#ZNSeries – Powers. Primeras Impresiones

Por , y
8
390

 
Agente_carter_Poster

Género: Policíaco, drama y ciencia ficción
Creadores: Brian Michael Bendis y Michael Avon Oeming
Guion: Remi Aubuchon, Brian Michael Bendis, Allison Moore, Julie Siege
Reparto: Sharlto Copley, Susan Heyward, Michelle Forbes, Max Fowler, Adam Godley, Eddie Izzard, Noah Taylor, Olesya Rulin, Jeryl Prescott
Producción: Circle of Confusion y Sony Pictures Television
Canal: PlayStation Network
País: Estados Unidos
Episodio: 1×01 (Primera Temporada)

 

Imaginad un mundo donde existieran seres superpoderosos, héroes y villanos luchando por la justicia y el crimen con los ciudadanos corrientes, las instituciones y los gobiernos como espectadores. ¿Cómo reaccionaría el mundo “real” ante tal situación de aparente desamparo?. En Powers, adaptación del cómic de Brian Michael Bendis y Michael Avon Oeming, se nos presenta a un departamento de policía que debe lidiar con casos en los que están envueltos gente con poderes, de ahí el nombre del grupo encargado de investigarlos: Powers. Bendis, como actualizando la pregunta que formulara en su día Alan Moore, “Who Watches the Watchmen?” nos ponía en las viñetas en la piel de Christian Walker, un policía y ex héroe que perdió sus poderes y que ahora es detective de homicidios en la división Powers, y de su compañera, la novata Deena Pilgrim. La editorial Image comenzó la publicación de Powers en el año 2000 y su aparición supuso un éxito de crítica y público, que no sólo agradeció lo novedoso de la propuesta dentro del género superheróico, sino que supo apreciar la combinación con otros géneros como el policíaco o el negro, que Bendis había cultivado tiempo atrás. Para saber más del cómic en el que se basa la serie que nos ocupa, os emplazamos a que consultéis el amplio catálogo de reseñas y artículos sobre el mismo que le ha dedicado Zona Negativa desde su publicación.

Desde hace unos años se venía rumoreando una posible adaptación de Powers a la gran pantalla de la mano de Sony Pictures, aunque luego el proyecto pasó a convertirse en serie de televisión e incluso se llegó a filmar un piloto en 2011 de la mano del canal FX y la propia Sony Pictures Television con Jason Patric en el papel de Christian Walker y Lucy Punch en el de Deena Pilgrim, pero desavenencias con el tono y los guiones así como continuas regrabaciones (incluso la intención de rehacer el piloto ya grabado) acabaron con el proyecto encallado en un punto muerto. No sería hasta 2014 que Playstation Network anunciaría que Powers sería su primera serie en exclusiva, emitiéndola a través de su canal exclusivo para consolas, y que la serie sería producida por Sony Pictures Television, responsable de Breaking Bad entre otras, retomando el proyecto y renovando completamente el guion y reparto. Así, en la New York Comic Con de ese mismo año se presentó el primer poster y tráiler de la serie con Sharlto Copley (Distrito 9) y Susan Heyward (The Following) en los papeles protagonistas, un cambio (sobre todo el de Copley) que no gustó a los fans al alejarse de los prototipos del cómic. Los guiones de esta nueva serie corren a cargo de Charlie Huston, también productor ejecutivo de la misma, y cuyos dos primeros capítulos están dirigidos por David Slade (Hard Candy, 30 días de oscuridad), quien en la pequeña pantalla se ha encargado de la dirección de varios episodios de Hannibal, Crossbones o la mencionada Breaking Bad). Con motivo del estreno de la serie en PSN os traemos la opinión de nuestros redactores Juan Luis Daza, Jordi T. Pardo y Samuel Secades, que nos darán sus primeras impresiones del primer capítulo de serie aunque de entrada estarán disponibles dos más y uno a la semana partir de ahora. En nuestro país podéis seguir Powers través de Movistar Series que ha hecho un gran esfuerzo para que podamos seguir la cabecera casi al día.

Otra vuelta de tuerca, por Samuel Secades

Dejemos algo claro para comenzar: hay una alta probabilidad de que Powers no guste, o ni siquiera enganche con este piloto. Por muchos motivos. Los valores de producción no son para tirar cohetes y se nota en cada escena que el presupuesto es ajustado; no hay grandes nombres en la producción ni en el reparto que haga subir el nivel de la serie; la trama se presenta de manera a veces un tanto abrupta, como queriendo contar demasiado para ser un capítulo de presentación; el tono de la serie se mueve demasiado entre la buddy movie, con ese antagonismo de libro entre los dos nuevos compañeros policías, el drama contenido en el misterioso pasado de Walker y el estilo procedimental de un CSI al uso: esos tres estilos irán volando en el aire durante todo este primer episodio como si el guionista estuviera haciendo malabares con ellos, y es que ese puede ser el principal error de principiante de Powers, el tener un material original tan bueno que al no saber por dónde empezar se decide intentar contar todo a la vez. A Powers le sobra prisa y le falta cierta sutileza para dar con el tono adecuado. Hasta aquí todo mal, pensaréis, no hay por dónde salvar la serie. Sólo me ha faltado un detalle y es que Powers me ha gustado. No es el vuelco que necesita el género ni especialmente brillante en su desarrollo, pero me ha gustado. No sé si decirlo muy en voz alta visto el tibio recibimiento que está cosechando, pero creo que las buenas intenciones de Powers hacen que todos esos defectos expuestos más arriba que uno reconoce perfectamente pasen a un segundo plano. Creo que puede haber una muy buena serie en Powers si se calma un poco, respira unos segundos y se da cuenta de que tiene material de sobra a sus espaldas para ser una mejor propuesta dentro del (a veces demasiado) prolífico género superheróico.

Y es que este primer capítulo está bastante bien escrito, y eso cuando hablamos de nombres ridículos de superhéroes recitados en un tono grave es bastante meritorio. Sharlto Copley, un muy buen actor que tuvo la pésima idea de elegir El Equipo A tras Distrito 9 (ejemplo del daño que puede hacer Hollywood o de la necesidad de un buen agente), se echa a las espaldas el carisma de Christian Walker, uno de los grandes motores del cómic, y solventa sus diferencias con su contrapartida de manera notable; y dos de las grandes bazas de la serie, Noah Taylor y Eddie Izzard que nos dejan con ganas de más con sus Johnny Royalle y Wolfe. Queda en un segundo plano desgraciadamente la Deena Pilgrim de Susan Heyward, que bordea el estereotipo más trillado de novato compañero del protagonista cercano al secundario cómico. La química entre ella y Copley existe, pero de momento está poco cuidada y puede ser un grave problema si la comparamos con la relación entre ambos en el cómic.

powers_serie_tv_1
El carismático y fotogénico reparto de Powers

En cuanto a la trama, sí, es apresurada, pero el universo de Powers es sin duda atrayente para el aficionado al género y debería despertar la curiosidad en el espectador casual. Se agradece eso sí su alejamiento del convencionalismo, con situaciones y lenguaje adulto como le correspondía siendo adaptación del original (no miro a nadie, Constantine); nada salvaje, eso sí, pero sin duda un soplo de aire fresco en el habitual tono naif del género cuando es expuesto a las grandes audiencias. Le falta, eso sí, atrevimiento a la hora de jugar con el mundo de Powers del que sí hay destellos como en esa notable escena con Wolfe o esa vuelta de tuerca al género procedimental con el médico indignado con la aparición de los Powers por haber puesto patas arriba las bases científicas. Ahí ve un servidor el mayor potencial de la serie y es que, puestos a encontrar parecidos y jugar con los géneros, el piloto de Powers debería haber sido más Training Day y menos Héroes. De momento tiene mi voto de confianza, aunque sólo sea por su propia existencia y el potencial de esta primera temporada.

