ZN Cine – Crítica de Los Juegos del Hambre: Sinsajo, Parte 1, de Francis Lawrence

Por
44
768

 
258496

Dirección: Francis Lawrence
Guión: Danny Strong (Novela: Suzanne Collins)
Música: James Newton Howard
Fotografía: Jo Willems
Reparto: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Natalie Dormer, Sam Claflin, Liam Hemsworth, Julianne Moore, Gwendoline Christie, Philip Seymour Hoffman, Robert Knepper, Stef Dawson, Elden Henson, Evan Ross, Mahershala Ali, Wes Chatham
Duración: 123 minutos
Productora: Lionsgate Films / Color Force
País: Estados Unidos

 
Aviso de Spoilers: En la siguiente crítica se van a detallar puntos importantes de la trama, por lo que recomendamos haber visto la película previamente a su lectura. Si os aventuráis a leerla os deseamos que la suerte esté siempre de vuestro lado esquivando los spoilers.

Este viernes llega a nuestras pantallas la última parte de la conclusión de la saga de Los Juegos del Hambre, Sinsajo, que nos vuelve a traer a Jennifer Lawrence en el papel de Katniss Everdeen, dos veces elegida para participar en los Juegos y ahora líder de la revolución contra el Capitolio. Las dos primeras partes, que recaudaron más de 800 millones de dólares en todo el mundo, han seguido la estela del éxito de la trilogía de novelas escritas por Suzanne Collins y que nos describen Panem, un país dividido en doce distritos en forma de campos de concentración donde se trabaja para abastecer al Capitolio, la fuente de poder del país y hogar de los privilegiados que controlan a los distritos tras la guerra. Para tener controlados a los distritos y a su vez entretener a los ciudadanos del Capitolio se crean los Juegos del Hambre, competición anual en la que cada distrito debe aportar a una pareja de jóvenes para participar en una lucha por la supervivencia en la que sólo puede haber un ganador. Las dos primeras cintas se centraban en la participación de Katniss y Peeta (Josh Hutcherson) en los Juegos, su desafío al Capitolio y la consiguiente venganza de éste al incluirlos en la secuela en unos nuevos Juegos que terminarían con la destrucción del domo artificial que servía de arena de los Juegos por parte de Katniss y su rescate gracias a la Resistencia y a un rebelde Plutarch Heavensbee (el recientemente fallecido Philip Seymour Hoffman), eso sí, con la baja de Peeta retenido en el Capitolio.

De este modo llegamos a esta primera parte de Sinsajo en la que nos encontramos a una Katniss debatiéndose entre ser el símbolo de la revolución desde el bastión de la revuelta, el aniquilado Distrito 13, y su preocupación por Peeta, rehén del Capitolio. Básicamente este es el planteamiento, nudo y desenlace de la película. Sí, eso es algo malo, y es que visto lo visto la historia no daba para ser convertida en dos partes, no hay tanto que contar y eso se nota, y mucho, en la película. Sinsajo no es más que el último en llegar en la moda de Hollywood de hacer sagas kilométricas y estirar el chicle de los beneficios con propuestas a veces absurdas (no miro a nadie, Peter Jackson) que hacen que el conjunto de la historia se resienta como pasa con este Sinsajo. Y es que ese es el primer problema de la cinta que te viene a la cabeza tras su visionado: su torpeza narrativa comparada con sus dos precedentes. La gran ventaja a mi modo de ver de Los Juegos del Hambre y su secuela En Llamas (reseñadas aquí y aquí por nuestro compañero Javier Agrafojo) es que se alejaban en parte de las típicas novelas juveniles de amoríos adolescentes intentando aportar un trasfondo apegado a la ciencia ficción distópica que, aunque simplificado y manido (las comparaciones con Battle Royale fueron sangrantes), le daba un punto más de interés a la historia combinándolo con un toque aventurero que convertía tanto a las novelas como a la película en un al menos eficaz entretenimiento. Los Juegos fueron el gran Macguffin que Collins utilizó para levantar dos novelas y que le permitían la excusa de dejar la supuesta auténtica trama en suspenso; recuerdo leer hace unos años la primera novela (la única que llegué a leer) con bastante interés en la propuesta pero llegando al final desalentado por la ausencia de esa revolución de fondo que el libro insinuaba pero nunca describía. Tras ver Sinsajo creo que entiendo por qué Collins se escudaba en el personaje de Katniss para, como ella, cerrarse en banda a lo que ocurre a su alrededor y no presentarnos ese trasfondo más que en pinceladas, y es que tras lo visto en Sinsajo parece que la autora no sabe cómo terminar su historia o, digámoslo así, se ha metido en un jardín del que hay que tener bastante más talento que el suyo para saber salir. Me venía tras ver la película un símil curioso de la revolución en Los Juegos del Hambre, y era la Zion de las secuelas de Matrix: puede ser por el aspecto perrofláutico con el que los diseñadores de este Hollywood moderno parecen ver a todos los oprimidos pero también por esa sensación de que en las secuelas de Matrix los Wachowski tuvieron que enseñar lo que de manera hábil sólo era un concepto en la primera película dejándonos con escenas que, como tantas otras cosas, estaban mejor en la imaginación del espectador. Tras contemplar Zion uno casi estaba dispuesto a alistarse del lado de las máquinas, como al conocer la revolución de Sinsajo casi hace que te caiga simpático el Presidente Snow (gran Donald Sutherland, lo mejor de la película con diferencia tan sólo con su escena del afeitado).


Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) ya como Sinsajo
Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) ya como Sinsajo

Como decíamos, narrativamente hablando Sinsajo es un desastre. En vez de sugerir, y con motivo de alargar la trama para llegar a esa doble recaudación el próximo noviembre, se tira por el camino de la descripción con escenas alargadas innecesariamente (la visita de Katniss al destruido distrito 12) o directamente repetitivas (llegué a contar las veces que el pobre Mahershala Ali, otro de los muchos talentos desperdiciados en la cinta –y el gran Remy Danton en House of Cards– entraba a buscar a Katniss para llevarla a otro sitio). Narrativa, en fin, a patadas, de A a B y tiro porque me toca. Hay una escena en particular que describe esta situación y es la del bombardeo del Capitolio al búnker de los rebeldes con la ausencia de la hermana de Katniss (¿está muerta?, ¿ha sido secuestrada?, ¿avanzará la trama en esa dirección?, me preguntaba como incauto espectador). No, sólo había ido a por su gato. Tras una secuencia de tensión de varios minutos en vilo buscándola contrarreloj, ahí está de nuevo. Con su gato. No ha pasado nada. Como espectador en busca de narrativa sin duda una experiencia de lo más irritante. Aplicad la anécdota del gato a la revolución y ahí tenéis uno de los grandes errores de esta primera parte de Sinsajo, que no sabe muy bien hacia dónde ir. Por un excitante momento parece que Sinsajo se dirige hacia un remedo de La Cortina de Humo, hablando sobre la propaganda y lo artificioso tanto de la Revolución como del Capitolio (era demasiado bueno para ser verdad); llega, pero no se atreve a quedarse. Narrativamente hablando Sinsajo es como una pareja de tímidos que no se deciden a meterse mano. Sinsajo nunca llega a ese polvo que nos imaginamos tras la gran escena final de En Llamas con la espectacular destrucción de la Arena de los Juegos, el símbolo de la opresión y la presentación de los rebeldes. Se queda, de momento, en un triste arrumaco centrándose en las tribulaciones de Katniss Everdeen a la que señalan la Luna y se queda mirando el dedo.


Jennifer Lawrence y Liam Hemsworth combatiendo contra el Capitolio
Jennifer Lawrence y Liam Hemsworth combatiendo contra el Capitolio

Y es que Katniss, que no Jennifer Lawrence, es otro de los problemas de la película. Es difícil encontrar un personaje femenino ya no fuerte sino independiente y que no tenga que ser la consecución de ideales masculinos, pero Katniss parecía destinada a ser una excepción y más en el habitualmente nauseabundo mercado literario actual en el que casos flagrantes como el de Bella Swan o Anastasia Steele inexplicablemente no provocan que el sector femenino de la audiencia encienda antorchas y se dirija a las editoriales para quemar a sus responsables. Personajes que hacen que el test de Bechdel se autodestruya por sobrecarga, siempre a la sombra (nunca mejor dicho) de personajes masculinos, verdaderos núcleos de la historia alrededor de los que orbitan. Recordemos llegados a este punto que, por poner un ejemplo, Sexo en Nueva York, la película de las amigas liberales, independientes, inteligentes y sorbedoras de margaritas, trataba de que una se quería casar más que nada en el mundo y el novio la dejaba plantada en el altar. Luego sí, se casaban, y chimpún. Por eso a uno, aún con la inevitable trama triangular de Los Juegos del Hambre (e igual de irritante que aquella de un lobo y un vampiro de cuyo nombre no quiero acordarme), le reconfortaba ver un personaje como el de Katniss Everdeen, no sólo porque llevara realmente el peso de la historia, o porque fuera más hábil en combate que sus contrapartidas masculinas; no, era porque no era un personaje agradable. La personalidad de Katniss la hacía reservada, casi repelente. Borde, por decirlo vulgarmente. Arisca. Un personaje que pensaba más en su familia que en los varones que se la disputaban, que renegaba de hacer manitas y que incluso tenía que fingir, en un gran giro de la historia, que era un personaje femenino estándar, enamorada de mirada vidriosa y pierna levantada tras el beso, con toda la bilis que eso le provocaba. Ese era el personaje que más te podía atraer de Los Juegos del Hambre, ayudado por una Jennifer Lawrence a la que le sobra talento para componer una heroína que cual Lisa Corazón de León intentara sustituir en el ideario de las adolescentes a la Stacy Malibú de turno. Pero desgraciadamente todo esto era teoría. Al final la realidad nos aplasta, a Stacy Malibú le ponen un sombrero nuevo y en Sinsajo tenemos solamente dos tipos de Katniss: la que reacciona a las cosas (nunca como parte inicial de la acción, siempre respondiendo a factores externos), con multitud de planos de Lawrence derrumbándose, llorando y dramatizando, y lo que es peor, la Katniss que tiene ante sí la oportunidad histórica de la revolución y en vez de ello todas sus frases tienen a Peeta como protagonista. Katniss es en Sinsajo, desgraciadamente, la doliente, la mujer del soldado que ya se ve viuda. No sale de ella ningún plan para rescatarle (de hecho la dejan vergonzosamente al margen del único intento de hacerlo). El mundo se desmorona a su alrededor y ella tiene la oportunidad de ser algo más, pero Katniss sólo llora y padece ya por los hombres de su vida. Llora y padece. Ni rastro de esa mirada feroz con la que terminaba En Llamas. Katniss se ha enamorado (o algo así) y la historia lo paga con el aburrimiento. Sin Juegos que mantengan la trama, de la revolución sólo nos quedan ya mensajes cruzados por televisión en plan quién la tiene más grande, una (repito, una) escena de acción directa (el bombardeo del distrito 13 se siente, pero no se ve, aunque termina siendo una de las mejores escenas de la cinta), un par de eventos en los que se deja ver la revolución protagonizados por masas anónimas que parecen sacadas de Los Miserables y un giro final curioso pero que a estas alturas no sirve para enderezar una historia que ha ido perdiendo el interés a pasos agigantados.

