Entrevista a Dave Gibbons

Dave Gibbons conversó con nosotros durante la Metrópoli Cómic Con, y aquí les ofrecemos lo que nos contó

Por
2
1143

Aprovechando la presencia de Dave Gibbons en la pasada edición de la Metrópoli Cómic Con, tuvimos ocasión de charlar unos breves minutos con el dibujante de Watchmen, Give Me Liberty o The Secret Service. Les voy a ser sincero, un servidor estaba un tanto intimidado: Watchmen es mi cómic favorito desde que apareció el primer número de su edición de Zinco en los kioscos de la segunda mitad de los años ochenta. Y claro, el impulso del niño que elevó a determinados autores a la categoría de ídolos como si estuviesen por encima de la humanidad, sigue en una medida ahí por mucho que pienses que ya eres alguien más razonable y te has librado de todo eso. Así que uno estaba un tanto intimidado antes de que esta charla comenzase. Por ello, este intercambio con Gibbons le resultó a servidor especialmente dulce, ya que además de cumplir un sueño de infancia, descubrió a una persona enormemente amable y cercana que contestó con sencillez e interés al tiempo a las preguntas que finalmente seleccionamos (hubiésemos realizado docenas más y prolongado durante horas esta entrevista de haber estado en nuestra mano, pero por supuesto bastante agradecidos estamos de lo que se nos concedió) para la ocasión. Les dejamos con ellas y con las respuestas que el artista nos dio.

Zona Negativa: Quería empezar preguntándote sobre el proceso de elaboración de Watchmen: ¿fue realmente un diseño tan preciso, tan cerrado, tan de relojería como quizás percibamos los aficionados? ¿O fue algo más orgánico y fluido?

Dave Gibbons: Bueno, en realidad fue una combinación de ambas cosas. Quiero decir que Alan (Moore) tenía desde el principio, a grandes rasgos, toda la historia pensada. Pero algo que no todo el mundo sabe es que inicialmente creíamos que iba a ser una miniserie de tan solo seis números. Y cuando descubrimos que iban a ser doce, de repente nos encontramos con que teníamos que crear nuevas historias para rellenar, en el resto de episodios. Así que Watchmen se va leyendo de manera en que primero te encuentras con un número en el que el argumento y acción avanzan, después otro centrado en la caracterización de personajes, y después otro en el que la acción y el argumento siguen avanzando; y así sucesivamente. Así es como acabó funcionando. Así que todo eso, la caracterización, fue añadido de manera improvisada, mientras íbamos plasmando la estructura básica de la historia. El hecho de que tuviésemos espacio extra, fue en realidad lo que hizo que en Watchmen pudiésemos examinar a los personajes y que pudiésemos salirnos de la estructura principal que ya habíamos establecido.

Yo diría que Alan tiende a trabajar de una manera muy disciplinada. Planeaba todo el conjunto; me lo contaba; luego redactaba el guion; entonces yo lo dibujaba, y después él echaba un vistazo a lo que yo había dibujado. Así que no fue orgánico en el sentido de que trabajásemos con el Método Marvel, en el que te pasan un argumento, haces los dibujos, y luego añades los diálogos. No me gusta mucho trabajar así, de todos modos. Creo que debería ser más… que alguien debe estar al cargo en cada punto. Que el escritor escriba exactamente lo que quiera escribir, y que el dibujante dibuje eso, en vez de que tengas que… no sé, suponer las cosas.

Así fue más o menos como funcionó. Dicho esto, no habíamos siquiera pensado la parte del cómic de piratas, hasta que a Alan se le ocurrió de repente que quizás podíamos ver dentro de un cómic de ése mundo. Aquello fue improvisado más tarde. Así que sí: Watchmen estuvo bastante estructurado, pero a pesar de eso hubo espacio para libertad, espacio para ir fuera de los raíles.

ZN: Sobre eso que has dicho de que haya alguien al cargo… la famosa rejilla de nueve viñetas por página… ¿fue parte de esa estructura puesta por Alan? ¿O lo decidisteis entre los dos?

