La Última Cacería de Kraven

Por
141
22976

Introducción

 

Guión: J.M.DeMatteis
Dibujo: Mike Zeck
Edición España: Panini Cómics
Contiene: Web of Spider-Man Nº 31-32 USA, The Amazing Spider-Man 293-294 USA, The Spectacular Spider-Man Nº 131-132 USA
Colección: Spider-man, Los Imprescindibles
Formato: Tomo Cartoné de 144 páginas
Precio: 12,95 €

 

“¡Volví la espalda a este mundo corrupto,
a este basurero que osa llamarse civilización!
Me volví hacia lo primitivo, hacia lo limpio…
¡Y qué locura, qué paradoja!
¡Encontré dignidad y honor, honradez y civilización,
en lo que la mayoría llamaría salvaje!”

Han pasado casi veinticinco años de la primera publicación de La Última Cacería de Kraven, un relato concebido por J.M. DeMatteis y dibujado por Mike Zeck que vería la luz allá por el año 1987 del pasado siglo, pero aún a pesar del tiempo transcurrido sigue siendo, según muchos aficionados, una de las mejores historias jamás contadas en un cómic de Spider-man. El veterano arácnido creado por Stan Lee y Steve Dikto en 1962, uno de los abanderados más destacados de la naciente editorial Marvel Comics en la década de los sesenta, ha vivido desde entonces numerosas etapas y ciclos, habiendo atraído en el camino la atención de diversas generaciones de lectores, y a finales de los años ochenta el personaje había alcanzado por inercia una madurez que le llevaría después de muchos desencuentros a contraer matrimonio con el que parecía ser el amor de su vida: Mary Jane Watson. Pero un acontecimiento de tal magnitud necesitaba de tiempo y de una reorganización de las diferentes cabeceras que protagonizaba el trepamuros por entonces, The Amazing Spider-Man, The Spectacular Spider-Man y Web of Spider-Man, para poder asignar a estas sus nuevos equipos creativos y ponerse de acuerdo a la hora de sincronizar las colecciones y las aventuras que a partir de entonces se iban a contar.

En resumen, era necesario un plazo de unos meses para llevar a buen puerto estos ajustes, motivo por el que desde Marvel Comics decidieron darle manga ancha a un joven J.M. DeMatteis, después de haber pasado por series como Los Defensores o Capitán América, para poner en práctica esa extraña y obsesiva idea que tenía sobre “un superhéroe saliendo de la tumba después de haber sido enterrado vivo”. La Última Cacería de Kraven es un relato oscuro y sombrío con poco que ver con la línea clásica del personaje, una obra realmente heredera de su tiempo; sin ir más lejos, un año antes, Frank Miller había deslumbrado al público con El Regreso del Caballero Oscuro y el Watchmen de Alan Moore y Dave Gibbons había comenzado su andadura personal que acabaría por redefinir el panorama del género superheroico en décadas posteriores. La Última Cacería de Kraven era el turno de Spider-man, como comentaba hace una década Julián M. Clemente, de pagar “el precio del duro realismo que impregna el cómic de superhéroes de los ochenta”. Una obra que se vería eclipsada inevitablemente por los títulos antes mencionados, verdaderas obras maestras del género superheroico, quedando relegada a un segundo plano la epopeya arácnida propuesta por J.M. DeMatteis y Mike Zeck. No obstante, esto no consiguió evitar que esta perdurase en la memoria de muchos seguidores y lectores que con el tiempo, al igual que había ocurrido con La Muerte del Capitán Marvel de Jim Starlin en 1982, convirtieron La Última Cacería de Kraven en todo un cómic de culto y en uno de los mejores relatos marvelitas de la década de los ochenta.

Preparando una Tumba para Spider-man

“¡Arde, araña, arde
en la jungla de la noche…!
¿Qué ojo o mano inmortal
pudo concebir tu terrible simetría?”

Pero el camino hasta llegar allí no iba a ser precisamente fácil. El preámbulo que tenía en mente J.M. DeMatteis, apenas una imagen en la cabeza del guionista estadounidense, fue presentada primeramente como una miniserie de Wonder Man que fue rechazada tajantemente por Tom Defalco, el entonces editor ejecutivo de Marvel Comics, dejando ya entrever lo difícil que sería llevar a buen puerto su idea. Posteriormente el autor se llevó su petición a la competencia, en DC Comics J.M. DeMatteis le comentó su visión a Lein Wein, supervisor de la línea Batman de la editorial, vendiéndole una historia en la que el Joker creía matar al vigilante de Gotham City y “con la razón principal de su existencia eliminada, la mente del villano colapsa” y “se vuelve cuerdo” pero cuando semanas después Batman consigue regresar de la tumba “la frágil nueva existencia de Joker es trágicamente destruida”. La historia fue descartada debido al hecho de que, por entonces, Len Wein ya tenía otra historia demasiado parecida sobre la mesa, La Broma Asesina de Alan Moore y Brian Bolland, y aunque J.M. DeMatteis reemplazó al villano por Hugo Strange, como él mismo explica, “para entonces, Len Wein se había independizado y Denny O’Neil lo había reemplazado como editor de Batman” y el no de este último fue rotundo. Finalmente, en el año 1986, después de aceptar ser el nuevo guionista de The Spectacular Spiderman, J.M. DeMatteis le comentó su propuesta a Jim Owsley, editor de la línea de Spider-man, que para su sorpresa aceptó con un escueto “Hagámoslo”. Aunque Jim Owsley abandonó el puesto poco después su sustituto, Jim Salicrup, mantuvo la promesa hecha y bautizó a la historia como La Última Cacería de Kraven, aunque el título elegido en un principio por el guionista había sido Terrible Simetría en honor de su héroe literario, William Blake que, coincidencias o casualidad, también tendría un papel destacado en el Watchmen de Alan Moore y Dave Gibbons. También sería idea de Jim Salicrup alternar la historia entre los tres títulos de Spider-man del momento a lo largo de dos meses, algo a lo que “ahora estamos acostumbrados”, explica J.M. DeMatteis, pero “en 1987 era algo revolucionario”.

Mientras trabajaba en la historia J.M. DeMatteis descubrió que Spider-man “era de lejos una mejor elección que Wonder Man o Batman” ya que, en su opinión, “Peter Parker es posiblemente el personaje más auténtico, emocional y psicológicamente hablando, de cualquier universo superheroico”. No tan claro estaba desde el principio el papel de Kraven el Cazador en el relato, de hecho, no aparecía en los primeros bosquejos de los guiones de J.M. DeMatteis ya que este había optado de primeras por desarrollar un nuevo villano. Pero, casualmente, revisando una tarde el Marvel Universe Handbook y al detenerse por azar en la página dedicada al personaje empezó a asociar ideas, su nacionalidad rusa con la obra de su compatriota Fiódor Dostoievski, que le permitieron comprender a Sergei Kravinoff y hacer que “en un instante” la historia entera cambiase de punto de vista. Por otro lado, el dibujante Mike Zeck, artista que había trabajado anteriormente con J.M. DeMatteis en la serie regular del Capitán América y que había participado en el crossover marvelita Secret Wars en 1984, fue el designado para hacerse cargo del apartado gráfico de La Última Cacería de Kraven.

El dibujo de Mike Zeck, como lo describe J.M. DeMatteis, “es fluido, energético, profundamente emocional”, resultando un candidato ideal para encargarse de una historia con una sensibilidad tan especial como en la que se pensaban embarcar ambos. El artista estadounidense quedó muy impresionado por el guión de su compañero ya que consideraba que tenía en sus manos “la versión definitiva de Kraven el Cazador, y una historia que tenía el potencial de clásico” en contraposición al “villano de bajo calibre que reaparecería con las mismas posturas cada cierto tiempo” que hasta entonces había sido. Aprovechando la presencia de Mike Zeck en el proyecto J.M. DeMatteis decidió rescatar en el argumento a otro villano que ellos dos habían creado en su estancia en Capitán América, Alimaña, que se convertiría en un elemento vital en la trama de la historia sirviendo de “contraste entre la visión de Spider-man de Peter Parker y la distorsionada de Kraven”.

Por otro lado, el apartado gráfico quedaría ampliado con la inclusión del entintador Bob McLeod, co-creador junto a Chris Claremont de los Nuevos Mutantes y un habitual en las series arácnidas de finales de los años setenta y mediados de los años ochenta, cuya veteranía aportaría un toque clásico al dibujo de Mike Zeck, ayudaría a realzar la ya de por sí marcada capacidad expresiva del trazo de este último y a cumplir con los plazos de entrega que siempre habían sido el talón de Aquiles del dibujante. En cuanto al color, pasaría a manos de Janet Jackson cuyo trabajo, oscuro, tenebroso y con una paleta cromática muy limitada, como exigía una historia en la línea de La Última Cacería de Kraven, captaría a la perfección el tono que J.M. DeMatteis tenía en mente y se compenetraría adecuadamente con el dibujo de Mike Zeck y el entintado de Bob McLeod.

No obstante, en el año 2006 Mike Zeck e Ian Tetrault, colorista y profesional de la infografía, llevarían a cabo un recoloreado de La Última Cacería de Kraven con motivo de una nueva edición de la obra en Estados Unidos, versión que encontraremos en la última publicación en nuestro país de la presente historia editada por Panini Cómics en 2007 en la colección Spider-man, Los Imprescindibles. Anteriormente, en el año 2000, la desaparecida Cómics Forum de Planeta DeAgostini publicó La Última Cacería de Kraven en el número treinta y siete de su línea Obras Maestras que mantiene las características de la edición original estadounidense de los ochenta. Sea como sea, estamos ante un clásico indispensable en cualquier biblioteca marvelita y en la de cualquier aficionado al cómic y el género superheroico, una obra con la que J.M. DeMatteis y Mike Zeck nos ganan la partida en un juego en el que ellos mismos han dispuesto las piezas y el tablero.

Sinopsis de La Última Cacería de Kraven

Después de saborear su luna de miel y de asistir al velatorio de Joe Face, un soplón de los bajos fondos de New York, Peter Parker, nuestro amistoso vecino Spider-man, es incapaz de percatarse en la lluviosa noche que, oculto entre las sombras, se encuentra un antiguo enemigo suyo que ahora esta llamado a convertirse en su némesis más letal: Kraven el Cazador. Sergei Kravinoff no es el mismo de antaño, su orgullo se encuentra herido después de tantas derrotas a manos de la Araña y le han llevado a la locura, lo que hace que ataque como un animal herido y resulte más mortal que nunca. Kraven el Cazador tiene un plan, ha decidido matar a Spider-man, enterrar su cuerpo y usurpar su lugar para así demostrar su superioridad allí donde el arácnido ha fracasado anteriormente. De esta manera, mientras el cazador saborea las mieles del éxito Spider-man se verá enfrentado a su mayor desafío, sobrevivir a la muerte, pero para ello antes deberá aceptar quién se esconde bajo su máscara y así poder renacer de sus cenizas.

