ZN Cine – Crítica de La cabaña en el bosque de Drew Goddard y Joss Whedon

Por y
48
1484

 
poster La cabaña en el bosque

Dirección: Drew Goddard
Guión: Joss Whedon, Drew Goddard
Música: David Julyan
Fotografía: Peter Deming
Reparto: Kristen Connolly, Chris Hemsworth, Fran Kranz, Richard Jenkins, Bradley Whitford, Anna Hutchison, Jesse Williams, Amy Acker, Sigourney Weaver
Duración: 105 minutos
Productora: Metro-Goldwyn-Mayer
País: Estados Unidos

 

A principios del pasado año, La cabaña en el bosque, una producción dirigida por Drew Goddard y escrita por este mismo en colaboración con su compañero y actual ídolo marvelita Joss Whedon, se convertiría en una de las pequeñas sorpresas de la temporada en Estados Unidos, una modesta película de terror convertida instantáneamente y con asombrosa celeridad en un verdadera pieza de culto. En tiempos presentes, más de año y medio después, La cabaña en el bosque de Drew Goddard y Joss Whedon desembarca en España habiendo vivido durante este transcurso una auténtica odisea en su tardía y mal planificada distribución. El pasado jueves, Canal+ ofrecía el preestreno en exclusiva de este filme reverenciado en el Festival de Sitges, previo a su llegada el fin de semana -y con cuentagotas- a las salas de cine de nuestro país después de que la mayoría de aficionados ya la hayan conocido por otros medios, circunstancias o lugares comunes.

No deja de resultar ridículo como una de las propuestas del género de terror más originales y aplaudidas de los últimos años -dejando a un lado su calidad o los gustos de cadauno- ha sido boicoteada en su distribución en España viendo retrasado y pospuesto su estreno en varias ocasiones, no contando con ningún tipo de campaña publicitaria en otros medios de cara a atraer a sus espectadores potenciales, no presentando siquiera un mísero tráiler para poder visionar y promocionar en los cines e internet, planteándose incluso la posibilidad de ser estrenada directamente para el mercado doméstico y culpando los responsables de todo ello, la distribuidora Vértice que había adquirido los derechos de la película, “a la situación económica de España, […] la subida del IVA y la piratería”. Los males endémicos y apocalípticos habituales, siempre útiles tanto para un roto como un descosido, condescendientes con la filosofía y la falta de autocrítica de las distribuidoras.

Desgraciadamente, este es el panorama en España, ha pasado y volverá a pasar, mismo hace unos meses se estrenaba en nuestro país Tú eres el siguiente de Adam Wingard, película slasher de culto estrenada en Estados Unidos hace un par de años, aunque aún se puede considerar afortunada teniendo en cuenta la larga lista de producciones olvidadas -la mayoria ligadas al género de terror- y de las que nunca más se supo por motivos de distribución o censura: Doghouse de Jake West, 7 Days de Daniel Grou, A Serbian Film de Srdjan Spasojevic, The Human Centipede de Tom Six, Equilibrium de Kurt Wimmer, Fido de Andrew Currie, el remake de Escupiré sobre tu tumba de Steven R. Monroe, Repo! The Genetic Opera! de Darren Lynn Bousman, The Loved Ones de Sean Byrne… La mala praxis de algunas distribuidoras y su desgana por este tipo de productos condenan a cierto tipo de cine al ostracismo, montando siempre sus justificaciones para ello sobre el problema que supone la piratería, un mal que no explica por sí mismo como un producto como La cabaña en el bosque llega a nosotros con este abultado retraso y preocupante falta de interés por parte de los que deberían ser sus valedores. No obstante, el milagro se ha obrado gracias a un cambio de distribuidora, con La Aventura Audiovisual y Good Films uniendo fuerzas con Canal+ para darnos la posibilidad de acercarnos y disfrutar de este esperado título.

Tráiler con subtítulos en castellano de La cabaña en el bosque

Pero, dejando ya a un lado la polémica, hay que reconocer que resulta difícil hablar de La cabaña en el bosque, al menos sin desvelar el truco y las sorpresas preparadas en ella por Drew Goddard y Joss Whedon. Por lo tanto, hagamos mejor algo de retrospectiva, trasladándonos hasta finales de los noventa cuando Wes Craven decidió romper y exponer las convenciones del cine de terror ante el espectador en Scream (1996), desatando un fenómeno que habría de crear escuela, llevando a multitud de directores a intentar jugar con la desestructuración y el lenguaje de sus creaciones y producciones. No obstante, en la práctica, esto llevaría a este tipo de películas hacía territorios cada vez más sádicos y sangrientos haciendo del slasher un camino abonado para todo tipo de vueltas de tuerca como veríamos en la inesperadamente subversiva Saw (2004) de James Wan, en ejercicios de morboso y vacío efectismo como el Hostel (2005) de Eli Roth, descacharrantes propuestas como la canadiense Tucker & Dale contra el mal (2010) de Eli Craig o meritorias variantes como la mencionada Tú eres el siguiente (2011) de Adam Wingard. Esta deriva llevaría a Drew Goddard y Joss Whedon a hacer balance sobre “las reglas del juego”, como ya habían hecho ambos en sus colaboraciones en la pequeña pantalla en Buffy Cazavampiros y Angel, hastiados como aficionados del sadomasoquismo o torture porn de las producciones de terror vistas en la actualidad.

De esta manera, La cabaña en el bosque nace como un rompecabezas, una producción homenaje al cine de terror clásico transformada en un estudio profundamente meta-fílmico, un análisis del género de terror cuya base es la deconstrucción y el reensamblaje de sus diferentes partes para destruir convenciones, parodiarlas, satirizarlas o darles una vuelta de tuerca. Es un juego al que se han apuntado muchas producciones anteriormente pero, mientras estas se quedaban en la forma, La cabaña en el bosque de Drew Goddard y Joss Whedon lleva el escenario y los personajes un paso más allá, o incluso varios, porque su propuesta resulta realmente ambiciosa y preparada para generar respuestas en el mismo grado o intensidad en la que intenta derribar los cánones establecidos. La película está protagonizada por Kristen Connolly, Fran Kranz, Chris Hemsworth, Jesse Williams y Anna Hutchison, un grupo de universitarios aparentemente convencionales, los nuevos inquilinos de una aislada cabaña en el bosque a la que han llegado para pasar sus vacaciones, sin ser coscientes de ser observados y manipulados por fuerzas totalmente desconocidas. Y hasta aquí podemos leer. El punto de partida de La cabaña en el bosque de Drew Goddard y Joss Whedon resulta premeditadamente un tópico en sí mismo, una manera de engañar al espectador para adentrarlo en los mismos entresijos de una película de terror, enhebrando costuras ante sus ojos, entre guiño y guiño al glorioso pasado del género, para realizar una sorprendente y arriesgada disección del susto.

La gran decepción, por Enrique Ríos

En otro nivel es una seria crítica a lo que amamos y a lo que no nos gusta de las películas de terror. Me gusta que me asusten. Me encanta la mezcla de inquietud, y de horror, y la identificación con la gente que espera que todo esté bien pero al mismo tiempo espera que vayan a un lugar oscuro y se enfrenten a algo maligno. Las cosas que no me gustan son chicos actuando como idiotas, la involución de las películas de terror en torture porn y en una larga serie de merecidos castigos sádicos. Drew y yo sentimos que el péndulo ha oscilado un poco demasiado lejos en esa dirección“.

Tengo la buena o mala costumbre de evaluar a las películas por lo que nos ofrecen. Puedo ser muy benevolente ante un film comercial cuya única función sea hacernos reír, siempre y cuando consiga que suelte unas cuantas carcajadas (lo cual no es tarea fácil), o puedo poner por los suelos una película nominada a cuatrocientos Oscar si me ha prometido el secreto del universo y en realidad me ha ofrecido lo mismo que otras obras, pero más bonito. Con esto en mente, La cabaña en el bosque empezó mal porque se publicitó como una crítica de las películas de terror cuya principal intención era revitalizar el género. No es fácil vender un trabajo deconstructivista ante expertos, y menos aún si éstos se conocen de memoria la obra de una de las grandes mentes que están detrás de La Cabaña en el bosque: Joss Whedon. Así que… ¡que empiece la carnicería!

Hablemos primero de la deconstrucción. Mucha gente no es consciente de ello, pero los mejores pintores cubistas y surrealistas son capaces de dibujar la figura humana con una exactitud inaudita. Antes de plasmar en lienzo rayas que deconstruyen un objeto o una persona, hay que conocer al dedillo aquello que nos servirá de modelo para la pintura. Es así de simple. O sea que Whedon debería haber partido de un conocimiento exhaustivo del torture porn que quería criticar antes de dedicarse a deconstruirlo. Es más, debería ser un experto del cine de terror. Si echamos una rápida ojeada a su obra, vemos que no es así. Ha escrito muy buenas comedias y excelentes historias de ciencia ficción. Es un maestro de la acción y un genio del diálogo, pero el terror siempre ha sido su talón de Aquiles. Y esto es así porque siempre lo ha bordeado (ya sea en Angel, Buffy o incluso en Aliens Resurrección) pero nunca ha llegado a hacer un episodio o un film que sea estrictamente de horror. Por lo tanto, La cabaña en el bosque, por raro que parezca, es su debut en el género. Que él no haya ido por esos derroteros anteriormente tampoco lo incapacita para hacer una película decontructivista, por supuesto. Pero no es lo mismo comparar la implicación de Wes Craven en Scream con la de Joss Whedon en el título que nos ocupa. Craven sí es un maestro del horror que ha hecho de todo, desde películas de serie B hasta auténticas obras maestras imperecederas. Su conocimiento del medio fue una de las claves de que Scream funcionase tan bien, porque es justamente esa sabiduría la que permite jugar con las reglas del juego. Total, él mismo ha escrito unas cuantas. Sin embargo, Whedon es todo lo contrario. Conoce muy bien las reglas de la comedia, pero no las del horror. Y eso supone que su ejercicio decontructivista sea un despropósito de inicio a fin. Sigamos analizando el porqué…

Estoy de acuerdo en que el torture porn se ha ido de las manos en muchas ocasiones. No niego que los personajes tontos son cansinos hasta la saciedad. Si yo tuviese que hacer una crítica a esas cosas, elegiría como base una película afín a mi mensaje, quizás Saw u Hostel. Un grupo de adolescentes atrapados en una cabaña es un tópico que la gente relaciona con Posesión Infernal y Viernes 13. Si La cabaña en el bosque quiere criticar a los torture porn, ¿por qué se mete con los slashers de toda la vida? Si Posesión infernal ya deconstruía el género sin ni siquiera buscarlo… Solo con la elección del contexto, Whedon y compañía se anotaron su primer punto negativo (que fueron sumando con cada referencia a Posesión Infernal, por cierto, que hay unas cuantas).

la_cabaña_en_el_bosque_joss_whedon_drew_goddard_2
Esto es lo que pasa cuando intentas borrarte de Círculo de Lectores

El torture porn es una evolución del gore, un subgénero con el que no comulgo en absoluto. Sin embargo, todas las películas de este tipo que he visto (me refiero a las de torture porn, no a las de gore) tienen algo que las justifica. Incluso Hostel, que es considerada por muchos la peor de todas. Hostel es una dura crítica a lo que se puede conseguir cuando se tiene el suficiente dinero. Saw, independientemente del juego de mutilaciones y que guste más o menos, tiene un argumento detrás y también hace un estudio de la supervivencia tan peculiar como interesante, además de cuestionar el bien y el mal… Puedo concluir que las buenas películas de torture porn tienen un mensaje detrás. ¿Qué mensaje permite relacionar La cabaña en el bosque con su archienemigo? Ninguno. En La cabaña en el bosque sí se justifican las muertes de cierta manera, lo cual lo diferenciaría de los slashers, pero se hace sin mostrarnos que eso es malo, como sí sucede en las torture porn. No creo que con eso Whedon quiera decir que es mejor que eliminemos la parte de crítica social de las torture porn, sino que en realidad él las vuelve a confundir con los slashers, en los que hay barra libre de desmembramiento; y también quiere mostrar que la película mejora si hay una motivación detrás de los asesinatos, algo que ya encontramos en el género cuestionado por Whedon. Por ir de listo nos salió tonto. Segundo punto negativo.

Y seguimos con las referencias. ¿Sabéis qué vi cuando visioné La cabaña en el bosque? ¿Sabéis esos episodios de relleno que meten de tanto en tanto en las series con trozos de videos de otros capítulos? Eso mismo. Todo lo que hay en el film de Whedon ya lo hemos visto en Buffy o Angel, desde la idea del Apocalipsis hasta la de la organización que mueve los hilos, pasando por sustancias que controlen el comportamiento de los protagonistas y todo tipo de demonios. No hay nada nuevo en La cabaña en el bosque. Si hasta la parte porno ya la vimos en series previas, claro que el erotismo igual no fue percibido por algunos de los lectores de Zona Negativa porque Whedon, al contrario que casi todos sus compañeros, antepone los desnudos masculinos a los femeninos. Y si no os lo creéis, contad y comparad todas las veces que han salido medio desnudos Angel o Spike y todas las veces que hemos visto algo de carne de Buffy o Faith… No sé si alguien que nos ha mostrado a Spike y Buffy follando como conejos en multitud de ocasiones puede criticar mucho a los desnudos de ciertas películas… La falta de originalidad y la hipocresía son los puntos negativos tercero y cuarto.

Por supuesto, La cabaña en el bosque no es tampoco el peor film del mundo. Tiene muy buenos diálogos, visualmente es atractiva, la acción está bien llevada. Como comedia funciona muy bien. Como película de acción también sirve. Si me la hubiesen vendido como una comedia de terror le habría puesto tres estrellas en vez de meda. No consiguiría más porque es una película que parece escrita en tres días (vaya… ¿será porque fue escrita en tres días?) y eso no sería malo en sí mismo si no fuese porque le falta unos cuantos repasos para cuadrar algunos agujeros argumentales que le detecté en su día. (Y ese es el quinto punto negativo).

En definitiva, La cabaña en el bosque ha sido descrita por muchos como la película que iba a modificar el género. Bastante tiempo después, las que cortan el bacalao siguen siendo Saw y Paranormal Activity, a las que se les ha unido la excelente Expediente Warren (película que también hace un refrito de cosas, pero bien hecho). ¿Para qué ha servido La cabaña en el bosque? Para que hagan un chiste de ella en Scary Movie V. Ahí está el gran logro de la gran película deconstructivista de Whedon.

¿Eso es todo, amigos? ¡Para nada! Yo vuelvo a la carga… Se puede analizar el film desde otra perspectiva: ¿Y si Whedon en realidad no estuviese criticando el torture porn como él mismo declara sino haciendo las cosas que a él le gustaría ver en una película de terror? Eso sería un ejercicio deconstructivista que, como ya he comentado anteriormente, falla porque no conoce las convenciones del género. Se queda con el envoltorio, pero no se mete con la base. Las grandes películas de terror, las que realmente han cimentado el género, se han construido a partir de dos elementos muy básicos: la cercanía con el espectador y el miedo a lo desconocido. La primera escena de Scream, aquella en la que una chica recibe la llamada de un psicópata que la quiere matar, es cercana a nosotros tanto en concepto (¿quién no ha recibido alguna vez una llamada no deseada?) como en el lenguaje utilizado. Eso podría suceder (de hecho, algo parecido sucede cada vez que recibimos una llamada de según qué compañía). Los slashers básicos, Halloween o Viernes 13, también juegan con esa idea. No es poco habitual leer en las noticias un asesinato terrible (quizás no tanto, eso sí). Que un psicópata mate a alguien sin ningún motivo aparente es algo cercano y posible. Por eso nos da miedo. Porque el día menos pensado un desconocido puede entrar en nuestra casa a robar mientras dormimos y matarnos y/o violarnos sin que podamos hacer nada para evitarlo. Tal como he comentado, la cercanía va ligada a lo desconocido. Tomando los mismo ejemplos. El hecho de que la chica de Scream no sepa la identidad de quién llama la pone en una situación de vulnerabilidad porque el malo sabe todo sobre ella y ella no se puede defender. Lo mismo sucede con los slashers. Si desconoces el origen y las motivaciones de los psicópatas, poco podrás hacer para defenderte. Desconocimiento es sinónimo de indefensión, y eso da miedo. Es malo estar en una ciudad en mitad de una guerra, pero aún es peor encontrarte en esa situación sin un lugar donde cobijarte ni armas con las que defenderte, o con todo eso pero no saber cómo se usa un arma… La cabaña en el bosque es justo lo contrario a lo que comento. El mismo cartel (y trailer) nos muestra el enemigo y sus intenciones, y sabemos que no estamos ante una cabaña sino un experimento tipo Gran Hermano. No es solo que no vaya a suceder, es que además es algo que no podría suceder jamás. O sea que no, no estamos ante una película de terror. Como mucho es una historia de intriga y acción con toques de sangre.

