#ZNCine – Crítica de Terminator Génesis, de Alan Taylor

Por
23
750

 

Dirección: Alan Taylor
Guión: Laeta Kalogridis, Patrick Lussier
Música: Lorne Balfe
Fotografía: Kramer Morgenthau
Reparto: Emilia Clarke, Arnold Schwarzenegger, Jason Clarke, Jai Courtney, J.K. Simmons, Dayo Okeniyi, Lee Byung-Hun, Matt Smith, Michael Gladis, Sandrine Holt, Natalie Stephany Aguilar, Teri Wyble, Brett Azar, Starlette Miariaunii, Nolan Gross
Duración: 126 minutos
Productora: Paramount Pictures, Annapurna Pictures, Skydance Productions
País: Estados Unidos

 
Aviso de Spoilers: Esta crítica de Terminator Génesis contiene escasos y no relevantes detalles de la trama, de tal modo que el visionado de cualquier tráiler de la película te habrá dado más información que el leer esta reseña.

La noche del combate es posible que sientas una ligera punzada. Será el orgullo, que intenta joderte.

Marsellus Wallace, Pulp Fiction

Es curioso que en el transcurso de unas pocas semanas hayan llegado a nuestras carteleras dos películas con intenciones tan parecidas como son Jurassic World y esta que nos ocupa: Terminator Génesis. Tras dos primeras películas consideradas clásicos de la ciencia ficción, Terminator (1984) y Terminator 2: El Juicio Final (1991), ambas dirigidas por el antaño gran director James Cameron, la franquicia derivó en dos secuelas más que no llegaron ni al éxito ni mucho menos a la calidad de las dos cintas originales: Terminator 3: La Rebelión de las Máquinas (Jonathan Mostow, 2003) –de la que me sigo quedando con su previa versión paródica– y Terminator Salvation (McG, 2009). Tras la debacle que supuso esta última muchos dieron a la franquicia por muerta hasta que, tras el ocaso de la Era de la Precuela, la Historia del Cine entró de lleno en la Era del Reboot en la que nos encontramos actualmente. En sagas tan populares como Jurassic Park o la propia Terminator, cuyas películas madre aún seguían muy arraigadas en la retina del espectador, se decidió optar por una vía alternativa: descartar todas aquellas secuelas que no interesaran y mantener aquellos parámetros básicos que sirvieran para enganchar de nuevo al espectador (fórmula de actualidad con el ejemplo esta semana de Dragon Ball: Super, que retoma Z obviando GT). De este modo, los productores (no nos engañemos) actúan más que nunca como Deus Ex Machina, reescribiendo la Historia al gusto de sus nuevas aspiraciones comerciales. En el caso de Terminator: Génesis, tanto la tercera parte como Salvation han sido eliminadas de la ecuación y se ha optado por una historia paralela a la primera parte en la que contemplamos el envío de Kyle Reese (Jai Courtney) al pasado para proteger a una Sarah Connor (Emilia Clarke) que, en vez de ser la joven ingenua e indefensa de la cinta original, es ahora una aguerrida combatiente criada por un T-800 (Arnold Schwarzenegger) que la rescató en su infancia del ataque de un T-1000 enviado para eliminarla antes de los sucesos de la primera cinta. Así que nos encontramos ante una reescritura de la primera Terminator que utiliza a su antojo elementos de las dos primeras películas para presentarnos un monstruo de Frankenstein hecho a base de retazos, nostalgia y los peores defectos de este deprimente momento que vive el blockbuster contemporáneo. Pasemos a analizar las escasas virtudes y los muchos defectos de este Génesis que tiene mucho más de refrito que de reinvención.