Autopsia y análisis de La Última Cacería de Kraven

“Soy Kraven la bestia.
Mi mente es rabia y gloria.
Mi corazón es fuego y orgullo.
Mi cuerpo es gracia y poder.
Soy Kravinoff el hombre”

La Última Cacería de Kraven es una obra que podríamos calificar como el Born Again de Spider-man, pero en este caso al estrella de la función no es tanto el héroe como el villano, un sorprendente Kraven el Cazador, alter ego del empobrecido aristócrata ruso Sergei Kravinoff, una creación más de la larga lista achacada a Stan Lee y Steve Ditko cuya primera aparición registrada la encontramos en el The Amazing Spiderman #15 del año 1963, una historia versionada posteriormente por J.M. DeMatteis, Mike Zeck y Shawn MacManus en The Sensational Spiderman Annual´97 bajo el redundante título de La Primera Cacería de Kraven. Los primeros enfrentamientos de Spider-man contra Kraven el Cazador ya dejaban claro que no era un villano como los que hasta entonces habían hecho acto de presencia en la serie en sus primeros números. Al revés que otros acérrimos enemigos de Peter Parker, Kraven el Cazador no buscaba el poder, el dinero ni la venganza, su objetivo era más primario, como se demuestra en su presentación en sociedad junto a El Camaleón su meta es derrotar al lanzarredes con sus propias manos y probar su superioridad frente a él. El personaje, no obstante, fue dando tumbos en sucesivos años y mostrando una personalidad algo ambigua y contradictoria acorde con la posición jerárquica de villano de segunda fila en la que acabaría cayendo. “No podría superar a los de la categoría de Doctor Octopus o el Duende Verde”, comenta J.M. DeMatteis, en lo que concuerda su compañero Mike Zeck que consideraba que “muchos autores y lectores coincidieron en creer que era sólo un payaso” siendo un personaje al que “nunca se le había dado el tratamiento de villano que podría tener”. Ciertamente, con esas perspectivas presentes nadie podría haber intuido que J.M. DeMatteis sería capaz de revestirlo de una presencia y un carisma como el que demostraría en La Última Cacería de Kraven, todo un retrato psicológico del personaje donde este abandonaba su condición recurrente de sparring para renacer encarnado en el más letal de los enemigos de Spider-man.

De esta manera, Kraven el Cazador heredaba de forma “apócrifa” y momentánea el papel que Norman Osborn, el Duende Verde original, había ostentado como némesis definitiva de Spider-man en los años sesenta y principios de los setenta, título que mantendría de manera póstuma durante años después de que en 1973 Gerry Conway y Gil Kane nos narrasen en The Amazing Spider-Man #121 su epifanía final en la mítica y dramática La Muerte de Gwen Stacy. Pero Kraven el Cazador iba a llegar más lejos que nadie, traspasando cualquier limite alcanzado alguna vez por ningún adversario del cabeza de red, transfigurándose en una amenaza más allá de lo personal, atentando a la mismísima identidad del arácnido y desmontándolo trozo a trozo de forma parecida a como Kingpin había hecho con Daredevil en el Born Again de Frank Miller. En La Última Cacería de Kraven, la obsesión del personaje por superar a Spider-man le ha llevado a la locura, J.M. DeMatteis nos descubre a un hombre que ha vivido mucho más de lo que pensábamos, con unos ideales más férreos y marcados de los que podíamos presentir en las historias clásicas del villano.

Su carácter y personalidad se encuentran empañados de la melancolía y el orgullo que le otorga su pasado, redescubierto por J.M. DeMatteis, y que le han llevado a renunciar a la civilización, un “mundo corrupto” según su visión, en favor de lo salvaje, la dignidad y el honor. En última instancia, Kraven el Cazador se convierte en un antecedente al tipo de “enemigo íntimo y personal” que funciona como analogía oscura del héroe y que se pondría de moda ya a finales de los años ochenta, llegando a su apogeo en los noventa, un tipo de villano que acabarían personificando en los cómics de Spider-man nombres como Venom o El Chacal. Pero estos, a pesar de todo, no pasarían de ser meras fotocopias deslucidas del cazador de cazadores, cuyo cadáver ha sido corrompido recientemente en la actual etapa de The Amazing Spider-man en el relato Cacería Macabra de Joe Kelly, Zeb Wells y Michael Lark en el cual Kraven el Cazador es devuelto a la vida.

La Última Cacería de Kraven es un estupendo tour de force psicológico, casi de corte shakesperiano, entre sus dos protagonistas y antagonistas, Kraven y Peter Parker, marionetas y demiurgos al mismo tiempo, atrapados ambos en una atmósfera opresiva y enrarecida que impregna toda la historia y en la que campan a sus anchas referencias a la literatura dostoievskiana y la poesía de William Blake. Esta dualidad desarrollada en la trama parte de la reinterpretación llevada a cabo por los autores de Kraven el Cazador, personaje obsesionado aquí hasta la médula con restaurar su honor y el de su familia, mostrando claros síntomas de padecer una enfermedad mental, “toda su obsesión por Spider-man era un reflejo de esa enfermedad”, viene a confirmar J.M. DeMatteis, lo cual inevitablemente conduce al dramático y famoso desenlace del personaje.

Frente a la muerte verdadera, la de Kraven, tenemos la muerte metafórica de Spider-man, “has asesinado a una máscara, pero no has asesinado a un hombre” clamará Peter Parker desde la tumba, encarando una metamorfosis, como un auténtico insecto saliendo de la crisálida, que resulta una reivindicación de lo humano y del verdadero héroe que hay dentro de él. Como relata a propósito de esto J.M. DeMatteis en The Story Behind the Hunt “fue la presencia de Mary Jane, su corazón y alma, lo que alcanza el corazón y alma de Peter, obligándolo a levantarse del ataúd, fuera de la tumba, hacia la luz”. El héroe que escapa de su tumba no es ya el mismo, ha renacido, ha cambiado y mutado, pero principalmente es consciente de su mortalidad de una manera que antes no podía serlo, como evidencia el hecho de que al principio del relato sea capaz de imaginar la muerte de sus seres queridos pero le cuesta permitirse pensar en la suya propia.

“Soy Peter Parker.
Es lo único que he sido, lo único que seré.
Y voy a ser libre. No puedes detenerme.
No puedes mantenerme aquí.
Has asesinado a una máscara,
pero no has asesinado a un hombre.”

Mientras, Kraven ha estado asumiendo la identidad del héroe, una visión más violenta y enfermiza de Spider-man que anticipa y predice la inminente llegada de Venom en 1988, resultando también, como comentaría Julián M. Clemente en su día, “una metáfora de lo ocurrido en la industria del cómic en aquellos últimos años ochenta y primeros noventa” en la que los términos se habían pervertido hasta tal punto que el “cómic adulto era igual a cómic violento, cómic moderno era igual a psicópatas disfrazados”. Concretando, por un lado tenemos a Kraven el Cazador, un personaje de fuerte caracterización nietzscheana e ideales animistas y anárquicos, por otra parte, contamos con la personalidad contrapuesta de un Peter Parker de hondas raíces dostoievskianas en el que reside un tipo de religiosidad innata que bebe y se alimenta de su natural sentido de la responsabilidad. Entre medias se encuentra el atormentado y repulsivo Alimaña, un personaje que cumple la función de mera excusa argumental, un macguffin que sirve de nexo de unión entre ambos contendientes y realidades, un punto de vista “neutral” que sirve de plataforma a un relato que “explora como nos vemos a nosotros mismos y cómo nos ven los demás”. Cuando los dos personajes se reencuentran, después de sus transiciones relacionadas con la vida y la muerte, la de Peter Parker y la de Kraven respectivamente, las visiones de ambos sobre el mundo en que creían vivir se han modificado percatándose en el camino de que el círculo vicioso al que se encontraban atados, el mismo del que nos habla La Broma Asesina de Alan Moore y Brian Bolland, se ha roto definitivamente en mil pedazos. La melancolía, la tristeza e incluso cierta tensión homoerótica flotan en el ambiente, aspectos que parecen enunciar los últimos estertores de la tragedia y el final de un largo ciclo que queda sellado con la muerte de Kraven en una escena que ha pasado a la historia del cómic por méritos propios.

La muerte se lleva entre bambalinas a un personaje que J.M. DeMatteis y Mike Zeck nos han obligado a apreciar, a un hombre que en sus últimos momentos recordando la locura de su madre ignora la suya propia creyendo haber reconquistado su honor y que le llevan a reconocer finalmente en su adversario a “un buen hombre”. “Así que apaguen las luces, cierren las cortinas, déjenlo descansar en paz y regocijémonos con su triunfo final” exclama Mike Zeck en el artículo In Our Sights: Kraven’s Last Hunt del número treinta y cinco de la revista Back Issue de 2009, donde el dibujante confiesa que “secretamente estaba feliz de que su muerte significara que nadie más podría coger al personaje y arruinarlo”. En su día, en la muerte del personaje hay quién quiso ver una cierta apología del suicidio pero “la muerte de Kraven fue consecuencia de la historia”, afirma su guionista, “el eventual suicidio es hacía donde el personaje fue dirigido”.

No obstante, por petición expresa de Tom DeFalco, el cual había recibido muchas cartas en las que algunos lectores hablaban de la glorificación del suicidio que ellos habían interpretado de forma errónea, el mismo equipo creativo que había desarrollado La Última Cacería de Kraven se reunió de nuevo en 1992 para firmar un epílogo a la historia titulado El Alma del Cazador, un relato que aunque interesante no llegaba a rozar a su magistral precedente y cuyas puntualizaciones resultaban innecesarias. En definitiva, La Última Cacería de Kraven de J.M. DeMatteis y Mike Zeck se alza por derecho propio como una obra maestra del género superheroico, un relato adulto y claustrofóbico con una potente carga simbólica abierta a múltiples interpretaciones y relecturas cuya influencia en el cómic de superhéroes ha proliferado y echado raíces en obras y autores posteriores desde Todd McFarlane a Kevin Smith y todo lo que hay entre medias. Con La Última Cacería de Kraven aprendimos que los villanos, aunque parezca mentira, también tienen alma y constatamos, por si teníamos alguna duda, que los verdaderos héroes nunca mueren.

Enlaces destacados
Artículo anteriorLa noche que murió Gwen Stacy
Artículo siguienteEntrevista a Greg Rucka
Barcelona (Septiembre, 1980). Licenciado en Historia. Empecé mi relación con el mundo de la viñeta leyendo las adaptaciones de clásicos ilustrados. Más tarde, conocí a personajes icónicos de la historieta nacional como Mortadelo y Filemón, Superlópez y Pafman, entre otros muchos. Las publicaciones de Forum me introdujeron al mundo de los superhéroes, Dragon Ball me brindó una puerta de entrada al manga y con V de Vendetta descubrí las posibilidades reales del cómic. En la actualidad, el cómic independiente y el manga son mis principales intereses como lector. Colaboro en Zona Negativa hablando de cómic y otras galaxias cercanas. También participo en otras publicaciones del medio como Comicmanía y Otaku Bunka
141 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Raúl López
Admin
18 noviembre, 2011 8:09

Esta historia es el motivo por el cual Spiderman es mi personaje favorito, estando en sexto de egb mi profesor de historia trajo a la hora de biblioteca Comics y yo con mis tiernos once años cogí esta miniserie, sencillamente alucine y en ese momento me convertí en fan de los Comics de superhéroes.

