ZN Cine – Crítica de Mortadelo y Filemón contra Jimmy El Cachondo, de Javier Fesser

Por
18
1743
 
Mortadelo_y_Filem_n_contra_Jimmy_el_Cachondo-251625495-large

Dirección: Javier Fesser
Guion: Javier Fesser, Cristóbal Ruiz, Claro García (Personajes: Francisco Ibáñez)
Música: Rafael Arnau
Reparto: Karra Elejalde, Janfri Topera, Emilio Gavira, Mariano Venancio
Duración: 90 minutos
Productora: Zeta Cinema / Películas Pendelton / Warner Bros. / Canal + / Televisión Española / TV3 / Ilion Animation Studios
País: España

Aviso de Spoilers: La siguiente reseña está casi completamente libre de spoilers aunque tratándose de Mortadelo y Filemón ya sabemos de qué va el tema: chichones a porrillo, misiones absurdas e inventos del Profesor Bacterio. ¿A que no os he destripado la película?. De todos modos, leed con cuidado y no seáis pazguatos.

Esta semana llega a nuestras pantallas la última incursión de los agentes más famosos de la T.I.A. en el mundo del cine con Mortadelo y Filemón contra Jimmy El Cachondo, película esta vez realizada en animación 3D que dirige Javier Fesser (quien ya se había encargado de dirigir la primera adaptación de carne y hueso del cómic de Ibáñez, La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón, en 2003). En esta ocasión la T.I.A. debe enfrentarse a uno de sus mayores enemigos, Jimmy El Cachondo, un villano completamente sonado cuyo objetivo es acabar con el edificio de la T.I.A. y robar la caja fuerte del Superintendente Vicente con un importante documento secreto en su interior. Para combatirlo el Súper enviará a sus dos mejores agentes, los más preparados y eficaces… pero al no poder encontrarles no tendrá más remedio que dejar la misión en manos de Mortadelo y Filemón. Mientras tanto El Tronchamulas, criminal bestiajo donde los haya, se ha escapado de la cárcel y clama venganza contra Filemón Pi, quien le metió entre rejas hace años. Pero los agentes no se encontrarán indefensos y es que contarán con el último invento del Profesor Bacterio, la Reversicina, para hacer frente a tales amenazas.

Como se puede apreciar el argumento parece sacado directamente de las páginas de Ibáñez y es que este Mordadelo y Filemón contra Jimmy El Cachondo puede ser, en mi opinión, la mejor adaptación que se haya hecho de los personajes. Divertida y espectacular, la película es todo un tour de force de gags llenos de golpes, chichones, acción e incluso un par de sorprendentes números musicales que, sobre todo uno con la utilización de un famoso cantante español, te harán desencajar las mandíbulas de tanto reír. Pero la película no es solamente una sucesión de gags, lo cual podría haber sido el camino fácil para este tipo de adaptaciones, sino que lleva detrás una historia bien hilvanada fusionando la trama de Jimmy con la del Tronchamulas para hacerlas parte de la misma misión y darle a la cinta un objetivo claro como el que tenían las misiones encomendadas por el Súper en los tebeos. De este modo la cinta no se hace aburrida ni por un solo fotograma durante sus 90 minutos (gracias a quien corresponda por hacer películas de menos de dos horas). Mención especial para el magnífico trabajo realizado por los encargados de aportar sus voces a los personajes, trabajo para el cual Fesser ha contado con parte de los mismos actores que actuaron en La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón destacando a Karra Elejalde como Mortadelo y un enorme Janfri Topera (que interpretó al Profesor Bacterio en la película de imagen real) como Filemón.

