#ZNCine – Crítica de X-Men: Fénix Oscura, de Simon Kinberg.

Hoy reseñamos X-Men: Fénix Oscura, la última entrega de la franquicia mutante producida por 20th Century Fox.

Por
10
3546


Dirección: Simon Kinberg
Guión: Simon Kinberg, basado en los cómics de Chris Claremont y John Byrne
Música: Hans Zimmer
Fotografía: Mauro Fiore
Reparto: Sophie Turner, Jessica Chastain, James McAvoy, Jennifer Lawrence, Michael Fassbender, Nicholas Hoult, Tye Sheridan, Alexandra Shipp, Kodi Smit-McPhee
Duración: 116 min
Productora: 20th Century Fox Film Corporation / Bad Hat Harry Productions / Donners’ Company
Nacionalidad: Estados Unidos

Después de un interminable sucesión de contratiempos de distinta índole el pasado 7 de junio X-Men: Fénix Oscura llegaba a las carteleras estadounidense y española. Desde la sustitución de Bryan Singer por Simon Kinberg debido a los problemas profesionales y personales relacionados con el primero la cuarta entrega del reinicio de la saga cinematográfica mutante ideada por 20th Century Fox hace casi veinte años sólo ha ido encontrando obstáculos en su camino. Pero también sería una necedad negar que desde su mismo génesis el proyecto estaba abocado, puede que no al fracaso, pero sí a la indiferencia o la irrelevancia. Se antojaba extraño y errático realizar una segunda adaptación cinematográfica de la mítica Saga de Fénix Oscura teniendo en cuenta que en la polémica X-Men: La Decisión Final ya había sido llevada a imagen real. Que el mismo Simon Kinberg fuera el guionista de aquella tercera película podría anticipar la idea por su parte de debutar como director siendo más fiel a lo que quería plasmar en aquel film realizado por Brett Ratner, pero eso también anticiparía la naturaleza caprichosa del proyecto. Una vez tomada la decisión el seguidor de la franquicia esperaría que esta nueva versión fuera más fiel a los cómics o al menos mejor que aquella de 2006. Por desgracia no ha sido el caso y ya podemos confirmar la presente como la entrega más floja de la saga central en pantalla grande de los homo superior.

Como ya hemos aventurado y delata su título X-Men: Fénix Oscura adapta el célebre arco argumental escrito por Chris Claremont y dibujado por John Byrne en 1980 dentro de la colección Uncanny X-Men, abarcando del número 129 al 138 de la misma. Afirmar que es una traslación de dicha historia a imagen real se antoja una simple formalidad, porque lo que Simon Kinberg ha extrapolado a la pantalla grande toma su planteamiento y punto de partida para después alejarse de manera gradual a lo que aconteció en las viñetas, dando como resultado un relato fallido en prácticamente todos sus aspectos. La infidelidad a las viñetas no tiene que ser motivo para que el largometraje carezca de calidad o buen hacer cinematográfico, pero desgraciadamente este es un caso en el que, más allá del respeto por el material en el que se basa, los desaciertos y carencias se apoderan del conjunto del proyecto. Fallos en los que trataremos de ahondar a continuación para ofrecer una visión amplia de la obra y los motivos por los que ha sido un fracaso de crítica o público y por extensión una despedida tan decepcionante como agria para los mutantes.

Las mayores carencias de X-Men: Fénix Oscura residen en su caótico y, aparentemente, manoseado guión. No sabemos si alguien intercedió en la labor de escritura en solitario por parte de Simon Kinberg, pero es un desastre a prácticamente todos los niveles. Aunque en su arranque la historia discurre sin demasiadas estridencias y el planteamiento inicial del conflicto tiene potencial, su desarrollo es atropellado, incoherente, superficial y está resuelto pobremente. A pesar de los esfuerzos de Sophie Turner la transformación de Jean Grey en Fénix o el subtexto sobre liberación sexual que subyace debajo, muy presente en la saga en viñetas original, no rasca más que en la superficie. A ello habría que sumar un encadenado de decisiones arbitrarias y desafortunadas cuando el film ejecuta su primer giro de guión. A partir de ese momento se desencadena la hecatombe con situaciones pueriles pésimamente expuestas, personajes entrando y saliendo de la trama sin ofrecerse explicaciones convincentes que lo justifiquen y un cierre totalmente anticlimático e indigno, no ya sólo para la cinta, sino para la etapa iniciada con la soberbia X-Men: Primera Generación en particular y la saga cinematográfica de los Hijos del Átomo en general.

Pero la mayor gravedad del libreto reside en su triste retrato de personajes. Aunque hemos llegado a ver versiones más egocéntricas y reprobables de Charles Xavier en los cómics, como el de la etapa de Astonishing X-Men de Joss Whedon y John Cassaday, la vergonzosa descaracterización a la que someten al personaje de James Mcavoy de X-Men: Apocalipsis a esta última entrega es la más penosa que recuerdo en años. El hombre decente, altruista, entregado a los demás y su causa pacífica vira en un ser superficial, megalómano y temerario que sólo la dignidad del actor de Glass salva del mayor de los rídiculos, aunque con la famosa escena de las escaleras llegue a bordear los límites de la vergüenza ajena, no por su culpa, sino por la de Kinberg como guionista al plantear situación tan extravagante. Si a eso sumamos la villana interpretada, como buenamente puede, por Jessica Chastain, una de los más unidimensionales, sonrojantes e intrascendentes del cine de superhéroes reciente coronamos una galería de roles en su mayoría apocados, desubicados o protagonizando arcos dramáticos del todo insostenibles, así como incongruentes con los planteados, con mucho más acierto, en las anteriores entregas.

En cambio no puedo eludir mencionar lo bien facturada técnicamente que me ha resultado esta X-Men: Fénix Oscura, único apartado en el que sus responsables han realizado profesionalmente su labor. No sabría decir si las secuencias de acción de la obra han recaído en la segunda unidad dirigida por la veterana Ashley Bell (Watchmen, Star Trek: Más Allá, Godzilla), pero en caso contrario Simon Kinberg demuestra haber hecho notablemente bien los deberes trabajando codo con codo con gente como Matthew Vaughn o Bryan Singer a la hora de empaparse de la versatilidad de ambos a la hora de enfrentarse con los mastodónticos rodajes de Primera Generación y Días del Futuro Pasado o Apocalipsis. Una puesta en escena sin aspavientos y muy medida, secuencias a gran escala bien facturadas, un uso inteligente del CGI y recurrencia de efectos prácticos e incluso algún alarde visual (como ese travelling cenital que recorre los distintos vagones del tren y lo que en ellos acontece) dan buena muestra de la destacable resolución visual del film a pesar de ir gradualmente desarrollándose en localizaciones cada vez más exiguas, como si el presupuesto menguara en cada nueva situación desembocando en una clímax, como ya hemos apuntado, bastante deficiente.

Desgraciadamente poco más podemos rescatar de un producto tan desangelado y rudimentario como X-Men: Fénix Oscura. No sabemos a ciencia cierta si ha sido obra de 20th Century Fox o esa Disney que compró los derechos de esta última, pero todo apunta a que la ópera prima de Simon Kinberg como director es una pieza que sus mismos productores se han encargado de destruir por medio de cambios, reshoots, y una desgana generalizada. Como si quisieran finiquitar pronto la franquicia para quitársela de en medio dándole una conclusión indigna para una serie de films sin cuyos primeros pasos seguramente la actual fiebre del cine superheróico, adaptado del noveno arte, ni hubiese tenido lugar. Ni siquiera esa soberbia relación entre Magneto y Xavier, James McAvoy y Michael Fassbender no comparten ni cinco minutos de metraje, sobre la que se sustenta la saga o los guiños a los fans de los cómics (la aparición de Dazzler, ese amago de Genosha) salvan de la mediocridad esta última incursión en el microcosmos creado por Stan Lee y Jack Kirby en 1963 y cuyo futuro se antoja incierto ahora que Kevin Feige, junto a sus colaboradores, se van a hacer con la rienda de los personajes y sus aventuras en la gran pantalla.

Dirección: Simon Kinberg Guión: Simon Kinberg, basado en los cómics de Chris Claremont y John Byrne Música: Hans Zimmer Fotografía: Mauro Fiore Reparto: Sophie Turner, Jessica Chastain, James McAvoy, Jennifer Lawrence, Michael Fassbender, Nicholas Hoult, Tye Sheridan, Alexandra Shipp, Kodi Smit-McPhee Duración: 116 min Productora: 20th Century Fox Film Corporation…
Dirección - 7
Guión - 3
Reparto - 5
Apartado visual - 7
Banda sonora - 5

5.4

Decepcionante cierre para una saga de vital importancia para entender el reciente éxito del cine superheróico. Los mutantes de Marvel Cómics se van por la puerta de atrás con una cinta fallida, de guión desastroso, reparto perdido y sólo remarcable en su apartado técnico. A partir de ahora todo queda en manos de Marvel Studios y Kevin Feige.

Vosotros puntuáis: 6.78 ( 57 votos)

10
Déjanos un comentario

Please Login to comment
8 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
10 Comment authors
oraclemanDanyusIgnacioultron_ilimitadosam_eisenhardt Recent comment authors
Recientes Antiguos
nmarango
Lector
nmarango

La veré en televisión cuando la den o en un avión si tengo la dicha de viajar. Después del fiasco total de X-Men: Apocalipsis, es que había que ser iluso para tener expectativas en este film. En lo personal decidí que no iban a sacarme un centavo más. No conecto con el reparto tan verde y novato, no conecto con la selección de personajes (mística, Quicksilver, ese bestia que parece un oso de peluche), la relación de bromance entre el profesor y Magneto que ya aburrió hace tres películas (llevamos siete películas con lo mismo), la falta de coherencia entre los mismos films, etc, etc, etc. Muy pobre y de baja factura todo a mí humilde entender. Ojalá dejen descansar los personajes unos cuantos años y regresen con un enfoque nuevo, con más cariño y cuidado

Damián González
Lector
Damián González

Con los peliculones que se montaron con Primera Generación y Dias de Futuro Pasado a estas dos ultimas…

jaja123
Lector
jaja123

La pelicula no es la basura que algunos creen y quieren convencer a los demas que es. Aun con todo el daño que le hizo el estudio con regrabaciones y sacando escenas, es bastante decente. Y es mejor que Endgame, que salvo unos pocos momentos es BASTANTE mala.

Duma
Lector
Duma

Jaja (x123)

Knopfler
Lector
Knopfler

– Eh, a los adolescentes les flipa Jennifer Lawrence, ¿no? ¡Dadle más planos!
– Perdone, jefe… pero es que es Mística… un personaje terciario en la historia de la Patr…
– Ya está el listo de la fidelidad a los cómics… ¡Dadle más planos… más importancia… que sea la protagonista!
– Claro jefe… qué podría salir mal…

(mi resumen de las últimas películas de los X-Men)

sam_eisenhardt
Lector
sam_eisenhardt

Totalmente de acuerdo… Salí mosqueado del cine porque parece que no tenían a otro personaje para hacer de mártir… Mira que cada vez intento con más ganas no juzgar las películas porque no se ciñan estrictamente al cómic, al fin y al cabo en los cómics los ‘buenos’ se hacen ‘malos’, y a los ‘malos’ te los encuentras al cabo de los años del lado de los ‘buenos’, se supone que estamos acostumbrados a esas cosas… pero… esto?

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Personalmente no creo que sea tan mala. Creo que la palabra es “ligera”. Es una película entretenida sin más, que simplemente no tiene vocación de ser más que “otra más”. Creo que parte del problema es que uno se esperaría que una película que despide para siempre a unos personajes tendría un poco más de “chicha”.

Ignacio
Lector
Ignacio

La película se viene abajo en la recta final, en la que las contradicciones en la caracterización de los personajes la hacen ya imposible de defender, pero globalmente no es tan espantosa. Vamos, en el género hemos visto engendros infinitamente peores.

Danyus
Lector
Danyus

Bastante en la línea de lo que decís. La peli no es terrible, de hecho es entretenida. Si acaso, peca de ser poco consecuente con los personajes, y de abusar de los mismos giros en cada película para el Magneto de Fassbender, que podría haber dado bastante más jugo.

Lo que pasa es que deja mal regusto por el hecho de ser la última. Esta saga merecería haberse ido de otra forma, por lo que significó en su momento. Con Primera Generación (algo más) y Días del Futuro Pasado (algo menos) creo que se hizo un buen trabajo, pero Apocalipsis fue un bajonazo tremendo y esta no llega a repuntar para dejar buenas sensaciones. Una lástima porque los mutantes merecían otra cosa, sobre todo porque posiblemente fueron quienes nos abrieron la puerta a la posibilidad de disfrutar lo que estamos viviendo en la última década.

A ver si Feige dentro de unos años los pone donde merecen.

oracleman
Lector
oracleman

La verdad que no sé que esperaba la gente de esta película…

Me fastidia que he estado a punto de perdérmela por los comentarios de varios sitios y la verdad es que al final me he animado y …. me ha gustado. De hecho me he creado cuenta en ZN solo para meter este comentario.

No diré que es un prodigio del séptimo arte, pero es que es lo que es: una peli de los xmen sin mucha más prentensión. Tiene acción bien llevada y los personajes yo creo que no están mal. Cierto que algunos quedan desdibujados pero es lo que hay teniendo en cuenta la duración. Obviamente seguro que se puede hacer mejor pero tampoco creo que nadie la hubiera hecho para Oscar…

Sobre la historia… hombre no nos engañemos: esta manoseadisima desde hace muchisimos años tanto en el comic como ya en cine. Así que tampoco esperaba milagros, pero creo que está bastante bien llevada e igual que he picado para secuelas en comic he picado en esta, pero en este caso me alegro (cosa que no me pasa en ciertas secuelas infames de fenix en comic).

En fin, que si te gustan los comics yo creo que es una muy buena opción para pasar un buen rato y si te gustan los xmen yo creo que debes verla sí o sí. Eso sí si vas a verla desde un prisma del 7º arte en plan purista seguro que le sacas pegas.