#ZNSeries – Los mejores episodios de Halloween de Los Simpson

Por
7
2258

Hola, soy Samuel Secades. Tal vez me recordéis de otros artículos de Zona Negativa como “Terminator Génesis: Ni Con Un Palo” o “Regreso al Futuro: Qué Viejunos Somos”. Hoy vengo a traeros, aprovechando la terrorífica fecha que se nos avecina, una recopilación con mis diez episodios favoritos de Halloween de Los Simpson. Fue en la segunda temporada de la serie, concretamente el 25 de octubre de 1990, cuando se emitió el primer especial de Halloween de la serie y en el que se acuñó el ya famoso título para estos especiales: Treehouse of Horror (llamados La Casa-Árbol del Terror en España y La Casita del Horror en Latinoamérica), en honor al escenario que recogía las tres primeras historias de miedo con motivo de la celebración de Halloween. A partir de ese momento, se convirtió en tradición la cita anual con el Especial Halloween de Los Simpson, que nos ha dejado míticos episodios para el recuerdo de los que trataremos (fallando en muchos casos, seguramente) de elegir los diez mejores.

Treehouse_of_horror_logo

Es curioso si echamos la vista atrás comprobar que en el momento en que estos especiales comenzaron a emitirse en España no existía la tradición de celebrar una fiesta tan típicamente anglosajona como Halloween en nuestro país, donde se veía como algo tan alejado de nuestras costumbres como el Día de Acción de Gracias. Pero he aquí que la globalización hizo acto de presencia (sobre todo si incluye chucherías, disfrazarse y pasarlo bien, tres cosas con mucha tradición en España) y hoy nos preparamos para dar rienda suelta a nuestros miedos y pesadillas como cualquier hijo de Connecticut o Milwaukee. Pero también es curioso, y más importante para este especial, echar la vista atrás y comprobar también que Los Simpson ya no son lo que eran. Por supuesto no es nuevo para nadie el que la calidad de la serie ha caído en picado desde… bueno, el “desde” depende de a quién le preguntes. Para un servidor, fanático obsesivo-compulsivo de la serie y de sus reposiciones en bucle, la frontera se haya claramente en la undécima temporada: esas once primeras temporadas constituyen simple y llanamente una de las mejores series de televisión de todos los tiempos, sin encuadrarla ni siquiera en el género de animación al que pertenece. Pero el ansia de exprimir un fenómeno como Los Simpson unido a la paulatina ausencia en los créditos de guionistas que hicieron verdaderamente grande a la serie han ido malogrando la calidad de la creación de Matt Groening, convertida hoy en una triste imitación de lo que fue en su día. Por esa razón precisamente no encontraréis en este top ten episodios de más allá de la novena temporada; quizás es un planteamiento algo extremo pero muchos coincidiréis conmigo en que fueron aquellas primeras temporadas las que nos dejaron auténticas obras magnas de la televisión: Los Simpson encontraron en la subversión y la referencialidad (quizás hoy desfasadas pero revolucionarias en su momento) su mascarón de proa, y los episodios de Halloween eran el momento en el que sus guionistas daban aún más rienda suelta a la locura, los homenajes y el enorme placer que da contemplar cómo se controla de tal manera un humor y unos personajes como para retorcerlos y llevarlos a hilarantes dimensiones fuera de la continuidad que hicieron las delicias de los fans durante años y que hoy en día parece algo limitado a ocasionales intros originales.

La mejor metáfora que explica esto es que estaba dispuesto a incluir un episodio del Treehouse of Horror XIX (Temporada 20), en concreto el segmento “It’s the Grand Pumpkin, Milhouse” (“Es la Gran Calabaza, Milhouse”), un delicioso homenaje a todo un clásico dentro de los Especiales de Halloween: el de Carlitos y Snoopy, “It’s the Great Pumpkin, Charlie Brown”, que lleva emitiéndose en Estados Unidos desde 1966. Y es que, en principio, el episodio lo tenía todo como para estar en una lista de favoritos: una maravillosa recreación visual de la animación al estilo Charlie Brown y un sinfín de homenajes a personajes y situaciones que destilan un verdadero amor de los creadores de Los Simpson por la clásica serie (la recreación de la intro, Marge tocando el trombón, la voz de los adultos en la serie original; el tema de Linus and Lucy o el baile en el que están los niños de Springfield, un homenaje al Especial de Navidad de Charlie Brown). Pero hay algo que falta, algo que se ha perdido. Las bromas no tienen el humor atrevido ni el ritmo de Los Simpson de antaño (sustituido por absurda casquería en la mayor parte de los casos) y la historia pierde interés según avanza. Así pues, el episodio es un “quiero y no puedo” que me hace añorar más aún si cabe los geniales tiempos en los que se sitúan estas diez pequeñas joyas del terror animado que he elegido para la ocasión. Así que dejemos el problema de la serie en la actualidad para, quizás, otro artículo menos perverso y divertido que el que nos ocupa y vamos a pasar miedo durante un rato a Springfield, donde cualquier cosa puede ocurrir en la Noche de Brujas. ¿Nos acompañáis?

Milhouse_Halloween

10 – La Cosa y Yo (La Casa-Árbol del Terror VII, Temporada 8)

-Ya vale de preguntas. Me parto el espinazo para dar de comer a mis cuatro hijos y… ¿qué?
-Tres, tenemos tres hijos Homer.
-Sí, tres hijos entrometidos.

Antes de meternos en materia conviene aclarar que hay dos fases bien diferenciadas en los Especiales de Halloween de Los Simpson. En sus orígenes los episodios bebían del formato de Tales from the Crypt o Alfred Hitchcock Presenta, con una presentación a cargo de uno de los personajes (Marge fue anfitriona en la primera etapa), e incluso se hilvanaba una historia entre los propios relatos del episodio (los cuentos en la casa del árbol, las pesadillas de Bart, Lisa y Homer o la fiesta de Halloween). Más tarde se omitió la introducción o cualquier historia intermedia y comenzaron a presentarse las tres historias directamente, evidenciando la desidia y falta de creatividad a la hora de afrontar los episodios que comentábamos más arriba. También el carácter de las historias era más terrorífico en los primeros Especiales para ir desembocando en un estilo más cercano al de The Outer Limits (con la presentación de Homer y Bart imitando la cabecera de la serie en el Especial de la quinta temporada), The Twilight Zone (Scary Door en Futurama, prueba fehaciente de lo fans que son Groening y compañía de la mítica serie) o la más reciente Cuentos Asombrosos: historias donde el terror daba paso al suspense, la ciencia ficción o la fantasía.

Bart y Hugo. ¿Cuál es el gemelo malvado?
Bart y Hugo. ¿Cuál es el gemelo malvado?

La Cosa y Yo habita en un terreno intermedio entre ambas fases. Enmarcada en un episodio donde la ciencia ficción gana terreno claramente, con dos grandes propuestas como El Tazón del Génesis y, sobre todo, Ciudadano Kang, sátira política sobre las elecciones presidenciales donde Bill Clinton y Bob Dole son reemplazados por Kang y Kodos en su plan para dominar el mundo (el sistema es bipartidista, así que hay que votar igual por uno de los dos), La Cosa y Yo aún conserva el espíritu de los primeros episodios de terror de Los Simpson, con una gran ambientación (el desván prohibido y, sobre todo, el terrible secreto de los padres). La Cosa y Yo recuerda poderosamente a Basket Case: ¿Dónde te escondes, hermano? (Frank Helenlotter, 1982), cinta de terror de culto donde un hombre va a todos lados con la cesta en la que habita su hermano siamés Belial, deforme criatura de la que fue separado al nacer. Ojo al aterrador final con Bart ocupando el lugar de Hugo en el desván, desterrado de su familia y condenado a un cubo de cabezas de pescado a la semana.

