El Increíble Hulk: Futuro imperfecto

Por
6
3899
 


Edición original: Marvel Comics – diciembre 1992 – enero 1993
Edición España: Comics Forum – septiembre – octubre 1993
Guión: Peter David
Dibujo: George Pérez
Entintado: George Pérez
Color: Tom Smith
Portada: George Pérez
Precio: 550 pesetas c / n (serie limitada de dos números en formato prestigio de 48 páginas cada una).

 

Una de las miniseries más recordadas del difunto formato prestigio es, dentro de la casa de las ideas, Futuro imperfecto. La colaboración entre Peter David y George Pérez sirvió para contar una aventura que, siendo cerrada, cumple con la vieja tradición de tener implicaciones en la serie regular del personaje. Ahora que en la vorágine de las novísimas guerras secretas tenemos al guionista masivo por antonomasia revisando y revisitando el mundo post-apocalíptico que creara hace más de veinte años, no está de más echar un ojo a aquellos considerandos que han traído estos resultandos.

Pongámonos en situación: a principios de los noventa Peter David estaba firmemente aposentado a los mandos de la nave masiva. Un guionista sin muchos antecedentes se había hecho cargo de una colección a la que la espantada de John “pataletas” Byrne había dejado al borde de la desaparición. Un escritor caracterizado por la agudeza de sus diálogos se encargaba de contar las aventuras de un musculoso gañán verde cuyas habilidades lingüísticas estaban un escalón por encima del gruñido o el “unga, unga”. La historia de lo que pasó a continuación es bien conocida y la serie del increíble Hulk se convirtió en una de las más interesantes del panorama marveliano y superheroico de los procelosos años noventa del siglo pasado. Con el tiempo, la llamada de atención generalizada repercutió negativamente en la libertad de la gozaba David, pero antes de eso, el caballero pudo unir fuerzas con el genial portorriqueño para brindarnos una historia que, sin ser el pináculo de la originalidad, aporta mucho y muy bueno a la mitología de la Masa.

En un futuro relativamente cercano, encontramos la socorrida ciudad de ámbito y ambiente post-apocalíptico. La temida guerra nuclear de los días del latente conflicto entre Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas ha tenido lugar y la comunidad superhumana (héroes y villanos) está completamente extinguida. Una urbe polucionada y abigarrada constituye un pequeño refugio en medio de un yermo de radioactividad desbocada. Su líder dictatorial no es otro que un autodenominado Maestro, el cual descubre que su gobierno es cuestionado por un puñado de rebeldes que, siguiendo el plan de su anciano jefe, traen de su pasado (el presente del universo marveliano) a la Masa. El gigante verde deberá enfrentarse a sí mismo, literal y figuradamente.

Peter David echa mano de todos los trucos del viaje temporal y de los tópicos del futuro torcido para contar una historia en la que da otra vuelta de tuerca a su concepto del increíble Hulk. En ese momento, las tres personalidades conocidas del personaje se han fundido en una versión que luego conoceríamos como “Doc” Banner. Se ha convertido en el líder sustituto del Panteón y la vida parece sonreírle. Sus pares empijamados le ven, sin embargo, con escepticismo; después de todo, no es la primera vez que Bruce toma el control de su alter ego musculoso para luego perderlo de la peor manera. Su relación con su esposa Elizabeth “Betty” Ross parece encarrilada y sus amigos Rick Jones y Leonard Samson están cerca de él. Será su viejo compañero (y artífice indirecto del nacimiento de Hulk) el que le convenza de que debe seguir a una misteriosa guerrera en un viaje cuyas consecuencias serán tan impactantes como un puñetazo en su cuadrada tripa. El Maestro es una versión más vieja, más astuta y más artera de él mismo. La radiación derivada de la guerra nuclear le ha hecho más fuerte pero también le ha vuelto más loco. ¿Más loco? Don Peter presenta a un villano que tiene poco de demente: el enfrentamiento entre ambas versiones de Hulk será eminentemente físico, pero no estará desprovisto de un componente psicológico. El Maestro tiene más experiencia siendo ambos que su contrapartida del pasado y pulsa con precisión quirúrgica las teclas necesarias para garantizar su existencia. “Lo perderás todo” – advierte; “el mundo siempre te perseguirá” – indica. Pese a todo su poder físico, el verdadero peligro de este adversario está en su poder de convicción y en sus habilidades intelectuales.

En el apartado gráfico hay que destacar sobremanera el trabajo del siempre magistral George Pérez. Su capacidad para el dibujo de multitudes y para un elevado nivel de detalle se despliega una vez más, teniendo como elemento destacado el mausoleo en el que un anciano y casi demente Rick Jones espera (casi reza) que su amigo del pasado tenga éxito frente a su enemigo del presente.

Futuro Imperfecto constituye una miniserie altamente recomendable, tanto en su edición de Forum como en el tomo recopilatorio publicado por Panini hace unos años. La recuperación de su legado para las guerras secretas es buena muestra de su vigencia.

