Vertigo Bazar: DMZ (Sobre el terreno)

Por
4
314
 

Edición España: noviembre de 2007; Planeta DeAgostini Cómics.
Guión: Brian Wood.
Dibujo y entintado: Ricardo Burchielli.
Tinta: Brian Wood.
Color: Jeromy Cox.
Formato: tomo en rústica de 128 págs.
Precio: 10,95 €

 

Resumen de la editorial:

Bienvenidos a la América de la Segunda Guerra Civil.
La peor pesadilla de América se ha hecho realidad. Una terrible guerra civil ha dividido a los Estados Unidos en dos… y el joven Matty Roth, un reportero en prácticas, ha quedado atrapado en una zona aislada de Manhattan, una zona donde se librará la batalla definitiva por la libertad.
Brian Wood, uno de los guionistas de cómic independiente más reputado del momento, aúna fuerzas con el italiano Riccardo Burchielli para realizar la serie Vertigo más rompedora del momento, una nueva visión sobre la guerra, los medios de comunicación y la ibertad.

Normalmente si quiero leer un cómic que se aleje de la temática de las líneas generales de Marvel y DC (básicamente superhéroes) tiendo a recurrir no al manga o al cómic europeo, sino al excelente sello Vértigo de la propia DC.
Es en el seno de este sello en donde he encontrado obras magníficas como Fábulas, Predicador, Y-El Último Hombre o Sandman, por eso trato de estar al tanto de las nuevas series que crecen en su seno porque en cuanto menos te lo esperas puede surgir una nueva joya tallada a su amparo.

A veces esa nueva búsqueda no da los frutos esperados, como me a ocurrido con American Virgin, que me pareció curiosa pero poco mas, pero otras se acierta de pleno, tal y como me ha ocurrido con DMZ.
Como punto de vista con el que identificarnos y recorrer las destrozadas calles de una Manhattan mutada por una nueva Guerra Civil que se ha desatado en los USA contamos con el joven becario Matthew Roth. A través de sus ojos y de sus pasos descubrimos cómo se ha ido adaptando la gente a unas condiciones de vida marcadas por la incertidumbre de los tiroteos y las diferencias ideológicas.

Cada rincón de la isla ha reaccionado de una manera a las consecuencias de un conflicto bélico aún en curso y sin visos de finalizar a corto plazo. Es un viaje que tanto el guionista Brian Wood (todo un talento que he descubierto en este tomo) como el dibujante Ricardo Burchielli (absoluitamente magnífico ambientando) hacen apasionante hasta tal punto que te quedas inmediatamente hambriento de nuevas entregas de DMZ.

Me apunto sin pensármelo dos veces esta serie y la incipiente Northlanders (también de Wood) como compras de inversión segura por la calidad del producto que hay tras ellas, una sensación que me llega con la adquisición de Fábulas, Los Muertos Vivientes o Ex Machina por poner algunos ejemplos.
Larga es la espera hasta el siguiente volumen que siga desgranando detalles de la zona desmilitarizada y de los dos bandos rivales en una guerra escalofriante que pone en entredicho la racionalidad del mundo civilizado.

Para saber más sobre DMZ repasad el soberbio artículo que José Torralba escribió para ZN:

https://www.zonanegativa.com/?p=4822

Un saludo a todos.

4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
enric feliu
enric feliu
Lector
19 enero, 2008 19:08

Un tebeo majo, pero tengo como un deja vu …como si lo que me explicaran ya lo tuviera visto y leído, como si la historia ya me la hubieran explicado en otro sitio, no sé.

Javimetal
Javimetal
20 enero, 2008 0:47

JEJEJE eso que comentas del deja vu a mi me pasa con las series mutantes, pero con esta no.

ZANTOBLIN
Lector
20 enero, 2008 7:04

Realmente recomiendo seguirle la pista a DMZ. Yo la sigo en Inglés y me parece una de las mejores series de VERTIGO de ahora. Aunque con la calidad que está teniendo el sello últimamente, eso no es decir mucho. Si se llegan a publicar aquí las sagas Public Works y Friendly Fire, se va ha hablar mucho de esta colección.
La pena es que, al ser una colección crítica con su país, no le dan ni un prémio. Al menos de los grandes.

enric feliu
enric feliu
Lector
20 enero, 2008 10:10

Pues oye,Javimetal,lo de los mutantes …ni te cuento.Con decirte que no me los leo desde la època de Jim Lee…(ahora,eso sí los compro como un tonto)