Biblioteca Drácula. La Tumba de Drácula 2 ¡Blade, el Cazavampiros!

Por
0
1280

Edición original: Tomb of Dracula 9-17
Edición nacional/ España: Panini Cómics
Guion: Marv Wolfman
Dibujo: Gene Colan
Entintado: Tom Palmer, Vince Colleta, Jack Abel
Color: Tom Palmer, Petra Goldberg, Glynis Wein
Formato: Cartoné. 192 Páginas. Color
Precio: 15€

Segundo tomo de Biblioteca Drácula en la que Panini Cómics está recopilando la mítica serie La Tumba de Drácula, el clásico tebeo de terror de Marvel Cómics que se convirtió en el estandarte del subgénero durante los años 70. Después del primer tomo en el que se recopilaban los nueve números iniciales de la colección escritos por Gerry Conway, Archie Goodwin, Gardner F. Fox o Marv Wolfman y dibujados por Gene Colan en este nuevo recopilatorio el guionista de Crisis en Tierras Infinitas se hacía con las riendas de los guiones y comenzaba una andadura que llegaría hasta el número 70, el último de la obra. Este La Tumba de Drácula 2, con el bastante explícito subtítulo de ¡Blade, el Cazavampiros!, recopila las grapas de 9 a 17 y en ellas, como ha quedado bastante claro, debutaba el personaje ya citado en el que ahondaremos un poco más adelante. Mientras Marv Wolfman se ocupa de la escritura y Gene Colan de los lápices, en las tintas tenemos tres entregas repartidas entre Vince Colleta y Jack Abel, y el resto con un Tom Palmer que cobraría protagonismo ejerciendo posteriormente su rol de manera vitalicia. Con los colores de Glynis Wein, Petra Goldberg y el mismo Tom Palmer cubrimos todo el equipo detrás de estas nueve aventuras, el mismo de las ocho anteriores, protagonizadas por el Príncipe de los Vampiros.

Ya en la anterior reseña mencionamos que, una vez establecido en la colección, Marv Wolfman la llevó gradualmente a su terreno, uno más cercano al género de aventuras y al suspense, pero sin abandonar nunca el terror, que si bien no era de una naturaleza tan pura como en los primeros seis números que arrancaron la serie, siempre estaría presente a un nivel estilístico y argumental. Esto queda vigente en la primera grapa de este segundo tomo, La Muerte Viene del Mar, en la que Drácula se enfrenta a un grupo de aldeanos que desconocen su naturaleza vampírica. Esta historia también establece por primera vez una idea que Marv Wolfman y Gene Colan no sólo desarrollarían a lo largo de The Tomb of Dracula, sino que se convertiría en el epicentro del clímax final de la misma, la de que el lector llegue a empatizar con el personaje reimaginado por Bram Stoker mediante situaciones en las que mostrará actos compasivos hacia sus víctimas, enfatizando el hecho de que el conde transilvano no olvida que también fue humano y experimentó sentimientos como el amor.

El segundo número del tomo, que corresponde al 10 de la colección original, es el de la ya citada primera aparición de Blade, el Cazavampiros. Creado por los mismos Marv Wolfman y Gene Colan inspirándose en un compendio de actores negros de la época como el jugador de la NFL reconvertido en intérprete, Jim Brown, Blade su sumaba a la galería de personajes de Marvel Cómics, como Luke Cage nacidos, a la estela del por aquel entonces pujante movimiento cinematográfico blaxploitation. Con pelo afro, chaqueta marrón tocada por una bandolera repleta de cuchillos de madera y haciendo uso de una jerga propia de los 70, a día de hoy un tanto anticuada, Blade se convirtió desde ese mismo momento en un secundario recurrente en la primera etapa editorial La Tumba de Drácula participando, sólo en este tomo, en cuatro entregas más colaborando con el grupo de cazadores de vampiros formado por Frank Drake, Rachel Van Helsing y Quincy Harker. Como todos sabemos años después Blade se convertiría en un antihéroe icónico dentro de la Casa de las Ideas llegando a participar en decenas de cabeceras, a protagonizar la suya propia o copar protagonismo cinematográfico y televisivo con los rostros de Wesley Snipes, Sticky Fingaz y en un futuro próximo Mahershala Ali.

