Zona Manga – Inio Asano, realismo, surrealismo, preciosismo y gafas de pasta

7
7789

El manga no es, ni de lejos, un compendio de historias fantásticas llenas de acción y bromitas sexuales. Aunque muchos siguen pensando que el cómic japonés es un fenómeno adolescente, esto no puede estar más lejos de la realidad. Puede sorprender que a estas alturas tengamos que seguir explicando algo así, pero los prejuicios y la desinformación respecto al manga siguen existiendo entre buena parte de los lectores de cómics. Por suerte, de vez en cuando surgen autores que pueden dar un (involuntario) puñetazo sobre la mesa y decir que no, que el manga es mucho más que eso, que el manga puede ser puro arte, y que hay sitio para el lector más “gafotaku”. Jiro Taniguchi es uno de esos autores que han sido encumbrados por muchos lectores principalmente ajenos al manga, y creemos que Inio Asano, autor que hoy queremos ayudaros a descubrir, tiene potencial para seguir mejorando la imagen que se tiene del tebeo japonés en nuestro país. Lo que está por ver es si el último (y segundo) manga suyo que se ha publicado en español es capaz de vender e interesar lo suficiente como para que las editoriales sigan apostando por él.

Así pues, aprovechando la reciente edición de La chica a la orilla del mar por parte de Milkyway Ediciones, dedicamos este monográfico a uno de los grandes mangakas de la actualidad, a pesar de que muchos no se hayan enterado aún. Haremos primero un breve repaso a su biografía, después os daremos una visión global de su obra, su estilo gráfico y narrativo, haremos un repaso a sus obras más destacadas, y finalmente cerraremos el monográfico con una reseña doble de La chica a la orilla del mar.

Inio Asano
Inio Asano

Tabla de contenidos

1. Breve biografía

2. El mundo de Inio Asano

3. Obras destacadas

4. Reseña La chica a la orilla del mar

5. Enlaces de interés

1. Breve biografía

Nacido en 1980, el periódico japonés de referencia Yomiuri Shinbun, dijo de Inio Asano que era una de las “voces de su generación”, un título con un peso específico importante. A Asano no le gustaba estudiar, y dedicaba las clases a dibujar tiras cómicas (las típicas japonesas de 4 viñetas), que triunfaban entre sus compañeros de aula. Acabó mandando dichas tiras a la revista Big Comic Spirits de la editorial Shogakukan. Y de algo le sirvió, debutó como mangaka a los 17 años sustituyendo a otro autor, y ocupándose de rellenar unas pocas páginas. A los 21 años había ganado un premio de jóvenes dibujantes, y a los dos años ya publicaba su primera obra importante, Subarashii Sekai (traducida al inglés como What a wonderful world!). Ese mismo año publicaba la que hasta hace poco era la única obra de Inio Asano que se había publicado en español, Nijigahara Holograph. A continuación llegó otra de sus obras que se ha publicado en francés, Hikari no Machi (City of lights), y poco después llegaría la que probablemente sea su obra más famosa, Solanin. De la cual se llegó a hacer una versión cinematográfica de imagen real, protagonizada por Aoi Miyazaki (actriz muy conocida entre los aficionados y aficionadas al cine japonés).

Asano en su estudio (foto de recre8.jp)
Asano en su estudio (foto de recre8.jp)

Sekai no Owari to Yoake Mae fue su siguiente trabajo, que sirvió de puente para otra de sus grandes obras, por ahora la más longeva, Oyasumi Punpun. Dicha obra se ha traducido al francés, ruso, chino y alemán, y aunque quizás no es la más asequible de sus obras, probablemente sea de las más especiales. La publicación de Oyasumi Punpun la fue compaginando con otras dos obras, por un lado Ozanari-kun, y por el otro, La chica a la orilla del mar, la obra que hace unas semanas lanzó la editorial española MilkyWay Ediciones. Más recientemente, han aparecido libros dedicados al arte de Asano, Ctrl+T, que incluye una historia extra de Solanin e ilustraciones.

2. El mundo de Inio Asano

Hasta aquí el breve repaso que hemos podido hacer de la biografía (o bibliografía) del autor, que como os podéis imaginar, sigue siendo bastante desconocido, a pesar de las múltiples traducciones de sus obras, y hay poca información sobre él que no esté en idiomas que podamos entender con facilidad. Pero vale la pena echar un ojo a algunas de las entrevistas que se le han realizado para entender mejor su obra. Decíamos que un periódico dijo de él que era “una de las voces de su generación”, la que ahora ronda los 30 años, y que tantos artículos ha suscitado dentro y fuera de las fronteras japonesas. Se trata de la generación de trabajadores a tiempo parcial, esos “freeters” que no quieren entrar en una gran empresa y estar allí toda la vida, o básicamente, gente que no quiere trabajar. O así es como les suelen describir. También es la generación que anda detrás de los famosos hombres “herbívoros”, aquellos hombres afeminados, pero no necesariamente gay, que rehuyen el contacto con las mujeres, y el sexo en todos sus aspectos. Y sea verdad o no que esta generación está acabando con el futuro de los japoneses, sean una mayoría o la anécdota, parece que Inio Asano se siente cómodo en dicha definición, y eso es algo que ha trasladado en prácticamente todas sus obras. La mayoría de personajes sufren la ansiedad juvenil, adolescente y veinteañera, esa incerteza ante un futuro que no está solucionado como lo tenían sus padres, no hay esperanza, no hay futuro, y es por ello que se vive al día a día, sin pensar demasiado en las consecuencias. Pero esto no significa que estemos ante unos personajes que viven la vida de forma alocada y aprovechan cada momento con un carpe diem tatuado en la frente, más bien todo lo contrario, padecen esa incerteza, y parece que pocas cosas son capaces de motivarles. De hecho, el mismo Asano reconoció que en uno de esos momentos en los que parecía que su carrera como mangaka no iba a despegar, pensó en entrar en la industria de los videojuegos, pero nunca llegó a hacerlo por la pereza de rellenar los formularios de admisión. Por supuesto hay excepciones, Pun Pun encuentra el amor al principio, pero ese es el tono general y dominante de las obras de Asano.

Asano trabajando con su tableta (foto de recre8.jp)
Asano trabajando con su tableta (foto de recre8.jp)

Pero no todo es realismo en la obra de Asano, de hecho, la primera obra que se publicó en español, Nijigahara Holograph, encaja mejor como obra surrealista, algo que comparten también otras obras, como Oyasumi Punpun, aunque quizás sea discutible si a pesar de su principal particularidad gráfica, sea o no una obra surrealista. Asano sorprende a menudo con algunas salidas de tono brutales, y a veces se lanza a lo fantástico para ilustrar algo, o incluso para cerrar uno de sus manga. Aún asi, todas sus obras mantienen más o menos ese mismo estilo y tono pesimista, y a pesar de esos momentos surrealistas, las obras acostumbran a basarse en historias más reales que sobrenaturales o fantásticas.

Por otro lado, también existe la cuestión del sexo, algo que abunda en la reciente obra publicada por MilkyWay. En ese apartado, Asano dió para muchos titulares el decir que le gustaría cambiar de sexo. Lo que no está claro, por cuestiones de traducción, es si realmente es algo que estaba pensando en hacer, o si simplemente se trataba de un comentario trivial, más relacionado con su necesidad de explorar la sexualidad, que con una auténtica incomodidad con su género. El caso es que dicho affaire, ha provocado que algunos lectores piensen que Asano es una mujer, y hablen de “ella” en algunos foros y webs (como en japonés no existe el género en el lenguaje, con más facilidad se cae en estos errores).En cualquier caso, no deja de parecer algo contradictorio que algunos medios le presenten como un “soshoku danshi” (herbívoro), y luego tenga esa curiosidad y trate el tema sexual sin pudor alguno en sus obras.

Las armas no digitales de Asano (foto de recre8.jp)
Las armas no digitales de Asano (foto de recre8.jp)

Centrándonos más en el aspecto gráfico, Asano destaca por ser un autor que busca en sus decorados un realismo fotográfico que puede recordar al trabajo de Kengo Hanazawa en I am a hero; y quizás no sea mucha casualidad que Asano haya hecho una portada “alternativa” para uno de los tomos del manga de Hanazawa. De hecho, algo que algunos critican de Asano es precisamente que utilice fotos para hacer sus fondos, y es que ese realismo apabullante de muchas de sus obras se explica por ese truco. No es que escanee fotos y las pegue en los fondos, sino que se basa en ellas y las utiliza de patrón para dibujar encima con una tableta digital. Es por eso que consigue mostrarnos ese Japón tan real, tan auténtico, que quizás solo reconocerán aquellos que han estado alguna vez por allí (y quizás los aficionado al cine japonés). Ese realismo a veces se complementa con unas imágenes espectaculares, preciosistas que contrastan con unos personajes algo más “estilo cómic”, en un ejercicio que puede recordar al mismo Hergé, salvando las distancias. Pero el contraste entre el fondo y el personaje no se basa simplemente en el dibujo, ya que esa belleza que a menudo nos muestra Asano, envuelve a unos personajes que viven unas vidas poco o nada bonitas.

Portada alternativa de Asano para el tomo 10 de I am a Hero.
Portada alternativa de Asano para el tomo 10 de I am a Hero.

3. Obras destacadas

NIJIGAHARA HOLOGRAPH (2003)
Fue una de sus primeras obras, y aunque parece que fueron muy pocos los que se enteraron, hasta hace poco era la única obra que se había publicado en español de Inio Asano. Los encargados de hacer esa arriesgada apuesta fueron Ponent Món, y no funcionó, para nada. Si tenéis suerte, ahora encontraréis este tomo único en alguna librería a precio de saldo, y aunque quizás no es lo mejor de Asano, vale la pena. Decimos que la apuesta fue arriesgada por varios motivos, en primer lugar, aunque actualmente el público manga tampoco es que sea muy abierto de mente en cuanto a cierto tipo de contenidos, ha mejorado algo respecto a 2008, cuando Ponent Món editó Nijigahara Holograph. Pero además de esto, es posible que este sea uno de los manga más complejos, extraños y difíciles de digerir de Inio Asano. El surrealismo del autor toma su máxima expresión en esta obra, y eso hace que, a menudo, uno pierda el hilo o no acabe de entender qué está pasando. Aunque hay varios momentos de despliegue visual espectacular, aún le queda para llegar a los niveles de La chica a la orilla del mar.

Una de las extrañas escenas de Nijigahara Holograph
Una de las extrañas escenas de Nijigahara Holograph

Pero insistimos, sigue siendo Asano, y aunque quizás requiera más de una lectura y de una pausada digestión, es por ahora una de las dos únicas obras que podemos adquirir en español, y además, en un tomo único y barato, ¡buscadlo!

HIKARI NO MACHI (2004-2005)
Podríamos ubicar Hikari no machi (la ciudad de la luz) entre las obras de “formación” de Inio Asano, aunque ya querrían muchos que su tercera obra tuviese el nivel de esta. En este caso, esta ciudad de la luz hace referencia a una zona residencial, en la que se amontonan enormes edificios, todos iguales, y en la que ocurren centenares de pequeñas historias. Inio Asano nos contará algunas de ellas, con ese tono más o menos deprimente, pesimista y existencialista, aunque también veremos alguna sonrisa. Hay historias de todo tipo, entre ellas una que quizás pudo ser el embrión de Solanin (un mangaka algo desastre, recibe la noticia de que su novia está embarazada), y otra que hace poner los pelos de punta, en la que un chico ayuda a los residentes con tendencias suicidas a dar el paso definitivo. No es el mejor Asano ni narrativamente ni gráficamente, pero como decíamos, sigue estando a un gran nivel, y algunas de las historias valen mucho la pena. Por cierto, un solo tomo… Tan publicable…

Suicidios en Hikari no machi.
Suicidios en Hikari no machi.

SOLANIN (2005-2006)
Junto a Oyasumi Punpun, Solanines uno de los títulos más conocidos del autor, ya sea por sus múltiples traducciones, como por la versión cinematográfica que se hizo del mismo en 2010. Consta de dos volúmenes, y se centra en la vida de dos veinteañeros, chico y chica, pareja. Como es habitual en Asano, tenemos una serie de personajes que se enfrentan a una serie de cambios vitales, una transición de la juventud despreocupada hacia la madurez, en la que uno de ellos es uno de los ya clásicos “freeters” de las historias de Asano, mientras que su pareja acaba de dejar el trabajo porque estaba harta y no le gustaba nada. A esto hay que sumarle las dudas sobre si seguir o no con su relación y una banda de música de por medio.