George Lucas violó mi infancia” fue una frase hecha popularizada desde el estreno de la segunda trilogía de Star Wars y que pasó a convertirse en mantra para muchos aficionados que veían cómo el recuerdo de sus veneradas películas era corrompido por unas secuelas que no estaban claramente a la altura de sus originales. La frase no sólo era una divertida exageración, sino que demostraba que los aficionados habían hecho suyas esas películas, convirtiéndolas en algo tan personal que manosearlas suponía casi un gesto violento a los recuerdos del fan, y más si ese manoseo nada tenía que ver con lo que esperaban (las dichosas expectativas que nos están arruinando la experiencia de ir al cine); todo ello reflejaba algo así como un síndrome de Peter Pan cinéfilo en el que los aficionados se negaban a reconocer que ellos habían crecido a la vez que se iban haciendo antiguas sus adoradas películas. “El Cine se abre camino”, que diría Ian Malcolm (personaje que estamos seguros de lo que opinaría de Jurassic World), y la realidad era que, para bien o para mal, George Lucas había contado la historia que quería contar en ese momento, como Ridley Scott haría años más tarde con la saga Alien y Prometheus. Nos gustaran más o menos (servidor considera ambos ejemplos completamente fallidos) pero no dejaban de ser una muestra de creadores volviendo sobre los pasos de sus obras con la misma legitimidad que antaño pero con diferentes espectadores. Espectadores que clamaban con soberbia como Gloria Swanson en El Crepúsculo de los Dioses aquello de que “Yo sigo siendo grande, son las películas las que se han hecho pequeñas”. Pero he aquí que lo que era comprensible, aunque decepcionante, en el caso de Lucas o Scott, se ha convertido en escandaloso tanto con Jurassic World como, sobre todo, con Terminator: Génesis. El Hollywood de 2015 es un monstruo brutal e impaciente que no pide permiso para saquear tumbas y, como el terrible Saturno de Goya, devora a sus hijos en nombre del dólar.

Así que dejémonos de cuentos y divagaciones y digamos bien alto que Terminator: Génesis es un insulto no como aficionado a las cintas originales ultrajado con derecho a pataleta (fase que creo haber dejado atrás hace ya tiempo) sino como espectador tirando a viejo que reconoce cuándo le quieren dar gato por liebre y acostumbra a notar al tacto los billetes falsos de tantos que le han colado. Creo que me estoy viniendo arriba, así que reconoceré muy a mi pesar que Terminator: Génesis me tuvo muy bien engañado durante su primera hora en la que se dedica de forma muy inteligente a imitar la grandiosa secuela que fue Regreso al Futuro II (Robert Zemeckis, 1989), esta vez recreando milimétricamente la trama y escenas de la primera Terminator de Cameron y planteando una interesante variación en el argumento (digamos, siendo reduccionistas, que aquí Schwarzenegger hace el papel de almanaque, el detonante que trastoca las líneas temporales). Terminator Génesis comienza entonces un maquiavélico juego del trilero, escondiendo la bolita al ingenuo espectador (de nuevo, un servidor) que cree realmente en la existencia de una bolita, cuando lo que hay son tres vasos vacíos moviéndose aleatoriamente. Pero durante esa competente primera hora, en la que vemos el publicitado enfrentamiento de Schwarzenegger con su (muy conseguida) recreación de 1984, e incluso a los tres punkis haciéndole frente (por un momento pensé que iba a aparecer un rejuvenecido Bill Paxton) llegué a pensar, iluso de mí, que quizás este Terminator: Génesis fuera un digno sucesor del talento de James Cameron. Nada más lejos de la realidad.

Ser o no ser... no ser (o añorando El Último Gran Héroe)
Ser o no ser... no ser (o añorando El Último Gran Héroe)

Cuando Terminator: Génesis se quita la careta y muestra su verdadero rostro (para qué engañarnos, el mismo que se dejaba ver en todos y cada uno de los destripadores tráilers) uno despierta de la hipnosis más cabreado que, pongamos el caso, si la cinta hubiese sido un desastre desde el principio. Porque ha utilizado tu nostalgia… no, no sólo tu nostalgia, la confianza que otros gigantes se ganaron a pulso para subirse sobre sus hombros y básicamente escupirte desde las alturas. Es el mismo caso, clavado como esas películas dobles que tanto gusta a Hollywood producir de cuando en cuando, que en Jurassic World, donde la mítica partitura de John Williams es utilizada como un burdo reclamo para patos. Un cebo. La caña, la zanahoria y el burro. “Eh, ¿recuerdas lo buenas que eran Parque Jurásico y Terminator? Mira, hemos esparcido referencias por todas estas nuevas películas para ti, para que recuerdes lo mucho que te gustaron en su momento y nos dejes entrar; con suerte conseguiremos no enfadarte aunque al fin y al cabo nos importa un bledo. Tenemos tu entrada, has pasado por caja, objetivo cumplido”. Esta representación maniquea del falso profeta en el que se ha convertido el Hollywood del verano de 2015 ha sido refrendada con el éxito descomunal de Jurassic World, que ha jugado con cartas mucho más inteligentes, aunque igual de tramposas, que esta desastrosa Terminator Génesis. Lo escandaloso de este nuevo Terminator es que, una vez planteada la trama temporal, literalmente no sabe qué hacer con ella. Se podría decir que es una sinopsis alargada, un planteamiento con potencial pero sin desarrollar. Un continuo callejón sin salida que no ha aprendido nada de sus dos gigantescas predecesoras, la citada saga de Regreso al Futuro o cualquier película construida a base de paradojas temporales, de 12 Monos a Primer. Hasta la reciente y recomendadísima Coherence sabía jugar mucho mejor con un ínfimo presupuesto al juego de los universos paralelos y las tramas temporales.

Si soy más duro con Terminator Génesis de lo normal es porque se atreve a ser ambiciosa sin razones para serlo. Es un mago que ejecuta desastrosamente un truco y se las da de David Copperfield. Y como no sabe qué hacer con su segundo y tercer acto, decide hacer lo que mejor sabe como buen blockbuster actual: entregarse desenfrenadamente al destruction porn y esperar que entre bala y bala, explosión y frase ingeniosa el espectador desenchufe su abotargado cerebro, ingiera otra palomita a precio de barril de crudo y se entregue a la causa de la Nada. Maquillemos algo de emoción en el epílogo, dejemos la puerta abierta a una nueva trilogía sin sentido y esperemos a que lleguen los sacos de dinero. Es un hecho que el Hollywood comercial se ha quedado hace tiempo sin ideas, pero esta nueva etapa es abiertamente demencial. La amplitud de su target en películas que deben gustar por contrato a edades comprendidas entre los 8 y los 80, como los juegos de mesa, ha llevado a la parodia al concepto de “Cine adulto” con la admirable excepción de esa obra maestra que nos ha regalado 2015 que es Mad Max: Furia en la Carretera. No nos engañemos, la nueva Mad Max en unas manos que no hubieran sido las de George Miller hubiera tenido varios chascarrillos por minuto, como esta Terminator Génesis que en ocasiones roza de manera absurda el género de la sitcom (escena musical vergonzante de por medio en la que no puedes menos que llevarte las manos a la cabeza entre el estupor y la indignación). Basta decir que el gag de la sonrisa del T-800, visto en el Director’s Cut de Terminator 2, es utilizado hasta en cuatro ocasiones. Cuatro. 4. Hasta convertirnos a nosotros, la platea, en meras risas enlatadas dispuestas a saltar en el momento en el que la trama no da para más. A uno sólo le queda echar de menos esa gravedad de las grandes cintas de acción de hace veinte o treinta o cuarenta años (¡ay!) que, milagro, se tomaban en serio a ellas mismas sin renunciar a utilizar el humor como complemento, no como arma arrojadiza. Tiempos en los que se respetaba infinitamente más al espectador que en este distópico 2015. Para un personaje mínimanente interesante que hay, como es ese traumatizado y alcohólico J.K. Simmons del que queremos saber más, se le trata como una pieza de atrezzo, un secundario sólo necesario porque viene en el guion.

¿Es un T-1000? No sé, no me ha dado tiempo a conocerle
¿Es un T-1000? No sé, no me ha dado tiempo a conocerle

