El solar de los sueños

Por
0
2786
 

Edición original: Asukashinsha .
Edición nacional/ España: Ponent Mon.
Guión: Hideji Oda.
Dibujo: Hideji Oda.
Formato: Tomo B5, rústica con solapas, 192 páginas en B/N.
Precio: 12’50 €.

 

Uno de los mayores problemas que tiene un autor a la hora de crear una historia, pareciera ser como encararla para expresar exactamente lo que quiere contar. Caer en los tópicos es algo habitual en la manera de qué contar y como contar temas concretos, y es fácil repetir patrones y estructuras que de alguna forma ya han triunfado o son básicas a la hora de desarrollar la narración. Se necesita crear un lenguaje que entienda el autor y el lector, y no concretamente significa vaciar las cosas de contenido, si no hacerlas más óptimas a la intención del autor. Hay formas y formas, y cada autor describe como quiere o puede, pero indiscutiblemente eso afecta a la calidad de la obra. El solar de los sueños tiene un argumento enraizado en un conflicto tan potente y complejo como preguntarse por el sentido de la vida, pero en ese camino hacía la respuesta, su autor, Hideji Oda, parece haber creado un popurrí de problemas que mete con calzador para justificar la respuesta final.

La historia comienza cuando Renei, una artista universitaria, se despierta de una pesadilla. A su lado, está su profesor de dibujo, Koga, un hombre casado con el que mantiene una aventura. Le comenta detalles sobre su pesadilla, y le explica que recientemente ha vuelto a soñar con el mundo de Kû, un mundo que ella misma había creado para enfrentarse a la la muerte de sus seres queridos, como es el caso de su mejor amigo de la infancia, su hermano y su amiga del instituto. Esa clase de sueños agobiantes continúan cada noche y no parecen ser aislados. De esos sentimientos que experimenta en los sueños, se nutre su creatividad artística que plasma en diversos cuadros. La historia se va desarrollando hasta tal punto, que Renei desconoce si vive en los sueños o en la realidad, siendo invadida por los personajes de su pasado. ¿Encontrará la respuesta a sus problemas sin perder la cordura?

A lo largo del manga se tratan temas tan complejos como el vacío existencial, la soledad, el acoso escolar, el suicidio, la locura, el incesto, la infidelidad, el aborto o la violación entre otros, pero de una forma tan ligera y poco profunda que acaba cansando, haciendo que la historia no cree raíces. Directamente la falta solidez, y aunque el planteamiento es sugerente, la historia naufraga por su propia ambición y su falta de organización. Los puntos a favor, serian, la ambientación que es pesada y confusa, cargada de surrealismo y de metáforas que enriquecen el relato; y el dibujo, alejado del estereotipo del manga, que aunque no tiene tramas y es muy básico en las expresiones (todas las chicas se parecen en la cara, si no fuera por el pelo no se distinguirían), ese trazo manual, sobremarcado, de líneas cortas, crea una sensación agobiante y perturbadora que va en consonancia con la historia. Los puntos en contra son, la falta de profundización en el horror vacui de la protagonista y de las historias de los personajes de su pasado, al igual que la estructura de las viñetas que muchas veces representan un dibujo muy estático o plano.

Sobre su autor, Hideji Oda, sabemos que nació en 1962 en la prefectura de Iwate, Japón. Está asociado a la Nouvelle Manga, un movimiento gráfico del que contaremos brevemente su historia a continuación. En la década de los 70 empiezan a desembarcar en Japón las primeras influencias del BD (bande dessinée, historietísmo franco-belga). Se renueva el tono del relato y el tratamiento del color, cosa que llamó la atención de muchos mangakas. Pero no es hasta 2001, que Kiyoshi Kusumi menciona el término, haciendo referencia a los cómics de Fréderic Boilet, un ilustrador y traductor francés afincado en Tokyo, que une influencias del cómic francés y del manga japonés. Según Boilet, la fuerza del manga está pensada para contar buenas historias del vivir diario, que juntado con la bande dessinée, conocida por su estilo y diseño, saldría una historia que abarcaría una audiencia más amplia. Una de las mayores diferencias entre el manga y la Nouvelle Manga, es el foco de atención. En la Nouvelle Manga se presta más atención al dibujo, ya que sobretodo, son ilustradores más preocupados en el aspecto gráfico, que por el guión.

Sobre la edición, comentar que el sentido de lectura es el occidental, quizás por la influencia anteriormente comentada de la Nouvelle Manga. También, una de las curiosidades, es la traducción de las onomatopeyas, perdiendo ese toque oriental de todo manga.

Hideji Oda, nos obliga a contestarnos en este manga a una pregunta importante, ¿Es evadirse una solución? Respuesta que cada uno deberá buscar dentro de sí.

  Edición original: Asukashinsha . Edición nacional/ España: Ponent Mon. Guión: Hideji Oda. Dibujo: Hideji Oda. Formato: Tomo B5, rústica con solapas, 192 páginas en B/N. Precio: 12'50 €.   Uno de los mayores problemas que tiene un autor a la hora de crear una historia, pareciera ser como encararla…
Guión - 5.5
Dibujo - 6
Interés - 6

5.8

Aunque con buenas intenciones, esta obra que analiza la locura, llega a puerto, pero no al deseado.

Vosotros puntuáis: 9.3 ( 4 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments