ZN entrevista a Alfonso Font

Por
20
1378

Posiblemente, pocas veces voy a tener la oportunidad de presentaros una entrevista a un autor que haya impactado tanto en mí como Alfonso Font. Es por eso que, sencillamente, hoy voy a ahorrarme los preámbulos para dejaros directamente con las palabras y las muestras de uno de los más grandes autores de cómic de nuestro país, al que le agradecemos enormemente el tiempo que nos ha dedicado.

Entrevista

Toni Boix: Nos consta que eres aficionado a la cocina. ¿Hoy preparas algo para comer?

Alfonso Font: ¿Quién os ha dicho eso? La verdad es que si cocino es verdaderamente para hacer algo bien distinto que me permite evadirme de andar todo el día pensando en el trabajo que me aguarda sobre el tablero de dibujo. Lo que suelo preparar en verano son ensaladas, muy distintas unas de otras, jugando con los colores y todo eso…

Toni Boix: Hay quiénes consideran que la cocina es un arte. ¿Cómo compararías la dimensión artística de la historieta y de la cocina?

Alfonso Font: La cocina puede que sea un arte para algunos grandes cocineros. Para mi es únicamente una distracción, un entretenimiento. No soy ningún chef ni pretendo serlo.

Toni Boix: A partir de tus inicios en Bruguera, allá por 1962, estuviste más de una década dedicándote al trabajo de agencia, colaborando con Toray, Selecciones Ilustradas y Bardon Art. y siendo publicado por Europa y Estados Unidos. ¿Cuáles eran tus aspiraciones profesionales en aquel momento, cuando el cómic de autor para adultos aún no había surgido?

Alfonso Font: Por aquél entonces yo era muy joven, estudiaba dibujo y pintura y hacía mis pinitos en la historieta por dos razones muy simples: la primera es que me gustaba dibujar, mucho, no entendía mi vida sino era vinculada al dibujo; la segunda es que me gustaba leer y eso me empujaba también a mi a pretender contar historias. Mis aspiraciones se reducían pues a poder llegar a ser dibujante de historietas, que es como me gusta definir mi oficio. Dibujante de Historietas

Toni Boix: Ya en aquella época realizaste algunos episodios de “Historias para no dormir” sobre guiones propios, cuando aún no habías empezado a colaborar con los grandes guionistas que te acompañaron después en tu etapa francesa. ¿Te sentías ya entonces con las suficientes tablas como para encargarte del apartado argumental de aquellas historias?

Alfonso Font: La prudencia no reza con la juventud. Y la ignorancia tan sólo se va limando con la experiencia de los años. Uno ha de ser osado cuando es joven ¿Cuándo si no?

Toni Boix: La serie Géminis, aparecida en 1974, supone tu adiós al trabajo de agencia. De todas formas las aventuras de aquel espía de principios del siglo XX daban muestras de una envidiable ambición creativa. ¿Era habitual por aquel entonces que una serie de agencia fuera tan curiosa en su planteamiento argumental y tan cuidada en su apartado gráfico?

Alfonso Font: En realidad Géminis no deja de ser un trabajo de agencia. Carlos Echevarria y yo lo hicimos para Selecciones Ilustradas, bajo el patrocinio de Josep Toutain. En aquella época me gustaba el cine de Antonioni y de la nouvelle vague francesa, era un cine de estética ambiciosa y rompedora y yo no dejé de recibir influencias que afectaron mi trabajo en cuanto a técnicas y búsquedas estéticas diferentes. Toutain me llegó a calificar de “el dibujante más moderno del momento”, se olvidó de decir que uno de los más malos, también.



Toni Boix: ¿Qué grado de colaboración establecías con Carlos Echevarría, su guionista?

Alfonso Font: No teníamos una gran relación. Las pocas veces que hablamos cuando coincidíamos en Selecciones fueron contactos cordiales, pero limitados a lo profesional.

Toni Boix: Algunas de sus viñetas parecen influidas por el Mort Cinder de Alberto Breccia. ¿Es posible?

Alfonso Font: No es imposible. Breccia, para mí, era un gran creador. Aunque no soy muy consciente de ello, y Géminis queda ya muy lejos en el tiempo para que pueda evocarlo hoy con claridad.


Tira de Alberto Breccia para Mort Cinder


Viñeta de Alfonso Font para Géminis


Toni Boix: Después de Géminis te plantas en Francia para labrarte una carrera allí. ¿Cuáles eran tus expectativas en ese momento?

Alfonso Font: Mis expectativas empezaban a ser las de abandonar un trabajo “comercial” y de “encargo” como era el de agencia, por un trabajo directo con un editor europeo que podía no dejar de ser también un “encargo” de una historia que fuera “comercial” – de éxito, decían – pero que alcanzaba unos planteamientos más ambiciosos, tanto en guión como en dibujo.

Toni Boix: ¿Te fue difícil conseguir trabajo?

Alfonso Font: La verdad es que no. Yo hablaba ya francés por aquel entonces y eso es obvio que facilitó las cosas. Contacté con Editions du Vaillant, que editaban “Pif”, en el mismo momento en que Patrick Cothias les acababa de “vender” un nuevo personaje, “Sandberg, père et fils”, y nos pusimos todos de acuerdo.

Toni Boix: Durante esa época colaboras con guionistas tan destacados como Patrick Cothias (Sandberg, padre e hijo, 1975-1977), Roger Lécureux (Los robinsones de la tierra, 1979-1982), Jean-Michel Charlier y Víctor Mora. ¿Qué huella deja en ti la colaboración con ellos?

Alfonso Font: Con Patrick entablamos una excelente relación de amistad. Hasta que no encontré un apartamento vivimos en su casa y allí trabajábamos juntos. Éramos cómplices en el desarrollo de los personajes, de los ambientes en los que tenían que moverse. Fue un tiempo muy bonito.

Con Jean-Michel Charlier sólo colaboré en una especie de ensayo sobre el asesinato de Kennedy para “Pilote” de Dargaud. No hubo apenas relación.

Sólo sé que no me devolvieron los originales y que ahora tienen unos precios astronómicos, no por mi, sino por Charlier, seamos veraces.

Con Roger Lécureux hubo un buen comienzo y un mal final. Él salía de una relación de años con Chéret y su serie “Rahan” que había terminado en los tribunales y había decidido que no volviera a ocurrirle, así que con el consentimiento de la dirección de Pif era, por contrato, el único autor de “Les Robinsons de la Terre”, y yo no era sino “artista invitado”, con lo que en cualquier momento podían prescindir de mi y usar los personajes de mi creados con otro dibujante. Creo que esa fue la primera y única vez que un dibujante de historietas empezó una huelga. No entregué las páginas que esperaban y tuvieron que correr para no publicar un cuadernillo en blanco. Hubo conversaciones al más alto nivel, dijeron que sí, aceptaron mis argumentos, pero todo continuó igual. Y ahí acabó todo.


Con Víctor Mora ha habido siempre una relación cordial y de aprecio. Es una persona vital, educada y de trato afable. ¿Qué otra cosa puedo decir?

Colaboramos con “Tequila Bang” en un par de álbumes, y tratamos de iniciar una nueva serie de carácter ecologista con un primer episodio de “Los compañeros de Atlantis” que no tuvo continuidad.


Toni Boix: En 1978 vuelves a España porque tu mujer no consigue un trabajo adecuado en París. ¿Es entonces que entras en contacto por primera vez con Carlos Giménez y Adolfo Usero, la gente del Taller Premià?

Alfonso Font: No, no, con Carlos Giménez y Adolfo Usero nos conocimos cuando yo dibujaba “Géminis”. Nuestra relación es anterior pues a la experiencia parisina.

Toni Boix: ¿Luis García aún formaba parte del grupo?

Alfonso Font: Tanto Giménez como Usero eran amigos de Luis desde hacía ya tiempo. Ellos habían formado el llamado –si no me falla la memoria- “Grupo Premiá”. Luego, cuando colaboramos en una serie de historietas Carlos, Adolfo y yo, adoptamos la firma “Taller Premiá”.



Toni Boix: Poco tiempo después, en 1980, emprendes la realización de historias propias (Cuentos de un futuro imperfecto, Historias negras) para las recién nacidas revistas de cómic adulto. ¿Cómo percibes por aquel entonces tu trabajo y por qué sientes la necesidad de establecerte como autor completo?

Alfonso Font: Era eso, una necesidad. Por muy buenas relaciones que uno tenga con los guionistas que le han acompañado a lo largo de la vida profesional, no siempre estás de acuerdo en todo, y lo que yo tenía ganas de explicar debía hacerlo solo, como autor completo. Era un paso más en mi realización personal.


Toni Boix: En esa fase tus trabajos empiezan a presentar cierto componente de denuncia social o de mirada crítica que raramente dejará de estar presente, más o menos explícitamente, en toda tu obra posterior. ¿Crees que es deber del arte el agitar las conciencias?

Alfonso Font: El arte no tiene ningún deber. Es un saco en el que cabe todo, sea bueno o malo y el tiempo hace de catalizador. Otra cosa son los artistas y estos, como seres humanos que son, piensan, actúan y dicen cosas distintas. En mi caso yo he sentido la necesidad de ser crítico con algunas actitudes humanas y lo he reflejado como he sabido en mis trabajos. Pero no pretendo agitar conciencias, el propósito es más bien hacer reflexionar.


Toni Boix: ¿El hecho de que empieces con historias cortas obedece a imposiciones editoriales o te resultaba más asumible de esta forma como camino para ir creciendo como guionista?

Alfonso Font: Empecé con las “Historias Negras” porque me apetecía la idea de llevar a la historieta el humor negro, en algunos casos cruel y ácido. Las historias cortas se prestaban bien para mis propósitos, así que así las hice. Luego, con los “Cuentos de un Futuro Imperfecto” empecé del mismo modo para poder ofrecer en cada capítulo una historia completa.

Toni Boix: ¿Tu relación con la gente del Taller Premià fue lo que te llevó a vincularte con el proyecto cooperativista de Rambla mientras que otros profesionales de tu generación se decantaban hacia las propuestas similares que constituían KO comics o Metropol?

Alfonso Font: Uno no puede evitar enlazarse a los que ya tienes como más próximos. En aquella época mis relaciones personales giraban entorno a la gente que formó luego el proyecto “Rambla”.



Toni Boix: Clarke y Kubrick, Espacialistas LTD. son tus primeros personajes de creación propia, pero luego vendrían unos cuantos más, desde la periodista Taxi al marinero Jon Rohner. ¿Por qué esa necesidad de cambiar tanto de series y de personajes cuando todos y cada uno de ellos gozaban de atractivo y eran apreciados por los lectores?

Alfonso Font: Probablemente sea culpa mía en buena medida. No sé qué puedo decirte a no ser la necesidad de contar cosas diferentes. También es cierto que mis personajes no han sido “éxitos de ventas” si exceptuamos “El Prisionero de las Estrellas” y ése se vino abajo por un error de apreciación de Rafael Martínez, como representante, al vender la segunda historia a otro editor por ofrecer éste más dinero y, encima, pasar del blanco y negro de la primera parte al color en esta segunda. Claro que yo podía haberme negado y no lo hice, así que parte de la responsabilidad recae sobre mi.



Toni Boix: En consonancia con eso, a pesar de que en una entrevista para la revista Cimoc confesabas que tu género literario preferido era la ciencia ficción, después de haber creado grandes historietas pertenecientes a ese género, acabas abandonándolo. ¿Por qué motivo?

Alfonso Font: Mi género literario preferido en aquel momento era la Ciencia Ficción, es cierto, pero también había leído a Joseph Conrad, a Stevenson, a John le Carré, a Georges Simenon y otros que nada tenían que ver con la CF.

Toni Boix: En esa misma entrevista expresabas tu admiración por la escena de 2001 en la que Stanley Kubrick nos muestra el hueso/herramienta lanzado al aire por un hombre prehistórico que luego se funde y transmuta en una nave espacial. Decías que era un genial ejemplo de cómo la imagen secuencial es capaz de “hablar” por sí sola. ¿En qué lugar de tu obra crees que has conseguido un nivel de narratividad visual similar?

Alfonso Font: ¿Yo alcanzar un nivel hueso/nave espacial? Me temo que no he pasado del nivel hueso y gracias. Claro que uno, a veces, no es plenamente consciente de lo que hace y otros ven o creen ver lo que tú, como autor, no has visto. Si alguien ha sentido en mis historietas algo así me gustaría saberlo.



Toni Boix: Pues para mí el planteamiento de tu historieta Ojos Verdes es de una gran brillantez ¿Cómo se te ocurrió la idea tras de esa historieta?

Alfonso Font: Esa historia tan sólo se puede realizar en historieta. Si la hicieras en cine, la voz en off haría evidente cuál de los dos personajes está en la nave sentenciada.

Es una pequeña aportación a las reivindicaciones feministas. Juego con que el lector dará por supuesto quién es el que está muriendo en el espacio y al final rompo el esquema.

Toni Boix: Las mujeres siempre han tenido un gran protagonismo en tus historias. ¿Es algo que surge en ti de manera innata o forma parte de un proceso de reflexión sobre el retrato que el género femenino suele tener en el cómic?

Alfonso Font: Más conozco a los hombres, más me gustan las mujeres.

A ver, aquí habría para escribir un libro y no es el momento. Ni todos los hombres son unos imbéciles ni todas las mujeres admirables.

Mira, para ahorrarnos tiempo y disquisiciones fuera de lugar, recomiendo vivamente la lectura del libro “El Señor de las Moscas” de William Golding.

Ahí queda muy bien reflejado entre otras muchas cosas lo que es la dualidad del ser humano. Los individuos negativos, tóxicos, que consideran el poder sobre los demás y el sometimiento de estos como algo positivo y admirable; y luego los otros, los socialmente positivos, los creativos, los laboriosos. Con humillantes excepciones, las mujeres han pertenecido más, desde siempre, a este segundo grupo.

Yo lo he pasado muy bien dibujando tanto a “Taxi” como a la “Exterior”, me parecen dos ejemplos muy dignos de mujer en la historieta.


Toni Boix: ¿El prisionero de las estrellas debía de continuar más allá de sus dos primeras entregas?

Alfonso Font: Debería haber continuado más allá, ciertamente, pero creo que antes ha quedado contestada la razón de su adiós.


Clarke y Kubrick

Toni Boix: En Clarke y Kubrick tu trabajo de color tiene una viveza y un detalle que no se percibe en Taxi y que luego volveremos a encontrar multiplicado en Jon Rohner. ¿Por qué optaste por un tipo de color más sencillo en tu serie de Taxi?

Alfonso Font: El color de Taxi no es mío al igual que el del segundo álbum del “Prisionero de las Estrellas”, pero aunque sean más simples, me parecen muy dignos. En Jon Rohner el color vuelve a ser mío


Taxi

Toni Boix: En esa Barcelona y ese mundo del futuro cercano que nos dibujabas en Taxi, concretamente en la historia Un Crucero al Infierno, reflejabas un tanto cómo se extendía el conflicto palestino-israelita a través del viejo continente. ¿De haber realizado esta serie hoy en día, cuando el terrorismo y el integrismo islámico parecen crecer sin parar, qué nuevos temas y reflexiones te hubiera gustado introducir en la trama?

Alfonso Font: En principio todos aquellos que la nueva información y la actualidad me permitieran. Las guerras de religión, nos las vendan como quieran, nunca han tenido otra finalidad que el enriquecimiento personal de unos cuantos a costa de la sangre de todos los demás, y volvemos a “El Señor de las Moscas”.


Jon Rohner

Toni Boix: ¿Por qué el personaje de Jann Polinesia pasa a ser Jon Rohner?

Alfonso Font: Jann Polinesia nació para permitirme adaptar libremente un cuento de Conrad y otro de Stevenson uniendo ambas historias con el protagonismo de un solo personaje. Y ahí acababa todo, pero… Rafael Martínez de “Norma editorial” me pidió que pensara en un nuevo personaje porque una editorial italiana estaba interesada en ello. Le dije que estaba un poco cansado de ir de nuevo personaje en nuevo personaje y que por qué no recuperábamos uno de los ya hechos. Los editores italianos querían un personaje nuevo y yo decidí retomar la idea de Jann Polinesia pero transformando al marino tramposo y burlón en otro más realista, más serio, que me permitiera valerme de la información que sobre la vida en Samoa había yo logrado gracias a un libro que recogía los artículos que Robert Louis Stevenson enviaba semanalmente a los Estados Unidos para su publicación en el “New York Sun” y que a mí me parecían de un valor extraordinario. Algunas de las historias pues, están basadas en hechos reales, aunque dramatizadas por mí.


Jon Rohner llevaba gorra de marinero y viajaba sobre una goleta, así que la crítica decidió que era una mala copia de Corto Maltés. Qué le vamos a hacer.

Toni Boix: ¿En esta serie, a través de qué elementos buscaste recrear la magia de los Mares del Sur?

Alfonso Font: En realidad traté de reflejar lo que Stevenson me hacía sentir a mí al leer sus artículos de prensa. Si también con mis imágenes y mis textos logré despertar el sentimiento de esa “magia” en algún lector, me reconforta saberlo.


Lo que sí quisiera añadir como último comentario al personaje de Jon Rohner es la mala suerte que le acompañó, primero en su traducción al francés del primer álbum “La Sangre del Volcán”. La editorial francesa “Soleil Productions” debía tener entre el personal a alguien que había estado de vacaciones un par de días en España y que debía saber decir “Olé!” y “Sangría mucho buena” y le dieron a traducir todo el álbum y desde inventarse textos completos a poner en boca de Rohner “tu buena educación religiosa no te impedía creer en todas estas supersticiones” refiriéndose a Stevenson, ¿de dónde se sacó esa estupidez cuando en el texto original no decía nada de eso ni de lejos? O cuando traduce puerto franco por puerto francés y así un desdichado montón de barbaridades más.

En el segundo álbum “Jon Rohner, marino” no hubo que ir tan lejos. Lo “saboteó” el mismo maquetista de “Norma editorial”, que decidió rectificar lo que consideró “errores” en mis textos de introducción hablando de la polinesia, de Stevenson y de Samoa, y los “arregló” según su criterio y sin consultarme. También decidió corregir la ortografía de algunas palabras.

Para quien entienda los tebeos como ese subproducto alienante y al margen de la cultura, quizá no tenga importancia, ¿qué más da lo que en ellos se diga si todo es basura? Pero para el profesional que ha buscado y leído un montón de libros, ha rebuscado información verídica en bibliotecas públicas durante días, documentación gráfica real por mil sitios, que ha trabajado un montón de horas al margen del trabajo directo sobre la página en blanco, duele, duele y cabrea un montón.

Toni Boix: Negras Tormentas/Barcelona a trenc d’alba te sumerge en la Barcelona de los años veinte de la mano del guionista Juan Antonio De Blas. ¿Después de tanto tiempo trabajando como autor completo, salvo contadas excepciones, qué te hace embarcarte en un proyecto como éste?

Alfonso Font: Juan Antonio de Blas es un amigo, fue maestro y ha sido y es historiador y escritor. Como guionista le tengo total confianza, y te aseguro que eso es mucho viniendo de mi que soy un tiquismiquis en cuanto a guiones ajenos, así que cuando me propuso la historia para que yo la dibujara, no me presentó ningún problema; así que me puse a buscar en librerías de viejo y en la hemeroteca documentación sobre la Barcelona de 1925.


Toni Boix: Tu serie Bri d’Alban se trunca con la cancelación de la revista Cimoc. ¿No resultaba posible en aquel momento continuar con la historia produciéndola directamente desde el mercado francés?

Alfonso Font: Concebí “Bri d’Alban” como una trilogía. Pero aún suerte que pude terminar el primer álbum antes de que “Cimoc” desapareciera del mercado. Los editores franceses –ni los de ningún otro país- quieren embarcarse en una historia de tres álbumes de los que los derechos de representación y publicación del primero pertenecen a otro editor.


Continuar sin poder contar con el soporte económico de su publicación en “Cimoc” resultaba insostenible. Los historietistas también vivimos en el mundo real, lleno de facturas, de pagos a Hacienda y etc.


Tex

Toni Boix: Tus últimos trabajos han sido para el mercado italiano, dibujando al vaquero Tex para Bonelli. ¿Resulta difícil que podamos volver a disfrutar de tu talento como autor completo?

Alfonso Font: No lo sé. No quiero decir nada al respecto. Ya se verá.

Toni Boix: ¿Y proyecto de nuevas reediciones?

Alfons font: Pues sí, en breve se reeditarán en España algunos de mis anteriores trabajos.

Toni Boix: Lo celebramos mucho y esperemos que tanto estas reediciones como sus nuevos proyectos obtengan el debido reconocimiento.

Enlaces de interés


Análisis de la historieta Ojos Verdes de Alfonso Font

Artículo anteriorZN Top: Las 12 Peores Muertes de los Cómics. Parte 2 de 2.
Artículo siguienteDC en movimiento: “The Flash”
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.

20
Déjanos un comentario

Please Login to comment
20 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
13 Comment authors
Juan PedreroAlfonso FontPatrick FodérédeemebePapáCairo Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
José Torralba
Autor

¡¡Felicidades Toni!! Magnífica la entrevista; una auténtica gozada. A destacar la impresionante lucidez de Font en todos sus comentarios y puntualizaciones. Me ha ganado completamente como persona y para su obra. En fin, que aquí tienen un comprador seguro para cualquier cosa que saquen del autor. Y lo de 2001… se veía venir… Clarke y Kubrik (autor de la novela y director de la pelicula).

Por cierto, que me gustaría saber exactamente el cuento de Conrad que estaba intentando adaptar en Jon Rohner. De este autor todo lo que leo es poco… Lord Jim, El corazón de las tinieblas y, especialmente, El Duelo (una maravilla).

Sobre El Señor de las Moscas, yo me lo tomé más como una reflexión acerca de cómo el hombre realmente “es” (“un lobo para el hombre”), y cómo lo único que lo detiene son las normas morales que, en definitiva, son sociales. De ahí que el personaje de Piggy (el más -digamos- “creativo”) sea el único que piensa racionalmente, que se preocupa realmente por volver a la sociedad y que, curiosamente, depende de una invención social (y no darwinista) como son las gafas. Paradójicamente también es el más débil. Pero vamos… sobre Golding se podría escribir una tesis entera.

Doc Celofunk
Lector
Doc Celofunk

No soy un seguidor usual del comic europeo (soy un habitual “sufridor” (que sarna con gusto no pica) del “comic mainstream” americano) y he de confesar que desconozco a muchos de estos estupendisimos autores patrios, pero gracias a vosotros, tengo el gusanillo por la lectura de algunas de las obras de Font.
Solo una reflexión: Uno de los pasos para mejorar y evolucionar en el actual comic americano de superheroes (que en algunos aspectos le hace falta) pasaría por contratar a estos “viejos” autores del otro lado del charco como ya se ha hecho con Jordi Bernet. Los resultados serían impresionantes, estoy seguro de ello.

PapaCairo
Lector
PapaCairo

No es de Conrad, es de London: “Las Terribles Salomon”

José Torralba
Autor

PapaCairo… me refería a cuando dice Font dice esto Jann Polinesia nació para permitirme adaptar libremente un cuento de Conrad y otro de Stevenson uniendo ambas historias con el protagonismo de un solo personaje. Y ahí acababa todo, pero…. Stevenson y Conrad… Jack London no sale por ninguna parte.

José Torralba
Autor

OOOOOOOOOOOOOk! Muchas gracias entonces…

Tristan Cardona
Autor

Gran entrevista y gram autor. Yo he disfrutado mucho con El Prisionero de las Estrellas, Jon Rohner, Cuentos de un Futuro Imperfecto, Privado y el Texone titulado Los Asesinos.
He visto una página de Tex que no corresponde al Texone publicado por Planeta y por lo tanto es una nueva obra que buscar. Pinta muy bien.
Os animo a seguir entrevistando a autores imprescindibles del comic español.

^-^-^-^-^-^-^-^-^-^-^-^-^-^-^-
Lector
^-^-^-^-^-^-^-^-^-^-^-^-^-^-^-

“He visto una página de Tex que no corresponde al Texone publicado por Planeta y por lo tanto es una nueva obra que buscar.”

http://www.sergiobonellieditore.it/auto/componi_collaboratori?id_pers=1

Alfonso Font, disegnatore, ha realizzato: TEX #523, 524, 525, 538, 539, 556, 557, Almanacco del West 2000, Maxi Tex 2001, Speciale Tex 12.

Tristan Cardona
Autor

Gracias anónimo italiano.

Juanan Rguez
Lector
Juanan Rguez

Toni, felicidades y gracias por traernos esta entrevista.

Que pena que Bri d´Albán se haya quedado inconclusa. Tener una historia que te ha enganchado y que sabes que nunca se terminará es un fastidio. Pero vamos, Font ha deajdo muy claro las razones.

Lo dicho, lástima.

David Fernández
Lector

¡Mi más sincera enhorabuena, Toni! tremenda entrevista, completa, profunda y certera. Se nota la admiración, el conocimiento y el respeto puesto por tu parte, y se agradece la dedicación e interés de Font en las respuestas.

Muchas gracias por regalarnos este post! 🙂

Jose Manuel
Lector
Jose Manuel

Fantastica entrevista.A ver si continuas con Jose Ortiz,Leopoldo Sanchez, Luis Bermejo, Jose Maria Bea, etc.Hay muchos autores españoles desconocidos para la gente joven.Hay que descubrisrselos. Un saludo.

PapáCairo
Lector
PapáCairo

¿Ninguna pista? 🙂

deemebe
Lector
deemebe

Enhorabuena por la entrevista, Sr. Boix.

Mis dudas sobre “Bri D´Alban” han quedado despejadas, cumpliéndose los peores presagios sobre la cancelación definitiva de la misma (lo imaginaba pero mientras no existiera confirmación siempre quedaba una pequeña esperanza).

En cualquier caso seguiré disfrutando con la obra del Sr. Font.

Patrick Fodéré
Lector

Cuán oportuna esta entrevista, andaba loco buscando noticias frescas! Alfonso Font es un maestro, y forma parte de mis dibujantes favoritos desde hace decadas.
Aunque lo sospechaba, lo de Bri d’ alban es una lastima porque prometia un montón y el album me gusto mucho.
Señor Font sepa que en mi modesta opinión usted si consiguio su proposito de transmitir la magia de Stevenson y de la Polynesia. Sus relatos tienen un atmosfera y un “perfume” muy peculiar. Y en ningún caso es un marino “menor”, bien es verdad la sombra de Corto es muy larga. Pero hay sitio para todos. Y suerte tuve por lo visto, porque los Rohner y Taxi los compre aqui ya y no en Francia jejeje, que chapuzas!

gracias por la entrevista señor Boix

Alfonso Font
Lector
Alfonso Font

Se me ha ocurrido visitar la página con la entrevista. Me siento abrumado, no esperaba semejantes halagos a mi trabajo por parte de tantos de ustedes. Gracias.
Permítanme puntualizar que el error del nombre de Conrad en lugar del de London no es por una mala transcripción de Toni Boix de la entrevista, sino culpa de mi mala memoria. El engaño, aunque involuntario, es pues por mi culpa. Pero, por favor, sigan leyéndolos a ambos porque tanto Joseph Conrad como Jack London son una maravilla.
Gracias a todos nuevamente

Juan Pedrero
Lector
Juan Pedrero

Que lastima que el mercado esté saturado de reediciones superheroicas innecesarias y la obra de gente con Alfonso Font ( o sus colegas José Ortiz, Bea o Bernet, por decir algunos) no vean su trabajo reeditado. No se porque me da que serían muy bien recibidos en un mercado en el que sólo los dibujantes de superheroes parecen demostrar la excelencia en el dibujo en tiempos en que fuera de ese ambito superheroico prima el guion por encima de lo gráfico. Y oye, que una cosa es tan importante como la otra, pero que tiempos aquellos en que se disfrutaba de buenos dibujantes…