#ZNSeries – Lucifer. Primeras impresiones.

Por y
4
2801
 

Género: Fantástico, policíaco
Creador: Joe Henderson, inspirado en el personaje creado por Neil Gaiman y Sam Kieth
Dirección: Len Wiseman
Guión: Tom Kapinos
Reparto: Tom Ellis, Lauren German, Lina Esco, Lesley-Ann Brandt, Rachael Harris, Kristen Bitting, Matt Corboy, Scarlett Estevez, Jonathan Salisbury, Anthony Muniz
Producción: Aggressive Mediocrity / DC Entertainment / Jerry Bruckheimer Television
Canal: FOX
País: Estados Unidos

Anoche se estrenó en Estados Unidos Lucifer, una nueva serie en la parrilla de Fox que adapta, o más bien se inspira en este caso, en el personaje creado por Neil Gaiman en las páginas de su obra más reconocida, The Sandman, el cual llegó a tener serie propia de la mano de Mike Carey que llevó al personaje por un periplo de setenta y cinco números en una historia que partía de la renuncia de la Estrella Matutina a continuar siendo el Señor del Infierno. Carey cogió las riendas de un personaje que había resaltado especialmente como uno de los grandes secundarios de los que estaba plagada The Sandman y convirtió al spin-off en una obra con entidad propia que alcanzó grandes cotas de calidad, desarrollando toda una mitología alrededor del Cielo y el Infierno realmente interesante, pero que sobre todo destacó por explotar a fondo el carisma de Lucifer, auténtico centro de gravedad de la obra de Carey que logró cautivar a infinidad de lectores, pasando también por sus páginas cantidad de secundarios inolvidables como Mazikeen o Elaine Belloc. En Zona Negativa dedicamos un extenso artículo a la serie de Vertigo en el artículo de José Torralba La Rebeldía del Individualismo, donde podréis conocer más a fondo pinchando en el enlace la magnitud de la obra escrita por Mike Carey.

Con un punto de partida tan atrayente como Lucifer renunciando a su puesto y regentando el Lux, un piano bar en Los Angeles, era obvio que tarde o temprano la industria audiovisual norteamericana actual, tan propensa a sondear en busca de adaptaciones y más si están relacionadas con el mundo del cómic, se fijaría en Lucifer; y así fue a finales de 2014, cuando se supo que Fox y DC estaban desarrollando una serie de televisión sobre Lucifer Morningstar, aunque desde el primer momento se quiso dejar claro que la adaptación se alejaría de los derroteros del original, por lo que este Lucifer televisivo contó desde el primer momento con la desconfianza de los aficionados. Aun así, el anuncio de que Tom Kapinos, creador y guionista de la aclamada serie Californication, sería el encargado de llevar las riendas de la adaptación de Lucifer y de escribir su episodio piloto, subió las expectativas de la misma (aunque más tarde Kapinos, en una extraña maniobra, sería sustituido como showrunner por Joe HendersonAlmost Human, Graceland– y alejado de toda responsabilidad creativa para con la serie). La adición de un director venido del largometraje como Len Wiseman, que había firmado entre otras cintas la saga Underworld o el remake de Desafío Total de 2012, demostró la confianza de Fox en la serie. Tom Ellis, actor británico que se ha prodigado en televisión en los últimos años en series como Doctor Who, Merlin o la reciente The Strain, fue el elegido para interpretar a la Estrella del Alba. A pesar de estos buenos cimientos, el jarro de agua fría llegaba para muchos aficionados con la publicación de la sinopsis de la serie, en la que se planteaba una trama en la que Lucifer terminaba entablando relación con una agente de homicidios de la Policía de Los Angeles tras el asesinato de una conocida en presencia del propio Dador de Luz, quien utilizará su habilidad para manipular las mentes de las personas para ayudar a resolver el crimen, convirtiéndose en colaborador del Departamento de Homicidios; un argumento que se alejaba en extremo de la trama del cómic original. Así, tras el estreno anoche de Lucifer, desde Zona Negativa os traemos nuestras primeras impresiones del episodio piloto en las que Jordi T. Pardo y Samuel Secades intentarán dilucidar si este Lucifer merece la pena más allá de sus diferencias con la obra original de Mike Carey. Y a vosotros, ¿os ha convencido esta nueva mirada sobre el personaje? Os esperamos en los comentarios.

El Diablo metió la pata, por Jordi T. Pardo

Ha sido habitual escuchar en los últimos años que estamos en la Edad de Oro de las series de televisión. Lo demuestran la variedad, calidad y oferta de las producciones de las que hoy podemos disfrutar. Pero aunque esta aseveración es muy cierta también debemos tener en cuenta que muchas cadenas y producciones televisivas siguen ancladas en los esquemáticos y rancios clichés seriales de décadas pasadas cuando en la pequeña pantalla triunfaban El Equipo A o El Coche Fantástico. Estos planteamientos que han sido ya más sobreexplotados que las reposiciones de Los Simpson, son los que verdaderamente está haciendo daño a muchas cabeceras, y más concretamente adaptaciones de cómic a la pequeña pantalla, provocando que conceptos, ideas, historias y personajes realmente interesantes se queden en nada ante la necesidad de adscribirse a las normas del procedimental. Esta es la carga que también pesa sobre Lucifer. La propuesta de FOX desarrollada por Tom Kapinos adaptando -eso dicen ellos- el cómic homónimo escrito por el británico Mike Carey, resulta de todo menos arriesgada. En realidad, siempre a tenor de lo visto en el piloto, podríamos describir la experiencia con muchos adjetivos pero todos ellos negativos por lo que prefiero dejar a vuestra criterio el elegirlos.

Pero podemos empezar hablando de su protagonista pues al fin y al cabo resulta ser el centro de todo. Es sabido que la figura del recientemente fallecido David Bowie fue una de las grandes inspiraciones para el personaje creado por Neil Gaiman y Sam Kieth, una que siguió estando presente en el spin-off desarrollado por el ya mencionado Mike Carey para la línea Vertigo. Pero la presencia, el carisma y la clase del Duque Blanco, y su homólogo de papel, no se trasladan en ningún momento a la pequeña pantalla ni por puro accidente. La elección de Tom Ellis no es tanto un error casting como la de un punto de vista totalmente errado, pues el magnetismo y la arrebatadora presencia del personaje se han decidido sustituir aquí por la enésima versión del Doctor House. Este en exceso chistoso Lucifer nada tiene que ver con su referente de papel y, si esto ya falla, la serie como adaptación no tiene ningún futuro (al menos a medio corto plazo). Y el resto no es precisamente un gran entretenimiento. Porque no mejor fortuna corren los secundarios a los que podemos otear en este primer encontronazo, más pensados para responder a lo que FOX espera que sea la serie que a una fidelidad inexistente a la obra en la que se inspira.

Lucifer_3

El resto responde a una trama llena de tópicos y clichés a granel para una propuesta que tampoco se toma muy en serio a sí misma, ni aprovecha las bazas de su premisa. Todo ello acaba dejándonos una sensación muy pobre al no aportarnos nada diferente a lo que podríamos encontrar en otras series parecidas que ahora mismo se encuentran en antena. Para perder el tiempo en el visionado de las aventuras de este Lucifer, usando sus poderes al servicio del caso de la semana, mejor seguir Bones, Person of Interest o Sherlock porque al menos sus personajes tienen un carisma menos forzado, las tramas no resultan tan ridículas y el apartado visual está bastante más cuidado. Pero en Lucifer todo es tan anodino y aburrido que los esfuerzos de su protagonista por destacar solo hacen que acrecentar el drama de una producción que ha entendido totalmente al revés la idea original. Por más que se empeñen en FOX no hay almas que tentar en esta serie porque ella misma carece de una.

Al diablo con el diablo, por Samuel Secades

Dolor. Creo que es la palabra que más define mi travesía a través del visionado de este desastroso episodio piloto de Lucifer. No tan sólo como entusiasta del personaje desde sus andanzas en The Sandman y, sobre todo, por la gran serie que desarrolló Mike Carey y que supo estar a la altura de su antecesora, sino como simple aficionado a la televisión de calidad que ve cómo se utiliza el nombre de un cómic de culto, sólo por el hecho de que esté de moda adaptar cómics o porque en este caso la Fox haya sido tentada por más dinero procedente de las viñetas, para realizar otro producto pasado por la fotocopiadora del procedimental más burdo que sólo utiliza el componente sobrenatural como gancho para el espectador que no conozca los antecedentes del personaje o, incluso, para aportar la consabida polémica que atraerá una serie protagonizada por un personaje como Lucifer. Por eso, aun intentando separar mi cariño hacia el cómic, no puedo sino describir este Lucifer no ya como una pésima adaptación sino como simplemente una mala serie, repleta de todos los clichés y chascarrillos propios de cualquier serie estándar de la parrilla norteamericana.

Lo más curioso de este episodio piloto es que como presentación de la trama ni siquiera araña las causas y consecuencias de la salida de Lucifer del Infierno, limitándose a presentarnos a un Estrella Matutina más preocupado por rematar cada línea de diálogo con socarronería que por explicarnos, a nosotros o a cualquier personaje, algo de sí mismo o su plan contra el Cielo. No, este Lucifer, interpretado por un eficiente Tom Ellis limitado por unas líneas de diálogo más propias de una sitcom, se pasea por el episodio de un lado a otro en medio de situaciones absurdas (y algunas sonrojantes, como esa visita a la psiquiatra en una subtrama que amenaza con ampliarse e insultar el recuerdo de Tony Soprano y Jennifer Melfi). La contrapartida de Lucifer, la agente Chloe Decker (Lauren German) es un personaje completamente enervante y falto de carisma, con una trama de fondo sencillamente ridícula y forzada, como lo es su relación de amor-odio con Lucifer.

Lucifer_4

Llegados a este punto es necesario hacerse dos preguntas: ¿era necesario manchar el legado de una obra de tanta calidad como el Lucifer de Mike Carey con una adaptación que sólo busca poner en su intro el logo de DC y Vertigo para obtener un prestigio que no merece por sí misma? La trama y los personajes difieren en tal grado del cómic que a no ser por ese querer apropiarse del prestigio ajeno uno no entiende por qué se han molestado en adquirir los derechos de la obra. Y, sobre todo y más preocupante, ¿terminará triunfando este Lucifer? De hacerlo (y tiene ingredientes para ello, al menos entre determinado tipo de público), supondría el triunfo de la mediocridad injustamente ligada al Noveno Arte, aunque sólo sea de pasada. Y el dolor que mencionaba al comienzo se multiplica al pensar, aunque ya sea un sueño utópico, en la oportunidad desaprovechada de llevar a la pantalla una de las mejores historias sobre el Bien y el Mal plasmadas en un cómic. Una lástima.

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment
4 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
Jack KnightRafa ReyeshammanuIgor Álvarez Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Igor Álvarez Muñiz
Autor

Gracias por confirmarme lo que esperaba, como fan de Carey no pienso perder un segundo de mi vida en ver esto.

hammanu
Lector
hammanu

Cuando vi el tráiler y siendo de la Fox no hace falta ser adivino para que la serie sea una mierda. Desde Blanco Humano, Gotham y ect… son mas malas que pegarle a un padre y para colmo no saben aprovechar todo el material que tienen esos personajes. Por lo menos el CW aunque enfoquen sus series a gente joven al menos aprovechan mejor sus fuentes

Rafa Reyes
Lector
Rafa Reyes

Es basura

Jack Knight
Lector
Jack Knight

Se confirma lo que esperaba: no me acerco a esto ni con un palo.