Bloodshot. Volumen Uno: Incendiar el mundo

Por
6
864
 

Guión: Duane Swierczynski
Dibujo: Manuel García y Arturo Lozzi
Edición España: Panini Cómics (2013)
Contiene: Bloodshot 1-4 USA (Valiant Entertainment, 2012)
Formato: Tomo rústica con solapas de 96 páginas
Precio: 10,00€
Valoración:

 

“Hasta que descubra la verdad…
llamadme Bloodshot”

El nombre del autor estadounidense Duane Swierczynski, pese a su sonoridad, ha logrado hasta el momento pasar fácilmente desapercibido para la mayoría de aficionados e incluso para las propias editoriales, pese a haber demostrado y ser, o precisamente por ello, un artesano tremendamente polifacético que ha dado sobradas muestras de sus capacidades y potencial latente por allí dónde ha pasado. Este guionista y escritor, apenas entrado en la cuarentena, comenzó su carrera profesional ejerciendo como redactor en periódicos, magazines y revistas en su estado natal de Philadelphia, habiendo publicado con posterioridad y hasta la fecha casi una docena de libros tan variados como This Here’s A Stick-Up: The Big Bad Book Of American Bank Robbery, The Big Book O’ Beer, The Encyclopedia of the FBI’s Ten Most Wanted List, Secret Dead Men, Expiration Date o Fun and games, la primera entrega de su trilogía de Charlie Hardie; mientras, en el mundo del cómic, Duane Swierczynski ha deambulado por las principales editoriales del país, desde DC Comics y Marvel Comics a IDW Publishing o Dark Horse, firmando trabajos para cabeceras como Aves de Presa, Cable, El Inmortal Puño de Hierro o Judge Dredd, siendo el responsable de una de las mejores historias recientes de Masacre en La Guerra de Wade Wilson y, en la actualidad, presentándose como el encargado de relanzar, en compañía de Manuel García y Arturo Lozzi, Bloodshot, personaje creado en 1992 por Don Perlin y Kevin VanHook para Valiant Comics.

En esta empresa parece estar especializándose Duane Swierczynski en los últimos tiempos, porque Dark Horse también ha confiado en él para realizar una tarea de recuperación similar con su personaje X, antihéroe creado casi en paralelo a Bloodshot, en el año 1993, por el grupo creativo formado por Wade Von Grawbadger y Joe Phillips. Pero Bloodshot parece el trabajo que podría acabar de poner en el mapa a este autor, con un personaje clave en el Universo Valiant, con cuya primera encarnación en los años noventa consiguió vender cerca de un millón de copias de su serie regular y para quién ahora mismo hay grandes planes en marcha al lado de otros personajes de la editorial estadounidense como Archer & Armstrong, X-0 Manowar y Harbinger. Hace sólo unos años se habló incluso de una posible adaptación de Bloodshot a la gran pantalla, previa al relanzamiento de Valiant Entertainment, una producción financiada por Sony Pictures, con guión de Jeff Wadlow, director de Cry Wolf, Rompiendo las reglas, Kick-Ass 2 y la futura X-Force, y dirigida por su compañero Matthew Vaughn, pero no ha vuelto a haber noticias ni novedades al respecto. No obstante, esto no ha distraído lo más mínimo de su cometido a Duane Swierczynski, haciendo de Bloodshot una serie unánimemente aplaudida y alabada por la crítica estadounidense.

¿Pero de qué trata Bloodshot? La historia se presenta como la enésima reinterpretación del concepto de supersoldado patentado por Joe Simon y Jack Kirby en 1941 con el Capitán América, tomando también elementos propios del Frankenstein del Mary Shelley, pero adaptándolos a los cánones y gustos contemporáneos, como ya haría en su día Paul Verhoeven en Robocop o Roland Emmerich en Soldado Universal, una película esta última protagonizada por Jean-Claude Van Damme y Dolph Lundgren, estrenada casualmente el mismo año de la primera publicación de Bloodshot original, y con la que el personaje concebido por Don Perlin y Kevin VanHook guarda más de un curioso y singular parecido. En este caso tenemos un verdadera arma de destrucción masiva humana, el resultado de los experimentos militares realizados en el conocido como Proyecto Espíritu Renacido, los cuales permitirían crear a sus responsables un individuo prácticamente invulnerable e indestructible, una máquina de matar perfecta para todo tipo de misiones encubiertas y con un índice de supervivencia imposible. Esto se conseguiría inundando el flujo sanguíneo de Bloodshot con miles de millones de nanites, unos robots microscópicos de tamaño inferior a un nanómetro capaces de otorgarle sorprendentes poderes y habilidades sobrehumanas.

bloodshot_valiant_Arturo_Lozzi_ Duane_Swierczynski_1bloodshot_valiant_Arturo_Lozzi_ Duane_Swierczynski_2
Páginas de Arturo Lozzi para Bloodshot

Las capacidades de Bloodshot incluyen un importante aumento de su fuerza, velocidad y reflejos; la cualidad innata de poder reparar sus tejidos sanguíneos, fibras musculares y su sistema nervioso de cualquier tipo de daño provocado, el cambio de apariencia y la manipulación de cualquier aparato electrónico cercano controlando longitudes de onda y frecuencias electromagnéticas. Pero la historia de Duane Swierczynski no sigue las peripecias de un simple soldado gubernamental con superpoderes intentando preservar el lastrado concepto estadounidense del american way life, Bloodshot parte de la dirección casi opuesta y va un par de pasos más allá, con un personaje renegado, perseguido y a la búsqueda de su propia identidad. En este “pequeño matiz” hallamos el mayor aliciente de esta cabecera, una premisa en la que se plantea un interesante tour de force entre el elemento físico, lleno de acción y testosterona embotellada desde los años noventa, y el thriller cerebral, con cierta inspiración noir, una reinterpretación superheroica que podría estar a medio camino del Memento de Christopher Nolan y el Desafío total de Paul Verhoeven. Las referencias cinematográficas son inevitables, Duane Swierczynski propone una narrativa heredera de la gran pantalla y el apartado gráfico acaba entregado totalmente al espectáculo.

En este punto mucho tienen que aportar los dibujantes -en plural- de estos primeros números de Bloodshot , el español Manuel García, un trotamundos de la viñeta al que hemos visto en cabeceras como Robin, El Espectro, Vampirella o Thunderbolts, y el italiano Arturo Lozzi, un artista menos prolífico en cuyo currículum encontramos sus aportaciones a títulos como Lazarus Lead, Dampyr y Ghost Rider. La simbiosis de estilos pactada entre estos dos artistas, aunque no sea especialmente original, resulta un elemento clave sobre el que edificar el planteamiento dualista elegido por Duane Swierczynski para Bloodshot, estableciendo un interesante apartado gráfico en niveles. De esta manera, Manuel García se encarga de la historia principal, una señalada por una gran y sangrienta huida, porque en Bloodshot no se escatima en darle cabida a la acción más gore posible, con un protagonista totalmente desconcertado y vulnerable a pesar de todos sus poderes, primo bastardo de cierto mutante de garras de adamantium; mientras, por su lado, Arturo Lozzi, se encarga de mostrarnos el mismo corazón del relato, mediante unos flashbacks en los que el italiano se expresa mediante un trazo limpio y claro, idealizado y onírico, en contraposición al más sucio y arisco de su compañero y compinche ideal para retratar la dinámica acción del cómic.

bloodshot_valiant_Manuel_Garcia_ Duane_Swierczynski_1bloodshot_valiant_Manuel_Garcia_ Duane_Swierczynski_2
Páginas de Manuel García para Bloodshot

Para cuando Bloodshot ya haya revelado su juego podremos volver atrás y reinterpretar, no sólo a través de su guión, sino también del dibujo, la historia que hasta entonces creíamos conocer y comprobar las posibilidades aún por explorar en este personaje. En cierta manera, Duane Swierczynski consigue con relativa efectividad darle la vuelta a algunos clichés y tópicos de este tipo de historias ligadas al género superheroico, construyendo un “cubo de Rubik” entorno a la misma identidad del protagonista, aunque eso le lleve a manejar de forma más liviana o convencional el desarrollo de alguna de sus tramas y, al menos en estos primeros números, los personajes secundarios carezcan de la fuerza, matices y trasfondo necesarios para servir a la estrella de la función como verdadero contrapunto. No obstante, debemos recordar que no dejamos de estar ante un relato de orígenes, con todo lo que ello supone, una nueva presentación para un personaje dispuesto a dar guerra y convertirse en una pieza indispensable dentro del organigrama y continuidad del relanzamiento de Valiant Entertainment. En definitiva, Bloodshot es una excelente inversión en entretenimiento, un cómic capaz de engatusarnos con una historia en la que Duane Swierczynski y compañía no reinventan nada pero aún así nos dejan la sensación de una primera vez.

Enlaces de interés

 Reseña de Bloodshot #1-4 de Duane Swierczynski, Manuel García y Arturo Lozzi por Enrique Ríos
 Reseña de Bloodshot #5-9 de Duane Swierczynski, Manuel García y Arturo Lozzi por Enrique Ríos

 Reseña de Cable de Duane Swiercynski y Ariel Olivetti por Juanjo Palacios
 Reseña de La Guerra de Wade Wilson de Duane Swiercynski y Jason Pearson por Isabel López

 V de Vigilantes: Manuel García, charla y exposición por Diego Matos

6
Déjanos un comentario

Please Login to comment
6 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
6 Comment authors
tomimarsamanosukeMaylaïfKhonshuReverend Dust Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Alejandro Ugartondo
Autor

De las tres series Valiant que han estrenado en España hasta el momento, ésta es la que me ha parecido más entretenida. No es colmo de la originalidad pero está bien escrita y deja con ganas de más

Reverend Dust
Lector

Para mí fue, en su día, una de las grandes sorpresas del universo Valiant, porque efectivamente juega a parecer un cómic y ser otro. De la enésima historia con tintes noventeros te arrastra y te golpea en la cara con una realidad muy diferente. Y la violencia gore está empleada de forma divertidísima, ya sea por apropiada y efectiva, como por objetivamente humorística. En este aspecto siempre recordaré (sin spoilear) una escena durante las Harbinger Wars, que no voy a contar pero que sí voy a teasear: Las vacas tienen muchas proteínas.