Shiny on You Crazy Diamond, por Juan Luis Daza

Desde que Brian Michael Bendis y Michael Avon Oeming crearan en el año 2000 para el sello Image la colección Powers no han sido pocos los rumores e incluso intentos reales de llevar las aventuras de Christian Walker a la gran pantalla. Curiosamente ha tenido que ser en la pequeña donde Sony Pictures y Playstation Networks han conseguido sacar adelante una serie de televisión (no lo neguemos, el mejor medio para sacar adelante la adaptación de una coleccion que lleva un más que considerable número de entregas a sus espaldas después de quince años) inspirada en este departamento policía que se ocupa de los casos criminales llevados a cabo por gente con superpoderes, individuos llamados Powers. A día de hoy la serie de cómics sigue su exitoso camino y es junto a Ultimate Spiderman una de las pocas colecciones escritas por el autor de Alias o Vengadores Secretos que no levanta revuelo y polémica entre fans y dectractores de su estilo. El pasado día 10 nos llegó el episodio piloto de la versión catódica de Powers con producción del mismo Brian Michael Bendis ayudado por un Charlie Huston que también escribe el capítulo que ha sido asignado al director David Slade, que ya adaptó al celuloide el cómic 30 Días de Oscuridad de Steve Niles y que se ha especializado en cine protagonizado por pervertidos sexuales como Hard Candy o La Saga Crepúsculo: Eclipse.

Esta primera toma de contacto con el mundo de Powers para extrapolarlo al medio televisivo se salda con una buena nota. Como en todo episodio piloto de un producto para la pequeña pantalla la trama sólo presenta a los personajes en el contexto en el que se van a mover y asienta las bases de lo que será la trama. Aunque durante los primeros minutos al espectador le cuesta un poco entrar en el juego de mezclar, como hacía el cómic, el tono de policíaco noir con la temática superhéroica la agradecida originalidad de la propuesta (bueno, originalidad si obviamos Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons, pero no seamos indisiodios tan pronto) da sus frutos en este piloto tan impersonal como voluntarioso. Una puesta en escena que mezcla con inteligencia el estilo de Policías de New York con Smallville o Arrow, un lenguaje crudo y una violencia explícita propia de la televisión por cable y unos actores que en líneas generales cumplen con su labor y que en los casos de Sharlto Copley en la piel de Christian Walker (recordemos, el antiguo Powers llamado Diamond que perdió sus poderes y ahora ejerce de agente de la ley) Eddie Izzard en el rol de Wolfe y un Noah Tayler que esperemos nos depare algunos buenos momentos dando vida al malnacido de Johnny Royalle

Power_tv_serie_Olesya_Rulin_2
La actriz Olesya Rulin es Calista en Powers

Por ahora la semilla está plantada, hay buenas intenciones por los creadores del producto y la adaptación aunque se toma varias licencias quiere atesorar en su interior el espíritu de mixtura de géneros del cómic de Brian Michael Bendis y Michael Avon Oeming. Este primer episodio no es una maravilla, quiere contar demasiadas cosas en poco tiempo y presentar una gran cantidad de personajes a los que se trata de no exponer en pantalla como estereotipos maniqueos, pero en ese sentido el guión se resiente porque querer abarcar en una sola entrega más de lo que puede para enganchar lo antes posible a unos espectadores que se interesen por el devenir de las aventuras de Christian Walker y su compañera novata Deena Pilgrim. Sony Pictures y Playstation Network por ahora han conseguido mi interés porque si bien en estos primeros 47 minutos he visto pasajes rudimentarios y una trama que debe ser ramificada con inteligencia en los nueve episodios restantes tambien he visto algunos momentos que me han llamado poderosamente la atención (ese momento rescate con intento de recuperación de poderes en una situación extrema que se queda en frustrado) un potencial que bien llevado puede dar mucho juego durante varias temporadas y unas ganas considerables por ofrecer en la pequeña pantalla un producto relacionado por superhéroes que se salga un poco de los cánones establecidos por el puritanismo formal y argumental del género.

¿Quién mató a Bendis?, por Jordi T. Pardo

Lo que funciona en la viñeta no tiene por qué hacerlo en ningún otro medio. Estamos cansados de escuchar opiniones de este tipo, y aunque muchas veces lo interpretamos como una excusa para aceptar versiones adulteradas de nuestras historias no es menos cierto que acaban también constatando una realidad. Pero cuando una obra se acerca más al lenguaje cinematográfico, o audiovisual, cuando prima la realidad, los diálogos y personajes por encima de la fantasía, de los “efectos especiales” y las grandilocuentes escenas de acción la cosa ya no está tan clara. En este último estilo podríamos enmarcar muchos de los trabajos del guionista Brian Michael Bendis, como la presente Powers en la que colaboró y sigue colaborando con su compañero Michael Avon Oeming, un cómic de género negro con superhéroes que a priori no tendría que tener una dificultad especial para ser adaptado a la pequeña o gran pantalla. Pero los responsables de Sony Pictures Television no han debido verlo tan claro pues en su primer capítulo nos dejan un resultado bastante pobre, desganado y anodino. El problema de un relato de este tipo es que el componente superheroico no está concebido para apabullar, está supeditado totalmente a su juego íntimo con su parte humana y cuando éste tira de una trama demasiado convencional y plana su posible atractivo se acaba perdiendo por el camino.

Hay muchos detractores de la narrativa de Brian Michael Bendis pero son las características propias de este guionista, para crear atmósferas, para caracterizar personajes y para enfocar la acción mediante el diálogo, las que hace especial a Powers y estos son elementos que la producción estrenada en PlayStation Network no sabe plasmar o manejar con soltura. Lo que queda es una bala perdida, demasiado evidente en su trayectoria, un cliché que no debería ser tal al menos de cara al gran público que al no tener una visión tan amplia del género superheroico debería reconocer fácilmente en Powers una visión algo más original y novedosa de lo acostumbrado. Pero no parece que vaya a ser el caso y menos con un apartado visual y estético que remite más a una comedia del género como Mystery Men que ak ambiente de género negro que sustenta el cómic original. No es una cuestión de presupuesto, las primeras temporadas de la británica Misfits carecían completamente de él pero lograban captar nuestra atención, se trata de conectar con el tono y la ambientación que requiere una historia determinada. Esto no lo consigue por ahora esta serie que tampoco se ha mostrado muy acertada en su casting, porque voluntad a sus actores, especialmente a Sharlto Copley y Susan Heyward, no les falta, pero sobrevuela en la producción la sensación de que muchos de ellos se sienten tan incómodos con sus papeles como el espectador viéndolos.

powers_serie_tv_bendis
Noah Taylor es Johnny Royalle en Powers

La serie tiene un cierto tufo paródico que no parece premeditado y escenas que se hacen repetitivas por su reiteración y no ayudan a aliviar esa impresión. En guión no está bien equilibrado, lo mismo cuenta demasiado como parece congelarse con la presencia de algún personaje que solo hace que tirar de pose. En lo positivo, Powers se toma la molestia de intentar mostrar las repercusiones del vigilantismo en lo que podría ser nuestro mundo real, busca ahondar en sus personajes y no quedarse en la superficie aunque lo haga de una manera torpe y apresurada. Hay escenas que nos hacen mantener la esperanza y, sobre todo, pequeños detalles y momentos que si nos trasladan a las páginas del cómic. La primera temporada de la serie contará solo con diez capítulos, en un principio hubiesen sido más que suficientes para intentar condensar el arco argumental ¿Quién mató a Retro Girl? con el que debutó la cabecera en los tiempos de Image Comics pero ya solo en el primer capítulo la historia ha cambiado tanto que como la noticia que pasa de oído a oído cuando lleguemos al final del camino a este ritmo será complicado reconocer algo en ella que nos recuerde levemente a los cómics. Demasiado rumbo a enderezar y muy poco terreno para poder marcar la diferencia.

8
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
7 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
8 Comment authors
KimotatomiKfrankbanner49Clint BurtonbatlanderAlberto Benavente Recent comment authors
Recientes Antiguos
Alejandro Ugartondo
Autor

Entiendo por vuestros comentarios que la serie está basada en el cómic de Powers pero no adapta ninguno de los arcos argumentales del cómic, no? Pues es una pena porque el material original da para mucho

Jordi T. Pardo
Autor

La idea de la serie pasa por tomar el primer arco argumental y contarlo a su aire pero la manera en que lo hace, en mi opinión, no mejora lo que hay en el cómic.

daizemonkaze
Lector
daizemonkaze

Yo creo quesi sacasen esta misma serie con otro nombre, nadie la relacionaría con el comic. Esta todo cambiado, y a peor, desde mi punto de vista. El guion del comic es muy agil y aquí se hace aburrido. La serie en si, sin contar con el comic, es mediocre, pero si encima tiene que ser comparada con uno de los que, para mi, es de los mejores comics indie de los ultimos años, la convierte en horrible. Es mi opinion, pero es que el comic es genial y encontrarte con esto de golpe, desmotiva mucho

Alberto Benavente
Lector

Pues al contrario de lo que comenta alguno, a mi me ha molado. Y bastante. Se aleja lo suficiente del cómic como para pillar su propio espacio y ritmo. Los trailers parecían llevar la serie por otros derroteros y aunque el piloto tiene sus carencias, los epis 2 y 3 se encargan de darle un dinámica muy diferente a la que uno esperaba.

Y un detalle que no es menor: entramos en la habitual trampa de comparar medios y quejándonos de que algo no se parece a su original. Lo último que era calcado a su original en el apartado cómic se llama Sin City: a Dame to kill for y es un mojón importante. Cada medio tiene sus maneras. Y no todo tiene que ser igual que en lo que se basa.

Dicho esto, no lo harán, pero “el episodio de los monos” en Tv sería para flipar.

batlander
Lector
batlander

Acabo e verla y me ha parecido muy mala. Esto no es Powers, es algo que se llama Powers pero que quiere ser otra cosa desde el principio. No se, pero habiendo visto Gotham o Constantine, esta esta muy por debajo con diferencia.

Antonio Lorca
Lector
Antonio Lorca

Yo acabo de ver hasta el capitulo tres y me ha gustado. Creo que intentar adaptar fielmente los argumentos del comic hubiera sido muy difícil.
En cualquier caso me gusta el tono de la serie y me parece bien que sólo se base en el comic y tenga vida propia.
Eso sí, hecho mucho de menos una Deena Pilgrim más parecida a la del tebeo. Daba muchísimo más juego y la química entre los dos personajes era mucho mejor.
A ver cómo lo desenvuelven aquí.

frankbanner49
Lector
frankbanner49

truñaco,pero truñaco,truñaco.

ese christian walker con cara de pirado tooodo el rato,ese johnny royale,al que solo le hace falta el abrigo de pieles y el bastón(seinfeld style) para parecer un chuloputas años 70,esa forma tan exagerada de wolf desmembrando a sus victimas,dynah,los efectos especiales de chiste(malo).ver el momento en que retro girl despega hacia el cielo en un momento del cuarto episodio…nstch…

infame.sencillamente.

KimotatomiK
Lector
KimotatomiK

Acabo de ver el 3 episodio…menuda basura, pero de las gordas. Y mira que me gustan los comics…una pena.