La ya citada predisposición de Marv Wolfman por salir de la ortodoxia del género de terror, que no era muy de su agrado, hace que estos primeros números de La Tumba de Drácula asignados a su persona transiten por otros terrenos más variados pertenecientes a distintos medios. A la ya referenciada influencia del blaxploitation adherida al rol Blade podemos sumar curiosos paralelismos con la ya por aquel entonces decadente productora Hammer Films en esos motoristas del número 9 que no desentonarían en Los Ritos Satánicos de Drácula (Alan Gibson, 1973), la influencia de la literatura detectivesca de Agatha Christie en los viajes en barco y tren de los números 10 y 17 respectivamente, o el aroma a los relatos de Fu Manchú escritos por el británico Sax Rohmer que con la presentación del Doctor Sol y sus sicarios adentrará la colección en los terrenos de la ciencia ficción y el relato pulp, algo que se consolidará en el tercer tomo cuando descubramos la verdadera identidad del peculiar villano que conspira contra los protagonistas desde las sombras. También es de recibo mencionar que en este segundo tomo encontramos varias historias centradas en el mismo Drácula sin contar con la presencia de sus antagonistas, dejando claro que Wolfman se desenvuelve bien construyendo las mismas sin la necesidad explícita de tener que recurrir a ellos, haciendo recaer todo el peso en el personaje principal.

Este segundo tomo de Biblioteca Drácula evidencia más que ningún otro que aunque Gene Colan era un coloso con los lápices su arte no efue explotado al máximo hasta que Tom Palmer se encargó del entintado de la colección. ¡La Muerte Viene del Mar!, ¡Se Llama Blade! y ¡El Hombre-Vudú! cuentan con las cumplidoras tintas de Vince Colleta y Jack Abel, pero no es hasta ¡La Casa de los Gritos! que el autor de Kick-Ass se encarga de este apartado que vemos el trazo de Colan en todo su esplendor. En esa historia y las posteriores el dibujante se muestra exultante facturando algunas planchas sublimes como las dos que abren ¡Miedo es el Nombre del Juego! o todas las conforman ¡Regreso Desde la Tumba! el número 15 de la colección que tiene para un servidor un valor especial por ser el primero que leí de la colección siendo niño en las grapas que editaba Cómics Fórum de la serie, acompañada de un número del Doctor Extraño, a finales de los 80 y cuya portada adjunto en la imagen destacada de esta reseña a modo de homenaje. En este punto la convergencia entre los guiones de Marv Wolfman y el apartado gráfico de Gene Colan y Tom Palmer muestran una cohesión impecable que irá a más a lo largo de las entregas ofreciéndonos pasajes magistrales de los que iremos hablando aquí con las reseñas de los posteriores tomos publicados por Panini Cómics.

Biblioteca Drácula. La Tumba de Drácula 2 ¡Blade, el Cazavampiros! asienta las bases de lo que acabaría convirtiéndose en un clásico, ofreciendo los primeros resultados de lo que sería con el tiempo uno de los equipos creativos más importantes de la historia del cómic estadounidense. Marv Wolfman, Gene Colan y Tom Palmer mimetizaban sus talentos para conformar una especie de autor total que pareciera encargarse en solitario de todos los apartados de The Tomb of Dracula, haciendo que esta sobresaliera entre todos los cómics de terror propuestos por la Casa de las Ideas por aquellos años, logro mayúsculo teniendo en cuenta que varios eran también de notable calidad. Uno de ellos tendrá cabida en el tercer tomo de esta colección que Panini Cómics ya ha puesto a la venta y del que hablaremos próximamente, porque en él tendremos la aparición estelar de Jack Russell, protagonista de la icónica Werewolf By Night, otro icono del género en el que por Roy Thomas, Jean Thomas, Gerry Conway y Mike Ploog reinterpretarían el mito de la lincatropía tal y como lo imaginó Hollywood con aquel clásico de la Universal titulado El Hombre Lobo (The Wolf Man, George Waggner, 1941) protagonizado por Lon Chaney Jr.

Edición original: Tomb of Dracula 9-17 Edición nacional/ España: Panini Cómics Guion: Marv Wolfman Dibujo: Gene Colan Entintado: Tom Palmer, Vince Colleta, Jack Abel Color: Tom Palmer, Petra Goldberg, Glynis Wein Formato: Cartoné. 192 Páginas. Color Precio: 15€ Segundo tomo de Biblioteca Drácula en la que Panini Cómics está recopilando…
Guión - 9
Dibujo - 9.5
Interés - 9

9.2

El segundo tomo de La Tumba de Drácula recopila los números que consolidaron el equipo creativo formado por Marv Wolfman, Gene Colan y Tom Palmer con resultados brillantes. Un clásico del mundo cómic acababa de nacer.

Vosotros puntuáis: 5.1 ( 11 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments