100% Marvel HC. EL Asombroso Spiderman: El alma del cazador.

Por
0
1044

Edición original:Marvel Comics Spider-Man: Soul Of The Hunter, The Sensational Spider-Man Annual ’96, The Spectacular Spider-Man 249-253, Marvel Team-Up 128, What If 17 y What The–?! 3 USA
Edición nacional/ España:100% Marvel HC. Tomos Únicos.
Guión:J. M. DeMatteis.
Dibujo: Mike Zeck, Shawn McManus, Luke Ross.
Entintado:Bob McLeod.
Color:Steve Buccellatto.
Formato:Tomo en tapa dura (288 pp).
Precio:30,00€

Nos encontramos ante un tomo recopilatorio que supone una explosión de sentimientos encontrados. El tomo en cuestión, en formato 100% Marvel HC, recoge un conjunto de cómics que según el preámbulo de la obra están vinculadas a la obra magnánima de J. M. DeMatteis (The Spectacular Spider-Man): “La última cacería de Kraven”. La presente reseña va a intentar analizar el contenido del tomo, desglosando cada una de las partes que lo componen. La decisión de la editorial, muy seguramente, será cuestionada por parte del fandom, no solo por la posible innecesaridad de parte del contenido, sino por que como consecuencia directa de ello el precio se encarece sobremanera. Desde un punto de vista meramente objetivo, parte del contenido del tomo deviene innecesario (en concreto los números de The Spectacular Spider-Man, The Sensational Spider-Man Annual ’96 y Marvel Team-Up 128), y otra parte podría aceptarse como mera curiosidad (What If 17 y What The–?! 3 USA). Siendo que la obra central del tomo, y que le da nombre, en su día fue editada en formato prestigio, quizá hubiese sido mejor dentro de Marvel Graphic Novels. Otra opción más idónea hubiese sido incluirla en 100% Marvel HC. Spiderman: La última cacería de Kraven.

Panini Comics ha optado por seguir el contenido de la edición americana que recopila esta saga completa.

El alma del cazador

Tal y como nos detalla el preámbulo de este tomo, “Spider-Man: Soul of the Hunter” fue publicada en 1992. La intención de J. M. DeMatteis fue desarrollar el epílogo de la magistral “La última cacería de Kraven” publicada 4 años antes, ya reseñada por mis compañeros Jordi T. Pardo y Raúl Gutierrez. La pregunta que debemos formularnos es la siguiente: ¿No encontramos con una obra maestra al modo y manera que su antecesora? La respuesta es que no. Esto no quiere desmerecer la obra ni mucho menos, pero siendo objetivos, no alcanza las cotas de magnificencia que su predecesora dejó en nuestro recuerdo.

Como toda obra de J. M. DeMatteis, el argumento rebosa de aspectos de contenido psicológico. No solo se trata el tan repetido sentimiento de culpabilidad de Peter Parker, sino también el tema del suicidio. Spiderman quedó tremendamente afectado por haber sido enterrado vivo durante dos semanas, y este aspecto había quedado en el tintero, motivo por el cual el autor se vio en la necesidad de analizarlo en este prestigio. Los efectos de dicha situación abocarán a que finalmente nuestro héroe se enfrente a este miedo, y también al sentimiento de culpa por no haber impedido que Sergei Kravinoff se suicidase.

No menos importante será el tratamiento de un tema tabú: el suicidio. Este tema supone dotar a esta obra de un alto componente de madurez no tratado en la serie principal. Con aspectos velados de contenido religioso, acerca del castigo que pesa en cualquier alma de un ser humano que se quita la vida, el autor expone las dos vertientes enfrentadas vinculadas a la libertad sobre el derecho a la vida. Debate complejo, iniciado en “La última cacería de Kraven“, en la cual parecía ensalzarse la figura del suicidio, quedando en esta continuación en entredicho, puesto que dicha decisión supone un castigo al alma del Cazador.


Spiderman, pese al tremendo rencor que inicialmente siente por Kraven, se verá en la tesitura de salvar el alma de su némesis, apelando a su indomable sentido de la responsabilidad.

No debemos olvidar que Kraven fue hasta la fecha, un enemigo olvidable, el cual, pese a ser creación del tándem Lee y Ditko, no caló en el fandom, como el resto de enemigos. Será “La última cacería de Kraven” la que lo encumbraría al panteón de enemigos más destacables del trepamuros. Sus hijos siguieron su estela, pero no solo el legado de su apellido, sino su pesarosa trayectoria argumental. Pese a ser sorprendentemente resucitado muchos años después en The Amazing Spider-Man #635, y aun dotándole de un pasado dentro de los Vengadores (New Avengers vol. 2, #10), el personaje ha ido dando tumbos, siendo Nick Spencer en su saga “Hunted” el que ha optado por un camino del todo sorprendente, que muy probablemente sea el inicio de un posible resurgimiento de un personaje ciertamente menospreciado injustamente.

La parte gráfica no alcanza el nivel de “La última cacería de Kraven”, si bien Mike Zeck y Bob McLeod desarrollan una gran labor, aunque, el trazo de McLeod se sobrepone al de Zeck en prácticamente toda la obra.

En definitiva, estamos ante una obra que no queda en el recuerdo como su antecesora, pero que supone un digno epílogo a la misma.

The Spectacular Spider-Man 249-253

Los números que se han incluido en este tomo, comparten un denominador común con “Spider-Man: Soul of the Hunter”: J. M. DeMatteis y Kraven.

Para poder entender el conjunto de números que Panini Cómics ha decidido incluir en este tomo, debemos retrotraernos en el pasado. Anteriormente a este pequeño arco argumental, Peter Parker había colgado las redes en pos de Ben Reilly, puesto que había resultado ser un clon, y por ende Reilly era el verdadero Spiderman. Si bien todo esto resultó ser una conspiración en las sombras de Norman Osborn, el cual no había muerto en The Amazing Spider-Man #121-122.

J. M. DeMatteis nos regala en estos números un Norman Osborn cercano a Lex Luthor, el cual desde su cota de poder y sin ponerse si quiera la máscara hará la vida imposible a Spiderman, de tal forma que incluso se verá en números posteriores en la necesidad de abandonar la identidad del trepamuros. El tratamiento acertado de este personaje, chocará con el de Alyosha Kravinoff. Este personaje será el segundo hijo del Cazador en aparecer en las series de Spiderman, tras la muerte de “El Cazador Macabro” (Vladimir). Alyosha aparece como una persona desequilibrada, si bien el autor no llega a perfilar con la perfección que desfila en sus otros personajes la psique del mismo. Al final encontramos una amalgama de sentimientos contradictorios que abocan a dejar en el olvido al hijo de Sergei. Alyosha disfrutará, en años posteriores, de un único momento de esplendor en “Spider-Man: Get Kraven Vol 1”, en la cual Ron Zimmerman y John McCrea harán una crítica mordaz de Hollywood. En dicha serie el hijo de Kraven comenzará una relación con Timber Hughes, una aspirante a actriz que trabajaba como camarera en un bar para criminales. Si bien entrará en juego una trama dura que bien podría ser un reflejo de lo acaecido recientemente con Harvey Weinstein. Como puede verse la “maldición” de los Kravinoff también hizo mella en este personaje.

La sensación que queda tras la lectura de estos números, es la de un regusto agrio puesto que poco aportan a la figura de Sergei Kravinoff y abocan a la necesidad de lectura de números previos y posteriores. ¿Por qué Jameson está en el hospital ingresado?; ¿por qué cede al chantaje de Norman? Igualmente, Eugene “Flash” Thompson pasará por un periodo de su vida en el cual se refugiará en el alcohol. Las causas que conducen al personaje a ese oscuro pasillo, así como su desenlace, dejan al lector en “ascuas” innecesariamente.

En estas páginas ambos autores nos regalan una de las situaciones más absurdas vistas en las paginas de nuestro aracnido favorito.

La labor gráfica recae en manos de un primerizo Luke Ross, que deja en nuestras retinas un trabajo que en nada se parece al actual trazo del artista. Junto con un aporte puntual de Mike Deodato Jr, encontramos poses forzadas, dientes apretados y mujeres despampanantes. A pesar de ello, su labor no es mediocre, pudiendo apreciar su trabajo en páginas originales sin el tratamiento del color.

Resto de complementos del Tomo

En cuanto a The Sensational Spider-Man Annual ’96, el anual que se ha incorporado, bien podría ser entendido como una versión actualizada del primer encuentro de Spiderman con Kraven. El aporte argumental de este comic no da para mucho más. J.M. DeMatteis al guión y Shawn McManus efectúan un anual para el olvido.

En Marvel Team-Up 128, J.M. DeMatteis, nos relata un enfrentamiento que devendrá imprescindible para “La última cacería de Kraven” y “El niño que llevas dentro” (The Spectacular Spider-Man 178-183 USA). Alimaña volverá a enfrentarse al Capitán América, de regreso a Nueva York. Con la ayuda de Spiderman quedará recluido en una institución psiquiátrica de alta seguridad. Tras ser internado Alimaña volvería todo su odio contra Spiderman, al que se enfrentaría de nuevo, solo para verse atrapado en medio de un duelo personal entre el trepamuros y Kraven el Cazador.

Finalmente, solo nos queda examinar dos complementos de contenido anecdótico: What If 17 y What The–?! 3 USA. En cuanto al What If se nos relata una historia en la cual Peter morirá en anos de Kraven. Dicha muerte tratará consecuencias devastadoras para la comunidad superheroica siendo MJ Watson el adalid de la defensa de todos los superhéroes. La historia de Peter Porker supone la versión cómica del mundo de Spider-Ham de “La última cacería de Kraven”.

Edición original:Marvel Comics Spider-Man: Soul Of The Hunter, The Sensational Spider-Man Annual ’96, The Spectacular Spider-Man 249-253, Marvel Team-Up 128, What If 17 y What The--?! 3 USA Edición nacional/ España:100% Marvel HC. Tomos Únicos. Guión:J. M. DeMatteis. Dibujo: Mike Zeck, Shawn McManus, Luke Ross. Entintado:Bob McLeod. Color:Steve Buccellatto. Formato:Tomo…
Guión - 7.5
Dibujo - 7
Interés - 6.5

7

Panini Cómics edita en un formato 100% Marvel HC el epílogo de la magnífica "La última cacería de Kraven", junto con otros complementos que podrán ser o no del agrado de los lectores.

Vosotros puntuáis: 5.3 ( 6 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment