#ZNGames Mirror’s Edge Catalyst

Por
1
464
 
cabecera

Título: Mirror’s Edge Catalyst
Desarrolladora: DICE
Plataformas: PS4, XBOX ONE, PC
Idiomas: Voces y textos en castellano

 

A saltos por la ciudad

Faith vuelve tras una larga espera, tras una historia tortuosa, tras una fecha que parecía no llegar nunca. Y es que su paso por la anterior generación fue extraño, pasó desapercibido para según qué sectores y la crítica fue escueta con la obra, aunque se reconocían sus virtudes y sus ideas. Mirror’s Edge nos ponía en la piel (en primera persona) de Faith, una runner que se opone al sistema en una ciudad futurista llena de rascacielos y barandillas en las que hacer parkour. Este concepto en primera persona es lo que realmente le hizo ganar puntos a este curioso experimento de DICE. La acción, por contra, brillaba por su ausencia y el arco argumental estaba poco definido y la historia avanzaba de forma perezosa. Para la secuela, que muchos pensaban que nunca llegaría, DICE prometió que todos estos errores se subsanarían.

Más quisiéramos.

13392017_1614368142208511_7163762627952755957_o

Lo cierto es que Mirror’s Edge Catalyst comete todos los errores de su precuela y los lleva a un siguiente nivel. Empezando por la extraña jugabilidad del título; acostumbrados a cierto tipo de control con otros juegos, Mirror’s Edge Catalyst lo hace todo al revés. La confusión entre los botones a los que estamos acostumbrados para saltar o golpear en otros títulos nos hará dar más de un traspiés. Claro que esto no es culpa del juego en sí, pues cada juego tiene el derecho a poner los controles que le de la gana, pero hay formas y formas de hacerlo. Por ejemplo, en la saga Dark Souls se utilizan los gatillos del mando para atacar y bloquear, mientras que en la mayoría de juegos el ataque melé se usa casi siempre con botones de la cruceta. Sin embargo, la progresión en Dark Souls es en sí misma un reto; morir y aprender de la experiencia es lo propio del juego. En Mirror’s Edge Catalyst la curva de aprendizaje está más o menos bien llevada, pero el reto no es la dificultad del juego en sí, sino acertar a dar al botón correcto, en el momento exacto. Algo frustrante teniendo en cuenta el novedoso punto de vista en primera persona con el parkour. Este reto, que no es un reto jugable, es un reto de habilidad digital, resulta un aliciente poco novedoso o interesante. También resulta bastante impreciso, y el juego se centra en mostrarnos muy claro el camino a seguir. Claro que podemos ignorar este camino y seguir nuestro propio rumbo, pero tampoco tendremos una amplitud de elecciones tan grande como para que el resultado cambie tanto y el juego sea tan rejugable como se nos quiere vender. Mirror’s Edge Catalyst se vende como un mundo abierto, pero no lo es. Es un juego amplio y los escenarios están bien pensados y bien diseñados, aunque dista poco de lo visto en su anterior entrega, sobretodo a nivel gráfico.

13403950_1614368052208520_1579200202722720600_o

El combate es simple, pudiendo combinar varios tipos de golpes (aéreos, desde el suelo, cara a cara) y pudiendo evolucionar en el sistema, aunque la progresión es más bien anecdótica y el combate pasa por darle al mismo botón varias veces y no dejar que te acorralen. En esta faceta es en la que se ve más intento de evolución por parte del título, aunque vuelve a quedarse a medio gas. Y es que tenemos la sensación, a medida que avanzamos en este submundo, de que Mirror’s Edge tiene buenas ideas y malas ejecuciones a cada paso que damos. Es un compendio de todo lo que podría funcionar bien en un juego de VR sin demasiadas pretensiones, por lo tanto no nos explicamos que no haya sido esta la baza que DICE haya querido atacar. En realidad virtual este hubiera sido un juego vertiginoso, una experiencia entretenida que nos hubiera dado la oportunidad de vivir el parkour desde un punto de vista de ciencia ficción y aprovechando un motor gráfico que, aunque simple, resulta curioso de disfrutar. Y sin embargo ha querido aspirar a más y se ha quedado a medio camino, con una historia perezosa que avanza renqueando y que mezcla algunos de los tópicos más manidos del género, bebiendo de muchas fuentes y queriendo abarcar mucho más de lo que puede apretar.

En definitiva, Mirror’s Edge Catalyst comete los mismo errores que su antecesor y algunos nuevos, dando como resultado un juego que pasará sin pena ni gloria, pues no tiene demasiados buenos elementos para ser recordado.

13403902_1614368132208512_3228561908985668392_o

  Título: Mirror's Edge Catalyst Desarrolladora: DICE Plataformas: PS4, XBOX ONE, PC Idiomas: Voces y textos en castellano   A saltos por la ciudad Faith vuelve tras una larga espera, tras una historia tortuosa, tras una fecha que parecía no llegar nunca. Y es que su paso por la anterior…

Valoración

Gráficos - 7.5
Jugabilidad - 6.5
Historia - 6
Sonido - 7

6.8

Valoración

Mirror's Edge Catalyst prometió demasiado y se ha quedado en promesas; un juego que gustará a los fans incondicionales de su primer capítulo, pero que dejará fríos a los demás jugadores.

Vosotros puntuáis: Be the first one !
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Fletcher
Fletcher
Lector
19 junio, 2016 14:05

Pues yo le tengo muchas ganas… pero se me han acumulado muchas cosas y entre ellas el OVERWATCH… que sera muchas cosas, pero sobre todo ellas es divertidisimo!
Este mirror’s edge va a ser mi cuenta pendiente este año, ya que me encantó la primera parte. Si el parkour es como en la beta que probé yo ya me sentiré más que satisfecho cuando me lo pille, ya que me encanta correr por encima de edificios y andamios!

Fletcher!!