Saint-Exupéry de Pierre-Roland Saint-Dizier y Cédric Fernandez

Recorremos la vida del famoso escritor de El Principito, Saint-Exupéry con la obra homónima de los autores Pierre-Roland Saint-Dizier y Cédric Fernandez. Una historia en la que se relata su vida como aviador y sus influencias autorales.

Por
0
1121

Edición original: : Saint-Exupéry (Tome 1: Le Seigneur des sables, 2014 Glenat) (Tome 2: Le Royaume des étoiles, 2016 Glenat) (Tome 3: Le Compagnon du vent, Glenat 2019)
Edición nacional/España: Saint-Exupéry (Norma Editorial, abril 2020)
Guion: Pierre-Roland Saint-Dizier
Dibujo: Cédric Fernandez
Traducción: Alba Pagán
Formato: Cartoné. 155 páginas. 32€

De la tierra a las estrellas

“A veces me siento como un extranjero en este planeta…”

Mucha gente pregunta a los autores y autoras de dónde sacan la inspiración, cuáles son sus referentes, en definitiva que desvelen el secreto de su arte. Muchos de ellos intentan explicar aquella procedencia difusa de sus ficciones, ya sean sucesos, compañeros, amantes, familiares, escritores… Pero la conclusión de todo ello es inequívoca: la inspiración viene del recuerdo, viene de nuestra experiencia, de nuestra memoria. Puede que estemos en una época en la que se nos amontonen los recuerdos en ficheros, pero como siempre sucede con estas cosas, no es el recuerdo o la cantidad que apilamos, sino su intensidad y lo qué se hace con ellos.

De autores y obras

Esta historia nos cuenta la vida de Saint-Exupéry desde que en 1926 es contratado como piloto por la que en un futuro será la Aeropostal, hasta su desaparición en 1944, dejando un pequeño homenaje al momento en el que se encuentra su avión hundido en el mar hace unos 20 años. La obra se divide en tres volúmenes que fueron publicados por separado y que se reúnen en este integral. Toda la narración está hilvanada por constantes referencias a sus libros, más en concreto Tierra de hombres y Vuelo nocturno, junto con fragmentos de correspondencia, pues ante todo esta es una historia sobre qué es lo que escribe un escritor. Y es curioso, y algo que apoya a la misma historia, que su vida terminase con la publicación de El principito, un libro que no trata de sus vivencias como lo hacían los anteriores, sino de sus anhelos, de aquellas vivencias irreales e idealizadas, de aquella infancia lejana, escondida entre las estrellas de su memoria, en un lugar al que siempre quiso volver.

El cómic que traemos hoy nació y fue patrocinado gracias a la Fundación Saint-Exupéry, para que los artistas franceses P.-R. Saint-Dizier y C. Fernandez llevaran al noveno arte la vida del autor de El Principito. Los autores revelan que “todos los personajes, objetos o vehículos que aparecen en el cómic son reales“, y que incluso dibujó tal como era el modelo de reloj que llevaba Saint-Exupéry. También dijeron que intentaron transmitir la melancolía que sintió el autor en sus últimos años, en oposición a la alegría de sus inicios como piloto, cuando tenía a muchos amigos a su lado, y que para ello intercalan escenas de los últimos instantes de Saint-Exupéry con frases con las que concluye El Principito.

La mayor virtud del apartado gráfico, y me atrevería a decir de toda la obra, está en manos del dibujante Cédric Fernandez, y es sin duda su color. Con una gran potencia atractiva que le da a la página mucho cuerpo, casi como si el color adquiriese peso y una entidad externa al trazo que lo encierra. Las paginas muestran un dibujo muy cuidado y correcto, que pierde algo de fuerza en los acercamientos, y no porque estos estén mal hechos, pese a que en algunos momentos los rostros parecen ser los de otros personajes, sino porque el contraste que hay entre los matices que obtiene en los fondos y en los planos más generales, sobre todo en el apartado del cromático, y la falta de estos en los acercamientos, es demasiado evidente. Unos que logran diferentes texturas en los mismos entornos, diferentes arenas, nieves, mares, nubes, incluso vientos. Por no decir el trabajo que se esconde tras la fidelidad de la ambientación. Un verdadero despliegue de trabajo y talento.

Cuál es nuestra estrella

En los días que corren muchas de nuestras experiencias y recuerdos nos son dadas de forma telemática, y de alguna manera somos bombardeados por esos recuerdos y experiencias, haciendo que dejen de tener aquel halo de inalcanzable. También nos encontramos con aquellas vivencias que no son presenciales, como visitar la capilla Sixtina por una guía de internet. Sí, sabes cómo es, y si uno es un buen artista podrá imaginar lo suficiente como para acceder a una ficción con la que se empatice, pero eso será, se haga como se haga, un artificio, lo que muchas veces es obligatorio, dependiendo del tema o género a tratar. Pero quien lo ha vivido, como le pasó a nuestro protagonista tanto en sus libros menos conocidos como en su obra capital, no necesita imaginarse lo que alguien sentiría en esa situación, ese camino ya lo ha recorrido y de forma verídica. Solo le hace falta escribirlo bien, solo hace falta transmitir una experiencia vivida, no una imaginada.

Si te pregunto algo sobre arte, me responderás con datos de todos los libros que se han escrito. Miguel Ángel, lo sabes todo: vida y obra, aspiraciones políticas, su amistad con el Papa, su orientación sexual… lo que haga falta. Pero tú no puedes decirme cómo huele la Capilla Sixtina. Nunca has estado allí y has contemplado ese hermoso techo. No lo has visto”.
El indomable Will Hunting.

Lo mejor

• El trabajo de ambientación de la época y de fidelidad biográfica.
• Un color lleno de texturas y matices.

Lo peor

• Los acercamientos a los rostros, en los que a veces se deforman, en contraposición con los majestuosos planos generales.

Edición original: : Saint-Exupéry (Tome 1: Le Seigneur des sables, 2014 Glenat) (Tome 2: Le Royaume des étoiles, 2016 Glenat) (Tome 3: Le Compagnon du vent, Glenat 2019) Edición nacional/España: Saint-Exupéry (Norma Editorial, abril 2020) Guion: Pierre-Roland Saint-Dizier Dibujo: Cédric Fernandez Traducción: Alba Pagán Formato: Cartoné. 155 páginas. 32€ De…
Guión - 7
Dibujo - 8
Interés - 7.5

7.5

Fugaz

La obra nos termina por revelar las verdaderas influencias de cada uno de nosotros, en este caso concreto la de un escritor, y cómo éstas nos moldean. Pues las influencias no son más que recuerdos, no son más que experiencias, que es a fin de cuentas lo que somos. Memoria.

Vosotros puntuáis: 8.56 ( 3 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments