War of Kings: Guardianes de la Galaxia/Nova (4ª Parte)

Por
2
433

Han pasado diez años desde la creación de Zona Negativa y encaramos el futuro después del maratoniano trabajo que se desprendió de la celebración. Tras alguna que otra sesión de firmas, dos constipados –uno tras otro prácticamente, siendo además el último particularmente resistente– y una buena dosis de cansancio acumulado, dos post, uno de War of Kings y otro de Personajes Denostados, aquí estamos otra vez. Arf, arf… casi sin aliento y con la salud para el arrastre, pero con la misma ilusión de siempre.

Esta vez hacemos doblete de Guardianes de la Galaxia y Nova, porque si no, no me salen las cuentas. A mi entender, las series comienzan a alejarse de la Guerra de los Reyes –lo bueno si breve… ya se sabe–, pero aún nos quedan algunos argumentos que cerrar antes de dar el salto definitivo a los episodios que acabarán el cruce con la miniserie.

Oju –que decimos en mi tierra–, qué bien me lo estoy pasando con War of Kings. Para Panini será todo un desafío su edición en España –aunque imagino que recurrirán al formato tomo con varios episodios, al estilo de Aniquilación– y allí estaré yo para comprarla y poder disfrutar de su lectura de golpe, traducida por profesionales.

La verdad es que, tras años de condena al ostracismo, la parte cósmica de Marvel nos está regalando grandes momentos.

Sin más dilación, que me voy por los cerros de Úbeda, vamos con el resumen de los penúltimos números de Guardianes de la Galaxia y Nova –relacionados con War of Kings, se entiende–.

Preparados para warp en tres, dos, uno…

Comentario

War of Kings: Guardianes de la Galaxia – 16

Aviso de Spoiler

Imagino que recordáis el episodio anterior. Bien, vimos que el Starhawk femenino desaparecía en mitad de un estallido de luz y, de paso, se llevó consigo un nutrido grupo de Guardianes de la Galaxia (Starlord, Jack Flag, Bug, Mantis y Cosmo). Bien, pues en el presente número, sabremos qué ha sido de ellos, a dónde han ido a parar y, lo que es mejor, por qué.

Viajamos hasta la Mansión de los Vengadores… eso sí, un jueves doce de enero de 3009. Allí, entre otros muchos recuerdos –que incluyen el martillo de cierto dios nórdico– hallamos la plataforma de viaje temporal del Doctor Muerte. De repente, con un chasquido, se activa y aparecen los Guardianes y el Halcón Estelar femenino.

Comentario

Los Guardianes intenta contener a la poderosa Halcón, pero alguien surge de los pasillos de la mansión para defender a la mujer… ¡los Guardianes de la Galaxia theyselves! WTF! Los originales… o al menos, parte de ellos: Vance Astro, Martinex, Charlie-27 y Yondu. WTF again!

Breve combate de esos que tanto nos gustan a los aficionados: los que vienen provocados por un malentendido y enfrentan a dos de nuestros grupos favoritos… bueno, en este caso el mismo… o… ¡rayos! Ya me entendéis. Cuando Vance Astro hace atravesar un cristal del salón a Starlord sólo para que el bueno de Peter Quill descubra que la mansión está flotando encima de un pedazo de tierra similar a un meteorito en la vastedad de la nada. Sólo el Sol se mantiene en su lugar. Algo terriblemente malo ha sucedido…

Ya más calmados los ánimos, Halcón Estelar tiene la oportunidad de explicarse. Resulta que varias versiones de la mujer han viajado al pasado para evitar algo, un tremendo error, que ha terminado con el Universo. Cada vez que las cosas cambiaban en el pasado, todos los miembros de los Guardianes de la Galaxia del futuro olvidaban lo que había sucedido con una sola excepción: la del Halcón Estelar. Resulta que la actual situación del Universo es responsabilidad de Rayo Negro, rey de los Inhumanos y un artefacto que Halcón Estelar llama Bomba-T.

Comentario

Aunque Halcón Estelar ha conseguido identificar el inmenso “error” que provocará el fin de todo lo que existe, no ha sido capaz de terminar con ello. La razón, que ella misma es una complicación temporal, incapaz de afectar el Continuo y corregir la situación por sí misma. Para ello, tendrán que ser los propios habitantes de la línea de tiempo actual los que eviten el error.

Dicho esto y, comprendiendo por fin las motivaciones de Halcón Estelar, Peter y su equipo se disponen a regresar al presente para evitar a toda costa el impacto que provocará la Bomba-T de los Inhumanos, que coincide con la profecía de Adam Warlock: la Guerra de los Reyes terminará con la Realidad tal como la conocen. Al parecer, el chico dorado no se equivocaba.

Pero, antes de que los héroes tengan oportunidad de regresar a la máquina del tiempo del Dr. Muerte, la roca sobre la que flota la Mansión de los Vengadores es atacada por naves alienígenas. Badoon, para concretar. Al parecer, son la única raza que ha logrado sobrevivir a la extinción del Universo, dejando a parte el minúsculo equipo de Guardianes de la Galaxia futuros, claro está.

Prioridad, evitar a las tropas reptilianas y enviar de regreso a Peter y sus muchachos. Desgraciadamente, los badoon hacen saltar por los aires la sala que albergaba la máquina del tiempo. Las cosas comienzan a torcerse… otra vez.

Para conseguirles algo de tiempo, Halcón Estelar se sacrifica, masacrando a buena parte de los badoon y haciendo estallar la Mansión de los Vengadores en el proceso. Los Guardianes de la Galaxia y sus homónimos del pasado –nuestro presente–, logran escapar en una nave, de nombre Capitán América. ¡Toma ya!

Incapaces de regresar al pasado, Vance Astro y sus Guardianes, tienen un plan de contingencia desesperado.

Comentario

Nos enteramos de que los badoon han sobrevivido gracias al poder del Cubo Cósmico –el último Cubo Cósmico que quedaba–, que fue a parar a sus manos sólo Odín sabrá cómo. Lo emplearon para sobrevivir, pero también para atrapar a todos los Celestiales y unirlos alrededor del Sol, empleándolos como si de una barrera viviente se tratara que contuviera el poder de la entropía desatado por el ingenio de los Inhumanos en nuestro tiempo.

Pero los Celestiales están en contacto por vía telepática constantemente, se encuentren donde se encuentren… o cuando se encuentren. Eso quiere decir que, gracias a las habilidades telepáticas propias de Cosmo o Mantis, los Guardianes podrían ser capaces de lanzar un mensaje de advertencia a los suyos en el presente.

Y así, desesperados, se lanzan en pos de los Celestiales con la esperanza de poder evitar este futuro oscuro e incierto en el que las posibilidades de supervivencia a largo plazo parecen más que escasas.

Cuando se acercan a la Red Celestial, son interceptados por las naves badoon, que no parecen especialmente interesados en que nada cambie. El Capitán América es destruido, pero Vance Astro tiene tiempo de usar las capacidades teleportadoras de la nave para llevar a los dos equipos de Guardianes hasta uno de los gigantes. Para su desgracia, también los badoon poseen tecnología de transmaterialización, y no tardan demasiado en comenzar a aparecer por doquier, rodeándolos.

Mientras todos combaten a las tropas badoon, Cosmo logra alcanzar la mente del Celestial. Implora que envíe su mensaje hasta Sapiencial. Los Guardianes de la Galaxia deben ser advertidos del terrible mal que está a punto de acontecer. Sus palabras, exactamente las mismas que el Celestial decapitado conocido como Sapiencial, pronunciaba al final del número anterior. Me encanta esta mini-retro-continuidad.

Cumplida la misión, Vance astro concentra todo su poder telekinético en romper el ingenio Celestial creado por los reptilianos. La entropía queda libre. Guardianes y badoon se precipitan hacia su final. El Sol o el fin de todo lo que existe terminarán con ellos para siempre, lo que quiera que les alcance antes. Bug pregunta a Peter cómo sabrán que su mensaje llegó a sus compañeros en el presente.

¿Sabes qué, Bug… no tengo ni idea…?”, responde Starlord mientras la luz de nuestra estrella les cubre por completo.

¿Continuará?

Comentario

War of Kings: Nova – 27

Aviso de Spoiler

En el último número dejamos a Robert Rider, hermano de Richard, enfrentándose a Strontian, la prima malvada de Gladiator, líder de la Guardia Pretoriana del Imperio Shi’ar, que había viajado hasta Kree-Lar, antigua capital del Imperio Kree, con la intención de asesinar a Lord Ravenous. Mientras, Richard Rider, convertido de nuevo en Nova Prime, viaja hasta el lugar en compañía de los centuriones Irani y Morrow con la finalidad de encontrar a su hermano.

A su llegada a Kree-Lar, los centuriones Nova y el Nova Prime descubren unos cuántos portales que están atravesando las fuerzas de otro rey, en este caso, Blastaar, autoproclamado soberano de la Zona Negativa –con permiso de Raúl López, claro… je, je, je… chiste inevitable–. No pasa mucho tiempo antes de que el propio Blastaar se revele a los Nova con intenciones aviesas.

En la Ciudadela del Trono de Kree-Lar, Robbie encuentra un problemilla. Aunque está siendo capaz de contener a Strontian con las energías gravitatorias de su rayo, Lord Ravenous, líder de los Territorios Cedidos, no desea ser rescatado y, mucho menos, alejado de la zona de combate.

Robbie está lanzando una señal de emergencia con la esperanza de que Mundomente o cualquier miembro de los Nova Corps sea capaz de recibirla y envíe refuerzos.

Mientras, fuera, Irani y Morrow atacan a Blastaar sólo para ser humillantemente repelidos con facilidad. Richard los protege de un rayo de la Vara de Control Cósmico evitando así su defenestración a manos del soberano de la Zona Negativa. Richard le recuerda que una vez fueron aliados y combatieron del mismo lado. Los Nova no han venido para detener su invasión, sino en misión de rescate para recuperar a uno de los suyos, su propio hermano.

Comentario

En un dechado de merced y benevolencia, Blastaar les concede quince minutos para sacar a Robert de la fortaleza. Pasado este tiempo, tiene intención de convertir la Ciudadela en polvo y enfrentarse a Lord Ravenous para que aprenda quién ostenta el verdadero poder en la Zona Negativa. Los miembros de la Guardia Pretoriana protestan ante la decisión de Blastaar. El rey mantendrá su palabra, pero ellos no son parte de sus tropas, por lo tanto son libres de entrar en la Ciudadela en auxilio de su líder, Strontian. También les concederá quince minutos. Blastaar… sigue siendo Blastaar. Poco más que añadir.

En el interior, ajenos a todo, Lord Ravenous intenta acabar con Strontian mientras Robbie la mantiene sujeta, sólo para descubrir lo que quiere decir “prácticamente invulnerable”. Mientras, Rider está cansándose a marchas forzadas por la gran concentración que tiene que ejercer para poder mantener prisionera a la guardia pretoriana. Esto le está pasando factura.

En ese momento, Richard se pone en contacto con Robbie. El hermano menor explica la situación al Nova Prime, que apenas puede dar crédito a lo que escucha. Las tropas de Lord Ravenous están retrasando el avance del equipo de rescate, tiempo que, desgraciadamente, no les sobra. Robbie termina por sucumbir a la extenuación. Cuando Richard se percata de lo que está ocurriendo, atraviesa a los bichos y se lanza en pos de su hermano.

En los escasos segundos que han tardado en llegar los refuerzos, Strontian parece haber acabado con sus adversarios. Permanece a la espera, con los puños sangrantes –por el fluido vital de Robbie y Ravenous, claro–, aguardando su destino. “¿Cuántos de vosotros, idiotas, voy a tener que matar?”, dice la tipa simpática.

Comentario

Ante esta exclamación, Nova Prime se lanza con furia hacia la shi’ar.

Ni que decir tiene que el próximo capítulo será Nova Prime vs. Strontian.

Continuará…

Como podéis observar, Andy Lanning y Dan Abnett continúan dando pinceladas a la Guerra de los Reyes a través de las series de los héroes Marvel más implicados con los eventos de carácter cósmico –a pesar de encontrar alguna que otra ausencia significativa–. Pero nos queda poco. Advertidos estáis.

La semana que viene me volveré a centrar en la Guerra de los Reyes. Creo conveniente darle más protagonismo ahora que se acerca el final. Zona Negativa tiene que ser referente una vez más y lugar de encuentro para que podáis leerlo, si es que pertenecéis a esa minoría que no le importa saber qué sucede antes de disfrutar de estos números ya editados en nuestro país.

Desde Kree-Lar con destino a Sapiencial informó Iván para Zona Negativa –¡Eh, Strontian! ¡Qué yo no soy un Nova! ¡Suéltame la pierna! Sigh…–

¡EL REY HA VUELTO! ¡LARGA VIDA AL REY!

War of Kings: Lista de Resúmenes (por orden de lectura)

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Iván Martínez HulinI´m with a Skrull! Recent comment authors
Recientes Antiguos
I´m with a Skrull!
Lector

La USS Capitan America es la nave de los guardianes de la galaxia de toda la vida, no es algo nuevo Ivan, asi como que Stakar es  una especie de dr manhattan y que a veces adopta la forma de Aleta porque ambos forman al halcon estelar.

Iván Martínez Hulin
Lector
Iván Martínez Hulin

Lo de la variación entre masculino y femenino del Halcón Estelar lo sabía, la verdad. He sido seguidor de Guardianes de la Galaxia hace mucho, mucho tiempo. Lo que no recordaba era lo de la nave, todo hay que decirlo.

Gracias por el apunte.

Un saludo.