Vertigo Bazar: Predicador (Se acerca el Infierno)

Por
48
342

Guión: Garth Ennis
Lápiz: Steve Dillon
Tinta: Jimmy Palmiotti
Color: Steve Bucellato
Correspondencia USA: Preacher #51-58
Planeta de Agostini- 256 pág – 15,95 €

De los lugares en donde una persona puede encontrar la salvación uno de lo más tradicionales tiende a ser la religión. Así puede pretenderlo en última instancia el reverendo Jesse Custer, portador de la entidad Génesis que convierte su voz en una orden a acatar.

Este es el eje central de Predicador, la serie que Planeta pone a la venta en tomos que continúan la edición iniciada por Norma, a la vez que decide publicar simultáneamente la serie desde el principio en números dobles mensuales. De manera que si te gusta el sello Vértigo y no te incomodan las groserías, deberías probar este título en un formato u otro.

La situación de los personajes a estas alturas de la trama ha evolucionado considerablemente, y sus caminos han divergido drásticamente a raíz del enfrentamiento con Starr y sus fanáticos religiosos. Jesse buscaba a Dios para obligarle a rendir cuentas por dejar La Creación a la deriva, y tendrá que retomar su misión tras haber resuelto sus asuntos en Salvación. La aguerrida Tulip cree muerto a su amado Jesse, y para aliviar su dolor permite ser dominada por el alcohol y por Cassidy, que aprovecha vilmente la vulnerabilidad de la mujer para conseguir el amor que ella no le daba.
Starr…bueno, a este hombre siempre le está sucediendo algo horrible, de momento tendrá suficiente con librarse de los idiotas que se cruzan en su camino, después ya reanudará su persecución del reverendo de la voz divina.

El arco argumental que engloba este tomo es más decisivo que el del anterior volumen de cara a desarrollar la trama principal de la serie, y sin ser tan bueno como la historia de Salvación, mantiene un elevado nivel de calidad que no ha de envidiar al de cualquier otro fragmento de esta cabecera.
Cada personaje sigue enfrascado en un conflicto del que sólo puede salir con su propia fuerza de voluntad, aunque eso implique traicionarse a uno mismo.
Los elementos sobrenaturales se dejan a un lado para mostrar que basta y sobra con lo terrenal para amargarle la existencia al ser humano.

Con un marco como el expuesto en Predicador hay oportunidad para hablar con profundidad sobre el racismo, la intolerancia y el rechazo a lo diferente, y Garth Ennis lo hace tanto de manera sutil como de forma aplastantemente obvia. Pero la serie sigue siendo Predicador y hay otros factores que no se olviden y que siguen siendo parte tan fundamental de la misma como el carisma de los protagonistas. Cada vez que bajamos la guardia ahí están Ennis y Dillon presentándonos a nuevos personajes delirantes, o inventándose más escenas de violencia gratuita con las que ridiculizar la religión o el patriotismo. Si hay algo que nuca le falte a este cómic es la capacidad de diversión y de la exageración continuada.

Sonará a herejía, pero me lo he pasado mucho mejor leyendo Predicador que haciendo lo propio con Sandman, a pesar de que esta última está considerada como la mejor serie que ha pisado el sello Vértigo. Que lo que proponen Ennis y Dillon sea más burro y escandalizador (ciertamente no es apto para todos los paladares) no implica que sea malo o peor que por ejemplo la citada Sandman. Sencillamente significa que otras historias radicalmente opuestas a las más alabadas obras pueden ser igual de buenas, y según a quien preguntes, incluso mejores.

48 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
fletcher
14 diciembre, 2006 10:01

entiendo eso ultimo que dices sobre sandman y preacher…pero no llego a compartirlo del todo…a mi the preacher, me parece sencillamente genial…lo que me rei con esa serie…absolutamente genial…pero es que la obra de Sandman, a mi gusto, esta aun por encima…

Fletcher!!

jmponcela
jmponcela
14 diciembre, 2006 10:18

En “Predicador” no es ya que no haya ni un personaje mínimamente creible o remotamente verosímil, no es que no haya ni una brizna de originalidad, ni un atisbo de estilo literario, ni un ápice de planifición, ni una pizca de inteligencia o una traza de calidad literaria o gráfica… es que en “Predicador” lo que no hay realmente es nada que verdaderamente valga la pena pagar por leer.