Daniel Gavilán
18 noviembre, 2011 8:22

Estupenda reseña Jordi, de la que para mi es una de las mejores historias jamás publicadas dentro del comic de superhéroes. La historia, esa narrativa que parece la reencarnación del espíritu de William Blake, esa atmósfera malsana que recubre a toda la obra… creo que pocas lecturas han conseguido sobrecogerme tanto como esta obra. Desde ese arranque con ¡la tumba de Spider-Man! y Spider-Man junto a ella para que cuando le vemos quitarse la máscara… descomunal. Desde la primera página hasta la última que me pasé con el con un puño a cada golpe de pala en la tierra mojada, cada relámpago y garras clavándose en el suelo.

pd: “Ellos dijeron que mi madre estaba loca…”

Kratos May
Kratos May
Lector
18 noviembre, 2011 8:48

Estupenda historia y gran analisis Jordi.
 
Una pena que (spoiler sobre Brand New Day y Kraven)

Aviso de Spoiler

a alguien se le ocurriese la nefasta idea de resucitar a Kraven (asi que te equivocaste ZEck, a Kraven si que lo han vuelto a tratar) solo por derramar sangre de Peter o Kaine (ya la podian haber utilizado con tia May en lugar de hacer un pacto con el demonio). demostrando una falta de originalidad absoluta utilizando otra resurreccion debido a la falta de imaginacion para crear buenos villanos. Total para lo que han utilizado a Kraven desde entonces…

De todas formas eso no quita que esta historia sea una de las mejores de la historia de los comics. Negra, absorvente y adulta como pocas.
 
Saludos.

Manuel
Manuel
Lector
18 noviembre, 2011 8:51

Una corrección, Dave Gibbons dibujó Watchmen, no Killing Joke, ese fue Brian Bolland.

peta-z
Lector
18 noviembre, 2011 8:53

pues a mi esta aventura supuso el final de mi epoca forum de spiderman (y de todo lo demás). Hasta panini lo deje en stand by, quitando algún numero suelto de cualquier colección que pillaba en el kiosko pa tener algo que leer en el baño. Si me gustó pero no a ese punto de delararle eterna pleitesia, claro que era la época en la que me empezaban a rechinar los comics de superheroes y ya no los leia con los mismos ojos. Años más tarde volví a caer en el vicio, y debe ser que tras pasar la juventud, abandonar la música y otras cosas complementarias, los ojos vuelven a su sitio, aunque con algunas dioptrías de más.
Debería volver a leerla porque en su día no la aprecié en su justa medida, a ver si la encuentro en las estanterias.
Lo que no me parece sinceramente es que sea la mejor historia de la historia de Spiderman ni mucho menos.

Kenrae
Kenrae
Lector
18 noviembre, 2011 9:00

Yo también me enganché a Spiderman por esa época. Grandísima historia, mi preferida del personaje junto a la muerte de Gwen.

jorgenexo
jorgenexo
18 noviembre, 2011 9:17

No sé si la mejor pero, objetivamente, sí de las mejores. Cómo me ha gustado siempre el traje negro y qué bien lo dibujaba Zeck.
La reciente recuperación de elementos de la saga, simplemente, execrable: como tantas recuperaciones de elementos de gloriosas historias pasadas, deberían de estar prohibidas a nivel editorial. Lamentablemente Spidey es uno de los personajes que más ha tenido que pagar por la falta de imaginación de algunos guionistas: toda o prácticamente toda ocasión en la que se ha vuelto atrás recuperando personajes o situaciones de etapas clave del personaje, los resultados han sido penosos: la vuelta de Norman, la vuelta del clon (y clones), al revisión de la historia de Gwen, esa absurda reaparión del tío Ben que no era el tío Ben, la aparición del padre y la madre de Peter que realmente no lo eran… Desbarajustes retrocontinuistas o desbarajustes a secas, pretendiendo sacar partido de historias y elementos que narradores previos elevaron a niveles de excelencia.
La última cacería de Kraven debería de haber figurado entre las historias intocables. No lo ha sido pero, realmente, da igual: siempre tendremos la original.

Tiegel
Tiegel
18 noviembre, 2011 9:29

Jordi, deberías haberlo escrito todo en mayúsculas. Una historia así se merece ser comentada a gritos 

HoTh
HoTh
18 noviembre, 2011 9:36

Excelente historia y excelente artículo. A veces sueño con que se vuelvan a hacer cómics así, o como mínimo, que al leer algo nuevo ahora con mi edad y experiencia como lector pudiera sentir esa misma sensación que sentí al leerlo por primera vez. En estos días lluviosos, quedarse en casa, entre el sofà y una manta y leer “La Última Cacería de Kraven” es algo cercano a un momento ideal.

Pako
Pako
Lector
18 noviembre, 2011 9:38

En su momento no la leí, pero tenía ganas de echarle la mano pues había oido varias críticas positivas. Finalmente pillé un recopilatorio en la biblioteca, pero no pasé del primer número, vaya tostón!!

jorgenexo
jorgenexo
18 noviembre, 2011 9:52

No está hecha la miel…

spiderhunk
spiderhunk
Lector
18 noviembre, 2011 10:36

OBRA MAESTRA…Spidey tratado por fin como icono…Equipo creativo de lujo…mi adolescencia se veía recompensada por leer a la araña desde los cinco años…para mi, Kraven sigue muerto…

Iván
Iván
18 noviembre, 2011 10:50

Pa la buchacha!

reecom
reecom
18 noviembre, 2011 11:09

Pues yo si me aventuro a decir que es, con mucho, la mejor historia de Spiderman de todos los tiempos.
 
Cuando la lei con 10 o 12 años, me parecio la historia mas madura, completa,redonda y adulta sobre Superheroes Marvel que habia leido hasta entonces.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
18 noviembre, 2011 11:19

Una historia de cuando los tebeos de superhéroes molaban de verdad.

Por cierto, no me gusta la traducción que le dieron a la versión del poema de Tyger. En el original: “Spyder, spyder burning bright! In the forests of the night what immortal hand or eye could frame thy fearful symmetry?

En vez de “Arde, Araña, arde” sería “Araña, araña, ardiendo brillante”, que creo que queda mejor.

johnny alpha
johnny alpha
18 noviembre, 2011 12:07

Nunca llegué a leerla porque dejé a Spidey poco antes, pero me recuerda poderosamente a uno de los números fórum en el que se presentaba a Puma aceptando el contrato por matar a Spidey de manos de la Rosa. Siempre me encantó ese número. Creo que fue poco antes?

Brin London
Brin London
18 noviembre, 2011 13:02

la ultima caceria de kraven es el born again de spider-man que gran verdad.la unica historia de spidey en la que era crucial que estubiese casado o tubiese pareja ya que hay se noto el vinculo entre peter y mary jane,RAIMI APRENDE.

billyboy
billyboy
Lector
18 noviembre, 2011 13:15

Creo que fue la primera vez que vi un comic de marvel que me presento algo diferente a lo habitual,estando acostumbrado en que en DC se diesen de vez en cuando estos casos.

Fantastica obra,como me impacto en su dia el tema alimenticio en este comic XXD,viendo comer a los villanos ratas,gusanos, arañas y hasta personas.

jorgenexo
jorgenexo
18 noviembre, 2011 13:36

Creo que fue la primera vez que vi un comic de marvel que me presento algo diferente a lo habitual,estando acostumbrado en que en DC se diesen de vez en cuando estos casos.
¿Lo cualo?

Hachas
Hachas
Lector
18 noviembre, 2011 14:31

Pues yo me quedé igual

billyboy
billyboy
Lector
18 noviembre, 2011 14:45

Jorgenexo en el articulo tienes ejemplos,Watchmen,DKR,V de Vendetta,año 1,comics mas adultos donde el heroe no suele salir bien parado.

franz
franz
Lector
18 noviembre, 2011 14:48

Tiempos de Spiderman que ¿no volverán?. Como fan, aunque ya no compro los números actuales, TE SIGO ESPERANDO SPIDEY!

jorgenexo
jorgenexo
18 noviembre, 2011 14:59

Te acepto la comparativa con año 1, y con reservas: la última cacería fue una historia plenamente integrada en la continuidad y las series mensuales del trepamuros, y en ello, además de la calidad innegable de la historia y dibujos, reside una parte muy importante del mérito de esta obra. Una historia extraordinaria sin que suponga una revisión del personaje, ni una vuelta a lo orígenes, ni un comic ambientado en un futuro semiapocalíptico…

Loki
Loki
Lector
18 noviembre, 2011 15:25

Destacar que si el nunca bien ponderado Bob Mcleod no hubiera entintado a Zeck ,el dibujo de la caceria no hubiera sido ni la mitad del bueno (vease secret wars) y es que Mcleod controla la iluminación y los contrastes de forma soberbia, Mcfarlane nunca lucio tan bien como con sus tintas y como dibujante tampoco estaba mal…

Lord Deu
Lord Deu
18 noviembre, 2011 15:30

Notable como los Marvelitas le otorgan un valor a esta historia que no tiene. Es una gran historia pero no esta en el apartado de Obras Maestras. -Año uno. DKR. Watchmen. KIlling JOke- Esas si.

Dentro de unos pocos meses saldra un reportaje de “God Loves, Man Kills” y saldra otro lote de gente diciendo que es la mejor de la historia, lo mejor de los superheroes, mientras que en este apartado nadie se recordo de esta. Y nadie se recordara de la Caceria de Kraven, asi como practicamente nadie lo hace, en las listas de historias de todos los tiempos de casi cualquier sitio especializado.

Ocioso
Ocioso
Lector
18 noviembre, 2011 15:49

Por dios, es Deu.
Es la única persona que se conozca que tenga el cerebro dividido en un solo hemisferio.

Punicher
Lector
18 noviembre, 2011 16:41

una historia redonda de cuando los cómics aún conseguian sorprendernos realizada por un equipo creativo en lo mejor de sus carreras, por mucho que joda a ese de DC (que evidentemente también tienen joyas de esa época para dar y tomar)

johnny99
johnny99
Lector
18 noviembre, 2011 17:13

junto con la muerte de jean dewolff, mi historia favorita de spiderman

Curioso
Curioso
Lector
18 noviembre, 2011 21:55

– el Joker creía matar al vigilante de Gotham City y “con la razón principal de su existencia eliminada, la mente del villano colapsa” y “se vuelve cuerdo” pero cuando semanas después Batman consigue regresar de la tumba “la frágil nueva existencia de Joker es trágicamente destruida” –

Solo decir que J.M. DeMatteis si llego a ver publicada esta visión de su historia, se llamo “Going sane” (“Volverse cuerdo” en este lado)

Lord Deu
Lord Deu
18 noviembre, 2011 22:35

“Los marvelitas -que conste que la distinción la pones tú- le otorgan valor a una historia que TÚ consideras que no la tiene.”

Y que curiosamente suele ser olvidada en practicamente la totalidad de las listas de las mejores obras del comic de sitios especializados. E incluso del comic de Superheroes.

samanosuke
18 noviembre, 2011 22:50

Hola Lord Deu.

Sólo te he leído en contadas ocasiones a lo largo de diferentes entradas de Zona Negativa, y sólo quería decirte que ya aburres. De verdad, me da pena que alguien que disfrute de los cómics tome un bando, ya que se está perdiendo gran cantidad de obras maravillosas. Piénsatelo, de verdad, y si lo ves oportuno, creo que deberías cambiar de actitud. Verás como lo agradecerás tras algunas lecturas.

