Denise Mina adaptará al cómic la trilogía Millennium

Por
40
255

Pues ya tenemos el nombre de la guionista que adaptará al cómic la trilogía Millennium, de Stieg Larsson: se trata de Denise Mina, escritora abanderada del Tartan Noir (novela policíaca escocesa), que se graduó con honores gracias a la novela Garnethill y que ya había colaborado con DC Comics y la línea Vertigo (impulsores de esta adaptación) en Hellblazer, serie regular protagonizada por John Constantine y colección decana del sello.

Nacida en Glasgow en 1966, cosmopolita –vivió en más de veintiún ciudades (de París a Bergen) sólo antes de cumplir los dieciocho– y con una vida que la llevó a ser operaria en una fábrica cárnica y camarera cuando dejó de estudiar a los dieciséis años, Mina llegó a ser enfermera auxiliar en una clínica de enfermos geriátricos terminales con patología psiquiátrica asociada justo antes de volver a su Escocia natal para estudiar Derecho. Empero, desencantada con el zeitgeist thatcherista, que llevaba a los brillantes abogados de entonces a enrolarse en la política o entregarse a hacer caja, Mina decidió interesarse por la crimonología y emplear su beca de doctorado en quedarse en casa para escribir una novela –la citada Garnethill, acerca de una joven conflictiva, mediatizada por abusos infantiles y estancias en psiquiátricos, que se ve envuelta en una trama de tintes detectivescos– que la acabó encumbrando y la hizo merecedora en 1998 del prestigioso New Blood Dagger, otorgado por la británica Crime Writers’ Association al mejor escritor novel. Fue sólo el comienzo de una dilatada trayectoria literaria –en la que destaca la serie dedicada a las aventuras de la periodista Patricia “Paddy” Meehan– que se define por la mencionada adscripción de la novelista al subgénero negro Tartan Noir, bautizado así por el inconfundible tejido a cuadros escocés y caracterizado por la mezcla entre el harboiled más clásico y la exploración existencialista del alma, la naturaleza del mal, o las vías de redención y condenación del ser humano.


Jóvenes conflictivas, psiquiátricos, periodistas, existencialismo noir… con estos antecedentes no es extraño que finalmente haya sido ella la designada para llevar a la historieta las aventuras de Lisbeth Salander, a la que piensa hacer “más dura y menos atractiva”. La adaptación comprenderá en total seis novelas gráficas (dos por cada libro original de Larsson). Ahora sólo falta saber el nombre del dibujante que la acompañará y si este proyecto llega a las librerías antes o después de las versiones que se preparan en los mercados francés y japonés sobra la ya celebérrima trilogía sueca, cuya adaptación cinematográfica a manos de David Fincher llegará a España este mismo mes de enero. De momento, Mina ha comentado que el proyecto tardará en finalizarse de dos a tres años, pero una vez que la primera entrega esté en la calle, ya habrá ganado la carrera en nuestro mercado.

ACTUALIZADO: Tanto Bleeding Cool como The Guardian informan de que a Mina la acompañará a los lápices Leonardo Manco (Argentina, 1971), quien ya trabajó con la novelista durante su etapa en Hellblazer.

40 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Jordi T. Pardo
Autor
12 diciembre, 2011 20:50

Pues a ver si hay suerte y te das más caprichos de vez en cuando 😉 Ya que me había hecho la ilusión de que te hubiese entrada la nostalgia y hubieses apelado al vuelve a casa por Navidad.

La adaptación de Millennium al cómic en principio no llama mi atención, pero nunca se sabe, últimamente me estoy aficionando a la novela negra y aunque he visto las películas siempre hay que esperar a ver los resultados.

Ocioso
Ocioso
Lector
12 diciembre, 2011 20:51

José Torralba ha comentado: Antes de que alguien diga nada… no he vuelto ni mucho menos
 
Mas pronto que tarde vas a volver. Si lo sabré yo.

Ocioso
Ocioso
Lector
12 diciembre, 2011 20:53

Que ojos mas guapos tiene Denise ¿no?