DG: No; quiero decir, eso fue sugerencia mía. Sabía que iba a ser una historia compleja. Así que necesitaba ser contada muy claramente. La mayoría de los cómics por aquellos tiempos tenían un ritmo de página lleno de splash pages: como posters con una gran figura central e imágenes pequeñas tratando de contar la historia. El dibujo se hacía así un poco para poder vender bien luego los originales, después de ser usados para el cómic. Pero nosotros queríamos contar una historia. La historia era lo importante para nosotros. Y además quería que Watchmen tuviese un aspecto único, que si vieses cualquier página supieses que era una página de Watchmen. Y dado que no había muchos otros cómics que se estuviesen haciendo así… pero en realidad era una manera muy tradicional de hacer cómics: muchos de los de la Marvel original…el Spider-Man de Steve Ditko, muchos cómics europeos, estaban hechos con esa plantilla de viñetas. Pensé que eso le daría un aroma atemporal y no lo ataría a lo que simplemente estaba de moda en ese momento.

Le dije a Alan lo que quería hacer, y dibujé una página para ver cómo quedaría distribuido el espacio. Y le gustó mucho la idea; y por supuesto aquello le dio mayor control, porque sabría en cada página donde estaría la imagen más grande, cuantas imágenes habría en esa página… ¿sabes? Como en un cómic normal por el que pudieses ir deslizándote. Así que fue idea mía, pero creo que fue algo que Alan encontró muy, muy útil.

ZN: De hecho este tipo de estructura está volviendo a ser usada por autores como Tom King y Mitch Gerards han hecho en El Sheriff de Babilonia, por ejemplo, y da la impresión de que venga precisamente de Watchmen, que tuvo cierto impacto en la manera de hacer cómics por mucho que aquello fuese algo muy tradicional ya por aquel entonces.

DG: Me encanta del todo lo que Tom King y Mitch Gerards están haciendo en Mister Milagro, creo que es verdaderamente un muy buen uso de esa plantilla. Quiero decir, te mantiene concentrado en la historia, sabes, te olvidas de… si está bien hecho te olvidas de que estás mirando un cómic, igual que cuando estás viendo una película en el cine, te olvidas del resto de la sala de proyección, te olvidas de las puertas, de las palomitas, solo estás a la historia. Creo en la rejilla de nueve viñetas, porque pasado un rato la ignoras, y te metes en la historia. Así que sí, creo que puede usarse muy bien.

ZN: Nuestra siguiente pregunta es sobre Martha Washington, sobre Give Me Liberty. ¿Crees que ese futuro que creasteis Frank Miller y tú ha terminado siendo más preciso de lo que pensasteis en su día o efectivamente pretendíais especular sobre cómo podrían llegar a ser las cosas?

DG: Bueno, planteamos Martha más que nada como una sátira sobre, como mucha gente ha dicho, el clima político de aquel entonces. Iba incluso más allá de la sátira. Lo planteado era tan ridículo que debía ir más allá de todo. Pero es increíble, mirando a Martha en retrospectiva, cómo casi predijimos el tipo de dirección que los Estados Unidos han tomado.

ZN: ¿Porque el clima político en sí se ha vuelto ridículo, dices?

DG: Sí. Y creo que la obra ha terminado teniendo una gran resonancia hoy por hoy, y no soy el único que lo piensa, y tengo muchas esperanzas de que volvamos a ver más de Martha pronto, y quizás en otros medios. De verdad que creo en ella como personaje (es uno de mis personajes favoritos, sé que también lo es de Frank) porque… es un mundo muy loco, pero en su centro está esta mujer tan decente y valiente. Y creo que eso era completamente inaudito en su momento, y que incluso hoy por hoy es poco habitual.

ZN: ¿Planeáis entonces retomarla?

DG: Puede que lo hagamos. Quiero decir, terminamos su historia, queríamos ver cómo nacía y teníamos que ver cómo moría, y creo que la atamos bastante bien. Pero creo que dentro de eso podríamos expandirla. No tenemos planes concretos sobre ello ahora mismo, pero todavía somos buenos amigos, así que… quizás.

ZN: Muy bien, voy a preguntarte sobre Doomsday Clock. ¿Lo estás leyendo? ¿Qué opinas sobre esto de unir vuestro trabajo con el universo DC?

DG: No creo que sea una buena idea porque Watchmen es una novela: un novela de ciencia ficción autocontenida sobre… ¿y si los superhéroes fueran reales? Y fue diseñada y dibujada así, está completa. Hicimos alguna insinuación sobre el pasado de su mundo. Y en algún momento dado Alan y yo pensamos que podíamos haber hecho un par de episodios sobre los Minutemen. Pero luego pensamos que no iba a ser muy buena idea. Es mejor dejar a la gente con algunos indicios; hubiese sido como explicar un chiste: le quita la gracia. Y sobre Doomsday Clock, nunca nos imaginamos de ningún modo que hubiese ninguna manera en la que los personajes de Watchmen pudiesen o debiesen unirse con el resto del Universo DC. Quiero decir, hay gente muy buena trabajando en esto: preferiría verlos trabajando en algo fresco, nuevo, atrevido, que intentasen hacer lo que un día sea visto como el equivalente a lo que Alan y yo hicimos entonces, en lugar de abundar en lo que pasó antes o después en ese mundo.