Ocioso
Ocioso
Lector
18 noviembre, 2011 23:16

Ya me está empezando a caer mal el puñetero Watchmen. Que pesadez.

sherifmet
sherifmet
Lector
18 noviembre, 2011 23:33

el problema delos dceitas es que se cuelgan siempre de the dark knight , año uno , the dark knight strikes again , watchmen , todas obras muy buenas , si , pero de los 80 – 90. no puedes estar toda la vida sosteniendote de las mismas obras.

watchmen y las demas (las que acabo de mencionar) estan empezando a cansarme. las inflan tanto que uno termina odiandolas. es como un forero de foros dz , el cual decia que noi le gustaban ni hibari ni fran (de katekyo hitman reborn (un manga bastante bueno , tiene 362 capitulos y trata sobre la mafia , aunque los primeros 60 capitulos son humoristicos , despues se hizo un manga de peleas muy bueno)) porque las fangirls hablaban tanto de ellos que termino por cansarles. bueno , lo mismo me pasa con esas obras.

Tetsujin
Tetsujin
Lector
19 noviembre, 2011 0:30

De todas maneras, que algo como Watchmen sea de DC me parece puramente circunstancial. Como dice jorgenexo, la comparación sería como mucho con Año Uno, estamos hablando de un arco argumental perfectamente integrado en la serie regular del personaje y restringido por esto mismo, lo cual tiene mucho mérito.Igual no es de las mejores obras unitarias, pero seguro que es de los mejores arcos argumentales que hay.

reecom
reecom
19 noviembre, 2011 0:30

“el problema delos dceitas es que se cuelgan siempre de the dark knight , año uno , the dark knight strikes again , watchmen , todas obras muy buenas , si , pero de los 80 – 90. no puedes estar toda la vida sosteniendote de las mismas obras”

THE DARK KNIGHT STRIKES AGAIN es una obra muy buena??? muy buena???

Vamos que yo soy uno de los pocos seres pluricelulares a los que les gusto (para mi vergüenza) , mas que nada por lo rematadamente absurda que es, y el ultimo adjetivo que se me ocurriria es “buena”

Por lo demas decir que da la casualidad que la obra del articulo tambien es de los 80 y que los marvelitas tambien suelen (o solemos) recordar hasta la saciedad obras de esa decada, mas que nada porque fue la decada que mas y mejor produccion de comic de superheroes tuvo.

Despues solo nos queda un paramo desierto y desolador de mediocridad e ineptitud donde de cada 50 obras 1 tiene un nivel decente.

Suerte que los 90 en comic de no-superheroes fueron mas uqe decentes.

sherifmet
sherifmet
Lector
19 noviembre, 2011 1:26

ya se , pero otra cosa es recordarlas y tenerlas en un pedestal y otra es hablar de ella siempre.
la verdad que yo soy mas de recordar a los unacnny x force , venom , old man logan , civil war , the ultimates vol 1 y 2, lobezno (el volumen nuevo), x factor , second coming , messiah complex , avengers academy , new x men , new x men academy x , astonishing x men vol 1 y 2 , la saga de civil war de spiderman , la future fundation y varias mas enves de series viejas , pero lo de hablar de watchmen ya es cansante.

q-cho
q-cho
Lector
19 noviembre, 2011 4:49

Lord deu si que necesita sexo con chicas, incluso mas que el “amigo” ocioso XD.
P.D.  No soy marvelzombie ,pero tampoco ahi que ser extremistas pues al fin y al cabo estas obras sean la empresa que sea ,las fabrican para entretener (y vender dicho sea de paso) 

honorio76
honorio76
Lector
19 noviembre, 2011 6:15

Yo soy DCeista y me encanta La Última Cacería de Kraven :p

x_vjack
x_vjack
Lector
20 noviembre, 2011 4:28

Umm tal vez Spidey estaria mejor si lo mataran e hicieran un reinicio

Venderia mas jajaja

Falta de creatividad, marvel deberia dejar de matar a los personajes seria mas creible si los dejara invalidos o los enviara a otro pais para regresarlos para cuando se les acaben las historias

desafortunadamente esto no venderia como las supuestas muertes resurrecciones

Sara
Sara
6 junio, 2012 10:19

Un artículo muy bueno, Jordi!!
Para mí también es una gran gran historia, más oscura de lo que suelen ser las historias de Spidey, pero muy bien encajada con el personaje, para darle una profundidad que de vez en cuando no viene mal.
Y soy tanto de Marvel como de DC 😉

Mr. X
Mr. X
Lector
6 junio, 2012 10:32

Soy más lector de DC que de Marvel, pero eso no me impide considerar que La última cacería de Kraven es una jodida obra maestra (y por cierto, me gusta más que The Killing Joke, que a pesar de toda mi inmensa admiración por el barbudo me parece un pelín sobrevalorada)

Guildartz
Guildartz
6 junio, 2012 10:36

Genial reseña Jordi T. Pardo, que más se puede decir que no se haya dicho ya por aqui… En fin, coincido con todos, esta no es solo una de las mejores historias de Spiderman sino también del cómic en general. La cataloguen o no de obra maestra, seguirá igualmente siendo apreciada por la gran mayoría de aficionados al cómic 😉
 
Solo añadir una cosilla, Spiderman, tú antes molabas… vuelve!…U_U

Mr. X
Mr. X
Lector
6 junio, 2012 10:39

Tigre, tigre, que te enciendes en luz
por los bosques de la noche
¿qué mano inmortal, qué ojo
pudo idear tu terrible simetría?

¿En qué profundidades distantes,
en qué cielos ardió el fuego de tus ojos?
¿Con qué alas osó elevarse?
¿Qué mano osó tomar ese fuego?

¿Y qué hombro, y qué arte
pudo tejer la nervadura de tu corazón?
Y al comenzar los latidos de tu corazón,
¿qué mano terrible? ¿Qué terribles pies?

¿Qué martillo? ¿Qué cadena?
¿En qué horno se templó tu cerebro?
¿En qué yunque?
¿Qué tremendas garras osaron
sus mortales terrores dominar?

Cuando las estrellas arrojaron sus lanzas
y bañaron los cielos con sus lágrimas
¿sonrió al ver su obra?
¿Quien hizo al cordero fue quien te hizo?

Tigre, tigre, que te enciendes en luz,
por los bosques de la noche
¿qué mano inmortal, qué ojo
osó idear tu terrible simetría?

Nada, es que molaba poner el poema de Blake completo.

spiderhunk
spiderhunk
Lector
6 junio, 2012 10:47

Es muy fuerte,pa tres veces que he escrito aquí,ver a alguien usando mi mismo nick…soy tan paleto que no sé ni ponerme un avatar,pero no sé, coincidencia o no,me ha dado mal rollo. Spiderhunk-the Other…manifiéstate! Por lo menos coincidimos en que esta historia es una maravilla, y no hay necesidad para ello de compararla con Moores ni con Millers…

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 junio, 2012 11:20

TIGER, tiger, burning bright
In the forests of the night,
What immortal hand or eye
Could frame thy fearful symmetry?

In what distant deeps or skies 5
Burnt the fire of thine eyes?
On what wings dare he aspire?
What the hand dare seize the fire?

And what shoulder and what art
Could twist the sinews of thy heart? 10
And when thy heart began to beat,
What dread hand and what dread feet?

What the hammer? what the chain?
In what furnace was thy brain?
What the anvil? What dread grasp 15
Dare its deadly terrors clasp?

When the stars threw down their spears,
And water’d heaven with their tears,
Did He smile His work to see?
Did He who made the lamb make thee? 20

Tiger, tiger, burning bright
In the forests of the night,
What immortal hand or eye
Dare frame thy fearful symmetry?

Pues yo en inglés, ea.

Mr. X
Mr. X
Lector
6 junio, 2012 11:21

Así suena todavía mejor 🙂

LUISFRAN79
Lector
6 junio, 2012 11:26

Esta historia la lei en la coleccion Marvel Heroes (ainch! que tiempos aquellos) allá por el 88 creo.En esa epoca tenia ocho años,acababa de empezar a leer comics de superheroes,y recuerdo que fue una historia demasiado adulta para mi,en aquellos tiempos no supe apreciar lo que de verdad es,una historia adulta,oscura y tenebrosa,de las que ponen a spidey al limite de sus fuerzas fisicas y psiquicas,una joya de saga! A todo esto,aunque sigo bastantes colecciones del momento,toda esta nostalgia me hace pensar que tiempos pasados comiqueros fueron mejores;mirabamos los comics con otros ojos, todavia habia cabida a la sorpresa, incluso pienso que los dibujantes de aquella epoca,sin tantos adelantos, les daban mil vuestas a los de ahora.En esta epoca nos quieren sorprender,y salvo escasas veces,lo unico que hacen es meter la pata pero….los que hemos leido comics desde la niñez no podemos vivir sin ellos!!!asique,pongamos cara de sorpresa alguna que otra vez!!:)

Kravinoff
Kravinoff
6 junio, 2012 11:51

Mi cómic super favorito de siempre.
Y el tigre de William Blake es una fucking maravilla.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
6 junio, 2012 11:55

“Y que curiosamente suele ser olvidada en practicamente la totalidad de las listas de las mejores obras del comic de sitios especializados. E incluso del comic de Superheroes.”

Alma de Dios, ¿qué listas te lees tú, criaturita? Desde luego una que diga que The Dark Knight strikes again es una obra maestra solo vale como chiste.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
6 junio, 2012 11:56

THE DARK KNIGHT STRIKES AGAIN es una obra muy buena??? muy buena???

 
A mí me encanta.
No me parece absurda. Mucha gente se sintió confundida por el cambio de estilo de dibujo y diagramación de Miller, el color de Varley y que la historia tomara una dirección diferente de lo que los aficionados esperaban.
 Y, por supuesto, está el grupo que no la ha leído y se dedica a repetir las críticas de otros.
 
Me gusta casi tanto como DK.

jorgenexo
jorgenexo
6 junio, 2012 12:19

Qué mosqueo me he llevado al ir leyendo las entradas y encontrarme con una mía… ¡de hace medio año! Pero está bien, hay que reciclar…

Isabel López
6 junio, 2012 13:08

Una de las cosas sorprendentes de esta historia es que se pueda hacer una obra maestra con un personaje tan chorra -al menos, tan chorra en mi humilde opinión- como fue siempre Kraven.

Juanete Chupete
Juanete Chupete
Lector
6 junio, 2012 13:09

Yo esta historia me la pille completa en uno de los coleccionables de Planeta. La verdad es que es estupenda. Y no entiendo cómo nadie ha aprovechado a un villano como Kraven para alguna pelicula de Spiderman. Le daría un tono menos ligero a las peliculas de Spiderman…

rorschach
rorschach
6 junio, 2012 13:25

Gran tebeo. No es mi DeMatteis favorito (lo prefiero en el Team-up) pero tiene momentos irrepetibles. Me encanta el enfrentamiento con Carroña en las alcantarillas con Spidey saliendo huyendo espantado. O la despedida de MJ en la ventana con la tormenta de fondo. Y los durísimos dibujos de lord ZECK.

El Dark Knight arácnido debió ser la historia insinuada por Strac en el Amazing 500. http://smlk.es/wUXLYF

Spirit
Lector
6 junio, 2012 13:26

Hay quien dice, yo entre ellos, que Spiderman es un personaje que ha tenido de forma general un estupendo nivel en sus etapas, especialmente en la colección madre de Amazing. Con la excepción de los horribles años 90 y de esa cosa de OMD, la verdad es que ha sido una colección cuidada con gran nivel de “enganche”, mezclando con acierto la soap opera superheróica y urbanista con los grande momentos.
 
