Batman: Historias de un Caballero Oscuro

Por
21
1872

Tras casi 70 años desde su nacimiento, el Hombre Murciélago ha vivido todo tipo de historias. Con él han trabajado algunos de los mejores guionistas que han existido, quienes han sabido dotar a las aventuras de Batman de una calidad más que notable. Historias profundas, con significado y llenas de matices, que poco a poco, ofrecen una perspectiva de lo que es el personaje realmente: un hombre atormentado por la muerte de sus padres, que busca consuelo en una misión sin final. Un hombre solitario a quien le cuesta compartir su pesada carga. Un hombre que lucha contra sí mismo por hacer aquello que considera correcto.

Algunas de estas historias han marcado a generaciones enteras, atrapando a los lectores bajo la influencia del Señor de la Noche. A continuación haré un repaso de las historias más significativas (que no las mejores) del Hombre Murciélago. Arcos argumentales, páginas y páginas que, pese a no brillar por su calidad, son las que definen al personaje como héroe y como persona. Estas historias, memorables o no, han dejado un poso, una huella, que marca el camino para futuras generaciones, tanto de guionistas como de lectores.

Batman

El Señor de la Noche es un personaje complejo, cuyas particularidades hacen de él uno de los mejores superhéroes de la historia, encarnando acción y género negro bajo un manto que esconde mucho más que un simple rostro.

El Hombre Murciélago despierta curiosidad y entusiasmo en cualquier persona que se acerca ligeramente a él. Capaz de llevar a cabo acciones realmente heroicas y excepcionales para un ser humano, es también capaz de caer en la más absoluta oscuridad. Como personaje que se ha hecho a sí mismo, Batman es la encarnación de un ser humano perfecto. Durante toda su vida ha trabajado su cuerpo y su mente para alcanzar los más altos niveles de rendimiento, que le han llevado a desempeñar con eficacia, que no siempre con acierto, todas las empresas y situaciones en las que se ha visto envuelto.


Bruce Wayne comenzó su vida como cualquier persona, con la única diferencia de que él vivía entre la opulencia y la comodidad propias del hijo de una de las personas más ricas de Gotham City. Desgraciadamente, al igual que muchas personas, su vida ha estado marcada por la tragedia. El asesinato de sus padres supuso un punto de inflexión, una catarsis personal, que llevó al muchacho a la determinación de que aquello no debía volver a suceder; a partir de entonces, dedicó todos los recursos a su alcance para convertirse en algo a lo que los criminales debían temer. Adiestrado física y mentalmente por los mejores maestros del planeta, Bruce llegó a convertirse en un excelente detective, lo que ha marcado su carrera como vigilante.

Con el paso del tiempo, el joven heredero de la fortuna Wayne se había convertido en un adulto con una misión en la vida. Una misión que llevaría a cabo, no sin gran dolor y sufrimiento.

Estas son, algunas de esas historias…

Año Uno

Corrían los años 80 y el que fuera uno de los personajes más importantes del mundo del cómic atravesaba un bache de ventas debido a la escasa innovación y creatividad en sus historias. Los guionistas no eran capaces de otorgar al Caballero Oscuro la importancia – e incluso personalidad – adecuadas, por lo que DC Comics pidió a Frank Miller que se encargara de devolver al personaje todo el esplendor que tuvo en décadas pasadas. De esta manera, Miller escribió – en primer lugar – Batman: El Caballero Oscuro, para tiempo después, con Año Uno, reinventar de forma coherente el mito del Murciélago.

Considerada una obra maestra y la mejor historia escrita jamás sobre Batman, Año Uno supone una moderna revisión de los orígenes del personaje. Revisión que cimentó los pilares sobre los que se asientan todas las historias modernas del que es, hoy en día, uno de los mejores personajes del cómic.

Magistralmente escrita por Miller e impresionantemente dibujada por David Mazzucchelli, la historia narra, de forma paralela y a lo largo de un año, los primeros pasos de Bruce Wayne y James Gordon en Gotham City. Ambos personajes, destinados a encontrarse y colaborar del lado de la justicia, deberán afrontar sus propios problemas antes de comenzar su carrera juntos.

Por un lado, Bruce deberá aprender de sus errores y adquirir una identidad enmascarada con la que combatir el crimen, mientras intenta no ser apresado por la policía. Gordon, por su parte, hará frente a una corrupta ciudad y a un más corrupto cuerpo de policía, mientras intenta mantener el control de su vida.

Año Dos

Dennis O`Neil, editor de DC Comics, quiso repetir el éxito cosechado por Año Uno con una secuela que encargó al guionista Mike W. Barr y al dibujante Alan Davis, sustituido más adelante por Todd McFarlane.

Aquí, un Batman más experimentado que en Año Uno ha de hacer frente a un antiguo criminal que, con la buena intención de salvar su ciudad del crimen, asesina a cualquier persona que no cumpla con la ley; matando y mutilando desde simples atracadores a jefes mafiosos.

Tras un primer enfrentamiento con el Segador, Batman descubre que su contrincante está muy por encima de su nivel, lo que le obliga a buscar apoyo entre la mafia de Gotham. A partir de ese momento, el Caballero Oscuro formará equipo con la persona a la que más odia del mundo, Joe Chill, el asesino de sus padres. Dividido entre quién debe pagar primero por sus crímenes, Batman intentará evitar que ambos cometan más asesinatos, incluído el suyo.

Uno de los aspectos más interesantes de la obra es ver hasta dónde está dispuesto Batman a llegar para conseguir sus objetivos. En este caso, no sólo se alía con la persona culpable de su tragedia, sino que además emplea el arma con la que sus padres fueron asesinados; en un intento por equilibrar la balanza entre el Segador y él.

El genial dibujo de Alan Davis primero, y de McFarlane después, consigue crear una atmósfera de violencia y criminalidad que ayudan a comprender las desesperadas medidas adoptadas por el Caballero Oscuro.

Se cierra el círculo

Escrito nuevamente por Mike W. Barr, y dibujado por Alan Davis, esta historia recoge el regreso del Segador, lo que supone un gran problema para Batman, ya que, aunque éste sepa que es un impostor, no puede dejar de temer y recordar todo lo que supuso su último enfrentamiento. Esta nueva encarnación del villano, mucho menos hábil en el combate cuerpo a cuerpo, empleará sus conocimientos sobre Batman para minarle psicológicamente, obligándole a revivir la trágica muerte de sus padres.

La ayuda para Bruce vendrá en esta ocasión de la mano de su compañero; aunque Robin debe aún aprender a controlar su ira, lo que le mantendrá, inicialmente, apartado de las calles. Finalmente el Chico Maravilla demostrará por qué es recordado por muchos como el mejor Robin, acudiendo en auxilio de su maestro.

Sin mayor intención que la de cerrar una herida, esta historia supone una reconciliación con el pasado y una forma de enterrar el hacha de guerra. Una vez concluida, la vida de todos los implicados continúa, haciendo borrón y cuenta nueva, devolviendo cada elemento a su lugar.

Las diez noches de la bestia

Esta genial historia, escrita por Jim Starlin y dibujada por Jim Aparo, es una de las más controvertidas y duras de Batman. En ella, el Hombre Murciélago hará frente a una de las peores amenazas posibles, materializada en la persona de un antiguo agente del KGB ruso, conocido como la KGBestia.

Cruel y despiadado, este asesino, mejorado cibernéticamente, es el agente más mortífero que ha existido, cuya misión es la de acabar con todos los responsables del programa de defensa norteamericano “Guerra de las Galaxias“.

En esta ocasión, Batman colaborará con la policía de Gotham, ciudad en la que la KGBestia planea asesinar a sus objetivos, así como con los agentes del FBI y de la CIA asignados al caso. Entre todos estos deberá descubrir al infiltrado que informa a la Bestia y proteger a los posibles objetivos del asesino; siendo, el último de ellos, el más importante. A lo largo de diez noches, la KGBestia llevará a cabo su trabajo, demostrando lo lejos que está dispuesto a llegar para cumplir con su objetivo, y obligando a Batman a ir aún más lejos.

Una muerte en la familia

Esta es una de las historias más “curiosas” e importantes en los 70 años de vida de Batman. En ella, Jim Starlin y Jim Aparo narran el trágico fin de Jason Todd. Esta fue la primera vez en que el destino de un personaje fue puesto en manos de su público, quienes mediante una llamada telefónica podían votar sobre si Robin debía o no seguir con vida.

Jason nunca consiguió llenar el hueco que dejó Dick cuando abandonó el manto del Chico Maravilla para convertirse en Nightwing. Este hecho, unido al carácter conflictivo del personaje, lo mantuvo irremediablemente bajo la sombra de su predecesor. Cegado por la ira y la rabia, Jason desobedecía de forma reiterada las órdenes y enseñanzas de su mentor, poniendo en peligro su vida y la de los demás. Finalmente, Batman se vio obligado a retirarlo de la acción, lo que propició que el chico descubriera que su madre biológica no era quien pensaba, y que aún seguía con vida.

En este contexto, y de forma paralela, la historia lleva a Batman y a Robin por África. Mientras uno va tras el Joker, el otro sigue cualquier pista que le pueda llevar hasta su madre. Finalmente, ambas misiones les unen cuando descubren que la verdadera madre de Jason trabaja con el villano.

Una muerte en la familia sentó las bases para posteriores historias en las que Batman, atormentado por la muerte de Jason, se ve envuelto en una espiral de violencia cuyo único final posible, a no ser que alguien lo evite, es su propia destrucción.

Año Tres

Escrito por Marv Wolfman y dibujado por Pat Broderick, narra el mundo de violencia y caos en que se encuentra Batman tras la pérdida de su compañero; mientras investiga quién se encuentra tras los asesinatos de diversos jefes del crimen en Gotham.

Batman siempre se ha caracterizado por sus habilidades detectivescas, su paciencia y su capacidad para manejar cualquier tipo de situaciones. Desgraciadamente, los últimos acontecimientos le han cambiado hasta el punto de hacerle olvidar sus propias enseñanzas en pos de la fuerza bruta, con la que obtiene información de matones y asesinos. Al mismo tiempo, Alfred hace frente a una terrible situación: Anthony Zucco, el asesino de los padres de Dick, va a ser puesto en libertad, y el siempre fiel mayordomo teme por la reacción de Bruce cuando conozca la noticia. En medio de todo esto se encuentra Nightwing, que intentará ayudar a Batman y detener los asesinatos.

Esta es una historia que muestra el dolor que experimenta Bruce, así como su forma de afrontar la muerte de Jason. Dick, por su parte, se muestra como un personaje maduro que intenta dar equilibrio a su mentor en uno de los momentos más delicados de su carrera como justiciero.

Año Tres supone, además, la breve presentación de Timothy Drake; quien en un futuro se convertirá en Robin, pero que ahora no deja de ser un niño maravillado por el circo, cuya vida dará un giro de 180 grados cuando vea por primera vez a Batman.

Un lugar solitario para morir

Marv Wolfman y Tom Grummett narran una de las historias más relevantes para Batman, y en especial para un jovencísimo Tim Drake, en la que será su primera aparición como Robin.

Los recientes acontecimientos han creado una profunda preocupación en Alfred y Dick, que comienzan a temer por la vida de Bruce. La mala situación por la que está atravesando el Caballero Oscuro tampoco ha pasado desapercibida para Tim, el joven que vio por primera vez a Batman en el circo de los Grayson ha unido las piezas del puzzle y descubierto la verdadera identidad del Señor de la Noche y su compañero.

En un inútil intento por convencer a Dick de que vuelva a ser Robin, Tim le sigue al circo en el que se crió, donde tratará de hacerle entrar en razón. Mientras, Batman se enfrenta con las perturbadas maquinaciones de Dos Caras, que conseguirá poner en apuros al Caballero Oscuro y a Nightwing, siendo la situación idónea para que Tim entre en escena como Robin.

De esta manera, Bruce comienza a recuperar la estabilidad con un nuevo compañero que con el paso del tiempo será capaz de ganarse la confianza de personajes y público por igual.

La caída del murciélago

Imprescindible historia en la que Chuck Dixon, acompañado por varios dibujantes, narra la trágica derrota sufrida por Batman a manos de un villano que responde al nombre de Bane. Surgido en estos números, y con el único propósito de acabar con el Señor de la Noche, este personaje se convirtió pronto uno de los mayores enemigos de Batman.

Bane, nacido entre los muros de una prisión y condenado a cadena perpetua por los crímenes de su padre, murió y volvió a la vida convertido en un ser con el único objetivo de vencer el miedo que anidaba en su interior. Un miedo representado por la figura de un murciélago.

Tras fugarse de la cárcel, el villano viajó a Gotham con la intención de derrotar a Batman. Para ello liberó a los presos de Arkham, quienes, uno por uno, se fueron enfrentando con el Caballero Oscuro. Finalmente, agotado por sus enemigos, Batman fue sorprendido en su propio hogar por Bane. Tras una dura pelea, el nuevo villano acabó por romper la columna de Bruce, apartándolo por completo de la vida como justiciero.

A partir de entonces, Jean Paul Valley, también conocido como Azrael, asumió el manto del murciélago, convirtíendose en una versión más violenta y salvaje de lo que fuera su antecesor. Temido por su enemigos, derrotó a Bane y se alzó como protector de Gotham.

Finalmente, Bruce volvería para recuperar su puesto como Señor de la Noche.

La caída del murciélago es una historia que todo fan de Batman ha de conocer. Supone su caída y ascenso; el renacer de un hombre que, pase lo que pase, es capaz de reponerse ante la adversidad y volver a luchar. En esta historia, además, destacan los miembros de la Bat-familia como las personas que están junto a Bruce, ayudándole y continuando con su labor. Son el bastón sobre el que el personaje se apoya a la hora de volver a caminar.

Cataclismo

Esta es una de esas historias diferentes, que podrían pertenecer a cualquier otro personaje, pero que con Batman hacen que éste adquiera una nueva visión, un punto de vista más heroico y a la vez cercano, que permiten apreciar mejor al personaje e identificarse más con él.

En esta historia de Chuck Dixon, Gotham City es destruida por un terremoto, causando enormes destrozos y la pérdida de cientos de vidas. Batman queda sepultado bajo la cueva, con toda la Mansión Wayne encima, mientras el resto de miembros de la Bat-familia, incluido Jean Paul Valley, dedican sus esfuerzos en poner a salvo a los supervivientes.

Cataclismo es un emotivo arco argumental en el que un grupo de personas ayudan a todo aquél que pueden a escapar de un infierno que les ha pillado por sorpresa, mientras intentan atrapar al villano que asegura ser responsable de la tragedia.

Vemos un Batman muy humano y abrumado por la magnitud de la catástrofe, que debe reponerse a cada paso y luchar por arreglar todo aquello que está a su alcance, mientras se preocupa por sus seres queridos y por la posibilidad de que, una vez destruida la mansión, su doble identidad quede al descubierto. La historia muestra también un Batman implacable que, una vez repuesto de la impresión inicial, toma las medidas que sean necesarias para salvar su ciudad; incluso recurriendo la colaboración de los villanos de Gotham.

Conclusión

Batman es un personaje único, al que cada guionista le ha dado su toque e interpretación particular; algo que no sólo responde a una cuestión subjetiva, sino que es también una consecuencia de la evolución social y cultural que se experiementa con el paso del tiempo.

Por eso, y aunque desde su creación en 1939, hemos podido ver al mismo personaje actuando y vistiendo de distinta forma; la esencia siempre ha sido la misma: historias llenas de acción, suspense e intriga, aderezadas con un toque muy personal. Incluso en el más luminoso de los días, Batman brilla con una oscuridad que te absorbe y atrapa, haciendo que, irremediablemente, se convierta en uno de tus personajes favoritos.

21 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
aparrilla
aparrilla
Lector
11 noviembre, 2008 10:53

no se, se agradece el curro..pero como tu mismo comentas estas son SOLO algunas….

y algunas de las q ni son gran cosa…

año 2 o se cierra el circulo salvo por el dibujo de davis, no valen gran cosa…ver a Batman empuñando un arma..puff..

Dejas de lado contagio, tierra de nadie q  aunq sea consecuencia de cataclismo es mucho mas importante a efectos sobre el personaje..vease sagas de fugitivo etc…, y muuuchas mas…

asi como las incluidas en legends of…, etc donde hay varias sagas q ayudan a construir la infancia/vida etc de Bruce

No se la veo muy corta esta lista…

Miki
Miki
Lector
11 noviembre, 2008 12:18

 Knightfall es imprescindible? pregunto porque no la he leido, nada más ver el nombre de Chuck Dixon y Batman juntos decido automáticamente (curiosamente no me paso si lo asocias a Nightwing o Robin, pero con Batman sí). Es buena de verdad? y el lío posterior del Batman-Azrael?

Dr. M
Dr. M
11 noviembre, 2008 13:27

Knightfall es imprescindible dependiendo de tu interes por el personaje. Ocurre como varias de las historias mencionadas en el articulo, no son buenas historias pero cuentan un momento clave dentro de la historia del personaje. Si tu devocion por Batman o tu afan completista te llevan a creer que vale la pena soportar una mala, en ocasiones pesima y absurda historia, para poseer en tu estanteria los momentos mas importantes de la continuidad de Batman entonces, bueno, mejor juzga tu mismo

Iguana
Iguana
11 noviembre, 2008 13:45

A mi me suena a publicidad del coleccionable planeta… se cierra el circulo me parece una historia interesante… pero no tan imprescindible…

John Space
John Space
11 noviembre, 2008 14:33

Nunca entenderé qué le dio a DC con Dixon…

Matalascañas
11 noviembre, 2008 14:40

Es un resumen de las historias del primer coleccionable, por lo que veo. Son exactamente estas historias las que aparecen.

¿De cara a la aparición del segundo?

A mi no me pareció especialmente buena la selección de historias del primer coleccionable, sobretodo porque yo apenas tenía material del Caballero Oscuro. Un coleccionable de Batman en el que más de la mitad no aparece Batman (es decir, Bruce Wayne) es una pésima elección.

Eso sí, el Año Uno a 1 € fue la mejor decisión editorial de la historia XD (para los lectores, claro :D).

La verdad es que parece que los de Planeta intentan llenar los huecos que dejaron en la historia del murciélago en el primer coleccionable… seleccionando historias clave de los villanos más importantes del personaje en Batman: Arkham (las historias clásicas con villanos brillaron por su ausencia) o con el Clásicos DC: Batman que algún día sacaran.

Ahora sí que da gusto ser seguidor de Batman 😀 En el momento en el que salió el primer coleccionable, no.

A ver si sale ya Batman: El Caballero Oscuro, tengo ganas de echarle el guante a Tierra de Nadie.

Pastor
11 noviembre, 2008 15:04

Buena selección aunque ya sabéis que yo amo (y amaré) el Mad Love de la serie de animación.

FranciX
Lector
11 noviembre, 2008 15:17

Sí, yo también la veo un tanto escasa. Como “repasillo” del primer coleccionable de Planeta podría pasar, pero hablar de las distintas visiones de los autores de Batman y no hablar de etapas como las de Wagner, Rucka, Englearth,… las sagas que comentaba aparrilla de las leyendas, su papel en la JLA, los Elseworlds,… pues parece un tanto sesgado.

Knightfall es la Saga del Clon de Spiderman (aunque con bastante más calidad – alguna ya era suficiente -), en su época tuvo su interés, pero hoy tiene prácticamente la misma trascendencia. Una vez muerto Azrael, yo diría que no queda ninguna mención a esa etapa. Eso no quita que tenga partes destacables e  interesantes ya sea con Batman encarnado por Bruce, Jean Paul o Dick. Pero en definitiva, me parece que todo el Knightfall se había ya contado antes en mayor o menor medida en historias menos infladas.

Lord Deu
Lord Deu
11 noviembre, 2008 15:21

Como bien lo dice el articulista esta no es una recopilacion de lo mejor de las historias de Batman, sino que se trata de momentos significativos del murcielago.
Año dos, ya no esta en continuidad cierto?
Si es asi,  me parece prescindible en esta compilacion. y mucho mas prescindible es “se Cierra el circulo.”

Aparte de eso.  buena seleccion de momentos.

Mr. Zaxxx
Mr. Zaxxx
11 noviembre, 2008 16:16

Esto es algo que hubiese estado bien escribir hace unos añitos, para cuando acababa de salir el primer coleccionable. ¿O es que, como con Vértigo, vais a comenzar un repaso semanal a las colecciones de Batman de Planeta?

El primer coleccionable de Batman fue muy decepcionante. Empieza con historias clásicas más o menos interesantes (“las 10 noches de la bestia” es genial), pero acaba con cataclismo y knightfall que son… aburridas, por ser suave. La aparición del Doctor Frío-Terminator es una de esas cosas que quiero borrar de mi mente.

Espero que en el segundo coleccionable la cosa mejore (aunque pinta muy mal que acaben con Silencio, puaj).

FranciX
Lector
11 noviembre, 2008 16:55

Mr. Zaxxx, aunque el final con Siencio sea un final a la baja, las sagas intermedias de TDN (con muy buenos momentos aunque, como siempre, demasiado alargada) y con la parte de Rucka merecen la pena. Alguno dirá que todo esto ya fue publicado por Norma, pero si se hacen cuentas eso fue hace ya casi una década, ¿no?

Batgodi
Batgodi
11 noviembre, 2008 17:03

Desde mi punto de vista, la cronología oficial que debería seguir el universo de Batman (a excepción de crossovers y líneas argumentales absurdas) se corresponden con las siguientes obras:

Batman: Año Uno
Batman: La broma asesina
Batman: El Largo Halloween
Batman: Dark Victory
Batman: Arkham Asylum
Batman: el regreso del Señor de la Noche

Respetando tu aportación, me parecen la mayoría movimientos de marketing de las editaoriales más que obras que hayan aportado realmente a la definición de Batman y su pequeño universo.

Iván
Iván
11 noviembre, 2008 19:28

No soy deceísta y por lo tanot no estoy al tanot de la continuidad, pero siempre he conasiderado una gran historia “El hijo del Diablo”. A mí personalmente me pareció brillante.

Er-Murazor
Er-Murazor
Lector
11 noviembre, 2008 19:55

Miguel, ¿aparte del coleccionable de Planeta tú has leido más Batman? Porque si querías hacer un repaso de las historias más significativas, que han marcado a generaciones enteras… te faltan muchas (pero MUCHAS) pre-Crisis. Y si no que se lo digan a Morrison (por ejemplo), que está basando mucho de su trabajo precisamente en eso.

También faltaría el Batman de Englehart/Rogers/Austin. Yo no he leido esos tebeos, pero sólo con ver el dibujo de la viñeta en que aparecía el Joker, se convirtió en mi imagen de referencia de ese personaje.
TDN, si no entera, por lo menos el número de “la conversación” entre Jim Gordon y Batman, también creo yo que ha marcado a gente. A mi, por lo menos. Ese Gordon diciendo “¿crees que si quisiera averiguar tu identidad no lo habría hecho ya?”
O incluso, mal que me pese, Silencio. A mi no me gusta, pero marcar, ha marcado a más de uno.
Vamos, que faltan muchísimas historias aquí.

Javi Stark
Javi Stark
11 noviembre, 2008 20:15

Buenas, paso poco a comentar en esta pagina, pero hoy no me he podido contener.
Sr. Miguel, se ha leido usted algo mas de Batman aparte del coleccionable 1?
en esas historias ni siquiera sale Ra’s al Ghul, por ejemplo, no hay nada ni de TDN,ni de muchas otras historias fundamentales, no hay nada de su relacion con la JLA ni con el resto del universo DC, para comprender a Batman con personaje hay que leer mucho mas, no se puede escribir un artiuculo tan a la ligera, no sé, parece algo hecho por alguien que no sabe de lo que esta hablando.

demonioxxx
demonioxxx
11 noviembre, 2008 21:37

knightfall es una serie muy importante para batman, porque seria la despedida de uno de los pilares de los comics de batman y los comic, el dibujante Jim aparo; un maestro del estilo clasico de los comics, las mejores historias que yo he leido han sido bajo sus trazos, ejemplo las diez noches de la bestia.  Asi como es una de las pocas series que tienen una continuidad  muy solida, todos los titulos se conjuntaron como uno solo, algo que solo habia ocurrido en la muerte de superman.  

Wildcete
Wildcete
11 noviembre, 2008 22:15

Yo directamente editaria el titulo del post y lo llamaria “Resumen del coleccionable de Batman de Planeta”

Enrique
12 noviembre, 2008 13:06

Lo que han dicho ya muchos. Ni buenas, ni significativas. Como buenas, salvo honrosas excepciones, hay miles mejores que las aquí señaladas. Más significativas, lo mismo.

Como en la tele, debería llevar la etiqueta de “Publirreportaje”. Publicidad encubierta del coleccionable de Planeta, del cual casi todos dijimos lo mismo: la selección apestaba y parecía que el único criterio de selección es que fueran números recopilados en TPBs.

Ian
Ian
Lector
12 noviembre, 2008 22:42

Habéis traspapelado las portadas de “Año Dos” (en este caso la portada del coleccionable de Planeta) y “Circulo Mortal” (por cierto: penosa de Full Circle)

danny
danny
26 enero, 2012 21:07

Buenisima recopilacion y mejor analisis………quizas se puedan escapar uno que otro numero brillante ( el regreso del señor de la noche , de miller y los primeros trabajos.de. Denis O’neil son buenos tambien…….lo que hizo joe quezada en la espada de azrael es supremo…..) pero si alguien desea saber realmente del caballero nocturno , tu seleccion y notas son de gran nivel . una pena no tener numeros ahora…….pero espero que alguien se apiade de los fanaticos y haga algo al respecto . humildes felicitaciones.de un simple fanatico . suerte .

Wilmore
17 abril, 2012 19:15

Cataclismo es malísima, guiones malos, mucha historia insulsa que aprovecha el problema, falta de ritmo… Puede ser un clásico de Batman pero no es un gran cómic.