Spirit
12 diciembre, 2011 21:10

Yo además de desear que vuelva Torralba y de suscribir lo de que bonitos ojos tiene la Denise encima de esas dos tetas, añadiré que…pues vaya rollo el que a) quieran trasladar al cómic una saga que ya brillado en libros y en el cine (y lo que queda), por lo que poco creo que pueda aportar un medio como el cómic a esta saga b) la amiga Denise tendrá todos los premios que quiera, pero su novela sobre la chica esa del psiquiátrico con tintes detectivescos era un rollo patatero (si lo sabré yo, que me la he leído) y su etapa en Hellblazer más bien anodina…nada, que con estos mimbres no resucitamos VERTIGO, me temo…

nemo
nemo
12 diciembre, 2011 21:28

Aún falta Millenium: El musical de Broadway 🙂 Eso sí, yo la peli de Fincher la veo fijo.

Ocioso
Ocioso
Lector
12 diciembre, 2011 21:35

¡Y Millenium con títeres!

static
static
12 diciembre, 2011 22:23

Dirigido por Fernando Arrabal: “¡El milenarismo va a llegaaaaaaaaaaaaaaar…!”.

Tiegel
Tiegel
12 diciembre, 2011 22:57

Ey! A mí me gustó su etapa en Hellblazer. Tuvo un par de buenos giros de guión y no pasó olímpicamente de los secundarios de Carey como luego hizo Milligan (lo de Angie no tiene perdón de dios, qué manera de joder un personaje que prometía sólo para meter con calzador otro personaje casi igual)

Sierra
Sierra
Lector
12 diciembre, 2011 23:11

Lo que es raro es que no sacaran el videojuego.

Armin Tamzarian
Autor
13 diciembre, 2011 0:40

“Que ojos mas guapos tiene Denise ¿no?”

Eso sí, pero el peinado es de militantte de la izquierda abertzale, pero de calle.

Le recomiendo esta peluquería:

http://www.youtube.com/watch?v=mjwaDH507FU

Reverend Dust
Lector
13 diciembre, 2011 2:12

Por acompañaros en los piropos aunque me pille ya mayor la señora…
http://www.youtube.com/watch?v=qjmcE4QiBkc

Y a Torralba…
http://www.youtube.com/watch?v=p7QYo-9SlP0

¡Vuelve, maricón!

aparrilla
aparrilla
Lector
13 diciembre, 2011 9:10

Pues la etapa de esta señora en hellblazer me parecio bastante floja, embarullada y caotica

jorgenexo
jorgenexo
13 diciembre, 2011 9:47

Hasta que no veamos la versión animada de Millenium esto no va a parar. No sé cómo hostias se puede sacar tanto jugo a un fruto tan poco sabroso, pero bueno, tiene su punto de enganche: yo me leí la trilogía sólo para poder ponerla a parir con conocimiento de causa y reconozco que, cumpliendo su misión, también me entretuvo bastante. Aunque también es cierto que gracias a su impresionante concatenación de gilipolleces, entre ellas su pretendido feminismo que, a nada que escarbas, observas que es exactamente lo contrario.
Eso sí, el otro día vi en el cine el trailer de la versión de Fincher y me ocurrió algo sorprendente (o no tanto): mientras que de lo poco que he visto de la adaptación sueca no me encajaba para nada con mi imagen mental de los personajes, ambientación, etc… resulta que veo imágenes de la adaptación yankee y me parece que lo clava. Joder, si hasta cuando imaginaba al viejo Vanger tenía en mente a Cristopher Plummer… Qué mediatizados estamos (o al menos yo lo estoy) por la imaginería cinematográfica norteamericana, los actores anglosajones, etc.
El tebeo este realmente me interesa 0.

Daniel Gavilán
13 diciembre, 2011 14:09

Otro que se alegra cada vez que ve un post firmado con tu nombre, Jose. Si además ya sabes que esto es como una segunda casa, y por aquí se te echaba ya de menos 😀 Sobre la saga Millenium esta, todo mi círculo anda detrás mía recomendandome en plan sectario que lea los libros, vea las películas o haga peregrinajes a no se donde. Pude escapar en su día de la moda de Dan Brown, aunque de esta no estoy tan seguro. Lo único que tengo claro es que con esto de los best sellers echo de menos a Michael Crichton, y eso que al pobre (que descanse en su gloria) también podía achacarsele más de una cosa (o dos)

jorgenexo
jorgenexo
13 diciembre, 2011 14:24

Daniel: te garantizo que resulta significativamente más creíble el argumento en su conjunto de La Amenaza de Andromeda o Parque Jurásico que el personaje de Lisbeth Salander, tanto en su caracterización, como en sus “habilidades”, como en su actitud ante cualquier situación o en todas y cada una de sus intervenciones. Es un despropósito con patas, si bien es cierto que no es hasta el segundo libro donde dicho despropósito cobra su verdadera proporción. Ahora bien, una vez asumido esto, es incluso disfrutable: la lees y alguien exclama en tu mente “La madre que los parió” (a Lisbeth y, sobre todo, el autor).
¿Mi consejo? Léete La Montaña Mágica (si la tienes pendiente) y manda a tu círculo a tomar por eso que rima, precisamente, con círculo. 

Daniel Gavilán
13 diciembre, 2011 14:37

Pues sí, precisamente la tengo aquí en la estantería de las pendientes junto a Moby Dick y los Miserables. Lo que pasa es que son tan tochas que normalmente suelo tirar de Shaquespeare (que para los viajes me viene de fábula) o una inacabable compilación de mitos griegos de la que me gusta disfrutar de cuando en cuando. Lo último fue Carmilla de Sheridan Le Fanu (algo ligerito para superar el mal trago de Otra Vuelta de Tuerca) y Las Ciudades Invisibles de Italo Calvino, que son un desparpajo de imaginación.

Pd: Voy a darme una ducha que es hablar de mis libros de mesa y viene un pestazo a repelente relamido que no soporto ni yo.

jorgenexo
jorgenexo
13 diciembre, 2011 14:57

Pues mira, te animo pero ya a que te metas con Moby Dick: como tú, lo he tenido en la recámara décadas hasta el año pasado (creo, además, que di con ella entre finales de 2010 y comienzos de 2011, por estas fechas, vamos), siempre con esa pereza que da el saberlo un tocho de cuidado pero, salvo que tengas una edición excesivamente aparatosa, sus ciento y pico capitulillos permiten leerla en pequeñas y cómodas dosis. Y, créeme, Moby Dick es lo que dicen, y más. Así que no lo dejes pasar. Y luego a por Mann. Los Miserables no la he leído, pero Víctor Hugo no me llama especialmente. Eso sí, si te la lees y me la recomiendas, quizás cambie de parecer: aún no he decidido con qué bestia negra me voy a meter en 2012 (todos los años intento que caigan al menos un par de esos clásicos que se supone que hay que leer: cuando sea mayor me leeré La Divina Comedia).

Daniel Gavilán
13 diciembre, 2011 15:48

Me apunto las lecturas, Jorge. Es que con eso de que la de Melville fue elegida entre los estudiantes de literatura inglesa como el coñazo más grande de la historia junto a El Paraíso Perdido de Milton tiene toda la pinta que cuando menos debe ser un hueso duro de roer. Ya te comentaré que tal, aunque no será mañana ni pasado

VINCENT EVERETT
VINCENT EVERETT
13 diciembre, 2011 15:56

“Que ojos mas guapos tiene Denise ¿no?”