Un cómic en el que no hay una sola página en tropecientos números en la que no haya un insulto, una blasfemia, una ordinariez, una brutalidad o algo similar. El primer numero te ries como el que más; en el quinto te empiezas a aburrir, y si llegas al décimo puedes presumir de ser justo el tipo de público al que esta dirigido el cómic: un tebeo escrito por un adolescente de catorce años para que sea leido por adolescentes de trece.

Mira qué guay mi dialógo “alla Ennis”:
– Cariño, siento llegar tarde, pero me encontré a mi madre hurgandose en las bragas con un rosario y tuve que llamar a mi padre.
– Lo se, cielo, le cortaste el rollo justo cuando estaba acabando. ¿Y qué hizo cuando llegó?
– Lo de siempre, meterla a patadas en su jaula y poner la tele a tope para que no la oigan gritar.
– La vida familiar es siempre compleja.
– Ya te digo.
– ¿Nos vamos, amor?
– Puta.

Lestat6996
Lestat6996
14 diciembre, 2006 10:34

“un tebeo escrito por un adolescente de catorce años para que sea leido por adolescentes de trece”

Me tocan bastante los huevos estos comentarios, pero oye, que cojones, será que tengo alma de adolescente, es hasta bonito.

jmponcela
jmponcela
14 diciembre, 2006 10:40

Si, lo malo son las espinillas.

Vazquez
Vazquez
14 diciembre, 2006 10:48

Soy un fan de predicador, comparto hasta cierto punto lo dicho. Lo que me extraña es lo de “No es tan bueno como salvacion”. Pero si salvación es, en mi opinión, el momento mas bajo de la serie, cuando Ennis se tira no se cuantos numeros dandole vueltas al argumento que ya no sabe como avanzar.

quike102
quike102
14 diciembre, 2006 10:51

Estoy con Poncela, al fin alguien piensa como yo respecto a Predicador, más repetitiva que el chorizo del Bierzo!!!

fletcher
14 diciembre, 2006 11:17

vaya hombre…tendre que pedir perdon por disfrutar con Preacher…que cosas…sorry

mira que hay maneras de criticar…pero algunas cosas que se llegan a decir con tal de criticar son hasta mas infantiles que las obras que ellos mismos intentar criticar tachando de infantiles…

bueno…pues yo disfrute muchisimo…perdon!

Fletcher!!

Antoño Retoño
Antoño Retoño
14 diciembre, 2006 11:23

Yo disfruté como un cochinillo con los dos primeros tomos recopilatorios; me pareció que a pesar de todo ese humor escatológico y blasfemias varias, Ennis estaba contando una historia interesante.

Sin embargo, a mitad del tercero (¿se llamaba Americanos Orgullosos quizá?), empezó a defraudarme un poco la historia, que ya no me pareció tan bien planificada como al principio, y acabé definitivamente cansado de tanta actitud quinceañera del tipo “no hay nada como los amigos de borrachera” y “yo soy más chulo que nadie”.

Después de ese, no he seguido leyendo más tomos de la serie (perdí el interés, la verdad) pero sigo pensando que el comienzo estaba muy bien. Y el dibujo de Steve Dillon me encanta.

jmponcela
jmponcela
14 diciembre, 2006 11:26

Tranquilo, Fletcher, no es del todo culpa tuya. Cada día es más dificil pasar de los trece años… al 99% del share televisivo español le cuesta unos 50 años hacerlo y ya pasan directamente de Buenafuente a Jose Luis Moreno.

quike102
quike102
14 diciembre, 2006 11:27

Tranquilo Fletcher no hay que pedir perdón a nadie, sólo exponemos opiniones, que yo leo mucha mierda eh? 😉

Ragnarok
Ragnarok
14 diciembre, 2006 11:30

Yo me compré Predicador enterito en edición de norma (prestigios) y los especiales también. Cuando me leí el último número lo primero que hice fue buscar a alguien para vénderselo.

El entretenimiento, la grosería, el dibujo, las características de los personajes, la desproporción, los guiños y la mala leche funcionan a las mil maravillas en esta serie… sólo que la serie no va a ninguna parte, no posee tanta profundidad como para justificar lo tremendamente larga que es y el final, estampita cowboy incluida, podría haber sucedido mucho, pero que mucho antes.

Tiene el encanto de las mejores series, pero los arcos argumentales se enroscan en una espiral sin sentido. Es como si Quentin Tarantino hubiera querido hacer de Pulp Fiction o Kill Bill una franquicia de veintitantas películas.

Ragnarok
Ragnarok
14 diciembre, 2006 11:33

PD. Es en el fondo un road comic (por paralelismos con el cine): disfrutas mucho con secuencias graciosas, bestias o violentas, pero la trama no está demasiado clara… no hay nudos, y el desenlace fue sencillamente cuando Ennis se cansó.

jmponcela
jmponcela
14 diciembre, 2006 11:33

Lo mismito que con “Predicador” me pasó con “Torpedo 1936”. Uno se descojona con lo bestia que es Torpedo, y hasta pasa por alto el grueso humor de los asesinatos gratuitos y las violaciones en serie… pero luego llegas a las paginas en las que tiran por la ventana a un niño porque no les da tiempo a violarlo y, chico, ahí se acabó la puta gracia del tebeo. Los vendí todos.

Y mira que Jordi Bernet dibuja como Dios… Pero es que cuando SOLO juegas a escandalizar al lector, siempre llegas a un limite.

tremere
tremere
Lector
14 diciembre, 2006 11:36

um a mi tambien me gusta predicador y esos comentarios sobre niños de 14 años y lo de “no es del todo culpa tuya” me parecen ofensivos… quiza me equivoque pero esas criticas hacia el tebeo y hacia quienes nos gusta… ¿no sera por la criticas a la religion que hay en el no? eso de blasfemias… xd

jmponcela
jmponcela
14 diciembre, 2006 12:00

Yo soy ateo, pero me molestan las blasfemias gruesas y gratuitas. Cuando Predicador se caga en Dios y en su puta madre, yo no puedo evitar pensar en la fe de mi madre o en las monjas misioneras violadas y descuartizadas en El Congo y me pregunto… “¿seguro que Ennis no podía expresar exactamente la misma crítica de un modo un poquitin menos ordinario?”

Luego me doy cuenta de que en realidad no hay ninguna critica detras de la blasfemia puesto que es la trigésima vez que la pone en boca de algun personaje. Solo busca escandalizar con alguna bestialidad.

Me aburre la ordinariez iterativa.

rorschach
rorschach
14 diciembre, 2006 12:06

Yo, como alguno más según leo, dejé la serie a la mitad por repetitiva.

Es un poco como la travesía de “La Reina de Africa”.

Empieza muy bien, un tebeo original, salvaje, pero interesante y fluido.

Pero llega un momento en el que se estanca y sube a flote toda la mierda que hace el tebeo directamente repulsivo.

Creo que hacia el final vuelve a retomar su curso y llega a buen puerto, pero yo no aguanté para verlo.

Quizás algún día, le de otra oportunidad.
Con el Nautilus del Capitán Nemo, por ejemplo.

Antoño Retoño
Antoño Retoño
14 diciembre, 2006 12:07

A mí ni me molestan las blasfemias, ni pensé en las creencias que puedan tener las madres, o las monjas del Congo al leer Predicador.

Todas mis críticas a la serie (o por lo menos a lo que leí de ella) van dirigidas exclusivamente contra el argumento y la caracterización de personajes.

AFRODITO_A
AFRODITO_A
Lector
14 diciembre, 2006 12:49

Siendo sincero; me parece que leer PREDICADOR y quedarse únicamente en las palabrotas y en las burradas es como decir que Cindy Crawford no está buena (es un ejemplo!!) porque tiene una berruga en la cara. Me parecen comentarios bastante tontos, de verdad.

PREDICADOR habla del sentido del beder y de la amistad. Me da igual que se narre de una manera o de otra. Quejarse por el vocabulario o las exageraciones es rascar muy poco la superficie.

¿Dar vueltas sin sentido? ¿Y que hacía Gaiman cuando nos contaba historias sobre Shakespeare y demás?

Aaaay, que los árboles no os dejan ver el bosque.

Para Juanjo Palacios; a mi también me encanta SALVACIÓN, pero no divido esta serie en tomos como no divido los ESDLA de P. Jackson en 3 pelis, sino en una. Me encanta todo Predicador.

jmponcela
jmponcela
14 diciembre, 2006 12:55

“…PREDICADOR habla del sentido del deder y de la amistad…”

¡Anda!, lo mismito que “Torrente 3”.

Ya es casualidad.

AFRODITO_A
AFRODITO_A
Lector
14 diciembre, 2006 13:05

Ahí te defines. Eres tú, no yo.

jmponcela
jmponcela
14 diciembre, 2006 13:11

¿Mande?

AFRODITO_A
AFRODITO_A
Lector
14 diciembre, 2006 13:15

No, que ya está dicho todo. Solo eso. Sin acritud.

jmponcela
jmponcela
14 diciembre, 2006 13:19

Lo siento, es usted demasiado sutil para mi. Yo es que, mayormente, soy tan zoquete que no gigantes donde hay molinos.

AFRODITO_A
AFRODITO_A
Lector
14 diciembre, 2006 13:22

Nada hombre, quería decir que no quería/podía/debía convencerte. Sobre gustos…

Antoño Retoño
Antoño Retoño
14 diciembre, 2006 13:33

“PREDICADOR habla del sentido del beder y de la amistad. Me da igual que se narre de una manera o de otra. Quejarse por el vocabulario o las exageraciones es rascar muy poco la superficie.”

Pienso que el problema no está en la forma de narrar estos temas, sino la idea que tiene Ennis sobre ellos. Es su enfoque de el deber y la amistad los que me parecen quinceañeros (estoy de acuerdo en que lo del humor burro y las blasfemias es sólo algo superficial).

Y por encima de todo esto, una historia que pierde fuelle conforme avanza.

fletcher
14 diciembre, 2006 13:34

ya empieza lo tipico…que no demuestra nada, salvo la edad de unos pocos…

pero yo a lo mio…cierto es que The preacher es un camino largo, a veces parece que no lleva a ningun sitio, pero lo disfrute…no puedo comparar esta obra a otras del mismo sello, pues pierde de forma rotunda contra Sandman ( y en mi opinion contra otras como 100 balas o Y el ultimo hombre)…pero otras que tambien adoramos, como Hellblazer, no llevan a ningun lado, pero aun asi las disfrutamos…preacher es una broma,Ennis es gamberro y aqui lo demuestra,y no puedes dejar de reirte, pero no por ello es una obra maestra a la altura de las ya mencionadas…

asi que, las criticas de algunos aqui, sobre como pierde el interes, tienen su fundamento, y me parecen criticas muy acertadas (incluso las comparto) pero insultar o reirse de la edad como han hecho algunos por aqui, esta fuera de lugar…aqui venimos a pasarlo bien y a debatir en todo caso, que para eso estan los comentarios, y no para aguantar a algun Troll que entra por aqui de vez en cuando…

seguire viendo Heroes…que me ha enganchado la muy puñetera serie…je je je

Fletcher!!

jmponcela
jmponcela
14 diciembre, 2006 13:39

“…y no para aguantar a algun Troll que entra por aqui de vez en cuando …”

Tu familia, bien ¿no?

The Stranger
The Stranger
14 diciembre, 2006 13:43

“¡Anda!, lo mismito que “Torrente 3″ ”

Anda, si la ha visto…XDDDDDDDDDD

fletcher
14 diciembre, 2006 13:44

paso…

Fletcher!!

Juanma
Juanma
14 diciembre, 2006 14:06

Como decís muchos la serie empieza muy bien, y luego pierde algo de fuelle, pero no deja de ser lectura recomendable. Yo la leí cuando la sacaba norma, y era una serie que siempre te dejaba con ganas de más por los clifhanger que plagaban el final de casi todos los números. Sobre si es mejor o peor qeu otras series de vértigo, lo dejo al gusto del consumidor, aunque a mí haya algunas otras que me gusten más.

Ragnarok
Ragnarok
14 diciembre, 2006 16:16

Coincido con la opinión de Juanma parcialmente… los finales de arcos argumentales estaban currados, pero cuando empezaba el siguiente arco argumental o cuando se resolvía el clímax te dabas cuenta de que no se había resuelto (argumentalmente) nada.

Respecto a la comparación, claro quese puede comparar: Hellblazer por ejemplo, no se puede hablar de que sea ya una serie, es a todos los efectos una franquicia de tipo pseudosuperheroico. Prueba de ello es que hablamos de “etapas” respecto a su evolución, y para mi una serie tiene que ser un todo cerrado, prevista por un único guionista. Y en hellblazer hay etapas que me gustan y etapas que no, pero argumentalmente no va a ninguna parte.

Sandman es distinto. Cuando Gaiman te hablaba de shakespeare o de césar augusto tenía motivos distintos para hacerlo. Sus personajes eran los Eternos, y esos arcos estaban diseñados para hacer comprensible una idea a la que es difícil aproximarse: la eternidad. Eso sí, el arco argumental del Cuco, en el que prácticamente Sandman aparece como invitado especial no me gustó para nada. Pero la obra tiene una profundidad y unos matices increíbles. Todo lo que decís de la amistad se resuelve en la historia del hombre que no quiso morir y se hizo amigo de Morfeo.

Decir, sin embargo, que Predicador es una historia sobre la amistad me parece sobrevalorarla demasiado, y equivocarse en la idea central de la trama (el enfrentamiento de un humano/engendro angélico contra un Dios que ha abandonado el mundo a su suerte autodestructiva y violenta, contra la Muerte y contra las personas que creen que pueden controlar la idea de Dios en la Tierra; y el cinismo que eso acarrea), que sí pierde fuelle mientras que avanza. Respecto al arco de salvacion me pasa una cosa curiosa: coincido con Juanjo en que es el mejor arco de la serie, y no lo veo para nada innecesario: ejemplifica perfectamente cómo Dios ha abandonado el mundo, y cómo cualquiera puede no ser tan inocente como pensamos. Como miniserie habría sido preciosa.

Eso sí: Los enfrentamientos entre Custer y Herr Starr sí son muy reiterativos (por más que me hagan gracia las sucesivas mutilaciones del malo XD). Me parece una serie entretenida, pero ninguna maravilla. No me marcó para nada.

Y otra cosa: descalificar a la gente a la que le gusta algo como proceso consecutivo a criticar (razonadamente) algo, me parece una memez

Sergio Robla
Admin
14 diciembre, 2006 16:27

Pues yo no estoy de acuerdo en eso. A mi parecer el enfrentamiento entre Jesse y Dios es un enorme mcguffin, y para verlo claro no hay más que ver el final de la serie, en el que el momento climático de ese argumento es sustituido por la resolución de la relación entre Jesse, Tulip y Cassidy… Está claro qué es lo importante.

Ragnarok
Ragnarok
14 diciembre, 2006 18:19

Recuerda que un mcguffin es el tema central de algo que al final resulta obviado; pero sigue siendo el tema central. La génesis de la historia está en ese ser que se mete en jesse custer y que lo mueve a viajar en busca de Dios por un mundo que ha sido abandonado por él. Y el principal malvado de toda la serie es alguien que quiere controlarlo. Sin eso, Predicador no sería Predicador.

Te lo diré de otra forma… si un amigo te pregunta ¿Oye de qué va Predicador, que no sé si merece la pena? ¿Tu respuesta sería “de la relación de lealtad, amor y amistad de un sacerdote con su antigua novia y un vampiro escoces”?

Además sin el Grial y Dios de por medio la serie habría sido claramente distinta. Otra cosa es decir que la relación de Tulip y Cassidy con Custer no sean importante, pero para mi no es el tema central de la obra (aunque lo acaben metiendo con calzador).

Por último te recuerdo que la resolución está cuando ese ser sale de Custer y Dios la casca.

fletcher
14 diciembre, 2006 22:29

vuelven los buenos por aqui…da gusto leer opiniones distintas a las mias…mis disculpas a los habituales de esta pagina y los mismos autores de ella, por que no me gusta entrar en peleas que no llevan a ningun sitio, no me gusta ser participe de un mal ambiente, aunque a veces ocurre…perdon.

por lo demas, en referencia a una cosa que yo mismo comente y que luego otro internauta comenta,Ragnarok, a veces tengo la sensacion que Hellblazer si tenia una direccion, pero no supieron como domarlo y se les fue de las manos, y ahora no son capaces de cerrarlo…nadie tiene valor de terminar con la serie y con la historia de Constantine…lo digo, por que creo que todas las colecciones vertigo tienen un final, a excepcion de FABLES que se ha convertido en otra serie regular, por ahora…por ello me lleva a pensar que Hellblazer fue considerada una serie con un final…pero debido a su exito, carisma o lo que sea, no han sido capaces de matar a John…o cualquier otro final…no tienen valor.

Sandman, se puede permitir paseos que parecen que no llevan a ningun sitio, como es el caso de la historia del cuco, pero cuando admiras la obra terminada, te das cuenta que estas observando una gran historia, que apenas deja cabos abiertos, por no decir ninguno…Sandman es una vida completa, un circulo completo, eso la hace mas maravillosa, algunas veces, parece que no va a niguna parte, pero te esta completando el circulo para que quede totalmente cerrado…

Fletcher!!

Sergio Robla
Admin
14 diciembre, 2006 22:51

En realidad cuando alguien me pregunta de qué va le digo cómo empieza porque lo que la historia evoluciona constantemente.

Por último te recuerdo que la resolución está cuando ese ser sale de Custer y Dios la casca.

Bueno, de ahí nuestra diferencia de opiniones. Para mí la resolución está en el reencuentro entre Jesse y Tulip y la redención/seguda oportunidad de Cassidy. Ennis pone la carga del asunto de Dios sobre los hombros del Santo de los Asesinos para dejar vía libre a la historia de Jesse.

Ragnarok
Ragnarok
14 diciembre, 2006 23:04

a fletcher: no podías expresar mejor lo que para mi es Sandman… eso que comentas es precisamente lo que hace (para mi) esa serie la mejor que he leído.

A Sergio: evidentemente Predicador tiene distintas lecturas, y en función de la que escojas la historia parece ser una o la otra. En cualquier caso sí te digo que para mi la solución del Santo de los Asesinos me pareció esa resolución rápida que Ennis escogió para cerrar la obra cuando ya no sabía por donde tirar; pero es una observación muy personal, basada sobre todo en la lógica interna del asunto: Dios manipuló y concedió al Santo de los Asesinos sus capacidades, y podía quitarselas. Si esto no fuera así… ¿por qué el Santo obedecía mandatos divinos? Pero bueno esto tal vez sea ya pasarse de rosca.

Sergio Robla
Admin
14 diciembre, 2006 23:36

Sin duda es debido a esas diferentes lecturas que mucha gente no puede ver más allá de la actitud provocadora de la serie (y esto no me parece un defecto, hay gente que ve unas cosas y gente que ve otras).

¿Por qué el Santo obedecía mandatos divinos? Eso daría pie a otro debate, y es que puede que uno solamente esté obligado a hacer lo que cree que ha de hacer, no porque realmente esté obligado a hacerlo a causa de un agente externo (en este caso Dios).

superchoco
superchoco
14 diciembre, 2006 23:59

Hummm… felicidades a todos los que consiguieron encauzar el debate a terminos mas… bueno, como deberían ser siempre. Gracias también, para servidor que está empezando la colección desde cero, por los avisos y reflexiones de hacia donde va la serie, que siempre viene bien tenerlos en cuenta… hasta el momento en que habeis colado el final de todo!!! Argh!!! y ahora que hago? ahora se que se vuelve reiterativa, que se vuelve repetitiva, que se vuelve blasfema sin sentido, que ofende sobremanera a todas las misioneras del Congo… Y AHORA ENCIMA SE CÓMO ACABA!!! Y ahora que hago??? la sigo comprando o la dejo por imposible?? Jejeje, tener un pelín mas de cuidado por los spoilers. Buenas noches!

Superchoco
Superchoco
15 diciembre, 2006 0:16

Aparte de todo (que también me vale por leerme todo lo que habeis puesto) yo por ahora estoy disfrutando como un enano. El que defraude o no conforme avanzan los números supongo que depende de las expectativas creadas. Para mi este cómic, aparte de la calidad de la historia, la originalidad, el dibujo… me parece desde el principio una pura y simple pasada, sin cargas trascendentales o existenciales, ni mas ni menos que entretenimiento a lo bestia. Y como tal, por los menos en los doce primeros números, Ennis y Dillon se salen de la pelleja

Ragnarok
Ragnarok
15 diciembre, 2006 0:18

Mil perdones superchoco, y no son suficientes. Leí esta serie hace tanto tiempo que no consideré la más mínima posibilidad de estar spoileándola o como se diga.

Respecto a la provocación en la serie, estoy de acuerdo en que no es el tema central, y que la serie es mucho más que eso. Yo la critico por establecer un comienzo muy cojonudo y luego alargarse sin motivo, diluyéndose argumentalmente (y a mi gusto, acabando cuando le da la gana)

Diego
Diego
15 diciembre, 2006 11:51

Es impresionante.

Creía que leer cómics, al igual que leer una novela, ver una película, apreciar una obra de arquitctura, una escultura o una obra musical, del estilo que cualquiera de éstas fuese, era algo íntimo para cada persona, y que, como mínimo, una persona inteligente´sabría respetarlo.

Pero llego al foro, y junto a críticas más que lícitas sobre Predicador (algunas las comparto, otras no tanto), encuentro a un tío que desprecia no a la obra, ¡sino a todos los que la leen!

Jmponcela,

LEO Predicador.
ME RIO con Predicador.
CIERRO Predicador.
ME MIRO en un espejo.

Y no tengo 13 años. Y no me avergüenzo de leerlo. Y no pienso en las pobres monjas violadas del Congo. Ni en la religión de mi madre. Y tampoco me considero estúpido.

Lo que hace infantil a una persona no es ver Buenafuente, ni ir al cine a ver Torrente, ni siquiera fluir entre una mole predominante de preferencias anticulturales, pobres, y simples.

Lo que realmente hace infantil a una persona es la convicción de que quien no comparta su opinión, es estúpido.

Puedo, y todos en este foro han demostrado que pueden hacerlo, criticar un cómic sólo por el cómic, y respetar a quien lo lea. No sólo puedo, sino que DEBO.

Un catedrático de mi escuela, el primer día de clase del año pasado, en primero, nos dijo:

“Le Corbusier es un genio, es el padre del movimiento moderno, es innegable…y su obra me parece una puta mierda. Sin embargo, su valor es ajeno a mi opinión, y respeto a quienes les guste. Os sorprenderíais de las basuras que me gustan”. “Velázquez es el mayor analista de la luz de nuestra pintura…¡¡y no me gusta nada!!, pero eso no significa que no sepa apreciarlo, o cuanto menos, criticarlo con objetividad”.

Si realmente has pensado que alguien es más estúpido que tú por disfrutar con Predicador, que los que no veamos tu crítica como una apreciación indiscutiblemente cierta y única somos niños de trece años, y que es necesario tener en cuenta todas nuestras referencias y preferencias culturales para disfrutar de una obra artística sea en el medio en que ésta se manifieste:

No escribas más en el foro, te estás poniendo en evidencia.

sputnik
sputnik
Lector
15 diciembre, 2006 15:18

All you need is love, la lala lala…

cornelllius
cornelllius
16 mayo, 2009 19:39

Solo me he leído los dos primeros tomos de Predicador y me han encantado…A mi parecer su objetivo es entretener y divertir…y lo consigue. Tengo 30 años, y grandes obras maestras del comic (Watchmen, From hell, El regreso del caballero oscuro…y muchas más), y Predicador me está divirtiendo tanto como cualquiera de éstas. No espero encontrar en Predicador un mensaje de cierto interés intelectual, no espero que me haga ver la vida de otra manera…parece que muchos de vosotros lo hiciérais.
Un apunte, la forma de hablar usada por los personajes del comic es irreverente y vulgar, pero no deja de ser un lenguaje que escucho cada día.   En mi trabajo es el pan nuestro de cada día. He escuchado cosas bastante más ordinarias, de las que de momento, he leído en las páginas de Predicador.

Juanma
Juanma
Lector
11 mayo, 2010 11:09

Yo la disfrute mucho en su momento, y he aprovechado el cambio de formato para volver a comprarla, y releerla despues de muchos años (la segui a traves de zinco, y luego norma). Al releerla creo que pierde en una segunda lectura, cuando ya te esperas los chistes y los golpes de efecto, pero sigue estando bien.

Tambien creo que pierde con los recopilatorios, pq, con una de las cosas que mas disfrutaba de la serie era con los cliffhangers que solia dejar al terminar cada numero, que siempre me dejaba con ganas mas. Aunque estuviera concebida en arcos argumentales, y planteada con un final en el numero 66, Ennis cuidaba mucho los finales cada mes.

José Torralba
11 mayo, 2010 11:13

Juanma, si llegas desde utcon observa que este post es de 2006… la conversación actual está aquí 😉

Juanma
Juanma
Lector
11 mayo, 2010 11:27

Jajaja, pues si, justo 🙂

José Torralba
11 mayo, 2010 11:59

Jejejeje, lo sabía 😉