ZN Indie: Novedades USA #46

Hablamos de las novedades más interesantes del cómic indie americano. Esta semana, Project Patron, BRZRKR, Shadecraft y Geiger.

Bienvenidos a una nueva entrega de la sección en la que hablamos de las novedades más interesantes del cómic independiente americano. Esta semana, superhéroes, Keanu Reeves, magia y un lanzamiento tan destacado como inaudito. ¿Quién nos iba a decir hace unos años que Geoff Johns y Gary Frank publicarían a través de Image?

Project Patron #1, de Steve Orlando y Patrick Piazzalunga. Por José María Vicente.

Edición original: AfterShock Comics
Guion: Steve Orlando
Dibujo: Patrick Piazzalunga
Color: Carlos Lopez
Rotulación: Thomas Mauer
Formato: Grapa. 30 páginas. $4.99

Si hay algo que gusta mucho a autores del cómic independiente americano, eso es jugar con las convenciones del género superheroíco, una tendencia que podemos atribuir al dominio de Marvel y DC sobre las tiendas de cómics americanas, que ha hecho que varias generaciones de autores hayan crecido leyendo sobre todo a Spiderman y Superman. Demasiadas deconstrucciones e interpretaciones realistas de los superhéroes tenemos en el mercado como consecuencia, de las que solo unas pocas destacan. Por cada Invencible tenemos cinco pastiches de Batman que es mejor olvidar.

Steve Orlando se ha propuesto escribir una versión alternativa de la Muerte de Superman, una de las historias de superhéroes más famosas de la historia y un gran ejemplo de uno de los tópicos del género superheroíco: las muertes y resurrecciones. Project Patron nos transporta a un mundo en el que su Superman murió en combate contra un trasunto de Doomsday y nunca volvió a la vida, pero nadie lo sabe porque las Naciones Unidades crearon un clon robótico del superhéroe. Este clon está pilotado por un equipo de élite preparado para todo excepto la repentina muerte de su líder.

Desde la primera lectura podemos percibir que Orlando quiere explorar temas interesantes: el rol simbólico de un superhéroe en la sociedad, reconvertido en una figura celestial pura e incorruptible; las dinámicas de un equipo sostenido por un líder con fe inquebrantable en su misión; la verdadera naturaleza del heroísmo y las intrigas políticas en un universo de superhéroes. El dibujo de su compañero Patrick Piazzalunga sigue las pautas de los cómics de superhéroes de Marvel y DC, sin aportar aciertos narrativos o una identidad visual única, pero es muy competente y encaja con la historia que se nos cuenta, una visión crítica pero también respetuosa de sus referencias y género.

Buenas ideas y entusiasmo, no obstante, no son siempre suficientes para llamar la atención. Este es el caso de esta serie, en cuyo primer número Orlando y Piazzalunga cometen un error muy frecuente en el cómic americano. Nos ofrecen una introducción de manual, una historia de presentación donde lo único interesante sucede en la última página; el resto del cómic son escenas de exposición excesivamente largas, sin ningún contexto o trasfondo que las haga más llevaderas y encima con mucho diálogo redundante. Leyéndolo me dejan con la impresión de estar ante otro cómic escrito para el tomo recopilatorio, ante otra historia de superhéroes semi-realista que nadie recordará en un año. El cómic no me impacta, no me da ningún motivo para creer que sus autores van a saber explorar a fondo los temas de su historia, aportar una visión fresca e innovadora de los superhéroes.

A pesar de su potencial, me cuesta recomendar esta serie habiendo en el mercado series tan superiores como Invencible o Radiant Black, que construyen historias mucho más interesantes a partir de referencias similares.

BRZRKR #1, de Keanu Reeves, Matt Kindt y Ron Garney. Por Igor Álvarez Muñiz.

Edición original: BOOM! Studios
Guion: Keanu Reeves y Matt Kindt
Dibujo: Ron Garney
Color: Bill Crabtree
Rotulación: Clem Robins
Formato: Grapa. 52 páginas. $4.99

Esta reseña se podría resumir en tres preguntas: ¿Te gusta Matt Kindt?, ¿te gusta Ron Garney? y ¿te gusta Eternal Warrior?. Si la respuesta es sí, como debería ser, entonces te gustará BRZRKR. Y por supuesto que no se nos olvide Keanu Reeves, creador de esta serie, co-guionista junto a Matt Kindt y un fuerte reclamo publicitario que se correspondió en ventas, situándola en el primer puesto, lo cual ya nos podíamos imaginar cuando las tiendas pidieron a BOOM! Studios más de 600000 copias. Nada como un actor famoso para vender cómics. Es más, Netflix ya ha anunciado que hará una serie animada y una película sobre esta serie limitada de doce números cuyo nombre solo es digno de pronunciar por el mismísimo Doctor Zoidberg.

Pero ¿qué nos cuenta BRZRKR?, pues en este primer número nada que no hayamos visto ya. Un guerrero que no puede morir trabaja para el ejercito de los Estados Unidos, su pasado es desconocido pero se remonta miles de años en el pasado y quiere ser mortal. En los últimos años ya hemos visto esto en Valiant, con la mencionada Eternal Warrior a la que se parece muchísimo, y en Image, con La Vieja Guardia de Greg Rucka y Leandro Fernández, sobre la que encontraremos más puntos en común de los que parecen a primera vista.

La verdad que es un primer número que ofrece más bien poco, son cuarenta y ocho páginas de acción en la que el protagonista, sin nombre conocido por el momento pero un gran parecido a Keanu Reeves, cumple una misión secreta, matar a un presidente, junto al ejercito estadounidense en un país extranjero, que no se dice pero hablan en español y con ciertos anuncios que nos parecen indicar, sin dejar mucho a la imaginación, que es Venezuela.

Ron Garney hace gala de su buen dibujo, es el absoluto protagonista del cómic, con sangre y vísceras por doquier y un nivel de violencia que asustaría al mismísimo John Wick. Quien disfrute con el trabajo del artista aquí encontrará lo que parece una pieza importante en su carrera, pero que tampoco espere mucho más del cómic. Solo hay unas pocas páginas finales que relatan una conversación entre el misterioso personaje y una doctora que evalúa su salud y su regeneración, con intenciones de utilizarlo para beneficio del país, sin dobleces ni ocultar nada al protagonista.

Es un cómic profundamente norteamericano, por lo menos en este primer número, que tiene un arranque tibio. Está muy bien narrado pero no contiene ni una pizca de originalidad, aunque deja un par de datos que pueden encaminarla hacia sitios muy interesantes. Seguramente sea uno de esos trabajos que se valoren mejor con la serie completa entre nuestras manos, pero por lo menos su equipo creativo ya consigue que estemos atentos a su avance. No me cabe duda de que hablaremos más de él por aquí.

Shadecraft #1, de Joe Henderson y Lee Garbett. Por Mariano Abrach.

Edición original: Image Comics
Guion: Joe Henderson
Dibujo: Lee Garbett
Color: Antonio Fabela
Rotulación: Simon Bowland
Formato: Grapa. 32 páginas. $3.99

¿Quién de nosotros no guarda cierto temor a la oscuridad? O como mínimo, un respeto. Levantarse en medio de la noche a oscuras, cuántas veces nos genera cierto cuidado a nuestras espaldas, a medir cada paso. Quizás desde allí parte Shadecraft, la nueva serie de Joe Henderson y Lee Garbett (mismo equipo de la bien recibida Skyward, junto con el colorista, el rotulador y el editor), en la que una adolescente tiene que enfrentarse a ese temor de una manera bastante literal, la oscuridad hecha una amenaza física. Por supuesto que nuestra protagonista, llamada Zadie, no admitirá un miedo a la oscuridad como cualquier joven en vías de desarrollo hacia la adultez hasta que deba tragarse sus palabras y verse atacada por una sombra.