Sin embargo, mal que nos pese, Spiderman no tiene una GRAN HISTORIA del tipo AÑO UNO, BORN AGAIN, QUE LE SUCEDIÓ AL HOMBRE DEL MAÑANA, etc…Tiene grandes etapas, grandes sagas, pero no una historia definitiva que rompiese esquemas.
 
Lo más parecido quizás sea ésta historia. No obstante, yo creo que, aún siendo magnífica, está un poco lastrada porque si la lees sin saber gran cosa de kraven, carroña, etc…te quedas un poco vacío, como me pasó a mí.

Deke Rivers
Deke Rivers
Lector
6 junio, 2012 13:39

“Sin embargo, mal que nos pese, Spiderman no tiene una GRAN HISTORIA del tipo AÑO UNO, BORN AGAIN, QUE LE SUCEDIÓ AL HOMBRE DEL MAÑANA, etc…Tiene grandes etapas, grandes sagas, pero no una historia definitiva que rompiese esquemas.”

Si la tiene. La muerte de Gwen Stacy.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 junio, 2012 13:43

Spirit,Deke: para mi esa gran historia es la del Comepecados y la muerte de Jean DeWolff. De hecho, me gusta más que Born Again.

jorgenexo
jorgenexo
6 junio, 2012 13:51

Sin embargo, mal que nos pese, Spiderman no tiene una GRAN HISTORIA del tipo AÑO UNO, BORN AGAIN, QUE LE SUCEDIÓ AL HOMBRE DEL MAÑANA, etc…Tiene grandes etapas, grandes sagas, pero no una historia definitiva que rompiese esquemas.
Joder, es que eso es precisamente lo que hace cojonudo, genuino, al personaje: no es necesario (o no lo ha sido) llevarlo al límite, revisionarlo, volver a sus orígenes, hacer una limited específica, o un especial, o yo que sé, para hacer esa historia redefinidora de la hostia puta que todo el mundo recuerda.
Y, qué queréis que os diga, pero hay decenas, cientos, de comics de Spiderman que la dan mil vueltas a la absurdamente sobrevalorada QUE LE SUCEDIÓ AL HOMBRE DEL MAÑANA. No sé qué cojones le veis a esa historia, ni siquiera entre las escritas sobre Supermán (aparte de repetir como loritos sus excelencias dado que es obra del GRAN Barbas).

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 junio, 2012 13:53

jorgenexo,

“¿Qué le sucedió al hombre del mañana?” es uno de los mejores tebeos de Superman y del cómic de superhéroes en general, un regalo para los lectores con un cariño enorme por el personaje.

Juanete Chupete
Juanete Chupete
Lector
6 junio, 2012 13:58

No me dejéis con la mosca, ¿Qué le pasó al hombre del mañana?  Yo no lo se, si alguien lo sabe que lo cuente, que está mal guardar secretos.

Ocioso
Ocioso
Lector
6 junio, 2012 14:01

Yo tampoco le veo nada tan superespecial a Que le sucedió al hombre del mañana. Está bien, pero decir que es la mejor historia del Superman pre-Crisis supone reconocer implícitamente que el resto son muy flojitas.

samanosuke
6 junio, 2012 14:04

Yo la leí gracias al coleccionable, aunque también tengo este tomo. Fue toda una sorpresa y me impactó bastante una historia tan oscura en ese momento. Ojalá Panini se dignara a sacar un nuevo coleccionable con la nueva peli, molaría que continuase el azul (que curiosamente acaba con el epílogo que menciona Jordi, El Alma del Cazador) a pesar de que cogería algún material cuestionable, o mejor material anterior que continuase las grapas de la colección John Romita. Eso sí que molaría y no tomos de elevado precio con material mil veces editado.

jorgenexo
jorgenexo
6 junio, 2012 14:06

Debo de ser un anormal, qué le vamos a hacer: a mí me parece una historia sin más, que no está mal, pero más trascendente por el momento en el que se realizó (justito antes de las primarias Crisis) que por lo que cuenta y cómo lo cuenta. Pero, ya te digo, seguramente sea problema mío. Y, entre nosotros…

Aviso de Spoiler

…con All Star Superman me viene a pasar parecido de lo mismo: que sí, que está bien pero… ¿para tanto es? Para mí, desde luego, NO. Prefiero mil veces esa etapa de Clark y Lois en la tele (sacada de continuidad, creo), de la que nadie parece acordarse, a estos tebeos de Grant “escribo Carraspio en la pared con mi orina y a mis fans les perece metaliteratura” Morrison, con diferencia.

Pero, en fin, que es que yo lo que soy es a(o sub, para gustos)normal, qué le vamos a hacer.

samanosuke
6 junio, 2012 14:09

Por cierto, nunca quedó tan claro como con esta historia que no hay malos personajes, sino malos guionistas.

A mí me encantan tanto ésta como la muerte de Gwen, pero soy otro de los que prefieren esa maravilla que es la saga del Comepecados. Joder, qué momentos, qué tragedia, qué impotencia. Lo grande que podía haber sido Peter David en la colección… Y la decepción que supuso su vuelta para Friendly Neighborhood antes del OMD. 🙁

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 junio, 2012 14:11

jorgenexo, igual lo tuyo es problema con Superman, porque

Aviso de Spoiler

All Star Superman es uno de los mejores, o el mejor, tebeo de superhéroes que he leído en los últimos años, y pienso que debería ser modelo a seguir para la industria. Y no soy gran fan de Morrison cuando se le pira la pinza, pero cuando hace las cosas bien…

Y yo también voy un poco a contracorriente con gustos, pero hay cosas que son como son 😀

jorgenexo
jorgenexo
6 junio, 2012 14:11

¿Qué le pasó al hombre del mañana?
Básicamente, Juanete,

Aviso de Spoiler

que se dejó bigote. Y poco más, en serio.

Armin Tamzarian
Autor
6 junio, 2012 14:24

A mí las historias de Alan Moore para Superman no me gustaron en su momento, pero a cada relectura me agradan más, sin volverme loco.

All Star Superman por el contrario me parece una obra maestra, es más, me gusta el Batman de Morrison, pero se le da muchísimo mejor retratar al de Krypton, pero mucho más.

jorgenexo
jorgenexo
6 junio, 2012 14:26

Nob:

Aviso de Spoiler

All Star tambien es uno de los mejores comics de superhéores que he leído en los últimos años, qué duda cabe, pero ¿qué reside ahí, la grandeza de un comic, de éste en concreto, o la mediocridad de todo un género? That´s the real question, my friend.

De todas formas, algo de problema mío sí que hay: tenía tales expectativas con él, que necesariamente no iban a poder ser colmadas. Si te digo que incluso el dibujo de Quitely lo vi más flojo que de costumbre…

Armin Tamzarian
Autor
6 junio, 2012 14:35

All Star Superman es el trabajo que mejor recupera la luminosidad del sense of wonder comiquero clásico desde… ni me acuerdo. Y ese Quitely por dios, ese Quitely.

Ocioso
Ocioso
Lector
6 junio, 2012 14:35

El All-Star Superman tampoco me parece para tanto. Es de lo poco que tolero de Morrison, mas que nada porque se le entiende. Lo único destacable de este tebeo es Quitely, aunque estoy de acuerco con Jorge cuando dice que tampoco es su mejor trabajo. Coño, es que las viñetas tienen menos fondos que un Estudio 1.
 
Seguramente los mejores Superman son el de los años 50-60, aunque está claro que no es manjar para todos los paladares, y el de Byrne.
Pero para mí el mejor de todos es el Superman que se pega con Muhammad Ali. Nunca ha estado mejor dibujado ni ha resultado tan heroico. Dicen que es una historia fuera de continuidad porque sale un personaje real. ¡Pamplinas! Es una historia de Superman, el que está fuera de continuidad es el negro.

Mr. X
Mr. X
Lector
6 junio, 2012 14:38

“All Star Superman es uno de los mejores, o el mejor, tebeo de superhéroes que he leído en los últimos años, y pienso que debería ser modelo a seguir para la industria. Y no soy gran fan de Morrison cuando se le pira la pinza, pero cuando hace las cosas bien…”

Suscribo.
Ah, y a mí también me gusta DK2.

Armin Tamzarian
Autor
6 junio, 2012 14:38

El que está fuera de continuidad es Superman, ahí el importante es Ali, si ni siquiera salió peleando con él en la película de Michael Mann.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
6 junio, 2012 14:42

La última cacería de Kraven es una de las mejores historias de Spiderman y de Kraven. Cuando empiezo a leer el coleccionable azul siempre leo esta antes que las otras, porque es una obra maestra. Y el dibujo es cojonudo.
 DKSA es una obra menospreciada. Personalmente, creo que es una ida de olla agradable de leer y muy entretenida.
 All Star Superman es una gran obra. Bien es cierto que se necesita un gran bagaje de la historia de Superman. Pero bueno, muy emotiva, eso sí.

Mr. X
Mr. X
Lector
6 junio, 2012 14:50

“Es de lo poco que tolero de Morrison, mas que nada porque se le entiende”

Y luego nos quejaremos de que todos los cómic de las grandes editoriales son refritos de refritos. Morrison, Ellis y pocos más, con todos sus altibajos, son los únicos que desde el mainstream proponen algo distinto.

Ocioso
Ocioso
Lector
6 junio, 2012 15:08

A Ellis y a esos pocos mas se les entiende. A Morrison normalmente no.

Ocioso
Ocioso
Lector
6 junio, 2012 15:21

Eso, Identidad secreta. La mejor historia de Superman…aunque no sea Superman.
Y volvemos a lo de siempre. A Marvel le salen mejor las series regulares y a DC los proyectos especiales.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
6 junio, 2012 15:23

 Yo no le tengo ganas al tomito de Moore de Superman, gracias a don Armin.
 Y coincido con Oci.

Spirit
Lector
6 junio, 2012 15:27

Personalmente, a mí me gusta más EL HOMBRE QUE LO TENÍA TODO, también del barbas y también de Superman, pero he puesto como ejemplo la de QUE SUCEDIÓ AL HOMBRE DEL MAÑANA como ejemplo de tener una historia redonda, de referente, mítica, que suscite el unánime aplauso de aficionados a los supers y lectores en general que no se acercan a los súpers.
 
Superman tiene etapas y etapas mediocres, años de sopor total ante sus aventuras. Eso no lo tiene Spiderman, que desde el principio hasta los 90 fue un contínuo enganche fresco y adictivo. Pero, en cambio, Spiderman (en mi opinión) no tiene esa obra redonda, mítica, trascendente más allá de los cómics, de varias lecturas, etc…como puedan ser las mencionadas obras del barbas o, si queréis a otro nivel, como LA MUERTE DEL CAPITÁN MARVEL, o los episodios de la patrulla dibujados por barry smith.
 
Y no quiero desviar el tema del hilo, pero a mí ALL STAR SUPERMAN me defraudó bastante. Es demasiado referencial y has de conocer bastante la mitología de Superman para apreciarla, a la vez que no deja de ser la presentación de viejos conceptos una y otra vez pasados por el ácido de morrinson en versión “solo media dosis”.

Mr. X
Mr. X
Lector
6 junio, 2012 15:34

“…pasados por el ácido de morrinson en versión “solo media dosis”.”

A mí el Morrison que más disfruto es el “dosis completa”: el de la Doom Patrol, Los invisibles y EL asco (más o menos, por este orden). Pero ojala hubiera más cómics de superhéroes hechos con la mitad al menos de amor al personaje, detallismo y emoción que All Star Superman.
O la última cacería de Kraven, claro.

Armin Tamzarian
Autor
6 junio, 2012 15:48

Y tengo que decirlo pero ya

¿Que Sucedió con el Cruzado Enmascarado? se mea en ¿Que le Sucedió con el Hombre del Mañana?

Ahí lo dejo.

Carlos Cruz
Carlos Cruz
Lector
6 junio, 2012 16:02

“All Star Superman es uno de los mejores, o el mejor, tebeo de superhéroes que he leído en los últimos años, y pienso que debería ser modelo a seguir para la industria”
 
Por favor, no, que no lean esto los mandamases de Marvel y digan: “Chicos, esto es el modelo a seguir”. Personalmente, cambio un par grapas sueltas de Brubaker en Capitán América por todo el tomo del All Star (incluso de la 2ª edición española, con la portada sin repetir).
 
A mí me parece una historia curiosita, graciosa, muy documentada… pero también pedante (bueno, es Morrison, eso se le presupone) nada emocionante, y lenta como un documental de caracoles. Me recuerda a esas esculturas en que algún friki reproduce a base de palillos la torre Eiffel o el cuadro de la Meninas. Sí, muy currado pero, ¿valía la pena el esfuerzo? Hemos quedado en que la gente gastó pañuelos a mogollón con la muerte de Gwen (no entremos de nuevo en qué los usaron). ¿Soltó alguien alguna lágrima con esa pseudomuerte de Superman (por favor, si alguien entiende que esto es spoiler que lo edite, aunque a estas alturas, supongo que no)?
 
En fin, que coincido con los que creen que está sobrevalorada. Y lo mismo el ‘¿Qué le sucedió al hombre del mañana? Al fin y al cabo la dibujaba Curt Swan y eso sólo ya le quitaría automáticamente el título de obra maestra.
(ya de paso, ¿por qué cuándo se habla de obras maestras sólo se suele considerar el guión, cuando el cómic, si algo tiene propio, es el narrar con dibujos. Yo ha habido muchos tebeos que sólo los he comprado por ojear los monos. Y me ha merecido mucho la pena).
 

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 junio, 2012 16:06

Jordi, por eso digo que All Star Superman debería ser el modelo a seguir para la industria. El rollo Planetary, Authority y esas movidas lo que han conseguido es inundarnos de héroes “modernos”, “urbanos”, molones-que-te-cagas y chungalis. Aventuras de superhéroes de toda la vida como ASS (me encantan las siglas XD) es lo que hace más falta.

Ocioso, efectivamente, Morrison mola cuando se le entiende. Por eso no puedo con los Invisibles.

Spirit, yo el All-Star Superman lo leí sin saber gran cosa de la mitología del personaje y ya puedes leer en mis comentarios lo que me ha parecido.

Armin, para mi las dos llegan a estar a la par. Me sorprendió muchísimo que Gaiman volviera a hacer algo bueno.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 junio, 2012 16:09

Carlos,

Yo soy marvelita de toda la vida y cambio todo los tebeos de los Bengadores, Nuevos Bengadores, Bengadores Bengados y básicamente la mitad de Marvel moderno por un tebeo de verdad como All Star Superman.

Y para abrir otra línea de polémica, ya que hablais de comics sobrevalorados, para mi el Capi de Bru lo es. Historia entretenida y no mucho más.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
6 junio, 2012 16:17

 Nob, el Capi de Bru puede estar sobrevalorado o no (en mi opinión, no), pero es que ha echo un montón de cosas interesantes con él. Pero esto ya es cuastión de gustos.

Ocioso
Ocioso
Lector
6 junio, 2012 16:18

¿Como que Spiderman no tiene una obra de referencia?
Pues sí, la tiene. Se llama Amazing Spider-man, tiene algo menos de 15.000 páginas, y sacan un apéndice todos los meses.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
6 junio, 2012 16:21

 Spiderman no tiene una obra de referencia? Are you crazy?
 Vamos a ver: por qué coño te crees que mi nick tiene que ver con el personaje? No sé, digo yo.
 Y otra: de que va este post?

Lord Deu
Lord Deu
6 junio, 2012 16:24

Que penoso ver como para elogiar a Marvel siempre se ocupa una referencia de una obra superior de DC.

Mr. X
Mr. X
Lector
6 junio, 2012 16:25

“Yo soy marvelita de toda la vida y cambio todo los tebeos de los Bengadores, Nuevos Bengadores, Bengadores Bengados y básicamente la mitad de Marvel moderno por un tebeo de verdad como All Star Superman.”

Como decero, también lo cambiaba por los liternas azules, verdes, negros, rojos, etc.
Y por la Civil War & Crisis infinita, House of M, Blasckest night, etc etc…

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
6 junio, 2012 16:28

 Lord Deu, das pena. Siempre con el mismo rollo. Y siempre. Y así en casi todos los post.

Carlos Cruz
Carlos Cruz
Lector
6 junio, 2012 16:30

NobTetsujin, yo no pienso que el Capi de Bru esté sobrevalorado, lo que pasa es que tío lleva ya guionizándolo siete años y, lógico, no todo el tiempo ha estado al mismo nivel. Sin embargo, desde el reinicio de numeración y la llegada de Steve McNiven creo que ha vuelto a coger el punto.
Aunque no es perfecto, Brubaker es seguramente el guionista que mejores ideas tiene hoy en Marvel, y con más regusto clásico en sus giros y cliffhangers, tirando del fondo de armario de personajes de los 60 y 70. Lo peor es precisamente que estira demasiado esas ideas, y más que descompresion narrativa a veces parece la técnica del chicle. Pero, en conjunto, chapeau.
 
Yo en el momento en que leí a John ‘celosito’ Byrne decir que a él ya se le había ocurrido resucitar a Bucky (lisiado, además) durante esos pocos números que hizo con Roger Stern en los 80 (aunque no llegó a salir, me cachis la mar), supe que había que echarle un vistazo a lo que estaba haciendo Brubaker en la serie.
 
 

jorgenexo
jorgenexo
6 junio, 2012 16:39

Spiderman (en mi opinión) no tiene esa obra redonda, mítica, trascendente más allá de los cómics, de varias lecturas, etc…
Joder, Spirit, Jordi T. lo expone muy bien aludiendo al carácter arquetípico de Batman o Superman, pero el resumen es que… Spiderman NO NECESITA esa obra redonda, ese cómic único ultraponderado por la crítica, porque lo mítico de Spiderman es, precisamente, el diseño del personaje y su entorno a todos los niveles y el desarrollo de su historia a lo largo de centenares de comics (hasta los 90, como dices tú). Lo expongo en el hilo de La muerte de Gwen: tú te lees el comic aquel tan hipercojonudo de Byrne del Joker contra Superman (“¿Y por qué no?”), y no necesitas nada más que saber lo que representan tanto el kriptoniano como el payaso, sus atributos icónicos, para gozarla como un enano, en muy poquitas páginas, además, creo recordar. Sin embargo, para sentir el impacto real del 121 de Amazing, tienes que haberte encariñado con Gwen, interiorizado lo que siente Peter por ella, detestar al Duendecillo Verde y compadecerte de Norman. Y esto sólo se consigue, o se consigue plenamente,… habiéndote leído la serie, a ser posible, desde sus inicios. Y con lo que pasa a continuación, el acercamiento a MJ, los problemas de Normie con las drogas, etc, etc, ocurre lo mismo: son comics extraordinarios porque formaban parte de una serie extraordinaria.
TDK (y TDKR, que yo también soy fan) es genial porque trabaja con personajes plenamente arquetípicos, sin ellos no funcionaría. Hay que ser muy cojonudo para hacer lo de Born Again, con un personaje que nunca terminó de ser un primera línea, pero Born Again es casi una historia fuera de la serie de Daredevil, es casi una ruptura con lo que había antes de la llegada de Miller y, además, supuso una destrucción y reconstrucción plena del hombre sin miedo. Peter todos los días estaba sin un puto duro, con la tía May a punto de cascarla, puteado por JJ, con esas asginaturas pendientes para licenciarse y resfriado y/o ulceroso. Y no por ello entendíamos que fuera necesaria una historia de redención para que emergiera triunfante. Porque ¿quien quiere un Peter triunfante? Parece que las nuevas generaciones, que tras ver un Spidey cinematográfico aclamado por la población neoyorkina necesitan un Peter con un curro cojonudo a todos los niveles que imaginar pueda y un Spiderman plenamente (a todas luces excesivamente) integrado en la comunidad superheróica. Pero esto no durará, ni siquiera en la Spiderlandia post mefistazo.
Por cierto, sabía que Oci compartiría mis reservas (ojo, que tampoco son críticas) ante las supermaníacas magnas obras comentadas (hay demasiadas cosas en las que coincido con ese señor, me tiene mosqueado, al menos en términos de productos de entrenimiento), pero me alegra ver que somos unos cuantos quienes no vemos en el All Star Superman la santísima leche que otros muchos ven (y nos venden) y que  consideramos que el What happened…? tiene su gracia pero poco más.
Ah, por cierto, Armín: ¿Que Sucedió con el Cruzado Enmascarado? me pareció una verdadera memez. Eso sí que es un comic sobrevalorado, y lo demás chorradas. No le llega a, yo que sé, Luz de gas, como ejemplo de buena historia batmaniana, sin volver a mi adorada Broma asesina, ni a la suela de los zapatos. Si con All Star me decepcioné pero reconocí que podía ser debido a lo mucho que esperaba de ella habida cuenta las reseñas leídas, con ¿Que Sucedió con el Cruzado Enmascarado? llegué a la conclusión de que había una extraña confabulación para convertir una sosada de tebeo en un superventas referencial sólo por el placer de demostrar que los lectores de cómics de superhéroes carecemos de criterio alguno. Vamos, que si ese tebeo es tan bueno, “Los 4F El fin”, por ejemplo, carece de término aplicable en castellano para caracterizar su grandeza. 

Carlos Cruz
Carlos Cruz
Lector
6 junio, 2012 16:42

Y como dice Ocioso, Spider-man tiene 15.000 páginas, o las que sean, que más que una referencia son un manual o una antología de buen hacer. El que quiera consolarse con que su personaje favorito tiene una miniserie cojonuda a cargo de un guionista y un dibujante que ni siquiera son los habituales de la serie, pues, bueno, es su gusto. Supongo que eso queda muy bien para adornar con el tomo el mejor sitio de la estantería, justo al lado de las figuritas de Lladró; encuadernarlo en piel de mofeta y enseñárselo a todas las visitas, aunque con cuidado de que no lo abran más de 45º.
 