Lo más sangrante es que por delante de mi indiferencia pasó uno de los mejores repartos que uno se puede encontrar hoy en día, con descomunales talentos como los de Donald Sutherland, Julianne Moore, Philip Seymour Hoffman, Stanley Tucci, Woody Harrelson o Elizabeth Banks (casi nada el grupo) pero todos ellos actuando de memoria y con ganas de cobrar el cheque y salir corriendo. Especialmente duro es ver a la pobre Julianne Moore dar tres discursos (repito, tres) mirando al vacío como si le estuviera dando la réplica una pared de gotelé. Lawrence hace lo que puede pero no es ella la que falla, sino los personajes. El que se esfuerza más, aunque brevemente, es el joven Josh Hutcherson que suma un cambio físico importante a una actuación contenida (obviaré por su bien ese baile de San Vito final) en un papel televisado en el que tiene que expresar y dejar ver mucho con muy pocos medios. Al otro lado Katniss sufre y llora. Así dos horas. Del papel del director, Francis Lawrence (que repite tras En Llamas) poco que decir. Su presencia como director de oficio no le aporta personalidad alguna a la película, claro está, pero al menos utiliza más el trípode que Gary Ross en la primera parte, lo cual es de agradecer.

Parte del gran elenco de la cinta
Parte del gran elenco de la cinta

Como conclusión, esta primera parte de Sinsajo deja un sabor agridulce y, lo que es peor, muy pocos alicientes para querer saber cómo concluye la historia. Una trama desordenada, torpe y alargada innecesariamente y que no parece saber a dónde quiere ir. El estado de confusión de Katniss se transmite al espectador que no sabe si atender al amor o a la revolución, a los personajes o a la historia, con el peligroso riesgo de que te acaben dando igual tanto los unos como la otra. Prueba evidente es la imagen mental con la que me entretuve en el camino de vuelta del cine y que habría esperado ver en Sinsajo si otros más valientes hubieran estado a cargo de su historia. En definitiva, la revolución más aburrida que uno ha visto como bien remarca el personaje de Effie Trinket poniéndose un pañuelo en la cabeza para darle algo de alegría a su ya nada original atuendo y que puede servir como gran metáfora de la película. A Los Juegos del Hambre le sienta mejor el Capitolio que la Revolución, como a Neo le sentaba mejor la gabardina que los harapos. Siempre nos quedará Matrix.

 

Review Overview

Dirección - 5
Guion - 4
Reparto - 6
Apartado Visual - 6
Banda Sonora - 5

5.2

Valoración Global

La primera parte de Sinsajo es un paso atrás en la saga de Los Juegos del Hambre, con una historia alargada y personajes mal llevados. Decepcionante.

Vosotros puntuáis: 7.5 ( 3 votos)
44 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Igverni
Lector
21 noviembre, 2014 14:56

Gracias Samuel por tu crítica…

¡Cuanto daño ha hecho El Hobbit y sus 3 peliculas…!

Antoine
Antoine
Lector
21 noviembre, 2014 15:14

“Lo más sangrante es que por delante de mi indiferencia pasó uno de los mejores repartos que uno se puede encontrar hoy en día, con descomunales talentos como los de Donald Sutherland, Julianne Moore, Philip Seymour Hoffman, Stanley Tucci, Woody Harrelson o Elizabeth Banks (casi nada el grupo)”

Estas pelis son como los tebeos que hace Mark Millar con esos dibujantes estrella. Un montón de talento desperdiciado.

Alsabetha
Lector
21 noviembre, 2014 17:01

Sin leer porque quiero verla, al que diga que esto es Crepúsculo le podemos dar una hostia, ¿no?

Igverni
Lector
21 noviembre, 2014 17:59

Que haya paz…

Por cierto, acabo de leer que la taquilla del jueves noche en los USA ha sido bastante inferior a la de las 2 pelis anteriores. Lógicamente es muuuy pronto para poder analizar nada, y la película va a ser sin duda la película más taquillera del año en los USA (superando los 330 M de GdlG).

Peroooo estaría muy bien que no recaudara tanto como las anteriores, 408 y 424 millones respectivamente, que vieran los estudios que si explotas demasiado a los consumidores, al final no te sale tan rentable como te gustaría…

Aunque no sé de que estoy hablando… yo iré a verla al cine con mi mujer, para una peli que quiere ver, como para que yo le dijera nada!!

Madeline
Madeline
Lector
22 noviembre, 2014 18:11

Samuel, excelente crítica. Ya vengo cansada de leer críticas mediocres que solo se dedican a vender una película que no tiene remedio. Un tema como es una revolución que la planteen de esta manera como una publicidad, como una medio farsa de verdad que aveces indigna, pero más indigna que sigan colocante personajes femeninos que siguen dependiendo del “amor” de un hombre. Pensemos por un momento, han matado a casi todas las personas que conoces, han destruido tu hogar, tu estilo de vida todo, y lo único que te pasa por la mente al llegar una revolución donde tienes que pelear y dejar todo afuera, es tu amor, tu hombre. Mucho irrealismo, deberían pasar más ejemplos com “Varinia” (la mujer de espartaco), o Rosa de luxemburgo. Mujeres con guaramo para defender lo que creen.

Muy buena tu crítica algo refrescante para este mundo de zombies donde estamos viviendo.

Franz
Franz
Lector
23 noviembre, 2014 1:21

Ya sabía que estirar el chicle en dos películas no iba a funcionar.

Duma
Duma
Lector
23 noviembre, 2014 8:56

Yo tenía alguna esperanza, ya que En Llamas mejora a su correspondiente novela deseaba que siguiera la misma estela.

Los libros sufren de ese problema que comenta Samuel en su reseña, nunca hubo pensamiento más allá de la primera (y la originalidad de la propuesta ha sido puesta en duda). Resolver la segunda con una repetición argumental a mí ya me disgustó, pero al menos esa arena lució fenomenal en el cine, muy por encima de la narrativa confusa de Collins en el libro.

Pero el tercer libro es insufrible, y si decís que no hay escenas de acción es porque no ha llegado la parte mas ridícula en ni opinión y es cómo entiende la autora una batalla. Quizá en una película y con algún buen profesional de las adaptaciones se habría levantado el vuelo añadiendo capas de espectacularidad a la narración, pero ya veo por la reseña que la cosa no pinta bien.

Respecto a Katniss el proceso de este medio libro quizá no le haga justicia ya que es la mitad de una historia y las evoluciones quedan a medio recorrer. Pero es cierto que el desdibuje de la prota es cargante para el lector-espectador, que lo puede ver como un instrumento que la autora utiliza para mostrar las verdades a cuentagotas y generar confusión que oculte las lagunas argumentales de esta “revolución”.

Evidentemente me resulta mucho más atractiva esta serie que otras juveniles como Crepúsculo, donde va a parar, pero para mi LJdH eran una buena novela adolescente y un horror de trilogia.

Alsabetha
Lector
24 noviembre, 2014 21:27

Hostia, le he dado a las anteriores reseñas y he visto que hemos evolucionado en las criticas en los comentarios XD

Javier Agrafojo
24 noviembre, 2014 22:14

No provoques… 😛

A mí esta me ha gustado. A ver si saco un rato para comentar más en profundidad.

Mr. X
Mr. X
Lector
24 noviembre, 2014 22:35


#9
Javier Agrafojo
24 noviembre, 2014 de 22:14
No provoques… 😛

A mí esta me ha gustado. A ver si saco un rato para comentar más en profundidad.”

Sr Agrafojo, aquí uno que sospecha que le gustaría un remake búlgaro de Atraco a las tres si lo protagoniza la Señorita Lawrence 😉

Alsabetha
Lector
25 noviembre, 2014 1:38

Eso es mentira, cualquiera que le siga en twitter sabe que no la soporta XD

jorgenexo
jorgenexo
25 noviembre, 2014 9:01

al que diga que esto es Crepúsculo le podemos dar una hostia, ¿no?

Estos es tan malo (o más) que Crepúsculo. Yo me quedé en la primera y ni me entra en la cabeza que el tema haya tenido el éxito necesario para su continuación. Es una historia lamentable, cuyo personaje, realmente, es idéntico a la chorba de Crepúsculo, un personaje creado exclusivamente para molar a quien todo se pone de su parte, es supermeguay desde la priemra vez que aparece en pantalla.

Héroes que lo son sin el menor esfuerzo para un público con el mismo nivel de exigencia que un mono ante una bolsa de cacahuetes. En la práctica no hay diferencia entre esto, harry Potter, Crepúsculo o, yo que sé, la serie de Embrujadas. O Avatar. Es todo la misma mierda, la misma historia una y otra vez pero cada vez contada de forma más tonta, tirando de referencias infinitamente superiores para garantizar la atención primaria del público y luego darles la más descafeinada de las narraciones aliñadas, eso sí, con efectos digitales -que no falten- a tutiplén.

Esto es Crepúsculo, maja, mal que te joda.

Daniel Gavilán
Autor
25 noviembre, 2014 10:59

cuyo personaje, realmente, es idéntico a la chorba de Crepúsculo

Venga ya, Jorge. Que yo tampoco es que sea muy fan de estas pelis -la segunda en concreto me parece un desastre narrativo-, pero es imposible verlas con un mínimo de retentiva y decir que Katniss Everdeen y Bella Swan son iguales.

Es que ni en el blanco de los ojos, tío. No tiene nada que ver el papel puramente sumiso de la tía de Crepúsculo con la determinación y el compromiso de la de los Juegos del Hambre. Que una cosa es que no te vayan estas películas del género -llamémoslo “literatura juvenil”-, y otra negar lo evidente.

Que de la del Sinsajo podremos decir mil cosas, pero ya el mero hecho de invertir los roles -con un heroína que no se mueve por “amor” como principal motor que determine sus acciones y presentar al “damiselo en apuros” más descarado de la historia del cine- ya la desmarca de la mayoría de producciones del cine de acción y aventuras de los últimos años

Javier Agrafojo
25 noviembre, 2014 12:13

> Sr Agrafojo, aquí uno que sospecha que le gustaría un remake búlgaro de Atraco a las tres si lo protagoniza la Señorita Lawrence (Mr. X)

Qué tienes en contra de los remakes búlgaros, Mr. X? 😉

> Es todo la misma mierda, la misma historia una y otra vez pero cada vez contada de forma más tonta, (jorgenexo)

Te has confundido de hilo! Aquí no estamos con la peli de ‘Howard, el pato’ y otras tonterías de los ’80… 😛

Alsabetha
Lector
25 noviembre, 2014 13:31

Claro, clavadas, tener solamente el propósito de tener novio y tirar como voluntaria a una más que probable muerte es lo mismo. Si no te gustan los personajes que molan desde el principio y son héroes porque sí… Que haces en un sitio dedicado a cómics? Es como si voy a una página porno y digo que no quiero ver tetas. La industria del cómic vive de personajes que muchas veces tienen menos razón de ser.Pero claro, cuando el publico es adolescente la obra es automáticamente mala, sin mirar que esconde cosas que les pueden venir muy bien, sin ir más lejos los jovenes de Tailandia la están empezando a usar de protesta. Crepúsculo la podían usar para anunciar “Cásate y se sumisa”. Iguales, vamos.

Antoine
Antoine
Lector
25 noviembre, 2014 14:39

Alsabetha: “Si no te gustan los personajes que molan desde el principio y son héroes porque sí… Que haces en un sitio dedicado a cómics? ”

No tienen nada, pero nada que ver. Katniss es desde el principio “la elegida” sin tener ningún mérito personal, es la mejor porque sí. Sin ningún tipo de espíritu de superación y sin cometer errores.

Spiderman va creciendo como persona en cada aventura, de hecho lo primero que hace cuando adquiere sus poderes es cagarla, y además bien cagada, tanto que su error le cuesta la vida a su tío. A partir de ahí, Peter intentará redimirse, lo que no será obstaculo para que en ocasiones no sea infalible.

Alsabetha
Lector
25 noviembre, 2014 15:03

Una sale en tres libros, el otro tiene más de cuarenta años a la espalda, es lógico que tenga más desarrollo. No digo que sea una gran obra, pero no es tan distinta a otras. Es una mezcla cutre entre Battle Royale y V de Vendetta, con toda su calidad baja sí, pero prefiero que los crios vean esto a Crepúsculo y los productos de Disney Channel

Javier Agrafojo
25 noviembre, 2014 15:05

> cuando el publico es adolescente la obra es automáticamente mala, (Alsabetha)

Estando en un sitio donde la mayoría de nosotros leemos obras cuyo público objetivo no rebasa los 15 años me da a mí que ese no es el problema. De hecho, es frecuente leer defensas de las pelis de superhéroes amparándose en el socorrido “le encanta a los chavales de 6 años”; en todo caso, ‘Los juegos del hambre’ sería demasiado “adulta” si la comparamos con las producciones Disney, generalmente elogiadas.

Todo el mundo tiene derecho a expresar su opinión libremente… aunque, en mi humilde parecer, meter en el mismo saco a Harry Potter, Crepúsculo, Embrujada, Los Juegos del Hambre, Avatar y no sé qué otras es un despropósito semejante (si no mayor) a no distinguir entre Kirby, Colan, Steranko, Byrne, Liefeld o Epting porque todos ellos han dibujado el Capitán América. Vamos, que no me lo puedo tomar en serio. De lo contrario, probablemente me ofendería que me incluyeran -junto a otros- en la categoría “público con el mismo nivel de exigencia que un mono ante una bolsa de cacahuetes”, en vez de tomármelo a risa, como aquella popular frase que sentenciaba que “el cómic de superhéroes está hecho por y para subnormales”.

> Katniss es desde el principio “la elegida” sin tener ningún mérito personal, es la mejor porque sí. (Antoine)

Katniss no es la “elegida” sino la que “elige”. “Elegido” es Neo o Luke Skywalker, de quienes leo muchas menos quejas, a pesar de los componentes mesiánicos que esconden. Y la evolución de Katniss es incomparablemente superior a la de Peter Parker, quien, después de mil números publicados (o por ahí), sigue siendo el mismo adolescente. En tres libros (o cuatro películas) el personaje interpretado por Jennifer Lawrence cambia radicalmente de vida y estatus. Spider-Man… dentro de 20 años seguirá siendo básicamente el mismo que crearon Stan Lee y Steve Ditko hace 50 años. Como Superman, Batman, Hulk y todos los demás, que tienen que amortizar todos los meses.

En cuanto a ‘Sinsajo. Parte I’, me resulta difícil enjuiciarla con objetividad (y no por lo que os figuráis, malpensados ;)). No es una “película”, pues carece de autonomía -o sea: presentación, nudo y desenlace-, sino un capítulo más de una saga, por lo que mi valoración dependerá en gran medida del resultado final. Tengo la ventaja de haber leído el libro, con lo cual sé cómo se resuelven en el futuro aspectos que pueden resultar aquí desconcertantes… y no digo más para no destripar nada. En el cine me entretuvo, pero con la siguiente igual pueden mejorarla como empeorarla. Lo cierto es que tengo mucha curiosidad por ver en qué queda la “cuadrología”. Por el momento, progresa adecuadamente, tras el bache -para mí- de la anterior.

Antoine
Antoine
Lector
25 noviembre, 2014 15:34

“Katniss no es la “elegida” sino la que “elige”.”

Conste que estás hablando con uno que solo ha visto la primera parte, luego leyendo críticas he seguido, más o menos la evolución de la historia. Es cierto que ella elige ser la que lleven a los juegos, cuando era su hermana pequeña la que salió elegida en el sorteo aquel (que también tiene tela) No digo que ella no elija nada, pero no vi en la peli ningún tipo de superación. En los entrenamientos, Katniss era la número 1 entre un montón de candidatos sin aparentemente ninguna razón más que el “porque ella lo vale”. Un héroe perfecto desde el principio tiene poco interés, al menos para mí.

“Y la evolución de Katniss es incomparablemente superior a la de Peter Parker, quien, después de mil números publicados (o por ahí), sigue siendo el mismo adolescente. En tres libros (o cuatro películas) el personaje interpretado por Jennifer Lawrence cambia radicalmente de vida y estatus. Spider-Man… dentro de 20 años seguirá siendo básicamente el mismo que crearon Stan Lee y Steve Ditko hace 50 años.”

Ya te digo que no he leído los libros ni he visto las pelis (además dudo mucho que lo haga) pero ojo, que estar en situaciones diferentes no supone necesariamente una evolución del personaje. Peter evolucionó mucho en sus 150 primeros números (ninguna tonteria) pasó de ser un crio maginado a una personaje adulto e integrado en la sociedad. Luego la editorial decidió parar su evolución por motivos comerciales, pero la relevancia y la calidad como personaje de Peter Parker dudo que la tenga nunca Katniss.

Daniel Gavilán
Autor
25 noviembre, 2014 15:39

Katniss no es la “elegida”

Se me ha adelantado el señor Agrafojo, pero venía a decir básicamente esto. Que al menos hasta donde he visto -no se si en las dos partes de la última la cosa cambiará- Katniss en ningún momento se presenta como elegida de nada, sino como una tía corriente que se ve atrapada en las circunstancias que la envuelven por una elección tan simple como salir en defensa de su hermana.

No se si luego la cosa cambiará, pero de momento no hay ninguna fuerza superior, ni predestinación que la conviertan en una ungida por encima de sus congéneres como pueden ser todos los Harry Potters y similares del medio. Es más, ella nunca busca el rol que juega dentro de la revolución contra el Capitolio, sino que es algo que le endosan mientras no intenta otra cosa que sobrevivir y proteger a los suyos como cualquier otra hija de vecina.

EDITO: ¡Ojo! En los Juegos tampoco se la llega a presentar como la mejor de la mejor, sino con una chavala que tiene pericia con el arco porque pasaba hambre y tuvo que currárselo para sacar adelante a su familia cazando la comida, Antoine. De hecho cuando realiza la primera prueba del arco falla, y siempre se muestra temerosa frente a los tipos de los distritos que han pasado toda su vida entrenando (a los que en ningún momento llega a derrotar por superarles en el manejo de las armas, sino por valerse de astucia y de lo que encontraba al paso para no ser devorada por la maquinaria del Capitolio)

Ocioso
Ocioso
Lector
25 noviembre, 2014 16:24

Teneis un Lenny Kravitz amariposonao haciendo que a su lado Galiano parezca Stallone.
Un protagonista masculino con cabeza de tio de metro noventa y cuerpo de tio de metro sesenta.
Un amigo pagafantas que sí, está bueno, pero es un calzonazos pusilánime.
Un Woody Harrelson haciendo el papel de su vida.
No es que la choni de la Lawrence interprete a una luchadora, es que todos los demás son mas blandos que las cacotas de Superñoño.
Prefiero Divergente. Es la misma mierda pero la elegida de turno tiene el culito mucho mas mono.

Ocioso
Ocioso
Lector
25 noviembre, 2014 16:25

Woody haciendo el PEOR papel de su vida. Y uno de sus peores pelucones.

Alsabetha
Lector
25 noviembre, 2014 17:15

Cuando se filtren fotos de la otra en bolas comparamos culos

Mr. X
Mr. X
Lector
25 noviembre, 2014 17:20

“Prefiero Divergente. Es la misma mierda pero la elegida de turno tiene el culito mucho mas mono.”

Pues a mí la Shailene… joder, ¡es que no está buena! ¡No lo está! ¡NO!
Sale media peli en bolas en la última de Greg Araki, que es bastante malilla, todo hay que decirlo, y comparar su cuerpo con el de Jennifer Lawrence debería ser calificado como delito contra la humanidad.
Y mire, que normalmente respeto el criterio del Sr Ocioso. Pero por ahí no paso. No señor.

Ocioso
Ocioso
Lector
25 noviembre, 2014 17:41

Alsabetha: Cuando se filtren fotos de la otra en bolas comparamos culos

Ya las hay, pero esta es una página familiar. Digamos que el culete de la Chailén cabe holgadamente en cualquiera de las pozas celulíticas de la Cheni.

Mr. X
Mr. X
Lector
25 noviembre, 2014 17:45

Y el culo de Jenni es gloria bendita. He dicho.

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
25 noviembre, 2014 17:53

Yo aquí estoy con Mr X. Shailene no está buena. La Lawrence sí. Claro que también coincidimos con Eva Green. Conclusión: Mr X, ¡preséntame a tu novia/esposa/lo que sea!

Y si la Lawrence es celulítica…..la otra es de Castellón de la Plana.

Igverni
Lector
25 noviembre, 2014 18:49

El abuelito Jorgenexo de vez en cuando tiene estas salidas de tono, no se lo tengais en cuenta… son cosas de la edad 🙂

Crepúsculo es lo peor de lo peor. Luego decimos que las adolescentes están desquiciadas… no me extraña, teniendo a Bella como ejemplo. (Y qué decir que las millones de lectoras de “50 Sombras ” y similares…)

Los Juegos del Hambre, sin haber leído las novelas y partiendo de ser una copia muuuuy mala de Battle Royale (entre otras), al menos en las 2 películas que he visto, creaba un personaje femenino con un rol importante e independiente de los hombres, que no necesita ser salvada. Solo por eso, hay que verla con mejores ojos que la mierda de productos que insisten en el rol sumiso de la mujer. Eso sí, el personaje de Katniss es lo único salvable hasta ahora…

La 1ª película es mala de solemnidad, mal rodada, con mala fotografía, muy malas actuaciones excepto la Lawrence y con un guión que parecía escrito por niños de 10 años, con situaciones ridículas que provocaban una enorme vergüenza ajena en demasiadas ocasiones…

Y al menos, en la 2ª parecía que habían aprendido de los “evidentes” errores de la anterior película. El nuevo director Francis Lawrence, sin ser un crack, la hizo visualmente más atractiva, el guión mejora bastante, se justifica correctamente casi todo y ya no hay escenas de vergüenza ajena, o a mi ya no me lo parecieron, quizá al estar ya metido en el ajo, no se… se añade el elemento de la “rebelión” que aporta una mayor profundidad a la historia, no mucha, pero algo si…

Por eso me fastidia leeros y ver que en lugar de una buena pelí final, nos clavan estas 2 horas de cabezas parlantes como peaje previo a ver la película de verdad, con una Lawrence reducida a una plañidera… ¡Qué horror!!

En lo positivo, mi mujer al final irá a ver la película con una amiga, así que no tengo que acompañarla… ¡Qué triste estoy!!! 🙂

Alsabetha
Lector
25 noviembre, 2014 18:50

La Shaylene esa o como se llame no tiene culo, no puede ser bendito. Además, todas las tias que conozco estamos de acuerdo en que la Jennifer está buena, osea que tiene que estarlo mucho

Ocioso
Ocioso
Lector
25 noviembre, 2014 18:52

El rictus permanente de asco de Shailene, su delgadez y su planitud la convierten en una actriz perfecta para interpretar papeles de pija mala en escenarios victorianos. Cualquier hombre de gustos refinados estaría dispuesto a perder su dignidad con ella (¿por qué me estaré acordando de Spirit?)
En cambio, las risotadas bobaliconas a dos carrillos de la Cheni nos recuerdan a la infantil hija del cochero y su hermana, siempre alegre y lozana ordeñando al ganado y persiguiendo pequeños animalillos.

Jordi T. Pardo
Autor
25 noviembre, 2014 19:12

Para mí esta tercera parte tiene sus aciertos, sus puntos de interés, pero también sus defectos, el resultado no me ha entusiasmado pero como han dicho más arriba resulta difícil de valorar cuando está claro que no hay una historia con su introducción, nudo y desenlace. Estoy de acuerdo con algunas cosas que comenta Samuel en su crítica, con estos revolucionarios casi dan ganas de ponerse de parte del Capitolio, aunque siga siendo un “villano” bastante plano, aunque, por otro lado, el concepto de guerra propagandística me parece curioso y llamativo. El principal problema que le veo es que los personajes, en algunos casos, no tienen fuerza y ni siquiera aportan nada a la trama, Jennifer Lawrence tiene que llevar todo el peso y la historia se siente tan alargada que pierde intensidad y ritmo.

Respecto a la polémica, yo soy el primero que reniega de la moda fantástica instaurada por Harry Potter, con esos personajes “elegidos” tan odiosos, y más con la moda Crespúsculo, pero Los Juegos del Hambre no tienen nada que ver con esos planteamientos como ya han explicado en varios comentarios.

“Que de la del Sinsajo podremos decir mil cosas, pero ya el mero hecho de invertir los roles -con un heroína que no se mueve por “amor” como principal motor que determine sus acciones y presentar al “damiselo en apuros” más descarado de la historia del cine- ya la desmarca de la mayoría de producciones del cine de acción y aventuras de los últimos años.”

Sí, aunque al final,

Aviso de Spoiler

no es Katniss la que salva al “damiselo en apuros” sino el hermano de Thor. Lo mismo se puede desprender de ello un mensaje (:p) pero lo cierto es que no llega a haber -por ahora- una “inversión de valores” propiamente.

Daniel Gavilán
Autor
25 noviembre, 2014 19:45

Bueno Jordi, si nos ponemos técnicos

Aviso de Spoiler

ya lo salvó en la primera, después de que Peeta se las ingeniase para malvivir mediante sus habilidades para la traición rastrera y el maquillaje

p.s.: Macho Oci, aunque estoy bastante de acuerdo en cosas como la falta de fuerza de los personajes, algunos comentarios que te has marcado está tarde podrían haber salido de una peli de Arturo Fernández 😛

Mr. X
Mr. X
Lector
25 noviembre, 2014 20:18

“Tronak el Karbaro
25 noviembre, 2014 de 17:53
Yo aquí estoy con Mr X. Shailene no está buena. La Lawrence sí. Claro que también coincidimos con Eva Green. Conclusión: Mr X, ¡preséntame a tu novia/esposa/lo que sea!”

Curiosamente, en la peli que nombraba antes de Greg Araki, Eva Green hace de madre zumbada y maltratadora de Shailene. Pero la que enseña más chicha es la niña. Como la peli es bastante floja -y eso que las pelis de Araki suelen tener su aquel, pero esta no-, así que sólo se la recomiendo al Sr Ocioso, que seguro que la disfruta más que yo.

Lo siento, Sr Tronak, en lo que se refiere a la Sñora de X, pero estamos unidos por un lazo sagrado y casi indisoluble -y más en los tiempos que corren-: una hipoteca a treinta años 😉

Antoine
Antoine
Lector
25 noviembre, 2014 20:32

Daniel, lo que pones en el spoiler es la escena más ridícula que he visto en una peli junto con la muerte de Pa Costner en Man of Steel.

¿No iba a ser Shailene Woodley Mary Jane en Amazing Spiderman 2? el sacar al personaje de la peli fue, sin duda, el único acierto que tuvieron los productores. Hubiera sido el mayor miscasting desde que cogieron al tío de Prison Break para hacer de Drácula.

Ocioso
Ocioso
Lector
25 noviembre, 2014 20:43

Daniel Gavilán: algunos comentarios que te has marcado está tarde podrían haber salido de una peli de Arturo Fernández

Gracias, tío, me gusta que sepas valorar el esfuerzo.
Un par de veces al año paso un finde de rodriguez y aprovecho para ver películas que no puedo compartir con mi señora: cine gore, porque le da miedo, y cine comercial basura, porque tiene demasiado buen gusto para perder el tiempo con estas cosas.
Hace un par de meses y con ayuda de un par de boles de palomitas, tres o cuatro cocacolas, y un tarro de medio kilo de Nocilla me metí en sesión continua los dos Juegos del hambre y Divergente. El objetivo de estas “curas” de cine basura es vaciar la mente. Hace muchos años lo conseguía con programas del corazón, pero se han vuelto muy violentos.
Pues nada, desgraciadamente estas películas NO me dieron exactamente lo que esperaba de ellas: entretenimiento sin complicaciones. La parte “sin complicaciones” está conseguidísima, mi encefalograma se volvió peligrosamente plano durante seis horas, pero lo del “entretenimiento” no pudo ser.
Mira que he visto mierda en estas sesiones, pero lo de estas películas no hay por donde cogerlo. Son aburridas a mas no poder. Malas, malas y remalas. Pésimamente interpretadas. Guiones que son un agujero a continuación de otro. Personajes con cero carisma. Ritmo inexistente. Un tópico detrás de otro. Son películas, sobre todo las de los Juegos del hambre que no hay por donde coger, no hay donde agarrarse.
Mejor hacer coñas sobre las actrices protagonistas, porque las películas no tienen ni puta gracia, ni siquiera dan para chascarrillos.
¿Katniss es una heroína que no depende de nadie? Joder, si solo falta que salte el apuntador al plató a echarle una mano. ¡Todo dios la ayuda en algún momento, amigos, enemigos y desconocidos! ¡Si cada vez que tiene problemas le cae la ayuda del cielo en paracaidas!

Mr. X
Mr. X
Lector
25 noviembre, 2014 21:00

Mire, a mí me pasa lo mismo, de vez en cuando tengo ganas de ver algún entretenimiento descerebrante/cinecomercialentretenido. Y ese papel, este año, lo ha cumplido el género pijamero: Soldado de invierno, Los guardianes, Flash/Arrow han dado bastante solaz a mis neuronas. Como dijo el Sr Antoine hace tiempo, es probable que los chavales de ahora, cuando recuerden el cine comercial molón de su época, recuerden esta época dorada de los pijamas en la pequeña y gran pantalla.

Pero a Transformers, el Drácula metrosexual aquel y semejantes, ni con palo, hoygan. Y Divergentes y Juegos del hambre, menos.

Y aparte de eso, también he disfrutado mucho de The Raid 2 y de una peli independiente, The Guest, donde el prota de Downton Abbey reparte estopa con una sorprendente alegría y que no dudo en recomendar a todo el que le mole un buen espectáculo de acción al viejo estilo.

Daniel Gavilán
Autor
25 noviembre, 2014 21:01

es la escena más ridícula que he visto en una peli

A mi siempre me recordó al episodio aquel en el que Milhouse iba con ropa de camuflaje y se imaginaba a si mismo burlándose de los críos de Shelbyville que los perseguían. Y lo mejor es que por lo que me han comentado es mucho peor en los libros, por lo que se ve que la Collins debió ver demasiadas veces Depredador

Daniel Gavilán
Autor
25 noviembre, 2014 21:16

No, si en casi todo lo que dices sobre las “virtudes cinematográficas” de la saga estoy más o menos de acuerdo, Oci. Sin embargo si que creo que hay un “algo” debajo de esa historia a pesar de lo poco digerido de la base argumental y lo anodina de su traslación. Cosas como las que comentaba Alsabetha de Thailandia -que ya leía hace unos días por la prensa- o algunas ideas que presentan me hacen tenerle cierta consideración por encima de otras obras por el estilo, como algo que podría haber dado bastante jugo de caer en manos de alguien con un buen par

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
26 noviembre, 2014 6:51

Y yo que cada vez que leo la palabra sinsajo escucho una voz en mi cabeza que pregunta “¿y sin cebolla?”…

Athos
Athos
Lector
26 noviembre, 2014 15:41

Comparar Los Juegos del Hambre con Crepusculo es exagerado. Los JDH tiene sus momentos intensos, no como el Soldado de Invierno, que para mi es una gran pelicula de accion, pero de que entretiene, entretiene. Lo de Crepusculo, solo decir q coge lo peor de las telenovelas, le pone vampiros y hombres lobos y los lleva a la gran pantalla

Athos
Athos
Lector
26 noviembre, 2014 15:44

Y los q sufrimos somos los que tenemos q acompañar a la novia al cine, porq ella quiere ver esa peli

Pikodoro
Pikodoro
Lector
27 noviembre, 2014 21:50

sobre el tema de La “elegida”, me sumo a los que opinan que ese es, al menos, uno de los aciertos de la historia (otra cosa es como se lleve). Es mas, esta historia sí tiene en cuenta algo que olvidó, por ejemplo, Lucas en las precuelas. ¿Lo recordáis? En el Episodio IV Vader no es ningún elegido, ni necesariamente un gran jedi, solo un joven con gran potencial al que Ben había educado. Pero lo que le hacía memorable era solo que fue un traidor y se volvió malo. Antes, nada necesariamente especial. aquí, eso sí está bien planteado, y no por casualidad, porque se repite muchas veces y es el eje de esta tercera pelicula: que Katniss no es ni elegida ni heroica, sino solo una imagen de la que pueden aprovecharse unos y otros, porque en ese mundo, como en el oeste, cuando la leyenda supera a la verdad, se publica la leyenda.

Respecto a este Sinsajo 1, pues como la anterior. Una introducción bien contada, aunque tampoco extraordinaria. Lamentablemente es en el segundo acto de cada capítulo donde suele hundirse esta saga, y esa parte es la que se estrena dentro de un año. Pero, sabedor de su condición de preámbulo, me parece mucho mejor llevada que la ultima de Hp, por ejemplo, aunque, eso sí, no hay ninguna escena de gran espectacularidad ni emoción.

jorgenexo
jorgenexo
28 noviembre, 2014 10:51

ue al menos hasta donde he visto

Coño, pues te habrás perdido todo el puto entrenamiento, cuando la maquea Leeny para que mole más que nadie y la mierda del combate, en la que todo está montado para que lapedorra esta no tenga que tomar ni una desicisón morlas; las “crisunstancias” deciden por ella y hacen que se ponga de su parte. Y a Harry lo elegie el sombrerito y al patán de Avatar lelga y es un navi de toda la vida.

No llevias razón. Y hay literatura juvenil buena y literatura juvenil que es una puta mierda. Y aquí y en otros casos estamos hablando de la B. Mla que os joda, lo es. Y os jode porque lo sabéis. Pero oye, si os gusta y os lo pasáis pipa viéndolo, me parece cojonudo. Pero comparar a cualquiera de estos personajes mierder con Peter Parker, y mira que es lo que es, que tampoco es Oscar Matzerat, es una memez.

Y Neo o Luke, siendo los elegidos como los son, son entes bastante imperfectos (bueno Neo sólo en la primera, pero es que yo de las otras dos paso), que se las ven putas para alcanzar sus objetivos, simplemente para empezar a ser aceptados. Estos otros… es que me parece inverosímil que no seáis conscientes del bajo nivel. Y me hace una gracia de puta madre que establezcáis niveles comparándolo con Crepúsculo, como si porque no pfueran tan nefastas como Crepúsculo fueran mínimamente merecedoras de ser tenidas en cuente.

Y lo de las protestas en Tailandia (el saludito de marras)… a ver, vámos a tomárnoslo con calma, que eso es como decir que el 15 M y similares salen de V de Vendetta porque su utilizara la careta. O como a aspirar a que el 5% -como muhco- de quien lleva una camiseta del Ché sabe quié era o lo que hzio. O como que el 1% de quien lleva una camiseta de Los Ramones identifica una de sus canciones. Tonterías seguidistas como lo de los candados en los puentes.

jorgenexo
jorgenexo
28 noviembre, 2014 10:54

JOder, he escrito con el ojete: decisión moral, no morlas. Del resto de rratas como que voy a pasar.