Jeff Lemire no deja indiferente a nadie en sus Extraordinary X-Men (Análisis #1-#3)

Por
12
6725
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Los lectores de las series de la franquicia mutante de Marvel estamos acostumbrados a que los personajes enfrenten diversas situaciones imprevisibles, casi como si fueran un reflejo distorsionado de la incógnita “X” que tan bien luce en las portadas de las distintas series que protagonizan. Desde la marcha de Chris Claremont, generalmente, nos encontramos con etapas brillantes o excelentes de corta o media duración que están precedidas por una época larga y mediocre de la que únicamente escritores capaces pueden desarrollar posteriormente alguna idea allí planteada. Es por eso que muchos hemos estado esperando con impaciencia lo que ocurriría con los mutantes tras el final de Secret Wars, el gran último – bueno, penúltimo – evento de la Casa de las Ideas, ya que la rumorología sensacionalista apuntaba a un final abrupto de las publicaciones parecido al de la cabecera de Los 4 Fantásticos para dar mayor protagonismo a los Inhumanos por su presencia en el universo cinematográfico de los Marvel Studios.

Extraordinary X-Men

En realidad, esa amenaza inminente para el futuro de los mutantes está muy presente en las páginas de La Extraordinaria Patrulla-X, la nueva serie escrita por Jeff Lemire y dibujada por Humberto Ramos, pero solamente a un nivel casi metafórico, ya que la posible desaparición de la especie mutante sí está ligada a los Inhumanos, pero no por su éxito entre el público, si es que lo tienen a día de hoy, sino que es consecuencia directa de los hechos que viene narrando Charles Soule en las cabeceras donde cuenta las aventuras de la raza inhumana. Lemire también saca buen provecho de algunas de las ideas heredadas de la anterior etapa, la de Brian Michael Bendis como director de escena, para dar una sensación de continuidad bastante fluida pese a lo que supone el abrupto corte de varios meses entre el final del paso de Bendis por la franquicia y los hechos relatados en la nueva cabecera. Cuando el de Cleveland fue anunciado como el nuevo guionista de las series principales de la franquicia-X muchos no supimos qué esperar. Teníamos en mente su más que polémica etapa en Los Vengadores, criticada y alabada por igual entre el fandom por lo rupturista de su concepto inicial. Sin embargo, la andadura de Bendis será recordada por presentar dos ideas bastante potables que desarrolló con desigual resultado y que, insisto, en manos de guionistas capaces, pueden dar mucho de sí y parece que Lemire tiene algo en mente con ellas tras la lectura de sus tres primeros episodios.

En primer lugar, BMB apostó por traer el presente a la Patrulla-X original para convencer a Scott Summers de lo equivocado de su planteamiento tras la muerte del Profesor Xavier. Tal y como comenzó, esta ocurrencia parecía que iba a ser una genialidad, pero el desarrollo de personajes se estancó y solamente evolucionó a trompicones, como si de un símbolo de la convulsa adolescencia de sus protagonistas se tratara. Lemire recoge el testigo de Bendis dando un gran protagonismo a la joven Jean Grey, que intenta desesperadamente no cometer los mismos errores que su versión adulta, pero a ojos veteranos como los míos resulta evidente que está haciendo exactamente lo contrario. Lemire sitúa a Jean en la Universidad, alejada de la Patrulla y del triángulo amoroso que mantenía con Cíclope y Bestia de una forma análoga a las vivencias del personaje en los primeros tiempos de la serie de los años sesenta. Como es previsible, lo inevitable sucederá y acabará accediendo a acompañar a Tormenta y al Hombre de Hielo en busca de una solución a la extinción mutante. Algo parecido a lo que ya ocurrió en el pasado cuando el personaje tenía aproximadamente la misma edad. El futuro parece repetir el pasado, tal y como asegura un Viejo Logan acosado por las visiones del asesinato de la Patrulla-X a sus manos. La incorporación de este personaje creado por Mark Millar, y rescatado del Mundo de Batalla, es un gran aliciente para los lectores veteranos, ya que asistimos no ya al reencuentro entre éste y Jean Grey, sino a una nueva dinámica en su relación personal al vincularles a través del miedo a que su destino ya esté escrito. En estos primeros números el mayor interés de ambos está en no morir por la Patrulla-X, en el caso de la Chica Maravillosa, y en no matar a sus compañeros para el Viejo Logan, por lo que su unión al nuevo grupo supone un gran reto para ambos.

