Wonder Woman: Sangre- La saga completa

Traemos la etapa completa por parte de Brian Azzarello, Cliff Chiang y Matthew Wilson al frente de Wonder Woman,. Treinta y cinco números de aventura y épica para el personaje.

Por
15
2444

Edición original: Wonder Woman núms. 0-35, 23.2 y Secret Origins núm. 6 USA (DC Comics, 2011-2014)
Edición nacional/España: Wonder Woman: Sangre- La saga completa
Guion: Brian Azzarello
Dibujo: Cliff Chiang, Goran Sudžuka, Tony Akins, Amilcar Pinna, Aco.
Entintado: Dan Green, Rick Burchett, José Marzán Jr.
Color: Matt Wilson, Nick Filardi
Traducción: Francisco San Rafael Simó
Formato: Cartoné (156×239 mm.), 816 págs. A color. 60,00 €

De Dioses y Amazonas

“… Yo amo… a todo el mundo”

Una de las principales virtudes de la obra reside en la continuidad de sus autores. Sobre los 35 números de la etapa se desarrollan ideas, personajes y escenarios de un modo pausado, con la libertad que ofrece tener el visto bueno para una serie larga. No en vano, desde el comienzo, el equipo creativo, Cliff Chiang y Brian Azzarello, manifestó a la editorial que la serie duraría tres años. Para hacerlo, se tuvo ojo clínico a la hora de seleccionar al resto de responsables, de tal manera que contamos con grandes decisiones. La más importante, Matt Wilson como encargado del color. Su trabajo posterior en Paper Girls junto al citado Chiang y Brian K. Vaughan, un éxito de crítica y público, le ha granjeado prestigio, Premios Eisner y reconocimiento, pero por aquel entonces bien podía considerarse una decisión arriesgada por parte de DC Comics. Acompañando el dibujo, se pasaron con acierto otros dibujantes, fundamentalmente Goran Sudžuka, en buena sintonía con la línea marcada por los principales creadores del proyecto.

El estilo visual de la serie toma un rumbo independiente, cañero, distinto de la corriente predominante de las dos grandes editoriales de cómic en 2011, año en el que arrancó la etapa. Es llamativo observar cómo muchas de las prácticas en el color y dibujo que en la actualidad apenas se discuten cuando son utilizadas en DC (especialmente en la línea Young Adult), entonces parecían rompedoras en lo que respectaba a la corriente principal de lectores de tebeo. La paleta, lejos de permanecer estática, va cambiando y adaptándose al lugar en el que nos encontremos. A modo de ejemplo, en los primeros capítulos, tenemos verdes y azules, con cielo naranja, para Isla Paraíso de noche, siendo este último color también empleado por el colorista de The Wicked+ the divine para dotar de mayor personalidad a las escenas de combate. Sin olvidarnos del modo de destacar que tiene el pelo rojo de Aleka en Secret Origins núm.6, que se incluye al comienzo de la recopilación, a pesar de ser posterior, de 2014 y que recuerda a obras actuales como Mera contra la Marea, ilustrada por Stephen Byrne.

El diseño para los personajes del dibujante de Tales of the Unexpected (guionizada por el propio Azzarello) es rompedor, valiente. No tanto como para hablar de un sello único, pero sí como para hacerlo de uno personal, que los lectores con un breve vistazo puedan identificar con el artista. Es, no obstante y a fin de cuentas por ello, objeto de alabanzas… y de furibundas críticas. Haciendo un poco de reflexión, el mercado se ha habituado a contar con centenares de visiones distintas para Batman, fundamentalmente, pero es, incluso a día de hoy, reticente a la hora de admitir variedad de estilo para otros personajes como WW. En un cómputo global de ochenta años de trayectoria, tres no suponen apenas una ínfima parte del total y no resulta definitorio en modo alguno. La Amazona de Cliff Chiang resulta fantástica en el conjunto de los 35 números de la obra, como etapa cerrada, siendo un soplo de aire fresco ante otras corrientes más asentadas que, con sus virtudes innegables, a veces necesitan un descanso para que otro tipo de creador pueda aportar algo nuevo al mito.

Entrando en la historia, los primeros números no terminan por encontrar el verdadero pulso de la serie, especialmente por la utilización excesiva de explicaciones en el guion. Brian Azzarello, autor con un legado indiscutible, hace equivocadamente propio este recurso, especialmente para relatar las primeras vivencias de la joven Diana, en muchos casos rompiendo con la narración. No se acierta tampoco en cuanto a aportar una descripción correcta a Zola, a la postre personaje protagonista y casus belli de lo que veremos.

En las primeras grapas, allá donde el escritor de 100 Balas pretende ser mordaz se golpea contra los muros de carga en la arquitectura de la propia trama, entorpeciendo en buena manera la relación que ha de existir en ese momento entre el que lee y los personajes.

Aviso de Spoiler

La primera revelación consiste en que Zola vaya a dar a luz al hijo de Zeus, como decimos, a la postre motor del conflicto. La segunda, más sorprendente, no es otra que el descubrimiento de que la propia WW es hija de Zeus. La anagnórisis definitiva, un verdadero golpe de efecto para la colección. Aquí empezará lo interesante.

Sin hacer mucho ruido ni reflejar pretensiones elevadas, la obra gana en ritmo, muy desenfadado. La acción es continua, sencilla en cuanto a su composición y desarrollo, pero entretenida a fin de cuentas. La galería de secundarios se va ampliando con, entre otros, Lennox (de influencias claramente sacadas del sello Vértigo, con mucho cariño además), Hermes, Guerra (al que ya habíamos visto en los primeros pasos de la heroína y que tiene un gran desarrollo en la obra) o Apolo, uno de los villanos con los que se encontrará el grupo, así como Hades, máximo antagonista del primer tercio de obra.

Es aquí donde reside la fuerza del cómic, en maximizar el interés de lo que se cuenta a través de personajes fácilmente identificables por el público, en muchos casos incluso de manera consciente encorsetados en un aspecto de la personalidad que históricamente han demostrado. Por ejemplo, sucede con Orión, al que Azzarello recurre acertadamente como alivio cómico y no tanto como el hijo adoptivo del Highfather, el personaje poderoso y grandilocuente.

En el mundo del cómic, muchas veces se comete el error de utilizar la mitología para elaborar algo pretencioso. En este caso, sucede todo lo contrario, ya que, consciente de la historia que se quiere contar, se convierte lo divino en un factor más para la diversión. Es un generador de situaciones cómicas a fin de cuentas, de las que destaca como principal figura la de Hera, su camino de villana de ocasión a deslenguada sin sitio en el mundo y que solo desea una copa de agua de pepino… ¿agua de rosas? ¿Cómo se llamaba aquella bebida?

Después de sortear infinidad de amenazas como puede ser la del Hijo Primogénito, cumbre del tebeo en cuanto al arte de Cliff Chiang y Matthew Wilson, el poso que deja la lectura es positivo, curiosamente no por desarrollar excesivamente bien las dos revelaciones del comienzo, sino por la comicidad de lo que se cuenta, el sentido de camaradería que hay y el buen uso que se le da a Londres por parte del escritor de la etapa más estadounidense de Hellblazer. Curiosamente. Ningún otro, desde luego, se hubiera atrevido a hablar del Arsenal FC de Arsene Wenger (equipo por el que siente afinidad) o del Millwall en un tebeo de Wonder Woman.

Un cómic que no descansa a lo largo de treinta y cinco números, con momentos hilarantes que justifican más que razonablemente su lectura y que funciona muy bien como etapa a la que acudir si se quiere leer algo distinto de la creación de William Moulton Marston. No es la Wonder Woman de Phil Jimenez o la clásica de George Pérez, es una heroína menos carismática y más expeditiva, ciertamente, pero el desarrollo que lleva a cabo en estos tres años, de la infamia inmerecida por la revelación inicial al lugar que termina por ocupar en el mundo, es atractivo y recomendable.