Ya que hablamos de las actuaciones, párrafo aparte merece un reparto para olvidar, comenzando por un Jai Courtney al nivel de representación teatral de instituto. Michael Biehn nunca fue una maravilla de actor, pero su oficio comparado con el de Courtney le convierte en Marlon Brando. Este nuevo Kyle Reese pasa por la película pero nunca es el protagonista, ni siquiera un secundario. Es un pelele, como el Mel Gibson de Los Simpson para los productores. Así de triste. Qué decir de una Emilia Clarke que puede cumplir como la hierática Khaleesi de Juego de Tronos, pero que aquí nada tiene que ver con la aguerrida Linda Hamilton de Terminator 2. Sarah Connor, auténtico pilar de la saga, requiere una fuerza que Clarke, sencillamente, no puede dar al personaje más allá de ser una parodia impostada de una guerrera entrenada desde pequeña. Arnold Schwarzenegger, sin embargo, parece ser el único pasándoselo bien en pantalla con la libertad que te da el saber que no tienes nada que perder haciendo lo que siempre se te ha dado bien. Y cumpliendo también como siempre, cosa que no se puede decir de sus compañeros de reparto. Arnold viene de otra generación, una en la que podías hacer Commando, Depredador o Poli de Guardería pero en la que el público siempre te vería dejarte la piel en el intento. ¿Veis? Ya me estoy poniendo nostálgico.

En todo caso, y para recapitular, me vino a la cabeza viendo tanto Jurassic World como esta olvidable por el bien de mi salud mental Terminator Génesis la escena de Marsellus Wallace en la que instaba a Butch a dejarse caer en el combate por unos míseros dólares, olvidando tanto su orgullo como, a la postre, el reloj que perteneció a su bisabuelo y que su padre y el mismísmo Christopher Walken habían llevado en su culo durante años en la guerra de Vietnam para que llegara a sus manos. Un legado tan importante que hace que uno también se rebele contra esta política de combates amañados, llámense Jurassic World o Terminator Génesis. No pasarán.

Sinopsis de la película para los que se hayan saltado la crítica
Sinopsis de la película para los que se hayan saltado la crítica

 
Dirección - 4
Guion - 2
Reparto - 3
Aspecto Visual - 7
Banda Sonora - 5

4.2

Terminator Génesis es una broma de mal gusto, todo un símbolo del blockbuster vacío de forma y contenido y una nueva afrenta a las dos primeras películas.

Vosotros puntuáis: 5.24 ( 14 votos)

23
Déjanos un comentario

Please Login to comment
20 Comment threads
3 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
18 Comment authors
FletchermhtdtrsibaixKonamimanCocoZKai Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
josan_avenger
Lector

Totalmente de acuerdo, yo fui a ver la peli al preestreno y sali completamente decepcionado, la pelicula es un sinsentido y se abusa en exceso de los toques de humor de “el abuelo” y luego estan toques sin ningun sentido como

Aviso de Spoiler

que el plan de skynet sea utilizar a john connor para matar a sarah connor, eso no tiene sentido alguno, ya que si lo consigue john no naceria y no podria matarla y luego esta que se acaba la pelicula y seguimos sin saber quien manda al abuelo al pasado

.
En definitiva, que la peli tiene muchas cosas que no me gustaron, denasiadas, de hecho pese a sus (muchos) defectos me quedo con terminator 3 antes que con esta, ya que el final de la 3 me parece perfecto para la saga

CocoZKai
Lector
CocoZKai

oye pero tu estas enfermo o que? como te va gustar mas la 3 , Terminator 3 ridiculizo al máximo al terminator humanizándolo durante toda la película, pero es que creo que no has entendido la trama, si Jhon Connor intenta matar a Sara es porque no es el verdadero Jhon Connor. es una replica que se hace pasar por el verdadero y según el solo estaría mejorado por skynet, LO QUE PASA ES QUE MUCHOS NO TOLERAN UNA PELICULA PARA LA SAGA QUE SEA DE MUCHO MENOR NIVEL DE LO QUE FUERON LAS 2 PRIMERAS y así obviamente les cuesta aceptar su verdera calificación. Todo lo explicaco en Terminator tiene sentido y lo que ustedes consideran que no es lo que sencillamente nunca se explico, se podría explicar en otras entregas.

Igverni
Lector

Ya comenté en el post de estrenos de Julio que no pensaba en ver esta película ni loco. Lástima que me confirmes lo que los trailers presagiaban…

Aparentemente en los USA va a ser un fracaso total, lleva recaudados solo 50M en los 7 primeros días. Y aunque al final recuperen con la recaudación mundial, espero que se les quite de la cabeza hacer más bodrios de estos…

CocoZKai
Lector
CocoZKai

EE.UU hace años perdió mi respetos por sus criticas y películas que ahora considera las mejores, demasiada admiración por efectos por computador y tramas donde absolutamente todo se explique, a pesar de todo esto esta película si tiene la posibilidad de explicar todo con sus demás entregas y por otro lado al menos por ahora en todo los temas que si explicaron la película si dio una respuesta razonable, Por otro lado en los mismos Oscars ya no es lo mismo EE.UU

Igverni
Lector

Por cierto, gracias Samuel por tu crítica!!

Lamento que hayas tenido que pasar 2 horas horrendas, pero eso que ganamos nosotros leyéndote…

🙂

CocoZKai
Lector
CocoZKai

puta me doy cuenta que quienes odian Terminator Genesys , les encanto Terminator 3 que desastre!

billyboy
Lector
billyboy

Pues fui a ver Jurasic World y sali decepcionado,me ahorro la misma sensacion con esta,si alguna vez la ponen por la tele la vere,pero me niego a pagar 8 euros para salir con cara de tonto del cine como con la pelicula de los dinosaurios.

Shockbringer
Lector
Shockbringer

Gran crítica. Define a la perfección el miedo que tengo al Episodio VII dónde todo parece vivir de las nostalgia en los trailers. Un Tatooine que no es Tatooine, un Vader que no es Vader, un R2 que no es R2, Unos soldados imperiales con el uniforme ligeramente cambiado y una sensación de quiero y no puedo masiva:
https://www.facebook.com/324081627797948/photos/a.330726737133437.1073741831.324081627797948/396463863893057/?type=1&theater

SPetrikov
Lector
SPetrikov

Falto Cris Pratt como terminator y hubiera sido un éxito, : )

jose cabrera
Lector
jose cabrera

Como menciona la critica la película es un despropósito que se atreve a jugar con el tema de las lineas temporales sin tener capacidad para llevarlo a buen puerto, paso a comentar en spoilers.

Aviso de Spoiler

Como mencionan el terminator viejo cuya unica explicacion de porque esta ahi es un “me borraron la memoria”.
Si J.K. Simmons esta desperdiciado, pero es peor lo de Matt smith que aparece creo menos de 1min. (me imagino que ambos podrian tener mas tiempo en alguna version extendida tipo rogue en xmen.
La Skynet del futuro que tiene todo perdido pero aun asi en el futuro nunca se ven en la lucha a los terminator t-1000 y menos a un a los nuevos o nuevo ya que solo se ve uno en la figura de John Connor.
Al final de todo ¿la guerra se puede o no se puede evitar? si la evitaron para que dejarle recuerdos al niño de algo que nunca sucedera y si no se puede evitar para que tanto alboroto y viajes al pasado.

.

AlbierZot
Lector
AlbierZot

Pues qué bajón. De Jurasic World no esperaba gran cosa pero el trailer de ésta me la había vendido pero bien. Claro que si tampoco os gustó el trailer…

Rasputin33
Lector
Rasputin33

Yo iré a verla al cine. Jurassic World me encantó y, sinceramente, me niego a creer que ésta sea tan mala.

Eliasv!l3
Lector

Cuanta negatividad aquí, en serio, muchos se leen un tanto amargados.
Tanto Jurassic World como esta, creo, como dicen solo juegan con la nostalgia, pero lo hacen bien, para nada son ni cerca de buenas (ni originales, obviamente) que sus primeras partes en las que se basan, pero te hacen pasar un buen rato a mi parecer.

Si, genisys tiene mas puntos malos (comparada con JW) pero es disfrutable. La primera parte de la película rehace escenas de las dos primeras y no sé pero a mi me encantó esto (dios como no amar a dos chuaches dándose de ostias). Yo la vi en IMAX 3d y quedan guapos los efectos. No la vean con tan altas expectativas señores, van a ver una buena parodia de joyitas de antaño y ya, se lo toman muy en serio.

Sin embargo también estoy siendo muy permisivo con ella, tiene detalles que si me chirriaron, más aún la escena postcreditos que no me dice nada en realidad, casi que sobra. Respondiendo algunos comentarios…

Aviso de Spoiler

El plan de Skynet de mandar a John nunca es el de matar a Sarah, si no simplemente proteger y asegurarse de que Genisys/Skynet sea lanzada.

Precisamente la incógnita de quien manda al abuelo se nota a leguas es el tirón argumental para las ya seguramente planeadísimas secuelas, lo cual para mi no se que tan bueno o malo sea. Pero se nota es de otra línea en el futuro donde se dan cuenta el embrollo que ya se hizo con las líneas temporales, por andar mandando gente con mucha información.

Se puede evitar la guerra? al final el destino de John es unirse a skynet? son incógnitas que la misma película plantea y que, aparentemente, “resuelven” al final, si parece que se evitó la guerra, pero la misma película deja indicios de que algo va mal y algo queda mal al final.

Cierto, en el futuro no se ven T-1000’s, buscando un pretexto, quizás estaban en su “central”, recordemos que donde tienen la máquina del tiempo es en una aparentemente base sin mucha importancia, por lo que skynet no esperaba que la resistencia llegara ahí… o si? la skynet que infecta a John es la de esa línea temporal? o es de otra?

A lo mejor todo es sólo un montaje para atrapar a John, la skynet se da cuenta que John sabe sus movimientos y de última hora decide que quizás lo necesita a él, anticipandose a la anticipación de John haha. Me pregunto si la skynet no tenia miedo y dudas de que el mismo John ya supiera que la skynet lo quería a él, si vivía en un loop donde no importa que haga, John siempre va a conocer sus cambios de planes, ok, ok ya me detengo que nada hace sentido.

La información que le dejan al final a Kyle niño, es simplemente para cerrar el loop de la llegada de él al pasado, no hace mucho sentido, sinceramente, porque ya se “evitó” la guerra, pero hey, supongo es mejor asegurarse y dejarle esos recuerdos, just in case.
quizás ya se les fue un poco de las manos esto, creo ni ellos entienden del todo como va el embrollo de las distintas líneas temporales.

.

flashpoint
Lector
flashpoint

Vamos que esperaban ver un ¿Dark City, un Equilibrium un Gattaca o qué?
Esto señores es un blockbuster palomitero simple y plano, donde intenta asemejar lo que más puede a un videojuego. Es lo mismo que vimos en la tercera parte de la saga pero con mejores explosiones.
Cuando voy a ver este tipo de películas (y al igual que como hice con Jurassic World) me siento en la butaca con una gaseosa y popcorn gigantes, y me entrego por completo, porque filmes como Indiana Jones, Transformers y GI Joe, me dieron a entender que no puedo esperar más de Hollywood. Por eso aplaudo y exploto de alegría cuando me sorprendo con una Mad Max, un Star Trek, o algo tan inesperado como la última entrega de X-Men o Guardianes de la Galaxia.
Lamentablemente Terminator Genesis cae en la categoría: Vi una mala película, y comí como puerco. Al final sólo siento que regalé mi dinero. Next!

Byrne_es_DIOS
Lector
Byrne_es_DIOS

Teniendo en cuenta que en esta página sulen ponerse por las nubes bodrios como “Los Guardianes de la Galaxia” o “Pacific Rim”, esta crítica tan amargada me ha empujado a comprar las entradas para este nuevo Termiantor. Si aquí se dice que la película es mala, seguro que en realdiad es muy entretenida.

Rasputin33
Lector
Rasputin33

Pues la he visto hace un rato y me ha gustado mucho. No me he enterado de cómo se genera la nueva línea temporal pero, salvo ese detalle, me ha parecido muy entretenida.

frankbanner49
Lector
frankbanner49

la pelicula no sé,pero la reseña está de puta madre.

tremenda currada,con algunas frases memorables,y los enlaces oportunos.

bravo,samuel.a veces no coincidimos en las valoraciones,pero siempre es un placer leerte.

Dorin Theodor
Lector
Dorin Theodor

A partir de Terminator 3, las siguientes entregas son cada vez más repetitivas. Yo creo que le han chupado la sangre al pobre James Cameron. Y allí va la gente como para restregarnos en toda la cara otra entrega repetitiva, que mezcla elementos de la uno y la dos.
Hollywood, are you serious?

CocoZKai
Lector
CocoZKai

La Pelicula Es Regular y punto , Dejense de Buscarle Errores Que No Existen o insignificantes
Lo Que no se entendio de la película no se explico sencillamente.
Y LO QUE SI SE EXPLICO PUES LA EXPLICACION FUE RAZONABLE.

Konamiman
Lector
Konamiman

Me parece una crítica excesivamente dura. Sí que estamos de acuerdo en que los actores, salvo nuestro querido Arnold, no dan la talla; pero aún así la película me pareció bastante buena. La historia es sorprendentemente coherente para ser una quinta parte, nada que objetar a los efectos visuales, y el conjunto se sostiene bastante bien. Yo la disfruté

Aquí lo que pasa es que la gente espera otro Terminator 2 y eso es imposible. No hay que ser tan exigentes señores, se trata de pasarlo bien durante un par de horas y ya está. 🙂

sibaix
Lector
sibaix

Discrepo totalmente, vista ayer en el cine y disfrute como un enano es divertida hasta decir basta, el abuelo, la protagonista, los guiños a la primera y segunda película, los cambios argumentales introducidos que te dejan pensando, la acción, no se que esperabais de una película de Terminator pero da lo que uno espera de este tipo de películas, eso si ojo con la trama porque más de uno igual no se ha enterado, tiene tela la cosa y es fácil despistarse, paro es coherente con lo que propone, estos son viajes en el tiempo y ya se sabe lo que esto supone en las lineas temporales. Que no todo se explica con claridad hombre es que entonces la película duraría cuatro horas, hay que presuponer algunas cosas. Creo que puede haber una segunda parte y yo tengo ganas de más, eso si la protagonista la misma, madre mía como esta.

mhtdtr
Lector
mhtdtr

Estoy de acuerdo en algunos puntos como que no es la entrega que se pondrá al nivel de las dos primeras, pero discrepo en que sea mala en absoluto o insulto a las originales.

Creo que el mismo comentario acerca de cómo vemos y nos apropiamos de las películas de nuestra infancia y con las que hemos crecido ha pesado en la misma critica.

Las dos primeras películas son auténticos clásicos y están entre mis favoritas de todos los tiempos, pero tampoco podemos pretender que sean películas con guiones esplendidos o interpretaciones memorables porque no lo son, sus virtudes son otras.

Dicho esto creo que juzgamos con severidad todo lo que actualmente se hace en referencia al pasado. Vale que los que se encargan de ello buscan lo primero el dolar, pero siempre ha sido así, la diferencia de calidad lo marcan las personas involucradas por hacer un mejor producto.

Creo que vivimos en una época de insatisfacción bastante peligrosa, todo es bueno o todo es malo, la gente espera mucho de cosas de las que no se deberían esperar tanto en un principio y quiere ver cosas concretas que si luego no ve reflejadas en la pantalla le suponen una desilusión y una critica feroz, pero no creo que sea para tanto.

La segunda parte del film adolece de dejarse ir en el argumento, de exagerar las escenas de acción a lo físicamente imposible, pero, ¿si en la época de los primeros Terminator hubiesen tenido los medios no se habría exagerado igual? No lo podemos saber, pero tampoco podemos considerar como negativo utilizar las herramientas para conseguir lo que la gente pide, porque al fin y al cabo, las películas que más dinero hacen son las que más ofrecen en términos de acción hoy día, es lo que la gente pide y lo que le dan a la gente.

Con todo esto quiero decir que la película no es mala por llamarse Terminator o afectar a la memoria de cualquier fan de Terminator, porque incluso entre nosotros lo vemos de forma diferente según nuestra experiencia con la saga, expectativas o comprensión del medio. A mí, me gustó mucho como una alternativa a la historia tradicional.

Fletcher
Lector
Fletcher

Vista por fin! Y tiene que ser la cantidad de negatividad que rodea la película, los trailers que destapan sorpresas pero al final la he disfrutado… muy por encima de Terminaor 3 o Salvation. No llega al nivel de las 2 primeras ni por asomo (la musica de Guns n Roses en la 2 tiene mas personalidad que las 3 secuelas posteriores) pero me entretuvo un rato!

Por cierto… Connor no es enviado al pasado para cargarse a su madre o a su padre, lo hubiera podido hacer en el hospital, solo trata de proteger a Skynet, o Genisys.

Podría seguir, pero me toca cocinar!

Fletcher!!