Los protagonistas de Solanin.
Los protagonistas de Solanin.

Solanin ya nos muestra a ese Inio Asano preciosista y detallista que conocemos actualmente, aunque quizás aún le falta aún pulir un poco más (muy poco), para llegar a los niveles de sus obras más recientes. Pero quizás aquí nos estemos pasando de snobs, ya que la historia de Solanin ya es suficiente para que nos convenzamos de que estamos ante un gran manga. Y ojo, que apenas son dos tomos… probablemente uno de los manga por el que habríamos apostado que alguien publicara en algún momento, pero La chica a la orilla del mar se ha avanzado.

OYASUMI PUNPUN (2007-2013)
Oyasumi Punpun ha sido hasta el momento la obra más larga de Inio Asano, habiéndose limitado normalmente a historias de tomos únicos o de doble tomo, Oyasumi Punpun se ha alargado hasta los 13 (finalizando el pasado Enero). A lo largo de estos tres tomos se nos ha contado la historia de Onodera Punpun en varias etapas, desde la pérdida de la inocencia ya en una temprana edad, en primaria, pasando por el instituto y los veinte años. Tiene que lidiar con un drama familiar que incluye violencia de género, sus amoríos, y también algunos pensamientos paranoicos que a menudo le asaltan. Hasta aquí todo podría parecer de lo más normal, un “slice of life” como tantos otros, pero es que la gran diferencia es que Onodera Punpun es un pollito. De hecho, toda la familia Punpun son pollitos, aunque no lo son todos los demás personajes que aparecen en la historia, ya que son humanos. Aún así, todo se vive desde la más absoluta normalidad, a nadie le extraña que el protagonista sea un pollito y que esté dibujado con cuatro garabatos.

Al parecer, Inio Asano quiso inicialmente hacer que todos los personajes fuesen pollitos, y contar exactamente la misma historia del viaje hacia la madurez de su protagonista y sus compañeros, pero con pollitos. Al editor no le pareció muy buena idea, y al final Asano se limitó a dibujar la familia Punpun como pollitos, pero parece que esto no ha afectado de ninguna manera el guión. Y aunque pueda parecer mentira, el manga tiene más de drama que de comedia (aunque a veces es tronchante), y se deja llevar por reflexiones que rozan el nihilismo, y en general, hay mucha reflexión filosófica de por medio.

Una de las espectaculares páginas dobles de Oyasumi Punpun.
Una de las espectaculares páginas dobles de Oyasumi Punpun.

Es uno de los mangas de Asano en los que el aspecto gráfico está más cuidado, en comparación quizás con sus primeros trabajos u otros de referencia como Solanin, y eso hace que el contraste con la figura del pollito sea aún más bestia y loco. Aún así, es una auténtica gozada de cómic, que valdría la pena tener en cuenta. Sabiendo ya que es un manga finito, y que se ha publicado en Francia, Italia, Alemania y Taiwan, ¿por qué no intentarlo?

4. Reseñas La chica a la orilla del mar

SINOPSIS de la editorial:

Sato e Isobe, dos adolescentes que viven sus días de colegiales en un tranquilo pueblo costero. Ambos deciden embarcarse en una relación puramente física, pero pronto se darán cuenta que dejar de lado los sentimientos resulta muy complicado.

Inio Asano actualmente goza de gran popularidad entre públicos de todas las edades debido a sus historias llenas de realismo y enorme carga emocional.

Desmitificando el sexo, por Oriol Estrada Rangil
 

Guión: Inio Asano
Dibujo: Inio Asano
Edición España: MilkyWay Ediciones (2014)
Contiene: Umibe no onna no ko Nº 1 JAP (Manga Erotics F, 209-2013)
Formato: Tomo rústica de 194 páginas (Serie de 2 tomos)
Precio: 8,00€/u

 

Valoración:

Cuando hace algunos meses Milkyway Ediciones anunciaba su intención de publicar una obra de Inio Asano, creo que los pocos que por entonces conocían su obra apostaban claramente por Solanin o incluso Hikari no Machi como títulos más probables. Así pues, fue una sorpresa saber que finalmente iba a ser La chica a la orilla del mar, la más reciente de sus obras, pero no necesariamente la más representativa. Está claro que a nivel técnico es hasta ahora la más excelente de todas, y si se quería atraer al público por esos espectaculares dibujos, por ese enorme realismo, sin duda era una buena apuesta. Pero dicha obra tiene cierto riesgo. Y es que si algo llama la atención de este manga es la cantidad de escenas de sexo explícito que hay, y a más de uno puede llegar a parecerle que es excesivo y gratuito. Pero nada más lejos de la realidad, tiene su razón de ser, y no habría que descartarlo este manga de entrada por ello.

Sato e Isobe
Sato e Isobe

Pero hecha la advertencia, tampoco querría que quien lea estas lineas piense ahora que estamos ante un manga hentai, porque en mi opinión el sexo es un elemento más de la historia, central, sí, pero la finalidad del manga no es mostrar sexo porque sí, este no es un manga pornográfico. De hecho, la forma en la que los personajes viven su relación sexual tiene poco de romántico, apasionado o excitante. Lo que ha hecho Asano con esta historia de adolescentes que descubren el sexo, es quitarle toda la inocencia, magia y demás adornos que suelen acompañar este tipo de historias. Y es que como es habitual en los personajes del autor, la depresión, la desidia y la atonía son los estados de ánimo que les dominan. Viven en un pueblo aburrido, de gente aburrida, con unas vidas que no les satisfacen en absoluto, y tienen pocas esperanzas de un futuro brillante. La relación que establecen empieza como un puro intercambio de intereses, que resultan ser sexuales, y mientras que uno de ellos está enamorado, el otro simplemente busca una vía de escape a sus frustraciones amorosas. Tienen sexo por tenerlo, por saciar deseos primitivos, e incluso el chico, que ha reconocido estar enamorado de la chica, intenta evitar que afloren los sentimientos. La cuestión es saber si al final podrán o no podrán dejarlos de lado completamente.

En definitiva, esta no es la típica y tópica historia de adolescentes enamorados, es una perversión de esa historia, una vuelta de tuerca hacia el mundo de esta “generación perdida” japonesa en la que Inio Asano se ha especializado. Y lo hace con maestría, porque conoce perfectamente esos sentimientos, la sensación de vivir en continua contradicción con uno mismo, ese no saber cual es tu lugar en el mundo ni qué es lo que quieres de él. En algunos aspectos, el tono de los manga de Asano pueden recordar a obras como Norwegian Wood (o Tokyo Blues) de Haruki Murakami, probablemente el escritor japonés más famoso de los últimos 15 años. Y es que aunque a muchos les echa para atrás esa apatía y melancolía, esos personajes enfermizamente pasivos y desganados, es un tema recurrente de la modernidad japonesa. Quizás aquí estamos acostumbrados a historias mucho más viscerales y en las que el conflicto se vive a flor de piel, pero en Japón la anulación/ocultación de los sentimientos es algo muy real, y tema recurrente entre muchos autores.

El realismo fotográfico de Asano.
El realismo fotográfico de Asano.

A todo esto hay que sumarle ese dibujo fabuloso, y una capacidad para la narrativa visual que le permite expresar mucho sin necesidad de decir nada. Quizás lo único que podemos criticar de este primer tomo es que no es hasta el final del todo cuando realmente la historia parece avanzar de verdad hacia algo más que el simple intercambio sexual. Pero teniendo en cuenta que la obra se compone de dos tomos, posiblemente sea en el segundo en el que finalmente la trama avance y se complique de verdad. Aún así, vale la pena leer y releer este manga, para disfrutarlo desde un punto de vista más visual o para centrarse más en la historia y las sutilezas de la narrativa de Asano. No es un manga para todo el mundo, no solo por el sexo, sino también por el tipo de historia y de personajes. Pero sin duda alguna, es un grandísimo trabajo de un autor valiente, que se atreve a tratar un tema como el del sexo adolescente sin complejo alguno. Pero habrá que insistir, hay mucho más que sexo en este manga.

Desastrosa perfección, por Enrique Ríos

Valoración 1:
Valoración 2:

Ante obras como La chica a la orilla del mar no podemos más que quitarnos el sombrero, tanto por el trabajo del autor como por la valentía de Milkyway Ediciones por traer a nuestras tierras un título tan potente. Y es que este manga de Inio Asano es una muestra de madurez desde la primera página a la última. En La chica a la orilla del mar nos encontramos con una historia bien cuidada, con un ritmo perfecto y un dibujo exquisito. Y lo que Asano nos cuenta es la introducción al sexo de dos menores de edad, y lo hace sin tapujos ni tabúes, hablando de estos temas con una franqueza envidiable y una honestidad inusitada. Los personajes, lejos de ser tan simples como los adolescentes normales, son tridimensionales. Cada uno de ellos tiene su manera de ver la vida, que difiere y entra en conflicto, por regla general, con la de los demás. Y es justamente esa contraposición de puntos de vista lo que va dando lugar a la trama en la que Asano nos envuelve. En definitiva, La chica a la orilla del mar es un tebeo recomendado para cualquier persona adulta que no tenga miedo a palabras como sexo, masturbación, pene o vagina.

Sin embargo, La chica a la orilla del mar también es todo lo contrario. Ahora voy a entrar en el terreno de la contradicción, pero a mi manera. En este manga, Asano nos teje una historia que se centra tanto en los personajes que pierde todo sentido a la que analizamos con profundidad lo que quiere decir el autor y nos damos cuenta de que los protagonistas son dos jóvenes perturbados mentalmente que para nada actúan como adolescentes. La pareja que explora el sexo es incapaz de sentir, y durante todo el tebeo se van diciendo el uno a la otra auténticas barbaridades que si nos las dijeran a nosotros nuestras respectivas parejas, nos veríamos sumidos en la más profunda de las depresiones. Y a pesar de todo el daño que en teoría deberían hacerse, ellos continúan como si nada, con unos enfados bastante pueriles y con más ganas de hacerse daño que nunca. Sí, el protagonista se ve trastornado de tanto en tanto por lo que hace la chica. No es insensible. Pero… ¿ella? Me extraña que en alguna página no le arranque el corazón a un cachorrillo, porque capaz… lo es.

La mirada de Sato.
La mirada de Sato.

Como resultado de explicar una historia de amor – o desamor – malsana lo que se consigue es un ejercicio de tristeza y melancolía. Y digo eso porque es lo que se siente cuando se acaba de leer La chica a la orilla del mar. Se quitan las ganas de hacer nada durante un rato largo. Y no porque haya gustado la experiencia, sino porque uno se siente vacío. Quizás el problema sea solo mío, porque soy incapaz de entender a esos personajes tan desestructurados, pero no creo que sea así. He leído obras similares y en ningún momento me han despertado tal grado de antipatía. Así que hoy me encuentro en una disyuntiva… ¿Recomiendo un cómic de una calidad técnica envidiable con una historia muy bien narrada, adulta y valiente? ¿O aconsejo que la gente evite lo que parece un ejercicio de perfección pero que bien analizado es en realidad una historia hueca y sin sentido? Estoy tan dividido que podría hacer un debate sobre todo ello yo solo..

5. Enlaces de interés

En nuestras anteriores entregas:

Zona Manga – Introducción a los tipos de manga: ¡Guía de supervivencia del Salón del Manga! Noticias y reseñas de Happy!, Fullmetal Alchemist, Kamen Rider, Aristocracia Campesina, La nueva isla del Tesoro… ¡¡¡y muchísimo más!!!

Para los despistados, estos fueron nuestros artículos introductorios, básicos para entender el manga:

Zona Manga – Introducción a los tipos de manga: en el que ordenamos los mangas por tipos y clases, pero teniendo en cuenta también la manera de entender el cómic japonés por parte de los españoles. Si no sabéis cómo encontrar un manga que se adecúe a vosotros, este es vuestro artículo.

