DESPERATE HOUSEWIVES/MUJERES DESESPERADAS

Por
2
2381

Desperate Housewives

El 3 de Octubre de 2004 llegó a las pantallas estadounidenses el primer capítulo de la actual serie de mayor éxito televisivo a nivel internacional: Desperate Housewives, conocida en nuestro país como Mujeres Desesperadas.

Para aquellos (presumiblemente pocos) que no hayan visto ni un solo episodio o no hayan oído hablar siquiera de ella, les serán totalmente desconocidos lugares como Wisteria Lane o nombres como Bree Van De Kamp, pero para los millones de espectadores que han encontrado en Desperate Housewives un programa a seguir semana a semana, les resultarán sobradamente conocidos.

Las tramas argumentales que componen las primera temporada parten de cinco fuentes principales diferentes. Cuatro provienen de las cuatro amas de casa protagonistas, y la quinta fluye desde la dulce voz de ultratumba de la quinta del grupo, que muere a los pocos minutos del primer episodio pero nos seguirá acompañando como narradora de lujo.

Wisteria Lane es un acomodado barrio residencial situado en los suburbios de una gran ciudad americana a propósito sin especificar, para acentuar la idea de fábula atemporal que la propia narradora convierte en un contemporáneo cuento de hadas.
Por motivos que hasta el final de temporada no serán desvelados completamente, Mary Alice Young (Brenda Strong) abandona mediante el suicidio su en apariencia perfecta vida de amorosa madre y esposa, haciendo temblar los cimientos de las también aparentemente felices vidas de las amigas que ha dejado atrás.

Las 4 protagonistas

Marc Cherry, creador de la serie y de otro clásico televisivo sobre mujeres, Las Chicas de Oro, se las vio y deseó hasta conseguirle vender su producto a una de las grandes cadenas de los USA. Tras circular sin éxito por varias de ellas, logró que a sus nuevas chicas les hiciesen un hueco en las noches dominicales del canal ABC. Y el resto como se suele decir, es historia, porque situándose por delante de otras jugosas novedades como Lost o Grey´s Anatomy, y de emisiones veteranas como CSI o Sin rastro, Desperate Housewives arrasó con todo ganándose el favor de una audiencia que ascendía hasta la impresionante cifra de 30 millones.

Posando para Vanity Fair

¿Cuáles son los ingredientes de tan rotundo éxito?

Vayamos por puntos:

El tono: ácido y picante, ese es el sabor con el que nos cuentan las cosas en la serie, con el que aderezan las tramas y el comportamiento de los personajes, propiciando de esta manera las extravagantes situaciones que se han convertido en la marca de la casa del programa.

Los personajes: sin duda un elemento clave del éxito es el excelente reparto que interpreta a los no menos excelentes personajes que les corresponden. No sólo las protagonistas brillan con luz propia, sino que los secundarios juegan un importante papel de apoyo que cumplen a la perfección.

Dramedia: una sana y equilibrada dieta a base de comedia y drama es con la que Mujeres Desesperadas alimenta a su fiel público, para que crezca fuerte y resistente al desgaste a medida que los episodios se suceden.

Atención a los detalles: parece que nunca llueve en Wisteria Lane, y que sus calles están siempre nutridas de un aire de vida tranquila y armoniosa. El minucioso cuidado que el diseño de producción le presta a los detalles le dota al aspecto visual un acabado impecable y natural, que el espectador agradece encantado, aunque le pase desapercibido.

La guinda: nada como empezar con buen pie, con esa cabecera pop tan irreverente cuya guinda es el mágico y dinámico tema de apertura compuesto por Danny Elfman.

Con todos esos ingredientes en su justa medida, el resultado es un elaborado pastel de manzana partido y repartido en los 23 capítulos que integran la primera temporada.
La segunda, ya en curso, sigue la misma línea de su predecesora, pero es un tema para otro día.

Más que entrar en detalles sobre el argumento, es mejor hacerlo sobre los personajes, porque si hay historia es gracias a las vivencias que ellos propician.

Teri Hatcher interpreta a Susan Mayer, una patosa y romántica divorciada que vive junto a su modélica hija Julie y trabaja desde casa como ilustradora de cuentos infantiles. Tras el impacto emocional que le causó la infidelidad de su ex marido Carl, volverá a confiar en el amor tras el encoñamiento que padece por Mike Delfino, el nuevo y misterioso fontanero de la casa de al lado.
La morena Hatcher alcanzó la popularidad internacional gracias a su papel de Lois Lane en la teleserie Lois & Clark, y ha sido una de las más recientes chicas Bond, concretamente en el filme El Mañana Nunca Muere.
Ha pasado de ser un ama de casa desesperada en la vida real (por la escasez de ofertas de trabajo) a serlo triunfalmente en la ficción.

Felicity Huffman es Linette Scavo, una exitosa publicista que abandonó su estupenda carrera profesional en favor de su labor de esposa y madre todoterreno de cuatro hijos.
A pesar de los dolores de cabeza que le dan sus revoltosos hijos, y del temor a una infidelidad por parte de su bonachón marido, es en su familia en donde encuentra sus mayores satisfacciones.
La rubia Felicity es esposa del también veterano actor William H. Macy, y gracias a este papel de ama de casa estresada y nerviosa ha obtenido el Emmy de este año a la mejor actriz de comedia.

Marcia Cross en bree Van De Kamp

Marcia Cross interpreta a Bree Van de Kamp, un ama de casa (republicana pero adorable) obsesionada con el orden y la limpieza que lo hace todo a la perfección, o al menos centra sus energías en que de cara a la galería así lo parezca. Como si de una versión actualizada de Martha Stewart se tratase, Bree es uno de los grandes aciertos de la serie, porque sin duda sobre ella recaen muchas de las escenas más aclamadas por la crítica y el público.
En la primera temporada, y desde el momento en que su amiga Mary Alice se suicida, la existencia de Bree se irá desmoronando al ir saliendo a la luz todas las imperfecciones que con tanto empeño ha tratado de ignorar. Desde la propuesta de divorcio de su marido, a la rebelión sexual de sus hijos, la señora Van de Kamp se debatirá entre adaptar sus creencias o luchar por seguir ejerciendo su férreo control sobre el entorno que la rodea.
A la pelirroja Cross la recordamos por su enigmática Doctora Kimberly Show de Melrose Place. Después desapareció por un tiempo para titularse en Psicología, aunque recientemente también la pudimos ver en Everwood.

Eva Longoria encarna a la bomba sexual Gabrielle Solis, una superficial ex modelo rodeada de todos los lujos que provee su millonario esposo Carlos. Para evitar acabar desquiciada como Mary Alice, ahogará en su joven jardinero John las penas por la atención que no le presta su atareado marido. De ahí se derivan una buena tanda de situaciones cómicas que no tienen desperdicio.
La latina de Texas Longoria es la depositaria de un sustancioso contrato con la firma cosmética Loreal, además de haberse subido al podio de los iconos sexuales más deseados del momento.

Eva Longoria es Gabrielle Solis

A las cuatro anteriores es de obligada adición Mary Alice, por su relevancia como voz que nos guía por el barrio y sus habitantes y por ser el centro del misterio que su muerte esconde. Tampoco hay que olvidarse de Edie Brit, una explosiva rubia devoradora de hombres (interpretada por Nicolette Sheridan, hija del mítico Koyak) que a pesar de intentar arrebatarle a toda costa el novio a Susan, se irá involucrando cada vez más con las cuatro protagonistas hasta formar parte de su grupo.

De mayor o menor relevancia, muchos otros son los inolvidables personajes que surten Mujeres Desesperadas, y algunos son dignos de mención: Rex Van De Kamp, sufrido esposo de Bree, cuyas filias sexuales algo tienen que ver en su decisión de divorciarse, Martha Huber, la típica vecina cotilla y cargante, pero la mejor informada de todo el barrio, Juanita Solis, suegra y principal némesis de Gabrielle, George el farmacéutico, obsesionado por su adorada Bree, Paul Young, viudo de Mary Alice, y que junto a su hijo Zach le dan un toque siniestro a todo lo que tocan, Tom Scavo, como marido de Linette, es uno de los personajes más agradables de la serie, y un largo etcétera.

Residentes de Wisteria Lane

Un sorprendente y atrevido aspecto de la serie es la alta tasa de mortalidad de la que goza Wisteria Lane. No todos los personajes llegan vivos hasta el final de temporada, como se podrá ir comprobando.

Utilizando la expresión ideada por el guionista Dan Slott, cada episodio de Desperate Housewives es una unidad completa de entretenimiento. De hecho se encarga de hacer que cada entrega pueda disfrutarse independientemente de los demás, al tiempo que sigue haciendo avanzar las tramas que tienen continuación.

No hay que dejar que rumores como disputas entre las actrices protagonistas o con la serie Lost le estropeen al espectador la imagen de un producto inteligente y de calidad, que le da una vuelta de tuerca a los tópicos que en él podríamos esperar encontrar.

La primera temporada de esta recomendable y extremadamente entretenida serie está disponible ya en dvd en España (y es un perfecto regalo para éstas Navidades), así que si no has podido disfrutar de su innegable encanto en la noche de los Martes de La Primera de TVE o a través de satélite, aún tienen una oportunidad de descubrir por ti mismo por qué estás mujeres son unas amas de casa…desesperadas.

2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
JCsDark
JCsDark
30 agosto, 2006 5:57

alguien sabe como se llama la actriz ke hace el papel de daniel van de kamp

Laura Elizabeth
15 julio, 2008 21:29

Hola la verdad es una serie basada en la vida real, en la que cada persona se puede identificar con cada uno de los personajes, tiene temas muy interesantes algunos de reflexión, romance, drama, suspenso es totalmente divertida.

Es mi serie favorita, es excelente.