Como se nota la edad de algunos foreros.

jorgenexo
jorgenexo
13 diciembre, 2011 18:44

No sé si me dará para tanto teniendo en cuenta lo que me acaba de pasar mi cuñada: El puente de los asesinos. Reconozco a mi pesar que la saga esta es lo único de su autor que puedo leer, aunque no ya con el agrado de los dos o tres primeros.
A corto plazo tengo lecturas sobre todo relativamente contemporáneas en mente: en 2012 quiero completar mis lecturas de Mailer, Roth y sobre todo darle caña a Mccarthy, de quien apenas he leído un par de cosas. ¿Alguna vez has hecho el cálculo de los libros que te quedan por leer antes de cascarla? Aún siendo optimistamente longevo, racional y vidente, el número es irrisorio… Como bestia negra nº 1 hace tiempo que tengo por ahí reservadas Madame Bovary y Tristram Shandy. Ya veremos cómo va cayendo el tema; necesito ser dueño de mi tiempo.
Y sí, reconozco que el trailer de la adaptación de Fincher me llamó la atención a hostia, seguramente vaya a verla.

Tiegel
Tiegel
13 diciembre, 2011 20:11

Pues yo voy a ponerme con Los Hermanos Karamazov. Lo jodido es que me la recomendó Blue Beetle en la JLI!

Ocioso
Ocioso
Lector
13 diciembre, 2011 20:18

jorgenexo ha comentado: ¿Alguna vez has hecho el cálculo de los libros que te quedan por leer antes de cascarla?
 
Esto te va a encantar: el único artículo que he leído a José Manuel de Prada trataba precisamente de eso.

Armin Tamzarian
Autor
13 diciembre, 2011 22:23

Yo por desgracia he leído más de un artículo de Juan Manuel de Prada.

Alex Cruz
Lector
13 diciembre, 2011 22:37

Osea que la saga Millenium de Stieg Larsson y su personaje detectivesco Lisbeth Salander es lo mas cojonudo que se ha escrito de la novela noir de los ultimos tiempos… Consumo rapido, entretiene y engancha rapido, una de las creaciones más perdurables que ha dado el thriller literario y la novela de suspense en años, un icono, no tiene trama rebuscada, ridiculeces argumentales, giros tramposos o cualquier incoherencia interna. Pizcas de crítica social y política (pedestre) con feminismo de salón.

Suena interesante, se va adaptar en formato de Album Europeo???

Armin Tamzarian
Autor
13 diciembre, 2011 23:06

Lo mejor de Juan Manuel es su bipolaridad, su afamado teocentrismo y adoración por dios conviviendo por su admiración por Luis Buñuel o insultar a todo aquel espectador que no ha visto La Pasión de Cristo de Mel Gibson porque es una película “sobre el hombre que nos dio la vida” o acusar a la juventud actual de lasciva cuando el nombre de su primer libro era “Coños” y tenía uno en la portada.

Sí, la verdad es que como cómico no tiene precio.

Pd: Sé que soy raro e impopular por ello, pero no me gusta nada Cinema Paradiso, me parece un cine tan de cartón piedra que haría pasar por modernista el de José Luis Garci, eso sí, la banda sonora de Morricone, inmensa.

Armin Tamzarian
Autor
13 diciembre, 2011 23:25

Noiret está muy bien, pero el doblaje le quita fuerza a su papel y joder, noto a todos los actores secundarios forzadísimos, como caricaturescos y exagerados.

Puede que como bien comentas si la hubiera visto de niño hubiera idolatrado, pero la vi hace cosa de dos años por lo bien que hablaban de ella y a la mitad ya quería matar a Alfredo, a Totó y echar abajo el puto cine.

jorgenexo
jorgenexo
14 diciembre, 2011 9:05

Yo también peco de leer al ínclito De Prada de vez en cuando (y a otros como Herrera, que van en el mismo pack, o a mi cada vez más detestado Pérez R.: en mi casa materna y política los domingos siempre están presentes en formato suplemento, y después de la comida siempre termino echándoles un vistazo), básicamente para reafirmarme en mis fobias. No he leído el artículo al que hace referencia Oci (o sí, y no lo recuerdo), pero con De Prada (no así con Carlos Herrera, a quien escupiría a la cara tras cada uno de sus clasistas artículos, incluso los de mera referencia grastronómica), pese a su cada vez más acentuado catolicismo retrógrado (recuerdo haber leído uno que era lo más, en el que defendía el concepto “reaccionario”), muy de vez en cuando me encuentro leyendo textos con los que coincido casi al 100%. Por ejemplo, hizo una crítica de Origen que la podía haber escrito yo mismo (con mejor prosa, por supuesto, pero para decir lo mismo). Y también recuerdo un artículo bastante lacrimoso sobre un niño con osteosarcoma admirador de Spiderman (por supuesto, atendido en la Clínica Universitaria de Pamplona, el verdadero templo del Opus Dei en España), titulado “La pierna de Peter Parker”, en el que me pareció intuir a un antiguo (o no tanto) consumidor de super héroes. Cierto es que la gran mayoría de sus artículos, intervenciones y demás van claramente orientados a reforzar las actitudes del entorno que le da de comer. Curiosamente, juraría que buena parte de su posicionamiento es principalmente alimenticio: sólo he leído de él la mediocre (y de título de originalidad nula) “La tempestad” (creo que ganó el Planeta con él), y no percibí en el al carcamal que con los años (y el sueldo por parte del grupo Intereconomía) ha terminado siendo.
Así, cuando utiliza conceptos como la “parusía” para justificar la visión católica del mundo y la lógica conveniencia del seguimiento a pie juntillas de dicha religión, no puedo dejar de pensar que el tío, en el fondo, va de coña. Vamos, que no me puedo creer que lo diga realmente en serio.
Con Cinema Paradiso me pasa como a vosotros: la pillé en alguna entrega gratuita junto con algún diario porque me parecía imperdonable no haberla visto y, salvo su punto álgido del

Aviso de Spoiler

remontaje de los besos precensurados

que, reconozcámoslo, es una escena muy conseguida, emotiva incluso para tíos duros como nosotros, es de un pastelón y un peñazismo casi insoportable (de la que salva, efectivamente, su banda sonora). Y a alguno que otro de los actores habría que haberlos mandado a su casita a la primera frase que soltaran.
Pero, volviendo a Juan Manuel de Prada, reconozcámoslo: es un facha del copón, sí, pero no me digáis que no tiene una pinta del copón de tener en casa a buen recaudo diez veces su peso en tebeos de superhéroes…

Armin Tamzarian
Autor
14 diciembre, 2011 15:19

Yo me resumo.

De Prada cae simpático de vez en cuando hablando de cine o cultura pop (mítico cuando se puso capucha de luchador mejicano a lo El Santo para presentar un combate hace unos años aquí en España) pero leerlo o escucharlo hablando de otros temas me hace vomitar.

Carlos Herrera ha cambiado mucho con los años, antiguamente era tanto un presentador como un periodista muy interesante, pero se ha convertido en un arcaico, aunque coincido con Jose en lo de su programa.

Pérez Reverte, unas veces lo mataría a palos con uno de sus libros y otras me encanta leer sus opiniones, de su obra como escritor poco puedo decir, que la conozco más bien poco.

Pd: ¿Qué fue de aquella adaptación cinematográfica de La Tempestad de De Prada con Rutger Hauer (protagonista de su amada Blade Runner), Malcolm McDowell Natalia Verbeke y guión del mismo escritor? Creo que en España ni se estrenó. ¿Alguien sabe algo de ella o la ha visto?

Armin Tamzarian
Autor
14 diciembre, 2011 15:26

“que, reconozcámoslo, es una escena muy conseguida, emotiva incluso para tíos duros como nosotros”

No es mala, pero tampoco la veo tan enorme como quieren ponerla, es más, me parace mucho más sincero y magnífico como homenaje al cine Willem Dafoe reflejando en su ojo el proyector cinematográfico para ver por primera vez el sol en La Sombra del Vampiro que esa escena de Cinema Paradiso.

jorgenexo
jorgenexo
14 diciembre, 2011 16:50

Bua, tío, es que esa escena es la hostia puta… Aunque siempre he sospechado que su director, para esta escena, tomó la idea prestada de Anne Rice…