ZN: Ya que has mencionado a los Minutemen, tengo entendido que la primera idea de Alan para lo que acabó siendo Watchmen no era usar a los personajes de la Charlton, adquirida por DC, sino que era para los superhéroes de la editorial Archie Comics. Que el asesinato que iniciaría la obra, en lugar del del Comediante, iba a ser el de otro héroe con uniforme patriótico, The Shield. Y creo que todavía se pueden reconocer toques de algunos de ellos en los Minutemen. Mothman podría ser un equivalente de The Fly, y en Justicia Encapuchada me parece ver elementos de The Black Hood y The Hangman… ¿fue eso algo intencionado cuando diseñasteis a esos personajes, tratando de mantener algo de la primera semilla de la idea?

DG: No; quiero decir, Alan, que creció siendo un fan del cómic, concibió la historia básica cuando era adolescente, antes de empezar a trabajar en el medio, y aquello fue con los personajes Archie-MLJ. Así que creo que eso es lo que tenía en mente, cuando después de que revitalizase a La Cosa del Pantano de manera exitosa le tantearon desde DC para hacer algo específicamente con los personajes de Charlton. Y la historia seguía funcionando, principalmente porque muchos de esos personajes… bueno, en realidad muchos de los superhéroes más antiguos… como que colindan entre ellos. Está el tipo en plan figura a lo Batman, el tipo en plan figura a lo Question-Rorscharch-Detective Privado… así que, ya sabes, puedes intercambiar a estos personajes entre ellos. Y cuando nos tocó crear nuestros propios personajes, teníamos estos arquetipos y… en realidad fue mejor que hiciésemos nuevos personajes en una nueva continuidad, que pudiésemos hacer que encajase en nuestra historia exactamente, en lugar de tener que acomodar la que había antes en esos cómics de la Golden Age. Además, muchos de aquellos cómics se hacían muy rápido, y nadie pensaba en serio en la continuidad. Así que en realidad fue genial poder librarse de toda esa confusión.

ZN: Te voy a preguntar ahora sobre The Secret Service, el trabajo que hiciste con Mark Millar. ¿Vais a retomarla juntos, ahora que es Kingsman, una gran franquicia cinematográfica?

DG: Fue estupendo hacer Secret Service con Mark, porque nos conocíamos desde hace tiempo y siempre habíamos querido trabajar juntos en algo. Así que cuando me vino con la idea pensé “¡Fantástico! Nunca he dibujado una historia de espionaje”. Así que fue genial hacer eso; pero la situación es ligeramente complicada. Porque Mark concibió la historia básica en una conversación con Matthew Vaughan, y éste quería hacer una película que iba a ser un poco distinta al cómic. Así que hicimos las secuencias del cómic para que no se pareciesen a las secuencias de la película. Total, que lo que hay que tener en cuenta, es que ya sabes que Mark ha hecho ese trato con Netflix y se ha comprometido a trabajar los próximos años con ellos; y Secret Service no era parte de ese acuerdo porque otra gente tenía los derechos de la película. Así que creo que no parece probable que hagamos nada más juntos, pero sería muy interesante ver a otra gente hacerlo.

ZN: Pues muchas gracias por todo, se nos ha acabado el tiempo. Estamos encantados de verdad de haberte conocido.

DG: ¡Bien! Y eres la primera persona en mucho tiempo que me pregunta por lo de los personajes de Archie, así que está claro que eres un fan.

ZN: (Risas) Gracias; sí, me temo que lo soy.

DG: No lo temas, no es nada malo. Gracias por las preguntas.

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
FenrirPablo Menendez Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Pablo Menendez
Autor

Muchas gracias por la pedazo de entrevista!!

Todo lo que tenga que decir este señor será siempre de interés, pero en este caso mas todavía.

Un saludo.

Fenrir
Lector
Fenrir

Genial Entrevista! ojala pudiera yo interactuar de la misma forma con mis ídolos cuando vienen a mi ciudad, es algo que no se me da bien jajaja solo consigo mi foto/firma y me voy para luego pensar en que pude haberles dicho o preguntado.
En fin Este Sr y Moore (sobre todo Moore) fueron los que me empujaron a leer y coleccionar comics así que le estaré echando un ojo a sus otros trabajos.