El dibujado, de Paco Roca

Por
0
1116

Portada El dibujado  de Paco Roca

Edición original: El dibujado ESP (Astiberri, 2021)
Guion: Paco Roca
Dibujo: Paco Roca
Realización técnica: Paco Roca y Alba Diethelm
Formato: Cartoné. 58 páginas. 30€

De las paredes al cómic.

Entre marzo y junio de 2019 en el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) se pudo leer un cómic creado ex profeso por Paco Roca (Valencia, 1969) titulado El dibujado, pero que no se podía encontrar en la tienda del museo, ni en su biblioteca, como sería lo habitual. El soporte elegido para su lectura fueron las paredes del museo, unos espacios que ofrecían muchas más posibilidades de las que permite un libro, incluso la opción de escapar de ellas. Un experimento artístico formulado como un cómic de vida efímera que aparentemente solo tenía sentido en ese particular entorno y que ha servido para modificar la relación que el medio tenía con los museos, al convertirse en algo mucho más complejo y estimulante que una exposición de originales al uso. Sin embargo, la exposición solo se pudo ver durante esos meses y muchos nos quedamos con las ganas de poder disfrutarla, pero ahora podemos disfrutar de la traslación que el autor valenciano ha realizado al cómic en un espectacular volumen que Astiberri acaba de publicar.

Viñeta El dibujado

Durante toda su carrera Paco Roca, como otros autores y autoras, ha contribuido a ensanchar los márgenes temáticos en los que se movía el cómic en España gracias a obras de calidad incontestable como Arrugas (Astiberri), El invierno del dibujante (Astiberri) o Los surcos del azar (Astiberri), unos trabajos que le ha convertido en una de las figuras más importantes del cómic mundial, pero en los que siempre usaba una narrativa clásica en la que primaba la facilidad de la lectura. En esos cómics podíamos comprobar que estábamos ante un narrado nato, capaz de moverse como pez en el agua en todo tipo de géneros con un estilo y lenguaje propios que consiguen que no podamos apartarnos de sus páginas, pero hasta la aparición de El Dibujado no era un autor que hubiera destacado por su búsqueda de la experimentación formal como sucede con otros autores como Max, Ana Galvañ o Federico del Barrio, por citar algunos de los autores más innovadores del cómic estatal. Sin embargo, gracias a su colaboración con el IVAM hemos podido descubrir a un Paco Roca con una enorme capacidad para experimentar con las posibilidades del medio, algo que ha continuado haciendo en la reciente Regreso al Edén (Astiberri), una obra que, sin duda, se benefició de los recursos gráficos y narrativos que el valenciano había empleado en la exposición.

El dibujado es un cómic mudo dibujado con un estilo más sintético de lo que es habitual en el autor valenciano, donde la secuencialidad de las imágenes lleva todo el peso de la narración. En sus páginas nos plantea una historia que se divide en tres líneas narrativas que se van intercalando entre sí hasta que vuelven a confluir para proponernos una reflexión sobre la relación entre el autor y sus obras, algo que se enlaza con la figura del artista como Dios creador y la necesidad que los humanos tenemos de crear dioses o la forma en la que se construyen las civilizaciones, aunque es una obra abierta a múltiples interpretaciones, si bien resulta accesible para cualquiera que se acerque a ella. Un metacómic donde la figura del creador y el lector se fusionan para indagar sobre la naturaleza humana en el que el lenguaje del medio ocupa un papel principal.

Astiberri hace una edición espectacular para tratar de llevar de la manera más fiel posible la exposición al libro, con varias páginas desplegables, alguna de ellas en formato vertical y una portada troquelada que juega con la idea del protagonista escapado de los límites físicos del volumen. Como extras encontramos un prólogo escrito por José Miguel G. Cortés, director del IVAM durante la exposición. Aunque la edición y la lectura justifican los treinta euros que cuesta, es posible que para algunos resulten excesivos.

Página doble de El dibujado

En El dibujado Paco Roca experimenta con los límites del lenguaje del cómic para reflexionar sobre el arte y la íntima relación entre el autor y su propia obra. Como en las grandes obras de arte cada nueva visita nos despierta distintas interpretaciones, pero sobre tomo nos enseña que el CÓMIC es un arte con letras mayúsculas y posibilidades infinitas.

Lo mejor

• Conseguir trasladar a las páginas la exposición.
• Narrativamente es una gozada que nos demuestra que en el cómic nunca está todo dicho.

Lo peor

• Los 30 € que cuesta, Aunque es un libro primorosamente editado con varios desplegables que lo justifican.

Artículo anteriorMagazine Marvel España – Diciembre 2021
Artículo siguienteEntrevista a Fernando Dagnino
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments