ZN Reseñas: GIGANTE

Por
12
857

Edición original: Giant Monster 1 a 3 ( 2005) Boom Studios
Guión: Steve Niles
Dibujo: Nat Jones
Color: Jay Fotos
96 páginas, color, 10.00 €
Editorial: Norma

Descripción Editorial

Steve Niles (FREAKS OF THE HEARTLAND) y Nat Jones vuelven a unir sus talentos después de EL CLAVO para narrar una historia de terror y humor, una comedia salpicada de goterones de sangre, que rinde homenaje a las películas de monstruos de los años 50.

Año 2013. El astronauta Don Maggert vuelve a casa. Inesperadamente, un terrible accidente le convierte en un monstruo gigante dispuesto a arrasar todo a su paso y a engullir a cuantos humanos se pongan en su camino. Y el único que puede detenerle es un robot nazi gigante.

Reseña

Steve Niles es uno de esos autores que el mercado Yanki nos ha sabido a bien regalar estos últimos años. Desde el pelotazo sonado de “30 días de noche”, muchos son los proyectos en los que se ha embarcado el guionista, haciendo hincapié en esos especimenes extraños que subsisten en la mente de todos y cada uno de nosotros: Los monstruos.

Los hay de todo tipo. Zombies, vampiros, entes alienígenas extraños…la lista es tan larga como lo puedan ser nuestros miedos y la propia memoria colectiva.

El caso de este GIGANTE (Giant Monster en su original) entra de lleno en uno de esos campos abiertos por el cine Yanki de los años 50. Ese donde una amenaza externa o interna (tanto dá) se convierte en el eje central y protagonista de una aventura casposa, llena de ironía y de cierto mensaje de denuncia intrínseco, llenando de imágenes impagables las calenturientas mentes de millones de adolescentes.

Gigante da comienzo con el viaje espacial, en el año 2013, de Don Maggert, el típico sueño americano Yanki, que en fondo esconde una vida algo disfuncional y solitaria. Ese viaje, por el bien de la historia, termina mal. Un ente alienígena (¿veis?) se apodera del cuerpo de Don, causando el consiguiente accidente espacial y posterior caida a la tierra.

Lo que sigue, contado con mucho humor, mala baba y acción desatada, es la excusa de Niles para contarnos lo que queremos que nos cuente.

Un monstruo desbocado y hambriento. Una ex-mujer indecisa, un Robot, también Gigante of course, que debe terminar con el nuevo Don o las aventurillas de una pareja chiflada de agentes del FBI.


Cabe destacar su versión paranoica del mito del Área 52, con un ex-científico Nazi totalmente genial y con un cierto toque steampunk, y ese joven niño, que junto a su hermano se encarga de recordarnos, a todos, que los tiempos han cambiado. Y para muestra, un botón en forma de frase que le espeta el chico al militar encargado de salvaguardar la vida en la ciudad de Los Angeles:

“Soy Joven, no subnormal”

Como veis, hasta los niños son, en este comic, GIGANTES.

12 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Sputnik
Sputnik
Lector
31 octubre, 2006 18:39

¿He leído ROBOT NAZI GIGANTE? No me hace falta más para comprarlo…¡¿Donde hay que firmaar?!

nochnoi dozor
nochnoi dozor
31 octubre, 2006 19:35

Si, hay que comprarlo…..voy a la libreria miro que el tomo esté en buen estado….ninguna pagina doblada o pegada……se lo doy al dependiente para que me diga el precio…..me dice el precio….y me acuerdo de que es de norma…..vuelta el comic a la estanteria. A alguno mas os pasa lo mismo? sinceramente, ni siquiera seleccionando lo que se compra se puede adquirir mas de una o dos novedades de norma al mes…..doy gracias de que el akira en color es bimestral. Un saludo. PD. Al menos llega lo de Norma…si fuera de planeta o panini, sobre todo planeta, no tendria este problema ya que apenas llega algo interesante y cuando llega te tienes que partir la cara con 400 mas por que solo han llegado 2 ejemplares.

Elmo
Elmo
31 octubre, 2006 20:30

Es ke norma…jejeje,es lo ke tiene,abezes no llega y otras se pasa.

Ratonero
Ratonero
31 octubre, 2006 20:43

¿”abezes”?

¡Mis ojos, mis ojos! ¡El dolor!

Jordojopo
Jordojopo
31 octubre, 2006 21:38

El otro día estuve echándole un vistazo en la tienda y me dió muy buena impresión a pesar de no conocerlo. Esta reseña es el empuje que necesitaba para comprarlo.

Gus
Gus
1 noviembre, 2006 0:28

Solo comentar que con Norma ya se sabe, y no estoy de acuerdo en que hubiese sido el mismo precio en otras editoriales.

PEP
PEP
1 noviembre, 2006 1:05

Pues yo estoy con Alberto. Ultimamente Norma ajusta más sus precios, unido a que cada vez las demás editoriales los ajustan menos (jejeje).

Vamos, que euro arriba, euro abajo, ultimamente los tomos de estas características, sean de la editorial que sean, rondan todos los mismos precios. Por ejemplo el JLA Clasificado de Planeta o muchos 100% Marvel de Panini.

Saludos a todos!

Lestat6996
Lestat6996
1 noviembre, 2006 2:05

Vamos a ver, es muy complicado hacer un comic que sea más MALO de lo que es este, ¿cuál es el problema? Pues eso, que hay un monstruo parásito gigante que se pelea con un tiburón y va reventando a la gente, sin olvidar a un super robot nazi (también gigante). ¿Y quién puede resistirse a eso? Puto Steve Niles, que bien nos conoce XD

jukko
jukko
1 noviembre, 2006 12:10

Prefiero gastarme un poco más y que no hayan páginas escaneadas ni borrosas, la verdad (y lo digo por algunas publicaciones de Planeta). Al margen de la polémica, Gigante es uno de esos cómics en los que vale la pena gastarse los duros.

Sputnik
Sputnik
Lector
3 noviembre, 2006 14:38

Aver, ayer por fin me pasé por la librería que hay al lado de mi casa (cosmic, para más señas, y que me paguen publicidad YA) y me miré por fin este cómic, ilusionado ante lo que parecía una buena historia de entretenimiento de las que me molan a mí. En mi mente sonaban las palabras: Robot-nazi-gigante. babeaba
Pero me echó mucho para atrás el dibujo. no lo leí, pero lo de que rinde tributo al cine de monstruos grande radiactivos de los años 50-uno de mis géneros favoritos- es sólo en la idea base o hay algo más? Insisto, el dibujo me parecía lo contrario a una aproximación a ese mundo. En todo caso una reinterpretación y una puesta en moderno: cómo temo a las puestas en moderno, ¿recordáis Godzilla?
Eso sí. Me encantó una escena suelta. Sobre un submarinista y su dolor de piernas.