9 – Fly vs. Fly (La Casa-Árbol del Terror VIII, Temporada 9)

-Homer, ¿qué te propones?
-Algo que debí hacer hace mucho tiempo. ¡Te voy a enseñar a no tocar mis cosas!

Nos vamos una temporada adelante para el homenaje que la serie dedicó a La Mosca (David Cronenberg, 1986), clásico del terror y remake de la cinta del mismo título de 1958 dirigida por Kurt Neumann. Cronenberg aportó en su momento su estilo enfermizo y profundamente desagradable a la historia de la transformación de un científico (inolvidables Jeff Goldblum como Seth-Mosca y la sufrida Geena Davis) en un híbrido entre humano y mosca tras colarse un insecto en su máquina de teletransporte. El episodio de Los Simpson se sustenta en un humor gamberro (el uso que le da Homer a la máquina es impagable) y una inquietante cabeza de mosca en el cuerpo de Bart que la familia adopta como un miembro más.

Dos pavos, ¿eh? Y sólo transporta materia...
Dos pavos, ¿eh? Y sólo transporta materia...


La historia viene precedida de una mítica intro en la que un censor de la Fox revisa el episodio para que se adecúe a todos los públicos, siendo acuchillado por la espalda. Una intro que, paradójicamente, tuvo que pasar por la censura de la propia Fox con la que tanto se ha metido la amarilla familia de Springfield al obligar a la modificación de absurdos detalles como el tamaño del arma que asesina al crítico.

Esto puede pasar pero sin “pipa de marihuana”

8 – Tiempo y Castigo (La Casa-Árbol del Terror V, Temporada 6)

Recuerda el consejo que te dio tu padre el día de tu boda:
-Si alguna vez viajas atrás en el tiempo, procura no tocar nada, porque hasta el más mínimo cambio puede alterar el futuro de una forma inimaginable.

Nos metemos de lleno en la quinta entrega de Treehouse of Horror, una de las más brillantes en su conjunto: no es de extrañar, sabiendo que Los Simpson estaban atravesando una etapa brillante. En Time and Punishment vemos todo un despliegue de situaciones y referencias promovidas por el viaje en el tiempo de Homer por medio de su averiada tostadora a la era de los dinosaurios (cuando aún no estaban en los zoos), donde cualquier pequeño cambio alterará para siempre la realidad de la que Homer procede. La historia está basada en el relato de Ray Bradbury A Sound of Thunder (El Sonido del Trueno, que podéis encontrar en nuestro idioma en la recopilación Las Doradas Manzanas del Sol), que contó incluso con una adaptación al cine dirigida por Peter Hyams en 2005.

Homer en apuros temporales
Homer en apuros temporales


En las múltiples realidades que genera Homer (que se encuentra en el túnel del tiempo con Mr. Peabody y Sherman (personajes de dibujos animados que poseían una máquina del tiempo en El Show de Rocky y Bullwinkle) destaca la distopía en la que Flanders es el dueño y señor del mundo, al que intenta “flanderizar” mediante terroríficos métodos de control como leche calentita y lobotomías frontales, y en la que hay detalles que nos recuerdan a Terminator 2: El Juicio Final como esa cocina que se transforma en pantalla de televisión imitando el metal líquido del T-1000. Para el recuerdo quedan las diferentes realidades que pasan ante nuestros ojos mientras Homer cambia sin cesar el pasado, todo un despliegue de ingenio y posibilidades.

7 – La Pesadilla de Bart (La Casa-Árbol del Terror II, Temporada 3)

-Lo ha heredado de tu familia, ¿sabes? En la mía nunca hubo ningún monstruo.

Posiblemente, el mejor Especial de Halloween de Los Simpson fue este en el que Lisa, Bart y Homer se atiborran a chucherías para ser presa de terribles pesadillas esa misma noche. Toda una joya de episodio que comienza con la adaptación en La Pesadilla de Lisa de La Pata de Mono, el relato de W.W. Jacobs (con retazos del capítulo de Twilight Zone A Small Talent for War y homenaje incluido de Kang y Kodos a la mismísima Plan 9 del Espacio Exterior) y termina con La Pesadilla de Homer, un gran homenaje a las diversas encarnaciones de Frankenstein y a La Cosa con Dos Cabezas (Lee Frost, 1972), ácida crítica del racismo donde un malvado millonario enfermo de cáncer transplanta su cabeza al cuerpo de un afroamericano para evitar la muerte. En medio nos encontramos con La Pesadilla de Bart, una aterradora adaptación del clásico de En los límites de la realidad (The Twilight Zone) titulado It’s a Good Life (Es una buena vida) emitido en 1961 y considerado uno de los mejores capítulos de la serie. En el episodio, que os dejo íntegro a continuación, se narra al igual que en la adaptación de Los Simpson cómo un niño con enormes poderes mentales controla a toda su ciudad.


Entre los grandes detalles del episodio nos encontramos con un Jasper transformado en perro homenaje a la espeluznante escena de La Invasión de los Ultracuerpos (Philiph Kaufman, 1978 –remake de Invasion of the Body Snatchers, el clásico de Don Siegel de 1956-) o un Homer convertido por Bart en un Jack in the Box (clásico juguete de un payaso en una caja que salta con un muelle) y que aprende a pasar más tiempo con su mutante hijo en una escena, por cierto, sacada de un antiguo anuncio estadounidense contra el tabaco y que, sí, os hemos encontrado para la ocasión. Hasta la aterradora (por edulcorada) música es idéntica.

-¿Está de acuerdo con lo que digo, Homer? -No, es el aire acondicionado.
-¿Está de acuerdo con lo que digo, Homer? -No, es el aire acondicionado.

6 – Terror a metro y medio (Terror at 5 1/2 feet) (La Casa-Árbol del Terror IV, Temporada 5)

-El único monstruo que hay aquí es la falta del debido respeto a las normas.

Nos metemos de lleno en un capítulo terrorífico en otra de las mejores ediciones de Treehouse of Horror y de nuevo con un homenaje a otro episodio de The Twilight Zone, Nightmare at 20.000 feet (Pesadilla a 20.000 pies), protagonizado por el mismísimo William Shatner y cuya trama se desarrolla en un avión en vez de en un autobús escolar. Os hemos conseguido el capítulo original (del que se hizo un remake en 1983 con motivo de una antología de The Twilight Zone y que podéis ver también aquí).


En la historia de Bart tenemos una de las tramas más desasosegantes, primero con la visión de Bart de su propia muerte y después con el viaje en autobús y la presencia de Skinner como pasajero o la subida de Willie tras haber tenido que matar a su mula. El ritmo y la tensión del capítulo son inmejorables, susto final incluido, dando lugar a uno de los mejores episodios de Halloween de la serie

Un gremlin en el autobús
Un gremlin en el autobús

5 – The HΩmega Man (La Casa-Árbol del Terror VIII, Temporada 9)

Volvemos a la novena temporada con uno de los episodios más recordados, el homenaje de Homer a la cinta de Charlton Heston The Omega Man (El Último Hombre Vivo, Boris Sagal, 1971), basada a su vez en la extraordinaria novela de Richard Matheson Soy Leyenda. En el episodio, Homer parece ser el único superviviente de un holocausto nuclear (provocado por el alcalde Quimby y sus chistes de gabachos), pero pronto se da cuenta de que no está solo, aunque aquí los vampiros de la novela han sido sustituidos como en la cinta de Heston por mutantes. Un episodio con una cantidad ingente de gags, como el atropello de Homer a los músicos albinos Johnny y Edgar Winter, a quienes confunde con mutantes (albinos eran también los integrantes de “La Familia”, villanos de la película de 1971), o la gran secuencia de Homer bailando desnudo en la iglesia al ritmo de War, canción de Edwin Starr. De esos capítulos de los que estarías horas sacando frases y referencias, y como muestra un botón: el momento en el que Homer se da cuenta de que sus seres queridos han muerto y recuerda a Maggie, el Pequeño Ayudante de Santa Claus y la tele como “mi pequeño eso” (“and the rest”), referencia a la intro de la primera temporada de La Isla de Gilligan, donde se referían a dos de sus protagonistas de esa manera.

¿No ves que está verde, palurdo?
¿No ves que está verde, palurdo?

4 – Pesadilla en Evergreen Terrace (La Casa-Árbol del Terror VI, Temporada 7)

Dominas una lengua muerta. Enfréntate a una viva.

No podíamos acercarnos al top 3 sin mencionar el segmento dedicado a la mítica Pesadilla en Elm Street (Wes Craven, 1984), cinta que encumbró al personaje de Freddy Krueger y que desencadenó una retahíla de secuelas pasando a formar parte del imaginario colectivo de los monstruos de cine. En el episodio es el jardinero Willie quien interpreta al personaje que utiliza los sueños para asesinar, una venganza contra los niños de Springfield después de que lo dejaran morir quemado en una reunión de padres en el colegio un viernes 13 de Smarch (maldito frío de Smarzo…).

El capítulo destaca por su creativa animación, desatada al tratar el mundo de los sueños (como el primer encuentro entre Bart y Willie en un sueño que recuerda la clásica animación de los dibujos animados de Warner Brothers como El Coyote y el Correcaminos, o la muerte de Martin en un escenario que hace referencia a El Guardián de las PalabrasThe Pagemaster, Joe Johnston y Maurice Hunt, 1994). También la aparente muerte de Willie cambiando continuamente de forma recuerda al final del T-1000 en Terminator 2: El Juicio Final.

Willie esperando pacientemente
Willie esperando pacientemente

3 – Bart Simpson’s Dracula (La Casa-Árbol del Terror IV, Temporada 5)

-¡La criatura que buscan es un muerto viviente! ¡Nosferatu! ¡Das Vampire!… ¡Un vampiro!

Uno de los grandes homenajes de los Especiales de Halloween de Los Simpson fue este dedicado a Drácula, con múltiples referencias a la versión de Francis Ford Coppola de 1992 como el aspecto que luce el señor Burns emulando la caracterización del personaje interpretado por Gary Oldman. Impagable la investigación del Jefe Wiggum sobre los misteriosos crímenes en los que las víctimas se encontraban sin sangre y con mordeduras, y en cuya escena del crimen se llegó a encontrar una capa, con lo que Wiggum concluye que debe tratarse de una momia.

Burns Drácula y su sombra
Burns Drácula y su sombra

Otros detalles del episodio son la transformación de Bart emulando a la de Jason Patric en Jóvenes Ocultos (Lost Boys, Joel Schumacher, 1987), y la escena de la ventana es una referencia a la escalofriante escena similar de El Misterio de Salem’s Lot (Tobe Hooper, 1979). Un capítulo redondo que nos vuelve a llevar al gran cuarto Especial de Halloween de Los Simpson, cuyo hilo conductor era Bart presentándonos una serie de cuadros y que homenajeaba a la poco conocida Night Gallery (Galería Nocturna), la serie de televisión de 1969 presentada por Rod Serling.

¿Springfield o Salem's Lot?
¿Springfield o Salem's Lot?

2 – El Resplandior (The Shinning) (La Casa-Árbol del Terror V, Temporada 6)

-Hola, qué te sirvo Homer.
-¡Moe! ¡Una cerveza!
-No, si no asesinas a tu familia.

Cómo no acordarse con ejemplos como este perfecto resumen de la novela en tres líneas de diálogo de uno de los homenajes más antológicos de Los Simpson, el dedicado a El Resplandor (Stanley Kubrick, 1980), basada en la clásica novela de Stephen King. Todo el capítulo es una delicia repleta de referencias sobre todo a la cinta de Kubrick: el laberinto de Willie, la sangre en el ascensor, la máquina de escribir de Homer/Jack Torrance o mi favorita, el encuentro en el bar entre Homer y un nada feliz fantasma de Moe. Una genialidad que, más que con palabras, se puede demostrar con imágenes extraídas de la siguiente página de Tumblr:

Resplandior_1

Resplandior_2

Resplandior_3

Resplandior_4

1 – El Cuervo (La Casa-Árbol del Terror I, Temporada 2)

-¿Sabes qué hubiera dado más miedo que nada?
-Qué.
-¡Cualquier cosa!

Matt Groening tenía miedo con The Raven (El Cuervo), pero no porque la adaptación del inmortal poema de Edgar Allan Poe fuese especialmente terrorífico, sino porque pensaba que el fragmento no contenía humor y podría resultar pedante. Nada más lejos de la realidad. El tercer relato del primer Especial de Halloween de Los Simpson es ya considerada una obra maestra de la animación: la atmósfera que rodea al poema es adaptada maravillosamente, a lo que ayudó sobremanera la narración en la versión original, con la que os dejamos a continuación, a cargo del gran James Earl Jones y su profunda e inolvidable voz. Con el vídeo y el poema magistralmente adaptado por Los Simpson (transcripción extraída de esta web) nos despedimos, deseándoos una aterradora Noche de Brujas y esperando que los caramelos os produzcan horrendas pesadillas.

En un atardecer triste y quejoso
meditaba yo, débil y abrumado,
sobre un volumen de ciencias muy curioso
de temas que ya estaban olvidados.

Mientras cabeceaba somnoliento,
oí como si repicaran suavemente
en la puerta cerrada del salón.
“Será alguna visita, —pensé yo—
que está llamando a la puerta de atrás.
Es eso, sólo eso y nada más.”

Ah, recuerdo claramente
aquel diciembre anodino,
y el rescoldo mortecino
que hacía sombra en el suelo.
Mientras pedía vanamente
a los libros un consuelo,
por la pérdida de aquella
que los ángeles por bella,
quisieron llamar Leonor.
“Oh mi amor!”
Oh hermosura excepcional,
que ya ha quedado sin nombre
por siempre, siempre jamás!

Me estremecí al ondular
de las púrpuras cortinas,
con ese ruido sedoso
del fantasma que camina.
Mi corazón temeroso
del pecho quería saltar,
y yo repetía angustiado
para poderlo callar:

“Es sólo un visitante que quiere entrar.
Es eso, eso es sólo, y nada más.”

Mas de pronto mi alma tomó aliento
y sin dudarlo, lancé mi voz al viento:

“Señor —dije— o señora, lo lamento,
y os imploro perdón de corazón.
Pero ha ocurrido que,
como estaba yo medio dormido
y llamasteis tan sin hacer ruido
a la puerta de mi habitación,
pues apenas si os he oído.”

Y abrí de par en par:
oscuridad, tan solo, y nada más.

Di la vuelta tras cerrar;
sentía mi sangre caliente,
cuando de nuevo, oí llamar,
esta vez más fuertemente.

“Eso es —dije yo— eso es seguramente
que sin duda esta mañana
alguien dejó sin pensar
cualquier cosa en la ventana.”

Abrí de par los postigos
y entró, cual si fuera amigo,
con revoloteo ruidoso,
un cuervo majestuoso.

No hizo reverencia alguna,
y con un aire altanero
de dama o de caballero,
sin batir casi sus alas,
con la mirada despierta
saltó, se posó en la puerta,
luego en el busto de Pallas,
y nada más.

“Aunque tengas la cresta rala y lisa
no es tu actitud sumisa.
Tú, que por el margen de la noche vagas,
dime, cuál es tu nombre,
antes de que deshagas
lo que plutónicamente
te da el hombre, pájaro carroñero.”

(“Multiplícate por cero!”)

El cuervo dijo: “nunca más”,
y nunca diría otra cosa.

