciando la faceta como guerreros de los protagonistas. Con varias pinceladas de humor de por medio, el guionista se adentrará en la camaradería forjada en la batalla de estos mosqueteros de Asgard mientras estos parten tras la búsqueda del voraz lobo Fenris en una trama que involucra al grupo terrorista IMA.

A cargo del apartado gráfico, la miniserie contará con los lápices de Neil Edwards quien, durante el último año ha estado trabajando en los Cuatro Fantásticos alternándose con Brian Hitch y Dale Eaglesham.

Con el primero de los cuatro números ya a la venta a partir de esta semana, Willingham comenta que pretende explorar nuevas aguas más allá de DC, por lo que quizás no sea el último de sus trabajos que nos llegue con el sello de la Casa de las Ideas.

6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Carlos Ramos
Carlos Ramos
6 noviembre, 2010 14:25

Prime!!

Mola

Gerardo Macías
Gerardo Macías
Lector
6 noviembre, 2010 16:30

Tiene buena pinta, pero se os ha olvidado mencionar al murciano Salva Espín como portadista de Los Tres Guerreros.
En cuanto a las fuentes de las que bebieron Stan Lee y Jack Kirby para crear a Volstagg, se os ha olvidado citar a John Falstaff, un personaje de ficción creado por William Shakespeare. Su carácter festivo, cobardón, vanidoso y pendenciero ha sido inspiración para multitud de obras posteriores en la literatura, la ópera (Verdi y Salieri), el cine y, por supuesto, el cómic. Falstaff aparece en las siguientes obras de Shakespeare: Enrique IV, (1ª Y 2ª parte) y Las alegres comadres de Windsor.
En cuanto a la imagen pictórica de Falstaff, que es prácticamente igual que Volstagg, la popularizó el pintor alemán Eduard von Grützner (1846-1925). El John Falstaff de Grützner inspiró también el símbolo oficial de la empresa cervecera Cruzcampo desde 1926.
Sin embargo, Cruzcampo no bautizó a este personaje como Falstaff, sino como Gambrinus, basándose  es un rey legendario del pueblo de Fresnes (Flandes, Bélgica). Gambrinus es el patrón no oficial de la cerveza, y además ha prestado su nombre a la marca de una de las cervezas checas tipo Pilsen más reconocidas. Es de suponer que el Volstagg asgardiano debería beber aguamiel en lugar de cerveza…

Diomedes
Diomedes
7 noviembre, 2010 9:02

Muy cierto ,la gran inspiración de Volgstagg es Falstaff.
De todas formas ,inspiraciones o no , para mi los 3 Guerreros son una de las grandes aportaciones de Marvel al comic, y la mas brillante y original para la pseudo_mitologia nordica que hicieron.
Que grande Volstagg  el Voluminoso ,que duro Hogún el Inflexible ,que admirable Frandal el Veloz !

luisfernandogcruz
luisfernandogcruz
8 noviembre, 2010 10:15

Ya vez phantomas como willingham si estaba trabajando para marvel XDD
 
saludos porcierto esta no me la pierdo por nada un exelente guionista explorando la mitologia dentro del universo marvel

vincenzolaguardia
vincenzolaguardia
26 abril, 2011 19:03

Recuerdo que en Forum habían dicho que los tres guerreros eran mitad los tres mosqueteros y mitad personajes de Shakespeare. Falstaff y Porthos hacen a Volstagg. Según la Wikipedia Stan Lee se fijó en Errol Flynn para Fandral y Charles Bronson para Hogun!