Lo mejor

• El dibujo y color de Cliff Chiang y Matthew Wilson.
• La sencillez de lo que propone y lo bien que sabe dirigir la historia Brian Azzarello.

Lo peor

• Ciertos diálogos sobreexplicativos.
• Dificultad por presentar y situar la historia.

Edición original: Wonder Woman núms. 0-35, 23.2 y Secret Origins núm. 6 USA (DC Comics, 2011-2014) Edición nacional/España: Wonder Woman: Sangre- La saga completa Guion: Brian Azzarello Dibujo: Cliff Chiang, Goran Sudžuka, Tony Akins, Amilcar Pinna, Aco. Entintado: Dan Green, Rick Burchett, José Marzán Jr. Color: Matt Wilson, Nick Filardi…

RECOMENDABLE

Guion - 7
Dibujo - 8
Interés - 7.5

7.5

Una lectura divertida e interesante y una disfrutable etapa para el personaje

Vosotros puntuáis: 7.62 ( 22 votos)
15 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
mespinpe
mespinpe
Lector
20 febrero, 2021 9:20

He de decir que me decepcionó bastante, después de picar con ella en gran medida por el hype que se generó en esta página.

Muy normalita, y de lo peor que he leído de Azzarello. Este 7,5 (o incluso más un 7) me parece una nota bastante más justa y realista.

Manos Estil
Manos Estil
Lector
20 febrero, 2021 12:16

No es para nada una mala etapa y mantiene un buen nivel durante todos sus números, pero creo que se sobrevaloró un poquillo por su contexto, por ser de lo poco interesante de aquellos Nuevos 52.

Jack Knight
Jack Knight
Lector
En respuesta a  Manos Estil
20 febrero, 2021 12:45

Totalmente de acuerdo, se vio muy beneficiada por el contexto (de lo poco rescatable de New52, entre otras cosas porque aguantó 35 números manteniendo equipo creativo, no se escribía-dibujaba a 38 manos). Pero el tiempo la ha puesto en su lugar, para mal. No deja de ser una buena etapa, muy entretenida, pero lejos de ser la mejor etapa de la historia de Wonder Woman como muchos decían por entonces.

Con una caracterización de Diana y varios personajes (Nuevos Dioses) bastante cuestionable en mi opinión.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
20 febrero, 2021 13:21

La etapa es entretenida. Es una buena historia, como historia cerrada. Pero desvirtua bastante a las amazonas en su ruptura con lo abterior.

Nos ofrece una nueva version que es peor que la anterior, desde un punto de vista heroico o inspirador.

Y en el fondo, ese fue el gran problema sde los N52.

No crearon mejores personajes. El universo compartido era mas pobre e incongruente. No recuerdo si Tynion o Snyder contaron en una entrevista que la condicion que les ponian es que contaran una historia pero que el origen del personaje tenia que ser distinto. En otra entrevista Didio opinaba que el fracaso de los N52 fue que el primer año estaba planificado y controlado, pero que en el segundo se desentendieron y los creadores trabajaban sin saber muy bien de donde se venia y hacia donde se iba. Es el relato de Didio que lanza para justificarse,por supuesto. Pero ambas entrevistas dan dos claves: se queria hacer que le universo DC fuera diferente de lo previo como un valor en si mismo, sin discriminar entre lo que funciobaba y lo que no, y los cradores trabajaban con unos personajes y un mundo que no sabian que habia pasado,que estaba pasando y que plabes habia a medio-largo plazo.

Esta etapa es estable, entretenida, diferente a lo previo y con un nuevo status quo que se enmendo rapidamente de manera parcial. Como un elseworld funciona muy bien. Tambien iba bastante a su bola con el resto de la editorial.

Al margen de eso… Es necesario realmente aportar algo nuevo al mito? No llega con contar historias buenas o divertidas, desarrollar situaciones, personajes… Hay quw renovar para que merezca la pena?