De pronto noté el aire perfumado:
un invisible incensario balanceado
por ángeles cuyo tintineo
quedaba en la alfombra amortiguado.

“Miserable”, le increpé;
“Dios por medio de estos querubines
te envuelve en el descanso y el sopor
que alivian el recuerdo de tu amor.
Apura, apura este filtro que asegura
el no acordarte más de tu locura.”

Y dijo el cuervo: “nunca más”.

“Que estas palabras sean tu despedida,
pájaro demonio; —chillé furioso—
aléjate de mi vida,
ve a tu noche de plutonio
y no dejes pluma atestiguando la mentira
que tu alma invoca.
Mi rebeldía se ha convertido en ira.
Baja del busto de roca,
no busques mi corazón
y desaparece de mi habitación.”

Y dijo el cuervo: “nunca más”.

“No busques, cuervo, mi corazón,
desaparece de mi habitación.”

Y dijo el cuervo: “nunca más “.

Y el cuervo inmóvil,
cerradas las alas
ahí sigue parado,
sobre el busto de Pallas.

Guardián inmóvil
de mi imagen muerta,
escudriña mi ser
desde la puerta.

La luz proyecta su imagen en el suelo,
donde yace mi alma sin consuelo.
Donde ya siempre mi alma yacerá
pues no podrá levantarse

nunca más.

7 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
frankbanner49
frankbanner49
Lector
30 octubre, 2015 19:12

me gustaria decir algo bueno de la familia amarilla esta,pero hace como un trillón de años que dejé de seguirla.en concreto,cuando empezaron a acudir regularmente a la iglesia,y se ablandaron cosa mala.

llevo al dia PADRE DE FAMILIA,eso sí,serie que sigue gastando practicamente la misma mala baba que al principio.y eso me mola mucho.

lo que no admite discusión alguna es el nivelón ultimamente de los articulos de samuel.

pero que tán “dao”,muchacho?.¿tauritón? ¿o qué?.

que barbaro. :-O

prometo leermelo con total tranquilidad,pero lo que se adivina es un nivél de curro superlativo.

una vez más,BRAVO¡¡ Y ENHORABUENA,XDD¡¡.

Save
Save
Lector
En respuesta a  frankbanner49
30 octubre, 2015 22:54

Yo es que para mala baba me quedo con South Park. Padre de Familia me parece repetitiva a más no poder.

Los Simpson no son ni la sombra de lo que eran, pero es que yo llevo años sin ver capítulos nuevos y todavía me asombro si pillo los viejos con el nivel de brillantez que destilan.

frankbanner49
frankbanner49
Lector
En respuesta a  Save
31 octubre, 2015 10:26

un + ,1 sin duda, a lo de south park.la pelicula gastaba una mala uva que pá qué.y la serie es un puntazo,la verdad.

billyboy
billyboy
Lector
30 octubre, 2015 20:35

Sinceramente ahora estos episodios son los unicos que merecen la pena ver cada año de los Simpson.

Esfingo
Esfingo
Lector
31 octubre, 2015 13:52

Sin tele y sin cerveza Homer pierde la cabeza

Number H
Number H
Lector
31 octubre, 2015 17:40

Que???

No esta en el Top.- Ningún relato de La Casa del arbol III, Que para mi es la mas redonda, lo siento pero creo que al hacer el ranking lo pasaste de largo.-
Yo incluiría el primer relato del muñeco diabolico perfectamente en el 1.- Este relato tiene Gag tras Gag, Pero sobre todo Quien no recuerda esto:
Chino: señor he de advertirle que ese muñeco esta maldito
Homer: eso es malo
Chino: pero le regalo un tarrina de yogul helado
Homer: eso es bueno
Chino: el yogul helado esta maldito
Homer: eso es malo
Chino: pero puede elegir el sabor que prefiera
Homer: eso es bueno
Chino: el yogur helado lleva aromatizantes artificiales
Homer:…..
Chino: eso es malo
Homer: ¿me puedo ir ya?