Colección Jim Starlin 8. Warlock y la Guardia del Infinito.

Jim Starlin, Ángel Medina y Tom Raney, comienzan la maxi serie dedicada a los protectores de las seis Gemas del Infinito.

Por
8
3053
 

Edición original:Warlock & the Infinity Watch 1-10 USA.
Edición nacional/ España:Panini Comics.
Guión:Jim Starlin.
Dibujo:Ángel Medina, Rick Leonardi y Tom Raney.
Entintado:Terry Austin, Bob Almond y Keith Williams.
Color:Ian Laughlin.
Formato:Tomo en tapa dura, 248 páginas.
Precio:19,95€.

 

Las Gemas del Infinito. Quizás, los artefactos con más poder del Universo Marvel, seis gemas que ahora han encontrado una renovada popularidad merced al protagonismo que han alcanzado como eje del Universo Cinematográfico Marvel. Cada una es capaz por sí solade controlar, manejar y moldear un aspecto de la existencia universal más básica: Tiempo, Poder, Mente, Alma, Realidad y Espacio. Pero Juntas, y engarzadas en el Guantelete del Infinito, convierten a su portador en un Dios Todopoderoso capaz de retorcer la existencia misma a su antojo.
Thanos, el Titán Loco, probó de primera mano dicho poder y las consecuencias que acarrea el blandirlo, en uno de los eventos más grandes y significativos de la Casa de las Ideas, el Guantelete del Infinito. Tras su derrota (y la de Nébula), Adam Warlock recogió dicho Guantelete y asumió la responsabilidad de esgrimir tal poderío, contándosenos en este tomo qué consecuencias tuvo dicho acto para el personaje y para el Universo Marvel.
Panini Comics, aprovechando el tirón marcado por el séptimo arte, ha decido reunir la casi totalidad de historias que componen la llamada Trilogía del Infinito de Jim Starlin en una apetitosa colección, que en su tomo 8 se dedica a reunir los primeros 10 números de esta serie llamada Warlock y la Guardia del Infinito, cabecera que llegó a durar 42 números.

El tomo anterior, La Guerra del Infinito, narraba el segundo gran evento tejido por Starlin, y en su comienzo, Warlock ya no poseía el poder absoluto, había repartido las gemas entre quienes juzgó dignos de poder portarlas, dedicándose dicho volumen a narrar el conflicto con el Magus, la antítesis maligna del propio Adam Warlock. Sin embargo, no sabíamos cómo había llegado Warlock a la decisión de despojarse del poder absoluto, ni por qué había elegido a tan singulares guardianes de las Gemas del Infinito, pues para ello necesitábamos leer el tomo que es objeto de la presente reseña.

Así, los primeros números de la colección toman lugar inmediatamente después de El Guantelete del Infinito y antes de La Guerra del Infinito, y en ellos se nos cuenta de manera referencial (pues no vemos a Warlock quitarse el Guantelete en ningún momento, si no que ya se nos presenta así) como Warlock ha decidido (impulsado por la Sentencia dictada por el Tribunal Viviente) que ningún ser debería de poseer el poder que otorgan las seis gemas del infinito, puesto que hasta alguien como él, que se considera perfecto y puro, es capaz de convertirse en el más tirano de los déspotas, aunque sus intenciones primigenias estén revestidas de la mayor bondad posible. De este modo, se despojará del Bien y del Mal que anidan en su alma y repartirá las seis gemas entre quienes considera más dignos de ello. La Gema del Poder se la otorga a Drax el Destructor (con la personalidad corta de entendederas en la que el personaje había renacido), la del espacio al incorregible Pip el Troll, la de la mente a Dragón Lunar, la del Tiempo a Gamora, guardando la del alma para sí mismo y la de la realidad para un misterioso aliado cuya identidad se oculta intencionadamente por Starlin a los lectores.
Estos primeros números, que se desarrollan una vez Warlock toma su controvertida decisión, consisten en una suerte de aventuras espaciales vividas por los distintos miembros de la Guardia del Infinito, que nos recuerdan mucho a lo que más tarde harían Dan Abnett y Andy Lanning con sus Guardianes de la Galaxia y sus distintos eventos cósmicos, pues el trabajo de DnA siempre estuvo más cerca de Jim Starlin que de los Guardianes de la Galaxia originales (aunque por supuesto también bebía y no poco de estos) hasta el punto de que todos los miembros de la Guardia del Infinito, a excepción de Pip el Troll, han sido en algún momento miembros de los Guardianes de la Galaxia de DnA.

La segunda mitad de volumen, entra ya de lleno en la Guerra del Infinito y juega de tie in con dicho evento, contándosenos distintos sucesos que toman lugar a la vez que el conflicto cósmico y que nos ayudan a entender mejor éste, pero sin que su lectura sea a juicio de este redactor esencial ni determinante para el disfrute del evento principal.

En cuanto al dibujo, algunos números están ilustrados por Ángel Medina y otros por Tom Raney (con la testimonial labor de Rick Leonardi en los números 3 y 4), autores ambos dos, que realizan un trabajo bastante parejo y similar, un trabajo que como ocurría con Rom Lim, pero superando a éste, sin ser especialmente destacable cumple con su cometido y nos regala unas páginas con un trazo cuidado y suave que hacen más atractivo y entretenido un cómic que por sí solo no es gran cosa.
En ese sentido, resulta maravilloso ver como se dibujan a los distintos integrantes de los primigenios del universo, especialmente Eternidad, o el Tribunal Viviente cuyas complejas representaciones físicas son atajadas con gran talento por los mencionados ilustradores.

Hay dos maneras de valorar esta serie. Una, acudiendo a su valor como producto individual, y otra juzgándolo como parte de ese gran todo que es la trilogía del infinito.

De este modo, como cómic individual resulta entretenido, pero su lectura como se ha dicho no es en absoluto imprescindible para comprender el evento de la Guerra del Infinito, ni aporta datos sin los cuales el lector se quede realmente perdido. Sin embargo, como parte de algo más, este cómic resulta imprescindible para aquel que en su ansia completista quiera tener toda la trilogía del infinito (o al menos la mayor parte del material que la compone) sin que para ello pueda obviar este volumen.
Al entrecruzarse con un evento (La Guerra del Infinito) que ya de por sí es peor que su predecesor (el Guantelete del Infinito) es lógico que este cómic tampoco sea gran cosa a nivel argumental, pero desde luego se queda muy por encima de los tie in que el propio Guantelete tuvo en las colecciones de Estela Plateada, el Doctor Extraño y Spiderman y que también se recogen en esta colección.
En conclusión, estamos ante un cómic solo recomendable para completistas que sin ser una maravilla resulta innegablemente entretenido y disfrutable.

  Edición original:Warlock & the Infinity Watch 1-10 USA. Edición nacional/ España:Panini Comics. Guión:Jim Starlin. Dibujo:Ángel Medina, Rick Leonardi y Tom Raney. Entintado:Terry Austin, Bob Almond y Keith Williams. Color:Ian Laughlin. Formato:Tomo en tapa dura, 248 páginas. Precio:19,95€.   Las Gemas del Infinito. Quizás, los artefactos con más poder del…
Guión - 6
Dibujo - 7.5
Interés - 6.5

6.7

Entretenido

Jim Starlin, Ángel Medina y Tom Raney, comienzan la maxi serie dedicada a los protectores de las seis Gemas del Infinito.

Vosotros puntuáis: 6.98 ( 7 votos)
8 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
manolin
manolin
Lector
27 agosto, 2018 16:55

Buena reseña , aunque yo , Starliniano de pro , le pondria mas nota. Solo pondria un “pero” , esta no era una maxiserie , sino que fue planteada como una serie abierta , que duro bastante mas alla de 1993 , teniendo crossovers con La Cruzada del Infinito y llegando hasta mas alla de esta , aunque cuando se fue Starlin y lo sustituyo John Arcudi perdio toda la gracia, y aqui encima fue publicada esa ultima etapa de la serie en un tomaco “familiar” junto a otras series mas mediocres como el Estela Plateada de Ron Marz y los Guardianes de la Galaxia. La serie para mi era de lo mejorcito de la Marvel de mediados de los 90 , solo por debajo de las series de Peter David ( Hulk , Spiderman 2099, ..) o Alan Davis ( Excalibur , Clandestine,..) , a un nivel parecido del WonderMan de Gerard Jones o los Vengadores de Harras y muy por encima de la mayoria de series de mutis o de Spiderman. Entre tanto macroevento cosmico aqui Starlin aqui volvio a explotar su vena mas humoristica que hasta entonces solo conociamos por la N.G. de Hulk y La Cosa , o algun capitulo de Dreadstar. De dibujantes hubo un baile considerable pero casi todos eran bastante buenos , como Leonardi , Medina o Raney. Yo lo recomiendo a tope.

Stasis
Stasis
Lector
En respuesta a  manolin
27 agosto, 2018 23:04

Coincido al 100% con tu opinión, manolin

alienigena100
alienigena100
Lector
27 agosto, 2018 18:20

Unos comics muy entretenidos. Yo tengo los originales en grapa de Forum y los guardo como oro en paño. Geniales los personajes de Pip o Drax, muy humorísticos, que contrastaban con Gamora por ejemplo.

Lord_Pengallan
Lector
27 agosto, 2018 22:56

Sin acritud, pero hay que documentarse, que esto lo lee gente. Si no recuerdo mal la serie casi llegó a los 50 nº pero Starlin se fue después del 25. Creo que se publicó entera aquí en grapa pero dispersa en 3 o 4 coles. Yo la dejé en el nº 15 porque me pareció muy mala, pero no empezó mal. Seguramente estos nº sean lo mejor de la serie teniendo en cuenta que como 1/3 de los episodios son tie ins de eventos.

piscolabi
piscolabi
Lector
En respuesta a  Lord_Pengallan
27 agosto, 2018 23:20

Totalmente de acuerdo. Hay que tomarse las cosas un poquito màs en serio, aunque se colabore gratis añado.
Ademas, es que no cuesta nada.
Yo no tenìa ni idea de cuantos numeros compusieron esta colección, pero oye, me ha costado 5 minutos y 3 clics informarme en internet.
El caso del Sr. Raul Gutierrez empieza a ser reincidente, ya lo corregì en otro post al menos.
Al final va a parecer que hay manìa de por medio y nada mas lejos, ni conozco al chico ni me parece que escriba mejor ni peor que otros colabores.
Eso sì, se documenta como el culo…

Duma
Duma
Lector
28 agosto, 2018 8:59

A mi fuera de los primeros ¿6? números o así me pareció una serie insufrible. Y el dibujo tampoco me gustaba la verdad, me quedo antes con la versión de estos personajes de Lim en los eventos cabecera.

Además Starlin va cayendo aquí ya en un enamoramiento de sus personajes recurrentes y cada vez Warlock o Thanos se alejan de sus concepciones y caracteres originales para ser simplemente los más molones del lugar en todo momento. Para un evento vale pero para colección no lo veo.

Thanos
Thanos
Lector
30 agosto, 2018 14:34

Lo peor de esta colección es que hay que ir saltando de tomo en tomo para la leer la historia en orden… Como hagan los mismo con la Cruzada, que ahí sí que hay más cruces con las dos series de Warlock va a ser un horror… Con lo bien ordenaditos que estan los TPB americanos.