Legado, por George Pérez
El museo-panteón del pasado

  Edición original: Marvel Comics – diciembre 1992 – enero 1993 Edición España: Comics Forum – septiembre – octubre 1993 Guión: Peter David Dibujo: George Pérez Entintado: George Pérez Color: Tom Smith Portada: George Pérez Precio: 550 pesetas c / n (serie limitada de dos números en formato prestigio de…
Guión - 8
Dibujo - 9
Interés - 8.7

8.6

Vosotros puntuáis: 8.18 ( 8 votos)

6
Déjanos un comentario

Please Login to comment
4 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
Winter Widowerflashpointigvernihammanufrankbanner49 Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
frankbanner49
Lector
frankbanner49

inspiradísimo peter David acompañado de un gran George perez.
un “must have” en toda regla, que todo el que disfrute del verdoso,(y de la etapa de este gran guionista) debería tener sí o sí.

de hecho,yo veo un material más potente para una peli del Goliat esmeralda en este material(guiños futuros,incluidos) que de lo de el siempre reivindicado PLANET HULK,que como te descuides acaba pareciéndose a JOHN CARTER.

y solo faltaba eso para darle la puntilla en la pantalla grande.

hammanu
Lector
hammanu

El Maestro es uno de los mejores y mas desaprovechados villanos del Universo Marvel:
Sociópata, sádico, bastardo e ingenioso seria un perfecto candidato de un partido de derechas

frankbanner49
Lector
frankbanner49

completamente cierto,compañero.

es uno de esos personajes que admiten un mayor nivel de desarrollo,pero que,desgraciadamente,solo se deja ver a trompicones,quizás le sobraría estar tan enclaustrado en la colección de hulk,y dejarse caer por otros rincones del universo marvel.

me imagino una alianza entre doc muerte y el maestro,y lo que podría salir de ahí….

Igverni
Lector

Esta historia es de lo mejorcito de la ya muy gran producción de Peter David, y con un George Perez en buenísima forma. CLASICO con mayúsculas y en el mejor sentido.

Por cierto, creo recordar que dijeron que el Maestro se iba a incorporar al “All-New All-Different, All-The Same…” tras las Secret Wars, así que supongo que son buenas noticias!!

flashpoint
Lector
flashpoint

Peter David cuando tomó Hulk junto a Todd McFarlane en 1986 o 1987, nadie daba un huevo por el personaje. Es más las bajas ventas ayudaron a que David pudiera desarrollar todos los cambios que realizó.
Incluso este Futuro Imperfecto es otra de las magníficas historias de las que David estaba contando dentro de la colección. Donde todas las etapas estuvieron muy bien enmarcadas por los distintos dibujantes que pasaron por ella donde resaltaron con luces propias Zona Nuclear; La etapa en las Vegas; y la saga del Panteón junto a Dale Keown y Gary Frank, fue en este punto donde introdujo este especial, con inesperadas consecuencias para el personaje.
Es más luego de esto a David le dijeron: Señor nos gusta el trabajo que está haciendo pero queremos incorporar al Coloso Esmeralda al universo Marvel. Justo en un instante en que David estaba separándose de su mujer.
Así fue como las grandes aventuras de Hulk quedaron disminuidas a historias cortas y pudimos ver como David mes a mes iba desinflándose perdiendo el ímpetu del personaje, donde un Angel Medina mostró sus primeros pasos y donde el autor aprovechó de ir cerrando gran parte de los argumentos que había dejado abiertos por el camino, encaminando a Hulk a la saga de Onslought para que luego llegara Adam Kubert.
Con este dibujante David perdió por completo el poder de decisión y tuvo que aceptar que el monstruo era más grande que él y que este debía responder a los intereses de la editorial. Meses después David fue arrancado de la serie.
Lo gracioso fue que en su lugar llegó John Byrne desde un nuevo número uno y lo que supuestamente eran malas ventas, (culpen al guionista!), finalmente estas se desplomaron aún más, salvo con el trabajo que efectuó Paul Jenkins, pero que tampoco perduró, y quién dijo publicamente que la única forma en que funciona Hulk era a lo David.
Hoy se habla del Hulk de Peter David. Así de llano. No existe ningún otra etapa a este nivel de excelencia, es como hablar del Thor de Walter Simonson, el Daredevil de Miller o los X-Men de Claremont.
Hablamos de la mejor serie publicada de Marvel de la primera mitad de la década de los 90.
Es una de las pocas series de Marvel de la época que vuelvo a leer una y otra vez.

Winter Widower
Lector
Winter Widower

Hace varias noches cogí de mis estanterías los números del coleccionable 33 y 34, entre los cuales se incluye esta gran obra, para releerla por no sé cual vez y amigos, NO ENVEJECE, la considero atemporal, llevo releyéndola desde que se publicó.
Peter David se la podría haber sacado de la manga hoy mismo y estoy seguro que hubiese surtido el mismo efecto en nosotros, es demasiado buena que no entiendo como podemos esperar que el nuevo “Futuro Imperfecto” que se está llevando a cabo durante las “Secret Wars” se asemeje siquiera.
Creo que deberíamos acogerla con cariño y como homenaje a una gran obra de la mejor etapa que ha tenido Hulk hasta la fecha, y leerla sin pretensiones, simplemente disfrutando de ese “posible futuro”. No va a ser mejor, seguramente será peor, pero me basta con que sea diferente y cuente otra historia, las comparaciones son odiosas pero irremediables, yo por mi parte espero con muchas ganas la llegada a España de la nueva serie para disfrutarla página a página, pero no leyéndola a la vez que comparándola con su serie madre, sino leyéndola como lo que es, una nueva historia.