El Súper y el Profesor Bacterio
El Súper y el Profesor Bacterio

Fesser compone así un gran homenaje a la obra más importante de Ibáñez pero, como es habitual en su obra, no se queda en el cariño que destila la película por los personajes sino que le aporta su propia personalidad. Y es que estamos hablando de uno de los directores españoles con más talento e imaginación del panorama patrio, como ya demostró desde su etapa de cortometrajista con los imprescindibles y multipremiados Aquel Ritmillo y, sobre todo la genial El Secdleto de la Tlompeta, todo un libro de estilo de Fesser que ya dejaba ver las influencias del alocado universo de Ibáñez, y que se consagró con la maravillosa El Milagro de P. Tinto en 1998. Ese realismo mágico combinado con lo caricaturesco y castizo que impregnaba la obra de Fesser parecía ser el caldo de cultivo ideal para una adaptación de Mortadelo y Filemón, que llegaría finalmente en 2003 y que dejaría un sabor agridulce. A pesar del esfuerzo titánico en lleva cada detalle de los cómics a la imagen real y el buen hacer del reparto, parecía que se hubiera perdido algo por el camino en ese choque de los universos de Fesser e Ibáñez que hacía que la película se quedara a medio gas en sus propuestas. Quizás es que lo exagerado y fantástico del tebeo resultaba demasiado complejo para ser reflejado en la pantalla (a pesar, ya digo, del gran resultado obtenido en lo que a la traslación del cómic se refiere); o quizás es que los personajes estaban tan arraigados en nuestro subconsciente que una adaptación de ese estilo resultaba demasiado caricaturesca (un ejemplo parecido al de las adaptaciones a imagen real de Astérix y Obélix, aunque éstas siendo directamente infumables).


Mortadelo y Filemón
Mortadelo y Filemón

No cabe duda tras ver Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo de que la animación era la respuesta más acertada para llevar a los agentes de la T.I.A. a la gran pantalla. De hecho para un servidor la versión más fiel hasta el momento era esa joya entrañable que es la serie de cortometrajes que los Estudios Vara hicieron allá por los años 60 y que supera con creces a la mediocre serie que realizó Antena 3 en los años 90. En Mortadelo y Filemón contra Jimmy El Cachondo se ha optado por una animación 3D muy lograda que permite secuencias espectaculares (la presentación de Mortadelo y Filemón con el cameo de cierto popular actor de doblaje está especialmente conseguida) y que, a pesar de sus detractores, no sólo hace justicia sino que enriquece ese detallismo que Ibáñez hace marca de la casa. En cada escena pasan cientos de detalles ante tus ojos que sólo visionados posteriores ayudarán a apreciar y que a uno le recuerda cuando se detenía en las viñetas del cómic para descacharrarse con botijos desperdigados, telarañas o un caracol subiendo por una farola.

Pero no nos engañemos, todo esto va de la risa. De lo mucho que uno se reía leyendo los Mortadelos de pequeño, en mi caso en inolvidables tomos de Super Humor que aún conservo y que devoraba de manera incansable. Y os puedo decir que la sala se venía abajo llena de carcajadas durante la proyección de Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo. La sucesión de trompazos, referencias y, por qué no decirlo, tonterías que hacían tronchante el universo de Ibáñez hace de la película una montaña rusa de diversión alocada que se ve potenciada por un tono de humor más dirigido al público adulto que al infantil. El único punto oscuro es esa aparente obsesión de Fesser por llevar a algunos personajes hasta el extremo del absurdo (en esta ocasión Jimmy el Cachondo, como anteriormente lo habían sido Fredy Mazas o Nadiusko en La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón) porque la película sube enteros cuanto más se acerca al canon, por ejemplo con el personaje de Tronchamulas (un clásico enemigo en fondo y forma de los cómics de Mortadelo y Filemón que ha tenido mil nombres diferentes) o la sorprendente importancia en la trama de un genial Rompetechos.

El Súper en uno de sus habituales ataques de furia
El Súper en uno de sus habituales ataques de furia

Y un detalle más que no podía dejar pasar en esta crítica: el que la historia vaya, en el fondo, sobre Filemón Pi. Y es que, así como en el cine de superhéroes siempre es más interesante el villano que los propios protagonistas, en este singular dúo siempre ha sido Mortadelo el que se ha llevado el gato al agua. Siempre el más popular, siempre robando la escena con sus disfraces… y ahí en el fondo, Filemón, con sus dos pelos que demostraban que era mejor estar calvo, su pajarita de aparentar más clase de la que tiene y sus pantalones rojos… Filemón, al que parecía que hacían más daño los golpes y dolían más los chichones. Filemón el perdedor siempre ha sido el trágico protagonista del cómic a la sombra de Mortadelo y me alegra que Fesser decida reivindicarle como el auténtico protagonista de la cinta.

El grupo de villanos
El grupo de villanos

En conclusión, no os dejéis llevar por las apariencias: Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo es una de las propuestas más atractivas del cine español de este año. Un salto cualitativo en lo que a animación se refiere y una fantástica adaptación que hace justicia a los inmortales personajes del cómic patrio, nos hace olvidar pasados fiascos y hace que los que leíamos de pequeños (y no tan pequeños) las desventuras de los Técnicos de Investigación Aeroterráquea salgamos del cine con una sonrisa de oreja a oreja, murmurando sapristis, córcholis y cáspitas y valorando un poco más si cabe el gran legado de ese genio llamado Francisco Ibáñez. No os la perdáis.

 

Review Overview

Dirección - 7.5
Guion - 7.5
Apartado Visual / Animación - 8

7.7

Valoración Global

Mortadelo y Filemón contra Jimmy El Cachondo es una de las cintas más divertidas del año, hace justicia a la obra de Ibáñez y contiene lo mejor del cine de Fesser.

Vosotros puntuáis: 9.42 ( 605 votos)
18 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
As I Die
As I Die
Lector
29 noviembre, 2014 16:12

Yo es que el Javier Fesser éste me da muy mal rollo, un tio que hace cine con un humor del que solo se ríe él es bastante sospechoso, después del coñazo de la primera parte (¿alguien entendió una palabra de lo que decían Pocino o el actor enano ése?) y la vergonzosa segunda parte, me espero otro coñazo insufrible con gracias idiotas para los 4 amiguetes del director, y eso que esta peli es de animación, que debería ir dirigida a los peques… no se la voy a pedir ni a mi mula.

Alsabetha
Lector
29 noviembre, 2014 16:29

Mortadelo y Filemón nunca deberieron salir de los dibujos animados. Esta peli me causa gran desconfianza

beturnano
beturnano
Lector
29 noviembre, 2014 23:02

Buenas gente, gran post y gran película. He de decir que no había visto ningunas de las anteriores adaptaciones de imagen real y por eso me he acercado a esta sin ningún tipo de prejuicio. Es verdad que a priori me parecía más acertado una peli de animación que las anteriores pero todo podía pasar. Y ha pasado lo mejor, como dice Samuel puro deleite para el espectador. Divertida, original, con criticas con bastante mala leche, impagable la “YOYO” y todo un recital del mejor Ibáñez. Lo mejor que se puede esperar es ver a toda esta tropa tan alocada y tan bien retratada. Dejaros de prejuicios y salir corriendo al cine, os divertiréis, seguro.

KilFer
KilFer
Lector
30 noviembre, 2014 11:02

Buenas a todos. Yo si vi las dos de actores reales, y ayer vi esta película intrigado. De verdad creo que es una adaptación algo mas realista a lo que son los originales Mortadelo y Filemón, quizás un Filemón mas envalentonado de lo que suele ser, pero una buena película en el fondo. Se nota que en dibujos se puede sacar más el jugo a estos dos personajes.

Sin duda, una buena película que al fin hace honor a los personajes; aunque como siempre, aún tiene margen de mejora. Las carcajadas en la sala de cine eran constantes.

jorgenexo
jorgenexo
1 diciembre, 2014 14:05

Las carcajadas en la sala de cine eran constantes.

Eso no es garantía de nada: la gente se ríe porque va a ver una de risa y se supone que se tiene que reír, sin más: por lo visto la peña también se partía le pecho con la de los apellidos vascos y tras verla a) o la gente es tonta o b) la gente es tonta.

Que ojo, a lo mejor está de puta madre, pero me pudeo morir perfectamente sin comprobarlo. Además, pese a todos los que he lído en mi vida, nunca me han hecho especial gracia estos dos. Es mas, yo creo que en tebeo reírme-reírme con los Freak Borthers (aleluya glu-glú) y poco más (o mucho, que no tengo en cuenta las tiras cómicas y ahí hay mucho Charlie Brown, Malafalda, Olafo, Garfield y, sobre todo, Calvin & Hobbes). Bueno,y con Ivá. Bueno, yo me entiendo.

Dynamo
Dynamo
Lector
1 diciembre, 2014 19:19

Pues yo leyendo Mortadelo y Filemón lo podía reprimir las carcajadas, en su día me pase muy buenis ratos leyendo y riendo. Sobre todas las historias la mejor en mi opinión “el sulfato atómico” . Una historia que va avanzando de manera continua, en lugar de la mayoría de sus aventuras que van pasando de capitulen capítulo en capitulo teniendo cada uno la misma estructura y prácticamente mismo final.

manolin
manolin
Lector
2 diciembre, 2014 16:26

“no sea usted bestiajo , pardiez”, “coger las de VillaDiego”, “poner los pies en Polvorasa”, “huir cual gallinacea”…………..¡¡¡¡y que con tan rico acerbo lingüistico Ibañesco todavía se le llame al español la lengua de Cervantes!!!!!

jorgenexo
jorgenexo
2 diciembre, 2014 19:03

“El sulfato atómico” es la obra cumbre del Ibañez ilustrador (sobre todo en una época en la que sus negros eran tan lamentablemente evidentes en Mortadelo y Súper Mortadelo), pero el guión… Yo con Ibañez me lo he pasado muy bien buscando detallitos (ese chorbo meando sobre la multitud desde el techo de un autobús en aquel tebeo del Mundial 82), pero con sus historias… Ibañez no era Vázquez.

jorgenexo
jorgenexo
2 diciembre, 2014 19:05

No es, perdón: que el señor nos lo conserve mucho años, que lo que sí que parece que es es un tío de puta madre. Y me callo, que luego nos lee, se queja, y me caen hostias a tutiplen.

Daniel Gavilán
Autor
3 diciembre, 2014 10:59

Yo si que recuerdo haber entrado en estado de carcajada histérica imposible de detener en al menos una ocasión con un tebeo de Mortadelo y Filemón, aunque fue uno de los tebeos de la época “oscura” -las Tacillas Volantes en concreto- por lo que tampoco podría achacarlo a Ibañez.

Pero con lo que si recuerdo haberme reído a mandíbula desencajada fue con la primera peli de Fesser, y eso que la vi con nulas expectativas. Pero fue llegar el “escudo pa to la vida” y entrar en un no parar a merced de tal bombardeo de surrealismo sórdido. Momentos como la ejecución de Nadiusko atesoraban una brillantez febril del disparate dificil de encontrar en la comedia actual. La segunda sin embargo solo llegué a ver los trailers y ya tuve suficiente.

A ver que tal con esta, que lo visto hasta el momento parece muy fiel a los originales https://www.youtube.com/watch?v=Htb44ArnvWc

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
3 diciembre, 2014 16:52

Yo me tengo reído con ganas con algunos tebeos de Mortadelo y Filemón. Mis favoritos (sobre todo por el dibujo) son ‘El Sulfato Atómico’ y ‘Valor, y al Toro’.

Y las pelis… La segunda ni la vi (ni ganas, la verdad), pero si vi la primera, la de Fesser. Y, aunque se me acabó haciendo algo pesada, con la primera media hora me lo pasé pipa.

frankbanner49
frankbanner49
Lector
3 diciembre, 2014 20:24

mí historia favorita de los dos estos es la de CONCURSO OPOSICIÓN.un tebeo tronchante de principio a fín,aunque si tengo que quedarme con alguna parte de la historia seria con ese duelo de disfraces entre mortadelo y quien acaba resultando ser sobrino del jefe(toma spoiler 🙂 .

y se le pueden poner todas las pegas del mundo a ibañez,pero la capacidad inagotable de inventiva de este señor,album tras album,durante los tropecientos años que lleva publicando,a mí no deja de maravillarme.

¿que tiene bajones?.hombre,claro.estaria bueno que no los tuviera a estas alturas de la pelicula.

pero,joder, que maravilla tener publicando aún a un genio de este calibre.y que siga así por muchos años más(por lo que a mí respecta).creo que a excepción de dos o tres albumes,estoy al dia de la colección de albumes hasta ahora.

lo que suplicaria es que ALGUIEN(quien sea) se animase a publicar un tomazo con el grueso de todas esas maravillosas historias de 7-8 páginas que ibañez publicó en distintas cabeceras en los 70.

oro puro.

sobre la peli,pues ganas sí hay de verla.a ver si saco hueco.las criticas,además,parecen ser mayoritariamente buenas.lo que anima aún más.

curioso.torrente,y la de mortadelo del fesser con buenas criticas ambas.

oye,que lo mismo las dejo pasar,y me las veo en programa doble más adelante. 🙂

me lo pienso.

p.d: me flipa(y entusiasma a partes iguales) ver al grueso de los comentaristas “historicos” comentando a tope(pienso en reve y ocioso)como en sus mejores tiempos,pero se echa de menos al gran spirit en post como estos.

(si lees esto,dejate caer,hombre,que se te echa de menos por estos lares).

p.d 2:¿cualo segunda pelicula de mortadelo y filemón,retranqueiro?.no me suena… 😉 .

manolin
manolin
Lector
4 diciembre, 2014 21:28

Frank Banner: Me alegro de reencontrar por aquí a otro gran apasionado de la clásica Bruguera, y siento que tu ausencia haya sido por temas familiares tan duros, eso es lo que hace darse a uno cuenta que mis ausencias por aquí, más bien debidas a temas laborales y económicos, no tienen tanta importancia. Ánimo y palante que tu eres un GRANDE.
Volviendo sobre Mortadelo y Filemón, recuerdo que la aventura, “Valor y al Toro” en su momento
me llamo la atención por dos cosas: I la leí en un tomo a SUperhumor de lomo naranja, el único tomo de estos (Y tengo muuuuuuchoooooossss) que tengo con el lomo de ese color II El estilo del dibujo, ya por aquel entonces ,y a pesar de los pocos criterios artísticos que tenía en ese momento (¡je!, como si actualmente tuviera mucho más) me pareció más sofisticado, europeo, o “no se qué” que el estilo de dibujo en otras aventuras del duo. Después descubrí a Spirou y Fantasio, y bueno, ví un parecido evidente, aunque eso no me lleva a decir, como si he oído decir a otras personas , que “copiaba” ese estilo franco-belga, habría que hablar más bien, como hacemos como con otros autores , de Influencia, además de que Ibañez tiene sus aportes que le dan un estilo personal único, sobre todo en los detalles: esos ratones fumadores y lectores de prensa, esos gusanos saliendo de zapatos agujereados, etc……….vamos, un MAESTRO siempre a reivindicar.

Ocioso
Ocioso
Lector
4 diciembre, 2014 21:33

Un besote enorme, Frank.

Truvor
Truvor
Lector
4 diciembre, 2014 23:11

Tiro de morro y aprovecho este hilo para pedir a ZN algún monográfico sobre Ibáñez. A mí me queda ya muy lejos, consumí Mortadelo como todo Cristo durante muchos años de mi niñez, pero ya hace años que me alejé de la pareja de detectives.
Sin embargo la figura de Ibañez es tan enorme que lo merece y me sigue llamando la atención. Sobre todo viendo hoy en día como siguen las estanterías de los grandes centros comerciales atestadas por su obra. Además de profundizar en una especie de “controvertido lado oscuro” que yo nunca entendí muy bien de qué iba y que siempre surge cuando se habla de este autor.

Franky, últimamente se te veía menos, deduzco que en algún hilo has dado una explicación, tan solo mandarte un abrazo, compañero!

manolin
manolin
Lector
5 diciembre, 2014 10:31

Secundo la propuesta de Truvor. La verdad es que la historia de Bruguera y su “lado oscuro” daría para un libro similar al que se curró Sean Howe sobre la Marvel, aunque parece ser que algo de eso hay en “EL Invierno del Dibujante” , recomendado por Franky en otro hilo de comentarios. Y también algo se ve en la peli sobre Vazquéz.

frankbanner49
frankbanner49
Lector
5 diciembre, 2014 10:49

gracias,tios(ya sabeis)y un abrazo tambien para vosotros.

y aquí lo dejamos,que si no vamos a convertir este hilo en lo que no es,xdd.

solo para que sepais que os leo,vale. 😉

Pikodoro
Pikodoro
Lector
12 diciembre, 2014 21:03

Vista. Un desastre. Fesser no ha avanzado como guionista o adaptador ni un milímetro desde su primera entrega.. Baste decir que estamos ante una película de Mortadelo y Filemón que no sabe qué hacer con Mortadelo, quien se queda como pasmarote viendo lo que le pasa a los demás. Estética feista y un abuso del primer plano infamante. Y el supuesto humor, centrado en, primero, referencias escatológicas de dudosa gracia; segundo, parodias de acentos estrambóticos que dificultan la comprensión de la cinta; tercero, alusiones burlescas a referencias casposas de los setenta que resultan en sí mismas casposas; cuarto, chistes sobre taras (en este caso, los enanos son sustituidos por siameses). Y la historia, alejada de la estructura de búsqueda y recuperación típica de Ibáñez para estar todo el rato dando vueltas sobre dos o tres escenarios continuos. El apartado técnico está bastante bien, por cierto.