Deconstruyendo el susto, por Jordi T. Pardo

“La sociedad necesita desmoronarse
pero estamos demasiado acojonados para permitirlo”

El género de terror, pese a ciertos clichés y principios casi fundacionales, ha sido a lo largo de las décadas uno de los preferidos del público en sus diversas formas, variantes y texturas, sea por ser habitualmente un tipo de cine increíblemente estimulante, directo y accesible para todo el mundo -un entretenimiento ligero y sencillo pero no carente por ello de posibles matices, subtextos e interpretaciones-, sea porque maneja relatos que conectan con esa necesidad del espectador de verse sorprendido y asaltado, materializando pesadillas y miedos a las que sólo se atrevería a sobrevivir en la gran pantalla, o simplemente, por ser una especie de oscuro reflejo de nuestras más bajas pasiones, deseos e instintos. En este sentido, todos podemos encontrar nuestro tipo de película de terror, desde su concepción clásica, ya presente a principios del siglo XX en producciones protagonizas por criaturas míticas como vampiros, hombre-lobo o el monstruo de Frankenstein, las producciones de serie B que entre los años cincuenta y sesenta encumbrarían directores como Roger Corman o Dario Argento, un tipo de variante ligada más al misterio o incluso el thriller psicológico llevada a su plenitud por el inmortal Alfred Hitchcock y reinterpretada más recientemente por M. Night Shyamalan, las películas de muertos de vivientes redefinidas por George A. Romero a finales de los sesenta, las historias de casas encantadas, posesiones infernales, monstruos extraterrestres del espacio, las comedia de terror, las propuestas ligadas a subgéneros como el slasher, el rape and revenge, el torture porn

En definitiva, un mundo terriblemente, monstruosamente, rico en sustos y posibilidades, uno que intentan abarcar Drew Goddard y Joss Whedon en La cabaña en el bosque, una película cuyo sentido de ser es la deconstrucción que hace del mismo género, entregándonos como resultado un híbrido en el que se entrelazan la crítica, la parodia y el homenaje al propio concepto de cine de terror defendido por sus creadores. Este tipo de subversión o cuestionamiento del canon va en la naturaleza de Drew Goddard y Joss Whedon, ya lo pudimos comprobar en su colaboración en las televisivas Buffy Cazavampiros y Angel, porque no por casualidad la premisa de estas producciones era darle la vuelta a algunas de las cláusulas del género de terror principalmente para convertir al “cazador en cazado”. No obstante, en La cabaña en el bosque este planteamiento se intenta mostrar incluso más ambicioso, prácticamente desde el primer momento la idea es presentarnos un manual, paso a paso, de cómo construir una película de terror, desmenuzando y diseccionando cada uno de sus tópicos -los arquetipos y roles de sus adolescentes protagonistas, la esencia misma de la amenaza y las reglas que se ponen en juego, el papel del sexo en la ecuación resultante, el mismo análisis y la acostumbrada vuelta de tuerca de la puñalada final, etc- para tirárselos a la cara del espectador y asfaltar con ello un camino alternativo aunque discurriendo por escenarios y recovecos sobradamente familiares y reconocibles para el aficionado a este tipo de producciones.

la_cabaña_en_el_bosque_joss_whedon_drew_goddard_3
¿Estás seguro que dejaste el martillo en el sótano?

En un primer acercamiento hay que valorar el ingenio de La cabaña en el bosque, con unos diálogos simpáticos y incisivos, bordeando la fractura de la cuarta pared, con su perspectiva y punto de vista único, aunque paradójicamente esto acabe negando la misma condición de película de terror de la creación de Drew Goddard y Joss Whedon. Desde un primer momento el espectador, aunque no sepa muy bien lo que está pasando ni tenga todos los detalles, cuenta en La cabaña en el bosque con un exceso de información con la que habitualmente no se encontraría en una película de terror, conocemos los entresijos de la historia y los demiurgos que mueven los hilos, la trama resulta en sí misma un deus ex machina mientras las escenas propiamente ligadas al género sólo puedan ser entendidas y concebidas a través de la misma parodia. Esta sensación se recrudece a medida que avanza la película, hasta su primera conclusión, porque saltándose todas las leyes no escritas Drew Goddard y Joss Whedon nos presentan el que habría sido el final del relato de haber sido concebido como “uno más” y no como “algo más” llevando a los personajes más allá de su papel hasta su verdadero clímax el cual supone un quiebro lleno de guiños y homenajes al género de terror. Pero aunque como deconstrucción pueda tener una gran coherencia La cabaña en el bosque tiene el hándicap de moverse entre dos aguas, proponer algo nuevo haciendo equilibrios con viejas reglas.

Hoy en día, en el género de terror, la subvensión de valores viene a ser una moda a la búsqueda de nuevos horizontes que nos ha dado dispares propuestas como Tucker & Dale contra el mal de Eli Craig, Bienvenidos a Zombieland de Ruben Fleischer o en la miniserie de televisión Dead Set de Charlie Brooker y Yann Demange, pero cuando se habla de La cabaña en el bosque la comparación más socorrida suele hacerse con la saga Scream de Wes Craven. No obstante, la película protagonizada por Neve Campbell, Courteney Cox y David Arquette no se distanciaba en ningún momento del slasher, con una propuesta en cierta medida realista en la que la deconstrucción era meramente teórica saltándose argumentalmente ciertas normas no escritas pero siempre manteniéndose dentro del género mientras basculaba entre el suspense, la tensión y comedia negra. Por contra, La cabaña del bosque funciona a otro nivel, definiéndose como un pastiche entretenido, con sus dosis de humor y acción, pero arrebatándonos esa tensión e indefensión necesaria para implicarnos al nivel que requiere una película de terror. Para Drew Goddard y Joss Whedon esta no es una preocupación prioritaria, no consiguen hacernos ni temer por la suerte de sus protagonistas ni desear su muerte, porque sus personalidades fluctúan por los elementos introducidos y mutan en un terreno de juego verdadera estrella de la historia.

No obstante, el experimento en sí mismo hace de La cabaña en el bosque un visionado obligatorio para todo aficionado y amante del fantástico, a reivindicar más por sus intenciones y aspiraciones que por lo redondo de su factura. Porque La cabaña en el bosque de Drew Goddard y Joss Whedon disecciona, parodia y remueve los cimientos del género de terror pero, en última instancia, nos ofrece solo “una gamberrada nihilista”, sin pretensiones episódicas, revolviéndose no ya contra una actitud sino contra el mundo, y olvidándose como sus personajes de proponer una alternativa o encontrar una nueva salida o escapatoria. Es decir, La noche de Halloween de John Carpenter estableció las pautas del slasher, los muertos vivientes de George A. Romero crearon un subgénero, M. Night Shyamalan redescubrió una manera de contar sus historias que acabó creando escuela, el Saw de James Wan nos aportó una nueva tendencia buscando romper el inmovilismo del género de terror de principios del siglo XXI, pero en cambio, La cabaña en el bosque de Drew Goddard y Joss Whedon sólo se molesta en su afán de deconstrucción, en la destrucción pura y dura, por lo que finalmente sólo podemos acabar viendo en ella una curiosidad, una broma tan bien planteada y entretenida como, por desgracia, inofensiva y estéril.

[poll id=”354″]

Enlaces de interés

 Crítica de El Expediente Warren (The Conjuring) de James Wan por Enrique Ríos y Jordi T. Pardo
 Crítica de Insidious: Capítulo 2 de James Wan por Enrique Ríos y Jordi T. Pardo
 Crítica de Tú eres el siguiente de Adam Wingard por Enrique Ríos y Jordi T. Pardo

Artículo anteriorNovedades Aleta Diciembre 2013
Artículo siguienteMAX Furia 2. Mis guerras perdidas
Barcelona (Septiembre, 1980). Licenciado en Historia. Empecé mi relación con el mundo de la viñeta leyendo las adaptaciones de clásicos ilustrados. Más tarde, conocí a personajes icónicos de la historieta nacional como Mortadelo y Filemón, Superlópez y Pafman, entre otros muchos. Las publicaciones de Forum me introdujeron al mundo de los superhéroes, Dragon Ball me brindó una puerta de entrada al manga y con V de Vendetta descubrí las posibilidades reales del cómic. En la actualidad, el cómic independiente y el manga son mis principales intereses como lector. Colaboro en Zona Negativa hablando de cómic y otras galaxias cercanas. También participo en otras publicaciones del medio como Comicmanía y Otaku Bunka
Originario de Badalona o Barcelona según como se mire, publiqué mi primer artículo para Planeta DeAgostini, por pura casualidad, en 2006 y desde entonces no he parado de escribir tanto para esta editorial como para ECC. Mi especialidad son los tebeos norteamericanos y me apunté a Zona Negativa en 2012 para hablar de aquellos temas que aún me quedan pendientes.
48 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Angel
Angel
Lector
15 noviembre, 2013 20:38

Pues a mí, que no he visto mucho la serie “Angel” ni “Buffi”, me gusto bastante. Cierto es que “los primeros malosos” de la peli ya están muy vistos, teniendo en cuenta el boom de estos 4 últimos años, pero el desarrollo y la finalización, con cameo final, me parece una vuelta de tuerca a las consabidas pelis de terror, las cuales últimamente, no me atraen en absoluto. La explicación final de la trama me parece muy buena, y tiene en determinados momentos, ese punto de humor critico y social que compensa una buena peli de pseudo-terror como esta.

Spoiler
La porra para ver quien gana dinero con la elección del objeto que determina el monstruo al cual enfrentarse, me parece genial.

Por otro lado, lo de revolucionar el panorama de esta películas me parece una pasada de tres pueblos como mínimo. Es una peli para pasar un buen rato. Sin mas. Un 6 sobre 10.

Angel
Angel
Lector
15 noviembre, 2013 20:39

Editad el spoiler, por favor….. 🙁

jojojajo
jojojajo
Lector
15 noviembre, 2013 21:06

Tengo muchas ganas de ver esta película. A ver si la puedo conseguir en “formato digital” pronto.

I´m with a Skrull!
Lector
15 noviembre, 2013 21:20

Ehm… yo sí vi Repo! the Genetic Opera en cine, en los cines Yelmo junto al teatro calderón en madrid, así que diría que en este caso el “boicot” fue menor.

Reverend Dust
Lector
15 noviembre, 2013 21:32

Jordi, es que lo de La Cabaña tiene historia. Y no, al final no está en DVD y BluRay aún. Aquí todo el caso:
http://www.blogdecine.com/reflexiones-de-cine/a-vueltas-con-la-cabana-en-el-bosque

Y Enrique: dos cruces pa’ tí. No te mando vidas al Candy Crush en dos días, de castigo.

Aquí mi crítica (algo spoilerosa).

Reverend Dust
Lector
15 noviembre, 2013 21:34

P.D. Y yo vi REPO! en los Cines Príncipe aquí en San Sebastián y en los Cines Florida en Vitoria. (Sólo pagando la segunda vez).

I´m with a Skrull!
Lector
15 noviembre, 2013 21:35

Creo que pregunta por el dvd/blueray de Repo!, y si te digo la verdad ni idea, porque como el Yelmo Ideal (así se llama el cine) es característico de poner películas en V.O. … que fue como la ví, pues no te se decir.

Reverend Dust
Lector
15 noviembre, 2013 21:38

P.D.2. Soy corto y no me he fijado que hablábais de REPO en lo referente al DVD/BluRay, pero bueno, así os ponéis al día de lo que pasó realmente con La Cabaña.

frankbanner71
frankbanner71
Lector
15 noviembre, 2013 21:50

y otra que tampoco ha obtenido distribucion(que yo tenga noticias,al menos,vamos)es una del 2012 que rodo wesley snipes,justo antes de entrar en la trena:gallowalkers.en cambio,ahora,
o ha salido o esta a punto para firmar su participacion en los mercenarios 3 .y yo que me alegro.ojala volviese a blade,pero me temo que ya lo veran demasiado mayor.

en cuanto a “the human centipede” y “a servian film,que no obtengan distribucion es algo que estaba cantado.por cierto,mejor la segunda del “ciempies”que la primera(o al menos a mi me lo parecio,vamos).

aun asi,esta(the human…)puede que algun dia alguien se atreva con ella.en cambio,”a servian film” me da que quedara como pelicula maldita que jamas obtendra distribucion. despues de la que se lio,a ver quien tiene “webs” de llevarla adelante.

dicho lo cual,si le quitas las dos o tres escenas polemicas,es un triño de cuidado que no se sostiene por si sola.

frankbanner71
frankbanner71
Lector
15 noviembre, 2013 22:34

por cierto,una que se merece ser distribuida es otra del 2012:the ABCs of death.

Animal Man
Animal Man
Lector
15 noviembre, 2013 23:43

Pues a mí me encantó, me parece uno de los mejores guiones del género que he visto en décadas. Un homenaje fabuloso al cine de terror de serie B de videoclub que nos tragábamos entre aplausos los fines de semana.
Es una peli que me sorprendió y que se quedará conmigo durante mucho tiempo. Y

Esfingo
Esfingo
Lector
15 noviembre, 2013 23:43

Clásico instantáneo

Animal Man
Animal Man
Lector
15 noviembre, 2013 23:44

Pues me salió el mensaje a medias,terminaba con “y que me pillaré en dvd en cuanto la vea”.

Javier Agrafojo
16 noviembre, 2013 0:31

Cubo+4ª temporada de Buffy=La cabaña en el bosque.

Javier Agrafojo
16 noviembre, 2013 0:32

Eso sí: los guiños son de traca.

Voodoo
Voodoo
Lector
16 noviembre, 2013 0:44

Yo la vi en VOS porque veia que en España no iba a salir hasta que le diese la gana al tio de turno. Me gustó bastante, es algo diferente del resto de peliculas de miedo que suelen sacar.
Por cierto los que tienen Yomvi la pueden ver desde ahi.
Asi en plan final, creeis que habrá 2a parte? es un final bastante abierto aunque viendo los problemas que ha tenido en distribucion…

Sputnik
Sputnik
Lector
16 noviembre, 2013 1:20

Esta peli es postmodernista pop, con lo cual es como mazo inteligente todo. Y además es divertidísima, con lo cual es como mazo descojone todo.
Y hesa a sido mi critica.
Que me moló mazo, vaya. Y me hizo revisionar Buffy.

Byrne es DIOS
Byrne es DIOS
Lector
16 noviembre, 2013 2:29

Acabo de verla por la patilla, y menos mal… porque mucho guiño y tal, pero me pareció una soberana tontería!

Tha ki_kua
Tha ki_kua
Lector
16 noviembre, 2013 10:56

Una peli que se les fue de las manos. No siguieron con la broma hasta el final, con un tercer acto que cambia la actitud de la película, pasando de ser una crítica al tópico del cine de terror a convertirse en una más.

Sergio Robla
Admin
16 noviembre, 2013 11:13

Pues a mí el episodio The Body de Buffy siempre me pareció del terror más crudo y duro…

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
16 noviembre, 2013 11:35

Para mi una peliculaza, tuve la suerte de verla sin saber prácticamente nada de ella y la disfruté bastante.

Sputnik
Sputnik
Lector
16 noviembre, 2013 12:53

¿Qué episodio es The Body? Yo no tengo ninguno que se llame así, según el finder, y tengo la serie completa…

Sputnik
Sputnik
Lector
16 noviembre, 2013 13:26

Aaaaaah, vale! Ese momento superjodido de la serie que pilla a tododiós desprevenido. Sí que da yuyu.

redarrow884
Lector
16 noviembre, 2013 15:50

pufff…es muy buena la pelicula, a lo mejor no llega al nivel de “una de las mejores peliculas de terror de todos los tiempos” pero le daria un 7 de 10. Para mi el punto debil es justamente lo que quieren parodiar, el terror. La pelicula en si no da miedo o terror, tiene suspenso pero por lo menos para mi le falto el terror. Queda de mas decir que es muuuy entretenida, te tiene pegado viendo que sucede luego, sobretodo una ves que te das cuenta lo q realmente esta pasando.

A alguien mas se le ha ocurrido que hubiera quedado genial si la propuesta incial hubiera sido para una serie de television? por todas las posibilidades que se pueden aprovechar dentro de la pelicula…

saludos.

redarrow884
Lector
16 noviembre, 2013 15:52

“¿Qué episodio es The Body? Yo no tengo ninguno que se llame así, según el finder, y tengo la serie completa…”

Cuando Buffy se encuentra con el “body” al llegar a casa…sin duda uno de los mejores (si no el mejor) de toda la serie.

Wan Javi
Lector
16 noviembre, 2013 17:45

A esta película las etiquetas y cualquier tipo de comentario sobre el argumento le sienta muy mal. Lo mejor es verla sin ideas preconcebidas y si al final resulta que te toca la fibra pues la disfrutas como nadie. Eso sí, si la medimos como película de miedo mal vamos. Y me contradigo: comedia negrísima, inteligente y cachonda sobre los tópicos genéricos del cine de terror y sus espectadores. Amén.
Por cierto, ¿tenéis pensado hablar en ZN Cine del “Much ado about nothing” de Joss Whedon? Yo la veré mañana en el Cineuropa en Compostela y no me tiene mala pinta.

Sergio Robla
Admin
16 noviembre, 2013 17:59

Es que no creo que pretenda dar miedo en ningún momento. Se trata de género fantástico muy semejante al de Buffy con algo más de sangre, y creo que habla en sus mismos términos del género de terror. Creo que no hace falta ser un “Master of Horror” para conocer y jugar con las reglas y tópicos del género, que es de lo que se trata, igual que no hace falta serlo para burlarte de ellas en una Scary Movie. Vamos, que ni es terror, ni pretende ni necesita serlo para contar su historia.

frankbanner71
frankbanner71
Lector
16 noviembre, 2013 18:33

yo,como particular,tambien tengo curiosidad por el “mucho ruido y pocas nueces de whedon,pero muy buena ha de ser para que descabalgue a la version de kenneth brannagh(mi segunda peli favorita de este director tras “los amigos de peter”)y aquella divertida guerra de sexos que proponia ,de fondo.

me da que los tiros van por otro lado.

frankbanner71
frankbanner71
Lector
16 noviembre, 2013 18:38

por cierto,wan javi,que blog mas “guapo”,¿no’.

de lo mas interesante que he visto por aqui.

y van unos cuantos ya …..

Sergio Robla
Admin
16 noviembre, 2013 18:43

Por cierto que siempre me pareció que el mérito de Scream como estudio/crítica del género no era de Wes Craven, el experimentado director de terror, sino de Kevin Williamson, el guionista de Dawson crece. Si no, comparad las 2 primeras con la 3, donde Williamson ya no participaba. O la 4, donde está claro que tanto uno como el otro han regresado a la franquicia por intereses económicos pero poco “artísticos”.

Rasputin33
Rasputin33
Lector
17 noviembre, 2013 1:07

Lo que me he reído con la crítica de Reverend en su blog. En cuanto pueda veo la película.

Rasputin33
Rasputin33
Lector
17 noviembre, 2013 1:10

Ah, por cierto, lo acabo de mirar. Sale en blu-ray el 11 de Diciembre. En la página web de mubis lo podéis comprobar.

Juan Luis Daza
Autor
17 noviembre, 2013 1:24

Muy buenas críticas mozuelos, aunque como es lógico no estoy de acuerdo con Enrique XD

Aquí dejo yo mis impresiones:

http://transgresioncontinua.blogspot.com.es/2012/08/the-cabin-in-woods-another-way-to-die.html

Reverend Dust
Lector
17 noviembre, 2013 1:33

Muchas gracias, Rasputin. A ver si un día de estos reactivo el blog de una vez. Y lo de Wan Javi no es un blog, ¡es su Tumblr (al que voy a seguir inmediatamente)!

Yo también gasto de eso. Aquí me tenéis:
http://reverenddust.tumblr.com/

Wan Javi
Lector
17 noviembre, 2013 13:30

Muchas gracias frankbanner71 y Reverend Dust por los comentarios sobre mi tumblr (no contaba con ello, la verdad). Por cierto Reverend, ya te habíadado follow hace una temporada, que pequeño es esto.
Lo dicho, esta tarde veo el “Much ado about nothing” del señor Whedon. Ya os comentaré si merece la pena por aquí.