Ese puede ser el principal problema que tenga de aquí en más, pero siendo una adolescente (y protagonista de un cómic) tendrá varios problemas con los que lidiar. La escuela secundaria, sus amigos, un posible romance, compañeros que no son exactamente amigos… y para hacerlo más complicado, su hermano que sería el prototipo del joven popular de la historia, postrado y en coma luego de un accidente que de momento no se revela.

Sin mostrar todas sus cartas, en este #1 los autores ya dan muestras de que todo lo mencionado estará de alguna manera relacionado y la serie irá por los caminos de una protagonista joven, lidiando en paralelo con situaciones extraordinarias y con cuestiones de las más cotidianas. Además de la citada referencia a la anterior colección de este equipo, en lo que respecta a Garbett se trata de una tarea similar a la que lo hizo destacar en DC Comics tiempo atrás dibujando la por entonces relanzada serie de Batgirl. Con más de diez años de carrera encima, desde ya que este trabajo es mucho más interesante y será uno de los principales motivos para seguir de cerca esta nueva serie, dando vida a sombras y a la oscuridad misma.

Geiger #1, de Geoff Johns y Gary Frank. Por Mariano Abrach.

Edición original: Image Comics
Guion: Geoff Johns
Dibujo: Gary Frank
Color: Brad Anderson
Rotulación: Rob Leigh
Formato: Grapa. 32 páginas. $3.99

Es extraño leer a la dupla de Geoff Johns y Gary Frank en esta sección. De hecho es difícil leer este comic sin pensarlo como un Elseworld del Multiverso DC. Pero finalmente está ocurriendo, Geoff Johns realizando un creator-owned. Probablemente ya nadie lo esperaba… o tal vez sí. Y para estos últimos estará dedicada esta serie, que lleva la firma y seña de los autores por donde se la tome.

A modo de sinopsis, podemos presentar a Geiger como una historia post apocalíptica ambientada en una Norteamérica aparentemente devastada, en la cual corre el rumor de un hombre mítico, con capacidades especiales. Naturalmente, las características del género superheroico no estarían lejos de una obra de Johns y Frank, que por lo que se lee en este #1 se los nota divirtiéndose a sus anchas en este mundo propio y generan muy buenas escenas.

Para no arruinar lecturas, el comienzo del cómic que presenta el relato del mito en una narración oral al costado de un fuego encendido es una bella evocación de la humanidad y de la pasión por contar historias que tiene nuestra especie. De esa manera se introduce el origen del que será el protagonista de esta serie, para luego mostrarnos su presente; lo que ocurrió de un punto al otro será material de futuros números.

Asimismo, queda muchísimo por develar del mundo que rodea a este personaje y en ese apartado seguramente también se posarán en las entregas por venir, disfrutando los autores antes que nosotros de la creación de los personajes y sus escenarios. Por una pequeña muestra que hay al final de este cómic se puede ir anticipando algo de lo que será, sin mucha originalidad pero con una lectura como mínimo entretenida.

Una cuestión curiosa de Geiger y el mundo post apocalíptico de Johns y Frank es que combina elementos del miedo principal actual, dado que todos sus personajes debiendo cubrir sus cuerpos para sobrevivir, con el temor de generaciones pasadas a la guerra nuclear que es la que genera la destrucción. En el desarrollo de la serie descubriremos si es un aspecto buscado por los autores, o es nada más y nada menos que una síntesis de los “fines del mundo” que conoce la sociedad que vivió entre el siglo XX y el XXI.

1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Carlitos
Carlitos
Lector
22 abril, 2021 15:29

De las que aparecen tengo muchas ganas a Geiger por ver que hace Geoff Johns fuera de DC. Reconozco que yo creía que nunca le veríamos en algo así.

BRZRKR seguramente sea de esos cómics donde el guion es una escusa para dar pie a la acción, que a mi después de un día duro en el trabajo o de haber estado estudiando leyes y demás mierdas, pues es lo que me apetece leer. No todo tiene que ser Sandman o Watchmen.