Yo me aficioné a los tebeos cuando se compraban mes a mes en el quiosco, y el placer era por entregas y con continuará. Y te aseguro que todo un Volumen 3 de Spiderman de Vértice dio para muuuuuuuuuchos buenos ratos, que suman más que una miniserie.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
6 junio, 2012 16:42

“…detestar al Duendecillo Verde…´´
 Joder, si al final todos habeis leído Vértice, no, Jorge?

jorgenexo
jorgenexo
6 junio, 2012 16:52

Y Oci ya lo ha expuesto a la jodida perfeccción.

jorgenexo
jorgenexo
6 junio, 2012 17:13

Sí, tío, somos generación Vértice. Y en aquella época, pese a que hay quienes podían permitirse seguir series, nuestro contacto con Marvel era hipercaótico, al menos el de los pocos lectores de superhéroes que conocía yo: veías cualquier comic Vértice y a comerle la cabeza a algún adulto (cercano) para que te lo comprara… Yo me tiré años especulando sobre el origen de los 4F, por ejemplo, dado que no coincidí con ningún tebeo en el que se narrara su origen, no compraba los Peter Parker porque me dio por pensar, por el título, que eran tebeos en los que Peter perseguía el crimen en su identidad civil… Luego también es cierto que la distribución era un puto caos: yo no empecé a coleccionar de forma más o menos ordenada hasta la era Surco, así que ya ves (y el último número que publicaron de La Patrulla X, el de la muerte de Fénix, además, se distribuyó especialmente mal, yo lo pillé en mercadillo varios años después de su salida). Y Bruguera ya sabes, no es que los comics se distribuyeran mal, es que, simplemente, la edición en sí misma era un puto chiste. Pero cuando empezaron a salir los Pocket de Ases, pese a que aún eran más mierdosos en términos de edición, se convirtieron casi automáticamente en piezas cotizadísimas, tantas aventuras de golpe…
Luego llegó Forum y todo cambió (para bien, incluso con aquella publicación de número y medio yankee por número español, contraportadas inclusive) pero, en el caso concreto de nuestro arácnido favorito, casi puede decirse que, salvo excepciones, a Forum ya le tocó comenzar a publicar el canto del cisne de Amazing y Peter Parker y, salvo excepciones conmemorativas (nº 100, nº 150), lo peor de Marvel Team Up, con Trimpe en su apogeo. Así que hasta que se comenzó con la recuperacion de material clásico (que bien nos vino Classic XMen, joder, pese a las nuevas páginas), los más viejos del lugar recordábamos la época Vértice con un cariño del copón porque… editaron las mejores historias de la historia de Marvel: Forum editaba mejor, qué duda cabe pero… el material que editaba era, en la mayor parte de las veces, de inferior calidad al que nos había introducido en el Universo Marvel.
A ver ¿por qué te crees que había tanta expectación con el Marvel Gold de los Defensores, por ejemplo? ¿Por qué crees que la gente se deja una pasta gansa (pese a las quejas), por todo lo que sale en la línea Marvel Golg, Omnogilds incluidos? Porque saben que ahí está lo mejor que ha salido y que, seguramente, saldrá de Marvel. ¿Y dónde te crees que lo consumieron en primer lugar? En comics Vértice y en glorioso blanco y negro, tío. Y con nombres tan guapos como Duendecillo Verde, Dan Defensor, Estela Plateada, Patrulla-X, La Masa, Pastinaca… Nombres tan chulos que algunos, pese a su escasa relación con los originales, se mantienen en la actualidad. Por suerte, aún puedes pillar mucho material Vértice por esos mercadillos, salones y librerías de Dios, mucho de ello, además, en un sorprendentísimo buen estado de conservación. Aunque, realmente, no lo necesitas, ahórratelo que, también por suerte, nos lo van reeditando todo en realtivamente buenas condiciones.

Omar Little
Omar Little
Lector
6 junio, 2012 19:02

Grande el dibujo de Zeck y grande el guión de deMatteis. Un tipo de historia que no era lo que se acostumbraba en la colección del lanzarredes. Ya se había enfrentado a la muerte varias veces anteriormente pero creo que nunca las pasó tan putas (ni de lejos) como en esta historia.

Armin Tamzarian
Autor
6 junio, 2012 19:42

“Ah, por cierto, Armín: ¿Que Sucedió con el Cruzado Enmascarado? me pareció una verdadera memez. Eso sí que es un comic sobrevalorado, y lo demás chorradas. No le llega a, yo que sé, Luz de gas, como ejemplo de buena historia batmaniana, sin volver a mi adorada Broma asesina, ni a la suela de los zapatos. Si con All Star me decepcioné pero reconocí que podía ser debido a lo mucho que esperaba de ella habida cuenta las reseñas leídas, con ¿Que Sucedió con el Cruzado Enmascarado? llegué a la conclusión de que había una extraña confabulación para convertir una sosada de tebeo en un superventas referencial sólo por el placer de demostrar que los lectores de cómics de superhéroes carecemos de criterio alguno. Vamos, que si ese tebeo es tan bueno, “Los 4F El fin”, por ejemplo, carece de término aplicable en castellano para caracterizar su grandeza. ”

A mí me parece una obra maestra a distintos niveles. Una glorificación de Batman como icono y de todas sus etapas, de todos los autores que lo han retratado de su peso en la cultura popular. Ese funeral al que asisten todos sus amigos y enemigos esa visión que tiene cada uno de los narradores de la muerte del personaje (una vez más alegoría de los muchos Batman que han existido a lo largo de más de 70 años) y Kubert emulando con su trazo a todos los ilustradores que han dejado marca en la estética del personaje me parece no sólo una joya es que (y ahora me voy a poner jorgenexero radicalizado, aunque no es mi estilo XD) si no te gusta ese cómic no te gusta Batman como personaje. Lo del libro de las Buenas Noches sencillamente para mí quedará como la muerte (¿y resurrección?) del hombre murcieálago por los restos de los restos.

Ocioso
Ocioso
Lector
6 junio, 2012 19:49

¿Lo del Cruzado enmascarado? Recuerdo que lo leí y me gustó. Y no me había vuelto a acordar del tebeo hasta ahora.
O sea, ¿cómo se llama cuando te lo pasas bien con algo y lo olvidas inmediatamente después?

Armin Tamzarian
Autor
6 junio, 2012 19:50

¿Onanismo?

Don Defendor
Don Defendor
Lector
6 junio, 2012 20:00

Sobrevalorado totalmente, lo leí hace un muchos años y me quedé igual, me gustó mucho más en aquella historia en la que se enfrentaba a Daredevil.

samanosuke
6 junio, 2012 20:01

>O sea, ¿cómo se llama cuando te lo pasas bien con algo y lo olvidas inmediatamente después?

Peter lo llamaría matrimonio.

¡CHISTE SOBRE EL MEFISTAZO, CON DOS COJONES!

Armin Tamzarian
Autor
6 junio, 2012 20:09
Ocioso
Ocioso
Lector
6 junio, 2012 20:34

Os lo he puesto a güevo para que hagais chascarrillos. De los habituales solo faltan Molon y el Reverendo, y se alcanzaría la perfección si alguien le pusiera el portatil en la barriga a Tiegel para que hiciera el suyo.

cristian Docolomansky
6 junio, 2012 20:36

Maravillosa historia. recuerdo quedarme helado tras devorarme en una calle de BCN en 1988 el primer número publicado en Marvel Heroes. Mi cabeza no podría asumir que Kraven lo hubiera matado…

Recomendada 1000%

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 junio, 2012 20:37

Armin, muy bien explicado lo del Cruzado Enmascarado. Yo me llevé la sorpresa, no me esperaba nada especialmente bueno de ese tebeo.

Mariano
Mariano
Lector
6 junio, 2012 21:04

Gran tebeo! Además, siendo de la segunda mitad de los 80 era una síntesis perfecta entre la densidad de obras tipo Watchmen o Dark Knight y la clasiquez actualizada de Thor de Simonson el material de Stern o el mismo material de DeMatteis de primeros 80.
Alguien alababa el trabajo de McLeod, y efectivamente hace un magnífico trabajo, pero creo que hubiera sido incluso mejor con John Beatty (recordemos su Captain america, no jorobemos con Secret-deprisa y corriendo que hay que sacarlo antes que Crisis-Wars.

Por cierto ¿para cuando un par de Extra Superhéroes con el material de DeMatteis y Sal Buscema para Spectacular en los 90?

molon labe
molon labe
Lector
6 junio, 2012 21:08

“O sea, ¿cómo se llama cuando te lo pasas bien con algo y lo olvidas inmediatamente después?”

“¿Onanismo?”

Buena respuesta, no lo he dicho yo antes por que tenia las dos manos ocupadas…

Ricardo Rafael
Ricardo Rafael
Lector
6 junio, 2012 21:35

Q tristeza haber nacido en 1987 y no haber podido disfrutar de estos comics en su epoca, aunque los he leido sopotocientas veces, en recopilatorios y especiales pero NUNCA sera lo mismo, ya NO se hacen comics como estos, tengo que conformarme con Mierdas de Bendis, o de Loeb o con Mefistazos..

Esta es una de las mejores historias de Spiderman, sin duda alguna.. Gracias por el excelente post. Felicidades Spiderman por sus 50 años

Ocioso
Ocioso
Lector
6 junio, 2012 21:37

¿Como se dirá hacerle una pajuela a un enano? ¿Onanenanismo?

Spirit
Lector
6 junio, 2012 21:41

jorgenexo; jo, qué bien lo has resumido…ah, qué tiempos aquellos. Ojalá no vuelvan nunca…
 
Yo en la época de finales de los 70-principios de los 80 era más de Bruguera (nací en el 74), y no fue hasta la entrada de zinco que entré en esto de los supers, pero es verdad; cuando caía algún tebeo VERTICE en mis manos, pese a no tener historias del desierto de anacleto, tenía esa magia tan especial, producto de tener lo mejor de Marvel a su alcance….

molon labe
molon labe
Lector
6 junio, 2012 21:47

¿Como se dirá hacerle una pajuela a un enano?

Tiene nonbre, tiene nombre, creo que se llama… Despedida de soltera, si, eso es.

Ocioso
Ocioso
Lector
6 junio, 2012 22:00

Resumiendo. Vertice publicaba fatal, pero la falta de información, la pésima distribución, la imposibilidad de completar las colecciones, y el barullo que provocaba que acontecimientos posteriores se publicasen años antes que otros anteriores, todo eso, envolvía a aquellos personajes en un halo de misterio haciendo de la experiencia lectora algo tremendamente personal y por tanto mágico. Recordemos que aquellos tebeos no existían: no se hablaba de ellos en la tele o en los periódicos. Aparecían en los escaparates de los kioskos de la nada.
Y aquellas portadas de Lopez Espí que otorgaban a los personajes una apariencia realista, algo que no tenían los originales americanos.
 
Y que les tocó toda la Marvel clásica, que viene a ser la “esencia” (puto palabro) de los personajes: Mas o menos los 150 primeros números de Spidey, los 100 primeros Team-up, la Patrulla-X clásica, la nueva Patrulla-X hasta la muerte de Fenix, los 200 primeros de los Vengadores, el Capi hasta la segunda espantada de Kirby….¡lo mejor de lo mejor!
Es curioso porque si hubieran acabado un par de años antes o un par de años después no les habría quedado tan redondo.
¡Oiga, que se quedaron a las puertas del DD de Miller! Pues sí, pero esa ya es otra Marvel.

Reverend Dust
Lector
6 junio, 2012 22:05

Como sigáis así me van a dar ganas de haber nacido en otra época… Oh, wait!

molon labe
molon labe
Lector
6 junio, 2012 22:09

A mi Vertice me pillo muy cani, mi verdadera eclosion fue con Forum y el numero 1 de Spiderman, joder es que esa portada te obligaba a comprar el tebeo.