En definitiva, una reseña muy acertada y una recomendación para todos los descreídos: ¡comprad Valiant! 😛

Khonshu
Lector
Khonshu

Diría que otra sorpresa más por parte de Valiant… pero lo cierto es que no es ninguna sorpresa. Estos comics tienen mucha profesionalidad y oficio detrás. La propuesta de Valiant es muy sólida y, sin inventar nada nuevo, están dándole un lavado de cara a los clichés del género para que supongan todo un soplo de aire fresco en el mundillo de los personajes con poderes (y no digo superheroico porque no creo que ninguno de los personajes Valiant pueda ser definido realmente como héroe).

Y lo de que Duane Swierczinsky ha pasado desapercibido… será para los que no le hayan leído. Yo me he hartado de proclamar a los 4 vientos que haber dejado escapar a este tío y en cambio premiar a gente como Way o Pak ha sido uno de los mayorers errores de la Marvel de los últimos años.

Como bien dice Jordi, su Wade Wilson’s War es lo mejor que se ha hecho con Masacre desde Joe Kelly. Y cuando le cayó el marrón de continuar Iron fist tras Brubaker/Fraction, el tío no sólo aprobó con nota, sino que nos dejó un par de números, de esos que cuentan la vida de otros Puños que no son Danny Rand, muy superiores a los que hacía Bru.

En Bloodshot Duane vuelve a acertar. Muy buen cómic de entretenimiento, consiguiendo que te enganche una historia y personaje muy manidos. Incluso me ha sorprendido el arte de Manuel García, a quien tengo fichado como “paquete” desde sus Vengadores y que veo que ha evolucionado muy favorablemente. La única pega que le pongo al tomo es que sabe a poco, siedo prácticamente solo la presentación del protagonista.

Buena reseña Jordi y una nota bastante justa.

Como curiosidad para los que tengan el tomo a mano: Se han fijado en la gran cantidad de viñetas en las que se vé un vehículo a gran velocidad a punto de salirse por lado derecho de la viñeta? Es una chorrada, pero me destacó mucho porque repite el mismo encuadre casi calcado como 4 o 5 veces. Tendría que haber variado más sus recursos narrativos. Y es García ha mejorado pero aún se le ven carencias; los coches no son lo suyo, cuando van en la ambulancia ésta parece de juguete por lo pequeña que es en relación a los personajes que van en la cabina.

Maylaïf
Lector

A ver si me hago con él este fin de semana, que tanto X-O Manowar como Harbinger me dejaron buen sabor de boca y ganas de saber más de este universo. Valiant, de momento, bastante bien. Y si podía albergar alguna duda con Bloodshot, con las alusiones a Verhoeven me tenéis ya totalmente entregado.

samanosuke
Lector

De acuerdo en lo de Swierzinsky y su tomo de Masacre, que me pareció una pasada y me encantó, de lo mejor que he leído últimamente del personaje junto al Masacre Pulp (el MAX de Lapham me ha parecido malo, malo, malo: dejé de comprarlo tras el primer tomo, y de leerlo tras el segundo). Yo le sigo la pista a este hombre, estoy con Khonshu, y recomiendo además también su Seis horas para matar en Punisher MAX, una historia contrarreloj directa y puro Frank Castle.

En cuanto a Bloodshot, cómo no, otra gran serie de Valiant, a mí me está gustando los derroteros que tomó la serie con el segundo arco y deseando estoy de ver qué pasa ahora tras la Harbinger Wars (gran evento y muy respetuoso con los lectores de todas las colecciones, olé), donde dejé la lectura hasta que me ponga al día con otras series Valiant que aún ni siquiera probé.
Lo que a mí sí me falla es Manuel García, que aunque ha mejorado sigue teniendo fallos garrafales, sobre todo de anatomía, que en mi opinión palidece ante el bello acabado onírico-irreal de Lozzi y que en el segundo arco donde se “enfrenta” a gente de mayor nivel como por ejemplo Kitson, entre otros, acaba cantando mucho más. Para mí, junto a Khari Evans, lo peor de las series Valiant.

Tomás Martínez
Lector

Recomendadísima. Una de las mejores series del mercado americano que sin duda te da todo lo que puedas pedir y más: acción noventera, sangre, giros de guión, personajes estrambóticos y una integración en el universo Valiant que ya quisieran muchas series de las dos grandes.