El regreso de McLeod

Por
41
344

A los que se incorporaron más tarde a la existencia les puede sonar a saga suburbial de quinta categoría, vistas las secuelas, pero para quienes crecieron en los 80, Los Inmortales, (Highlander) nos mantuvo pegados al sillón una y otra tarde/noche, soportando estoicamente los anuncios. Connor McLeod, un modesto clansman escocés descubre que forma parte de una fraternidad de guerreros que no pueden morir -salvo si les cortan la cabeza- y pelean a través de las eras hasta que sólo uno de ellos quede en pie y todo el poder sea suyo.

Con una trama en paralelo que parte de la Escocia medieval y se extiende hasta el Nueva York del siglo XX, McLeod se enfrenta a un brutarrón conocido como Kurgan que parece que empuña una apisonadora en vez de un señor espadón. Todo eso y una banda sonora de Queen –creo que con los años rayé la cinta pero bien… me encantaba ese “There can be only one” y el posterior sonido de cristales rotos- propulsaron paulatinamente a la estratosfera -el estreno tampoco fue un megaéxito- un film que nadaba en aguas aún poco propicias para el fenómeno friki e hicieron de su protagonista, el “peculiarmente visual” y tarzanesco Christopher Lambert, una estrella en ciernes.

Lamentables secuelas

A la estratosfera se fue, sí, y más allá, porque en la secuela los Inmortales llegaban de otro planeta, aunque con la memoria borrada. Y también llegaba ese gran villano de serie B que repele y desata rechazo –como debe ser- con sólo verle: ¡Michael Ironside! ¡Qué campeón! Problemas de presupuesto y una conflictiva filmación en Argentina hicieron de la continuación un despropósito mayor de lo contemplado en el guión. Yo era demasiado ingenuo para darme cuenta entonces, y, aunque me pareció un poco raro todo, no me desagradó completamente el toque cyberpunk (aunque tampoco lo iba pregonando).

Con una serie de televisión que comenzó con timidez y llegó a extenderse seis temporadas, creando de paso un nuevo héroe, Duncan McLeod, encarnado por el ahora fan favorite Adrian Paul, la saga logró mantener su presencia en los 90 y estrenar dos secuelas más y alguna edición especial de la segunda parte que mandaba a freír espárragos el origen espacial de los Inmortales. Ahora venían de un pasado lejano y habían desarrollado tal tecnología que eran capaces de viajar en el tiempo.

La tercera parte tenia como antagonista a Mario Van Peebles, prometedor por entonces tras New Jack City. Russell Mulcahy, el director de las dos primeras películas, se había apeado ya del barco. Curiosamente, los Guns´n´Roses iban a encargarse de la banda sonora, pero las malas pulgas de Axl con Van Peebles, dieron al traste con el asunto. Axl exigió que el actor fuera despedido. Perdió.

Por si el sinsentido en el que la saga se iba convirtiendo fuera poco, llegó una cuarta parte que unía a Lambert –el único papel en el que se le veía propio- y Paul. El film fue, de nuevo, carne de serie B y solo el pedigree de la primera parte hizo que se estrenara en cines y atrajera a los incautos y a los fans irredentos. Finalmente,la saga cerró en 2007 con Higlander: The Source, protagonizada por Paul en solitario. Hay, además, un anime (The search for vengeance), flojillo, y una serie de dibujos animados.

El remake

El director de las dos primeras entregas, Russell Mulcahy –que nunca más levantó cabeza de forma significativa- se mostró primero sorprendido ante el futuro remake (“¿Por qué?”) para aceptar la idea tras e shock inicial. “Realmente no es una mala idea. Les deseo la mejor de las suertes. Lo pueden hacer un poco más moderno- ¡que quiten todo lo de Queen!”

La firma del director –cuyo nombre no revelan los productores- está al caer. Del protagonista no se ha hablado, pero casi podemos dar por seguro que no será el devaluado Christopher Lambert, sin demasiado atractivo para el nuevo público y ya un poco cansino en el papel de McLeod. ¿Adrian Paul? Tampoco, se trata de dar un aire nuevo a la saga de los villanos que empiezan por K.

El guión estará firmado por –agárrate morena que vienen curvas- Matt Holloway y Art Marcum, responsables del de Iron Man, convertidos en los nuevos Akiva Goldsman de Hollywood pero con algo más de calidad, vaya. El proyecto está en manos de Summit Entertainment, aunque los productores originales siguen ligados a él. Que Juan Sánchez Villalobos nos pille confesados.

41 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
El Señor Lechero
7 junio, 2009 22:55

Pues yo votaría por un lavado de cara del original. Lo que no está roto no se debe tocar. Y a las secuelas me remito.

lychantros
lychantros
7 junio, 2009 23:09

la pelicula original pero con mejores efectos y sobretodo un mejor borrado de cable al final cuando gana mcleod ganaria mucho y como cojones osa decir russel mulcahy que quiten la banda sonora de queen si es de lo mejorcito de la pelicula no asi el gabacho estrabico…

DNMRULES
7 junio, 2009 23:31

Oye, pues seguro que el señor Conery puede repetir en su papel sin problema… y sin desmerecer el remake.

DaniSpite
DaniSpite
Lector
7 junio, 2009 23:31

Un “simple” remasterizado le sobra a la primera entrega, un clásico.  Si se hace un remake, que al menos mantengan la banda sonora.

Fletcher
7 junio, 2009 23:33

¿¿¿¡¡¡Que quiten lo de QUEEN!!!???  ¿¿¿como se atreve???

Fletcher!!

PD: Si… soy fan acerrimo de Queen que le tiene cariño hasta a la banda sonora de FLASH GORDON!!!

asgardiano
asgardiano
Lector
7 junio, 2009 23:53

Ahora podran hacer luchas de espadas mucho mas impresionantes, mas escenas en distintos periodos historicos, pero no tendra la magia ochentera, ni al Kurgan, ni por supuesto, a Ramirez.

Y la verdad q no me sorprende el remake, pq era de las pocas q todavia no habian tocado.

Y Queen no se toca, que yo he rayado el cd de A kind of magic y si, tb el de Flash Gordon!!

marguis
8 junio, 2009 0:15

Pues a mi me da un miedo!!! En vista de los reboots i/o precuelas i/o remakes recientes tanto puede salir aquí un Highlander Begins como un tamaño truño del que nunca mas se vuelva salir a flote (y que conste que me gustaba la serie, pero las pelis de después me parecieron malas, malas), ya me lo veo venir, actor, joven promesa, guapo y cachas a lo Chris Evans (aquí si que nos tendrían que pillar confesados), o mejor al Sam Worthington que está tan de moda ahora. O un escocés de verdad, para variar, Gerard Butler, con “This is Sparta” al son de “here we are, born to be kings, with de princes of the universe”

De piedra me he quedado con la noticia.

Jordi Querol Rielo
8 junio, 2009 0:36

Estoy con vosotros! Queen no se toca, pardiez! Yo tb tengo un cariño especial a FLASH Gordon, y eso que no he visto la pelicula. Realmente tampoco he visto Highlander, ninguna de ellas, o sea que ya toca, y eso que creo que soy de la generacion que dice Juan, los 80, que años!!! MSX, vuelve!!!

Felicidades, es un buen resumen para los que no conocemos la saga! (yo solo de nombre)

Fletcher
8 junio, 2009 0:39

pues pillate FLASH GORDON ( que de mala que es me encanta ) y la primera de los INMORTALES… de hecho, yo tambien me voy a verlas otra vez esta semana…

Fletcher!!

Tildoras
Tildoras
8 junio, 2009 2:22

Para esta ocasión deben prescindir de todas las zarandajas tecnológicas, los elementos de temas extraterrestres e ir hacia una película que primen el elemento épico, el tema medieval, las espadas y la magia. Algo más cercano a la fantasía épica que a las tonterías que degradaron esta saga.

oliver king
oliver king
8 junio, 2009 3:05

Siempre he pensado que Higlander tiene mucho potencial, en manos correctas puede dar bastante y concuerdo completamente con Tildoras en que se le de un enfoque (enteramente) epico y medieval.
 La ultima entrega de underworld utilizo esta formula y no le fue mal.

Alexandertg
Alexandertg
8 junio, 2009 9:13

Aun no tengo claro porqué, pero este remake o reinicio SÍ que me parece una buena idea. No genial, buena.

danniel
danniel
8 junio, 2009 9:19

Pues tampoco estaría mal Thomas Jane como el nuevo McLeod. Además,  se da un cierto aire al gabacho.

jorgenexo
jorgenexo
8 junio, 2009 9:28

“Los inmortales” fue grande, muy grande. Yo tenía 15 ó 16 años cuando se estrenó, diría que el momento más adecuado para disfrutar de una de estas pelis. Ciertamente es una película que forma parte del referente subcultural de mucha gente que fue teen en los 80: siempre me ha sorprendido hablar con personas de mi quinta o similares sin particular afición por lo fantástico que tiene especial predilección por esta peli. El problema de “Los inmortales” es el de muchos otros films: sus lamentables secuelas. Cuando me enteré, sin haberla visto aún, que en la segunda parte resultaba que eran extraterrestres, me negué a verla. Y no vi ninguna otra, ni siquiera la serie de tv salvo visionados esporádicos (tan poco parecía estar tan aml). En fin, que para mí Los Inmortales es una película, no una saga: de hecho, si no fuera por sus secuelas, sería una película mucho más referencial de lo que es ahora. Ójala hubiera hecho lo mismo con otras sagas (haberme limitado a la fuente), como con Matrix, la trilogía original de Star Wars, las tres primeras de Indy… Y Queen es tan fundamental en Los Inmortales como el Kurgan: ¿en qué peli cobra más sentido una canción que “Who wants to live for ever?” en Los Inmortales? En ninguna. Y su estética es muy videoclipera, sus efectos plenamente de su época, las pintas de los personajes, hiperochenteros (gabardina con Nikes, toma ya), pero es lo que es, y está plagado de escenas cojonudas (desde la pelea del inico en el garage del Madison Square Garden hasta el encuentro en el puente de Central Park), con secundarios delirantes (¿pero es que nadie ve al Punisher claramente definido y caricaturizado en el vigilante al que ensarta el Kurgan con su espadón?) y, lo mejor, esas transiciones que acompañan a los cambios de ápoca, de un acuario actual a un lago escocés en el medievo. Y todo con escenas humorísticas desternillantes (el duelo a florete en la Francia de Luis XIV), toques de ternura en imposibles escenas de amor (Eh, es un truco de magia…). ¿Mi consejo? Que la remastericen todo lo que quieran, pero que no pierdan el tiempo con remakes ni mamarrachadas, y que si finalmente lo hacen… que paséis de la revisión y volváis a la fuente original, que cómo mola joder. Ya no hacen pelis como ésta. Es imposible.

Ivan gonzalez
Ivan gonzalez
8 junio, 2009 9:29

A queen jamas respeto señores que y Spain prince of the universeeee

sputnik
Lector
8 junio, 2009 9:29

“soy fan acerrimo de Queen que le tiene cariño hasta a la banda sonora de FLASH GORDON!!!”

¿”Hasta”? ¿”hasta”? La BSO de Flash Gordon es muy buena, copón! De hecho, es lo único realmente bueno de toda la peli.
“Flash! Woooo-o-ah!” 

Ray_Silver
Ray_Silver
8 junio, 2009 9:42

La verdad es que de las secuelas de Los Inmortales solo se puede salvar la 4ª, Juego Final, ya que aparte de esta todas han ido sumiendo en una espiral de estupidez y cutrerio increible. Yo caí en la trampa de descargarme “La Fuente” y os aseguro que es una de las peores peliculas ,con diferencia, que puedes echarte a la cara.
Creo que una de las cosas que pesa sobre esta saga es el hecho de que parece que solo pueden contarse historias de Connor o de otros McLeod. No me malinterpreteis, Connor es un personaje que me encanta, pero el trasfondo de la inmortalidad y del Juego al que sus poseedores se ven arrastrados ofrece muchisimas posibilidades si sabe utilizarse bien. En fin, yo aun tengo la esperanza de que alguien sepa aprovechar el potencial de esta saga y nos ofrezca un material digno.

Pep
Pep
Lector
8 junio, 2009 14:28

Fletcher, de fan de Queen a fan de Queen… Vale la BSO de Flash Gordon, pero ¿puedes escuchar el Hot Space tres veces seguidas delante de un espejo sin morir?? 😉

Felipe
Felipe
8 junio, 2009 15:03

El grandísimo problema de Los Inmortales es de diseño: la primera película acaba quedando solo uno, por lo que ya no puedes contar más historias sin ir hacia atrás (y sin encariñarte con los personajes, que sabes que morirán) o cagarla con reinterpretaciones como hicieron en la dos. Por ello, podría estar bien lo de reiniciar la saga. He aquí mi propuesta: dos bandos de inmortales: uno (Princes of the Universe como decían en la BSO de Queen) que se considerarían amos del mundo y a la Humanidad meros esclavos y el otro, que se considerarían testigos de la Historia y guias de los hombres. Y la película como una de las innumerables e interminables escaramuzas.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
8 junio, 2009 15:34

Umm, yo siempre pensé que se escribía McCloud…

Fletcher
8 junio, 2009 15:49

muy bueno Pep… muy bueno…je je je

Fletcher!!

PD: Y si…la banda sonora de Flash era lo mejor de la peli… pero aun asi me encanta esa peli…que recuerdos

jorgenexo
jorgenexo
8 junio, 2009 16:32

¿Pero no podemos contentarnos con una peli que sea una y no trina, una obra cerradita en sí misma? Si por alguno de por aquí fuera, se estaría rodando ya “EL regreso del hombre tranquilo”, “Río Bravo II”, “Retorno a Casablanca”, “El hijo de E.T.”, “El otro golpe”, “Le seguían llamando Ciudadano Kane”, “Bavmorda contraataca”… Como bien dicen por ahí, la historia primaria estaba bien planteada, desarrollada y “desenlazada”, ¿para qué menarla? Sólo hay un motivo: la pasta. Y ya sabemos qué pasa cuando se pretende exprimir una franquicia: Espisode I, II y III.

DNMRULES
8 junio, 2009 19:51

¿Seguro que el hijo de ET no la han hecho? ¿Y quienes eran los extraterrestres que salían en la cuarta de Indy entonces?

mr bones
mr bones
Lector
8 junio, 2009 21:44

GRANDE MICHAEL IRONSIDE!!!!!!!!

Diomedes
Diomedes
8 junio, 2009 23:34

La verdad es que la primera fue un peliculon de referencia en su epoca.En los 80 las pelis de accion y fantasia  de este tipo no abundaban como hoy en dia y la originalidad ,puesta en escena ,banda sonora (totalmente de acuerdo ,que puede pegar mas que Who wants to live forever en esta pelicula?) y demas crearon una pelicula perfectamente definible y con su propio espiritu.Yo la vi en video a finales de los 80 y que decir ,pude verla como 15 veces.Me parecia maravillosa.

Las secuelas ,lamentables.El tonillo cyberpunk de la 2 todavia tenia su aquel a pesar de la megacagada de hacerles extraterrestres que venian exiliados a la tierra pero ya el resto era de mear y no echar gota. 

Un remake podria estar bien ,pero que dejen la musica de Queen por dios ,al menos varias piezas son inseparables de esta película .

Diomedes
Diomedes
8 junio, 2009 23:40

Por cierto ,y sabiendo la polemica que voy a suscitar ….a mi el Episodio III de Star Wars ,La Venganza de los Sith ,me parece mejor que El Retorno del Jedi …

(corre a ponerse a cubierto ….)

GatoSamurai
GatoSamurai
Lector
8 junio, 2009 23:44

Sin Queen…. por diox, se puede blasfemar y luego se pueden decir chorradas como esa…

Por cierto para los jugones aqui va un regalito :

http://en.wikipedia.org/wiki/Owen_MacLeod 

John Space
John Space
8 junio, 2009 23:49

_Los inmortales_ me gustó de niño, pero vista hoy es un buen ejemplo de aquel cine videoclipero que mató a la industria en los 80. O sea, mierda, mierda y mierda.

GatoSamurai
GatoSamurai
Lector
9 junio, 2009 0:48

Pues es una lastima que no sepas ver las cosas con la misma ilusión que un niño, en vez de diseccionar las cosas y estropearlo. Yo la sigo viendo como una muy buena peli. Y la parte de los recuerdos apenas tiene momentos “videocliperos”,  excepto el entrenamiento, pero es que un entrenamiento no es un entrenamiento, si no es una escena videoclipera. Vease Kickboxing, Campeon de campeones, Rocky o lo que sea xD

jorgenexo
jorgenexo
9 junio, 2009 8:29

¿Que mató a la industria en los 80, Space? En los 80 la industria estaba bien vivita y aún era capaz de crear historias y perspectivas originales, que tuvo aún su continuidad en los 90, pero que en este siglo XXI ha perdido totalmente el rumbo, repitiéndose a sí misma pero en sus peores defectos. Joder, 10 segundos de Los Inmortales tienen más enjundia que, no sé, cualquiera de los actuales blockbusters, incluso los menos malos (que así habría que calificar a la última Stak Trek, por ejemplo: la vemos y decimos: bueno, no está mal, es entretenida… lo que pasa es que al lado de Tranformers, por ejemplo, simplemente se deja ver sin sentir verguenza ajena). Y lo de que pelis como Los Inmortales o El ansia son cine videoclipero… ¿por qué, porque la gente salía con hombreras inmensas en las americanas, gafas de sol por la noche y las tías parecían “palmerettes”? Independientemente de su estética, tanto Los Inmortales como El ansia (o Terminator, Desafío Total, o la mejor trilogía de la historia del cine, sin permiso de El padrino, que la tercera parte deja bastante que desear, o de Star Wars, por los ewoks, Back to the future) contaban historias originales, atractivas y muy, muy divertidas. Ahora, tenemos Terminator Salvation, que por si acaso ni toca el tema temporal, no se le vaya a reventar alguna neurona a algún espectador…

JaviMetal
JaviMetal
9 junio, 2009 11:09

Jorgenexo no se si es por que somos de quintas parecidas pero comparto bastante tu opinión. A mi la estética de los 80 no me molesta para nada (¿La gente se viste mejor ahora?) y si algo tenía el cine de esa década es que era auténtico y creó obras  geniales de cine fantástico, terror o Psi-Fi.
¿Será casualidad que la industria esté sacando remakes, precuelas y secuelas de casi todas estas obras?
Era un cine adaptado perfectamente a su época y trataba a jóvenes y adultos por igual. Hoy en día una película para niños suele ser una buena ñoñería, una para adolescentes ñoñería pero con algún temita de Slikpnot de fondo y una para adultos…. creo que ya ni hacen películas para adultos (esto último es coña) Pero en los 80 te salía un Indiana Jones, Regreso al futuro, Jóvenes Ocultos, Los Inmortales, La princesa Prometida o los Goonies, que las veía junto a mis padres y las disfrutamos todos, no trataban a la gente joven como a idiotas.

PD: Hace un mes, cuando vi Déjame Entrar se me escapó una lagrimilla no solo por la calidad de la película (sublime) sino porque pensé “Joder, no todo está perdido, todavía se hace cine, eso si, en Suecia”

John Space
John Space
9 junio, 2009 11:18

Jorgenexo, esos directores que venían del mundo del videoclip solían hacer películas con mucho montaje y poco guión, como hacen hoy en día el Bruckheimer y otros.

“porque la gente salía con hombreras inmensas en las americanas, gafas de sol por la noche y las tías parecían “palmerettes””
Claro. Como en un videoclip. Hasta salía el Bowie y todo.

JaviMetal
JaviMetal
9 junio, 2009 11:33

Space tío, Highlander quitando lo que puedan cantar los efectos especiales a día de hoy creo que nos contaba una muy buena historia y creó uno de los mejores malos de la década. Tildarla de mierda, mierda, mierda es un poco duro, vamos digo yo

John Space
John Space
9 junio, 2009 12:03

“uno de los mejores malos de la década.”
?Terminator?

jorgenexo
jorgenexo
9 junio, 2009 13:07

JaviMetal, comparto al 100% todas y cada una de tus palabras, loa de “Déjame entrar” incluida. Y de que el Kurgen es un malo referencial, creo que no le cabe duda alguna ni a John Space. Y en El Ansia salía David Bowie, aprecían escenas discotequeras e incluso una escena lesbo soft aliñada con esa pieza cláscia tan guapa y utlizada a posteriori hasta la saciedad en publicidad con Susan Sarandon y la Denueve. Sí, todo muy videoclipero: pero la historia era (y es) muy guapa. Su estética es indudablemente ochentera, como lo es la de Mujeres al borde de u ataque de nervios o Armas de mujer, pero no veo por qué esa estética incidió en “la muerte de la industria” que tú citas. Se suele decir que los comics se comprar por su dibujo pero se recuerdan por sus guiones. Íbamos a ver pelis en los 80 por sus efectos especiales, pero las recordamos por la calidad de sus historias.

John Space
John Space
9 junio, 2009 13:23

Bueno, no sé qué edad tendréis, pero si vuestra idea de cine de calidad es una peli de Mulcahy o Tony Scott, entonces no merece la pena seguir con esta discusión. Hala, adiós.

jorgenexo
jorgenexo
9 junio, 2009 14:28

Ay,  joder… Pues tú mismo, tío.

JaviMetal
JaviMetal
9 junio, 2009 14:44

Space por tu respuesta creo que mi edad es un poco superior a la tuya pero tu mismo, el que yo disfrute del cine de los 80 no me hace menos conocedor de cine de calidad que tú, de hecho estamos hablando de cine fantástico, terror, épico o de Psi-Fi, ahora que si te quieres enfadar tu mismo yo no iba por ahí.

Por cierto tengo como directores preferidos a Ingmar Bergman, David Lynch, Satyajit Ray o Stanley Kubrick pero no hablo de ellos en un Post de Highlanders y en un debate sobre cine ochentero así que deja tus deducciones de lo que puedo o no puedo considerar cine de calidad para otra ocasión.
Un saludo Jorgenexo y encantado de compartir opiniones contigo.
 

jorgenexo
jorgenexo
9 junio, 2009 22:27

Si hubieras citado también a John Huston, a Sam Peckinpah, Martin Scorsesse, Woody Allen, Terry Gilliam y a Tarantino entre tus directores favoritos, te habría pedido que te cansaras conmigo. Un saludo para ti, JaviMetal.

Pastor
9 junio, 2009 23:47

Va a sonar cursi pero… La primera de los inmortales es una película preciosa. Es una historia que en todo momento trata sobre el amor, sobre un hombre dolido y solo que vive solo para ver morir a los demás.

Quiero decir… que no hace falta una revisión, ni nueva versión ni nada… como ha dicho el Sr.Lechero “Lo que no está roto no se debe tocar” (y si, ese calbe del final no le vendría mal una pasadita).

JaviMetal
JaviMetal
10 junio, 2009 0:24

JAJAJAJA Jorge ya estoy casado, pero es que has nombrado directores de los que tengo practicamente su filmografía entera en DVD. De Woody tengo 3 colecciones (blanca, gris y negra) con casi todas sus obras maestras, de Tarantino lo tengo todo y de los demás tengo obras como Brazil, Uno de los nuestros, El cabo del miedo, Casino, Perros de Paja, El Halcón Maltés, etc. De los directores clásicos mis preferidos son Billy Wilder, John Ford y por supuesto Orson Welles.
Da gusto encontrar a gente así por estos foros ya te seguiré leyendo.
Pastor, preciosa me parece un adjetivo perfecto y nada cursi para definir a los Inmortales y sobre sus secuelas, remakes, series y demás al final: ¡¡¡SOLO PUEDE QUEDAR UNA!!! y esa es Highlanders (1986) de Russel Mulcahy.