Curioso
Curioso
Lector
6 junio, 2012 22:20

“fue la presencia de Mary Jane, su corazón y alma, lo que alcanza el corazón y alma de Peter, obligándolo a levantarse del ataúd, fuera de la tumba, hacia la luz”

Mary Jane ni Gwen ni Gata señores

Por un instante tuve un dejavu, pero veo que reposicionarón un articulo ya publicado 🙂

the drummer
the drummer
Lector
6 junio, 2012 22:23

ya está; lo habéis conseguido: mañana mismo me paso por casa de mi madre a rescatar todos los tebeos de vertice que se quedaron allí (de ésta me echan de casa si o si)

Deke Rivers
Deke Rivers
6 junio, 2012 23:00

Yo tengo sentimientos encontrados con este cómic. Creo que DeMatteis pretendía jugar en una liga sin tener realmente el nivel.

No es que el cómic sea malo, es simplemente “pretencioso”.

Alex Cruz
Lector
7 junio, 2012 1:08

>>>”””Su carácter y personalidad se encuentran empañados de la melancolía y el orgullo que le otorga su pasado, redescubierto por J.M. DeMatteis, y que le han llevado a renunciar a la civilización, un “mundo corrupto” según su visión, en favor de lo salvaje, la dignidad y el honor.”””

El planteamiento de JM Matteis es muy basico pero profundo. Kraven con una enfermedad terminal y solo quiere vencer a Spider-Man para morir en paz con su orgullo integro… En serio que JM Matteis estaba escribiendo historias epicas a mediados de los 80s. De Matteis en si no se concentra en darle profundida al personaje Spider-Man, De Matteis le da prfundidad a los personajes que interactuan con Spider-Man y Peter Parker solo re-acciona al impacto que le produce la interaccion con este personaje.

Se aprende mucho de los mejores guiones de JM De Matteis, los comics de los 80s rulean y rulearan por siempre.
http://alexcruz.deviantart.com/gallery/?offset=24#/dx1gw9
El salvajismo de mi personaje Tezcalt tiene mucha influencia de este Kraven que explora hasta las entrañas JM De Matteis…

Ese sentido digno de morir con honor es muy poco entendible en la vision del ciudadano comun de una urbe de los 80s. La vision del mundo de Kraven se ve anticuada y retorcida, ya no tiene lugar en este mundo y Kraven no se ve a si mismo en una cama de hospital sufriendo una enfermedad terminal. En la logica de Kraven un animal herido debe morir pelean con su rival y si este vencio a su rival, una revendicacion de honor integro es personarle la vida a su presa.

No es una apologia al suicidio como dicen las criticas, porque se entiende que Kraven viven en un estado salvaje y que esa es su manera digna y honorable de vivir y morir. JM De Matteis solo explica a detalle la vision y logica retorcida de un villano desequilibrado y amoral.

http://www.jmdematteis.com/2012/04/man-without-fearfinale.html

Me gustaria mucho ver en comic el guion que plantea JM De Matteis en una mini-serie o edicion especial.

http://www.mikezeck.com/images/home/20120412capSketch.jpg
http://www.mikezeck.com/images/home/20120415capCollage.jpg

El dinamismo que tiene el dibujo de Mike Zeck es

Alex Cruz
Lector
7 junio, 2012 1:21

El dinamismo que tiene el dibujo de Mike Zeck es… porque no dibuja los musculos en posiciones rigidas. Los musculos de sus personajes tienen dinamismo con los personajes en accion que dibuja sus contemporaneos Norm Breyfogle y Jackson Guice… Nada que ve la tendencia de musculos rigidos e hipertroficos que impuso Will Portacio, Jim Lee y el unico Rod Liefeld unos años despues… Mucho del dibujo re-materizado de Tod Mc Farlane de finales de los 80s tiene mucha influencia del estilo de Mike Zeck.

El Yamper
El Yamper
7 junio, 2012 5:48

No me parece que The Grim Hunt haya corrompido la memoria de La Ultima Caceria. Sobre todo porque Kraven hace lo que muchos fans deberiamos hacer: Recriminar el porqué reviven a personajes que habian muerto de manera mas o menos digna y por todo lo alto.

Deke Rivers
Deke Rivers
Lector
7 junio, 2012 9:36

¿Y no te parece pretencioso “utilizar una lírica e incluso poética ajena normalmente al cómic mainstream superheroico”?

Especialmente viniendo de alguien como J.M. DeMatteis.

No me entiendas mal, no estoy en contra de la premisa, digo que es mucha premisa para el autor del que hablamos.

Probablemente Alan Moore podría salir airoso, quizás tambien el Grant Morrison actual (el de los 80 puede que la pifiase tambien), pero me parece que es mucho que morder para DeMatteis.

Daniel Gavilán
7 junio, 2012 9:53

Si lo usa y le sale bien (que le queda de puta madre) no veo porqué Deke. O por lo menos estoy en contra de esa consideración de dividir a los guionistas en un sistema de clases en el que unos tienen derecho a aspirar a historias trascendentales y otros no.

Los guionistas no nacen predestinados a ser “buenos” o “malos”, sino que obtienen dicha categoría por la suma de las obras que van realizando. Y que DeMatteis (que siempre ha tenido unas inquietudes bastante “serias” y una lírica muy capaz) enfocase una historia como un poema macabro no es más pedante que el que tío que todavía compraba sus últimas cuchillas de afeitar decidiera romper las reglas haciendo que los enemigos de Superman descubriesen su identidad secreta o que el todavía “melenas” Grant Morrison se dedicase a romper la cuarta pared con un héroe de quinta fila

Deke Rivers
Deke Rivers
Lector
7 junio, 2012 10:03

“Si lo usa y le sale bien (que le queda de puta madre) no veo porqué Deke. O por lo menos estoy en contra de esa consideración de dividir a los guionistas en un sistema de clases en el que unos tienen derecho a aspirar a historias trascendentales y otros no.”

No hablo de eso. Es que no le queda “bien”. Le queda “un quiero y no puedo”.

Otros guionistas quizás podrían, DeMatteis no puede (del todo).

No pretendo establecer un sistema de clases para los guionistas, sino que simplemente DeMatteis no es capaz de salir airoso de la histora que está contando.

No quiero ser tampoco muy negativo. El Comic no es malo, es bueno. Pero es pretencioso. No alcanza ser lo que pretende ser.

Deke Rivers
Deke Rivers
Lector
7 junio, 2012 10:23

A mi no me parece tampoco mal guionista, pero a veces le pueden las pretensiones.

Personalmente creo que está bastante más logrado “Los Años Perdidos”, por ejemplo, en donde existe un mayor equilibrio entre las intenciones y los resultados.

Aunque en su segunda parte (Redención, creo que se llamaba) se le va, otra vez, de las manos el asunto.

Daniel Gavilán
7 junio, 2012 10:26

Yo es que no le veo “quiero y no puedo” Deke. De hecho ya me gustaría que algunas obras del bardo o Morrison (como la ya citada ¿Que sucedio con el Hombre del Mañana?, que -ojo- también me parece bastante buena) hicieran gala del manejo del tempo narrativo y el arte secuencial de La Última Cacería. O a mi por lo menos me llegaron mucho más aquellas secuencias con la pala del sirviente incrustándose en la tierra mientras los tambores resonaban como un corazón palpitante, cada plano de la tumba, cada “Ellos decían que mi madre estaba loca…” o toda la asfixiante atmósfera de este cómic que muchos de otras obras de “prestigio” de guionistas más reputados. Pero vamos, todo es cuestión de gustos, como siempre. A mi siempre me han fascinado los cómics “líricos” por alcanzar esa combinación perfecta entre la literatura y las artes plásticas que -bajo mi punto de vista- debería ser el cómic. Y en ese sentido, pocos cómics me parecen tan redondos como La Última Cacería, Arkham Asylum o Arma-X (y algún puñado más, que hablo de memoria)

Ocioso
Ocioso
Lector
7 junio, 2012 11:09

Esta discusión acerca de las capacidades “literarias” de DeMatteis me ha recordado que hace relativamente poco se hablaba de editar en España de una put….por primera vez su Moonshadow. ¿Alguien sabe algo?

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
7 junio, 2012 12:34

Mira que decir que la última cacería es un quiero y no puedo… y lo dice alguien que dice que BND tiene buenas historias.

jorgenexo
jorgenexo
7 junio, 2012 14:27

Arkham Asylum: para mí lo mejor, con diferencia, de Morrison. No entiendo a santo de qué cojones se puso de moda menospreciarla hace unos añitos, hasta el punto de que comunmente se califica como una obra menor del calvo. Hombre, al lado del curro que se casca McKean, es lógico que el guión se considere una aportación secundaria a este comic, pero joder, la historia es cojunuda, y la narración extraordinaria…

Armin Tamzarian
Autor
7 junio, 2012 14:36

Y cómo se cruzan las dos tramas y todo lo referido a la historia de Amadeus Arkham (lo de la cabeza dentro de la casa de muñecas me parece un apunte tan macabro como genial). McKean hace un trabajo de maestro pero la escritura de Morrison tiene lo suyo también (las referecnias a Carroll son acertadísimas), puede verse en el guión original que incluye la edición Absolute de Planeta. Lo mejor de ese trabajo es lo arriesgadísimo que era conceptual y estilísticamente para ser una historia de Batman y fue un merecido éxito.

jorgenexo
jorgenexo
7 junio, 2012 14:44

Y eso que cuando se comenzó a hablar de ella, cuando aún no se había editado, generó expectación sobre todo porque iba a ahondar en la “relación” de Bruce y Dick… y al final todo quedó en una provocacioncilla por parte del Joker… Curioso (o no tanto) que con los años Morrison haya vuelto a buscar notoriedad sacando el temita a colación.

khonshu
khonshu
Lector
7 junio, 2012 19:55

Menuda reseña, Jordi! Y es que una obra como esta no merecía menos.

Que a Spiderman le faltan obras maestras? Aquí mismo están reseñando una. y si hay quien no quiera verlo, pues oiga para eso están los gustos.

y la Cacería Macabra también es una buen historia. En mi opinión, la cagan un poco al final, pero lograron recuperar la atmósfera malsana de la caería original y esa era la parte más difícil.

Alex Cruz
Lector
8 junio, 2012 0:21

>>>”””Ese lirismo y esa profundidad psicológica siempre ha sido una de sus características y no algo que se sacase de la manga en La Última Cacería de Kraven; por ello no considero que le quedase grande el cometido, porque cumplía, de hecho siempre me ha parecido un guionista algo infravalorado, lo que si podríamos hablar es de sí esta historia era más apropiada para Spider-man o para algún otro de los héroes en los que había pensado previamente.”””

La linea de JM DE Matteis siempre ha sido explorar la profundidad psicologica de los personajes…

Creo que la obra mas infravalorada del mundo del comic de superheroes es “World of Kripton de John Bryne y Mike Mignola.” Nunca se le ha hecho una impresion justa y menos que se incluya el material del Predicador que dibujo Mike Mignola en los comics de Jerry Ordway… Toda la serie merece hasta una animacion de Bruce Timm… Pero los editores de DC siempre ha hecho todo lo posible por dejarla en el cajon del olvido.