Extraordinary X-Men 3 portada

En segundo lugar, no está de más recordar que la verdadera revolución mutante planteada por BMB se vivió en las páginas de la Imposible Patrulla-X a través de las decisiones que Cíclope, Magneto y los suyos tomaron, llevando a los mutantes y al sueño de Xavier a un punto de aparente no retorno que quedó refrendado cuando Kitty Pryde dejó el bando de Lobezno para unirse a Scott Summers. Con Bendis, Cíclope se convirtió en el representante más extremo de la idea de convivencia entre humanos y mutantes y, con Lemire, Cíclope parece inspirar un nuevo cambio de camino porque, a raíz de su desaparición en un enfrentamiento con Los Inhumanos, los mutantes viven tiempos más desesperados, afrontando una extinción que ya ha comenzado a raíz de la esterilización de toda la especie por parte de las Nieblas Terrígenas liberadas en la atmósfera. Será Tormenta quien, una vez más, suceda a Cíclope y tome la decisión de reconstruir a la Patrulla-X para proteger a la especie, una gran carga que Lemire deposita en la gran líder de antaño. Sin embargo, y tal vez como un recordatorio de lo desdibujado que ha estado el personaje en las series principales de los últimos años, el fracaso y escaso poder de convocatoria a la hora de reclutar a otros X-Men para su causa marcará al personaje, que, además, está siendo visitada por un Profesor X fantasmal que, personalmente, me resulta uno de los aspectos más interesantes de este arranque de temporada.

Junto a Ororo se encuentran varios alumnos de la Patrulla-X, ascendidos ya a Hombres-X de pleno derecho por necesidad, y el Hombre de Hielo, quien, al menos en estos tres primeros números, no parece haber decidido seguir más allá de la gran revelación del Uncanny X-Men 600. Eso sí, el guionista da un uso de sus poderes mucho más amplio y en la línea de lo visto en las sagas con viajes temporales escritas por Bendis. Junto a ellos se encuentran muchos refugiados mutantes y familiares afectados por la contagiosa enfermedad llamada M-Pox, un concepto que parece poner al día al noventero Virus del Legado. Todos ellos defienden X-Haven, el nuevo santuario mutante que no es más que los terrenos de la Mansión transportados al Limbo por la magia de Illyana Rasputin. Es ella la segunda al mando del grupo encabezado por Tormenta y la encargada, junto a Coloso, de acudir al rescate de mutantes en peligro y enfrentarse a un Mr. Siniestro con inesperados objetivos. Forja y la nueva encarnación de Cerebra también están presentes para proporcionar al grupo de la tradicional tecnología detectora de mutantes, tan necesitada en épocas de extinción.

Extraordinary_X-Men _4_Cover

Estos tres primeros números plantean varios nuevos frentes, pero, sin duda, lo más destacable es la sensación de peligro extremo que se vive a través de sus páginas. La Patrulla-X vuelve a estar viva, muy viva, en medio de la extinción. Además, Humberto Ramos realiza un gran trabajo, ya que su estilo dinámico es ideal para tebeos protagonizados por grupos al conseguir gran espectacularidad en las secuencias de acción. No sé si Viejo Logan tendrá razón y el futuro ya estará escrito y esta será una de esas etapas brillantes o excelentes que mencionaba al comienzo de este texto, pero, desde luego, con un arranque tan interesante como éste, Lemire y Ramos pueden seguir contando conmigo.

Firma Invitada: Ivan Diaz

Reseñas All-New All-Different Marvel

Leave a Reply

12 Comentarios en "Jeff Lemire no deja indiferente a nadie en sus Extraordinary X-Men (Análisis #1-#3)"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Thorin_II

Ole y ole estaba deseando que se hiciera una reseña de esta serie. Para mi es una compra segura, le tengo muchas ganas. Y Humberto Ramos, lo mismo que decía que no me gustaba en Spiderman, aquí me gusta mucho. Ganazas.

Dultyx

Aún no sé si alargar lo de los jóvenes X-Men originales fue buena idea, aunque me espero a tomar una decisión. Lo que sí reconozco de las Secret Wars es que la incorporación de Lobezno de Mark Millar es una grandísima idea! Puede dar mucho de si. Y me alegra el uniforme de Rondador con escamas metálicas a lo medieval rollo cota de malla, aunque no tengo ni idea si es nuestro Kurt u otro.

georgepak

Que mal Marvel al sacar todas estas series sin haber terminado primero Secret Wars ! Pero como arreglaron ese desastre si solo quedaba el Mundo Batalla !?

Angel Ballado

Mientras estoy de acuerdo con la reseña en lo q concierne a la historia la cual aún siento q no despega pero si es interesante,hay cosas que en lo particular me molestan, como el que estando Hope o por lo menos creo q aún existía el año pasado vayan por Jean,también no Forge había muerto y como villano?
Y respecto al dibujo solo puedo decir que es HORRIBLE.

billyboy

Hope se va a quedar en el banquilo junto con Rachel Summer y otros grandes olvidados…..al menos agradece que no la maten.

Dultyx

Nunca he entendido por qué tanto ojeriza con mantener a la Patrulla Original del pasado cuando ya tienes ciertos análogos (Rachel y Hope) que no usas, o los propios personajes como el Hombre de Hielo que tampoco. Quiero decir, nadie desarrolla a Bobby, y la decisión al respecto, en vez de, no sé, escribir acerca de él, es traer a otro Bobby? Por qué no escribir al que ya tienes?

j1n0u

Como uno de mis propósitos en el año es ser más amargado ahí voy, detesto el planteamiento de la serie, en especial los motivos de la joven Jean Grey, es completamente insoportable, ah claro se me olvidaba, que como es adolescente debe comportarse como una caricatura y tener una epifanía cada nueva etapa de escritor y cada tres números para hacerla cambiar de parecer (es más parecida a Hope). Es increíble que lo menos molesto para mí sea el arte de Ramos, detesto los diálogos entre personajes haciendo referencia a ese evento del cual nunca fuimos testigos (donde el Cíclope adulto “murió”) ademas, si bien la historia transcurre en diversas partes del mundo hasta ahora no han mostrado la amenaza global que enfrentan, incluso no hemos visto verdaderamente la ubicación de la escuela, si, está en el limbo y ya hay que aceptarlo porque si. Todo es, combate, pose en solitario, combate, pose en equipo, nos falta información que nos permita ubicarnos en este mundo mutante.
Y bueno el momento revelador de los últimos números es… bueno, lamentable, no lo menciono por si alguien no lo sabe.
No me molesta que los cinco originales se mantengan en el presente, pero que los dejen para hacer algo relevante y entretenido, no para pasarse 40 números quejándose de todo ese “destino”que no quieren tener pero que les permite no ser unos desconocidos entre tanto personaje olvidado.

cazacabezas

Acabo de leer los 4 primeros números y la verdad es que no podría estar más de acuerdo contigo, sobre todo en lo del momento revelador.
Ni una idea original en los cuatro números (todo es un calco de un calco de situaciones pasadas, ya resueltas de un modo u otro), la interacción entre personajes es casi nula, etc.
Además, que no entiendo lo de Old Man Logan en el presente. ¿Os cargais a Lobezno para traer a una versión suya del futuro que, lo siento mucho, pero solo esta pensado para un contexto muy especifico? Que conste que la historia de Millar me gusto (sin apasionarme) pero no veo sentido a hacer esto. Su comportamiento (cierta conversación que tiene) es chanante.
Y lo de la Jean joven no tiene nombre. Chico, lo de los X Men jóvenes en general es una huida a ninguna parte.
Este relanzamiento, por lo menos en el caso de los mutantes, no tiene planteamientos serios o pensados, es la base del problema.
A esperar el siguiente, supongo…

j1n0u

Tienes razón todo es reciclado, y la (las) conversaciones de Logan son como de broma. Entiendo que Lemire cayo de rebote en la serie tras la salida de Rick Remender pero con todos los retrasos habituales en Marvel bien pudo pulir un poco su historia. De verdad esperaba que fuera un obstáculo menor y que la historia mejorara con el transcurso del tiempo, pero con el mentado evento de Apocalypse War y la forma en como Lemire lo plantea (si, con viajes en el tiempo) no le encuentro NADA de título insignia.

ultron_ilimitado

Sé que este post ya es antiguo, pero es que me acabo de leer el número 1 y aunque al principio parece muy chulo y tal, en cuanto rascas un poco (bueno, y sin rascar también), te das cuenta de que hemos vuelto a tener la especie en extinción (caramba, eso nunca había ocurrido antes, qué original) pero ahora es peor (?) porque los mutantes se mueren… ¡y además no pueden tener hijos! de tal manera que ya no van a nacer más mutantes.

¿A qué me recuerda a mí esto? ¡Ah sí!, a los últimos 8 años donde solo quedaban 200 mutantes porque la bruja escarlata había destruido el gen-x y nadie podía ponerle solución al tema. De hecho miento, sí que había una solución, y por eso tuvimos una guerra entre los Vengadores y la Patrulla-X a escala mundial que terminó con Cíclope como el mutante más odiado del mundo, por la que había liado y por haber matado al profesor X, pero que al final había conseguido que el Fénix arreglara el asunto y ahora aparecían mutantes por todo el mundo.

Por eso también Cíclope se convirtió en un revolucionario, por lo que la Bestia decidió traer a la patrulla-X orginal.

Ahora resulta que volvemos a estar en el punto de partida, pero ahora sí que están superpreocupados porque, como acabo de exponer, los mutantes nunca se habían enfrentado antes a algo así, ni tampoco se había visto nunca un virus que matara mutantes.
Lemire, tú si que sabes como nadie poner en aprietos a los mutantes ¿eh?

En fin, ahora en serio Lemire está haciendo un refrito de conceptos vistos muchas veces antes algunos muy cercanos en el tiempo y además está volviendo sobre ellos sin siquiera molestarse en mencionarlos.

Me parece que no seguiré con esta colección.

Tximinoman

Bastante mierda esta colección.

La anterior etapa (tanto las colecciones de Bendis como Lobezno y los X-Men) pudieron estar todo lo mal desarrolladas que queráis, pero al menos la premisa general hacía avanzar a los mutantes un poco. Que tenían muchas tonterías, sí, como esa reconversión de la escuela de Xavier en Hogwarts para mutantes (que te hacía preguntarte ¿Qué clase de padre enviaría a su hijo -por más mutante que fuera- a ese puto colegio lleno de trampas mortales?) o lo de que Scott montase su propia escuela en una base de Arma-X (que parecía que dejó Utopía en plan “Pues montaré mi propia escuela ¡Con casinos! ¡Y FURCIAS!”).

Pero ahí, en el fondo, había muy buenas ideas. Scott volviendose más revolucionario, por ejemplo, los nuevos mutantes de su escuela, especialmente la viajera en el tiempo (que iba convirtiéndose en alguien muy jodido), la relación que tenían los mutantes con SHIELD, el futuro cuasi positivo que presentaban o esa “nueva generación” de hombres X con Quentin Quire como Fenix… joder, eso eran buenas ideas esperando a pasar… y no, ahora eso no. Ahora es Virus del Legado+Utopia.

Marvel odia a los X-Men. Lleva odiándoles desde que Morrison dejó la colección hace ya tantos años.

l rodriguez

No tiene nada de extraordinaria porque repite el concepto ya explotado y agotado de la extinción tras el Dia M mezclado con el problema de querer sustituir la franquicia mutante por la de los Inhumanos porque Marvel quiere tener de regreso a los mutantes y mientras no lo logré hará todo por restarles importancia o usarlos como personajes que impulsen sus otras franquicias principalmente Vengadores, Guardianes y ahora los Inhumanos.
La franquicia mutante no puede estar ligada a lo que haga o no haga Shield, los Vengadores, los Inhumanos o cualquier otra franquicia de Marvel, los X-Men necesitan desarrollar sus propios conceptos y mitologia, mientras eso no suceda la franquicia seguirá a la deriva.
Empezaron a arruinar la franquicia desde AvX donde se les ocurre la horrenda idea de que Ciclope matara a Xavier, un punto de inflexión donde si no esta Xavier y Ciclope es tratado como una especie de loco, ya poco tiene sentido.

wpDiscuz