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
20 febrero, 2021 14:04

Para mi top 3 de los últimos 10 años de DC. Y mirá que ha habido cosas. Estoy de acuerdo con que el bajo nivel que la rodeaba la favorecía (de hecho, es lo único de los N52 que tengo en papel), pero sigo pensando que es muy buena. La verdad de WW solo lei la etapa de Perez y esta, así que no puedo comparar en ese sentido, pero como obra individual creo que soportó el paso del tiempo.

sibaix
sibaix
Lector
20 febrero, 2021 18:24

Siempre me pareció un dibujo muy feo la de esta etapa un 8 lo veo muy generoso, le doy un 6, este dibujante no es para mi.

Ziggy
Ziggy
Lector
20 febrero, 2021 21:59

Me gusto la etapa de Perez y claro esta es bastante diferente de aquella. Me gusta visualmente el quiebre en el disño de los personajes, dandoles a los dioses un angulo más escalofriante, apartandose de lo clásico. Yo creo que eso es lo que más se agradece.

Tal vez, mas que la revelación sobre Diana, yo creo que lo que más disgusto causo entre los lectores fue la reinterpretación de las amazonas. Pero claro, en el contexto moderno se explica: una sociedad aislada no evoluciona más rápido ni se vuelve más tolerante, sino al contrario, se estanca y genera una xenofobia exacerbada. Claro, el mito amazónico se sustenta con la vision romantica clasica, donde las sociedad antaño soñaba con sociedades apartadas de la corrupta sociedad occidental, sociedades cultural y moralmente superiores. Pero en la actualidad nos dimos cuentas que ni nuestra cultura era la peor ni las otras culturas eran tan elevadas. Eran diferentes pero con sus propias virtudes y defectos pero no intrinsecamente mejores. Y claro, esa reescritura del mundo de Diana afecta su rol en el DCU. Y claro, cuando Finch lo tomo, pues….
Pero la historia como arco cerrado es bueno.

Raku
Raku
Lector
21 febrero, 2021 21:05

Una etapa espléndida de la amazona. De las pocas que supo aprovechar los N52 y sacarle partido al reinicio editorial. Una buena historia, diseños de personajes estupendos y, además, queda como una historia compacta sin necesidad de más añadidos. Para mí lo tiene todo.
La única pega que le veo (y motivo por el que se va a quedar en la tienda) es la horrenda portada con Gal Gadot que le pusieron los de ECC al integral.

Grijaldo
Grijaldo
Lector
22 febrero, 2021 12:23

Dado que no soy lector habitual del personaje no puedo comparar y quizá por eso me gusta tanto esta etapa, el guión, el dibujo, el color…y sobre todo el diseño de los dioses que me parece una pasada, van todos descalzos!
Esos pequeños detalles me vuelven loco.

Vielmehr
Vielmehr
Lector
22 febrero, 2021 15:00

Recuerdo haberla visto completa con sus tomos haciendo una torre en la FILVen hace dos años. Cómo aquí en Venezuela es muy raro ver cómics en físico, me sentí atraído hacia los volúmenes. Quizá este sea un buen momento para leerla. Etapa cerrada, entretiene y Cliff Chiang tiene un buen estilo, me recuerda a McKelvie. La presencia de Matt Wilson puede tener que ver. Algún día me la leo.

Sith
Sith
Lector
22 febrero, 2021 15:31

Tengo sentimientos encontrados con esta etapa de Wonder Woman, empezo con muy buen ritmo, pero con el correr de los números fue bajando la calidad de los guiones, aparte que no ayudo algunas caracterizaciones (Orion y Highfather).

Nunca termine de entender a que apuntaba Azzarello ya que el final lo deja a uno pensando que se le perdio algo por el camino.

Igual, como dije lo anterior también debo admitir que el dibujo de esta etapa es tremendo, y justo eso termina siendo el punto fuerte de la serie.