Zona Manga – Radiografía de las editoriales japonesas: en el que os explicamos cómo funciona el sistema editorial japonés y cuáles son las editoriales más importantes, así como los títulos que éstas publican.

Zona Manga – Las series más vendidas: en el que hacemos un recorrido por los mangas más vendidos, tanto en Japón como en España. Si queréis ir a lo seguro, cualquiera de los mangas aquí citados han hecho felices a millones de personas.

Y no nos olvidemos de nuestros anteriores monográficos:

Monográfico Shôtaro Ishinomori, el Rey del Manga. Un repaso a la vida y obra del autor de cómic más prolífico de la historia, creador de míticos superheroes japoneses, desde Kamen Rider a los Super Sentai, pasando por Cyborg 009 o Kikaider.

Monográfico Suehiro Maruo, uno de los mangakas que nos enseñó qué era el ero-guro, con obras tan míticas como La Sonrisa del Vampiro.

Monográfico Rumiko Takahashi, hemos hablado del Rey, pero también existe una Reina. Rumiko Takahashi, la autora detrás de exitazos como Ranma 1/2, Lamu o Maison Ikkoku, por nombrar unos pocos.

7
Déjanos un comentario

Please Login to comment
7 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
samanosukeGrijaldoMr. XEnrique RíosEduardo Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Eduardo
Lector
Eduardo

¿La Chica la Orilla del Mar está publicado en sentido oriental o occidental?

Enrique Ríos
Lector

Oriental

Mr. X
Lector
Mr. X

Tengo N.H. y la primera parte de La chica a la orilla del mar (y esperando la segunda) y recomiendo muchísimo ambas. N. H. es una especie de pesadilla surrealista y lychniana gráficamente espectacular. Y La chica… es como una especie de versión japonesa de las películas de las películas sobre adolescentes de Gus van Sant, pero más malsana y explícita.

“la finalidad del manga no es mostrar sexo porque sí, este no es un manga pornográfico. De hecho, la forma en la que los personajes viven su relación sexual tiene poco de romántico, apasionado o excitante. Lo que ha hecho Asano con esta historia de adolescentes que descubren el sexo, es quitarle toda la inocencia, magia y demás adornos que suelen acompañar este tipo de historias.”
Exactamente.

“En algunos aspectos, el tono de los manga de Asano pueden recordar a obras como Norwegian Wood (o Tokyo Blues) de Haruki Murakami,”
También de acuerdo.

Y también he visto la película de Solanin (y me encantaría leer la obra que la inspira).

“Eduardo
ha comentado el 6 marzo, 2014 a las 10:46h
¿La Chica la Orilla del Mar está publicado en sentido oriental o occidental?”

http://curiosocuriosisimo.files.wordpress.com/2012/01/pena1.jpg

Mr. X
Lector
Mr. X

Pues espero que este artículo tenga más visitas que comentarios, que sería una lástima… La chica a la orilla del mar no es efectivamente para todos los públicos, pero como cómic es lo mejor que he leído en lo que llevamos de año.

Grijaldo
Lector
Grijaldo

Estupendísima La chica a la orilla del mar,desendo estoy ver como acaba,aunque me dá que no vá a acabar bien. Mola.
Aparte que la edición está muy cuidada,un aplauso para los de Milky Way.

De las demás obras de este autor no creo que me interese ninguna aparte de Solanin que creo que si que podría caer,a ver si alguien se anima y la publica.

samanosuke
Lector

Juraría que los cinco últimos comentarios de Eduardo en ZN eran el mismo… Curioso xD Aunque ahora ya sabemos por qué no triunfó el Nijigahara Holograph: por venir al revés!

Ya me han hablado muy bien de La chica a la orilla del mar, así qu quizá le de una oportunidad, más sabiendo de su asequible extensión. Eso sí, el que tiene una pinta cojonuda es Oyasumi Punpun, siempre me han encantado estas locuras que sólo pueden perpetrar los japos… ¡Lo quiero y lo quiero ya!

PD: Venga qué cojones, me pido La chica que los de Milkyway encima ni te cobran gastos de envío en su web, a apoyarlos, ¡todo sea por los pollitos!

Mr. X
Lector
Mr. X