Reverend Dust
Lector
17 noviembre, 2013 13:41

Ah, claro, pero me sigues de Wanjavi no desde LordWanJavi y por eso me había perdido. Claro, será tu usuario. Bien, bien. Estamos conectados 😛

Sputnik
Sputnik
Lector
17 noviembre, 2013 18:17

“Por cierto, ¿tenéis pensado hablar en ZN Cine del “Much ado about nothing” de Joss Whedon? Yo la veré mañana en el Cineuropa en Compostela y no me tiene mala pinta.”

Coño, un Santiagués. Yo iré a verla el 19, que también la hecha. Es de lo poco que me interesa este año del festival, y la ponen De Puta Madre.

Sputnik
Sputnik
Lector
17 noviembre, 2013 18:21

He escrito “echan” con H y sin N a propósito. Es un rollo interactivo para los lectores: teneis que añadir una letra y quitar otra, y así hacer crecer vuestro C.I.
De nada.

jojojajo
jojojajo
Lector
17 noviembre, 2013 18:23

“Por cierto, ¿tenéis pensado hablar en ZN Cine del “Much ado about nothing” de Joss Whedon? Yo la veré mañana en el Cineuropa en Compostela y no me tiene mala pinta.”

Coño, un Santiagués. Yo iré a verla el 19, que también la hecha. Es de lo poco que me interesa este año del festival, y la ponen De Puta Madre.”

Yo también tengo muchas ganas de verla (Aunque supongo que tendré que verla en “formato digital”). ¿Pero como engaño a alguien para que me acompañe a ver una adaptación de Shakespeare en blanco y negro?

Last_Avenger
Last_Avenger
Lector
17 noviembre, 2013 21:04

“(…)porque Whedon, al contrario que casi todos sus compañeros, antepone los desnudos masculinos a los femeninos. Y si no os lo creéis, contad y comparad todas las veces que han salido medio desnudos Angel o Spike(…)”

Solo un apunte. Los desnudos de Spike en Buffy se deben mucho más a Steven S. DeKnight (el mismo al que le encanta enseñar hombretones desnudos en Spartacus) que al popio Whedom.

Wan Javi
Lector
17 noviembre, 2013 22:27

A ver:

Reverend, empecé en tumblr con Wanjavi e hice Lordwanjavi como tumblr secundario para mis movidas de fan boy, y al querer borrar el primero porque ya no lo usaba me dicen que me cargaría toda la cuenta, así que nada, voy por la red de bipolar total. Lo dicho, estamos conectados.

Sputnik, de Santiago mismo no, pero sí de cerca. Este año en el Cineuropa colaron alguna cosilla interesante, el “Drug War” de Johnnie To (thriller de acción muy recomendable) y el “Quay D`Orsay” de Tavernier (basada en el cómic y que resulta una comedia amable aunque se alarga algo en su tramo final). Por cierto, si eres compostelano a saber si hemos coincidido por ahí, que la ciudad no es tan grande.

jojojajo: “¿Pero como engaño a alguien para que me acompañe a ver una adaptación de Shakespeare en blanco y negro?” Pues os cuento lo que me ha parecido el “Much ado about nothing” y sacas conclusiones tú mismo:

El señor Whedon respeta el texto y lo actualiza en contexto, adaptándolo a nuestros días, dándole un tono entre comedia de enredo de gente bien con algún pequeño toque de género negro. Francamente pasas un buen rato una vez que acostumbras el oído a los requiebros shakespirianos. Un gustazo la fotografía, con un blanco y negro bien usado, un gustazo comprobar una vez más que Nathan Fillion tiene una gran vis cómica y un gustazo descubrir que Clark Gregg tiene otros registros aparte del de Agente Coulson. ¿Detalles curiosos? La película la rodaron en casa del propio Joss Whedon (sí, se nota que tiene dinero) y el mismo se encarga de la música (a mi parecer, bien. Me encantó este tema: http://youtu.be/rfVbufRRtmU)
Como vengo con el hype de verla ahora mismo no me atrevo a sacarle demasiados defectos aunque me encantó el comentario de una amiga que también la vio: “Parece un anuncio de Martini alargado”. Porque otra cosa no, pero beber, los personajes beben a placer.
Nada, si os gusta el estilo de Joss Whedon merece la pena que le deis una oportunidad. Espero que mis palabras os sirvan de guía.

Nos leemos por aquí.

Jordi Molinari
Autor
20 noviembre, 2013 12:47

Doy gracias de no saber NADA antes de haber visto la película – por no haber, no había ni visto un mísero trailer. Estoy con Wan Javi, seguramente más información sobre esta peli habría aguado lo que he disfrutado.

No es perfecta, pero joder, anda que no se me han ocurrido ya posibles variaciones para hacer videojuegos al respecto. Eso mola ^^

billyboy
billyboy
Lector
21 noviembre, 2013 2:15

“No es perfecta, pero joder, anda que no se me han ocurrido ya posibles variaciones para hacer videojuegos al respecto. Eso mola ^^”

Coño,pense lo mismo despues de verla XD.

Bamf!
Bamf!
Lector
1 diciembre, 2013 1:54

Me he entretenido bastante con la peli. Un notable y a correr. Muy simpática, y como alguien ha dicho por ahí arriba, aunque sea, hay que verla.

Sólo un comentario… En la reseña del Sr. Ríos, en la crítica a los “desnudos” de hombres en Buffy y Ángel y todo el resto de cosas que no sé cómo ha conseguido relacionar…

…eh…

..sencillamente surrealista, macho.

Como si fuera personal, o algo.